Cirujanos plásticos en Valencia

Los mejores especialistas médicos

¿Cuál es la función de un cirujano plástico?

¿Cuál es la función de un cirujano plástico?

Dentro de la Medicina, una de las especialidades que encontramos es la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Esta especialidad es relativamente reciente, aunque su práctica tiene ya miles de años de historia. El cirujano plástico en Valencia tendría como objeto de su función la corrección, reparación o reposición de las estructuras que atañen tanto a la forma como a la función corporal, lo que, evidentemente, repercute positivamente en la salud de las personas. 

En otras palabras, el cirujano plástico se encarga de corregir o reparar aquellos elementos estructurales, aquellas partes, cuya forma o función se hayan visto afectadas por diversas razones. Estas razones pueden tener una variada naturaleza y así, por ejemplo, pueden tener una causa congénita -desde el nacimiento-, o bien un origen sobrevenido -un accidente, un traumatismo, etc.-, por una enfermedad -un tumor, por ejemplo-, o la simple evolución natural o envejecimiento del individuo (imaginemos el proceso natural de envejecimiento de la piel que pierde firmeza y elasticidad y que afecte, por ejemplo, a los párpados superiores que se descuelgan y terminan afectando a la visión de la persona).

Todas estas funciones del cirujano plástico las realiza siguiendo ciertos criterios, como son los de armonía entre todos los elementos del cuerpo y la proporcionalidad de los mismos, repercutiendo, de sobra está decirlo, en la salud de la persona.

Técnicas que utiliza el cirujano plástico en Valencia

Para cumplir con su cometido, el cirujano plástico en Valencia tiene a su disposición varias técnicas, varios caminos por los que llegar al resultado deseado. Éstas pueden ser muy variadas:

  • Por un lado, este especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que es así como se denomina a esta especialidad de la Medicina, puede realizar las llamadas plastias, que en definitiva son la movilización o movimiento de los tejidos como la piel. Siguiendo con el ejemplo anterior, la blefaroplastia sería la movilización en la zona de los párpados, colocando a los mismos en un lugar más acorde con su posición natural y que, en este caso, permita mejorar la visión de la persona. 
  • Y si antes hablábamos de la movilización de los tejidos, también tenemos que señalar que otra de las técnicas del cirujano plástico es la modificación de las estructuras o de los tejidos afectados. Esta modificación se puede realizar bien por diversos medios, como la resección, el recurso a materiales aloplásticos, etc. La resección es la extirpación, por medio de la cirugía, de una parte o de la totalidad de un órgano (por ejemplo, cuando en una otoplastia se extirpa parte de la oreja para remodelar su forma). Los materiales aloplásticos  son materiales no orgánicos, con componentes inertes y que son fabricados para ser colocados dentro del organismo para la remodelación o la sustitución de una parte de la anatomía. Estos materiales pueden ser muy variados y pueden ir desde siliconas hasta aleaciones metálicas. 
  • Por último, el cirujano plástico también puede valerse de los trasplantes para cumplir su función. Estos trasplantes pueden ser de varios tipos: El trasplante será autólogo cuando se utilicen o se extraigan partes del organismo de un individuo para trasplantarla o injertarla a otra parte de su propio cuerpo (por ejemplo, una de las prácticas más antiguas de la cirugía plástica, ya probada en el Antiguo Egipto, era la de cortar un trozo de piel del mismo individuo y colocarla en la zona de la nariz, cuando ésta se había perdido por algún accidente o traumatismo o por haber sido condenado con dicho castigo). Se pueden trasplantar una gran variedad de tejidos, tales como piel, cartílagos, hueso, grasa, músculo, pelo, etc. El trasplante, por contra, será homólogo cuando esa transferencia de elementos, de partes del cuerpo o tejidos, se dé de un individuo a otro, pero dentro de la misma especie, es decir, entre seres humanos. El más común de estos trasplantes sería la transfusión de sangre de una persona a otra, pero no se circunscribe sólo a ese caso, ya que de sobra son conocidos los trasplantes de personas fallecidas -córnea, válvulas del corazón, hígado, riñones, piel, etc.-, e incluso entre personas vivas -también de riñón, médula ósea, hígado, etc.-. Por último, tenemos los trasplantes heterólogos, que serían los trasplantes de órganos o tejidos que se realizan de un individuo a otro de diferente especie, por ejemplo, cuando se utilizan válvulas cardíacas de cerdo o la piel del mismo, sometida a determinados tratamientos para hacerla trasplantable.

Ámbitos de actuación del cirujano plástico

La Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, por lo que hemos visto, tiene un ámbito de actuación muy amplio y con funciones muy variadas y de muy distinta naturaleza, aunque su fin último sea el de mejorar la salud, en sentido amplio del individuo. Este ámbito de actuación lo podemos dividir en los siguientes apartados:

  • Tratamiento, mediante la cirugía, de las malformaciones o defectos congénitos que necesiten a reconstrucción o la remodelación de las estructuras óseas o de las partes blandas, ya se estén estas malformaciones en el cráneo, el rostro o en otras partes del cuerpo.
  • Cura y tratamiento de las quemaduras y de las consecuencias que éstas puedan acarrear.
  • Aquellas intervenciones quirúrgicas que se necesiten para tratar determinadas enfermedades o patologías, cuando dicho tratamiento necesite que se realice una reconstrucción o remodelación de la anatomía o de las estructuras del órgano en cuestión cuando esta enfermedad esté afectando a su funcionalidad.
  • También es competencia del cirujano plástico en Valencia la extirpación y reconstrucción, cuando éstas sean necesarias, en los tratamientos contra tumores en la piel u otras zonas blandas del cuerpo, como las mamas.
  • Tratamientos quirúrgicos de la mano
  • Y, por último, la cirugía estética, que es un campo dentro de la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que fundamentalmente se encarga de mejorar la apariencia estética de la persona, a diferencia de la plástica o la cirugía reparadora, que se encargarían de devolver la funcionalidad y su apariencia natural a partes del cuerpo u órganos dañados. No obstante, es de señalar que los límites entre una y otra clase de cirugías no están claramente definidos y que sus labores se superponen en numerosas ocasiones. Lo que sí está claro es que la finalidad de ambas repercute en la salud, ya sea física o mental, del individuo.

La SECPRE

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora se fundó en 1.956. En un principio no incluía en su denominación a la cirugía estética, y no fue hasta el año 2.003 que se sumó como una parcela específica dentro de esta rama de la Medicina, entre otras razones, para luchar contra el intrusismo, logrando que se condene jurídicamente la práctica de la cirugía estética por personas que no cumplan con los requisitos y la titulación necesaria para su desarrollo. Cabe recordar en este momento que la duración de la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora es de cinco años; especialidad a la sólo pueden acceder aquellas personas que tienen en su poder la licenciatura de Medicina.

Los objetivos de la SECPRE son muy variados y alcanzan ámbitos tales como el desarrollo de trabajos de investigación, la divulgación de la especialidad, facilitar la enseñanza de esta cirugía, organizar congresos y encuentros científicos, cuidar de la formación y de la profesionalidad de sus miembros, etc. 

Cirugías estéticas más comunes en Valencia

Por lo que hemos visto, el campo de actuación de la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora es muy amplio y abarca numerosas intervenciones. Vamos a hacer un repaso de las operaciones más comunes realizadas por los cirujanos plásticos en Valencia:

