Tipos de demencia senil


Comentar
Publicado en Enfermedades

Aunque los tipos de demencia senil son objeto de continuo debate entre los especialistas, existe una clasificación, en función de su origen, que es aceptada por la una gran mayoría.

¿Cuántos tipos de demencia senil existen?

En función del origen y detección de la demencia senil, esta puede clasificarse en:

Demencia vascular o arterioesclerótica

Tiene su origen en el endurecimiento y bloqueo de las distintas arterias y venas que riegan el cerebro debido a la acumulación de grasa y otras sustancias. Este bloqueo reduce la afluencia de sangre lo que conlleva un menor aporte de oxígeno y de todo tipo de nutrientes en las células y nervios situados en el cerebro.

La falta de irrigación impide que las células reciban todos los nutrientes que necesitan por lo que terminan muriendo. Esta muerte provoca una serie de efectos de carácter progresivo como son el dolor de cabeza, la aparición de zumbidos, vértigos, mareos, insomnio y trastornos en el habla y los movimientos.

Estos primeros síntomas terminan provocando efectos directos en la pérdida de memoria, la capacidad de atención y la pérdida de las facultades cognitivas. Es la segunda causa de aparición de casos de demencia y casi un tercio de las demencias seniles tienen este origen. Otras condiciones del paciente como la tensión alta, el colesterol alto y la diabetes pueden aumentar la velocidad en los efectos de esta enfermedad.

En las llamadas demencias multi infarto se pueden observar cómo se producen numerosas pequeñas embolias que impiden o dificultan el suministro de sangre al cerebro. Las embolias, pequeñas o grandes, son una causa importante de demencia vascular y suelen ir acompañadas de pérdida de la movilidad o parálisis de una parte del cuerpo, pérdida de equilibrio y del habla. Esta demencia multi infarto suele ser progresiva provocando mareos, confusión y demencia durante meses y años. 

Podemos clasificar a la demencia senil según la causa que la haya provocado.

Podemos clasificar a la demencia senil según la causa que la haya provocado.

Demencia epiléptica

Suele aparecer en los casos en los que los pacientes tienen episodios o ataques epilépticos muy frecuentes o de cierta intensidad sin que reciban tratamiento alguno, lo que puede terminar dañando al cerebro y a la esfera afectiva de la persona con una importante pérdida. 

Demencia esquizofrénica

Estos tipos de demencia senil aparecen en los pacientes de esquizofrenia en sus distintas manifestaciones (simple, paranoide, etc).

Demencia paralítica

Con origen en la sífilis, enfermedad de transmisión sexual prácticamente erradicada hace décadas pero que está volviendo a transmitirse en los últimos años por la relajación en los hábitos y precauciones al mantener relaciones sexuales. Tiene su causa en la acción de la meningoencefalitis en toda la zona del cerebro y en las meninges que lo rodean.

Demencia presenil

Está asociada a una edad temprana, alrededor de los cincuenta años y a la aparición de la enfermedad de Alzheimer. La enfermedad de Alzheimer provoca un tipo de demencia cuyo origen es diverso y se puede manifestar a partir de los cincuenta años aunque su mayor incidencia es a partir de los 65 años.

Esta enfermedad provoca una acumulación excesiva en el cerebro de una proteína amiloide que conlleva un déficit de neurotransmisores cerebrales (acetilcona) con la consecuencia de una importante disminución de la memoria y de las funciones motoras. Es una de las causas más frecuentes de demencia senil, ya que provoca casi el cincuenta por ciento de las demencias. Las neuronas son destruidas progresivamente eliminando las capacidades del cerebro.

Demencia senil

Motivada por el envejecimiento de la persona y por la aparición de otras patologías como un tumor cerebral, alcoholismo, abuso de esterorides, infecciones, esclerosis múltiple, Parkinson. Casi el cuarenta por ciento de las personas que sufren de Parkinson terminan sufriendo demencia senil.

Demencia senil agresiva

En ciertas ocasiones, la demencia senil aparece acompañada de crecientes comportamientos agresivos, de excesivos desenfrenos, pesimismo, extrañeza o cabmios de humor. Es decir, el trastorno de personalidad que sufre un paciente con demencia senil agresiva, puede constituir uno de los más complejos tratos para quienes se encuentran a su cargo.

Demencia frontotemporal

Este tipo de demencia provoca casi el diez por ciento de las demencias seniles concentrando su daño en los lóbulos frontales y temporales del cerebro. Tiene como consecuencia la pérdida del lenguaje y de las habilidades sociales.

Demencia de cuerpo de Lewy

La demencia de cuerpo de Lewy es otro de los tipos de demencia senil. Está presente en casi el 15% de los casos y está motivada por unas estructuras de proteínas que se crean dentro de las células nerviosas situadas en el cerebro. La creación de estas estructuras termina destruyendo el tejido del cerebro afectando a la capacidad de concentración, al habla y a la memoria. Son enfermos que llegan a tener alucinaciones y comportamiento totalmente anormal.

Demencia por alcohol

Es un tipo de demencia que afecta en los casos de alcoholismo muy severos. Los expertos afirman que la ingesta excesiva de alcohol termina produciendo daños cerebrales que se van acentuando cuanto mayor es la cantidad de alcohol ingerida y la duración de esta adicción. Su único tratamiento es dejar de beber alcohol.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico



Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *