Reducción de pechos en Almería

Dr. Enrique Linares Recatalá

Reducción de pechos en Almería por 4.990 €
Hasta
el
10 dic

Ya puedes obtener el pecho que deseas al mejor precio

BonoMédico te ofrece una oportunidad exclusiva: por el precio máximo todo incluido de 4.990 € en lugar de 5.690 € , tienes una operación de reducción de mamas en Almería realizada por el Dr. Enrique Linares Recatalá.

Si no estás contenta con el tamaño de tus pechos existen remedios quirúrgicos. Gracias a BonoMédico podrás reducirlos por menos de lo que creías. Esta operación se suele realizar para aliviar problemas físicos derivados de un excesivo tamaño de las mamas, más que por motivos estéticos. Es una operación que se realiza bajo anestesia general y que dura entre dos y cuatro horas.

En la primera consulta gratutia el Dr. Enrique Linares Recatalá resolverá tus dudas y estudiará detenidamente tu caso. Esta consulta no te obliga a someterte a la intervención, que se llevaría a cabo en la fecha acordada en Hospital Mediterráneo o en Hospital Virgen del Mar.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Reducción de mamas.
  • Hospitalización de la paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Sujetador postoperatorio.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Enrique

Dr. Enrique Linares Recatalá

Cirujano plástico

El Dr. Enrique Linares Recatalá es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada (promoción 1995 - 2001) y obtuvo el Título de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada (2003 - 2008).

Es Facultativo Especialista de Área de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, en el Hospital Torrecárdenas de Almería (Servicio Cirugía Oral y Maxilofacial) desde 2011 hasta la actualidad.

Es miembro de la Sociedad Española en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), de la Federación Ibero-Latinoamericana de Cirugía Plástica (FILACP) y también pertenece a The International Confederation for Plastic Reconstructive Aesthetic Surgery (IPRAS).

Está colegiado en el Colegio Oficial de Médicos de Almería y ha participado en numerosos cursos, congresos y simposios de Cirugía Plástica.

Centros

Hospital Mediterráneo

Hospital Mediterráneo

Centro médico garantizado

La Clínica Mediterráneo es un centro médico privado de referencia en la provincia de Almería, dotado con los mayores avances tecnológicos. Cuenta con 5 quirófanos generales perfectamente equipados y 86 habitaciones.

Ubicado frente al mar en la urbanización de Nueva Almería, el hospital se encuentra situado en una zona de expansión con un acceso cómodo y rápido.

Hospital Virgen del Mar

Hospital Virgen del Mar

Centro médico garantizado

El Vithas Hospital Virgen del Mar se ha consolidado como uno de los centros hospitalarios de referencia en la provincia de Almería. Sus 13.000 metros cuadrados de instalaciones cuentan con el mejor equipamiento que hacen que el centro goce de una excelente calidad asistencial y hostelera. Un equipo humano sanitario y administrativo de primer nivel conforman el broche de oro del centro.

Reducción de pechos en Almería: más información

La mamoplastía de reducción de pecho en Almería es una cirugía que consiste en disminuir el tamaño de las mamas, que se realiza mediante la extracción de tejido mamario, piel y sobre todo grasa gracias a los cual se consigue reducir su tamaño, dejándolas más firmes y ligeras.

En esta intervención también se puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres que tienen mamas grandes suelen presentar problemas debido al exceso de peso, siendo el más común el dolor de espalda, pero también presentan dolor de cuello, irritaciones debajo de la mama e incluso problemas respiratorios.

Candidatas a la reducción de pecho en Almería

La reducción de pecho en Almería se recomienda cuando el tamaño excesivo de las mamas causa problemas.

La reducción de pecho en Almería se recomienda cuando el tamaño excesivo de las mamas causa problemas.

El objetivo de la reducción de pecho en Almería es proporcionar a la mujer que lo necesite unos pechos más pequeños que sean proporcionales al resto de su cuerpo, y además eliminar los problemas físicos y dolores que le provocan a la paciente.

Sobre el perfil de las personas candidatas que pueden realizarse la reducción de pecho en Almería, hay que precisar que esta intervención se realiza con el propósito de aliviar un problema físico, es decir, no se hace solamente por motivos estéticos. Las mujeres que deciden someterse a esta intervención lo hacen por la preocupación que les genera el exceso de volumen de su pecho, que obstaculiza la realización de ciertas actividades y además les causa molestias físicas.

Dicho esto, hay que saber que es recomendable esperar hasta que las mamas se hayan desarrollado completamente, aunque no hay problema si se realiza antes, siempre y cuando los problemas físicos que se estén originando sean graves. Y es de suma importancia saber que esta cirugía no es recomendable si la mujer pretende dar pecho después de un futuro embarazo, pues podría afectar a la lactancia.

El preoperatorio

En la primera consulta para una reducción de pecho en Almería, el cirujano plástico debe evaluar el tamaño y la forma de las mamas, así como la firmeza de la piel. Se realiza una exploración completa de mamas y se hacen estudios mamográficos. Es muy importante evaluar el estado general de salud, descartando cualquier complicación que pueda afectar a la normalidad de la operación.

En el preoperatorio, el cirujano evalúa la forma y tamaño de las mamas, y la firmeza de la piel, para valorar cómo debe realizar la reducción de pecho.

En el preoperatorio, el cirujano explicará las distintas técnicas quirúrgicas, comentará el futuro tamaño y la forma que tendrán las mamas y las opciones y el procedimiento que mejor se adecua a la persona que se someterá a la cirugía. La paciente debe explicar sus expectativas de forma sincera, para que el cirujano plástico pueda evaluarlas y le comente las mejores alternativas para solucionar su problema físico, detallando los riesgos y limitaciones.

Es importante que si la persona fuma, o toma algún medicamento se lo comente al médico, así como el número de embarazos previos, y si la paciente tiene previsto volver a quedarse embarazada posteriormente. El tipo de anestesia que se le aplicará también debe ser explicado con anterioridad, así como el ingreso, o no,  en la clínica y el coste total de la intervención. 

Antes de la intervención, la paciente debe conocer los posibles riesgos.

Antes de la intervención, la paciente debe conocer los posibles riesgos.

La sanidad pública no suele incluir la reducción de mamas en su cartera de servicios. Solo en casos extremos conocidos como gigantomastía. La reducción de pecho en Almería se realiza siempre en una clínica u hospital dentro de un quirófano totalmente equipado. Normalmente se ingresa a la paciente y se le da de alta a los dos o tres días después de la reducción.

¿Cómo se hace una reducción de pecho?

La intervención se hace bajo anestesia general para que la paciente esté dormida durante la operación. La mamoplastía dura entre 2 y 4 horas, aunque es frecuente  que en algunos casos la cirugía se pueda alargar.

Generalmente, en esta operación de reducción de pecho en Almería se realiza una incisión en forma de ancla colocándose alrededor de la areola, se hace una línea vertical desde la areola hacia abajo y una horizontal debajo de la mama. Se procede a retirar el exceso de grasa, piel y tejido mamario y se recoloca la areola junto con el pezón. Tras la cirugía se colocan tubos de drenaje y se vendan las mamas.

Se procura que la areola se mantenga unida a los vasos sanguíneos y los nervios, para que mantenga una sensación normal, pero en los casos en que la reducción es grande la areola se separa completamente y se sitúa en una nueva posición, y se pierde sensibilidad.

La cirugía de reducción de pecho o mamas en Almería  es una operación segura, pero como en cualquier cirugía existen complicaciones y riesgos si no se toman las medidas necesarias.

Las cicatrices tras la reducción de pecho en Almería

La mamoplastía deja cicatrices visibles permanentes, pero se pueden disimular. El  problema de cicatrización es frecuente en fumadores. En algunos casos puede existir una disminución de la sensibilidad del pezón y también la capacidad de dar de mamar se ve afectada.

Esta operación, que dura entre 2 y 4 horas, se lleva a cabo bajo anestesia general para que la paciente esté completamente dormida y no sienta molestias.

Esta cicatriz es permanente. El primer año postoperatorio la cicatriz será muy visible y rojiza, pero con el tiempo se vuelve blanquecina. Después de la reducción de pecho en Almería se recomienda el uso continuo de aceite de rosa mosqueta, que ayuda a disminuir las cicatrices, aún así éstas no desaparecen por completo.

El resultado de la cirugía es permanente, pero si hay una variación grande en relación al peso de la paciente, si queda embaraza o si sufre cambios hormonales significativos, las mamas pueden cambiar de nuevo en cuanto a su forma y tamaño aunque dificilmente volverán a recuperar el tamaño anterior.

La cirugía y la anestesia en la reducción de pecho

La cirugía de reducción de pecho en Almería se debe realizar por un cirujano plástico cualificado y con experiencia contrastada, y además debe tener lugar en un centro médico que cuente con los recursos necesarios para este tipo de intervenciones.

Además de esto, es importante resumir otras de cuestiones fundamentales:

  • El alta médica, tras la intervención quirúrgica, suele ser a los dos días, si bien dependerá de cada paciente.
  • La cirugía se realiza bajo anestesia general, y el paciente tiene que permanecer dormido durante toda la intervención.
  • La operación tiene una duración aproximada entre dos y cuatro horas, si bien dependerá del tipo de técnica empleada y de las dimensiones de la zona a tratar.
Tras la reducción de pecho en Almería, la paciente suele recibir el alta pasadas unas 48 horas.

Tras la reducción de pecho en Almería, la paciente suele recibir el alta pasadas unas 48 horas.

En la actualidad existen diversas técnicas, que comúnmente son incisiones que tienen forma de ancla y se realizan alrededor de la areola, en una línea hacia abajo y otra línea, horizontal, debajo de la mama. A través de esas incisiones se extirpa el exceso de piel, la grasa y el tejido mamario. Con posterioridad se vuelve a colocar la areola y el pezón en su nueva posición. En ocasiones se puede asociar a una liposucción.

Si se necesita realizar grandes reducciones, a veces es necesario separar totalmente la areola y colocarla en su nueva posición, lo que podría suponer perder algo de sensibilidad. Se recomienda que tras la intervención, se coloquen tubos de drenaje y un vendaje alrededor de los pechos.

Pero ¿qué es una mamoplastia de reducción?

Se le llama mamoplastia o reducción de pecho a una intervención quirúrgica que tiene por objeto disminuir el tamaño los pechos, a través de la extirpación de grasa, de tejidos mamarios y de piel, moldeándolas y haciéndolas notoriamente pequeñas, firmes y ligeras.

Igualmente, mediante la reducción de senos en Almería se puede conseguir reducir el tamaño de la areola. Según los especialistas, las féminas que tienen exceso de mamas pueden presentar dolor de espalda, cuello, problemas respiratorios, e incluso ocasionarles irritaciones en la piel que está debajo de la mama.

Conclusión sobre la reducción de pecho en Almería

En resumen, la reducción de pecho en Almería tiene como fin proporcionar a la mujer unos senos adecuados a su contextura corporal y que sea proporcional con el resto de su cuerpo. Las personas que se realizan este tipo de intervenciones generalmente buscan aliviar algún problema físico, y en poco casos por motivos exclusivamente estéticos.

Muchas de las mujeres que se someten a esta cirugía se preocupan por que volumen de su pecho interfiere con la mayoría de sus actividades cotidianas, hasta el punto de causarle molestias físicas. Antes de realizarse esta operación, es importante que se haya desarrollado el pecho completamente, no obstante, si existen dolores crónicos se le recomendará que se someta a una reducción de pecho.

En todas las cirugías plásticas, también en la reducción de pecho, es fundamental que la paciente tenga unas expectativas realistas sobre el resultado que se puede obtener.

No es recomendable este procedimiento cuando una mujer pretenda dar el pecho tras el embarazo, ya que puede llegar a afectar a la lactancia. Es importante la planificacion de la cirugía. Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará minuciosamente el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado de salud.

También es importante que el cirujano plástico realice una exploración de mamas, solicitando un un estudio monográfico completo. Se deberá explicar a la paciente que se someta a una reducción de pecho en Almería las distintas técnicas quirúrgicas que se utilizan así como el tamaño y la forma que tendrán sus mamas, así como las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para el paciente.

El cirujano debe de ser sincero con el paciente, exponiéndole las alternativas disponibles para su problema, así como los riegos y limitaciones de cada una. Además se le explicará el tipo de anestesia que se empleará y los costes de intervención. Por orto lado, la paciente deberá consultar todas las dudas que tenga en relación a la operación y en relación al pre operatorio y en relación a la fase del postoperatorio. Igualmente, es muy importante que comente con su cirujano plástico las expectativas y los logros que pretende alcanzar con la reducción de pecho. 

Es posible que después de la reducción de pecho, se pierda un poco de sensibilidad en los pezones, pero normalmente esto es algo temporal.

Es posible que después de la reducción de pecho, se pierda un poco de sensibilidad en los pezones, pero normalmente esto es algo temporal.

Debe de indicar al cirujano plástico si es fumadora, si toma alguna medicación o vitamina, así como el número de embarazos que ha tenido y si piensa volver a quedarse embarazada. La paciente está en todo su derecho de aclarar cualquier dudar, en especial aquellas relacionadas con las expectativas sobre los resultados. Tras la intervención, es normal que sienta molestias en las mamas durante algunos días, sin embargo, luego volverá a la normalidad tras 24 o 48 horas.

Las molestias pueden ser controladas con la medicación prescrita por su cirujano plástico. Según los especialistas, la primera menstruación tras una reducción puede hacer que los senos se hinchen y duelan un poco. En cuanto al vendaje, será retirado pocos días después, y se sustituirán por un sujetador especial que será previamente indicado por el cirujano. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas.

Tras la reducción de pecho en Almería puede ser normal tener poca sensibilidad en los pezones; pero por lo general esta situación es temporal, a excepción de algunas reducciones que puede ser definitivas. Las suturas se retiran entre los 7 y 14 días después.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Almería

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.