BonomédicoBlogFibromialgiaFibromialgiaFibromialgia y dolor de mandíbulas

Fibromialgia y dolor de mandíbulas


Comentar
Publicado en Fibromialgia

Sienten dolor en todo el cuerpo. Este es el principal problema para las personas que padecen fibromialgia. Con cierta frecuencia, este tipo de dolor se puede llegar a extender tanto hasta los dientes como hasta las mandíbulas, llevando a creer a estos pacientes que lo que necesitan con urgencia es una revisión del dentista. Muy al contrario de lo que se pueda llegar a pensar, los investigadores han arrojado cierta luz al respecto, llegando a la conclusión de que este dolor de mandíbulas en la fibromialgia no siempre está relacionado con problemas dentales. Más bien es una de las consecuencias de esta enfermedad.

¿En qué consiste la fibromialgia?

La fibromialgia es un conjunto de síndromes que inciden en la aparición de un tipo de dolor que se extiende por todo el cuerpo, repartido entre músculos y tendones. El dolor de brazos y el dolor de pies son otras de sus manifestaciones. Las personas que sufren esta patología pueden llegar a experimentar:

  • Trastornos del sueño.
  • Fatiga.
  • Dificultad de concentración.

También surgen enfermedades asociadas como colon irritable, cistitis intersticial, depresión, lupus o artritis reumatoidea.

Dolor de mandíbulas en la fibromialgia

Con respecto al dolor que se centra en la zona de la mandíbula, está causado por cierto trastorno en la articulación temporomandibular ubicada a cada lado de la cabeza y que, junto a los músculo de la mandíbula inferior, hacen posible el movimiento de abrir y cerrar la boca. En dicha articulación se pueden dar dos tipos de trastornos:

  • El daño del cartílago.
  • El daño de los ligamentos de la articulación o de origen muscular, que es el que afecta a pacientes de fibromialgia o dolor invisible.

Este último tipo de trastorno afecta a los músculos empleados tanto masticar como para mover el rostro, el cuello y los hombros. Su origen puede centrarse en la falta de sueño, el estrés continuado y el trauma muscular.



Establecer un adecuado tratamiento para paliar el dolor de mandíbulas en la fibromialgia puede ser algo dificultoso. Una vez descartadas tanto la presencia de caries como el absceso dental, las personas afectadas de fibromialgia deben empezar a controlar su estrés. Acudir a centros de masajes así como introducir cambios en el estilo de vida o aplicar otro tipo de remedios pueden facilitar el relajamiento de los músculos faciales aliviando el dolor y el insomnio derivado de este dolor.

¿Cómo pueden los dentistas aliviar este dolor de mandíbulas?

El papel de los odontólogos también es crucial en el éxito del tratamiento. En este sentido deben:

  • Iniciar una completa historia clínica para detectar una alteración primaria de la articulación temporomandibular.
  • Detectar la xerostomía y otras alteraciones existentes en la cavidad oral.
  • Evitar citas largas para que el paciente no fuerce la articulación.
  • Realizar un diagnóstico diferencial del dolor orofacial para detectar las alteraciones de la articulación temporomandibular y los dolores de cabeza asociados con la fibromialgia.
  • Tener precaución a la hora de recetar eritromicina y claritromicina que incrementan el efecto de otros medicamentos consumidos para paliar otros primeros síntomas de la fibromialgia.
  • Igualmente, tener precaución en el suministro de antiinflamatorios no esteroides si estos pacientes están tratados con inhibidores selectivos para la recaptación de la serotonina, ya que incrementa el riesgo de sangrado prolongado.

Estudios sobre la fibromialgia

En general, existen organismos que patrocinan distintas investigaciones destinadas a ampliar el conocimiento sobre la fibromialgia -sea fibromialgia primaria, fibromialgia severa, etc.- y, también, para mejorar su diagnóstico, tratamiento y prevención. Los temas más actuales que están en mesa de investigación son los siguientes:

  • La razón por la que las personas que sufren de fibromialgia son más sensibles al dolor.
  • Tratamientos con medicamentos y con refuerzo de conducta.
  • Existencia de un gen o un conjunto de genes que inciden en que la persona sea más propensa a padecer esta patología.
  • El empleo de radiografías tales como la resonancia magnética nuclear para entender mejor la compleja y dolorosa fibromialgia.
  • Por qué se produce la inflamación del cuerpo y su relación con la fibromialgia.
  • Tratamientos sin fármacos que faciliten la reducción del dolor.
  • Métodos o herramientas para mejorar la calidad del sueño en personas que sufren de fibromialgia.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *