Invisalign en Zaragoza

Servicios de primer nivel al mejor precio

    • Invisalign

      Invisalign es la ortodoncia sin brackets que utiliza férulas trasparentes para corregir la posición de los dientes sin alterar la estética de tu sonrisa.

      • Zaragoza:

        • Consulta previa en Zaragoza
        • Tratamiento en Zaragoza
        MUY
        PRONTO
        Más detalles

Invisalign en Zaragoza

¿Qué es la ortodoncia Invisalign en Zaragoza? ¿Cómo funciona?

Su nombre llega con el concepto de estética bajo el brazo. Y es que si algo caracteriza al tratamiento dental de Invisalign en Zaragoza es la transparencia de su mecanismo, es decir, su capacidad para resultar invisible ante la mirada de los demás, además de su facilidad para retirar estos aparatos removibles o extraíbles en la ortodoncia. Precisamente, el hecho de que este método no se haya confeccionado como aparatos fijos, facilita el repuesto por otros dispositivos nuevos que se adecúen al movimiento de los dientes.

El hecho de que estas férulas transparentes sean extraíbles se traduce una gran comodidad para sus pacientes.

El hecho de que estas férulas transparentes sean extraíbles se traduce una gran comodidad para sus pacientes.

Estos beneficios y ventajas de la ortodoncia invisible son muy favorecedores, ya que permiten la modificación de la ubicación de nuestras piezas dentales a lo largo de todo el procedimiento hasta que se coloquen en los huecos prescritos por el experto en salud dental.

Aunque ha supuesto una auténtica revolución, el tratamiento de Invisalign es relativamente actual. Su origen data del año 1997, es decir, fue a finales del siglo XX cuando una empresa americana descubrió esta técnica que, sin dudas, transformó el campo de la ortodoncia estética. Además, supuso una exitosa y estética alternativa para prescindir tanto de los brackets como de la ortodoncia lingual.

El tratamiento de ortodoncia conocido bajo el nombre de Invisalign se corresponde con un procedimiento en el que se dotará al paciente de una serie de alineadores transparentes que serán, además, confeccionados tomando como muestra la propia dentadura del paciente. Es decir, se fabricarán moldes de plástico a medida y recurriendo para ello a las imágenes en tres dimensiones e impresiones realizadas a la boca del paciente y que son analizadas por maquinaria de última generación. Serán múltiples los alineadores a originar ya que se suelen cambiar cada dos semanas.

Mediante la aplicación de un tratamiento de estas características podemos ponerle fin a varias complicaciones dentales sea cual sea la edad del paciente -no hay una edad mínima y máxima para la ortodoncia-, independientemente de que existan diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños. Este tipo de complicaciones pueden responder a, por ejemplo, la falta de espacios entre dientes, la falta de piezas dentales, los problemas de las maloclusiones y malposiciones dentarias -como apiñamientos- o dientes torcidos y retorcidos.

¿Para qué sirve el Invisalign?

Esta es una de las preguntas frecuentes en una ortodoncia.

Con el objetivo de perfeccionar las complicaciones dentales que surgen entre los pacientes, no hace falta en la actualidad desprenderse de la estética.

Lo ponen de manifiesto tratamientos como el de Invisalign en Zaragoza, capaces de proteger nuestra salud dental además de ser invisibles al ojo humano. Lucir una sonrisa blanca y alineada ya no solo será responsabilidad de los tratamientos tradicionales de brackets. En la actualidad, la evolución de la tecnología nos arroja alternativas tan eficaces y exitosas como las de antaño.

Por otro lado, el tratamiento de Invisalign no ofrece limitaciones en casos particulares. Es decir, se pueden aplicar tanto en casos en los que nunca antes se ha ejecutado un método de ortodoncia, así como en aquellos casos en los que se requiere una segunda intervención dental. Pero son muchos más los beneficios de la ortodoncia que nos arroja esta novedosa técnica:

Tratamiento más corto

A la hora de equipararlo con la aplicación de un tratamiento de brackets tradicional, con esta ortodoncia invisible descubrimos diferencias en el tiempo de duración. Y es que si bien la duración de una ortodoncia con el método tradicional está estimada en unos 24 meses; el método Invisalign en Zaragoza reduce el tiempo, situando el tratamiento entre los 7 y los 14 meses de duración.

El método Invisalign en Zaragoza ha supuesto una notable mejora en cuanto a la estética durante el tratamiento.

El método Invisalign en Zaragoza ha supuesto una notable mejora en cuanto a la estética durante el tratamiento.

Tratamiento más selectivo

El equipo específico que acompaña la aplicación de este tratamiento facilita la localización de las piezas dentales que se mueven y las que no.

Tratamiento más cómodo

El dispositivo alineador está fabricado para no molestar, ni causar heridas en el interior de la boca del paciente. En concreto, está creado con superficies redondeadas y respetuosas con los tejidos blandos que se encuentran en el interior de la boca del paciente.

Tratamiento más estético

Al ser transparente e imperceptible al ojo humano, con un tratamiento Invisalign en Zaragoza apreciamos un gran impulso de la estética personal y, como consecuencia, de la autoestima.

Tratamiento más higiénico

No existen alimentos prohibidos. A la hora de comer, el paciente tan solo tendrá que retirar los alineadores, guardarlos y, justo después de comer, proceder a la limpieza y cepillado con total normalidad para volver a colocar el alineador.

Candidatos óptimos para este tratamiento

¿Cuándo debe hacerse una ortodoncia de estas características? Originalmente, es decir, desde que empezamos a habituarnos a la incorporación en el campo de la salud dental del tratamiento Invisalign en Zaragoza, los expertos tan solo podían ofrecer técnicas resolutivas a aquellos pacientes que evidenciaban los casos más leves.

Poco a poco, con el gradual paso del tiempo y la evolución de la ciencia, los casos a tratar se han extendido de forma espectacular, garantizando asimismo resultados inmejorables.

De hecho, hoy en día podemos acudir a la consulta del dentista para solucionar, previa aplicación de un tratamiento de Invisalign, casi la práctica totalidad de las complicaciones dentales, ya sean leves, moderadas o severas. En este sentido, no podemos afirmar que existan candidatos más adecuados para ser pacientes de un método dental de estas características, ya que al albergar diferentes tipos de complicaciones el condicionamiento vendrá por parte de la experiencia y capacitación del especialista en salud dental en el uso de esta técnica.

No hay que cumplir excesivos requisitos para considerarse un buen candidato a la aplicación de esta ortodoncia.

No hay que cumplir excesivos requisitos para considerarse un buen candidato a la aplicación de esta ortodoncia.

La aplicación de la técnica Invisalign en Zaragoza es una alternativa perfecta para todas y cada una de las personas que acudan a la consulta del dentista bajo un objetivo común: mostrar unas piezas dentales totalmente alineadas sin tener que recurrir a la ortodoncia metálica tradicional y, por lo tanto, dejando atrás estas antiestéticas e incómodas técnicas.

Cuidado y mantenimiento de Invisalign en Zaragoza

Ya tomadas las muestras de la dentadura del paciente y confeccionadas las férulas, nuestro dentista de confianza nos entregará el aparato junto a dos estuches, uno que contendrá el juego de alineadores actual; el otro será el contenedor del alineador anterior. Justo en este momento se inician una serie de pautas y cuidados para favorecer el mantenimiento de este tipo de mecanismos dentales:

  • Siempre antes de colocarse sobre la dentadura las férulas se recomienda limpiarlas con un cepillo de dientes suave además de con agua y con jabón neutro.
  • Una vez a la semana será suficiente el uso del desinfectante en el aparato.
  • No se recomienda introducir los alineadores en enjuague bucal ya que este tipo de líquidos potencia el daño en su superficie por lo que dejarían de ser transparentes.
  • Siempre que se necesite guardar los alineadores se hará en los estuches facilitados por el propio odontólogo antes de abandonar la consulta. No se recomienda envolver este tipo de herramientas dentales en servilletas y, por supuesto, tampoco dejarlos al alcance de los niños.

Es necesario seguir ciertas indicaciones relacionadas con el cuidado y el mantenimiento de estos aparatos para de este modo optimizar los beneficios obtenidos con el tratamiento.

  • Los alineadores deben permanecer en la boca del paciente una media de entre 20 y 22 horas al día.
  • Las férulas deben quitarse tanto para comer como para beber.

En el aspecto de la alimentación del paciente, cabe destacar que no existe como tal un listado de alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia de este tipo. Los dispositivos Invisalign en Zaragoza ofrecen la facilidad de poder quitarse y ponerse a gusto del paciente y en cualquier momento. Es más, la libertad del paciente será total tanto para comer como para beber.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es el consumo de determinados líquidos, sobre todo a determinadas temperaturas. Los especialistas aconsejan no consumir bebidas muy calientes, pues uno de los riesgos es que los dispositivos se deformen como consecuencia de las altas temperaturas; además, recomiendan enjuagar tanto la boca como los dispositivos justo después de cada comida para evitar la temida aparición de caries.

El método Invisalign en Zaragoza no presenta restricción alguna en cuanto a los posibles alimentos a ingerir.

El método Invisalign en Zaragoza no presenta restricción alguna en cuanto a los posibles alimentos a ingerir.

Por su parte, los chicles se enmarcan en alimentos no recomendados ya que pueden quedarse adheridos a las férulas. El tabaco también es un producto a tener en cuenta ya que el humo puede llegar a amarillear los dispositivos ya colocados en la dentadura del paciente.

Comúnmente, se establece un calendario de visitas a la consulta del dentista cada dos semanas, período en el que se estima el cambio de alineadores por los nuevos con el objetivo de que estos se adecúen a la nueva situación de los dientes en cada fase. El paciente, acudirá entonces, a la consulta del odontólogo en el plazo predeterminado, siendo la mayoría de las veces consultas rutinarias.

En cuanto al dolor, para la tranquilidad del paciente como mucho sentirá determinadas molestias. Y es que la aplicación de un tratamiento de este tipo no remite dolor alguno para el paciente. Las molestias podrán comenzar sobre todo al principio del tratamiento, ya que se inicia el movimiento hacia la corrección de los defectos en la posición de los dientes.

También suele ser bastante común la sensación de presión. Sin embargo, esto es señal precisa de que la técnica se está aplicando y está favoreciendo el efecto previsto. Molestias que, sin lugar a dudas, desaparecerán al cabo de un par de días. El habla también podría verse alterada pero también de forma temporal hasta que la lengua del paciente se acostumbre al nuevo dispositivo de Invisalign en Zaragoza.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.