Abdominoplastia en Granada

Dr. Julio Villalba Jiménez

Abdominoplastia en Granada por 4.390 €

Tener un abdomen plano ya no está fuera de tu alcance

BonoMédico te trae una abdominoplastia en Granada por solo 4.390 € en lugar de 5.600 €, con la que obtendrás el vientre plano que deseas de la mano del Dr. Julio Villalba Jiménez.

La abdominoplastia es un tipo de cirugía que se realiza bajo anestesia general y que consiste en eliminar el sobrante de grasa y piel de la parte media y baja del abdomen y reforzar sus paredes musculares. Así se remodela el vientre, la cintura y la forma general del tronco, logrando una figura más proporcionada y estética. Está especialmente indicada en mujeres que han tenido varios embarazos o en aquellas personas que padecían obesidad mórbida y que, tras una pérdida masiva de peso, ven cómo la piel del tronco les cuelga demasiado. Suele ser necesaria una breve hospitalización (a criterio del facultativo), tras la cual el paciente puede regresar a casa por su propio pie. Se puede recuperar de inmediato el ritmo de vida normal, aunque no se deben hacer esfuerzos físicos durante dos semanas aproximadamente.

El Dr. Julio Villalba Jiménez te atenderá en la consulta previa incluida en el bono, donde estudiará tu caso y resolverá todas tus dudas acerca de la intervención. Esta consulta no tiene compromiso y tras ella puedes decidir libremente si te interesa someterte a la intervención, que se llevaría a cabo más adelante en Hospital Inmaculada o Hospital Vithas Nuestra Señora de la Salud.

Servicios incluidos

  • Consulta previa.
  • Anestesia general.
  • Abdominoplastia. Incluye la corrección de distases de rectos.
  • En caso de ser necesaria una abdominoplastia circular o bien una miniabdominoplastia, el precio varía (ver más arriba).
  • Hospitalización de un día con uno o dos drenajes.
  • Visitas postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Liposucción de flancos (coste adicional de 1.000 €).
  • Faja post-operatoria ni otro tipo de accesorios.
  • Posibles complicaciones fuera del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Julio

Dr. Julio Villalba Jiménez

Cirujano plástico
  • Pertenece a la Sociedad Española de Cirugía Plastica, Reparadora y Estética (SECPRE) y a la Sociedad Internacional de Cirugía Plastica y Estética (ISAPS).
  • Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y Especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora por la Universidad Autónoma de Madrid, con formación vía MIR, en el Servicio de Cirugía Plástica Estética y Reparadora del Hospital Universitario La Paz de Madrid.
  • También es profesor del curso de disección de la mano en el Departamento de Morfología de la Universidad  Autónoma de Madrid.
  • Ha realizado numerosos cursos postsgraduado en Clínica Dr. Ivo Pintaguy, Dr. Laycir Riveiro en Río de Janeiro (Brasil), Clínica Dr. Rollin Daniel (Newport Beach, California), Cirugía estética de la nariz Dr. Roderick Hester (Atlanta, Georgia), Cirugía estética y reconstructiva de la mama.
  • Es facultativo especialista de área del Servicio de Cirugía Plástica Estética y Reparadora del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada.

Centros

Hospital Inmaculada

Hospital Inmaculada

Centro médico garantizado

El Hospital de la Inmaculada Concepción de Granada está situado en un enclave privilegiado con vistas a Sierra Nevada, la Alhambra, la Vega de Granada y en la ribera del rio Genil. Cuenta con una amplia cartera de servicios, equipamiento y tecnología de última generación que le han permitido situarse como centro médico de referencia de la sanidad privada granadina. Las instalaciones, dotadas de 92 habitaciones individuales con cama de acompañante y un equipo humano de prestigio entregado a la tarea de satisfacer a pacientes y familiares, conforman el principal valor del centro.

Abdominoplastia en Granada: más información

A la cirugía estética que se realiza en la pared abdominal se denomina abdominoplastia en Granada. Con esta técnica se consigue dar una mejor apariencia a la piel y a la musculatura del abdomen, estirando y tonificando la zona. Se utiliza en casos en los que hay flacidez y exceso de tejidos, como después de haber perdido mucho peso o tras varios embarazos.

