Síntomas de plaquetas bajas


Comentar
Publicado en Plaquetas

Las plaquetas forman parte de la sangre y se encargan del funcionamiento de la coagulación sanguínea para evitar hemorragias y ayudar a cicatrizar las heridas. Se producen en la médula ósea y, cuando esta funciona mal y produce menos plaquetas de lo normal, comienzan los problemas y surgen los síntomas de plaquetas bajas.

No obstante, también existen otros factores de riesgo de plaquetas bajas, como:

  • Ciertas enfermedades.
  • Infecciones.
  • Mala alimentación.

¿Cuáles son los síntomas de plaquetas bajas?

Cuando una persona tiene menos plaquetas de las que debe, puede no presentar síntomas si los niveles no son muy bajos. Esto es lo que ocurre cuando se producen infecciones leves.

Las plaquetas tienen una función primordial en la coagulación sanguínea y en la cicatrización de las heridas.

Las plaquetas tienen una función primordial en la coagulación sanguínea y en la cicatrización de las heridas.

Pero lo más común es que sufra de:

  • Hemorragias nasales.
  • Sangrado en boca y encías.
  • Hematomas (aunque no se haya dado un golpe).
  • Un tipo de erupción cutánea denominada petequia (mancha roja).

Otros síntomas de plaquetas bajas pueden ser:

  • Cansancio.
  • Falta de apetito.

Si la pérdida de plaquetas es muy grande y el paciente presenta menos de 50.000 por microlitro (mcL), uno de los principales riesgos de las plaquetas bajas es que podrá padecer hasta una hemorragia interna y sangrar sin causa conocida por la nariz, o boca, llegando en casos de alta gravedad a tener que ser hospitalizados. Según sea la causa que haga descender el número de plaquetas, pueden presentarse más síntomas.

Enfermedades que disminuyen las plaquetas por su destrucción

Cuando hay una pérdida leve de plaquetas no asociada a enfermedad graves, realizando un cambio de hábitos en la dieta se puede mejorar e incluso solucionar el problema, pues existen determinados alimentos para subir las plaquetas. Pero si la falta de plaquetas va disminuyendo con mayor rapidez a la que se generan en la médula espinal es cuando hay que acudir al médico de inmediato en busca de una solución o mejora de la situación.

Existen una serie de enfermedades que disminuyen el número de plaquetas porque las destruye y son:

  • Trombocitopenia inmune primaria: Se trata de una enfermedad autoinmune en la que los pacientes fabrican autoanticuerpos que atacan a sus propias plaquetas y las destruye.
  • Trombocitopenias autoinmunes secundarias: En este caso, se manifiestan los síntomas de plaquetas bajas y se conoce el motivo de este descenso. No es otro que el padecimiento de enfermedades autoinmunes, embarazo, inmunodeficiencia común variable, infecciones víricas como la hepatitis C o por infección como el SIDA. Otro tipo de trombocitopenia autoinmune secundaria es la que provocan algunos medicamentos.

Diagnóstico de plaquetas bajas

Ante la presencia de síntomas de plaquetas bajas, para llegar a un diagnóstico de por qué descienden, habrá que hacer pruebas diversas. Después de los análisis de sangre en los que se constata que hay un descenso de plaquetas -trombocitopenia-, habrá que investigar con pruebas específicas para comprobar que solo se padece esto, sin otras causas asociadas.

Por tanto, para diagnosticarla, habrá que descartar los otros motivos de trombocitopenia como las infecciones (SIDA, hepatitis C), uso de medicamentos, otras enfermedades autoinmunes, etc. El médico utilizará la historia clínica y los resultados del laboratorio para diagnosticar una trombocitopenia sin más.

También el médico podrá considerar la realización de una biopsia de la médula ósea, que es el órgano que produce las plaquetas, para eliminar por otro tipo de enfermedades su descenso. Esto se realiza cuando se da una trombocitopenia en adultos de más de 40 años, si hay alteraciones relacionadas con glóbulos blancos o rojos o cuando no existe una buena respuesta al tratamiento.

