Rinoplastia en Almería

Dr. Enrique Linares Recatalá

Rinoplastia en Almería por 4.200 €
Hasta
el
07 ene

Mejora la forma de tu nariz por muy poco dinero

Ahora puedes conseguir la nariz que siempre quisiste gracias a esta operación: Rinoplastia en Almería por el precio máximo con todo incluido de 4.200 €, en lugar de 4.780 € con el Dr. Enrique Linares Recatalá. .

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica que trata de resolver problemas estéticos de la nariz, logrando la armonía en el rostro del paciente.

En la visita previa gratuita, el Dr. Enrique Linares Recatalá te atenderá y te comentará todos los detalles de la operación. Además, decidirá la técnica más adecuada para tu caso concreto con el fin de lograr el mejor resultado posible. Reserva sin compromiso, recuerda que acudir a la consulta no te obliga a someterte a la intervención, que se llevará a cabo en Hospital Mediterráneo o Hospital Virgen del Mar.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Rinoplastia.
  • Hospitalización del paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Enrique

Dr. Enrique Linares Recatalá

Cirujano plástico

El Dr. Enrique Linares Recatalá es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada (promoción 1995 - 2001) y obtuvo el Título de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada (2003 - 2008).

Es Facultativo Especialista de Área de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, en el Hospital Torrecárdenas de Almería (Servicio Cirugía Oral y Maxilofacial) desde 2011 hasta la actualidad.

Es miembro de la Sociedad Española en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), de la Federación Ibero-Latinoamericana de Cirugía Plástica (FILACP) y también pertenece a The International Confederation for Plastic Reconstructive Aesthetic Surgery (IPRAS).

Está colegiado en el Colegio Oficial de Médicos de Almería y ha participado en numerosos cursos, congresos y simposios de Cirugía Plástica.

Centros

Hospital Mediterráneo

Hospital Mediterráneo

Centro médico garantizado

La Clínica Mediterráneo es un centro médico privado de referencia en la provincia de Almería, dotado con los mayores avances tecnológicos. Cuenta con 5 quirófanos generales perfectamente equipados y 86 habitaciones.

Ubicado frente al mar en la urbanización de Nueva Almería, el hospital se encuentra situado en una zona de expansión con un acceso cómodo y rápido.

Hospital Virgen del Mar

Hospital Virgen del Mar

Centro médico garantizado

El Vithas Hospital Virgen del Mar se ha consolidado como uno de los centros hospitalarios de referencia en la provincia de Almería. Sus 13.000 metros cuadrados de instalaciones cuentan con el mejor equipamiento que hacen que el centro goce de una excelente calidad asistencial y hostelera. Un equipo humano sanitario y administrativo de primer nivel conforman el broche de oro del centro.

Rinoplastia en Almería: más información

La rinoplastia en Almería es una intervención quirúrgica que modifica la forma de la nariz, puede aumentar o reducir el tamaño de la nariz y el de los orificios nasales, cambiar la configuración y el ángulo que existe entre la nariz y el labio superior. Se puede realizar por motivos estéticos pero también para corregir malformaciones congénitas, solucionar problemas ocasionados por traumatismos, corregir problemas respiratorios... En el caso de que se intervenga sobre el tabique nasal para mejorar la respiración se habla de rinoseptoplastia.

La rinoplastia en Almería es una cirugía que modifica la forma y el tamaño de la nariz.

La rinoplastia en Almería es una cirugía que modifica la forma y el tamaño de la nariz.

Es una edad recomendable realizarla a partir de los 18 años ya que antes puede haber cambios fisiológicos, y además a edades más tempranas hay mayor inestabilidad psicológica. La rinoplastia se puede realizar en cualquier persona que desee mejorar la estética de su nariz y de su cara, pero es importante valorar que tenga una salud adecuada y que no padezca ninguna enfermedad que contraindique la intervención.

Rinoplastia en Almería

Previamente a la realización de una rinoplastia se realiza un examen médico exhaustivo. Es importante seguir las indicaciones que le dé su especialista, así se evitarán riesgos y complicaciones en la operación. Plantéele todas las dudas que tenga e infórmese sobre todas las cuestiones relativas a la intervención.

La rinoplastia se suele realizar bajo anestesia general aunque en determinadas ocasiones se usa la anestesia local con sedación. Suele durar entre 1 y 2 horas. Sólo en casos complejos la cirugía dura más. La vía de abordaje usada es el interior de la nariz por lo que no queda cicatriz visible. El cirujano plástico actúa sobre el hueso y cartílago de la nariz y los remodela hasta conseguir la forma deseada.

La rinoplastia se realiza con anestesia general y suele durar entre 1 y 2 horas, aproximadamente, únicamente en casos aislados la intervención se alarga más tiempo.

Tras la intervención se coloca una férula de escayola la cual ayuda a mantener la forma conseguida. Se colocan unos tapones nasales para ayudar a controlar posibles hemorragias. Pueden aparecer hematomas, molestias y dolores, para los cuales son eficaces los analgésicos y antiinflamatorios.

En unos 7-10 días se retira la escayola. El aspecto va mejorando paulatinamente. Inicialmente se deben evitar los esfuerzos bruscos y su médico le dará los consejos necesarios para el cuidado de las cicatrices, cómo evitar el sol, etc. La rinoplastia en Almería proporciona unos resultados muy buenos, mejorando la estética de la nariz y de la cara. El paciente se siente muy satisfecho con esta cirugía, aumentando su seguridad y autoestima.

Posibles riesgos de la rinoplastia

La operación de rinoplastia en Almería puede solucionar numerosas patologías de las fosas nasales aunque normalmente no se suele utilizar para solucionar problemas en las mucosas como los que se describen a continuación.

La mucosa nasal posee un sistema vascular de excepcional complejidad y riqueza, buena parte de cuyos elementos tienen paredes físicamente endebles y biológicamente frágiles, susceptibles de desgarrarse con facilidad y dar lugar a hemorragias que por su intensidad o duración en ocasiones crean problemas muy serios. Tales hemorragias unas veces son producidas sin causa aparente, otras son sintomáticas de procesos locales o generales, o sobrevienen tras traumatismos accidentales o quirúrgicos.

Hemorragia espontánea

Se produce por erosión o rotura de la pared vascular de una rama arterial, o de una red de capilares, y hay tres tipos:

  • Rotura vascular en un punto frágil y vulnerable. Es la epistaxis banal que aparece con independencia de cualquier lesión local inflamatoria o neoplásica; de procesos generales y de alteraciones de la fragilidad capilar.
  • Por rotura de la esfenopalatina antes de llegar al área vascular, a veces muy atrás, cerca de la bifurcación. La solución de continuidad se da en puntos debilitados por el ateroma en individuos con arterieesclerosis, produce pérdidas importantes de sangre, es dificil de cohibir por la situación profunda del punto sangrante, y más si hay crestas o deformaciones de tabique.
  • Hemorragia en sábana debida a la confluencia de pequeños puntos hemorrágicos diseminados por toda la mucosa, pero con predominio de los ubicados sobre la cabeza del cornete inferior. Se da en los trastornos de la coagulación o de fragilidad vascular.

En las hemorragias espontáneas de acuerdo con la cuantía de la pérdida hemática y de su duración, cabe distinguir tres variantes.

Después de la intervención, se coloca una escayola en la nariz para que mantenga su nueva forma y se taponan los orificios para evitar posibles hemorragias.

Hemorragia benigna

Aparece generalmente de forma brusca en adolescentes o jóvenes en plena salud, tras maniobras digitales intempestivas. La sangre gotea de un orificio nasal, y de ser muy copiosa, por los dos y pasa al cavum. El paciente conserva buen pulso, la tensión arterial no se modifica apenas, y a despecho de su espectacularidad la cantidad de sangra perdida es pequeña.

Hemorragia grave por su intensidad

clásica de los hipertensos,se da en individuos de cierta edad, comienza súbitamente, y de no proceder al taponamiento inmediato la pérdida de sangre es importante e impresionante, fluye por los orificios piriformes, llega al cavum de donde en parte se escupe y en parte se traga dando lugar más tarde a vómitos con coágulos y sangre negra.

El estado general se ve severamente comprometido, el enfermo palidece, se le afila la nariz y tiene una sensación de malestar profundo debido a la caída tensional y a la aceleración del pulso. Es indispensable la hemostasia de urgencia por cauterización de la zona sangrante, por taponamiento cuando esto no es factible, y en casos en que éste sea inoperante por ligadura de la maxilar interna en la fosa pterigo-maxilar.

Hemorragias graves por su reiteración

Se dan a cualquier edad en individuos con coagulopatías y estados hemorragíparos. La pérdida en cada episodio es de unas cuantas gotas y se produce por ambas fosas nasales, cesando y repitiéndose a las pocas horas; o bien el lento goteo se prolonga durante mucho tiempo. Las epistaxis de estos enfermos suelen ir acompañadas de hemorragias faríngeas o viscerales, son incoercibles y de una desesperante persistencia.

El menor traumatismo, el sonarse, e incluso el estornudo o un golpe de tos pueden determinar la rotura vascular que en la exploración se revela por puntos o zonas sangrantes diseminadas por tabique, cornetes e incluso cavum.

La rinoplastia en Almería no supone una solución a estos procesos. En función de su origen también pueden clasificarse en:

Hemorragia esencial

De carácter recidivante y benigno, se da en ausencia de cualquier perturbación anatómica o funcional del sistema vascular en niños y adolescentes tras realizar esfuerzos o juegos violentos a pleno sol; y en las muchachas, en la fase de rongestión premenstrual. Suele haber un solo punto sangrante.

Hemorragia por afección local

Sus características dependen de la afección causal (no son patologías que puedan reducirse o eliminarse mediante una rinoplastia en Almería):

  • En la úlcera sangrante del tabique o úlcera perforante de Hajek, hay una alteración trófica en el área de Kiesselbach: antes de esclerosarse los bordes se producen epistaxis pequeñas y repetidas.
  • Para evitar complicaciones durante la recuperación, el paciente debe seguir todas las indicaciones del cirujano.

    Para evitar complicaciones durante la recuperación, el paciente debe seguir todas las indicaciones del cirujano.

    En el pólipo sangrante del tabique, angio-fibroma benigno de aspecto muriforme implantado en el área vascular, hay epistaxis copiosas de repetición.
  • En los tumores angiomatosos de seno maxilar y de etmoides, angio-fibromas benignos y pediculados, hay pérdidas sanguíneas de importancia.
  • En el fibroma sangrante de la pubertad masculina, implantado en el cavum y altamente hemorrágico, hay sangrados copiosos, repetidos y muy difíciles de cohibir que conducen a un estado de anemia grave.
  • En los tumores malignos puede haber hay pequeños sangrados, o secreción sanguinolenta unilateral en los epiteliales: los conectivos son muy sangrantes.
  • En la angiomatosis hemorrágica familiar o telangiectasia múltiple familiar hereditaria de Rendu-Osler hay telangiectasias diseminadas por toda la mucosa de fosas nasales, cavum, boca y vías respiratorias y digestivas, todas ellas capaces de sangrar abundantemente. En el caso concreto de las epistaxis, pese a la normalidad del proceso de coagulación, es muy difícil contener la pérdida sanguínea, que si coincide con hemorragias en otros sectores crea situaciones en extremo graves, e incluso puede producirse la muerte casi fulminante.

Hemorragias producidas en el curso de afecciones generales

Afecciones vasculares con hipertensión, tales la ateromatosis, la enfermedad de Bright y la nefro-angio-esclerosis maligna. Aunque posibles en cualquier edad, afectan de preferencia al adulto y al viejo. Son epistaxis abundantes, graves y recidivantes que requieren un control constante de la tensión del paciente y de las tasas hemáticas de urea y colesterol. De aparición postprandial o tras esfuerzos, se producen por rotura de la esfenopalatina o de una de sus ramas en el sector posterior del tabique, lo que puede hacer muy difícil la hemostasia.

