Dieta sin gluten


Comentar
Publicado en Nutrición

Las personas celíacas además de intentar poner una dieta de adelgazamiento en sus vidas, conviven con un régimen en el que sí tienen prohibidos por completo ciertos alimentos. Los que padecen este tipo de enfermedad sufren una intolerancia a las proteínas del gluten de los cereales. Hay dos proteínas principales del gluten llamadas gliadina y glutenina, siendo la primera de ellas la que conlleva el desarrollo de esta enfermedad. Afecta a cerca del 0,7 a 1% de la población mundial y consiste en la reacción autoinmune que se provoca en el tracto digestivo al contacto con la gliadina.

Así, una vez diagnosticada esta patología el celíaco debe incorporar un cambio radical en su dieta que además debe mantener a lo largo de sus días, hecho que implica cierto malestar ya que supone un impacto en la calidad de vida de la persona que padece este síndrome. El simple hecho de ingerir esta proteína supondría una degeneración del revestimiento del intestino, así como la aparición de deficiencias nutricionales, entre otros síndromes graves.

Si bien en los niños, la aparición de esta enfermedad conlleva a una sobreprotección del mismo, a los adultos les acompaña una sensación de inseguridad al no poder determinar un producto como apto para celíacos o no. Y es que aún hoy en día, el etiquetado de algunos productos deja de especificar este factor o incluso el posible uso de harina en determinados platos cocinados fuera de casa.

Por otro lado, también existen personas que aunque no sean celíacos al 100% sí que reflejan cierta intolerancia al gluten que presentan trastornos en el organismo como diarrea, dolor de estómago, hinchazón, cansancia, depresión.

Eliminar de forma radical el gluten en una dieta puede ser una gran reto teniendo en cuenta que los ingredientes que contienen esta proteína, como puede ser el trigo, está presente en demasiados alimentos que ingerimos día a día.

ALIMENTOS PROHIBIDOS

Existe una larga lista de alimentos que se recomiendo no comer y que deben ser excluidos en un menú dietético sin gluten. Entre ellos:

  • Cualquier tipo de trigo, integral, harina de trigo, germen de trigo o salvado de trigo
  • Cebada
  • Escanda
  • Triticale
  • Kamut
  • Harina de trigo duro, harina de grahan, sémola

Además, existe otro grupo de alimentos que aunque en su etiqueta no lo especifique suelen contener gluten:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Pan de molde
  • Pasta
  • Cereales
  • Cerveza
  • Pasteles y tartas
  • Galletas de todo tipo
  • Salsas, especialmente la de soja

Asimismo, existe la posibilidad de que exista algo de gluten en los alimentos ya de por sí procesados, por lo que se recomienda optar por productos sanos y sin tratar. Si bien la avena, por ejemplo, no contiene gluten, puede darse la opción de que su tratamiento se realice en las mismas instalaciones en las que se trata el trigo y por ello, supone un peligro para los celíacos.

Es por ello, por lo que se convierte en vital la previa lectura de la etiqueta del alimento a ingerir, ya que como hemos vistos algunos productos podrían estar contaminados. Este requisito incluye también a los medicamentos y ciertos suplementos alimenticios.

ALIMENTOS PERMITIDOS

Lo bueno de los alimentos libres de gluten es su gran aporte de nutrientes que nos ayuda a mantener hábitos alimenticios saludables. Entre ellos, los siguientes:

  • Carnes de todo tipo como pollo, carne de res o cordero
  • Pescados y mariscos
  • Huevos
  • Lácteos
  • Verduras como el brócoli, col rizada, cebollas, zanahorias o coles de bruselas
  • Frutas de gran variedad, aguacates, plátanos, peras, naranjas, fresas, arándanos o manzanas
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Tubérculos
  • Grasas buenas como el aceite de oliva, de aguacate, mantequilla o de coco
  • Condimentos o especias
  • Granos sin gluten como la tapioca, arroz, maíz o quinoa

DIETA SIN GLUTEN PARA NO CELÍACOS

¿Tiene sentido alguno hacer la dieta sin gluten para personas que no sufren esta enfermedad? Como todo tipo de dietas ésta no se salva de atropellos e incoherencias. De hecho, las últimas novedades en cuanto a su eficacia relatan que ayuda a controlar el peso al tiempo que elimina la sensación de pesadez.

Si bien es cierto que muchos de los productos que contienen gluten contienen al mismo tiempo un gran aporte de calorías, el hecho de eliminarlos de nuestra dieta, seamos o no celíacos, deriva en una disminución del peso corporal. Sin embargo, no es recomendable establecer como rutina un régimen de alimentos sin gluten ya que no está comprobado científicamente que estos nos faciliten la bajada de peso. La gran mayoría de las personas engorda por la ingesta en exceso de otro tipo de productos como dulces, galletas, pastas o pan. Por ejemplo, la no ingesta de fibra o la deficiencia de otras vitaminas puede traernos problemas en el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Otro tipo de estudios revelan efectos negativos del gluten en todo tipo de personas, por lo que no se recomienda abusar de alimentos que lo contengan pero no llegar al exceso de prohibirlo y eliminarlo de nuestra vida.

Una dieta establecida por completo con alimentos sin gluten debe llevarse siempre a cabo bajo una supervisión especialista. Al incluir alimentos sin gluten no nos referimos a productos “gluten free”, ya que no es lo mismo. Este tipo de productos compensan la falta de gluten con la introducción de mayores azúcares y grasas trans. Hay que centrarse en alimentos no procesados.

Una de las maneras de conocer si eres celíaco o si tienes problemas de asimilación ante el gluten es realizar un régimen en el que no se incluyan alimentos con gluten durante un período de dos a tres semanas para una vez transcurrido este tiempo reincorporarlo a tu dieta. Además, si a menudo sufres de problemas digestivos como inflamación, gases o estreñimiento; si sientes fatiga tras comer algo con gluten; mareos o falta de equilibrio; así como desequilibrios hormonales como el Síndrome de Ovario Poliquístico; o sufres con frecuencia migrañas o fuertes dolores de cabeza; o la inflamación y dolor se centra en las articulaciones; entre otros síntomas, puedes padecer este tipo de enfermedad.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *