Test de depresión


Comentar
Publicado en Enfermedades

¿Puede un simple test decirle a una persona si tiene depresión? Si bien el autodiagnóstico no tiene validez ni es garantía de nada, el resultado de un test de depresión puede ser el empujón definitivo para pedir ayuda a un profesional médico. Diagnosticar la depresión puede ser más complicado de lo que parece, incluso para un especialista, pues muchas veces sus síntomas se achacan a un estado de tristeza pasajero y normal que nada tiene que ver con esta enfermedad.

El diagnóstico de la depresión es algo que corresponde únicamente a un especialista, sin embargo, hay multitud de test de depresión que se pueden realizar online, y que en pocos minutos arrojan una estimación de cuál es el estado anímico de la persona. En ningún caso se deben tomar como un resultado profesional, pero puede servir de guía para evaluar si es el momento de acudir a un médico para poner remedio a esa tristeza. El especialista será el encargado de determinar si lo que se padece es una depresión.

Cómo saber si tienes depresión

Los test de depresión pueden ayudar a una persona a valorar si padece esta enfermedad.

Los test de depresión pueden ayudar a una persona a valorar si padece esta enfermedad.

Es importante subrayar que estar triste no significa estar deprimido. Una persona puede sentir tristeza por algún motivo y no tiene por qué estar pasando por la enfermedad. Eso sí, si la tristeza se prolonga demasiado en el tiempo, si este estado de ánimo incapacita para realizar actividades cotidianas o afecta a las relaciones sociales, y si a ella se le suman otros síntomas como la apatía, sí podría estar ante un trastorno depresivo.

Pero, ¿cómo saber si tienes depresión? El test de depresión ayuda a responder a esta pregunta, en apenas 10 minutos una persona puede saber si tiene depresión o si está en riesgo de padecerla, solo respondiendo a unas sencillas preguntas sobre su vida cotidiana, sus pensamientos y sentimientos.

Eso sí, para confirmar el diagnóstico y saber con exactitud si se trata de una depresión endógena, depresión mayor o de cualquier otro tipo (como la posparto), hay que acudir a un especialista.

Test de depresión

Existe una amplia diversidad de test de depresión, diseñados por diferentes autores (todos ellos médicos o terapeutas), que ayudan a detectar síntomas de la enfermedad de forma rápida y sencilla. Muchos de estos son utilizados por los propios especialistas en las consultas como herramienta de diagnóstico, pero en Internet hay muchas páginas web que incluyen algunos de estos cuestionarios, aunque ninguno de ellos debe sustituir al diagnóstico de un psicólogo o un psiquiatra. A continuación se explican brevemente las características de algunos de los test de depresión más famosos.

Test de depresión de Hamilton

La HAM-D, ideada a comienzos de la década de los 60 por Hamilton, es un test para diagnosticar la depresión que permite obtener una medida del estado de ánimo de una persona. La escala de Hamilton original de este test está compuesta por una relación de 24 preguntas, aunque actualmente hay cuestionarios actualizados que constan de menos (17 y 21 preguntas).

Aunque cronológicamente esta escala no fue la primera en ser utilizada para diagnosticar la depresión, con el paso de los años se ha convertido en una referencia importante para el desarrollo de los test de depresión. Los criterios de valoración de la escala de Hamilton se representan por los temas, la integración después de una valoración objetiva, y la exposición subjetiva de los síntomas.

La escala de Hamilton es uno de los test de depresión más utilizados en la actualidad.

La escala de Hamilton es uno de los test de depresión más utilizados en la actualidad.

Entre otras cosas, este test de depresión evalúa el nivel de depresión y su cuadro clínico. Además, una de sus ventajas es que permite apreciar los posibles cambios experimentados como consecuencia del tratamiento para la depresión.

Normalmente, los especialistas utilizan esta escala cuando ya se ha establecido un diagnóstico de depresión, para evitar que otras enfermedades influyan en la evaluación final y en el tratamiento propuesto. 

Test de depresión de Goldberg

Por otro lado, la escala de depresión de Goldberg ayuda a identificar síntomas de de presión, así como para medir la eficacia de un tratamiento concreto tanto para comprobar la mejoría del paciente, como un posible empeoramiento.

En este caso, el test de depresión diseñado por el Dr. Goldberg, psiquiatra, está formado por dos escalas diferentes, de nueve preguntas cada una. La primera sirve para medir la ansiedad, mientras que la segunda valora el estado depresivo. A la hora de responder las preguntas, el paciente debe tener en cuenta cuál ha sido su estado de ánimo en la última semana, y los resultados del mismo solo pueden ser evaluados por un especialista.

Test de depresión de Beck

Este test de depresión fue creado por el psiquiatra Aaron T. Beck, fundador de la Terapia Cognitiva. Se trata de un cuestionario que consta de 21 preguntas de respuesta múltiple, que normalmente es realizado por un profesional en su consulta, pero que también es posible que el paciente se lo plantee a sí mismo. Dada su versatilidad, es uno de los recursos más empleados para medir la gravedad de la depresión, tanto en adultos como en adolescentes, pues sus versiones más actuales pueden aplicarse a partir de los 13 años. 

Test de depresión de Zung

Este test, denominado escala autoaplicada de depresión de Zung, fue desarrollado en 1965 por el psiquiatra William W. K Zung y es un test derivado de la escala de Hamilton. Su principal finalidad es valorar los componentes somáticos y conductuales de la depresión.

Es importante subrayar que ningún test de depresión puede sustituir a un diagnóstico profesional.

Es importante subrayar que ningún test de depresión puede sustituir a un diagnóstico profesional.

Se trata de una escala autoaplicada, integrada por 20 frases que guardan relación estrecha con los síntomas de un trastorno depresivo y que hacen referencia a las características más frecuentes en todos los tipos de depresión (efecto dominante, actividades psicomotoras, equivalentes fisiológicos y otras perturbaciones).

La mitad de las cuestiones están planteadas en términos positivos, mientras que el resto se formula en términos negativos.

Escala de depresión Montgomery y Asberg

Consituye una herramienta de diagnóstico muy fiable, además de un instrumento para confirmar cualquier sospecha de depresión en una persona. Consiste en una entrevista clínica, en la que el especialista comienza formulando preguntas de forma vaga e imprecisa, hasta llegar a cuestiones más detalladas.

Este test de depresión es especialmente útil para detectar variaciones en los estados de ánimo, por ello se puede realizar diferentes a lo largo de un tiempo.

Escala de depresión Yesavage

La escala Yesavage es un test de depresión indicado especialmente para detectar esta enfermedad en ancianos. Su principal característica es que no se centra en molestias físicas, sino en aspectos que tienen que ver con el estado de ánimo de la persona.



En su versión original el cuestionario consta de 30 preguntas, aunque para evitar el cansancio y la pérdida de concentración del paciente que realiza el test, en la actualidad se suele utilizar uno resumido que está formado solo por 15 preguntas. Todas las preguntas son de respuesta afirmativa o negativa.

Ejemplo de un test de depresión

Como ejemplo de test de depresión, a continuación se presentan las frases que integran la escala de autoevaluación de Zung descrita en uno de los apartados anteriores.

El paciente debe marcar la frecuencia con que ha experimentado estos síntomas en los últimos días. Después, cada respuesta se evalúa en una escala del 1 al 4, para así obtener un resultado numérico que señala la gravedad de la depresión.

En Internet se pueden encontrar test para diagnosticar la depresión.

En Internet se pueden encontrar test para diagnosticar la depresión.

  1. Me siento abatido y melancólico.
  2. En la mañana es cuando me siento mejor.
  3. Tengo accesos de llanto o deseos de llorar.
  4. Me cuesta trabajo dormirme en la noche.
  5. Como igual que antes.
  6. Mantengo mi deseo, interés sexual y/o disfruto de las relaciones sexuales.
  7. Noto que estoy perdiendo peso.
  8. Tengo molestias de estreñimiento.
  9. El corazón me late más aprisa que de costumbre.
  10. Me canso aunque no haga nada.
  11. Tengo la mente tan clara como antes.
  12. Me resulta fácil hacer las cosas que acostumbraba hacer.
  13. Me siento intranquilo y no puedo mantenerme quieto.
  14. Tengo esperanza en el futuro.
  15. Estoy más irritable de lo usual.
  16. Me resulta fácil tomar decisiones.
  17. Siento que soy útil y necesario.
  18. Mi vida tiene bastante interés.
  19. Siento que los demás estarían mejor si yo muriera.
  20. Todavía disfruto con las mismas cosas que antes disfrutaba.

Para acabar, es importante recordar que el resultado de cualquiera de estos test de depresión debe ser verificado por un especialista, mediante un diagnóstico clínico adecuado. Todos ellos constituyen herramientas de apoyo para evaluar si se sufre o no un trastorno depresivo o la gravedad del mismo, pero en ningún caso son una garantía. Por tanto, si a raíz de alguno de estos test, una persona sospecha que puede padecer dicha enfermedad, debe acudir a un profesional para asegurar el diagóstico y salir de la depresión.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *