Rinoplastia en Gijón

Dr. Carlos Benedet


4.20 de 5 (5 opiniones)
Rinoplastia en Gijón por 3.500 €
Hasta
el
10 dic

Presume de nariz sin gastar una fortuna

La nariz que siempre has deseado está en Gijón y cuesta menos de lo que pensabas: rinoplastia en Gijón por solo 3.500 € con el Dr. Carlos Benedet.

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que pretende resolver problemas estéticos de la nariz, alcanzando una mayor armonía en el rostro del paciente y obteniendo un resultado hermoso y de aspecto natural.

En la consulta previa incluida en el bono, el Dr. Carlos Benedet te atenderá y solucionará tus dudas acerca de la intervención. Ésta se llevará a cabo en una fecha posterior en Policlínico Salud 4.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Rinoplastia.
  • Hospitalización del paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Carlos

Dr. Carlos Benedet

4.20 de 5
(5 opiniones)

Cirujano plástico
  • Licenciado en Medicina y Cirugía en la facultad de medicina de la Universidad de Oviedo.
  • Especialista via MIR en el Hospital Universitario Central de Asturias.
  • Médico adjunto del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Universitario Central de Asturias.
  • Jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Centro Médico de Asturias.
  • A partir del año 2004, ejercicio libre de la profesión.
  • Miembro de la SECPRE.

El Dr. Carlos Benedet posee además una dilatada experiencia tanto en Cirugía Estética, como en Cirugía de la Mano, atención al quemado y sus secuelas, Cirugía Reconstructiva, Cirugía Oncológica, etc.

Otras ofertas de Rinoplastia en la provincia de Asturias

Rinoplastia en Gijón: más información

La rinoplastia en Gijón es una intervención quirúrgica que permite modificar el tamaño, la forma y el aspecto de la nariz, proporcionando un resultado totalmente natural, en armonía con el resto de la cara. También permite tratar problemas congénitos y solucionar patologías que afectan a la respiración nasal. La rinoplastia permite aumentar o disminuir el tamaño de la nariz o de los orificios nasales y modificar su forma. Si en la intervención se actúa sobre el tabique nasal para mejorar la respiración nasal se habla de rinoseptoplastia.

La rinoplastia en Gijón se puede realizar en toda persona que busque mejorar la estética de su nariz y de su cara, aunque para ello debe gozar de buena salud y de una adecuada estabilidad emocional. Se valora las necesidades y deseos de los pacientes para de esta forma conseguir un resultado acorde a sus expectativas.

Se recomienda realizarla a partir de los 18 años ya que antes puede haber un desarrollo fisiológico, y además es importante la madurez emocional que se adquiere con la edad.

La rinoplastia en Gijón es una cirugía utilizada para cambiar la forma y tamaño de la nariz.

La rinoplastia en Gijón es una cirugía utilizada para cambiar la forma y tamaño de la nariz.

¿En qué consiste la rinoplastia en Gijón?

Para realizar una rinoplastia en Gijón previamente se realiza un examen médico para valorar el estado del paciente y poder escoger la mejor opción. Hay que descartar la existencia de patologías que contraindiquen la intervención. La rinoplastia se realiza habitualmente con anestesia general, y en ocasiones con anestesia local más sedación. El cirujano remodela la nariz, el hueso y cartílago, para de esta forma conseguir la forma deseada. La vía de abordaje es por el interior de la nariz, lo que permite que la cicatriz no sea visible.

La operación dura generalmente entre 1 y 2 horas. Tras la misma, se coloca una férula de escayola, la cual ayuda a mantener la forma conseguida en la operación. Se colocan unos tapones nasales, muy útiles para controlar riesgos como la hemorragia, y además fijan la nariz durante la recuperación.

¿Qué sucede tras la operación de rinoplastia?

Algunas consecuencias de la cirugía son molestias o dolores leves. Ante tales casos, se recomiendan antiinflamatorios y analgésicos. Durante las 24 horas iniciales, es aconsejable permanecer tumbado y con la cabeza levantada. La inflamación y el edema irán desapareciendo poco a poco.

Transcurridos unos siete días, se procede a retirar la férula.

Durante esta primera semana:

  • No se ha de sonar la nariz con fuerza.
  • Se evitará el exceso de esfuerzos.
  • Se prestará atención al tomar el sol.