Por último, se intentarán encontrar anticuerpos antiplaquetarios en la sangre, pues esta prueba -si es positiva- indicará que el paciente tiene trombocitopenia.

¿Pueden desaparecer los síntomas de plaquetas bajas?

El médico, ya con toda la información necesaria sobre el paciente, tendrá en cuenta las enfermedades que este padezca, sus cifras plaquetarias y los síntomas que manifieste (hemorragias, etc.).

Su objetivo será alcanzar la cifra de plaquetas necesaria para tener unos índices normales y que cumplan su función de prevención de sangrados, de forma que se eviten en la mayor parte de lo posible los efectos secundarios derivados de los medicamentos utilizados. Se enfocará el tratamiento de forma individual y personal atendiendo a las características del paciente, es decir, la edad (pues los niños y ancianos tienen más riesgos en caso de sangrado) o si se van a operar, pues perderán sangre y necesitarán más plaquetas.

Hay una serie de enfermedades que ocasionan plaquetas bajas.

Hay una serie de enfermedades que ocasionan plaquetas bajas.

Los pacientes con trombocitopenia leve, sin síntomas de plaquetas bajas o enfermedades asociadas, no se tratarán. Podrán hacer una dieta rica en vitaminas, nutrientes y proteínas para elevar sus plaquetas. A menos que esos pacientes vaya a ser operados o sean mujeres embarazadas. En esos casos, el médico les pondrá un tratamiento adecuado para subir las plaquetas.

¿En qué consiste este tratamiento?

Señalaremos qué tipo de tratamiento recibe quien padece trombocitopenia inmune primaria:

Alimentación rica en nutrientes, proteínas y vitaminas

La ingesta de frutos secos, verduras de hoja verde, lácteos, legumbres, carnes magras y pescado ayudarán a subir el número de plaquetas en personas que las tengan bajas sin causa conocida y sin padecer enfermedad alguna.

Gammaglobulinas

Las gammaglobulinas son anticuerpos que eliminan los anticuerpos dañinos que se producen en el organismo y que causan la destrucción de las plaquetas. Se administran por vía intravenosa y se pueden usar solas o con corticoides, aunque el efecto de este tratamiento no es fijo sino transitorio.



Corticoides

Un porcentaje alto de pacientes responde bien al tratamiento con corticoides de los síntomas de plaquetas bajas, aunque a largo plazo no está recomendado por sus efectos secundarios.

Extirpación del bazo (esplenectomía)

Cuando el tratamiento con corticoides no funciona, se puede aconsejar la extirpación del bazo (esplenectomía) pero en casos determinados -pues en los niños, por ejemplo, no se hará-. El médico considerará los casos en los que sí es necesario. Los pacientes a los que se les extirpa el bazo responden de forma rápida a la intervención y muy bien e incluso la respuesta es duradera en dos tercios de los casos.

La alimentación puede contribuir a subir el número de plaquetas.

La alimentación puede contribuir a subir el número de plaquetas.

Romiplostim y eltrombopag

Estos medicamentos se usarán si no funciona la esplenectomía o no debe realizarse por diversas causas. Se administran de forma diferente. El romiplostim con inyecciones, esto es, por vía subcutánea y el eltrombopag por vía oral. Su eficacia es muy alta y se administran por mucho tiempo. La respuesta es rápida y duradera y sus efectos secundarios leves y, si se dan otros, el médico los controlará.

Otros tratamientos

En otros casos, el médico podrá prescribir otros fármacos, incluso quimioterapia, sola o en combinación, o trasplante de células madre (que se obtienen de la médula ósea o de la sangre y cordón umbilical de la placenta).

Trasplante de plaquetas

Para terminar con el tema del tratamiento de los síntomas de plaquetas bajas, también se podrá aconsejar un trasplante de plaquetas en casos de hemorragias muy peligrosas para la persona y que pongan en riesgo su vida, ya que las plaquetas se destruyen muy pronto y su efecto bueno dura poco.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes

  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *