BonomédicoBlogCirugía plásticaAntecedentes históricos de la cirugía plástica

Antecedentes históricos de la cirugía plástica


Comentar
Publicado en Cirugía plástica

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

julio 15th, 2015

La cirugía plástica es una rama o especialidad de la cirugía que tiene como objetivo corregir anomalías funcionales, deformidades y la reparación de defectos estéticos. Su nombre o denominación se debe a un cirujano alemán, Edmund Zeis que lo utilizó por primera vez en una publicación de 1938. Esta especialidad tuvo su primer gran impulso tras la primera Guerra Mundial, con miles y miles de pacientes que sufrieron en su cuerpo los horrores de la guerra.

Sin embargo, desde hace miles de años el hombre ha intentado corregir o eliminar los defectos y deformidades del cuerpo, ya sean de nacimiento o por causa de algún accidente o traumatismo, muy abundantes tras las guerras de cada época.

Primeros casos documentados de cirugía plástica

Los primeros casos documentados de cirugía plástica se sitúan en la India en el año 600 antes de Cristo donde Sushruta describe los primeros casos de una incipiente rinoplastia mediante operaciones que intentaban reconstruir el tabique nasal. Los egipcios también han dejado testimonios en papiros y geroglíficos en monumentos en los que se describen diversas intervenciones para reconstruir la nariz o las orejas, ya que eran frecuentemente mutiladas a los prisioneros de guerra. En la época romana, Celso en el año 25 antes de Cristo ya utilizaba colgajos de piel para realizar injertos en las heridas.

Un antiguo maletín quirúrgico del siglo XIX

Maletín médico-quirúrgico del siglo XIX. Imagen: Rama [CC BY-SA 2.0 fr], via Wikimedia Commons

Existen numerosos textos antiguos que describen las intervenciones destinadas a reparar fracturas nasales, de mandíbula, injertos de piel, correcciones en la oreja, etc. Todo este conocimiento fue recopilado por la cultura árabe, que lo introdujeron en España y toda Europa. En pleno renacimiento, época de numerosas guerras y batallas, existieron numerosos cirujanos, especialmente en Italia que utilizaban estás técnicas de cirugía plástica para la reconstrucción nasal e injertos de piel en heridas. Sin embargo, tras varios siglos sin avances destacables en esta especialidad, es el siglo XIX cuando resurge con fuerza tras el descubrimiento de la anestesia, que permite trabajar al cirujano con la tranquilidad y delicadeza que estas intervenciones requieren. Aparecen así los primeros cirujanos especializados en determinadas patologías (fracturas nasales, quemaduras, injertos) y que aplican sus conocimientos a los heridos en las guerras de su época (p.e. guerras napoleónicas).

El impulso definitivo

El impulso definitivo para esta rama de la cirugía llega tras la primera guerra mundial en la que se producen cientos de miles de heridos por proyectiles provocando la apertura de los primeros centros hospitalarios de Estados Unidos y Europa dedicados exclusivamente a curar a estos pacientes. En estos hospitales comienzan a trabajar cirujanos que alcanzan renombre mundial y que descubren y difunden entre sus colegas la mayoría de las técnicas actuales así como los primeros instrumentales médicos específicos para cirugía plástica, muchos de los cuales se siguen utilizando. Con la paz hasta la segunda guerra mundial se logran importantes avances y se empieza a reconocer por las autoridades sanitarias a la cirugía plástica como una especialidad independiente del resto de cirugías.

Pero fue tras la segunda guerra mundial y sus millones de heridos de toda clase y condición cuando la cirugía estética se amplia a todas las partes de la anatomía humana que necesite de sus cuidados, ampliando su campo que hasta ese momento se limitaba a la reconstrucción nasal y maxilar, los injertos y las quemaduras. La cirugía plástica alcanza reconocimiento mundial como rama independiente de la cirugía y aparecen numerosos cirujanos que difunden sus conocimientos a través de las sociedades médicas y las numerosas publicaciones que van surgiendo en los años cincuenta y sesenta.

En España tuvo un protagonismo importante tras la guerra civil provocando una gran cantidad de mutilados que fueron la causa de que en los hospitales de la Cruz Roja se crearan las primeras unidades especializadas en cirugía reparadora en ciudades como Madrid, Valencia o Sevilla. En 1956 se constituyó la Sociedad Española de Cirugía Plástica, antecedente de la actual.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *