BonomédicoBlogTratamientos capilaresBioestimulación capilar para evitar la caída del pelo

Bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo


Comentar
Publicado en Tratamientos capilares

Los cambios en el cabello, en su tonalidad, su densidad, su brillo y su grosor, son algunos de los signos del envejecimiento de las personas. Pero, además de las emergentes canas, con la edad también hay una menor irrigación sanguínea que conduce a una disminución del aporte de nutrientes y de oxigenación. Todo ello hace que el cabello tenga un aspecto más débil y contribuye a la caída del mismo. La bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo consigue detener la pérdida de cabello y estimular el crecimiento de otro nuevo.

Se trata de un método recomendado para estos y otros casos en los que la pérdida de pelo tiene su origen en factores hereditarios (lo que ocurre en el 90% de los casos), pudiendo aparecer la alopecia en personas jóvenes en torno a los 30 años.


¿Qué es la bioestimulación capilar?

En otros artículos de BonoMédico se ha hablado de los estudios sobre la aplicación de células madre para la alopecia, o de tratamientos de plasma rico en plaquetas. Pues bien, la técnica de bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo es un procedimiento realizado actualmente en muchos centros médicos como remedio para los problemas de calvicie, que consiste en la aplicación en el cuero cabelludo de microinyecciones de plasma rico en factores de crecimiento, que proceden de la sangre del propio paciente. Este plasma, llega directamente al folículo piloso y cumple tres funciones primordiales:

  1. Previene y frena la caída del cabello.
  2. Estimula el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, colágeno y señales de crecimiento celular.
  3. Repara los tejidos del cuero cabelludo que sufran algún tipo de daño.

La terapia actúa con una combinación de nutrientes, -entre los que se encuentran las vitaminas, minerales, ácido nucleído, aminoácidos, ácido hialurónico y coenzimas-, sirven para reestructurar la matriz del cuero cabelludo.

Candidatos a la bioestimulación capilar

Detrás de una pérdida de pelo pueden esconderse muchos factores, el principal  suele ser el relacionado con la genética, que da lugar a la alopecia de tipo androgénico. Esta provoca 9 de cada 10 casos de calvicie, con la problemática añadida de que no existe ningún medicamento que pueda acabar con la enfermedad de forma definitiva, sino que los tratamientos actuales solo consiguen ralentizar el proceso o inducir el crecimiento de cabellos más fuertes. Es decir, la alopecia no se puede curar.

En este sentido, la bioestimulación capilar es una técnica muy avanzada con resultados excelentes en aquellas personas que estén perdiendo cabello de forma leve, es decir, donde la alopecia aún esté en una fase moderada. Se necesita que aún mantengan las raíces del cabello, para que pueda existir revitalización capilar, así que, cuanto antes se aplique, mejores resultados se podrán obtener.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

De esta forma, ayuda a prevenir la caída del cabello y, además, si hay pelos o folículos débiles, el producto los fortalece y los hace crecer. Esto quiere decir que la bioestimulación capilar es un tratamiento idóneo no solo para quienes sufren una frecuente caída de pelo, sino también para quienes quieren mantener su cabello fuerte y sano, y para los que tienen problemas de densidad capilar.

Procedimiento de la técnica de bioestimulación capilar

La bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo es un tratamiento médico que debe ser llevado a cabo por especialistas, en un centro médico. El paciente tendrá que asistir a la consulta para que el especialista analice las causas que provocan la pérdida de cabello, la falta de fortaleza o los problemas de densidad. A partir de ahí, se establecerá el tratamiento más adecuado para revertir la situación y se planificará la ruta del tratamiento.

Suelen ser necesarias varias sesiones mensuales, aunque los resultados pueden empezar a ser visibles con una sola vez que se reciba el tratamiento -generalmente en los primeros 15 días-. Lo habitual es que estas no duren más de 10 minutos, en los que se procede a inyectar con una aguja microscópica una ampoya polirevitalizante en el cuero cabelludo. El proceso se realiza en las zonas alopécicas, donde se evidencia la falta de pelo, y es prácticamente indoloro.

Para un cabello de aspecto más brillante, resistente y saludable, se recomienda combinar la bioestimulación capilar con el láser capilar.

Resultados

Los resultados de la bioestimulación capilar son muy satisfactorios para la inmensa mayoría de los pacientes, en quienes se ha conseguido estimular el crecimiento del pelo, ayudando también a lograr un cabello más fuerte y saludable.

Únicamente en algunos casos aislados el tratamiento no ha arrojado los resultados deseados. En estos pacientes en los que la técnica tarda más tiempo en ofrecer el efecto esperado suelen encontrarse factores externos al procedimiento, como los siguientes:

  • Estrés excesivo.
  • Alimentación deficiente en ciertos nutrientes.
  • Estar en contacto con un ambiente en el que existe una elevada contaminación.

Así, hay algunas recomendaciones que se pueden hacer con el objetivo de mejorar la bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo. Se aconseja tener una dieta equilibrada, donde las frutas, verduras y frutos secos (como las nueces) tengan un papel fundamental, por su alto contenido en aminoácidos, minerales y antioxidantes, fundamentales para el cuidado del cabello. Además, se debe intentar evitar las situaciones excesivamente estresantes o la exposición a ambientes cargados de contaminación.

Asimismo, para obtener los resultados deseados hay que extremar el cuidado del pelo y el cuero cabelludo. De esta forma, entre otros hábitos hay que dejar aparcados los siguientes:

  • El secador y los productos alisantes hay que dejar de utilizarlos, pues suelen resecar el cabello en exceso, contribuyendo a su pérdida.
  • Evitar el uso del gel en demasía, porque este contribuye a taponar los folículos y no permite que el cuero cabelludo respire, lo que hace que el cabello se vuelva quebradizo.
  • Los tintes y colorantes, que pueden deteriorar la salud del pelo.
  • Las sustancias tóxica, como el tabaco, disminuyen la oxigenación del cabello.

Otros tratamientos para evitar la caída del cabello

Como ya se ha señalado antes, la bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo es un tratamiento indicado para personas con una pérdida leve o moderada de cabello. Para aquellos casos en los que la alopecia está más avanzada y el folículo piloso está completamente atrofiado, siendo imposible su reactivación de esta forma, el tratamiento recomendado es el injerto capilar -técnica quirúrgica-, aunque también hay otros, que pueden emplearse de forma independiente o combinada con un trasplante capilar.

Técnicas quirúrgicas de injerto de pelo

El injerto o trasplante de pelo es la técnica más eficaz para repoblar aquellas zonas del cuero cabelludo afectadas por la alopecia, y sus resultados, además, son permanentes. Partiendo de lo dicho antes sobre que la alopecia no se puede curar, lo cierto es que el injerto de pelo sí es una terapia con resultados demostrados para frenar la caída del pelo en personas con alopecia androgénica, aunque el paciente debe tener claro que la enfermedad seguirá estando presente a lo largo de toda su vida.

Entre las técnicas que hay para evitar la caída del pelo, la más tradicional es la FUSS o técnica de la tira, que consiste en extraer los cabellos de la zona donante mediante una fina banda de piel, aproximadamente de unos 20 cm de longitud y un centímetro de ancho, para implantarlos después en las partes alopécicas. Por otro lado, está la técnica FUE, de extracción de unidades foliculares, que permite obtener los folículos uno a uno, de manera individual, a través de un instrumento quirúrgico de unos 0,8 milímetros de diámetro, que puede utilizarse de forma manual o automática.



Una vez extraídas las unidades foliculares con la técnica FUE, estas se preparan para trasladarlas a las zonas calvas del cuero cabelludo, injertando uno a uno los folículos pilosos para que el pelo crezca desde la raíz de forma natural. Con este procedimiento el proceso de cicatrización posterior será más corto, ya que no se usa ni bisturí ni hay suturas. De este modo, se permite que el paciente se recupere a nivel médico de manera inmediata, a las 24 horas del implante, pudiéndose reincorporar a su trabajo y hacer vida  normal unos siete días después de la intervención, salvo que esto implique realizar una actividad física intensa o que le provoque un sudor desmesurado.

Es importante explicar que, con ambas técnicas, el pelo injertado continuará creciendo a lo largo de toda la vida, pues los cabellos trasplantados proceden de las zonas de la cabeza genéticamente codificadas para ello. Si bien, esto no significa que no se vaya a perder pelo después del microinjerto capilar, pues no hay que olvidar el proceso natural de envejecimiento.

Láser capilar

El láser  capilar es una de las técnicas más avanzadas para tratar la calvicie, junto con la incipiente utilización de células madre para la alopecia o el plasma rico en plaquetas. Este tratamiento, como ya se ha dicho, es totalmente indoloro y tiene un proceso de recuperación sencillo y sin muchas molestias para el paciente, ya que al ser una técnica ambulatoria, no es necesario realizar ningún corte ni sutura en la cabeza.

Se ha convertido en uno de los procedimientos más eficaces y válidos para la alopecia y son cada vez más los hombres y mujeres los que deciden combinar el microinjerto con varias sesiones de láser capilar, para mejorar y afianzar los resultados. Otra de sus ventajas está en ser un procedimiento libre de efectos secundarios y que resulta de mucha utilidad para eliminar cualquier tipo de obstrucción alrededor del bulbo piloso. Asimismo, tiene un efecto antiinflamatorio que ayuda a la recuperación de los daños en el cuero cabelludo. También sirve para activar la cicatrización y para reducir la cantidad de cabellos terminales, con lo que los restantes cogen más fuerza.

Plasma rico en plaquetas (PRP)

El plasma rico en plaquetas (PRP) es otro de los tratamientos más novedosos para evitar la caída del pelo. Es un procedimiento capilar que, poco a poco, va aglutinando aceptación entre los pacientes. Sirve para combatir distintos tipos de alopecia. Así, hay estudios de investigación en los que se defiende la importancia de esta técnica para tratar, además de la alopecia androgenética, la caída de pelo provocada por una alopecia areata.

Además, los expertos han verificado que, en el período previo a un injerto capilar, el tratamiento con plasma rico en plaquetas favorece tanto el crecimiento del pelo, como una mayor densidad del mismo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Células madre para evitar la alopecia

Las células madre son aquellas células presentes de forma iliminada en el organismo, y que son capaces de adoptar las funciones específicas de cualquier célula del cuerpo. Así, sirven para regenerar tejidos y órganos.

Las investigaciones y los experimentos con roedores llevados a cabo en los últimos años, han demostrado que las células madre pluripotentes pueden ser inducidas para que se comporten de la misma manera que las células de papila dérmica -las que componen los folículos pilosos-. De esta forma se logra estimular el crecimiento del pelo en zonas alopécicas, donde las células capilares han muerto.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por
    Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *