Otoplastia en Bilbao

Sanatorio Bilbaíno

Otoplastia en Bilbao por 2.490 €
Hasta
el
09 sept

Corrige tus orejas con los mejores cirujanos gracias a BonoMédico

Ahora puedes conseguir la forma de tus orejas que siempre has deseado: otoplastia en Bilbao por solo 2.490 € y en Sanatorio Bilbaíno.

La cirugía de otoplastia es de las pocas intervenciones estéticas recomendadas en la infancia, por las ventajas sociales y psicológicas que proporciona a los pacientes con orejas grandes en edad escolar. Esta intervención corrige de forma sencilla defectos estéticos de los pabellones auditivos, como las comúnmente conocidas orejas de soplillo. El cirujano trabaja el cartílago desde una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja, buscando la forma y tamaño adecuados. La cicatriz resultane queda ioculta tras la oreja y el reusltado es siempre excelente.

El cirujano te atenderá primero en la consulta previa incluida en el bono. Allí estudiará tu caso y te asesorará para obtener el mejor resultado posible. La intervención en régimen ambulatorio tendrá lugar en Sanatorio Bilbaíno, en Bilbao.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia Local y Otoplastia en régimen ambulatorio.
  • Hospitalización del paciente durante medio día.
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Centro

Sanatorio Bilbaíno

Sanatorio Bilbaíno

Centro médico garantizado

El Sanatorio Bilbaíno de la Congregación de las Siervas de Jesús de la Caridad lleva más de 100 años atendiendo a sus pacientes. En el centro desarrollan su actividad un selecto grupo de especialistas de reconocido prestigio y experiencia de diferentes especialidades médicas, quirúrgicas y diagnósticas. El centro no ha dejado de modernizar sus instalaciones a lo largo de su historia, por lo que actualmente cuenta con las más modernas tecnologías y equipamiento. No obstante, lo que hace destacar al Sanatorio Bilbaíno es su continua búsqueda de la excelencia en el servicio sanitario. Por ello se ha seleccionado al personal más cualificado, con el fin de dar el mejor trato al paciente.

Otoplastia en Bilbao: más información

La otoplastia en Bilbao es la cirugía plástica que permite corregir los posibles defectos que pueden aparecer en las orejas como, por ejemplo, un tamaño excesivo, la posición muy separada del cráneo o una asimetría importante. Históricamente, el motivo principal para someterse a esta intervención era la falta total o parcial de la oreja, pero este caso ha dejado de tener tanta relevancia actualmente. Son muchos, por lo tanto, los tipos de orejas que la otoplastia puede corregir.

Anatómicamente el oído puede dividirse en tres partes: oído externo, oído medio y oído interno. El tratamiento o corrección de las orejas prominentes afectan casi en exclusiva a la anatomía del oído externo.

El oído externo está formado, fundamentalmente, por el pabellón auricular o aurícula de estructura fibrocartilaginosa (cartílago y piel) en la que se observan repliegues. En el pabellón auricular puede distinguirse el hélix que está encargado de delimitarlo para finalizar en el llamado lóbulo de la oreja.

La otoplastia en Bilbao se puede realizar tanto en adultos, como en niños y adolescentes.

La otoplastia en Bilbao se puede realizar tanto en adultos, como en niños y adolescentes.

El otro pliegue situado frente al hélix es el antehélix, hacia el interior y en la parte inferior, que forma en su parte superior una depresión denominada fosa triangular del antehélix. Ahí mismo se encuentra el trago en el lado opuesto y cerca del rostro, que es la saliente ubicada justamente encima del lóbulo, y el antitrago situado delante del lóbulo. Estos juntos con la escotadura del hélix y los ligamentos del pabellón proporcionan forma a la oreja, pero es el pliegue del antehélix esencialmente el que da el aspecto característico a la oreja.

¿Cómo se corrigen las orejas con la otoplastia en Bilbao?

En una primera consulta, el especialista, después de ver sus características, le dirá si es un buen candidato para esta intervención. En una otoplastia en Bilbao las incisiones siempre se hacen detrás de la oreja donde se pueden ocultar fácilmente en los pliegues naturales del pabellón. El cirujano plástico elimina el exceso de piel y esculpe el cartílago, reduciendo así el tamaño de las orejas y posicionándolas más cerca de la cabeza.

