Rinoplastia en Barcelona

Clínica Sagrada Familia

Rinoplastia en Barcelona por 3.860 €
Hasta
el
12 ago

La nariz que siempre has deseado cuesta menos de lo que pensabas

Bonomédico te ofrece una Rinoplastia en Barcelona por tan solo 3.860 € en lugar de 5.100 €, en Instituto de Cirugía Plástica y realizada por un cirujano de prestigio.

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica que pretende resolver problemas estéticos de la nariz, alcanzando una mayor armonía en el rostro del paciente y obteniendo un resultado hermoso y de aspecto natural.

Con este bono, tu primera consulta en Instituto de Cirugía Plástica es gratuita. En ella conocerás al cirujano que se encargará de la operación y que te explicará todos los detalles de la misma. Además estudiará minuciosamente tu caso para decidir la técnica más adecuada a emplear. La operación se llevaría a cabo después en Clínica Sagrada Familia. Infórmate sin compromiso.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia Local y Rinoplastia.
  • Hospitalización del paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Rinoplastia en Barcelona: más información

La rinoplastia en Barcelona puede aumentar o disminuir el tamaño, modificar la forma de la nariz y de los orificios nasales, etc. Se puede realizar por motivos estéticos, para corregir malformaciones congénitas, para solucionar alteraciones producidas por un traumatismo, para solucionar trastornos respiratorios nasales, etc. La cirugía de nariz es una de las intervenciones quirúrgicas de Cirugía Plástica más frecuentes y con unos resultados más satisfactorios, proporcionando a la nariz un aspecto natural y acorde a la estética de la cara. 

En el caso de que se actúe sobre el tabique nasal para solucionar problemas respiratorios, la técnica se denomina rinoseptoplastia. Cualquiera de los dos procedimientos está indicado en cualquier persona que desee mejorar la estética de su nariz y cara, siempre que tenga cierta edad, un buen estado de salud y no tenga patologías que contraindiquen la intervención. Además, es importante tener una adecuada estabilidad psicológica.

¿Cómo se hace la rinoplastia en Barcelona?

La rinoplastia en Barcelona requiere de la pericia de un cirujano plástico con experiencia, altamente cualificado y de confianza, para asegurar un resultado satisfactorio. Asimismo, se debe llevar a cabo en un quirófano adecuado. El contar con un buen especialista y un quirófano equipado también garantiza que la preparación, la cirugía y el postoperatorio sean los correctos.

La intervención normalmente se realiza bajo anestesia general, solo en casos excepcionales se utiliza anestesia local y sedación. Desde el punto de vista quirúrgico, la rinoplastia se realiza a través de pequeñas incisiones que se localizan en el interior de la nariz, por lo que no queda ninguna cicatriz visible. La nariz, el hueso y cartílago se modifican para conseguir la forma deseada.

Después de la operación pueden aparecer dolor y molestias, aunque normalmente serán de carácter leve.

Después de la operación pueden aparecer dolor y molestias, aunque normalmente serán de carácter leve.

Su duración ronda entre 1 y 3 horas habitualmente. Al finalizar se coloca una escayola que permite mantener la nariz en la forma deseada, y en el interior se colocan unos taponamientos nasales para controlar una posible hemorragia.

Antes de la cirugía de nariz

Como cualquier otra cirugía, antes de la rinoplastia en Barcelona el paciente pasa por un exhaustivo examen médico para de esta manera poder seleccionar la mejor alternativa para cada caso. El preoperatorio servirá para que las probabilidades de que aparezca alguna complicación durante la intervención o después de esta sean menores.

El paciente que se va a someter a dicha técnica deberá seguir al cien por cien todas las indicaciones del médico para conseguir los resultados deseados e informarse sobre enfermedades previas o actuales, consumo de sustancias como la cocaína, etc.

Preparación para la rinoplastia en Barcelona

El cirujano plástico le dará una serie de instrucciones antes de someterse a la operación, siendo una de las principales que no se debe comer o beber después de la medianoche anterior a la intervención.

En los pacientes fumadores es necesario dejar de fumar antes de la rinoplastia en Barcelona debido a todos los efectos negativos relacionados este hábito. El fumar compromete severamente el flujo sanguíneo hasta la piel, es decir, que hay menos oxígeno para contribuir a una buena cicatrización de las heridas y puede provocar necrosis (muerte) en la piel. Por otro lado, durante la semana previa a la rinoplastia, el consumo de alcohol tampoco es aconsejable, ya que también puede perjudicar el proceso de cicatrización.

Algunos cirujanos pueden prescribir tratamientos homeopáticos antes de la rinoplastia, como hierbas que pueden minimizar hematomas e inflamaciones. Además, dosis complementarias de vitamina C que contribuyan también a la coagulación y cicatrización de las heridas. Asimismo, algunos cirujanos prescriben esteroides antes de una cirugía de rinoplastia para disminuir la hinchazón inicial. Las recomendaciones dependen y varían según el criterio de cada cirujano.

Los resultados de la rinoplastia en Barcelona son naturales y duraderos.

Los resultados de la rinoplastia en Barcelona son naturales y duraderos.

¿Cómo es el postoperatorio de una rinoplastia?

Tras la operación pueden aparecer dolor y molestias, aunque casi siempre de carácter leve, para lo que es útil el uso de analgésicos y antiinflamatorios. A los 7-10 días se quita la escayola. El aspecto va mejorando día a día, aunque al principio debe evitarse el realizar esfuerzos bruscos.

Desde hace décadas se vienen realizando operaciones estéticas en la nariz. Sin embargo, tenían como principal aspecto negativo que su período postoperatorio era largo, doloroso, traumático y con muchas molestias para el paciente. La persona que decidía someterse a la cirugía tenía que armarse de valor para sufrir ese calvario mientras pasaba el tiempo de recuperación y muchas de ellas preferían evitar tanta molestia y seguir con la nariz que les tocó en suerte.

No obstante, el avance de las técnicas quirúrgicas ha tenido como resultado técnicas con un resultado con un postoperatorio sin mayores complicaciones y totalmente llevadero -siempre que se sigan las indicaciones del cirujano-.

Así como el paciente se prepara para la cirugía, también deberá tener ciertos cuidados en el proceso postoperatorio para que su recuperación sea rápida y sin ningún tipo de complicaciones. A continuación le mencionamos algunas de las incidencias que pueden suceder en el proceso de recuperación para que esté preparado y nada le pille por sorpresa.

Probablemente el paciente esté ansioso por ver el nuevo aspecto de su nariz, pero la paciencia es la clave después de una rinoplastia en Barcelona. Los resultados completos no son inmediatos y no será hasta después de un año cuando los podrá apreciar totalmente.

La rinoplastia suele tener un impacto muy positivo en la autoestima del paciente. Pero para asegurar un resultado satisfactorio, se debe acudir a un cirujano cualificado.

Primeros días tras la intervención

Una vez que la cirugía ha sido realizada, comienza el postoperatorio de la rinoplastia en Barcelona. Inmediatamente después de salir del quirófano, se necesitará unas dos horas más en una sala de recuperación, donde el paciente estará en observación por el médico y su equipo. Si bien cada caso es diferente, lo más normal es que despierte con dolor, que es tratado con analgésicos y un yeso en el área operada para protegerla y apoyar la fijación de los tejidos operados. Algunas personas sienten náuseas, pero esa sensación es completamente normal y desaparecerá pasadas unas horas.

Es importante que el paciente sepa que durante las primeras 24 horas tendrá dificultades para respirar correctamente a través de la nariz, debido a que sus fosas nasales estarán tapadas. La nariz se rellena para ayudar a reducir el sangrado y la inflamación. También habrá algo de dolor, que será controlado con analgésicos. La mayoría de personas que se hacen una rinoplastia pueden dejar de usar analgésicos después de 48 horas.

También se coloca una gasa dentro de los orificios de la nariz para evitar sangrados y una mayor inflamación. Cuando reciba el alta deberá seguir con la recuperación en casa y guardar de cinco a 10 días de reposo absoluto. Lo aconsejable es dormir con la cabeza en alto y tomar la medicación prescrita para mejorar la inflamación y el dolor. Asimismo, deberá evitar agacharse o levantar peso.

Las mejoras en las técnicas de la rinoplastia en Barcelona hacen que el postoperatorio sea mucho más llevadero que antes.

Las mejoras en las técnicas de la rinoplastia en Barcelona hacen que el postoperatorio sea mucho más llevadero que antes.

Recuperación transcurridos diez días

Pasados unos 10 días, podrá volver a su vida normal con la precaución natural de proteger la zona operada de los rayos solares, el agua y los posibles traumatismos o golpes. Durante el postoperatorio de una rinoplastia en Barcelona, el paciente no puede tomar ningún fármaco que no haya sido prescrito por su cirujano plástico y deberá de evitar cualquier esfuerzo físico.

Aproximadamente después de una semana, se quitará el yeso. La nariz todavía va a estar hinchada, lo que muchas veces puede causar frustración o incluso generar miedo al ridículo, ya que se puede pensar que la intervención ha sido un fracaso. Esta inseguridad suele ser una parte más del proceso de recuperación, pero hay que tener en cuenta que los resultados empezarán a verse a partir del tercer o cuarto mes, mientras que el resultado final de la cirugía se puede evaluar después de un año.

Después de quitar el yeso, a veces se coloca una férula sobre la parte externa de la nariz para protegerla, así como ayudar a mantener la nueva forma durante el proceso de cicatrización. En algunas ocasiones el cirujano también opta por poner una férula más suave dentro de la nariz para prevenir la cicatrización en la parte interna.

El 85% de la inflamación habrá desaparecido pasado un mes desde la intervención. Aunque aún quedará una leve hinchazón que puede tardar hasta un año en desaparecer. Por esta razón, debe esperar al menos ese tiempo antes de someterse a cualquier posible revisión de la rinoplastia en Barcelona.

Después de la cirugía de nariz, el paciente necesitará reposo y tener algunas precauciones a la hora de dormir, por ejemplo.

¿De qué depende el tiempo de recuperación?

En definitiva, el postoperatorio va a depender mucho de ciertos aspectos:

  • Si la técnica que emplea el cirujano es abierta o cerrada.
  • La anestesia que se utilice, que puede ser local más sedación, epidural o general.
  • La corrección o reestructuración que se planee hacer en la nariz (acortar, enderezar, adelgazar, agrandar, respingada, etc.).
  • Si se corregirá algún problema respiratorio relacionado con las estructuras nasales internas.

Además, en algunos casos se aprovecha para realizar alguna modificación adicional del rostro como el mentón, por lo que ya no solo se puede hablar del postoperatorio de rinoplastia sino de una operación mucho más compleja.

Técnicas utilizadas en la rinoplastia

Como se ha explicado antes, la rinoplastia en Barcelona es una cirugía estética con la que corrigen y modifican los elementos de la nariz (cartílago y huesos) para darle una nueva forma o tamaño. A grandes rasgos, cabe diferenciar entre dos técnicas:

  • Abierta: Cuando se hace la cirugía a través de incisiones dentro de la nariz. Tiene la ventaja que no deja cicatrices visibles.
  • Cerrada: Cuando se realizan cortes (incisión) en la división entre los orificios nasales (columela) con el levantamiento de la piel para operar directamente sobre el área. Tiene la desventaja que deja una cicatriz mínima y está prevista para reconstrucciones mayores.

Tanto los conceptos empleados como los procedimientos de la rinoplastia estética han experimentado una verdadera revolución a lo largo de, aproximadamente, las dos últimas décadas. Estas importantes innovaciones residen en la información extraída del tratamiento de los efectos secundarios y del análisis de las complicaciones diagnosticadas durante la utilización de otras técnicas más tradicionales en pacientes ya sometidos a una cirugía de nariz. De este modo, han podido aclararse muchos de los falsos mitos que rodeaban a esta intervención.

Rinoplastia estructural

El 80% de quienes deciden someterse a una operación de nariz lo hacen para tener unos rasgos faciales más proporcionados.

