Reducción de pechos en Bilbao

Sanatorio Bilbaíno

Reducción de pechos en Bilbao por 4.400 €
Hasta
el
10 dic

Tu operación de reducción de pechos al mejor precio con BonoMédico

Consigue el pecho que quieres: reducción de pecho en Bilbao por solo 4.400 € con un cirujano de prestigio. Tener unos senos excesivamente grandes no es sólo un problema estético y una fuente de complejos, sino que, además puede acarrear muchos problemas físicos, tales como dolores de espalda, de cuello, sarpullidos en la piel e, incluso, problemas respiratorios.

Es por todo eso que, para algunas mujeres, la mamoplastia de reducción se convierte en una necesidad. BonoMédico pone a tu disposición, con todas las garantías, un cuadro médico con los mejores especialistas para que tu operación de reducción de mamas en Bilbao sea todo un éxito. Y al mejor precio.

El cirujano te atenderá en la consulta previa incluida en el bono. Allí estudiará tu caso para elegir la técnica más adecuada y podrás resolver todas tus dudas acerca de la operación. Recuerda que esta consulta no tiene compromiso y tras ella puedes decidir libremente si te interesa someterte a la intervención. Ésta y la posterior hospitalización se realizarán en Sanatorio Bilbaíno.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Reducción de mamas.
  • Hospitalización de la paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Sujetador postoperatorio.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Centro

Sanatorio Bilbaíno

Sanatorio Bilbaíno

Centro médico garantizado

El Sanatorio Bilbaíno de la Congregación de las Siervas de Jesús de la Caridad lleva más de 100 años atendiendo a sus pacientes. En el centro desarrollan su actividad un selecto grupo de especialistas de reconocido prestigio y experiencia de diferentes especialidades médicas, quirúrgicas y diagnósticas. El centro no ha dejado de modernizar sus instalaciones a lo largo de su historia, por lo que actualmente cuenta con las más modernas tecnologías y equipamiento. No obstante, lo que hace destacar al Sanatorio Bilbaíno es su continua búsqueda de la excelencia en el servicio sanitario. Por ello se ha seleccionado al personal más cualificado, con el fin de dar el mejor trato al paciente.

Reducción de pechos en Bilbao: más información

El objetivo de la reducción de pecho en Bilbao es solucionar muchos de los problemas frecuentes que tener unos senos grandes pueden provocar en las mujeres. Entre las dolencias más comúnes están el dolor de espalda, irritaciones en la piel debajo de las mamas, dolor de cuello, problemas respiratorios... todo ello a consecuencia del exceso de peso.

Por ello, la mamoplastia de reducción es una de las soluciones más viables para que estas mujeres consigan unos pechos de tamaño más pequeño y con una forma más proporcional a su anatomía.

¿Qué es la reducción de pecho en Bilbao?

La mamoplastia de reducción, más conocida como reducción de pecho es un tratamiento quirúrgico para disminuir el tamaño de los senos, por medio de la eliminación de grasa, tejido mamario y piel, consiguiendo un busto más pequeño, ligero y firme. Con la misma operación se puede conseguir reducir el tamaño de la areola. 

¿Quién es la candidata ideal?

La reducción de pecho en Bilbao ayuda a resolver problemas asociados al tamaño excesivo de las mamas.

La reducción de pecho en Bilbao ayuda a resolver problemas asociados al tamaño excesivo de las mamas.

Más allá de los motivos esencialmente estéticos, la reducción de pecho en Bilbao se realiza, en su mayoría, para aliviar los problemas físicos que los pacientes tienen por el exceso de volumen en su pecho. Sin embargo, las pacientes que se someten a la cirugía deben cumplir con ciertos requisitos médicos para poder ser candidatas para la operación, de los cuales mencionamos a continuación algunos:

  • Mujeres mayores de 18 años, ya que a esa edad el pecho se ha desarrollado completamente, no obstante se puede realizar antes si los problemas físicos son muy importantes. Cuando se realizan antes de cumplir la mayoría de edad son los padres quienes deben dar su autorización y el médico debe aprobar que se le realice la cirugía a la paciente.
  • Las mujeres que tengan planes de dar lactancia en el futuro no deben someterse a la cirugía.
  • Que tengan buenas condiciones de salud física y psicológica.
  • Que no tengan ningún tipo de enfermedad infecto-contagiosa ni terminal.

La consulta con el cirujano plástico

Cuando la paciente ya ha decidido cuál es el cirujano plástico que le va a realizar la reducción de pecho en Bilbao, ambos deberán tener una primera consulta. En ella, el médico evaluará la forma y el tamaño de los senos, la firmeza de la piel, además de hacer una exploración de mamas y en algunos casos el cirujano le prescribirá hacer un estudio mamográfico para descartar alguna anomalía en los senos.

También el cirujano plástico solicitará que se realice unos exámenes preoperatorios para evaluar el estado general de salud del paciente.  También en esa misma consulta, el médico le explicará las diferentes técnicas quirúrgicas, la más conveniente para su caso particular, asimismo se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus senos, tomando en cuenta los resultados que usted espera de la cirugía.

