BonomédicoBlogCirugía plásticaLa piel tras una intervención de cirugía plástica

La piel tras una intervención de cirugía plástica


Comentar
Publicado en Cirugía plástica

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Partes que componen la piel humana

Imagen: US-Gov [Public domain], via Wikimedia Commons

La piel es un órgano que recubre casi el 100 por cien del cuerpo humano y que sufre numerosas agresiones a lo largo de su vida, de mayor o menor intensidad.

Tras una agresión intensa pueden llegar a dañarse diversos tejidos y su recuperación o reparación se consigue a través de dos procesos diferenciados. En primer lugar se lleva a cabo la cicatrización gracias a la cual se genera un nuevo tejido aunque sin las funciones del anterior y después tiene lugar la regeneración mediante la cual se crea un tejido igual al dañado y con sus misma funciones.

La regeneración es la parte más importante en la recuperación de las heridas en la piel y su proceso o evolución se mide a través de unos marcadores llamados cikotinas, que son proteínas que median en la función celular.

En el proceso de curación de las heridas pueden diferenciarse tres pasos o fases y que son:

  1. Fase temprana: es la inmediata tras la herida y se caracteriza por la existencia de una hemorragia más o menos abundante. Las plaquetas proceden a cerrar los vasos dañados y se genera un coágulo con fibrina logrando atrapar a los hematíes. La generación de la fibrina es consecuencia inmedita de la función de coagulación del cuerpo. Suele tener una duración máxima de unas treinta y seis horas. La fibrina estimula directamente la migración celular y la angiogénesis.

    Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

    También aparece en esta fase temprana una inflamación que es una reacción celular al traumatismo sufrido en el tejido. Tiene como función principal destruir microorganismos, células necrosadas y cualquier otro tipo de material extraño en la zona, toda esta labor es fundamental para la regeneración del tejido dañado. Los síntomas o signos de la inflamación son conocidos por todos ya que es un proceso que toda persona sufre varias o muchas veces a lo largo de su vida. Estos signos son edema, eritema, dolor y calor y que son reflejo o consecuencia directa de los distintos cambios o procesos que se están llevando a cabo a nivel de microcirculación. Comienza la vasoconstricción que ayuda a blanquear la zona. La reacción que provoca esta cicatrización comienza con los neutrófilos en los dos primeros días momento en el que los sustituyen los macrófago y termina a partirdel quinto día con la acción de los fibroblastos que terminan de ciactrizar y sanar la herida.

  2. Fase intermedia: Pasado el cuarto día los fibroblastos constituyen la parte fundamental del proceso de cicatrización, ya que son células que están en el tejido sano que rodea a la herida y son atraídas hacía ella por las cikotinas. Este proceso de atracción y migración de células de tejido sano es fundamental en la correcta sanación de la herida. Posteriormente se inicia la angiosgénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos en la zona dañada a partir de los vasos que están en la zona que la rodea y una vez que crecen y se llegan a unir, se inicia el proceso de mayor crecimeinto mediante la creación de múltiples capilares. Por último, en esta fase se inicia la epitelización con la regeneración de la membrana o capa de protección que forma la piel. La nueva epidermis formada se genera con mayor grosor en la zona externa y en la central de la herida.
  3. Fase tardía: Durante esta etapa se realiza la llamada fibroplasia o generación de fibras que sustituyen a las fibrinas iniciales gracias a la acción del colágeno. La creación o síntesis del colágeno dependen de diversos factores como la edad, la tensión de la piel y el estress.

Los diversos factores que pueden influir durante todo el proceso de cicatrización son la edad ya que a mayor edad menor capacidad, la nutrición del herido, el tratamiento de la herida, (suturas, hematomas, etc), el óxigeno, los fármacos administrados, las hormonas del herido y las enfermedades asociadas, entre otros factores.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *