BonomédicoBlogEnfermedadesDepresiónCómo salir de la depresión

Cómo salir de la depresión


Comentar
Publicado en Enfermedades

Al plantearnos el problema de cómo salir de la depresión, lo primero que se tiene que hacer es tomar conciencia de que se trata de una enfermedad y que, como tal, se puede superar. Ello, claro está, con la ayuda de un especialista y del tratamiento adecuado. Muchas veces, las personas que empiezan a sufrir algún tipo de trastorno depresivo creen que es “normal” sentirse tristes o deprimidos de vez en cuando, y por ello retrasan la primera consulta médica.

Es cierto que la tristeza es un estado de ánimo igual que lo es la alegría, y que no tiene por qué resultar patológico; no obstante, tampoco conviene restarle importancia a estos síntomas si se prolongan en el tiempo y afectan a la vida, pues podrían acabar acarreando problemas más graves de salud.

Por lo tango, cualquier persona que considere que puede tener síntomas depresivos debería acudir a un especialista que evalúe su estado de ánimo y que determine si puede estar sufriendo un episodio de depresión y en qué grado. Una vez que se disponga de un diagnóstico profesional, el mismo especialista irá indicando el camino para superar la depresión.

Cómo salir de la depresión

Según numerosos estudios científicos, en el cerebro hay sustancias bioquímicas que influyen en el estado de ánimo. En este sentido, la de los tratamientos farmacológicos con antidepresivos van dirigidos a controlar dichas sustancias (dopamina, serotonina, entre otros).

Para salir de la depresión es fundamental contar con la ayuda de un especialista.

Para salir de la depresión es fundamental contar con la ayuda de un especialista.

Así, normalmente, para curar la depresión se utilizan medicamentos o psicoterapia (o un tratamiento combinado). Cualquiera que sea la prescripción del especialista, debe seguirse hasta el final para conseguir vencer a la enfermedad.

Antidepresivos

Los antidepresivos deben tomarse durante al menos tres o cuatro semanas para que se pueda experimentar alguna mejoría. La duración, dosis y frecuencia con la que el paciente debe tomar los medicamentos será establecida por el especialista, sin interrupción al menos que el médico lo sugiera por algún motivo concreto.

Psicoterapia

La terapia psicológica, también conocida como terapia de diálogo, puede ayudar los pacientes a aprender cómo superar la depresión. La psicoterapia tiene una duración variable, algunas personas únicamente necesitan entre 10 y 20 semanas para notar mejoría en su estado de ánimo; mientras que en los casos más severos o en depresiones crónicas, suele ser necesario más tiempo.

Dentro de la psicoterapia existen, además, dos tipos (terapia interpersonal y terapia cognitivo-conductual). Ambas tienen resultados muy positivos en depresiones leves y moderadas, ayudando a la persona a reconducir sus pensamientos y su comportamiento. 

Consejos sobre cómo curar la depresión

Además de un adecuado tratamiento farmacológico y psicológico, hay algunos consejos que se pueden dar para quitar la depresión. Pueden diferir en función de las causas de la enfermedad, pero estos son algunos de los pasos que se pueden seguir para curar un cuadro depresivo.

Aumentar el contacto y apoyo social

Normalmente, una persona con depresión suele estar llena de sentimientos de tristeza, culpabilidad y falta de esperanza, es posible, incluso, que se vuelva temerosa o culpable por todo, y que rechace realizar actividades que antes le resultaban placenteras.

Mantener contacto con los amigos y familia ayuda a superar la depresión.

Mantener contacto con los amigos y familia ayuda a superar la depresión.

A pesar de esto, es importante hacer un esfuerzo por mantener contacto con la familia y amigos. Hay que buscar el apoyo de personas cercanas y de confianza y, si es necesario, acudir a un terapeuta. Se trata de evitar que la depresión aisle socialmente a la persona. 

Rodearse de personas positivas

Para superar la depresión el apoyo social es fundamental. Realizar actividades entretenidas y rodearse de personas positivas, ayuda a reducir los pensamientos negativos que dan lugar a la enfermedad.

Al mismo tiempo que se recomienda relacionarse con personas que trasmitan positividad, muchas veces se aconseja alejarse de esas otras que provocan ansiedad y que generan situaciones estresantes que profundizan en el estado depresivo.

Por otro lado, se ha demostrado también que el contacto físico es un buen método para curar la depresión. Los abrazos o los besos liberan en el cerebro un químico llamado oxitocina, que aumenta la felicidad.

Cambiar la forma de pensar

Cuando se plantea cómo combatir la depresión, la necesidad de cambiar la forma de pensar es algo crucial. Al principio puede resultar complicado para el paciente, de hecho, aprender a reconducir los pensamientos puede llevar tiempo.

Se trata de reflexionar sobre los pensamientos negativos que acechan a diario y que hacen que la persona se quede atrapada una y otra vez en ellos. Algunas técnicas pueden servir de ayuda para detener estas reflexiones y sustituirlas por otras más positivas.

Por ejemplo, escribir todos los pensamientos malos en un papel puede ayudar a tener una visión más realista de las percepciones negativas que se tienen. Observar tanto la cantidad como la gravedad de esas reflexiones contribuye a identificar qué cosas producen depresión.

Junto con el tratamiento con antidepresivos, para salir de la depresión es imprescindible que la persona modifique su forma de pensar y de percibir las cosas que le suceden.

Después, junto a cada pensamiento negativo se puede escribir uno bueno, más realista. Así, la frase “estoy solo”, se puede sustituir por “estoy rodeada de las personas que realmente merecen la pena en mi vida”; o en lugar de la idea pesimista de “se que esto acabará mal”, habría que pensar “puede que esto no salga tan mal, puede dar buen resultado”.



Es decir, se debe intentar dar la vuelta a cada idea negativa o irracional cada vez que esta surja. Al principio los pensamientos tendrán que detenerse de forma consciente, lo cual supondrá un importante esfuerzo mental, pero a la larga, la persona notará como su cerebro los reemplaza automáticamente y estos van desapareciendo solos.

Dedicarse halagos a uno mismo

Puede parecer una tontería, pero hacer esto aumenta la sensación de bienestar y, por tanto, contribuye a combatir la depresión. Resulta de mucha ayuda para una persona que se siente deprimida recordar aquellos rasgos físicos y personales que le gustan de sí misma.

Normalmente, la depresión se trata con psicoterapia y medicación.

Normalmente, la depresión se trata con psicoterapia y medicación.

De modo que, por ejemplo, puede escribir las cosas que tiene buenas en un lugar donde pueda verlas cada día, y repetirlas en voz alta si lo necesita. Así se estimula un pensamiento positivo que ayuda a disminuir la sensación de depresión y tristeza. 

Con respecto a los halagos de los demás, hay que aceptarlos como si todos fueran ciertos, sin cuestionar los motivos por los que los hacen. Esto ayudará a recuperar la autoestima.

No cerrarse puertas

El miedo es un efecto habitual en el trastorno depresivo. Por eso, es importante intentar mantenerse abierto a las posibilidades que vayan surgiendo, desde el punto de vista familiar, sentimental, laboral, etc. Hay que procurar recordar que el pesimismo y la negatividad son resultados de la depresión y que no se corresponden con una visión realista.

Una buena forma de vencer la depresión es empezar por tomar decisiones pequeñas, para que así las metas resulten mucho más asequibles. En todo caso, es fundamental alejarse del perfeccionismo.

Realizar ejercicio físico

Por último, otro de los consejos sobre cómo salir de la depresión consiste en hacer ejercicio físico con regularidad. La actividad física libera endorfinas en el cerebro, lo que incrementa el estado de ánimo. A la larga, el deporte es un buen tratamiento contra la depresión. La alimentación saludable también es una buena forma de curar la depresión, así como dormir bien y evitar el alcohol u otras sustancias nocivas.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *