Injerto de pelo en Turquía: Opiniones


Comentar
Publicado en Injerto capilar

Injerto de pelo en Turquía por 1.750 €

Nuestra oferta incluye

  • Traslados entre Aeropuerto, Hotel y Hospital (billetes de avión no incluidos)
  • Alojamiento de 2 noches en un Hotel de 4 estrellas (desayuno incluido)
  • Consultas gratuitas
  • Análisis Dermatológico Capilar
  • Análisis de sangre pre-operatorio (incluyendo Hepatitis B,C y VIH).
  • Injerto Capilar con el máximo número de folículos posible (gastos de Hospital incluidos)
  • Tratamiento de PRP (tratamiento de Plasma)
  • Primeros medicamentos necesarios tras la operación, champú, loción, banda para la cabeza y gorro
  • Folículos (numero de folículos indicado en la consulta)
  • Traductor español
  • Garantía de Por Vida de las unidades foliculares implantadas
  • ¡Y te ayudamos a comprar el vuelo!

Déjanos tus datos y te informaremos sin compromiso

    Infórmate sin compromiso

    Si una persona se está planteando viajar hasta Turquía para poner fin a su alopecia, atraído por alguna oferta inmejorable, es probable que lo primero que haga sea buscar en Internet las opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía que hayan podido dejar en la Red otros pacientes que ya han pasado por la experiencia. Vídeos, preguntas en foros, artículos de prensa… cualquier fuente de información suele ser bienvenida para acallar los recelos que, a simple vista, puede inspirar el país otomano. Los números hablan por sí mismos, y eso es lo primero que se podrá comprobar. Del volumen de datos que se pueden encontrar, destacan dos: El primero son los 5.000 hombres en busca de un trasplante de pelo que, cada mes, recibe Turquía; el segundo son los casi 1.000 millones de euros que se estima que ingresa el país gracias a esta industria.

    Por tanto, no es de extrañar que, dados los inmensos beneficios que le reporta, el Gobierno turco haya decidido apostar por el turismo sanitario subvencionando a las clínicas de injerto capilar. Y aquí viene una tercera cifra que tampoco pasa desapercibida: El precio del injerto de pelo en Turquía no llega a los 3.000 euros, cuando en España oscila entre los 6.000 y los 8.000 euros, según las unidades foliculares.

    Los resultados del injerto de pelo en Turquía son excelentes, según la opinión de muchos pacientes.

    Los resultados del injerto de pelo en Turquía son excelentes, según la opinión de muchos pacientes.

    Cuando en lo económico están ya convencidos, los potenciales “turistas sanitarios” buscan seguridad, experiencia del cirujano y garantías en el resultado del injerto de pelo en Turquía. A tenor de los comentarios, la satisfacción de los pacientes que ya se han sometido a un trasplante de pelo en Turquía es bastante general, con respecto al trato de la clínica como con los resultados obtenidos, que no parecen distar mucho de los que puedan alcanzarse en España.

    “Los resultados son excelentes en alopecias difusas y moderadas, y hay casos realmente espectaculares. Si te inclinas por la relación calidad/precio, no busques más”, afirman muchos de los comentarios de usuarios en foros como recuperarelpelo.com.

    “Hoy estoy más feliz, porque tengo más pelo y más confianza en mi mismo”

    Sobre el temor que muchos pueden sentir a viajar 3.500 kilómetros para realizarse un injerto capilar en Turquía, hay opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía de algunos que lo tienen claro y aseguran que “el tema del miedo a irte lejos no debes tenerlo en cuenta”. “Hay quien se queda en casa y luego tiene que ir lejos a arreglarlo y a pagar más dinero”, agregan.

    La mayoría de los usuarios hablan muy bien del trato, la higiene, la profesionalidad del cirujano y del personal de las clínicas. Además, confiesan que una de las cosas que más agrada es que “dominan perfectamente nuestro idioma”, por lo que la comunicación con todo el personal sanitario se lleva a cabo sin ninguna dificultad.

    “Los resultados son excelentes en alopecias difusas y moderadas, y hay casos realmente espectaculares”, cuentan en varios foros.

    “A mi me trataron de forma excelente. Me llevaron hasta el hotel, al aeropuerto… buscaron los fármacos que necesitaba. Siempre se preocuparon por mi”, comenta uno de los usuarios del mencionado foro. Otro de los pacientes que cuenta su experiencia en esta página admite que “si no tienes pelo con 29 años, pierdes la confianza en ti mismo”. Empieza relatando que hace casi un año desde que se sometió a un injerto de pelo. “Busqué en Google trasplantes capilares baratos y descubrí algunas ofertas en Turquía -señala-, después de algunas semanas descubrí dos ofertas buenas y elegí una”.