El 80% de quienes deciden someterse a una operación de nariz lo hacen para tener unos rasgos faciales más proporcionados.

La rinoplastia en Barcelona puede realizarse utilizando varias técnicas. Entre ellas, se encuentra la rinoplastia estructural, consistente en una controlada resección de los tejidos óseos y cartilaginosos de apoyo, manteniendo la funcionalidad basal, y en su recuperación una vez se modifican. Por último, se recurre a diversos procedimientos de sutura e implante para robustecer, sostener y dotar de la requerida estructura para consolidar la nariz.

Esta técnica, al contrario que la clásica operación de nariz, engloba diversos tratamientos que tienen por finalidad prevenir alteraciones causadas por la retracción cicatricial y garantizar la ubicación de aquellas estructuras que han sido desplazadas y corregidas durante la intervención.

Rinoplastia abierta

Se suele utilizar esta vía de abordaje en el tratamiento de las puntas nasales complejas, tanto primarias como secundarias, que presentan malposición de los cartílagos alares, así como la punta en bola o cuadrada, posición vertical de los cartílagos alares, retracción narinaria y en aquellas que necesiten la colocación de injertos alares en la punta.

La incisión de la columela se ubica transversalmente en su parte más estrecha, en forma escalonada o en V invertida. Esta incisión se continúa de forma simétrica a ambos lados de la columela. Se extiende a lo largo del borde caudal de la crura lateral sin dañar el 'triángulo de tejido blando'.

La disección de la punta ha de ser muy cuidadosa y se hace en el plano suprapericóndrico, mientras que en la porción del dorso óseo la disección será subperióstica. El septo se aborda desde su porción caudal. El cierre de la incisión se facilita si antes de la infiltración se han coloreado las líneas de referencia que permitan su correcta reposición. Si se utilizan injertos, proporcionarán la suficiente estabilidad y la resistencia necesaria para contrarrestar las fuerzas de contracción cicatricial.

Las suturas modeladoras, los puntos de fijación e injertos de sustentación y separación son recursos para fijar y dar consistencia, ejercer contratensión y evitar las alteraciones -tanto estéticas como funcionales- en la nariz, ocasionadas por la rinoplastia abierta.

Haber completado el crecimiento de la nariz y tener buena salud son dos de los requisitos para una rinoplastia.

Haber completado el crecimiento de la nariz y tener buena salud son dos de los requisitos para una rinoplastia.

El abordaje externo del esqueleto nasal no fue internacionalmente conocido hasta que Padoran hizo una publicación, aunque anteriormente fue descrito en 1934 por Rethi. Este proceso durante los años 80 fue considerado como obsoleto. En cambio, estos últimos años ha comenzado a tener revelancia a pesar de que sus beneficios aún continúan siendo objeto de debate. Es un error generalizar su uso, se debe condicionar a las necesidades de cada uno.

Ventajas y riesgos de la rinoplastia en Barcelona

Si una persona desea someterse a una operación de nariz es fundamental que esté completamente informada de las ventajas y riesgos que tiene esta cirugía, además de informarse sobre el proceso en sí y sobre las molestias que sentirá durante el proceso postoperatorio.

Beneficios del procedimiento

La cirugía de nariz en Barcelona consigue unos magníficos resultados, mejorando la estética de la nariz y del rostro, con un aspecto natural, lo que aumenta notablemente la seguridad y a la autoestima. Además, se pueden enumerar otras ventajas:

  • Prevee deformidades causadas por la retracción cicatricial.
  • El especialista puede operar con las dos manos.
  • Permite una visión directa del campo operatorio.
  • Los resultados son duraderos.
  • Ofrece un diagnóstico operatorio exacto.

Puede suceder que se aproveche la rinoplastia en Barcelona para realizar algún otro cambio en el rostro, como una mentoplastia; en estos casos, es una operación más compleja.

Inconvenientes de la operación de nariz

  • Una cicatriz externa visible en el caso de la técnica de rinoplastia abierta.
  • Edema prolongado.
  • Mayor tiempo quirúrgico.
  • Mayor tiempo de anestesia en la punta nasal.
  • También se debe tener en cuenta la importancia de la alteración de la circulación sanguínea de la punta nasal, lo que supone un cierto riesgo de necrosis de la piel, la columela o de la punta. Actualmente se suele limitar su utilización a operaciones de revisiones difíciles, asimetrías de la punta complicadas, narices muy proyectadas, desviadas y fisuradas.

Candidato ideal para una rinoplastia

Generalmente, la rinoplastia en Barcelona es una de las operaciones de cirugía estética más populares entre los jóvenes, pero es muy importante tener en cuenta resulta imprescindible esperar a que la nariz haya completado su crecimiento para poder someterla a ella. Así, en relación con la edad, los médicos recomiendan esperar a tener 18 años o, al menos, no realizar una rinoplastia antes de los 16 años.

También es muy importante en este tipo de intervenciones dejarse aconsejar por un especialista con experiencia para valorar si la rinoplastia ofrecerá los resultados que se desean o si las expectativas del paciente están ajustadas a la realidad.

Durante las primeras visitas a la consulta del cirujano, este estudará el caso para comprobar que el paciente sea un buen candidato tanto desde el punto de vista físico como psicológico. Algunos de los principales requisitos que tiene que reunir la persona que desea realizarse una rinoplastia son los siguientes:

  • Haber completado el crecimiento facial.
  • Gozar de un buen estado de salud.
  • No fumar o, en caso de ser fumador, dejar el tabaco antes de la cirugía.
  • Tener metas realistas en cuanto al resultado estético.

Los cirujanos recomiendan esperar a tener 18 años para realizar la rinoplastia o, al menos no hacerlo antes de los 16, para asegurar que la nariz ha completado su desarrollo.

¿Por qué se elige esta cirugía?

Normalmente, quienes deciden operarse la nariz lo hacen empujados por el deseo de cambiar sus rasgos faciales para tener una nariz más proporcionada. Es decir, tienen un a motivación estética -esto es así en el 80% de los casos-. El resto se somete a la rinoplastia en Barcelona después de haber sufrido algún tipo de lesión o traumatismo que, por ejemplo, les provoca dificultades a la hora de respirar; o también, porque arrastran problemas respiratorios relacionados con la nariz.

Las personas que demandan esta técnica suelen presentar los siguientes perfiles nasales:

  • Una nariz demasiado grande o pequeña, de manera que quede desproporcionada en relación con el resto del rostro.
  • Tener el puente nasal muy prominente.
  • La presencia de fosas nasales desiguales, caídas, sobresalientes o amplias.
  • Tener las fosas nasales demasiado anchas o muy estrechas.
  • La nariz torcida, es decir, fuera de ángulo.
  • El tabique nasal desviado.
  • Problemas respiratorios exclusivamente debidos a defectos en la nariz.
    La rinoplastia en Barcelona es una de las operaciones de cirugía estética más 'populares' entre la población joven.

    La rinoplastia en Barcelona es una de las operaciones de cirugía estética más 'populares' entre la población joven.

¿Cuánto cuesta una rinoplastia?

Por último, una de las dudas más habituales acerca de la rinoplastia, gira en torno a su coste. En primer lugar, tal y como ya se ha mencionado previamente, se ha de considerar que será el paciente quien suela afronte este precio en la práctica totalidad de situaciones. Y es que nos encontramos ante una intervención que en muy contadas excepciones figura en el catálogo de prestaciones de la Seguridad Social, especialmente si su objetivo atiende a criterios puramente estéticos.

Determinar con exactitud cuánto vale una cirugía de nariz no es tarea simple, pues el precio depende de numerosas variables, destacando las siguientes:

  • Los honorarios del cirujano plástico.
  • Los necesarios gastos clínicos.
  • El coste de la anestesia -general- empleada.
  • El tiempo de hospitalización requerido.

Como resultado, esta intervención suele ser costosa. Aún así, quienes han pasado por esta técnica afirman que merece la pena, puesto que la rinoplastia en Barcelona suele tener un impacto muy positivo en la autoestima de la persona, además de sobre su estética facial.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Rinoplastia en Barcelona: noticias relacionadas

    Candidatos inadecuados para una Rinoplastia

    Hay que estar conscientes que para una cirugía plástica no todas las personas que consultan son candidatos, en este caso para una Rinoplastia. No todos cumplen con los requisitos del perfil que se busca, aún cumpliendo con indicaciones físicas para recibir el tratamiento.

    Por ejemplo, personas que son eternas insatisfechas, no son buenas candidatas, debido a que buscan obsesivamente un cirujano plástico, luego otro, y así van en su día a día, deseando respuestas que quieren escuchar para su agrado personal. En fin, este tipo de personas necesitan resolver problemas que no son físicos, sino más bien psicológicos. 

    Otro tipo de pacientes que tampoco son buenos candidatos son aquellos que tienen crisis emocional. Esto puede deberse a situaciones de separación, o la muerte de una esposa o esposo o la pérdida de un empleo, pueden en muchas ocasiones estar deseando alcanzar otro tipo de objetivos, pero no los logran alcanzar y por eso trascienden en realidad al acto quirúrgico, sin embargo, la cirugía no le resolverá el conflicto interno que tiene. 

    A este tipo de personas se les evitar realizar cirugías, para prevenir que tengan frustraciones en el postoperatorio. 

    Cualquier duda que tenga es mejor consultar con el cirujano.

    Edad mínima para hacerme una Rinoplastia

    La cirugía estética de Rinoplastias es recomendarle realizarla cuando finalice el desarrollo de la persona, aunque como existen diferentes criterios respecto a las edades ideales para llevar a cabo una Rinoplastia, el profesional que tiene la última palabra para decidir de si es  momento o no de hacerla es el cirujano.

    Algunos especialistas difieren en la edad mínima para llevar a cabo la Rinoplastia, sin embargo, el promedio considera que las mujeres deberían someterse a una Rinoplastia a partir de los 15 años, mientras que el hombre a partir de los 17 años.

    Lo anterior se debe a varios aspectos importantes, por ejemplo, durante los primeros años y hasta la mitad de la adolescencia, la persona atraviesa diferentes cambios hormonales que provocan que la envoltura de la piel y partes blandas esté muy adherida al esqueleto osteocartilaginoso. 

    Por otra parte, hay zonas de crecimiento dentro de la nariz que se mantienen activas durante el desarrollo, por lo que no es conveniente intervenir quirúrgicamente y tratar estas zonas para prevenir alteraciones en el desarrollo normal de la nariz.

    En caso de que el paciente sea menor de edad, los padres deberán autorizar y firmar una hoja de consentimiento para que se realice la cirugía.

    Candidatos ideales para Rinoplastia

    Si es una persona que está analizando someterse a una Rinoplastia, deberá ser completamente honesto con usted mismo y preguntarse: ¿Para qué necesito exactamente que me realicen esa cirugía plástica? ¿Cuáles considera usted que son sus objetivos, y si sus expectativas en cuanto a los resultados son reales?

    Después de contestarse esas preguntas, será bueno que lea acerca de dos buenos candidatos que hay para la Rinoplastia.

    En la cirugía plástica de Rinoplastia hay dos buenos candidatos para este tipo de operación. El primero de ellos es, los pacientes que tienen una autoestima positiva pero que se sienten incómodos con algún aspecto físico que desean corregirlo, en este caso, mejorar una parte de su nariz. Este tipo de personas, generalmente, se siente muy satisfecho con los resultados que se logran con la cirugía y siempre conservan una imagen positiva al respecto. 

    En segundo lugar, están aquellos pacientes que tienen algún tipo de defecto físico y estético y que con el tiempo su autoestima fue decayendo. Sin embargo, tienen expectativas muy reales y recuperan su autoestima rápidamente tras la cirugía.

    Es importante que esté consciente de los resultados que se pueden conseguir con una Rinoplastia, no es que con la cirugía usted se parecerá a algún actor o actriz de Hollywood.

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Barcelona

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.