Se recomienda elegir un buen cirujano, con experiencia en este tipo de intervenciones, y compartir con él cuáles son las expectativas que tiene acerca de los resultados de la operación.

Debido a eso, es necesario que sea sincera con su médico cirujano explicando las expectativas reales que usted espera de la operación, para que el cirujano sea también sincero y le explique las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones que cada una tiene.

Es importante no olvidar decirle al médico el número de embarazos previos y si piensa en un futuro quedar embarazada o tiene planes de dar lactancia, si es fumadora o si toma algún medicamento o vitaminas, ya que toda esa información es sumamente imprescindible que el cirujano la conozca para que le diga las recomendaciones necesarias a tomar en cuenta antes de someterse a la cirugía. No dude en consultar cualquier pregunta sobre la reducción de pecho que tenga, sobre todo con los resultados que espera.

En esa misma cita médica se le explicará el tipo de anestesia que se usará para sedarlo, los costes de la cirugía, las instrucciones a seguir durante el preoperatorio y si es necesario o no de permanecer hospitalizado en el hospital donde se hará la intervención.

La cirugía de mamoplastia de reducción

La operación de mamoplastia de reducción de pecho en Bilbao se realiza en un quirófano, en una clínica privada o un hospital del sistema de salud pública. Es necesario que el paciente permanezca ingresado dos o tres días después de la intervención quirúrgica. 

La cirugía se lleva a cabo con anestesia general, y dura entre dos y cuatro horas.

La cirugía se lleva a cabo con anestesia general, y dura entre dos y cuatro horas.

La operación de reducción de mama se realiza bajo anestesia general, para que el paciente permanezca dormido y no sienta ningún tipo de molestia durante las dos o cuatro horas que durará la cirugía, sobre todo, porque en algunos casos existe la posibilidad de que pueda alargarse la intervención.

Aunque existen diferentes técnicas, la más utilizada actualmente son las incisiones con forma de ancla que se colocan alrededor de la areola y en una línea vertical hacia abajo, y la otra línea horizontal en el surco que hay debajo de la mama. Por medio de ambas incisiones se elimina el exceso de piel, grasa y tejido mamario.

Después de ese proceso se recoloca en su nueva posición la areola y el pezón. Es importante decir que en la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a sus nervios y vasos sanguíneos, conservando la sensación normal o casi normal.

No obstante, en casos de una gran reducción, puede ser que el cirujano plástico tome la decisión de separar completamente la areola  y ubicarla en una nueva posición, sin tener contacto con los nervios y vasos sanguíneos y de esa forma se pierde totalmente la sensación. Esto último siempre será algo hablado y acordado en la primera consulta médica que es donde el cirujano le explicará las razones del por qué sucederá y se tiene que hacer de esa manera.

Una vez termina la intervención, el cirujano colocará unos tubos de drenaje temporales para eliminar el resto de líquido que ha quedado en el paciente y un vendaje alrededor de las mamas para evitar una mayor inflamación y reducir el riesgo de infección.

Tipos de cirugía dependiendo el tipo de paciente

La mamoplastia de reducción es realizada en su gran mayoría a mujeres, sin embargo, también hay pacientes hombres y jóvenes menores de 18 años que se someten al tratamiento quirúrgico, debido a sus problemas médicos, dejando de lado lo estético. Ahora les explicamos la operación que se les realiza a cada uno de ellos:

  • Mujeres: En el caso de las mujeres y su excesivo volumen, el busto se reduce extirpando una cantidad específica de tejido glandular y de piel. El pezón también usualmente se reduce y se ubica más elevado. Después de la intervención quedará una cicatriz circular alrededor de la areola por las incisiones que se hicieron, pero afortunadamente son poco visibles, debido a que aclaran con el trascurso del tiempo.
  • Jóvenes: En jóvenes adolescentes, que desde una edad temprana ya presentan mamas grandes, el someterse a una lipoescultura ayudará a disminuir el busto lo suficiente y al mismo tiempo frenará en gran medida el crecimiento de la glándula mamaria. Para realizar esta cirugía en las jóvenes será el médico quien tomará la decisión en común acuerdo con sus padres. Las cicatrices son invisibles. Este tipo de cirugía cuando se realiza a tiempo puede contribuir a evitar posteriores cirugías de reducción de mamas.
  • Hombres: El tejido glandular mamario excesivo en hombres suele eliminarse con una endoscopia y en algunos casos se puede combinar con la lipoescultura. Por medio de una mínima incisión en la areola aproximadamente de 2 centímetros se introducen instrumentos quirúrgicos especiales en el cuerpo con los cuales el cirujano puede soltar la glándula mamaria de la piel y el músculo y eliminar la cantidad específica necesaria.

El periodo postoperatorio de la reducción de pecho en Bilbao

Después de la reducción de pecho en Bilbao será completamente normal que el paciente se sienta algo cansado durante los siguientes días. Las primeras 48 a 72 horas permanecerá en el hospital ingresado bajo observación y con los drenajes en sus mamas para eliminar el líquido que ha quedado.

Después de esos días al paciente se le retiran los drenos y el cirujano dará el alta para que pueda retirar a su casa a descansar y a recuperarse. La mayoría de dolores se controlan con los analgésicos prescritos por su cirujano plástico hasta que las mamas dejan de molestar.

El postoperatorio de la reducción de pecho no suele conllevar complicaciones, pero la paciente debe guardar cierto reposo y seguir las indicaciones del especialista.

El vendaje o los apósitos serán retirados tres días después de la operación y serán cambiados por un sujetador especial, que deberá usar según las indicaciones que su cirujano diga. También será completamente normal que el paciente tenga la sensación de ardor en los pezones en las siguientes dos semanas después de la operación, al igual que una disminución de sensación en los mismos que se irá recuperando paulatinamente, a excepción de cuando las reducciones son grandes y se pierde la sensación definitivamente.

Además también es normal que la primera menstruación después de una reducción de pecho pueda que los senos se inflamen y duelan. Los puntos de sutura se retiran entre los siete y 14 días, dependiendo de las indicaciones del cirujano, mientras que el edema no cede completamente hasta las tres o seis semanas.

Después de la operación el especialista recomendará usar un sujetador especial.

Después de la operación el especialista recomendará usar un sujetador especial.

El paciente regresará a su trabajo hasta la segunda o tercera semana después de la reducción de pecho en Bilbao,  sin embargo, en pocos días podrá hacer vida casi normal, es decir, deberá limitar las actividades físicas fuertes durante las primeras semanas, hasta que el cirujano lo indique.

Por otra parte, será necesario evitar tener relaciones sexuales durante las primeras dos semanas después de la operación, para que no se inflamen las incisiones donde están los puntos de sutura; también durante las tres o cuatro semanas evite el contacto físico intenso de los senos.

Es normal que aparezcan pequeñas costras o un poco de líquido en el lugar donde están las incisiones. Su cirujano plástico irá evaluando esa condición durante los meses siguientes hasta que esté totalmente recuperada. Y si tiene alguna complicación o duda sobre sus síntomas, llame a su cirujano plástico de inmediato para que su recuperación sea un éxito.

¿Existen riesgos?

La operación de reducción de pecho, generalmente es una cirugía plástica segura, siempre que sea realizada por un cirujano plástico cualificado y acreditado. Sin embargo, como en cualquier intervención quirúrgica existen ciertas complicaciones y riesgos concretos de la técnica en sí, algunos de ellos pueden ser: 

  • Cicatrices permanentes y visibles, aunque por suerte disimulables bajo el sujetador o el bikini.
  • Problemas de una mala cicatrización en pacientes fumadores.
  • Disminución parcial, y en algunos casos, total de la sensibilidad del pezón.
  • Después de una reducción de mama, puede verse afectada la capacidad de dar lactancia.

Los resultados de la reducción de pecho en Bilbao

Es necesario dejar claro que después de una reducción de pecho en Bilbao, las cicatrices son permanentes y visibles, aunque el cirujano hará hasta lo imposible para que casi no se noten. Afortunadamente, con el tiempo las cicatrices se van aclarando y las hace casi invisibles.

También deberá de esperar unos meses hasta que sus senos adquieran el aspecto definitivo, sin embargo, las mamas cambiarán ante los estímulos hormonales normales, los cambios de peso o el embarazo, por eso es necesario que las pacientes se mantengan en su peso ideal.

También en cuanto al aspecto físico de la persona, será necesario que pase algo de tiempo hasta que se acostumbre a su nueva imagen corporal, en muchos casos el tener unas mamas con menos volumen y con más armonía a su cuerpo hace que el autoestima del paciente aumente, sobre todo, si las expectativas de la persona son realistas estará muy satisfecha con el resultado de la reducción de mamas.

Los resultados de la reducción de pecho son satisfactorios para la mayoría de las mujeres que se someten a ella, ya que les permite solucionar sus dolores de espalda y cuello, y mejorar su autoestima.

Es también muy probable que la paciente tenga un buen desenlace clínico de la operación de mamoplastia de reducción. Además puede sentirse mejor con respecto a su apariencia porque podrá sentirse más cómoda  al realizar diversas actividades como a la hora de nadar o de correr. Además porque ya no llamará tanto la atención del sexo opuesto al lucir un escote o simplemente porque  ya no tendrá un busto tan grande. 

Los síntomas de la piel, como las estrías, o el dolor, desaparecerán. Posiblemente será necesario que usted use un sujetador de soporte especial durante los siguientes meses para remodelar las mamas a su nueva talla, la buena noticia que eso no será incomodo.

Todo sacrificio habrá valido la pena después de ver los resultados esperados, recuerde que el propósito de la cirugía de reducción de pecho en Bilbao es el remodelamiento de las mamas para que logre una mejor armonía con el resto de su cuerpo y que usted se sienta mejor al lucir un busto más definido y con menos tallas.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Bilbao

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.