Se usan suturas permanentes para asegurar la posición del cartílago y crear unos pliegues que tengan una apariencia muy natural. Los puntos de se retiran normalmente después de unos ocho o 10 días.

La cirugía puede durar entre una y dos horas, y aunque no es una intervención complicada sí es bastante delicada debido al cuidado que debe tener el cirujano al tratar las estructuras del exterior de la oreja. 

Puesto que la otoplastia se lleva a cabo con anestesia local, la operación normalmente tiene carácter ambulatorio por lo que el paciente puede volver a su casa en el mismo día. En los niños más pequeños, la cirugía de orejas se realiza con anestesia general para evitar que estén conscientes durante la intervención y evitar así reacciones imprevistas, así que la hospitalización suele prolongarse algo más.

Algunas cirugías reconstructivas más complejas pueden requerir más de una operación y en casos de grandes reconstrucciones el cartílago necesario para dicha cirugía, puede ser tomado de las costillas.

La cirugía de la otoplastia puede durar entre una y dos horas, dependiendo de la complejidad de la intervención.

Recuperación tras una otoplastia

La recuperación tras una otoplastia en Bilbao no suele tener complicaciones, aunque los efectos más probables son los edemas y hematomas en la zona intervenida.

Debe hacerse especial énfasis en advertir al paciente adulto para que deje de fumar con bastante anterioridad a la intervención, ya que el tabaco dificulta tanto la cicatrización como el proceso de recuperación en general.

Tras la otoplastia en Bilbao la mayoría de las personas se reincorporan a los estudios o al trabajo en un periodo de cinco días a una semana. El paciente suele tratarse con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos para controlar posibles molestias.

Asimismo, el paciente deberá permanecer con un vendaje alrededor de su cabeza durante 48 horas después de la intervención o el tiempo que el cirujano plástico estime conveniente. Tras la retirada de la venda deberá llevar una cinta elástica al menos durante tres semanas. Después esa cinta solo deberá utilizarse por las noches hasta que el médico indique que puede dejar de usarla.

Cicatrices y resultados

Si bien la completa cicatrización y recuperación de la zona puede tardar algunas semanas, el paciente podrá observar un cambio muy importante en su imagen justo después de la cirugía. La mayoría de pacientes alcanzan una mayor tranquilidad y seguridad con su imagen tras la cirugía y les ayuda mucho en su autoestima.

Las cicatrices tras la otoplastia en Bilbao quedan ocultas en el pliegue de detrás de la oreja.

Las cicatrices tras la otoplastia en Bilbao quedan ocultas en el pliegue de detrás de la oreja.

Es relevante aclarar que la medicina ha desarrollado novedosas y eficaces técnicas quirúrgicas con el fin de reducir al mínimo las cicatrices que puedan resultar de esta intervención, y para conseguir el mejor aspecto posible con la corrección de las orejas prominentes por lo que se obtienen resultados realmente asombrosos.

Después de la cirugía la cicatriz queda adecuadamente camuflada en el surco detrás de la oreja por lo que resulta prácticamente invisible. La mayoría de pacientes se sienten muy satisfechos con los resultados obtenidos tras una otoplastia.

No obstante, es importante que el paciente tenga unas expectativas muy claras y realistas y que sepa que con la otoplastia no se consiguen unas orejas perfectas. El objetivo no es alcanzar la perfección sino mejorar su apariencia en relación con el contorno facial. La otoplastia en Bilbao corrige las orejas, las transforma, las mejora mucho pero no hace milagros.

Una charla profunda con su cirujano en la que pueda despejar sus dudas y analizar fotos de pacientes anteriores siempre resulta de gran ayuda para definir cuáles son las expectativas del paciente y qué se puede conseguir con la intervención. Además, le dará las indicaciones adecuadas para el preoperatorio, de manera que se minimicen los riesgos y las complicaciones de la intervención. También le podrá informar del coste de la operación de otoplastia ya que, al ser considerada como una intervención estética, no suele estar cubierta por la Seguridad Social.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.