Alimentos para subir las plaquetas


1 comentario
Publicado en Plaquetas

Las plaquetas se producen en la médula ósea y, por ello, un mal funcionamiento de esta provocará la aparición de síntomas de plaquetas altas o bajas y enfermedades. No es bueno ni tener muchas plaquetas ni tener pocas, ya que esto significa que algo no funciona bien en nuestro organismo y se generarán problemas. En el caso de que se tengan pocas, hay determinados alimentos para subir las plaquetas.

¿Qué son las plaquetas?

Hay que decir que las plaquetas son partes de las células sanguíneas, como los glóbulos rojos y glóbulos blancos. Aunque son de menor tamaño que estos, su función también es muy importante, pues de ellas dependen las cicatrizaciones de las heridas y la prevención de sangrados, al ser las responsables de la formación de los coágulos de sangre.

Se denomina trombocitopenia al hecho de tener pocas plaquetas y trombocitemia primaria al caso contrario, esto es, tener muchas plaquetas. Uno de los principales riesgos de las plaquetas bajas es el sangrado moderado o más fuerte y, si tiene muchas plaquetas, se le podrán formar coágulos sanguíneos. Por tanto, el tratamiento que se aplique dependerá del tipo de problema y de la causa del mismo.

Como nuestro escrito versa sobre alimentos que suben las plaquetas, será conveniente conocer los motivos y factores de riesgo de plaquetas bajas, las enfermedades asociadas y todo lo relacionado con este tema.

Índices normales de plaquetas

Las plaquetas cumplen una función primordial para la coagulación de la sangre y la cicatrización de las heridas.

Las plaquetas ayudan a la coagulación de la sangre y la cicatrización de las heridas.

Las personas con bajo número de plaquetas en sangre pueden no presentar síntomas porque esta cifra sea muy pequeña y no dé lugar a desarrollar ninguna patología. Por ello, es mediante el análisis de sangre como conocerán que no tienen el número de plaquetas normales y consultar al especialista si hay alimentos para subir las plaquetas sin necesidad de tratamiento farmacológico.

Los seres humanos sanos tienen entre 150.000 y 400.000 por microlitro (mcL) de plaquetas en la sangre. Estos rangos pueden variar dependiendo del laboratorio que los realice, aunque serán más o menos estas las cifras normales.

Número de plaquetas bajo

Cuando el paciente tiene menos de 150.000/microlitro plaquetas en sangre, padecerá muchos sangrados. Y en caso de alcanzar cifras por debajo de las 50.000, el riesgo de estos será mucho mayor, afectando a cualquier actividad diaria del paciente aunque esta no conlleve esfuerzo alguno. La producción de hemorragias con este número de plaquetas será normal y la persona afectada deberá ir a su médico para que le ayude a cortar el sangrado y prevenirlo.

Como bien hemos dicho antes, el padecer un conteo de plaquetas más bajo de lo normal se llama trombocitopenia (PTI) y se produce porque la médula ósea no crea suficientes plaquetas, se destruyen en el torrente sanguíneo o se destruyen en el bazo o hígado.

Esta enfermedad es del sistema autoinmune porque es este sistema del paciente el que va contra sus propias plaquetas en sangre e impide que la médula ósea produzca más. Los síntomas que las personas que lo padecen presentan, como hemos dicho, son principalmente las hemorragias.

Un número de plaquetas demasiado alto o demasiado bajo puede crear problemas para la salud del paciente

Un nivel de plaquetas demasiado alto o bajo puede crear problemas para la salud del paciente.

Además, es una enfermedad que afecta tanto a mayores como a niños. En España hay unos 5.000 casos de esta enfermedad, según se recoge en algunos informes. En otros países, la trombocitopenia se da mucho más que en España y es una dolencia que se está incrementando a nivel mundial durante los últimos años.

Causas de la trombocitopenia inmune primaria

Básicamente esto se produce porque los pacientes con PTI generan unos autoanticuerpos que destruyen las plaquetas y disminuyen el número de producción de estas en la médula ósea.

Cuando el paciente es adulto y se producen esta serie de autoanticuerpos, no se alcanza a adivinar el motivo de por qué bajan las plaquetas. En el caso de los niños suele aparecer tras infecciones víricas o vacunaciones en las que se han usado virus vivos más tenues.

Hay trombocitopenias autoinmunes llamadas secundarias porque se conoce el motivo por el que aparecen:

  • Enfermedades autoinmunes.
  • Embarazo.
  • Inmunodeficiencia común variable.
  • Infecciones relacionadas con el virus de la hepatitis C.
  • Infecciones por SIDA.
  • Algunos medicamentos.

Síntomas más frecuentes

Resumiendo, se trata de cualquier trastorno que tenga como característica una cantidad baja de plaquetas, que a veces va de la mano de un sangrado anormal y cuyas causas más comunes son el haber sido expuesto a tratamientos contra el cáncer por quimioterapia o radiación, la toma de drogas y medicamentos.

Existe una serie de alimentos que pueden ser útiles para aumentar el número de plaquetas

Existe una serie de alimentos que pueden ser útiles para aumentar el número de plaquetas

También, como se ha señalado, puede producirse por trastornos autoinmunitarios que suceden cuando el sistema inmune va contra su propio organismo (destruyendo de modo erróneo tejido sano del cuerpo como las plaquetas).

Los pacientes que sufran este mal podrán presentar en algunos casos:

  • Erupciones cutáneas en forma de pequeñas manchas rojas.
  • Hematomas.
  • Hemorragia nasal.
  • Sangrado de encías y de la boca.

Tratamiento para el conteo bajo de plaquetas

El médico deberá tener en cuenta el número de plaquetas del paciente, si padece hemorragias y si presenta alguna otra enfermedad. Con el tratamiento se intentará alcanzar un número de plaquetas suficiente para prevenir los sangrados y efectos secundarios de los medicamentos que se utilicen.

Son muchas las personas que todavía no saben que existe la posibilidad de realizar donaciones de plaquetas.

El tratamiento se adaptará al paciente y sus circunstancias. Por ejemplo, si deben someterse a cirugía, el tratamiento buscará alcanzar un mayor número de plaquetas porque el paciente durante las intervenciones quirúrgicas suele perder algo de sangre. También si está embarazada se intentará conseguir el número de plaquetas normal.



Alimentos para subir las plaquetas

Además de los medicamentos, también existen alimentos que ayudan a elevar el número de plaquetas que genera nuestro cuerpo. Aunque la eficacia de una dieta determinada dependerá de la enfermedad que cause o que haya provocado el descenso de plaquetas. Pues, por ejemplo, hay enfermedades como el SIDA o la leucemia cuyos pacientes presentan un nivel bajo de plaquetas, y en estos casos una alimentación saludable no servirá para curar la enfermedad, aunque sí ayudará a que se sientan mejor.

Los vegetales son los mejores alimentos para subir las plaquetas.

Los vegetales son los mejores alimentos para subir las plaquetas.

En primer lugar, es necesario subrayar que los médicos aconsejan dejar de lado la denominada comida rápida, las carnes y productos procesados, y los alimentos que contienen muchos azúcares añadidos (como la bollería industrial). Por contra, hay que procurar llevar una dieta rica en vitaminas y proteínas.

Verduras

La verdura siempre es una opción saludable, sobre todo la de hoja verde como la lechuga, las espinacas o la col. Estos vegetales contienen mucha vitamina K, por lo que es uno de los mejores alimentos para subir las plaquetas, de hecho, es beneficioso consumirlas todos los días para que los niveles de plaquetas suban poco a poco.

Por otro lado, las verduras que no son de hoja verde (como la zanahoria o el apio), también son buenas para subir las plaquetas. Preferiblemente se deben tomar crudas, en ensaladas por ejemplo, para obtener de ellas todas las vitaminas posibles. Otra opción es utilizar estas verdudas para hacer cremas o purés.

El ajo

El ajo también es buen alimento para subir el nivel de plaquetas, muy beneficioso también para tratar las infecciones. Lo conveniente es comer ajo crudo, pero esto no gusta a todos, por lo que al igual que en el caso anterior, se podrá tomar en cremas y sopas.

Frutas

También las frutas, como las naranjas, son alimentos que ayudan a subir las plaquetas.

También las frutas, como las naranjas, son alimentos que ayudan a subir las plaquetas.

No hay que olvidar lo saludables que son las frutas en general, siendo también un alimento ideal para las plaquetas, sobre todo por la vitamina C que generan algunas frutas como la naranja, el kiwi, las fresas o el limón. Estas frutas se tomarán al natural o en zumo, pues de esta forma se asegurará su aporte vitamínico. Aunque no es una fruta, el pimiento rojo también tiene mucha vitamina C y ayuda en el caso de las plaquetas su consumo diario.

Frutos secos y productos lácteos

Los frutos secos, ingeridos de forma equilibrada y a diario, contienen vitaminas, minerales, fibra y nutrientes que incrementarán el número de plaquetas de forma rápida. También los productos lácteos como leche, yogures o queso, son alimentos que ayudan a subir las plaquetas en sangre, gracias a que son ricos en calcio.

Otros alimentos para subir las plaquetas

Otros productos buenos son legumbres como los garbanzos y las lentejas, que contienen mucho folato. La falta de folato en sangre produce una bajada en el nivel de plaquetas en el organismo, por lo que estos alimentos sirven para elevar el número de plaquetas.

Por último, dentro de los alimentos para subir las plaquetas también hay que señalar la carne magra (ternera, el pavo o el pollo) y el pescado, que aumenta el zinc y la vitamina B12, además de proteínas.

Consejos para subir las plaquetas en sangre

Una dieta saludable es el mejor consejo para mantener los niveles normales de plaquetas.

Una dieta saludable es el mejor consejo para mantener los niveles normales de plaquetas.

Para terminar, se pueden señalar una serie de consejos que pueden seguir los pacientes con trombocitopenia:

  • Lo primero es acudir a un médico hematólogo que le diagnostique, ponga su tratamiento y controle su enfermedad.
  • Por otro lado, evitar actividades físicas que les puedan causar traumatismos, como el boxeo.
  • No tomar antiinflamatorios ni aspirinas, porque pueden afectar a la función de las plaquetas.
  • No recibir medicamentos por vía intramuscular, pues les pueden aparecer hematomas dentro del músculo.
  • Descansar lo máximo posible y beber mucha agua.

Este artículo sirve para conocer un poco más lo que supone tener un número bajo de plaquetas pero en ningún caso podrá ser sustituto de lo que diga un médico. Siempre será conveniente la consulta con nuestro doctor para que nos recomiende los exámenes de salud adecuados y encontrar la enfermedad que padezcamos así como el tratamiento más conveniente.

Los síntomas de plaquetas bajas mejorarán no solo con los alimentos para subir las plaquetas aquí descritos sino que también lo harán con la medicación que estime nuestro médico y se adapte mejor a la causa o enfermedad que nos genera esta baja cantidad de plaquetas en sangre.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes

  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

  1. Laura

    Excelente información . Muchísimas gracias padezco de esta enfermedad o situación y a. Veces es muy caro darle seguimiento médico.. (mi caso) pero bueno trato de ayudarme con la alimentación..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *