Injerto capilar en Córdoba

Especialistas en Córdoba

La medida más eficaz contra la calvicie, al mejor precio

En BonoMédico hemos seleccionado los mejores especialistas en cirugía capilar para ofrecerte una solución definitiva frente a la caída del cabello: Injerto de pelo en Córdoba.

Trabajamos con los mejores cirujanos capilares del mundo, tanto en España como a nivel internacional, con unos precios inmejorables y con todo el asesoramiento que necesitas.

También te ofrecemos una consulta Online totalmente gratuita, para que el especialista valore tu caso y te recomiende la mejor opción, sin ningún compromiso. Además, en BonoMédico te ayudamos a buscar desplazamiento y hotel.

La técnica empleada es la FUE, que consiste en en extraer pelo de una zona de la cabeza para implantarlo en la zona alopécica. El resultado es completamente natural y además el pelo injertado seguirá creciendo. Esta intervención se realiza bajo anestesia local y, a veces, sedación. El proceso durará varias horas, en función del tamaño de la zona a tratar.

Si estás interesado en recibir información sobre este tratamiento, puedes reservar tu bono de consulta en esta página. Nosotros te llamaremos para darte el asesoramiento que necesitas, sin ningún tipo de compromiso.

Si te interesa conocer cuándo estará disponible esta oferta, contacta con nosotros y te avisaremos.

Servicios incluidos

  • Asesoramiento personalizado.
  • Consulta gratuita.
  • Diagnóstico personalizado.
  • Plan quirúrgico personalizado.
  • Trasplante capilar (gastos hospitalarios incluidos).
  • Seguimiento postoperatorio.

No incluye

  • Posibles complicaciones fuera del proceso médico habitual.

Injerto capilar en Córdoba: más información

El injerto capilar en Córdoba también se denomina microtrasplante folicular. En esos casos en que se utiliza la técnica de extracción individual, se trasplantan los folículos sacados del área con cabello, como las zonas del cuello o en los dos lados de la cabeza (aunque también es posible extraerlos de otras zonas menos comunes).

En esas áreas siempre se suele conservar el pelo porque la genética no actúa y se utilizan para colocarlos en las zonas donde falta por la alopecia. Se hace por medio de una mínima incisión en el cuero cabelludo. Al estar genéticamente preparado para no caerse, el pelo que se injerte será permanente y no estará afectado por la alopecia.

A eso se le conoce como unidades foliculares. Cada una de esas unidades tiene glándulas sebáceas. En resumen, es una unidad independiente.

La extracción de la unidad folicular es una técnica utilizada en el injerto capilar y que consiste en extraer las unidades foliculares de la zona donante del paciente, que suele ser de la parte de atrás o de los lados de la cabeza, y se utiliza un instrumento quirúrgico. La cantidad de unidades foliculares a extraer dependerá de la zona a cubrir y su densidad, de lo que también dependerá el número de sesiones o megasesiones a realizar.

El cabello se agrupa en forma de unidades foliculares. Todas las personas poseen entre 90.000 y 150.000 aproximadamente. Las estadísticas demuestran que existen diferencias según el tipo de cabello:

  • En personas rubias son 150.000 unidades.
  • Pelo castaño: 115.000.
  • Negro: 100.000.
  • Pelirrojo: 90.000.

Es decir, que los seres humanos poseen alrededor de 120 a 260 pelos por cm2 y eso hace un total de entre 90.000 y 150.000 en toda la cabeza.

El injerto capilar en Córdoba consiste en extraer unidades foliculares de una parte de la cabeza para implantarlas en la zona con alopecia.

El injerto capilar en Córdoba consiste en extraer unidades foliculares de una parte de la cabeza para implantarlas en la zona con alopecia.

En un injerto capilar en Córdoba, ¿es lo mismo una unidad folicular que un cabello?

La respuesta es no, porque cada unidad folicular puede tener tres o cuatro cabellos. Es decir, que 2.400 unidades foliculares corresponden a unos 4.800 o 6.000 pelos. Todo depende de la cantidad que cada unidad folicular tenga. Si un paciente tiene 4.800 pelos, tiene una densidad folicular baja. En cambio, si tiene 6.000 pelos, es una persona con buena densidad folicular. Es por ello que existen personas con mucho volumen de pelo y otras con un pelo menos voluminoso.

Crecimiento del pelo

El cabello de una persona no crece de la misma forma, sino que es un crecimiento cíclico, y a eso se le conoce como ciclo piloso. Cada uno de los folículos tiene su propio ciclo, independiente de los que haya a su alrededor. El ciclo es el siguiente:

  • Fase anágena: en esa fase el pelo se encuentra pegado a la papila. Ahí nace y crece. Tarda entre cuatro y seis años. La forma del folículo en esa fase es parecida a la de una cebolla -más ancho en la base-. El pelo crece sin detenerse porque las células de la matriz del folículo se dividen por mitosis constantemente.
  • Fase catágena: es una fase de transición y dura pocas semanas. En esta etapa se detiene el crecimiento y la papila es separada. Por tanto, la actividad de las células de la matriz se detiene también. El bulbo se vuelve cilíndrico.
  • Fase telógena. Es la última fase de caída del cabello. Dura tres meses. La raíz del cabello tiene un aspecto de cerilla y queda insertado en el folículo.

¿Cuál es el resultado?

El crecimiento del pelo injertado se nota después del tercer mes, pero los resultados finales del injerto capilar o implante capilar en Córdoba se ven a partir del sexto u octavo mes después de haberse sometido al injerto. Es necesario que en las clínicas de microinjerto le expliquen al paciente todos los factores que participan en la intervención:

Beneficios del implante capilar con la técnica de unidad folicular

El método de injerto capilar o trasplante capilar en Córdoba, combinado con las unidades de folículos, brinda un aporte al implante de pelo de una forma natural para lograr una apariencia densa. Como se explicaba anteriormente, al terminar el proceso de los implantes de folículos, el pelo que se implanta crece de forma normal.

Los médicos especialistas en medicina estética ayudarán al paciente a diseñar una línea del cabello cuidada y natural para que encaje con el equilibrio y la proporción del rostro.

La calvicie común tiene su origen en el cambio hormonal y afecta especialmente a los hombres.

La calvicie común tiene su origen en el cambio hormonal y afecta especialmente a los hombres.

Resultado natural

El cabello que se ha trasplantado no se cae, puesto que se extrae de ambos lados de la cabeza y de la nuca. El pelo de esa zona está preparado genéticamente y se protege por una hormona llamada DHT que dura para toda la vida. Esa es la razón fundamental por la que se usa el microimplante capilar. Cuando ha concluido la operación y ha transcurrido tres o cinco meses, el cabello crece de forma natural siempre que el paciente siga los consejos postoperatorios.

¿Se cae el pelo trasplantado?

La alopecia androgenética, o más conocida como calvicie, es la pérdida de pelo motivada por una acción hormonal en pacientes predispuestos genéticamente. Se ha comprobado que el folículo piloso se encuentra bajo control hormonal debido a las encimas de la 5 alfa reductasa, que es la responsable del paso de testosterona a dihidrotestosterona y se produce un incremento en los ciclos capilares que conlleva agotamiento en el cabello. Además de la causa genética, existen otros factores que pueden contribuir a la caída del cabello, como el estrés o una mala alimentación de la persona.

El injerto de pelo o microinjerto capilar en Córdoba es una redistribución sistémica de los folículos pilosos y trata de introducir pequeños injertos de cuero cabelludo que tiene unidades foliculares. Ese tipo de injertos se obtiene de la parte occipital y lateral del cuero cabelludo, que son las zonas donantes y, después de prepararse minuciosamente con microscopía de alta resolución, se introducen en la zona calva o de escaso pelo, que es la zona receptora, aunque también se pueden injertar en otras zonas que lo necesiten, como cejas, barba o para disimular cicatrices. También se puede utilizar la técnica FUE para corregir un injerto capilar anterior.

Al obtener dicho tipo de injerto de ese área posterior y lateral de la cabeza, la genética programada para que crezca toda la vida por poseer hormonas receptoras no se ve afectada por la hiperactividad enzimática. De esa forma se consigue que, ya injertados en las zonas receptoras, no se caigan y que logren desarrollarse normalmente según el ciclo capilar.

Al trasplantar la unidad folicular, ese cabello se mantiene fuerte y sano como en la zona de origen, ya se haga el trasplante con la técnica FUSS o con la técnica FUE. Además, se encuentra genéticamente programado para no caerse y, al pasar un tiempo, proporciona una nueva cabellera que es permanente.

Después de un período de adaptación de entre tres y cinco meses, los folículos comenzarán un crecimiento y puede que crezcan hasta un centímetro por mes, pero los resultados no se lograrán ver completamente hasta después de doce meses, cuando ese cabello injertado ya tenga más consistencia y sea grueso.

Esta técnica es tan famosa que muchos personajes reconocidos de la televisión se han sometido a ella como Hilario Pino, Antonio Conte o Silvio Berlusconi.

Según los estudios, el pelo trasplantado es definitivo, aunque al igual que los pelos que no son trasplantados del resto de la cabeza, se van cayendo poco a poco por envejecimiento. Es por eso que algunos cabellos que han sido trasplantados no se excluyen de ese proceso natural y con el paso de los años se pueden perder.

Y aunque se estima que un porcentaje mínimo de pelo trasplantado se va a perder con el envejecimiento, la caída es bastante inferior a la del pelo en las áreas anteriores, también bajo la influencia hormonal y genética.

Por último, para transmitir una mayor seguridad al paciente que se preocupa por el proceso de restauración del cabello, se tiene que recordar que la caída del pelo producida por la alopecia no tiene que ver con el efluvio del pelo que se produce después de un trasplante de pelo. El efluvio en el pelo trasplantado es la caída de pelo que se produce en las primeras semanas y que ocurre por el trauma postquirúrgico al que se somete el paciente.

Cuando se comienza la fase de reposo, se entra en una fase anágena donde comienza a crecer aproximadamente después del tercer mes del implante capilar o injerto capilar en Córdoba. A partir de ese momento, el cabello que se ha injertado se desarrolla en sus ciclos capilares ya con normalidad.

¿Se nota el trasplante capilar?

Cuando la intervención la realiza un equipo médico experto, de ahí la importancia de elegir bien un cirujano, y se sigue la técnica de trasplante de unidades foliculares individuales, se da un resultado bastante natural si se aprovecha la zona donante. Los implantes antiguos -denominados "de muñeca"- que brindaban una gran densidad capilar ya no se utilizan porque no eran naturales.

El injerto capilar en Córdoba es mucho más efectivo que el uso de una medicación para la calvicie.

El injerto capilar en Córdoba es mucho más efectivo que el uso de una medicación para la calvicie.

No quedan cicatrices visibles y tampoco se nota donde se ha realizado el implante. Esto se debe a los avances y el uso de la tecnología de vanguardia, y los resultados tienen un aspecto bastante natural. Después de las primeras 24 horas del postoperatorio se nota una formación de pequeñas costras en la superficie de los injertos, pero eso desaparece en días. El instrumento que se utiliza brinda gran precisión.

Los pelos que se trasplantan siguen la misma dirección del cabello original para que tenga una apariencia normal. Después de ocho meses del microinjerto se nota un crecimiento normal del pelo trasplantado y continúa con un aspecto y línea natural del pelo original, ya que se usa el pelo propio del paciente.

¿Hay cuidados especiales tras un injerto de pelo?

Entre los cuidados, lo primero es que no le tiene que dar el sol a la cicatriz, porque de esa forma no quedan marcas visibles. Ese punto es bastante importante, y por eso en verano no suele hacerse este tipo de intervenciones. El sol da directamente en la cabeza y generalmente eso puede ocasionarle marcas porque se pigmenta en las pequeñas cicatrices. Lo recomendable es que se realice un injerto a partir de octubre, que es en los meses donde no hay tanto sol.

En todo caso, consulte con su especialista sobre el momento ideal de realizar la intervención. Cuando se ha hecho el trasplante capilar o injerto capilar en Córdoba no se debe tener un cuidado especial, solamente seguir con las indicaciones que brinda el médico y el tratamiento de monoxidil tópico y con finasteride.

El propósito es lograr mejorar los resultados y que el cabello no continúe cayéndose, puesto que, como es lógico, esa persona tiene una tendencia a perder el cabello.

Muchos pacientes se preguntan si esa medicación contra la calvicie tiene que ser tomada para siempre, ya que es bastante común que se escuche que el finasteride tiene efectos secundarios. Y eso es totalmente cierto, pero como todo medicamento. No obstante, las contraindicaciones y los efectos secundarios del finasteride son pocos y no son relevantes. A los pacientes les preocupa porque entre los mitos populares se escucha que disminuyen la potencia sexual, pero en las estadísticas se demuestra que solo se ha presentado en un 2 % de los casos y, cuando ha sido así, es leve. Aparte de eso no presenta grandes problemas.

Además, otro dato importante es que no es necesario que se tome de por vida. El paciente que tiene tendencia a la alopecia puede volver a tener pelo débil y, por lo tanto, se puede volver a caer. Los microinjertos se quedan, no se caen, y si se le colocan a un paciente unos 2.000 microinjertos, le van a durar mucho, pero el resto del pelo se va continuar cayendo y, por ende, también tendrá que hacerse microinjertos en esas zonas. 

Lo importante es que el paciente conozca que el éxito del tratamiento consiste en que logre conservar el pelo que tiene y que, además, conserve los microinjertos que se le coloquen. Es decir, que no solamente se trata de hacer un microinjerto y que el resto del cabello se le siga cayendo. Y es que, sea como sea, la tendencia es esa. En caso contrario, el paciente tendrá que someterse a otro microinjerto capilar o injerto de pelo en Córdoba en un corto tiempo para cubrir la cabeza. Para evitar esas situaciones, lo mejor es continuar con el tratamiento médico.

Candidatos para el injerto capilar en Córdoba: ¿cuál es la mejor edad? 

Si nos basamos en la teoría, la respuesta es sencilla de responder, ya que no hay límite de edad siempre y cuando el paciente tenga una condición saludable y una abundante región donante cuya área tenga densidad, grosor y calidad el pelo.

Sin embargo, ya en la realidad y puesto en práctica el tratamiento quirúrgico, lo que ocurre es que, aunque la franja de edad adecuada para someterse a un injerto capilar en Córdoba es desde los 26 a los 80 años, por lo general, un alto porcentaje de médicos cirujanos optan por intervenir a hombres en edades de entre 30 y 40 años, basándose en dos razones básicas:

  1. A esa edad se puede prever un diagnóstico más certero de la progresión futura de la alopecia.
  2. Se tienen más localizadas sus zonas de calvicie, lo que contribuye a una mejor distribución del injerto de pelo en las zonas que se necesita corregir.

Por otra parte, si un paciente joven se somete a un implante capilar, la probabilidad de que tenga que someterse en un futuro a una nueva sesión de injerto de pelo es bastante elevada, pues con el tiempo seguirá cayéndose el cabello debido a la acción hormonal que afectará al pelo no trasplantado.

Es por esa razón que lo más indicado es esperar a que la alopecia se estabilice de manera natural, de modo que los pacientes menores de 30 años no son candidatos idóneos para recibir este tipo de tratamiento cosmético debido a que su pérdida de pelo no es aún estable y, al realizarle un trasplante de pelo, se le puede ocasionar un mala distribución de cabello donado.

A eso hay que agregarle que los jóvenes, a esa edad, no tienen aún expectativas realistas de lo que son los implantes capilares y queden poco o nada satisfechos con los resultados.

Independientemente de la edad, aunque es mucho más frecuente en jóvenes, la alopecia inestable tiene que ser primeramente tratada con un tratamiento tópico: Minoxidil y Finasteride hasta que se estabilice el proceso de pérdida de pelo, ya que su proceso hormonal lo ha hecho de forma natural. Posteriormente se podrá realizar el trasplante capilar en la persona. 

Después de un implante capilar, el cabello debe recibir unos cuidados especiales las primeras semanas.

Después de un implante capilar, el cabello debe recibir unos cuidados especiales las primeras semanas.

En conclusión, pese a que la evolución de las técnicas y del equipo instrumental que se ocupa, permite un enfoque distinto de los objetivos y se pueda mezclar el pelo injertado en zonas menos densas, logrando que el trasplante de pelo precoz contribuya a alcanzar una mayor densidad. Sin embargo, la realidad es que los cirujanos aconsejan, al principio, una posición conservadora, debido a que el injerto capilar o implante capilar en Córdoba tiene sus limitaciones y a que la pérdida de pelo no está estabilizada, lo que puede ocasionar que ellos sientan que no realizaron bien su trabajo por una mala distribución de cabello.

En estos casos, lo más recomendable es que se tenga una consulta con un especialista dermatólogo tricólogo cualificado, quien será la persona adecuada en decidir si realmente es viable realizarle un injerto capilar en su caso en particular. Es él quien deberá contestar a todas sus preguntas y decirle si un trasplante capilar tendrá éxito o no en cada situación particular. 

¿Todas las personas pueden hacerse un microinjerto capilar? 

Hoy en día, uno de los errores más graves que cometen los dermatólogos tricólogos es que no son sinceros con los pacientes al decirles que no todas las personas son candidatas para un trasplante de cabello. En este caso, lo más aconsejable es que se consulte con un dermatólogo de tu plena confianza o que te lo hayan recomendado pacientes que ya fueron intervenidos por esa persona, para que sea él quien te diga si es viable el tratamiento capilar de acuerdo a:

  • Características del cabello.
  • Zonas de alopecias.
  • Historial clínico.

Es también factible decir que los hombres tienen más zonas localizadas de alopecia a diferencia de las mujeres, lo que los convierte a ellos en los candidatos más idóneos para este tipo de implante capilar.

¿Qué cuidados hay que tener para las cicatrices? 

Aunque la cirugía de trasplante capilar o injerto de pelo en Córdoba sea ambulatoria y no revista prácticamente ningún riesgo, los injertos de pelo son altamente delicados, más en las primeras 24 horas y primeras semanas después de haber recibido el tratamiento.

Es fundamental que se produzca un proceso local de cicatrización rápida para eliminar las probabilidades de desprendimiento. 

Cada uno de los injertos de pelo cicatrizará con una pequeña herida. A cada uno se le formará una mínima costra que, con los días, se irá secando y oscureciendo hasta que al fin se desprenda por sí misma. En la mayoría de los casos, se cae la pequeña costra junto con el cabello que se trasplantó. Eso no debe poner al paciente en estado de alerta, porque todo eso forma parte del proceso normal que ocurre en un injerto capilar. Es más, cuando se cae el pelo trasplantado con la costra, se considera la finalización del proceso de cicatrización y es entonces cuando volverá a nacer el nuevo cabello en el área que se ha corregido.

Generalmente, ese proceso suele durar de 7 a 15 días después de recibir el tratamiento, con una media de unos 10 días, debido a que todo dependerá de la velocidad de cicatrización individual de los pacientes. Es fundamental que el paciente cumpla alrededor del 100% de las indicaciones que el cirujano le recomienda, debido a que le ayudará a una evolución satisfactoria de los injertos capilares.

El injerto capilar en Córdoba es permanente, es decir, el cabello trasplantado no se caerá.

El injerto capilar en Córdoba es permanente, es decir, el cabello trasplantado no se caerá.

¿A qué se conoce como el efluvio del cabello? 

Se denomina efluvio del cabello a la caída de los cabellos implantados (unidades foliculares) que ocurre en los primeros siete a 15 días después de recibir un trasplante de cabello como una acción normal del trauma quirúrgico al que fue sometido con todo el proceso de extracción, preparación e implantación. Es decir, es la misma cicatrización que se produce, como ya se explicaba en la pregunta anterior.

Cabe aclarar que la caída de cabello generada por la alopecia no tiene nada que ver con el efluvio del pelo, pues en este último vuelve a crecer el pelo, mientras que en el primero se pierde el folículo y ya no se renueva genéticamente, lo que significa que no crece. 

A partir del tercer mes del microinjerto capilar o injerto capilar en Córdoba, el injerto entra en fase de reposo y comienza una nueva fase anágena o de crecimiento. Es a partir de aquí cuando el cabello injertado sigue desarrollando sus ciclos capilares con total normalidad.

¿El pelo trasplantado tiene las mismas características y crecimiento de un pelo normal?

Sí, ya que el cabello implantado lleva la información genética de su naturaleza de la región donante de donde fue extraído, por lo que mantiene la misma codificación para durar toda la vida, como la misma textura y patrón de crecimiento.

Otro detalle importante a mencionar es que el caballo trasplantado no se ve afectado por la alopecia androgénica que se presenta en los hombres.

Es decir, ese cabello no sea cae una vez se ha implantado en las partes de alopecia porque tiene información de las áreas (occipital y lateral) donde el cabello debe durar toda la vida.

Entonces, ¿es permanente?

El folículo piloso trasplantado se extrae de las áreas occipital (parte baja de la cabeza) y lateral, regiones genéticamente codificadas para conservarse en la cabeza por toda la vida. Por lo tanto, ese pelo trasplantado proviene de zonas que no están sujetas a la acción de la DHT (Dihidrotestosterona, hormona responsable de la pérdida del cabello), lo que hace que sea permanente. Es normal que el cabello que ha sido trasplantado se caiga y se renueve fisiológicamente de acuerdo a las fases del ciclo folicular de cada hebra de pelo. En otras palabras, lo hace de forma natural, pero vuelve a nacer y no hace que el área sea calva nuevamente.

Los injertos capilares se extraen de la zona occipital y/o lateral de la misma cabeza del paciente. Luego, se preparan en el quirófano minuciosamente bajo microscopía de alta resolución y a los pocos minutos son colocados en las áreas que sufren de alopecia (zonas superior y centro de la cabeza).

El injerto capilar en Córdoba está genéticamente programado para crecer durante toda la vida en la cabeza, pues posee receptores hormonales que no son dañados por la hiperactividad enzimática. Es decir, una vez colocado en las zona receptora, no se cae y continúa su ciclo capilar.

Clínica Pisano, con sede en Ronda de los Tejares, 32 3C, 14001 Córdoba, sería un ejemplo de clínica especializada en trasplantes capilares. Puede encontrar más información sobre la clínica en su página www.pisanohtc.com o contactando a través del número 691 75 75 72. Por otro lado, la Clinica Alzahar en calle Av. de la Arruzafa, 42, 14012 Córdoba, ofrece también servicios de injerto capilar. Los interesados en una trasplante de pelo pueden obtener más información llamando al 957 40 25 56 o accediendo a su web www.clinicaalzahar.com.


  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico
 
 

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.