Pese a que existen muchas hipótesis acerca de la operación de nariz, la apariencia de esta mejora cada día. Alrededor de doce meses después se podrán apreciar los resultados finales. En ese momento, el paciente se sentirá mucho más seguro y confiado, pues el desenlace de una cirugía de rinoplastia en Gijón resulta excelente.

¿Cuándo se recomienda la cirugía de nariz?

Rinitis hipertróficas (RH)

Las rinitis hipertróficas (RH) constituyen una patología en la que se incluyen afecciones vasculares, inflamatorias y degenerativas cuyo síntoma común es la insuficiencia respiratoria nasal. Todo proceso inflamatorio de mucosa nasal que persiste en el tiempo, determina modificaciones estructurales que fundamentalmente responden en una primera etapa al edema e infiltración celular a lo que se suma luego la ectasia vascular: la última etapa es la fuerte reacción fibrosa irreversible del corion.

Las personas que tienen una patología de rinitis hipertórfica y deseen someterse a una rinoplastia tienen que consultar con el cirujano para que valoren su caso. Todos estos fenómenos implican un aumento de espesor de la mucosa, aumento que reduce el espacio libre de las fosas nasales y determina una insuficiencia funcional cuyo grado dependerá del grosor de la mucosa. La solución quirúrgica mediante la rinoplastia en Gijón no es frecuente.

La rinitis hipertrófica suele manifestarse mediante ciertas dificultades de respiración.

Tipos de rinitis hipertrófica

Se distinguen dos tipos de RH, la forma congestiva y la esclerosa, aunque tal matización es puramente convencional ya que no se trata de dos tipos, sino de dos momentos evolutivos del mismo proceso. En la forma congestiva, los cornetes inferiores muy aumentados de volumen, están en contacto con el tabique y con el suelo de las fosas nasales e impiden el paso del aire: la mucosa, de color rojo intenso y blanda al tacto con el estilete y permite comprobar que la porción ósea del cornete inferior no ha sufrido alteración alguna.

Por lo que respecta a la llamada forma esclerosa, diremos que se trata de la culminación del proceso por cuanto el tejido noble de la mucosa ha sido sustituido por conectivo fibroso. En la exploración, el aspecto de la mucosa es similar en cuanto a volumen, no así en cuanto a color ni consistencia, ya que ahora es de tonalidad grisácea y dura al tacto.

Normalmente, el objetivo de la rinoplastia en Gijón es mejorar la estética de la nariz.

Normalmente, el objetivo de la rinoplastia en Gijón es mejorar la estética de la nariz.

La RH se inicia de forma insidiosa y progresiva con dificultad respiratoria nasal más acusada en la inspiración, dificultad que unas veces permanece inmutable y otras tiene períodos de remisión dependientes de la cantidad de sangre que queda retenida en los espacios cavernosos de la submucosa.

La dificultad respiratoria aumenta con el decúbito, en cuya posición se da el conocido cuadro de la mal llamada rinitis basculante, que consiste en que el lado por el que peor se respira es el que está junto a la almohada. La obturación nasal que obliga al paciente a respirar por la boca de forma casi permanente, determina, además de la sensación de pesadez cefálica, una serie de molestias faríngeas de las que la sensación de sequedad y ardor es la más constante, y la más enojosa la tos irritativa preferentemente nocturna.

Se puede decir que en su etapa inicial la RH es un puro problema vascular: luego, la reiteración de episodios agudos intermitentes que se inician con los primeros fríos y que cada vez tardan más en remitir, conducirá a la degeneración de la mucosa. Si esta degeneración avanza y llegar a afectar al hueso puede resultar necesaria la cirugía reparadora como la rinoplastia en Gijón.

La hipertrofia de cola de cornete inferior

Aunque en la mayoría de las ocasiones el aumento de espesor de la mucosa condicionante de la dificultad respiratoria es uniforme, en alguna afecta sólo a la cola del cornete inferior; es decir, es una RH localizada en un sector muy concreto, que determinará apreciable dificultad respiratoria durante la inspiración y muy acusada durante la espiración, ya que la zona engrosada actúa entonces a modo de válvula de cierre.

El proceso, en principio de puro origen vascular, ocurre normalmente desde los 30 años.

Alcanzada la treintena, los repetidos episodios inflamatorios modifican la circulación de retorno.

A partir de esta edad, la estasis sanguínea a nivel de los espacios cavernosos caudales determina la compresión de la arteria nutricia, con el consiguiente déficit de oxigenación y reacciones anómalas del simpático local.

La persistencia de tal situación conduce a un aumento de la permeabilidad parietal de los senos venosos, con salida de plasma y elementos formes a los espacios intersticiales, de aquí el edema y los infiltrados celulares sobre los que se injertarán los fenómenos degenerativos de tipo escleroso limitados tan sólo al sector donde el aporte de oxígeno creó una hipoxia segmentaria.

La acción de válvula de la cola hipertrofiada que dificulta el paso del aire procedente del pulmón se acentúa en el decúbito, lo que obliga al enfermo a dormir con la boca abierta con las consiguientes molestias faríngeas subsiguientes. Por otra parte, la inmediata vecindad entre la masa hipertrófica y el ostium tubárico determina en ocasiones trastornos de audición.

La rinoscopia anterior es poco demostrativa, no así la posterior en la que se pueden ver los polos posteriores de los cornetes ocluyendo parcialmente o totalmente las coanas.

Tras una rinoplastia en Gijón hay que seguir todas las indicaciones del cirujano.

Tras una rinoplastia en Gijón hay que seguir todas las indicaciones del cirujano.

Rinitis atróficas (RA)

Son dos aspectos primordiales los que caracterizan el cuadro clínico de una rinitis atrófica:

  • La atrofia de la mucosa y la estructura de huesos y cartílagos de las fosas nasales.
  • La acumulación de las sustancias segregadas por parte de esta mucosa atrófica.

En caso de que ambas cuestiones se acompañen de fetidez en el aliento, estaremos ante una rinitis ocenosa u ocena. Por lo tanto, existen dos clases de rinitis atrófica: la simple y la fétida.

Fetidez y Ocena

Respecto a la fetidez hay que señalar que en algunos casos no es constante, sino que aparece en determinadas horas del día, y en la mujer en una fase determinada de su ciclo sexual.

La fetidez es el gran problema social del portador de una RA ya constituida, pero no el básico del proceso, ya que llevando una serie de cuidados es posible hacerla desaparecer temporalmente aunque la atrofia no se modifique y siga su curso progresivo. Una RA no fétida puede evolucionar durante años sin llamar la atención del paciente, ya que su sintomatología y las molestias que determina no son importantes ni llaman su atención.

Otro es el caso del ocena. Aquí, el enfermo no nota su mal olor, pero sí lo notan quienes le rodean.

Las reacciones de desagrado concluyen por llamarle la atención si antes no hay alguien que le informa de lo que ocurre.

Proceso más frecuente en la mujer, se inicia con la pubertad para alcanzar su apogeo entre los 15 y los 25 años y crea problemas de convivencia difíciles de solucionar por cuanto quien lo padece no tiene conciencia de la fetidez de aliento y no acierta a comprender el vacío que se le hace.

Existe desde luego un proceso degenerativo de las formaciones glandulares que termina con su desaparición, y hay también una transformación fibrosa del conectivo. Pero lo fundamental, lo que afecta al epitelio no está nada claro.

Lo más destacable es la degeneración mucoide de las células ciliadas que quedan convertidas en una auténtica papilla a expensas de cuya desecación se forma la armadura de las costras: una vez eliminadas éstas dejan pérdida de sustancia en islotes que pueden llegar hasta la basal, y que se cubren por proliferación de las células próximas.

Lo que resulta evidente es la ausencia de lesiones específicas. En las primeras fases predominan las de tipo inflamatorio inespecífico con edema del conectivo, infiltrados pericapilares y dilatación de los vasos que presentan sus paredes adelgazadas. Las personas que sufren lesiones óseas en la nariz pueden llegar a necesitar una cirugía de rinoplastia en algún momento de su vida.

Luego la mucosa se retrae, las células caliciformes quedan como aplastadas, y la infiltración y fibrosis del conectivo conducen a una especie de plegamiento de los acinis glandulares que acaban por atrofiarse dejando un vacío que rellenarán linfocitos y células histiocitarias. Avanzado el proceso, las lesiones degenerativas conducen a la esclerosis de la mucosa, al mismo tiempo que una metaplasia convierte el epitelio ciliado en plano estratificado.

Rinoplastia y lesiones óseas

El periostio inicialmente infiltrado se fibrosa y une a la mucosa, mientras que el esqueleto de los cornetes que cae en una situación circulatoria deficitaria se va adelgazando, se fragmenta y termina por reabsorberse.

Las lesiones óseas presentan cierta semejanza en relación a la osteomalacia.

Estas lesiones óseas pueden llegar a necesitar una cirugía como la rinoplastia en Gijón que repare la situación creada

Las costras de tamaño y consistencia variables, pequeñas y duras a veces, otras blandas y enormes, tienen un color que oscila entre el amarillo-verdoso y el tabaco. Están muy adheridas a la mucosa y su eliminación cuesta enormes esfuerzos al sonarse.

La cefalea se suele localizar en el polo frontal, y se debe a que la acumulación de secreciones secas en el meato realiza un auténtico síndrome de vacuum sinus. Con independencia de esto, en las mujeres jóvenes ocenosas hay una cefalea premenstrual que coincide con un aumento de espesor y consistencia de las costras, que toman un color achocolatado debido a las múltiples hemorragias microscópicas de la mucosa situada bajo ellas.

Algunos tipos de lesiones óseas pueden resolverse con una rinoplastia.

Algunos tipos de lesiones óseas pueden resolverse con una rinoplastia.

Otros casos que precisan esta cirugía

Resulta por demás curioso que en las RA avanzadas, en las que hay unas fosas amplísimas por la desaparición del esqueleto de los cornetes, el enfermo dice tener la nariz taponada hasta el punto de verse obligado a respirar constantemente por la boca. La cirugía, entre ellas la rinoplastia en Gijón, ayuda a eliminar estos problemas respiratorios.

En cuanto a la anosmia, es la consecuencia lógica del agotamiento por fatiga de los receptores olfatorios sometidos a un estímulo permanente.

En muchos enfermos basta un simple golpe de vista para hacer el diagnóstico, que se confirmará por el inconfundible y desagradable olor del aliento. Cuando el cuadro está ya plenamente constituido, hay atrofia del esqueleto osteocartilaginoso, y amplios orificios vestibulares con lesiones fisurarias. La intervención quirúrgica en las fosas nasales que algunos casos conlleva una rinoplastia en Gijón es una de las soluciones en los casos más avanzados.

Comentarios

Carlos Benedet: 5 comentarios

Fany

Mi mejor decisión, elegir al Dr. Benedet como mi cirujano para una mamoplastia de aumento. Excelente profesional, sincero, directo, realista, atento y muy buen cirujano. Todas las dudas las responde con lógica y argumentos. Domina el campo y consiguió plasmar y unificar lo que yo quería con las posibilidades médicas. Lo recomiendo con los ojos cerrados, los puntos de sutura apenas se notan. Gracias Dr. Benedet, su trabajo conmigo ha sido perfecto.

Fany

Mi mejor decisión, elegir al Dr. Benedet como mi cirujano para una mamoplastia de aumento. Excelente profesional, sincero, directo, realista, atento y muy buen cirujano. Todas las dudas las responde con lógica y argumentos. Domina el campo y consiguió plasmar y unificar lo que yo quería con las posibilidades médicas. Lo recomiendo con los ojos cerrados. Gracias Dr. Benedet, su trabajo conmigo ha sido perfecto.

Maria

Muy agradecida al doctor Benedet el trato increíble, profesional cercano, los resultados fuera de mi imaginación que en tan solo un mes y poco las cicatrices sean inapreciables, estoy muy contenta de haber elegido al doctor Benedet, muchas gracias por todo.

Maria Silva

Quiero agradecer al Dr.Benedet lo bien que me han tratado desde la consulta hasta mi operación, me ha operado de aumento de pecho y me ha quedado precioso, tanto el tamaño como la protesis,ya que yo no tenia apenas nada, os lo recomiendo a todas.

Noe BECKER

Me hizo el doctor Benedet una rinoplastia y quedo la nariz muy natural y en armonía perfecta con mi cara, estoy más que contento y encima el doctor es muy majo y muy profesional, entendió perfectamente lo que buscaba y me lo realizó mejor que lo que esperaba. .. muchísimas gracias doctor Benedet

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Centros relacionados: cirujanos plásticos en Gijón

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Gijón

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.