La complejidad de la intervención dependerá del problema que haya que resolver y de la extensión de la zona a tratar, así, si el área a tocar es pequeña tal vez sea suficiente con una mini abdominoplastia, pero si se trata de una reconstrucción mayor, habrá que recurrir al procedimiento convencional.

Abdominoplastia en Granada

La abdominoplastia se realiza con anestesia general, normalmente, en un quirófano equipado con todos los instrumentos necesarios y con un cirujano plástico especializado en este tipo de intervenciones. De esta forma, se garantiza una adecuada y rápida respuesta en el caso de que se presente alguna complicación a lo largo del proceso.

La abdominoplastia en Granada es una cirugía estética con la que se mejora la apariencia de la piel y músculos abdominales.

La abdominoplastia en Granada es una cirugía estética con la que se mejora la apariencia de la piel y músculos abdominales.

Puesto que el paciente estará completamente dormido durante la intervención, no sentirá ningún dolor ni molestia. La duración de la cirugía de abdominoplastia en Granada dependerá del grado del problema a resolver, aunque de media se empleará entre dos y seis horas. Una vez finalizada la operación, el paciente tendrá que permanecer hospitalizado aproximadamente tres días.

Detalles de la técnica

Una vez que el paciente está bajo los efectos de la anestesia general, el cirujano podrá comenzar la intervención de abdominoplastia en Granada. En primer lugar, se realiza una incisión en en la parte baja del abdomen, por encima de la zona púbica. A través de esa incisión, el especialista accede a la pared abdominal, desde donde puede eliminar el exceso de piel y tensar los músculos. Así, se consigue un vientre plano y más firme. 

Posteriormente el cirujano plástico cierra la incisión con una sutura, pero introduce unos tubos pequeños y planos que sirven para drenar todo el líquido de la cavidad y que este salga fuera del corte. Al transcurrir unos días se retiran. También se le coloca al paciente un vendaje elástico que dé firmeza al abdomen.

En las cirugías menos complicadas, el especialista puede auxiliarse de un aparato médico llamado endoscopio, que son cámaras pequeñísimas que son introducidas en la piel por medio de incisiones bastantes pequeñas.

Estas se conectan al monitor de vídeo en el quirófano y le permiten al cirujano ver el área en donde está trabajando. Él debe eliminar los excesos de grasas con otro tipo de herramientas pequeñas que son introducidas a través de otros cortes pequeños. A este tipo de cirugías se les conoce como cirugías endoscópicas.

Razones para someterse a una abdominoplastia

La abdominoplastia es un tipo de cirugía estética, por lo cual, la razón por la que la mayoría de pacientes se somete a ella es el deseo de mejorar su aspecto. No obstante, además de una mejora notable en la estética del abdomen y del cuerpo en general, la cirugía abdominal también se recomienda en otros casos. Uno de ellos es cuando una persona ha perdido mucho peso y quedan excesivos pliegues en la piel que provocan problemas dermatológicos como infecciones cutáneas.

La abdominoplastia en Granada funciona en los siguientes casos: 

Para las mujeres que han tenido varios embarazos, la abdominoplastia en Granada ayuda a recuperar la figura.

Para las mujeres que han tenido varios embarazos, la abdominoplastia en Granada ayuda a recuperar la figura.

  • El ejercicio y la dieta no han brindado una solución para mejorar el tono del músculo abdominal, por ejemplo en mujeres que han sido madres más de una vez.
  • El músculo y la piel no recobran el tono normal, por lo que puede ser un problema para las personas que fueron obesas y que bajaron mucho de peso.

La técnica de abdominoplastia no es una cirugía mayor y es por ello que el paciente tiene que estar suficientemente informado sobre la intervención médica a la que será sometido, y también debe ser consciente que no es una cirugía para bajar de peso.