    Se trataba de una empresa europea que trabajaba con una clínica en Turquía: “La empresa tenía muy buenas críticas y en mi opinión, ofrecían confianza. Ellos lo hicieron todo, solo tenía que reservar un vuelo a Estambul. El doctor era un hombre joven, pero con mucha experiencia”. El tratamiento duró siete horas y, según concluye, hoy está “más feliz”, porque tiene no solo más pelo, sino lo que es más importante “más confianza en mi mismo”.

    Opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía

    Además de en los foros, también en los periódicos y páginas especializadas en trasplante capilar se pueden encontrar opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía. Así, por ejemplo, La Vanguardia, recoge las palabras de varios pacientes que hablan abiertamente de su experiencia en el país otomano.

    Uno de los pacientes de estas clínicas de trasplante capilar turcas (que prefiere no dar su nombre) aporta su opinión sobre el injerto de pelo en Turquía desde el anonimato asegurando que no fue una decisión fácil de tomar. “Tras un año de estudiar mil opiniones en foros, correos, llamadas, dermatólogos y otro año aplicándome un estimulador de crecimiento del cabello…, me enteré de que en Turquía hay una auténtica industria de la estética (no únicamente del pelo)”, explica.

    “Decidí que Turquía era mi mejor opción. No estaba dispuesto a tener que cambiar mi forma de vida por tener que gastar más dinero”.

    Así, reconoce que el precio fue solamente uno de los aspectos que le atrajo del injerto de pelo en Turquía. “Valoré mi caso y mi interés por solucionar el problema”, asegura, apostillando: “Decidí que Turquía era mi mejor opción”. Este paciente subraya que la misma operación en España le habría supuesto un desembolso de dinero de entre tres y cuatro veces mayor y que “no estaba dispuesto a tener que cambiar mi forma de vida por tener que gastar más dinero”.

    En general, todos los pacientes aseguran que el precio del injerto capilar en Turquía es lo que primero les llamó la atención.

    En general, el precio del injerto capilar en Turquía es lo que primero sorprende.

    Por eso, ni corto ni perezoso, se armó de valor y viajó hasta Turquía, sin saber muy bien qué iba a encontrarse. “Al principio desconfías”, reconoce José Luis Martín, un corredor de seguros granadino que, a sus 39 años, viajó a Estambul para hacerse su segundo trasplante de cabello. Se había sometido a un injerto capilar hacía 12 años en Granada y cuando creyó que había llegado el momento de volver a pasar por el quirófano para corregir su alopecia, se encontró con que por menos de 8.000 y 10.000 euros ningún cirujano español realizaba la intervención que necesitaba. Tanto en España como en el resto de Europa, dice, los precios eran similares.

    Una oferta tentadora

    Entonces, vio una oferta en una clínica turca que incluía cirugía, vuelos desde España, alojamiento en hotel de varias estrellas y todos los traslados, por menos de 3.000 euros… “si la diferencia hubiera sido de 1.000 o 1.500 euros, me hubiera operado en España”, asegura, pero con esas cifras la opción era más que tentadora.

    Lleno de recelos, empezó a investigar sobre Turquía. “Entré en la página de la clínica, busqué vídeos en YouTube y vi que había salido en la televisión turca”, comenta. Después comenzó a pedir opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía en algunos de esos foros en los que las consultas sobre los médicos y las clínicas de injerto capilar están a la orden del día. A priori, “parecía que a la gente le había ido bien”. ¿Y los resultados? Pues según cuenta este paciente en La Vanguardia, “no parecían peores que los que obtenían los médicos de aquí”.

    Otra de las opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía que más predomina entre los posibles pacientes y entre quienes ya han pasado por esta experiencia es el “respeto” (miedo, dicen algunos) que puede llegar a trasmitir un país musulmán que, muchos asociaban con conflictos y cierto atraso social. Más aún la actualidad, en los que estamos acostumbrados a abrir informativos de televisión con algún acontecimiento turbulento en Oriente.

    La mayoría de las opiniones del injerto de pelo en Turquía destacan el buen trato de la clínica y la profesionalidad del cirujano capilar.

    La mayoría de las opiniones del injerto de pelo en Turquía destacan el buen trato de la clínica y la profesionalidad del cirujano capilar.

    “Yo tenía miedo incluso a que me raptara el Estado Islámico y me llevara a Siria”, admite Martín, quien, no obstante, aclara inmediatamente que en cuanto conoció la ciudad de Estambul y al médico que se haría cargo de su intervención de trasplante de pelo, se tranquilizó y fue bastante decidido, tanto que, además del injerto capilar se hizo también una cirugía para corregir sus orejas (Otoplastia). Además de lo anterior, los pacientes afirman estar sorprendidos por la gran cantidad de pacientes que tienen las clínicas, muchos de ellos de países europeos.

    Procedimiento para el injerto de pelo en Turquía

    Según explican en sus opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía estos dos pacientes, el procedimiento que siguieron una vez pisaron suelo turco fue sencillo y sin ningún tipo de inconveniente. En todos los casos relatados, el proceso a seguir es el siguiente:

    • Los recogieron en el aeropuerto y un conductor lo llevó a su hotel, donde tenía una reserva hecha para los días necesarios.
    • Al día siguiente, otro conductor le llevó hasta la clínica, donde el cirujano le esperaba para realizarle algunas pruebas del preoperatorio.
    • El tercer día se someten a la cirugía, con la técnica FUE en Turquía y mediante anestesia local. Después se les deja en torno una hora en observación (no es necesaria la hospitalización), para asegurarse que no hay ningún problema en el postoperatorio. Más tarde se le vuelve a acompañar al hotel.
    • El último día, regresan a España después de una última visita a la clínica para que el cirujano le desinfecte la zona tratada y le explique cuáles son los cuidados tras el injerto de pelo

    Como en cualquier injerto de pelo, el paciente recupera su vida normal a los pocos días. Además, todas las opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía coinciden en que el contacto con las clínicas turcas no acaban aquí, sino que los especialistas del país otomano continúan escribiendo de vez en cuando para ver cómo llevan la recuperación. 

    Una experiencia narrada en primera persona

    Las opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía descritas en los párrafos anteriores no son las únicas que se recogen en la prensa española. Otro de los ejemplos se puede encontrar en las páginas de El Mundo, diario que en febrero de 2016 publicó un reportaje donde el propio periodista cuenta en primera persona cómo fue su viaje a Turquía (“el edén de los alopécicos” lo llama) para hacerse un trasplante capilar.

    En Internet se pueden encontrar multitud de fotos y artículos de prensa con opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía.

    En Internet se pueden encontrar multitud de fotos y artículos de prensa con opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía.

    “No soy el único español”, subraya desde el inicio este periodista, que precisa que en el país turco hay unas 250 clínicas por las que pasan al año cerca de 10.000 españoles. Además, cuenta que en su mismo hotel, hay alojados más hombres que también han ido a Turquía para hacerse un trasplante de pelo. Les reconoce porque todos llevan en algún momento la cabeza vendada, según aclara.

    Packs de viajes para injerto de pelo en Turquía

    Tal y como relata en su reportaje, poniendo en Google ‘Injerto de pelo en Turquía’ aparecen multitud de empresas y agencias (unas españolas y otras extranjeras) que ofrecen packs con todo incluido para un trasplante capilar en este país. “Investigué y decidí llamar a la que más seguridad me trasmitía”, señala.

    Adquirió uno de estos paquetes y antes de subirse al avión rumbo a Estambul pidió su opinión sobre el injerto de pelo en Turquía a uno de los muchos pacientes españoles de una de estas clínicas turcas. Se trataba de un valenciano de 36 años que hace unos meses estuvo en Turquía poniéndose pelo. “Las fotos que me manda de antes de la operación y meses después son impresionantes”, asegura.

    El número de pacientes de España que atienden las clínicas turcas de injerto de pelo ha aumentado un 300%.

    Ya en el aeropuerto internacional de Atatürk (Estambul), una persona que habla perfectamente español le espera para llevarle a su hotel, la misma persona que al día siguiente le recoge para acompañarle hasta la clínica donde conoce al cirujano (al que formula algunas preguntas) y en la que, el día posterior, se someterá a la intervención.

    La técnica FUE es la utilizada para el injerto de pelo en Turquía.

    La técnica FUE es la utilizada para el injerto de pelo en Turquía.

    Como en los casos anteriores, su operación se llevó a cabo con el método FUE (que frente a la técnica FUSS o de la tira, consiste en extraer uno a uno las unidades foliculares a implantar) utilizando su propio pelo, con lo que se consigue evitar el riesgo de rechazo (hay que aclarar que en España tampoco se realizan trasplantes con pelo de otra persona). La intervención se realiza con anestesia local y es totalmente indolora.

    El periodista de El Mundo cuenta que los doctores tuvieron que mojarle la cabeza para ver mejor las zonas calvas y dibujar varias líneas para delimitar claramente las zonas donantes de las receptoras. Le implantaron 4.200 unidades foliculares (cada una de las cuales puede contener de uno a cinco cabellos). “Ya en el quirófano, con una micropinza de 0,8 milímetros me quitaron pelo por pelo de la nuca y de detrás de las orejas. (…) Al final me colocaron pelo a pelo en la zona de las entradas y la coronilla”, explica.

