Rinoplastia en Murcia

Dr. Francisco Pedreño Ruiz

Rinoplastia en Murcia por 3.925 €
Hasta
el
17 dic

La nariz con la que siempre has soñado, al mejor precio

Ahora puedes conseguir la nariz que quieres gracias a esta operación: rinoplastia en Murcia por solo 3.925 € con el Dr. Francisco Pedreño Ruiz.

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que busca resolver problemas estéticos de la nariz, logrando la armonía en el rostro del paciente.

La visita previa es en la consulta privada del Dr. Francisco Pedreño Ruiz, donde te atenderá y te explicará todos los detalles de la operación. La cirugía se llevaría a cabo posteriormente en Hospital Mesa del Castillo. Recuerda que la reserva del bono no te compromete a operarte.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia general y rinoplastia
  • Hospitalización de la paciente (una noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Centros

Hospital Mesa del Castillo

Hospital Mesa del Castillo

Centro médico garantizado

El Hospital Mesa del Castillo es un referente en la sanidad privada murciana desde el año 1947. En los 60 años de experiencia de este centro, que está concertado con el Servicio Murciano de Salud, se ofrece un servicio médico y asistencial que combina las tecnologías más avanzadas con la atención personalizada de un equipo médico y administrativo humano altamente cualificado, dejando claro así el principal interés del centro: la satisfacción del paciente.

Otras ofertas de Rinoplastia en la provincia de Murcia

Rinoplastia en Murcia: más información

La rinoplastia en Murcia es aquella intervención de cirugía cuyo objetivo es alcanzar un mayor equilibrio entre la nariz y la totalidad del conjunto facial mediante la resolución de ciertas complicaciones estéticas, como:

  • Desviaciones nasales hacia la izquierda o hacia la derecha.
  • Nariz aguileña o giba nasal.
  • Defectos ocasionados por alguna afección, un golpe o el consumo de determinadas sustancias, como la cocaína.

Además, en buena parte de los casos, solucionar estas imperfecciones estéticas puede combinarse con la mejora de la funcionalidad, pues, por ejemplo, una desmesurada desviación del tabique de la nariz podría ocasionar una obturación nasal y problemas respiratorios.

¿Cuándo se puede realizar una rinoplastia en Murcia?

Para la realización de una rinoplastia es fundamental tener en cuenta el resto de los rasgos faciales, ya que su éxito dependerá en buena medida de que todos los elementos del rostro formen un conjunto armonioso. Es por ello que es necesario estudiar cada caso de forma individual, ya que cada persona necesita una solución distinta. Su cirujano estético, tras oír los deseos y las pretensiones del paciente, estudiará sus características anatómicas, su edad y le aconsejará sobre la mejor solución para su caso teniendo en cuenta tanto los aspectos estéticos como los funcionales.

Además de realizar modificaciones estéticas, con la rinoplastia en Murcia se corrigen también problemas de respiración.

Además de realizar modificaciones estéticas, con la rinoplastia en Murcia se corrigen también problemas de respiración.

Por regla general, esta intervención quirúrgica suele realizarse desde el interior de la nariz, lo que tiene como ventaja el no dejar ninguna cicatriz en el exterior. No obstante, puede darse el caso de que el cirujano considere mejor opción, dadas las circunstancias específicas del paciente, la de realizar la rinoplastia desde ese exterior, lo que puede ocasionar una cicatriz -aunque casi imperceptible-.

Tras la operación de rinoplastia en Murcia, se le colocarán al paciente unos tapones en las fosas nasales y una férula y vendaje sobre la nariz. Dependiendo de cuál haya sido la operación realizada, estos se retirarán entre cinco y diez días después de la intervención.

¿Por qué las personas se someten a esta cirugía?

La rinoplastia es una de las operaciones de cirugía plástica más populares en el país y se le realiza a las personas para:

  • Aumentar o disminuir el tamaño de la nariz.
  • Disminuir la abertura de las fosas nasales.
  • Corregir un defecto o lesión genéticos.
  • Transformar la forma de la punta de la nariz o del puente nasal.
  • Cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior de la persona.
  • Contribuir a que la persona no tenga problemas respiratorios.

Aunque la operación de rinoplastia es un tratamiento electivo por razones estéticas -en la mayoría de los casos el objetivo es cambiar la forma de la nariz por una más atractiva-, en otros casos la cirugía se realiza para ayudar a aliviar problemas de respiración o porque se tiene una lesión en la nariz.

Hay ocasiones en que la cirugía de rinoplastia responde a criterios funcionales más que estéticos.

En la rinoplastia con fines estéticos, la mayoría de cirujanos plásticos prefieren realizarla después de que el hueso de la nariz de la persona está desarrollado en un 90% del crecimiento de la nariz. Es decir, aproximadamente a los 14 o 15 años en las mujeres y a los 15 años en los hombres, de acuerdo a la Asociación Americana de Cirugía Plástica y Asociación Americana de Cirugía Plástica Facial. No obstante, dicha regla no es definitiva, ya que, cuando se trata de casos con problemas asociados a la salud, se les realiza la rinoplastia a niños pequeños.

Hay que tener en cuenta que, en el caso de que sean menores, siempre se deberá disponer de la autorización de los padres para realizar la intervención quirúrgica de rinoplastia en Murcia, porque en esos casos se trata de casos médicos, más allá de lo estético.

¿Cuáles son los objetivos de la rinoplastia?

  • Obtener resultados naturales.
  • Mantener la funcionalidad nasal.
  • Satisfacer las exigencias estéticas del paciente siempre que sean factibles.
  • Conseguir una respiración adecuada.
  • Alcanzar el equilibrio estético entre la nariz y el resto del rostro.
  • Reparar el tabique "interno" en los casos que sean necesarios.
  • Corregir un defecto congénito.

Estudios preoperatorios necesarios

  • El cirujano plástico hará un examen de otorrinolaringológica funcional nasal para comprobar que no existe ninguna patología respiratoria rinosinusal oculta. Por ejemplo, sinusitis crónica, poliposis, desvío interno del tabique, etc.
  • Análisis de sangre para comprobar el hemograma, glucemia, urea y coagulograma.
  • Radiografía de tórax para evaluar la condición de los pulmones.
  • Electrocardiograma para evaluar que el paciente esté en condiciones para la cirugía.
  • En los casos de pacientes con rinosinusal concomitante, será necesario hacer una tomografía computarizada de macizo craneofacial sin contraste para comprobar cómo se encuentra la condición del paciente.

La cirugía de rinoplastia en Murcia

Para realizar la rinoplastia en Murcia se emplea anestesia local. Al paciente lo adormecerán con algo de sedación para que no sienta dolor en el momento de la cirugía pero que se encuentre consciente (relajado e insensible al dolor). Para esta intervención quirúrgica no es necesaria la anestesia general y dormir a la persona.

La rinoplastia puede durar entre una o dos horas, aunque puede tardar más dependiendo del caso.

La rinoplastia se realizará en el consultorio del cirujano plástico, en una clínica privada o en un hospital. El tratamiento quirúrgico se hace de forma ambulatoria y bajo anestesia local (sedación). Si es una operación más compleja, puede que sea necesario emplear anestesia general y que el paciente permanezca hospitalizado al menos una noche. En caso contrario, el mismo día se puede retirar a su casa.

Para la intervención de la nariz se hace una incisión dentro de las fosas nasales. En otros casos, el corte se puede realizar desde afuera, en el contorno de la base de la nariz, solo que esta última incisión se efectúa cuando se va a trabajar la punta de la nariz o cuando se le va a hacer un injerto de cartílago al paciente.

Una vez finalizada la operación, el cirujano pondrá una férula (metálica o plástica) por fuera de la nariz para ayudar a mantener la nueva forma del hueso. Otros cirujanos prefieren colocar férulas plásticas o tapones de algodón nasales en las fosas nasales para contribuir a conservar estables la pared divisoria del tabique.

Una vez el hueso de la nariz del paciente se encuentra completamente desarrollado, se podrá optar a esta cirugía.

Una vez el hueso de la nariz del paciente se encuentra completamente desarrollado, se podrá optar a esta cirugía.

¿Qué tipo de técnica se usa? ¿Rinoplastia cerrada o rinoplastia abierta?

Actualmente hay dos tipos de técnicas para ejecutar la rinoplastia en Murcia. La primera se llama “técnica cerrada”, que consiste en que las incisiones se hacen por dentro de los orificios nasales. De esta forma, las cicatrices quedan invisibles. A la segunda se le conoce como “técnica abierta”, que realiza la incisión en la columela, es decir, la columna que divide los orificios nasales por debajo.

La técnica a utilizar va a estar determinada por el problema que se necesita solucionar en la nariz y será el cirujano plástico quien decida cuál es la que se va a emplear.

La “técnica abierta” deja una cicatriz casi invisible en la columela. El paciente puede observarla con la ayuda de un espejo en la parte de debajo de la nariz. Sin embargo, el resto de las personas no la van a percibir, al menos que sea el mismo paciente quien les muestre dónde se encuentra.

Período postoperatorio

Tras la rinoplastia, que en la mayoría de los casos se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria, el paciente se irá a su casa el mismo día de la cirugía. Solo es necesario que un familiar o un amigo lo acompañen de regreso a su domicilio.

Es completamente normal que, después de la rinoplastia, la nariz y la cara se inflamen y duelan. También los dolores de cabeza son comunes. Para controlar estas molestias, el cirujano plástico prescribirá antiinflamatorios y analgésicos. Además, recetará antibióticos para prevenir una infección.

El tapón nasal se retira aproximadamente a los 3 o 5 días siguientes a la operación de rinoplastia.

Al retirar el tapón, la persona se sentirá más cómoda y su período de recuperación será más tranquilo, ya que podrá comenzar a respirar por la nariz. Antes de ese tiempo (con los tapones en sus fosas nasales), tendrá que respirar por la boca.

La recuperación completa de la rinoplastia en Murcia tarda varias semanas debido a que la cicatrización es un proceso paulatino. La punta de la nariz, sobre todo cuando se hizo la incisión con la “técnica abierta”, puede presentar inflamación y entumecimiento durante unos meses. Es muy probable que el paciente no pueda ver los resultados finales hasta después de un año.

¿En cuánto tiempo regresaré a mis actividades diarias?

El paciente regresará a realizar sus actividades paulatinamente. Aquellas que no requieran mucho esfuerzo y sean dentro de la casa, las puede hacer después de dos días de la operación. No obstante, debe tener un gran cuidado de no mirar durante mucho tiempo hacia abajo.

Las actividades de trabajo o estudio se podrán reanudar después de nueve días tras la operación.

Y para aquellas actividades físicas que requieran de gran esfuerzo, el paciente deberá de esperar de tres semanas a un mes, pero todo dependerá de las recomendaciones del cirujano plástico.

El paciente no se debe exponer al sol hasta que ya no se tengan hematomas, lo que ocurre después de un mes de la operación.

La rinoplastia en Murcia suele arrojar unos resultados muy satisfactorios para sus pacientes después de varios meses.

La rinoplastia en Murcia suele arrojar unos resultados muy satisfactorios para sus pacientes después de varios meses.

Riesgos o complicaciones de la rinoplastia en Murcia

Problemas más habituales

Afortunadamente, los riesgos y complicaciones de la rinoplastia en Murcia son poco frecuentes. Sin embargo, como en toda cirugía plástica, siempre van a existir los asociados cualquier intervención. Es importante que las personas los conozcan:

  • Sangrado, sobre todo en aquellas personas que fuman.
  • Infección en la nariz.
  • Hematomas.

Por su parte, los efectos secundarios de la anestesia serían:

  • Reacciones negativas a los fármacos.
  • Problemas respiratorios.
  • Vómitos.
  • Dolor de cabeza.

Después de la rinoplastia, los pequeños vasos sanguíneos rotos aparecerán como pequeños puntos rojos sobre la superficie de la piel.

Otros posibles riesgos

Cuando la cirugía se realiza con la “técnica cerrada”, no quedan cicatrices visibles. Si se realiza con la “técnica abierta” para reducir las fosas nasales anchas, quedará una cicatriz pequeña en la base de la nariz, pero solo el paciente la podrá ver con la ayuda de un espejo (como ya lo explicamos antes).

En algunos casos, puede que se requiera una segunda operación para corregir una deformidad menor en la nariz que haya quedado de la anterior cirugía. Afortunadamente esto se da en contadas ocasiones.

Para que los riesgos y complicaciones disminuyan al máximo, será necesario que el paciente siga las indicaciones que el cirujano plástico le diga para que las cumpla antes y después de la cirugía. De esa forma, los peligros se reducen y las probabilidades de éxito de la operación crecen, casi asegurándose tener una operación exitosa con unos resultados satisfactorios. El cuidado del paciente en el preoperatorio y postoperatorio de la rinoplastia en Murcia ayuda de gran manera.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Murcia

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.