  • Aumento de pecho: junto con la liposucción es una de las cirugías estéticas más demandadas. También llamada mamoplastia de aumento consiste, como su propio nombre indica en el aumento del tamaño y volumen de los senos mediante el implante de prótesis, las cuales pueden ser de diversos materiales -siliconas, solución salina-, formas -anatómicos o redondos-, o texturas -lisos o rugosos-. Además, los tamaños varían para adecuarse a las proporciones y anatomía de la persona, buscando que el resultado sea lo más armónico y natural posible.
  • Reducción de pecho: tener un pecho excesivamente grande puede ser también un problema y repercutir en la salud de la paciente -por ejemplo, por problemas de espalda- y no sólo puede ser considerado como una cuestión estética. La intervención de reducción de pecho ayuda a restituir el equilibrio entre las mamas y el resto del cuerpo.
  • Elevación de mamas: La intervención de elevación de mamas está indicada para los casos en los que la paciente tiene los pechos caídos. Puede realizarse con o sin aumento de volumen, según el caso lo requiera.
  • Cambio de prótesis: Si bien es verdad que cada vez las prótesis duran más y, en la actualidad, no se puede poner una fecha límite a la duración de las prótesis, no es menos cierto que existen diversas causas por las que debe realizarse un cambio de prótesis mamarias, tales como rotura protésica, encapsulamiento de la prótesis o, simplemente, porque la paciente desee un cambio en el tamaño o en la forma de las mismas.
  • Rinoplastia: para la realización de una rinoplastia en Valencia se deben atender tanto motivos funcionales como de carácter estético. En relación a éstos últimos podemos destacar las intervenciones que se realizan para hacer la nariz más fina, quitar la giba nasal, corregir asimetrías, etc.
  • Otoplastia: ésta es una de las intervenciones de cirugía estética más frecuentemente realizadas en niños, dado que son éstos los candidatos ideales a esta operación de otoplastia. Ello no quita para que también sean aptas para los adultos.
  • Blefaroplastia: la blefaroplastia tiene como objetivo el devolver la juventud a la mirada y al conjunto del rostro al eliminar el exceso de caída de los párpados superiores o las bolsas en los párpados inferiores. 
  • Aumento de glúteos: Esta intervención de aumento de glúteos puede realizarse bien mediante inyección de grasa del propio paciente (que se ha extraído de otras zonas del cuerpo y después depurado) o bien mediante implantes.
  • Labioplastia: la labioplastia tiene dos funciones distintas. Por un lado puede realizarse para la reducción de los labios menores, para devolver su aspecto original. O, por otro lado, se puede intervenir para el aumento de los labios mayores, generalmente con grasa de la propia paciente.
  • Ginecomastia: se dan ciertos casos en los que existe un aumento de las glándulas mamarias en el hombre, con todos los trastornos emocionales y sociales que este hecho puede implicar. La ginecomastia tiene como finalidad corregir este aumento de mamas en el hombre.
  • Himenoplastia: ésta es una intervención quirúrgica que busca la reparación o reconstrucción del himen.
  • Bichectomía: a través de esta operación se eliminan una serie de tejidos grasos situados por debajo de los pómulos, en cada mejilla. Con ello se consiguen unas mejillas con menos volumen y un aspecto de tener la cara más afilada y delgada.
  • Abdominoplastia: La abdominoplastia busca lograr un vientre más plano y liso a través de una serie de técnicas que consisten en la eliminación de la grasa acumulada en esa zona, la extirpación de la piel sobrante y, por último, el tensado de los músculos de la pared abdominal para devolver un aspecto más natural a la zona del abdomen.

Vamos a ver con más detenimiento las intervenciones dentro de la cirugía facial:

Cirugía estética facial en Valencia

La cirugía estética facial es una de las que se practican dentro de lo que conocemos como cirugía Plástica, Reparadora o Reconstructiva, es decir, de la responsable de reconstruir la integridad anatómica o funcional del cuerpo humano, dañado por defectos físicos, congénitos o adquiridos, por ejemplo, por un accidente de tráfico. La cirugía estética no sólo reconstruye sino que además embellece el aspecto del paciente. En el caso que nos atañe sería el procedimiento estético que mejora o reconstruye los daños estéticos, que se puedan sufrir en el rostro.

El lifting, que es básicamente, el estiramiento de la piel del rostro, cara y cuello, se suele aplicar a hombres y mujeres de 45 años en adelante, pues es en esta edad cuando comienza el deterioro de la piel del rostro y zonas sensibles (cuello, etc.).

En el caso de la blefaroplastia, que es el tratamiento por cirugía de la mejora de los párpados superiores e inferiores,  hay diferencias entre mujeres y hombres ya que mayoritariamente se tratan las primeras los párpados superiores y ellos los inferiores.

En este artículo entraremos a analizar estas intervenciones y otras como la rinoplastia (cirugía estetica aplicada a la nariz) y la otoplastias (cirugía estética de las orejas) que en conjunto ayudan a mostrar una apariencia facial mejor.

Recomendaciones antes de la operación

Los cirujanos estéticos en Valencia siempre aconsejan antes de operarse lo siguiente: primero que el médico que les realice la intervención cuente con la titulación oficial de “Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora”, incluso que se le solicite y que les muestre alguna acreditación al respecto, para asegurarse al cien por cien que es así. También, que el lugar donde se opere sea un quirófano, que se encuentre dentro de un hospital o clínica, con todos los recursos necesarios para tal operación. De otra parte, se aconseja que mantengan una entrevista con su cirujano, para que éste conozca lo que quiere conseguir el paciente con esta intervención y le comunique hasta qué punto es posible , ya que antes deberá realizarse un amplio análisis y además se tendrán en cuenta las características morfológicas y anatómicas individuales del mismo, para ofrecerle el resultado real que puede obtener. Por último, los especialistas señalan que después de la operación, el postoperatorio puede durar 21 días y afectar a músculos, tejidos blandos y cutaneos. Hay que respetar este tiempo para poder disfrutar del resultado de la intervención.

Analicemos pues los siguientes procedimientos:

Lifting facial

El lifting facial -ya sea superior, inferior o ambos- es el estiramiento de la piel de la cara mediante la cirugía estética. Se puede realizar solo este procedimiento o ir acompañado de otros como el estiramiento de la frente o la cirugía de párpados o rinoplastia (cirugía para mejorar la nariz).

Con este procedimiento quirúrgico se corrigen los signos más visibles del envejecimiento. Con esta intervención se tensarán los músculos de la cara, se eliminará el exceso de grasa y se distribuirá la piel de la cara y cuello. 

Los pacientes que eligen someterse a esta operación tienen edades que van desde los 40 a los 60 años. La mayor parte son mujeres pero, cada vez más, también se apuntan hombres. Los especialistas recomiendan hacérsela a estas edades, ya que aún el rostro puede guardar cierta elasticidad, pero eso no impide que personas de 70 y 80 años puedan hacérsela, pues en la mayoría de los casos la operación en estos pacientes resulta un éxito.

Esta cirugía suele hacerse con anestesia local más sedación, pero también se puede realizar con anestesia general.

¿Cómo se realiza el lifting facial?

Se hace a través de una incisión (corte) en la zona del cuero cabelludo, en las regiones frontal y temporal, siguiendo alrededor de las orejas para finalizar cerca de la nuca. Gracias a estos cortes el cirujano plástico en Valencia realiza un despegamiento de la piel bastante importante para poder tensar la misma. Reduce además la grasa y tensa los músculos, que han quedado flácidos, consiguiendo un rostro de aspecto más juvenil y firme.

La intervención durará entre 2 y 4 horas, según la dificultad que entrañe y si va asociada a más intervenciones como la de párpados, liposucción, y demás, pues de ser así durará más. Una vez finalizada, se colocan unos drenajes para evitar que aparezcan hematomas y disminuir la inflamación.

El paciente puede presentar, en el postoperatorio, hinchazón de la cara y cuello, moratones, sensación de tirantez y acorchamiento. Son molestias que no duran mucho tiempo y que con la toma de analgésicos se controlan mejor.
Tras 5 ó 6 días se empiezan a quitar los puntos de sutura, y se terminan de quitar a los 8-10 días. Aunque el paciente podrá realizar vida normal pasadas tres semanas desde que se operó.

La mayoría de las cicatrices se ocultarán tras el cuero cabelludo por encima de la sien y hacia la nuca. En caso de que se notaran estas marcas, en las primeras semanas, podrían ocultarse gracias al peinado.

Muchas de las personas que se hacen, por primera vez, un lifting facial, pasados unos años se lo vuelven a hacer, porque el resultado es muy bueno y les gusta parecer más jóvenes. Los resultados de esta cirugia son a largo plazo, pues durante muchos años la persona que la utilice parecerá más joven, aunque tenga que volver a someterse a una nueva operación para seguir asi, 5 ó 10 años después. 

¿Qué complicaciones existen?

Principalmente las propias de una operación quirúrgica: reacciones a los medicamentos por utilización de la anestesia, sangrado, infección, acumulación de sangre bajo la piel (hematoma) que puede requerir drenaje quirurgico, mala cicatrización, músculos faciales dañados temporal o totalmente por la intervención, problemas respiratorios cambios en el color de la piel, y algunos otros que no suelen ser muy frecuentes y que la persona que quiera operarse conocerá por su cirujano.

Pero no es habitual que se produzcan molestias y, si aparecen, se aliviarán con medicación prescrita por el especialista.

Al principio, es decir, los primeros dias, el paciente puede sentir ciertas zonas de la piel adormecidas, pero esto, desaparecerá en semanas o meses. También será lógico que después de operarse el aspecto de la persona esté con el rostro hinchado y amoratado hasta que pasen unos días y todo vuelva a la normalidad. 

Los puntos se suelen retirar pasados cinco dias, y los que son grapas del pelo más tarde.

Casi nunca existen complicaciones que requieran intervenciones quirúrgicas complementarias para tratar estos problemas en el periodo postoperatorio.

La clave para evitar algún daño o riesgo radica en elegir a un profesional acreditado para la operación. Aunque también influirá la salud del propio paciente, su fortaleza y su anatomia para la consecución del resultado más óptimo posible y una rápida recuperación.

El comenzar todo este proceso con un cirujano plástico en Valencia con el Título de Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética garantizará casi al máximo el éxito y minimizará riesgos.

Blefaroplastia

Así se denomina, de forma técnica, a la cirugía que rejuvenece la apariencia del rostro mediante la intervención quirúrgica de los párpados.