La causa de las epistaxis es doble: tenemos de un lado la fragilidad vascular, y de otro la hipertensión endotubular del fluido. Durante mucho tiempo se consideró que en los hipertensos la nariz era como una especie de "válvula de seguridad": la cosa está muy lejos de la realidad porque toda epistaxis en un hipertenso no cohibida de inmediato puede ser el preludio de accidentes graves e incluso mortales.

Las alteraciones de la coagulación sanguínea en síndromes hemáticos con fragilidad vascular (hemofilia hereditaria del varón, hemogenia, púrpuras, hemogenia hemofílica, leucemias, aleucia hemorrágica y anemia perniciosa) dan epistaxis poco abundantes pero continuas, monótonas e incorregibles. En las afecciones hepáticas que determinan una mala absorción de la vitamina K y que cursan con hipoproteinemia, en la espiroquetosis icterohemorrágica, en la ictericia grave y en las fases terminales de las cirrosis.

Finalmente en las enfermedades carenciales, especialmente en el escorbuto. En las enfermedades infecciosas, en especial la tifoidea donde tiene un elevadísimo valor diagnóstico; con menos frecuencia en la gripe y en el paludismo, en la viruela y en las formas hemorrágicas de la escarlatina y difteria. En las intoxicaciones por fósforo y óxido de carbono. Como complicación en los tratamientos intensos o prolongados con anticoagulantes. En alteraciones endocrinas, especialmente en mujeres con ciclos atípicos.

Hemorragia producidas por traumatismos

En las que cabe distinguir los traumas accidentales con fracturas del esqueleto osteo-car-tilaginoso y desgarro de la mucosa; y las quirúrgicas cuando se interviene sobre zonas muy vasculanzadas bajo anestesia con vasoconstrictores, al cesar el efecto de éstos. También puede haber ocasionalmente epistaxis al retirar taponamientos, o al desprenderse la escara de cauterizaciones.

El sangrado que tiene lugar tras la rinoplastia en Almería desaparece rápidamente y no supone ningún problema. Como en toda hemorragia lo primero es localizar el punto sangrante, limpiando las fosas nasales a conciencia, incluso recurriendo al aspirador para eliminar los coágulos situados en zonas profundas. De ser muy copiosa, se procederá al taponamiento momentáneo con algodón o gasa empapado en solución con acción vasoconstrictora que facilite la exploración. 

Las hemorragias son algunos de los riesgos más comunes de la rinoplastia en Almería.

Las hemorragias son algunos de los riesgos más comunes de la rinoplastia en Almería.

Si la causa es una erosión superficial en el área de Kiesselbach, puede ser suficiente la cauterización local con ácido crómico, con el galvano o con el bisturí eléctrico. Cuando la hemorragia se debe a la rotura de un vaso de cierto calibre se hará un taponamiento nasal anterior, y posterior en su caso, con tira de gasa impregnada de una pomada antiséptica cuyo primordial objetivo es que al cesar la hemorragia y secarse la sangre el tapón no se convierta.en una masa dura, pegada a las paredes, que en el momento de retirarla determine la reaparición de la hemorragia.

El taponamiento puede hacerse también con balones de goma que se sitúan en la fosa nasal vacíos y luego se llenan de aire a presión, con lo que se adaptan perfectamente a los accidentes anatómicos ejerciendo una presión uniforme en todos los puntos: la extracción de estos balones, una vez vaciados, no presenta problemas de ninguna especie. En las hemorragias por rotura de la esfenopalatina el taponamiento es sólo una solución que dura mientras se mantiene, pero como no es posible dejar el tapón indefinidamente en los casos recalcitrantes será necesario ligar la arteria maxilar interna en la fosa pterigo-maxilar.

La rinoplastia en Almeria está recomendada para numerosas patologías nasales como desviaciones del tabique nasal, crestas pronunciadas, dificultades respiratorias, perforación del tabique por consumo de ciertas sustancias, etc. Para ello existen muchas técnicas, como la utilización de injertos del propio paciente.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Almería

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.