Posibles riesgos

Aunque mínimos, la abdominoplastia en Granada tiene los mismos riesgos que cualquier cirugía con anestesia, y otros propios de esta intervención. Los más importantes que hay que señalar son los siguientes:

  • Problemas respiratorios
  • Sangrado
  • Hematomas
  • Infecciones
  • Inflamación
  • Problemas con la cicatrización
  • Daño a órganos internos.
  • Coágulos de sangre
  • Temperatura corporal baja durante la operación
  • Daño a los nervios que puede causar dolor
  • Pérdida de piel

Antes de la cirugía de abdominoplastia en Granada

Como parte del preoperatorio, le debe contar al médico las dudas sobre:

  • En el caso de las mujeres, hay que valorar las posibilidades de estar embarazada.
  • Los medicamentos, suplementos e hierbas que está tomando, incluso si consume algún tipo de droga. 
    Antes de tomar la decisión de operarse, el paciente debe conocer los posibles riesgos de la cirugía.

    Antes de tomar la decisión de operarse, el paciente debe conocer los posibles riesgos de la cirugía.

También, días antes de la cirugía:

  • Se pueden solicitar que deje de tomar aspirinas e ibuprofeno o cualquier medicamente que afecte la coagulación de la sangre.
  • Tiene que preguntarle al médico los tipos de fármacos que tiene que tomar el día de la cirugía.
  • Si el paciente fuma, debe tratar de dejar el hábito, y debe dejar de fumar durante dos semanas antes de la cirugía, por lo menos, ya que el tabaquismo aumenta los riesgos de dificultades en la cicatrización.

El día de la intervención

  • Los fármacos prescritos por el especialista se habrán de ingerir acompañados de un pequeño sorbo de agua.
  • El paciente se personará en el hospital no más tarde de la hora estipulada por el especialista.
  • En la mayoría de los casos, no podrá ingerir alimentos sólidos o líquidos tras la medianoche previa.

Postoperatorio

El tiempo de recuperación dependerá de la condición física y del estado de salud propio de cada paciente, pero sobre todo de lo extensa que haya sido la abdominoplastia en Granada. Debido a esto, es difícil concretar un periodo concreto que sirva a todo el mundo, de manera que será el especialista quien evalúe cada caso. En algunos casos, el paciente regresa a la rutina todavía con un poco de inflamación y de dolor.

Es normal que el paciente sienta un poco de dolor y cierta incomodidad durante los primeros días después de la cirugía para lo que el cirujano le recetará analgésicos. Probablemente el regreso al trabajo lo hará en las siguientes cuatro semanas. Así, en relación con la recuperación, no será posible hacer actividad física de inmediato, si bien el tiempo de reposo tiene que estar acorde a la dimensión de la operación que se ha realizado.

El médico es el encargado de retirar los puntos de la sutura, es por eso que tiene que programar una cita para esta retirada. Las cicatrices se vuelven más planas y más claras durante los próximos tres o seis meses.

El postoperatorio de la abdominoplastia puede resultar un poco doloroso, pero el cirujano le recetará analgésicos para aliviar las molestias.

Consejos para la recuperación

Cuando se reanuden las actividades deberá ser según los consejos del médico que a continuación se explican:

  • Evitar la actividades extenuantes y cualquier factor que le provoque tensión durante las siguientes seis semanas.
  • El descansar con las piernas y las caderas dobladas durante la recuperación hace que se reduzca la presión sobre el abdomen y eso ayudará a minimizar las molestias.
  • También tiene que usar un soporte elástico similar a una faja durante dos o tres semanas para que brinde apoyo extra en el tiempo en que cicatriza.
  • Tampoco tiene que exponer el área al sol, porque eso puede perjudicar la cicatrización y oscurecer el color, por lo que debe cubrirla cuando se exponga al sol, y no es recomendable que utilice una crema especial hasta que la incisión este curada.
  • En general, los especialistas coinciden en aconsejar a los pacientes que eviten realizar esfuerzos, ejercicio físico y que tampoco mantengan relaciones sexuales hasta dos semanas después de la operación.
  • Es importante evitar la tensión en la zona, así como levantar objetos pesados o agacharse, ya que eso le puede causar más hinchazón o provocarle un sangrado.
  • Si el dolor es intenso hay que informar al cirujano para que recomiende qué hacer.

Resultados de la abdominoplastia

Los resultados de la abdominoplastia en Granada se podrán ir viendo progresivamente.

Los resultados de la abdominoplastia en Granada se podrán ir viendo progresivamente.

Sobre los resultados de la cirugía abdominal, lo más importante es saber que estos no serán visibles hasta que hayan pasado unos seis meses desde la intervención, aunque para observar el resultado definitivo habrá que esperar un año, aproximadamente.

La mayoría de las personas que pasan por una abdominoplastia en Granada quedan muy contentas con los resultados y experimentan la nueva sensación de confianza y autoestima. Los primeros días el abdomen estará inflamado y puede que tenga algunos moretones, de forma que el cambio no será perceptible.

La cicatriz también será bastante notoria al principio, pero después de los primeros seis meses comenzará a reducirse y será más imperceptible (aunque no desaparece por completo). Hay que decir que el aspecto final de la cicatriz, y la duración del proceso de cicatrización, dependerá de cada paciente y de su tipo de piel.

Muchas de las personas son autorizadas para reiniciar una vida normal después de los 30 días posteriores a la cirugía y transcurridos 15 días podrá realizar cualquier actividad física (mantener relaciones sexuales, por ejemplo) o deportes, según las indicaciones del médico. 

Si lo que se tiene es un problema de obesidad, la abdominoplastia no es la técnica recomendada para perder peso; el paciente deberá estar en un peso óptimo.

La principal ventaja de la abdominoplastia en Granada es la duración, porque es casi permanente, si se tienen los cuidados y no hay un nuevo embarazo. Además, esta técnica consigue eliminar las estrías. En los casos de que se presente, se podrá someter a una nueva abdominoplastia, pero si es un aumento ligero de peso, no será necesario recurrir al bisturí.

Diferencias entre la abdominoplastia y la liposucción

Muchas personas creen que la liposucción y la abdominoplastia son la misma técnica o que sirven para los mismos fines. Pero esto no es así por varias razones básicas. Lo primero es que la cirugía abdominal es un procedimiento quirúrgico más complejo que no solo requiere más tiempo de intervención, sino que compromete más al organismo y que, por tanto, también necesita de más días de postoperatorio.

Pero, además, la abdominoplastia y la liposucción no sirven para lo mismo, aunque en muchos pacientes se recomienda combinar ambas técnicas en la misma operación para mejorar los resultados:

  • La liposucción se usa exclusivamente para eliminar acúmulos de grasa que puede estar localizada en el abdomen, pero también en otras partes del cuerpo (brazos, glúteos, papada, etc.).
  • Mientras que la abdominoplastia trabaja con la piel y los músculos y únicamente se lleva a cabo en la zona abdominal.

Alternativas posibles a esta técnica

No todas las personas son candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia, y muchas de las que sí cumplen con el perfil también pueden optar por otras soluciones. Pero, ¿cuáles son esas opciones?

Frente a la liposucción, la abdominoplastia en Granada es una técnica que ofrece ciertas ventajas.

Frente a la liposucción, la abdominoplastia en Granada es una técnica que ofrece ciertas ventajas.

En primer lugar, hay que saber que este tipo de cirugía no es una solución para bajar de peso, y en los casos en que el paciente tenga obesidad, antes de recurrir a la abdominoplastia habría que someterse a una régimen estricto de ejercicios y dietas. En los casos extremos en que la persona tiene mucha piel y tejidos colgando, lo que se recomienda es una Paniculectomia, una técnica parecido a la abdominoplastia pero más especializada.

Por otro lado, cuando el problema a resolver es pequeño se puede descartar la abdominoplastia convencional y optar por una mini abdominoplastia, un procedimiento mucho menos invasivo. Está indicada, por ejemplo, para mujeres que han tenido varios embarazos y que como consecuencia de ello tienen mucha flacidez en la parte baja del abdomen.

Mini abdominoplastia

La mini abdominoplastia consiste en hacer una pequeña incisión en la parte baja del vientre, para eliminar la piel sobrante y tensar los músculos. Si es necesario, se puede combinar con una liposucción.

Cuando el problema es solo por tener la piel descolgada, se retira el exceso sin afectar a los músculos del abdomen. Mientras que en los casos en los que hay acúmulos de grasa, se realiza una liposucción para extraerla.

Después de la cirugía,el paciente tiene que animarse y salir de cama para caminar un poco, eso le servirá para tener una buena circulación en la sangre. Aun si el paciente considera que no puede ponerse de pie y colocarse erguido, lo recomendable es que no esté sentado por largos períodos de tiempo durante los primeros días.


  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico
 
 

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.