    La recuperación tras el trasplante de pelo

    “Después de ocho horas y con 4.200 pelos nuevos, ya estoy listo para irme al hotel a descansar”, dice. Además, antes de su vuelta a España, los doctores le dan unos antibióticos para los primeros cuatro días, un cojín para dormir boca arriba las primeras noches y le dicen que no debe beber alcohol ni fumar; también le recomiendan no hacer deporte ni practicar sexo durante una semana. Es lo habitual en estos casos para asegurar que las heridas cicatricen bien.

    En su última visita a la clínica capilar, el médico que le ha intervenido le explica con detalle cómo será el proceso de recuperación y de crecimiento del pelo trasplantado hasta poblar por completo la zona receptora. De esta forma, el proceso total dura unos 10 meses, hasta tener toda la cabeza poblada. “El pelo trasplantado se me caerá rápido para volverme a crecer con más fuerza”, subraya. Pero le aclaran que la alopecia no afectará al cabello injertado y que los resultados serán naturales. Además, subraya el hecho de que le entregan un papel firmado en el que pone que su trasplante de pelo tiene una garantía de 10 años.

    El periodista que ofrece en primera persona su opinión sobre el injerto de pelo en Turquía subraya que le dieron un papel firmado en el que pone que su trasplante tiene una garantía de 10 años.

    Las opiniones sobre el injerto de pelo en Turquía que pudo recabar este periodista entre los pacientes que había en esta clínica turca, procedentes de España y de otros países de Europa, iban en la misma dirección de las anteriores.

    “Antes teníamos uno a la semana, ahora recibimos al menos cuatro al día”, afirman. También hay mujeres, aunque menos. Unos acuden a corregir un trasplante anterior, otros a cubrir alguna cicatriz visible. De hecho, uno de los mejores ejemplos del éxito de la medicina turca es el número de pacientes que captan de toda Europa las clínicas que se dedican al campo estético, el de la implantología capilar. Y según le cuentan los propios doctores turcos, el número de pacientes de España que atienden ha aumentado un 300%.

    ¿Qué visitar en Turquía durante tu injerto de pelo?

    No todos los días se tiene la oportunidad de conocer un país y una cultura diferentes, por ello, entre quienes ya han ido a Turquía para someterse a un injerto de pelo, también cunde la opinión de que lo mejor es tomarse el viaje como unas mini vacaciones. Estambul es una ciudad muy bella, famosa por ser el único lugar en el mundo que forma parte al mismo tiempo de dos continentes diferentes: Asia y Europa. La ciudad otomana de mayor extensión, pese a no ser la capilar de Turquía, es de sobra conocida por sus atractivos turísticos y por su potencial industrial y turístico. 

    Se trata de uno de los destinos que más visitantes recibe cada año, uno de los rincones más llamativos de todo el planeta, pues está salpicado de contrastes de culturas, sabores, olores, colores, sonidos… cuya combinación resulta encantadora para los turistas. “Muy occidental para ser musulmana y demasiado oriental para ser europea”, dicen de ella muchos de quienes ya han paseado por sus calles. Las mezquitas, iglesias y palacios se entremezclan dando como resultado un equilibrio casi perfecto.

    Estambul es una de las ciudades del mundo que más turistas recibe al año.

    Estambul es una de las ciudades del mundo que más turistas recibe al año.

    Cinco lugares que no te puedes perder de Estambul

    1. La Mezquita de Sultanahmet, también llamada ‘La Mezquita Azul’ por sus mosaicos de este color. Es una obra maestra de la arquitectura de la época Otomana, construida entre 1609 y 1819. Los historiadores destacan que se trata de la expresión perfecta del arte islámico turco.
    2. La Catedral de Santa Sofía, la más grande del mundo entre el 532  y el 1453. Construida en la primera colina de Estambul, fue utilizada como mezquita cuando Constantinopla fue conquistada por el Imperio Otomano, hasta 1931. Actualmente acoge el museo más famoso de todo Estambul.
    3. El Palacio de Topkapi, que fue la antigua residencia de los sultanes otomanos y centro político y administrativo del Imperio entre los siglos XV y XIX. En este museo se pueden ver las reliquias sagradas de la religión y una colección de la vestimenta de los sultanes, entre otras curiosidades. El edificio, construido siguiendo las normas de la arquitectura seglar turca, está rodeado de una muralla bizantina y de jardines.
    4. El hipódromo, el corazón del centro social, político y deportivo de Constantinopla (la capital del Imperio Bizantino). En la actualidad es una inmensa plaza en la que sobreviven algunos fragmentos de la estructura original.
    5. El Gran Bazar, el mayor bazar de la ciudad y uno de los más grandes del mundo. Está situado en la parte europea de Estambul, tiene más de 60 pasillos, 16 patios y alberga alrededor de 4.000 tiendas de joyería, orfebrería, especias, alfrombras… Sin duda un lugar maravilloso para perderse.

    Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *