Reducción de pechos en Santa Cruz de Tenerife

Centro en estudio en Santa Cruz de Tenerife

Reducción de pechos en Santa Cruz de Tenerife por 4.850 €

Baja varias tallas de sujetador y siéntete mejor con la reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife

La reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife es una de las cirugías plásticas que más alto grado de satisfacción produce entre las mujeres que se han realizado dicha intervención. Por solo 4.850 € tienes a tu disposición al mejor equipo médico. Llámanos y te informaremos.

Entre sus muchos beneficios están los de no tener dolores de espalda, de cuello, estar menos cansada y poder respirar mejor. Pero además, encontrarás más fácilmente ropa adecuada, podrás realizar actividades que antes te resultaban impracticables y te verás mucho mejor. Consulta con BonoMédico y con nuestros especialistas y verás que todo son ventajas.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia general y reducción de pecho.
  • Hospitalización de la paciente (una noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Sujetador postoperatorio.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Reducción de pechos en Santa Cruz de Tenerife: más información

La reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife, también conocida técnicamente como mamoplastia de reducción, ayuda a disminuir el tamaño del busto en aquellas mujeres con un pecho excesivamente grande. La paciente logra el tamaño y la forma deseada, ya que se elimina el exceso de grasa, de glándula mamaria y de piel del pecho, aliviando el peso y mejorando la estética del busto.

Una vez ha finalizado el desarrollo mamario, puede optarse a esta operación que tan buenos resultados proporciona.

Una vez ha finalizado el desarrollo mamario, puede optarse a esta operación que tan buenos resultados proporciona.

Y es que el exceso de volumen en la mama puede provocar:

  • Daños en la columna vertebral.
  • Dolores en la base del cuello y hombros.
  • Dificultad en la circulación linfática.

La reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife se realiza en un quirófano, siendo necesaria la hospitalización de al menos dos o tres días en la clínica u hospital debido a que se realiza bajo anestesia general controlada por monitorización.

El volumen y la forma de las mamas están determinados genéticamente y su desarrollo se estabiliza alrededor de los 17 u 18 años -en algunos casos, a los 21-. Es por eso que la mayoría de cirujanos no operan a las pacientes candidatas a la reducción de pechos hasta que su busto haya terminado su crecimiento.

A lo largo de la vida, en el pecho de la mujer se van presentando variaciones como:

  • Aumento de volumen en el período premenstrual, el embarazo y la lactancia materna.
  • Cambios resultantes del aumento o adelgazamiento de peso.
  • Atrofia postparto.

El paso del tiempo provoca un descolgamiento de la glándula mamaria y de la piel donde está contenido el busto, lo que lo hace poco atractivo para la misma paciente y para el sexo opuesto.

La operación de reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife está indicada en los siguientes casos:

  • Mamas demasiado grandes y caídas (gigantomastia) que provocan daño tanto estético como funcional. También causan dolor de espalda y de hombros, así como daños en la columna vertebral.
  • Mamas grandes en relación a la anatomía corporal de la mujer, donde el principal problema es estético.
  • Mamas de tamaño acorde al biotipo (cuerpo de la mujer) que, sin embargo, están caídas (ptosis) y se produce un exceso de piel más que un exceso glandular.

¿Qué exámenes preoperatorios son necesarios?

Aparte de la historia clínica de la paciente, de la exploración clínica durante la primera consulta y de los exámenes rutinarios complementarios, también se debe realizar a la paciente para ver si está capacitada para la operación de reducción de pechos:

  • Un electrocardiograma y un análisis de sangre que se realiza antes de cualquier cirugía.
  • En pacientes de más de 35 años y en fumadoras se les va a indicar una radiografía de tórax.

Lo que no se debe hacer antes de la cirugía de reducción de pecho

Desde 15 días antes de la operación, el paciente debe abstenerse de tomar medicamentos que contengan ácido acetilsalicílico o salicilatos como, por ejemplo, la aspirina y sus derivados, ya que son anticoagulantes y contribuyen a favorecer el sangrado quirúrgico y la formación de hematomas postoperatorios. Ese mismo efecto tienen los antiinflamatorios como la vitamina E y el aceite de onagra.

Previamente a la reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife es necesario realizar algunas pruebas y análisis.

Previamente a la reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife es necesario realizar algunas pruebas y análisis.

En caso de que el paciente necesite tomar alguna medicación a lo largo del preoperatorio, deberá informar al cirujano para que este le indique que la suspenda o que la sustituya por otro medicamento con el mismo efecto.

El día que le hayan indicado para la cirugía de reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife, deberá acudir en ayunas, lo que significa que no debe haber tomado ningún alimento -ni siquiera agua- desde por lo menos seis horas antes de la operación.

Tampoco deben aplicarse:

  • Cremas de belleza facial y corporal.
  • Lociones en el cuerpo -y menos en los senos-.
  • Maquillaje.
  • Lápiz de labios y ojos.
  • Laca de uñas.

De igual forma, se recomienda no consumir bebidas alcohólicas tres días antes de la operación. Y para las mujeres que fuman, deberán suspender su consumo entre dos o tres semanas antes de someterse a la operación, aunque lo idóneo es dejar de fumar completamente al menos tres meses antes de la cirugía, debido a que el consumo de tabaco agrega el riesgo significativo de no tener una cicatricación favorable y en el período normal.

Abandonando el hábito de fumar también se consigue evitar la necrosis de la piel.

¿En qué consiste la intervención de reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife?

La operación de reducción de pechos o mamoplastia de reducción consiste en quitar el exceso cutáneo y glandular y colocar la areola y el pezón en su posición anatómica más adecuada en relación con la forma de las mamas y del tórax, efectuando una extirpación dermoglandular acorde a la anatomía corporal de la paciente.

Técnica quirúrgica

Existen varias técnicas para la reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife y la modelación del busto, las cuales se emplean dependiendo del volumen y de la forma de implantación de cada seno. Generalmente, la cicatriz que se deja va a ser alrededor de la areola, vertical y en el surco submamario. En los casos en que no se retira mucha piel ni glándula mamaria, solo será necesaria la cicatriz periareolar y vertical.

La anestesia que se emplea es general y controlada por monitorización para evitar cualquier tipo de complicaciones en el momento de la operación. Es por ello que la paciente permanecerá en el hospital de uno a tres días hospitalizada. 

La cicatrización, generalmente, es buena. Por regla general se colocan suturas intradérmicas que van por dentro de la piel y dejan muy pocas marcas visibles.

Durante los primeros seis meses, normalmente las cicatrices tras una reducción de pechos permanecen rojizas. Después de ese tiempo, comenzarán a aclararse y a disimularse. En cualquier caso, no se debe tomar el sol debido a la reciente cicatriz. En el caso de que lo tome, deberá usar un protector solar pantalla total para evitar el riesgo de hiperpigmentación de la cicatriz.

¿Es necesaria una transfusión de sangre durante la cirugía de reducción de pecho?

La clave para la consecución de las expectativas de la cirugía reside en cumplir los consejos médicos al respecto.

La clave para la consecución de las expectativas de la cirugía reside en cumplir los consejos médicos al respecto.

Solo en casos excepcionales una paciente necesitará una transfusión de sangre. No obstante, si durante la operación ocurriera una hemorragia y el equipo de anestesia indicara que es necesaria una transfusión, esta se le deberá realizar a la paciente.

¿Se examina la glándula mamaria en la operación?

En el momento de realizar la mamoplastia de reducción sí es posible examinar parte de la cara profunda de la glándula mamaria y el área del hemisferio inferior. En los casos en que hubiera alguna zona sospechosa de quiste o de otra patología, se resecaría durante la cirugía.

Además de las preguntas frecuentes sobre la reducción de pechos que el paciente la formule, antes de la operación, el cirujano plástico deberá consultarle si le gustaría que envíe el tejido mamario al patólogo para su examen en caso de que no se evidencie alteración alguna. Sin embargo, su análisis sistemático es la norma a seguir. Mientras, en los casos que durante la operación se encuentra algún tipo de alteración, siempre se envía a analizar para garantizar la salud del paciente. 

¿Cómo es el postoperatorio de una reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife?

Al finalizar la operación de reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife, se dejan unos drenajes y se coloca un vendaje adhesivo en el tórax. Los drenajes funcionan para evitar que se acumule sangre y líquido en el área intervenida, reduciendo los riesgos de infección y disminuyendo los cardenales en el postoperatorio. Durante el tiempo que tiene los drenajes, la paciente permanecerá ingresada en el hospital bajo observación.

Esta será dada de alta al día siguiente o a los tres días de la cirugía, después de retirar los drenajes.

Cuando se trata de intervenciones de mamas excesivamente grandes o caídas, generalmente es necesaria una segunda noche de estancia hospitalaria.

Mientras, el tercer y cuarto día se sustituye el vendaje elástico adhesivo en el tórax por unas gasas a nivel del pezón y de las suturas y la paciente puede llevar un sujetador postoperatorio adecuado.

Los puntos se retiran, dependiendo de los tipos de sutura que se hayan utilizado, alrededor de la tercera semana. Una vez retiradas todas las suturas, ya podrá la paciente ducharse normalmente. Antes de ese tiempo, debe tener mucho cuidado de no mojar los senos.

Una de las ventajas es que el postoperatorio de la reducción de pechos es habitualmente indoloro. Algunas pacientes dicen percibir molestias en las zonas axilares y sentir incomodidades provocadas por el vendaje adhesivo.

Es completamente normal que durante los primeros días o semanas, la paciente se encuentre un poco inflamada de su busto (edema). Sin embargo, al pasar los días, la mama disminuirá ligeramente de volumen hasta que se haya asentado. También es normal que se produzcan algunos cardenales que irán desapareciendo paulatinamente en los siguientes días. 

En cuanto a la sensibilidad de areola y pezón, la mayoría de técnicas que se utilizan tratan de preservarla. Solo en aquellos casos en los que se haya eliminado gran cantidad de piel y de glándula mamaria, es probable que la pérdida de sensibilidad sea permanente. Sin embargo, si no ha sido tan exagerada la eliminación de piel y le sucede que ha perdido la sensibilidad, no se preocupe. Con el paso de los días suele recuperarse en un alto porcentaje de las pacientes.

A los pocos días de la cirugía, la paciente ya podrá reanudar su vida normal, excepto realizar ejercicios de elevación de los brazos. Deberá esperar hasta transcurridas las seis primeras semanas para reanudar toda práctica de gimnasia y movimientos, incluyendo la actividad deportiva y sexual.

Una vez operada la paciente, se le entregará toda la información detallada y específica sobre los cuidados que deberá seguir una vez se esté recuperando en casa tras la cirugía de reducción de pecho en Santa Cruz de Tenerife.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.