En el caso de este procedimiento quirúrgico, los motivos por los que algunas personas lo eligen no sólo son estéticos, sino también de salud. Pues hay pacientes cuya piel del párpado superior les impide ver con claridad y les molesta.

¿Cómo se realiza la intervención de blefaroplastia en Valencia?

La blefaroplastia se opera a través de cortes (incisiones) externos realizados a lo largo de las líneas naturales de los párpados, dibujando las rayas de los superiores y por debajo de las pestañas en los inferiores, o por la superficie interna del párpado de abajo. 

Con esta intervención se elimina o posiciona el exceso de tejido así como se refuerzan los músculos y tendones circundantes. 

Lo positivo de esta cirugía es que además no requiere que el paciente permanezca hospitalizado. Y la recuperación es rápida.

¿Qué complicaciones existen?

No demasiadas. Suelen hincharse los párpados y amoratarse durante una o dos semanas, pero luego esto va desaparenciendo. Transcurridos varios meses el resultado final se vuelve estable.

La mayor parte de los pacientes, que son intervenidos de beflaroplastia se muestran satisfechos y contentos con esta operación. 

Rinoplastia

Es la intervención quirúrgica utilizada para eliminar las deformidades o imperfecciones de la nariz. Se trata de uno de los procedimientos quirúrgicos más demandados en cirugía plástica.

La rinoplastia puede busca conseguir una nariz equilibrada y perfecta, ya sea aumentando o disminuyendo la original. Además también corrige los traumatismos, problemas congénitos e incluso algunos problemas respiratorios. 

¿Cómo es la intervención de rinplastia en Valencia?

Esta operación puede durar una hora y se centra en modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales a fin de conseguir una forma más armónica con la cara. Por otro lado, está la rinoseptoplastia, más enfocada a mejora de salud del paciente, con la que se corrige una desviación del tabique nasal, para facilitar una mejor función respiratoria. Se emplea anestesia general normalmente, aunque hay casos donde la anestesia local y sedación están permitidos. La operación consiste en realizar incisiones internas, para no dejar cicatriz visible. El especialista corta y modela cartílagos nasales y huesos hasta lograr la nariz más armoniosa posible. Se pueden realizar incisiones en la base de los orificios nasales e incluso utilizar injertos diferentes del tejido del paciente o materiales sintéticos, esto último es muy poco frecuente.

Riesgos de la rinoplastia

Normalmente aparecen cardenales y algún edema postoperatorio, que suelen desaparecer a la semana. 

Los tejidos suelen tardar meses, incluso un año en estabilizarse y las cicatrices para realizar su proceso de maduración.

Muy pocas veces no se alcanza el resultado pretendido por motivos como trastornos en la cicatrización de los tejidos,traumatismos postoperatorios o por graves alteraciones anatómicas iniciales, lo que hará que sea necesario un retoque quirúrgico, no antes de que hayan transcurrido seis meses desde la operación inicial. 

Pero en este, como en otros casos, el ponerse en manos de un Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética hará posible alcanzar la nariz perfecta.

Otoplastia

En este caso la cirugía no afecta al rostro sino a las orejas situadas en la cabeza.

Se conoce así a la cirugía cuyo objetivo es colocar en una posición normal las orejas (más pegadas a la cabeza) o reducir su tamaño. 

Normalmente se practica a niños con edades comprendidas entre los 4 y 14 años. Con estas edades las orejas han crecido casi por completo, por lo que se recomienda realizarla cuanto antes,a fin de evitar que los niños, que tengan el problema de tener unas orejas grandes sean objeto de burla por parte de sus compañeros. También los adultos se pueden operar de otoplastia sin níngún problema.

¿Cómo es la operación de otoplastia?

Dependiendo de la edad del paciente que se opere, se utilizará anestesia general o local. El corte lo practica el cirujano plástico en Valencia por detrás de la oreja, lo que impide que se vea la cicatriz. Después se mejora el cartílago de la oreja, plegándolo en los lugares más adecuados y extrayendo una elipse de piel, que se sutura. Finalmente se pone un vendaje que modele las orejas para que se curen en posición correcta. 

Pasada una semana se retira el vendaje y se quitan los puntos, pero se pone una cinta elástica, durante dos semanas, para que no plieguen las orejas hacia delante cuando el paciente se acueste a dormir.
El resultado es muy bueno y permanente. Casi nunca necesita un retoque. 

Complicaciones de la otoplastia

Prácticamente no existe ninguna. Pues no se registran ni problemas cutáneos ni del cartílago.

Un Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética será el que le facilite al paciente todo los datos pormenorizados de esta operación.

Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Valencia

(Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.