Expertos en atención a mayores

El valor de los mejores cuidados en buena compañía

contacta con nosotros
Las mejores residencias de ancianos en Valencia

Explícanos qué necesitas,
te ayudamos a elegir tu residencia.

Te ayudamos a elegir el centro

Estudiamos tus necesidades y te recomendaremos el centro que mejor se adapte a ti. Nuestro asesoramiento es gratuito.

Reservamos tu cita en la residencia

Podrás visitarla el día y hora que quieras.
Sin compromiso

Llámanos o envía un whatsapp

Rellena este cuestionario y te llamaremos con la mejor opción para ti o tu familiar.

Residencias de ancianos en Valencia

Residencias de ancianos en Valencia

Hoy en día hay dos tipos de residencias de ancianos en Valencia para atenderlos y asistirlos:

  • Están, por un lado, los centros que atienden y dan asistencia sanitaria, tales como hospitales, centros de salud y clínicas. Cualquiera de ellos ofrece servicios de salud no solo a adultos mayores, sino a cualquier sector de la población y están ligados a la red pública sanitaria.
  • Por otra parte, están los centros de día y los centros residenciales. Estos lugares no ofrecen propiamente dichos servicios de asistencia sanitaria, sino que tratan de dar soluciones a carestías sociales de los adultos mayores tales como soledad, convivencia, uso del tiempo libre y atenciones básicas en residencias de ancianos en Valencia. Estas instituciones dependen de la Consejería de Asuntos Sociales, que es la instancia encargada de regular los requisitos mínimos estructurales, además de regular los requisitos funcionales que tienen que ver con el personal y la organización.
Un anciano acude a un centro de día en Valencia

Un anciano acude a un centro de día en Valencia

Centros de día de mayores.

Los centros de día son lugares que ofrecen los servicios especializados de atención a diversos colectivos en horario matutino y vespertino, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos. Estos centros fomentan la residencia permanente del adulto mayor en su domicilio familiar, evitando la necesidad del coste económico que supone acudir a una residencia en residencias de ancianos en Valencia.

Existen centros de día para conjuntos de personas con situaciones personales distintas pero comunes a otras personas. Entre ellos están los que ofertan sus servicios al colectivo de ancianos en residencias de ancianos en Valencia.

Hay diferentes tipos de centros de día, entre ellos está el hogar del pensionista, el cual se define como un sitio al que los adultos jubilados y pensionistas acuden durante el día para cohabitar con otros pensionistas que atraviesan por su misma situación. Juntos realizan distintas actividades que contribuyen a su distracción, formación, comunicación, integración, fomenta su participación, todo ello, con el único fin de que puedan obtener mayor bienestar.

Es relevante destacar que a este tipo de instalaciones los pensionistas solamente acuden durante el día y las personas que van a recibir estos servicios asisten por su propia voluntad. Este tipo de centros comenzaron a darse a conocer durante los setenta, aunque hasta a comienzos de la década de los ochenta solo existían en las ciudades y en los municipios de mayor población de cada provincia. Es a principio de la década de los noventa cuando la mayoría de los municipios contaban con un centro día de mayores.

Por otro lado, se ha generalizado lo que se conoce como el club del pensionista. Este tipo de centro se vincula más al lugar donde acuden los jubilados, los cuales solamente con mesas, para que los asistentes puedan jugar a las cartas y una barra donde se sirve café. Sin embargo, el hogar del pensionista ofrece más servicios. No obstante, este término está en desuso, siendo más usado el concepto de centro de día de mayores.

Pero ¿qué tipo de personas pueden ser atendidas en los centros de día para mayores?

Los beneficiarios de estos centros son pensionistas cuya vida laboral fue desarrollada por cuenta propia o cuenta ajena. Entre los jubilados tienen gran aceptación algunas actividades que desarrollan en el hogar o en el club del pensionista, tales como los juegos de mesa, no así las charlas sobre salud, que no parecen simpatizarles mucho. La mayor parte de los beneficiarios de estos centros suelen ser hombres. De hecho existe una desproporción entre hombres y mujeres, siendo mucho más evidente en las zonas rurales que en las ciudades. De hecho llama la atención que en algunos municipios no acude ninguna mujer, lo cual puede deberse al tipo de actividades que se realizan en el hogar o en el club del pensionista, juegos de mesa y cafetería, los cuales no resultan lo suficientemente atractivas para las mujeres. No obstante, no se descartan que también obedezca a razones socioculturales.

Otro motivo puede estar en el hecho de que en aquellas zonas se considera al hogar de ancianos como “el bar de los viejos” por lo cual no es socialmente aceptado que las mujeres visiten bares. Además hay que agregar que las mujeres de las zonas rurales no están acostumbradas a socializar fuera del círculo familiar, del hogar o de la comunidad y si toda la vida han socializado solamente en esos espacios, en su vejez, no sienten la necesidad de hacerlo fuera de ellos. Por otra parte, en dichas zonas es más baja la tasa de las mujeres que se jubilan después de una etapa laboral, puesto que la gran mayoría son amas de casa, que se han encargado y continúan encargándose de los trabajos de cuidados en la casa. Sin embargo, esta situación está cambiando en los últimos años, ya que se ha observado una mayor participación de las mujeres en estos centros en residencias de ancianos en Valencia, motivado por el hecho de que comienzan a integrarse al conjunto de pensionistas tras haber desarrollado una vida laboral completa.

 

En el caso de poblaciones más numerosas o en las ciudades las mujeres asisten al hogar para desarrollar distintas actividades a las que realizan los hombres, mostrando más creatividad y atrevimiento a la hora de elegirlas e implementarlas.

Existen muchos ancianos que jamás han acudido al hogar del pensionista en residencias de ancianos en Valencia, puesto que cuentan con otras opciones para emplear su tiempo libre o continúan interesados en el trabajo que desempeñaron durante su vida laboral; otros siguen vinculados a su esfera familiar apoyando a sus hijos en el cuidado de sus nietos.

Cabe señalar que los servicios que se ofrecen en este tipo de centros en residencias de ancianos en Valencia dependen directamente de los recursos con los que cuentan. Entre los centros más básicos se encuentran los locales equipados únicamente con mesas y sillas. En este caso, las actividades se centran en los juegos de mesa así como en los viajes y el servicio cafetería, dado que los precios son más bajos que en cualquier otra cafetería.

Por regla general, no cuentan con una junta directiva, ni de un personal cualificado que se encargue de organizar actividades. Lo más habitual es que solo cuenten con el servicio de limpieza. Estos centros dependen directamente de las Administraciones Públicas. Es evidente que en los municipios con mayores recursos, la estructura de estos centros es más completa, contando con espacios muchos mayores así como con recursos humanos contratados para garantizar el funcionamiento de los servicios y el desarrollo de las actividades que se ofertan a los beneficiarios. Pueden contar con varios salones vinculados a una cafetería y a salas de juegos, bibliotecas, sala para no fumadores, espacios para talleres, despachos, salones de belleza, gimnasio, etc. Algunos también cuentan con el servicio de comedor, en el que los usuarios que lo desean pueden comer a precios bastante módicos.

Entre las actividades de entretenimiento que se suelen realizar en este tipo de centros se encuentran los juegos de mesa, incluyendo la organización de campeonatos, danza, viajes, excursiones a balnearios, juegos recreativos, convivencias, intercambios con otros centros de otras localidades, encuentros con exposiciones de trabajos de manualidades etc. Igualmente, no debemos olvidarnos de las actividades formativas sobre diversas temáticas como el euro, las pensiones o el voluntariado, talleres de informática, de pintura, de cerámica, de idiomas, etc.

Asimismo, se desarrollan cursos o charlas informativas relacionadas con la salud, tales como charlas sobre alimentación, diabetes, presión arterial, sexualidad, afectividad, talleres de gimnasia y aeróbicos.

De igual manera, se llegan a desarrollar actividades culturales: la elaboración de periódicos, revistas, biblioteca, viajes culturales o teatro.

En la mayoría de estos centros se ofertan servicios de podología y peluquería.

Estructura y organización

Para hacer uso de los servicios que brindan estos centros es necesario que la persona interesada se haga socia. Esto exigen el cumplimiento de unos requisitos mínimos, como el ser jubilado -ya sea por edad o por enfermedad- y respetar las reglas internas que regulan el centro. En estos centros no son necesarios protocolos -como el de prevención de salidas involuntarias o el de valoración geriátrica integral- que sí lo son en las residencias de mayores.

Los centros de día de mayores funcionan como asociaciones, cuyas decisiones se adoptan por la voluntad de la mayoría de los asistentes. De existir Junta Directiva, se celebran cada cierto tiempo con el objeto de elegir a sus miembros, compuestas aproximadamente por cinco o seis socios que ocuparan el cargo de presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocal. El nivel de participación e involucramiento de los socios que integran las juntas varía de acuerdo a cada centro y esto repercute directamente en las actividades que ofrece a los beneficiarios.

La entrada a estos locales y el uso de las instalaciones es gratuita. Los usuarios solamente pagan por lo que consumen en la cafetería y en servicios de peluquería o podología, cuyos precios siempre son inferiores a los del mercado.

Protocolo de acogida de residentes

Con el protocolo de acogida en las residencias de ancianos se intenta conseguir la total integración del residente en cada centro, así como la implicación de su familia para conseguir el mejor estado anímico del residente y además lograr un entorno casi familiar en el que el residente y su familia estén muy cómodos.

Siempre se diferencian dos tipos de acogida distintas según el factor cognitivo de cada persona residente, y por tanto se diferencian dos tipos:

  1. Residente que no tiene deterioro cognitivo alguno o deterioro cognitivo leve.
  2. Residente que sí tiene un deterioro cognitivo importante.

Este protocolo de acogida está pensado y va dirigido a los residentes y a sus familiares.

1- RESIDENTES SIN DETERIORO COGNITIVO O CON UN DETERIORO LEVE

Fase pre-ingreso o primera entrevista. Se diferencian dos fases en la primera entrevista:

Primera fase: Lo principal es obtener la máxima información del futuro residente y de su familia. Hay que dirigirse al nuevo residente para que efectúe su presentación y además también nos presente a su familia y nos comente los motivos de su ingreso en una residencia de ancianos y todas las circunstancias de la decisión de ingresar en la residencia. El personal del centro siempre tendrá una posición de escucha activa intentando realizar preguntas muy abiertas con las que el residente informe de todo lo que se quiera saber. Hay que intentar que la familia participe, pero nunca el futuro residente puede pasar a un segundo plano, para así evitar malos entendidos debido a las diferentes opiniones que puedan existir entre los familiares.

 

Es fundamental observar la comunicación verbal y la no verbal del residente mediante una actitud de observación permanente.

Hay que conseguir crear un ambiente agradable en esa primera entrevista, que no se interrumpa con llamadas u otras visitas, logrando un espacio de intimidad que permita la mejor comunicación posible entre el residente y la persona del centro que lo atiende en ese primer día y realiza el ingreso.

Debe explicarse a su familia que normalmente es necesario un periodo de adaptación de al menos 15 o 30 días. Debe insistirse en que el trato que se ofrece al residente, siempre será cordial y familiar. Siempre se llamará de usted al nuevo residente salvo que él mismo pida lo contrario.

Segunda fase: es muy importante explicar todo el funcionamiento de la residencia de ancianos y en especial detalles como:

  • Horario de visita de la familia.
  • Horarios de las comidas.
  • Dietas disponibles.
  • Detalle de todos los servicios que se ofrecen: lavandería, podología, peluquería y otros servicios adicionales.
  • Horarios de visita del médico.
  • Todas las actividades lúdicas previstas.
  • Ubicación del buzón de sugerencias y reclamaciones a disposición de residentes y familiares.
  • Organización de la higiene del residente.
  • Precio de la mensualidad.

La hoja de pre-ingreso debe reflejar la siguiente información:

  • Informes médicos acerca del historial sanitario del residente, la medicación que toma, fotocopia del DNI, fotocopia de la cartilla de la Seguridad Social.
  • Detalle de todos sus enseres y su ropa marcada.
  • Datos personales del residente.
  • Datos personales del familiar que será su responsable.
  • Teléfonos de contacto de los familiares.

Es importante advertir de la importancia de los objetos personales como las fotos. Siempre debe insistirse en que pueden pedir ayuda al personal del centro siempre que lo necesiten. La persona que realiza la entrevista enseñará todas las instalaciones del centro tanto al residente como a su familia. Tras cada visita se resolverán todas las dudas que puedan haber aparecido. Una vez resueltas, se fija una fecha para el ingreso.

Este primer contacto con el residente y su familia es fundamental para dar una buena imagen de la residencia y mejorar la relación futura del residente con el personal del centro.

Fase de ingreso: Llegado el día del ingreso debe darse una atención especial y muy personal al recién llegado. La familia debe ser  muy consciente de que el residente se ha mudado a un nuevo domicilio y que la labor de su personal será conseguir que la estancia sea lo más agradable posible.

Debe insistirse en la enorme importancia que tiene para el residente recibir visitas de sus familiares y amigos, que normalmente pueden ir a comer al centro si avisan con tiempo.

La persona responsable del centro que les atienda durante el ingreso les recibe primero en su despacho, donde preguntará por el estado anímico del nuevo residente en los días anteriores al ingreso. Siempre se le asignará una persona encargada de tutelar su ingreso.

En este primer momento del ingreso siempre se revisa que aporta todo lo que se le ha pedido y de que esté todo correcto. Si está todo bien, se firmará el contrato y se facilita a los familiares el reglamento de régimen interior además de una copia del contrato para su revisión con tranquilidad. Los familiares podrán preguntar cualquier duda que les surja sobre el contrato.

Se deben respetar todos los sentimientos y los recuerdos que puedan aparecer por la ansiedad que provoca esta nueva situación.

Una vez firmado el contrato, se les vuelve a mostrar las instalaciones, se presentará a los demás residentes y a todos los trabajadores del centro encargados de su cuidado.

Una vez hechas todas las presentaciones se acompañará al nuevo residente y su familia a la habitación que se le haya asignado, y si es compartida se le presentará primero a su compañero/a de habitación. Una vez presentados se les dejará solos en la habitación para que puedan ordenar todos sus objetos personales.

2- RESIDENTES CON DETERIORO COGNITIVO

Si existe deterioro cognitivo derivado, por ejemplo, de padecer algún tipo de demencia senil o alzhéimer, cambia totalmente el trabajo a realizar en el centro, ya que toda la información necesaria será aportada solamente por la familia que será la única que puede tomar cualquier decisión sobre el cuidado del residente.

  • Fase preingreso: debido a sus limitaciones el residente no podrá estar presente en la primera entrevista y su familia deberá proporcionar toda la información sobre su situación. Toda la fase del pre-ingreso se llevará a cabo igual que con una persona sin deterioro cognitivo pero hablando sólo con la familia en lugar de con el residente.
  • Fase de ingreso: En el momento del ingreso siempre se presentará el personal al residente y si fuera posible se le pedirá que nos presente a toda su familia. Esta pequeña prueba nos dará información acerca del nivel cognitivo que esa persona tiene. También nos dará una orientación acerca de qué tipo de comunicación verbal podremos utilizar con él.

Las conversaciones deben utilizar frases muy cortas y claras y siempre con un tono de voz muy suave. Como a todos los demás residentes se le tratará siempre de usted y por su nombre.

El resto del proceso de acogida en la residencia de ancianos de Valencia será idéntico al de un residente sin deterioro cognitivo.

Tras el ingreso siempre se realiza una exploración física para evaluar su estado general (si posee dificultades de audición, si se encuentra aquejado de artrosis de caderade columna, si padece alguna úlcera por presión, etc.) y se concertará una cita con el médico en un plazo máximo de 24 horas.

 

En el momento del ingreso, el centro debe tomar los siguientes datos:

  • Datos personales.
  • Datos médicos y sanitarios como las enfermedades que padece y haya padecido (si, por ejemplo, ha sufrido algún ictus cerebral), las alergias, la medicación que toma, las posibles necesidades de atención en la enfermería y si tiene alguna limitación o alteración en su dieta diaria.
  • Se valorará su independencia o dependencia funcional.

En las primeras semanas siempre se realiza la valoración inicial que debe incluir:

  • La valoración acerca de su dependencia o independencia en su desarrollo de las actividades de la vida diaria.
  • Su valoración cognitiva.
  • Su evaluación psicomotora.
  • Análisis de la existencia del riesgo de úlceras.
  • Una ficha con todos sus datos de necesidades de enfermería.
  • Una ficha con sus datos funcionales físicos.
  • Una ficha con la valoración de su capacidad para relacionarse.
  • Análisis de su actitud y su motivación para participar las actividades de la residencia.

Los primeros días en el centro son siempre los más importantes para el nuevo residente. En esos días siempre debe sentirse escuchado, bien acompañado y muy querido. Cada día se debe mantener una pequeña conversación para detectar sus inquietudes, necesidades, posibles quejas o simplemente sentirse atendido. En estas pequeñas charlas se le pregunta por sus aficiones, qué le gusta hacer y se le debe informar de todas las actividades programadas en el centro, animándolo a participar en ellas.

Antes de que transcurran los dos primeros meses siempre se realiza un plan de atención personalizado de cada residente, que comprenda todas las disciplinas, fijando objetivos claros y creando una planificación de todas las actuaciones con el residente.

Se debe insistir a la familia de la necesidad de mantener un contacto por teléfono lo más frecuente posible para que sienta muy cerca a su familia. Ese contacto siempre se facilita en todo lo posible y también se facilitará mantener el contacto con todos sus amigos y vecinos, que siempre podrán acudir verle al centro y a disfrutar de un buen rato con ellos, incluso comer juntos y salir a pasear fuera del centro.

Se planificará un régimen de visitas de los responsables del centro con los familiares para mantenerles informados del estado general del residente. También es muy importante conocer cómo están viviendo los familiares esta situación y por tanto es muy importante escucharlos, intentar entender todos sus problemas que tengan que ver con el residente, ya que conocerlos permitirá mejorar la relación y un mejor cuidado de su familiar.

Siempre debe mantenerse informados a los familiares de todas las actividades que se realicen como fiestas y actividades extras a las que serán invitados.

Es importante conocer la opinión de los residentes y de los familiares mediante la realización de encuestas con los residentes sin deterioro cognitivo o deterioro cognitivo leve y con los familiares si se trata de residentes con deterioro cognitivo grave.

Pasado el primer año debe realizarse la evaluación de todos los objetivos planificados, también debe hacerse un nuevo estudio cognitivo, emocional y funcional para analizar la evolución del residente y en función de los datos analizados fijar nuevos objetivos con todas las actuaciones necesarias.

Todos los centros y residencias de ancianos seleccionados por BonoMédico garantizan a sus residentes un servicio de la mayor calidad al mejor precio. Seguridad y tranquilidad garantizadas tanto para el residentes como para sus familiares. Se esfuerzan a diario en mejorar numerosos aspectos de su funcionamiento. 

Las residencias seleccionadas cumplen y en muchos casos exceden con las normativa vigente en las siguientes materias: 

SIN BARRERAS ARQUITECTONICAS: Adaptación de las barreras arquitectónicas a las limitaciones físicas de sus residentes, con amplios espacios en pasillos, escaleras, ascensores, baños y habitaciones. Con esta adaptación se garantiza la máxima accesibilidad.

CONFORT CLIMÁTICO: Climatización de todas las habitaciones y zonas comunes.

SEGURIDAD: Máxima seguridad con elementos de protección en baños y camas, pasamanos en pasillos y ascensores, timbres de aviso y llamada, suelos antideslizantes en baños y pasillos.

SEÑALIZACIÓN: Adecuada señalización en todo el centro con carteles y avisos en todas las zonas comunes que ayuden a la correcta orientación de los residentes que lo necesiten.

AUTONOMÍA: Promoción y mantenimiento de la total autonomía física de los residentes, por lo que no se deberá abusar del empleo de sujeciones físicas.

ATENCIÓN SANITARIA: Control y seguimiento de las necesidades médicas y sanitarias de los residentes.

ATENCIÓN EMOCIONAL: Control y seguimiento de las necesidades afectivas de los residentes.

TERAPIA OCUPACIONAL: Desarrollo de programas de desarrollo personal con especial dedicación a programas de terapia ocupacional.

SERVICIOS BÁSICOS: Servicios básicos del centro

  • Alojamiento en habitación individual o doble.

  • Asistencia personalizada en las tareas de aseo, higiene y cuidado personal.

  • Dietas personalizadas adaptadas a las necesidades de cada residente.

  • Servicio de limpieza y lavandería.

SERVICIOS MÉDICOS: Servicios médicos y sanitarios del centro 

  • Valoración médica integral y personalizada.

  • Servicio continuado de enfermería.

  • Servicio de atención médica.

  • Servicio de farmacología.

  • Seguimiento de los tratamientos farmacológicos de los residentes.

  • Servicios de fisioterapia y rehabilitación con salas de rehabilitación y gimnasio.

ATENCIÓN INTEGRAL: Atención integral a los residentes 

  • Servicios religiosos.

  • Ayuda en la tramitación de documentación y obtención de ayudas.

  • Programas de ayuda psicológica.

  • Programas individualizados de estimulación cognitiva, lenguaje y memoria.

  • Programas de terapia ocupacional.

  • Numerosas actividades de ocio.

  • Servicio de peluquería.

  • Servicio de podología.

  • Cafetería (no disponible en todos los centros).

  • Excursiones programadas y adaptadas a las necesidades de los residentes.

  • Actividades en periodo navideño (villancicos, belenes, comidas especiales).

Principios básicos que rigen la actividad de las residencias de ancianos seleccionadas por Bonomédico:

  • Se esfuerzan cada día en mejorar la satisfacción de sus residentes y sus familiares.

  • Planifican a corto y medio plazo la atención prestada a cada residente revisándola a medida que vaya envejeciendo o a medida que se vaya produciendo su deterioro físico o mental.

  • Todos los profesionales de las residencias de ancianos intentan ofrecer la máxima calidad en los servicios que presta cada uno: dirección, personal de administración y recepción, vigilancia nocturna, el personal sanitario, los cuidadores, personal de cocina, personal de limpieza, etc.

  • Tienen implantados diversos protocolos de funcionamiento que rigen la vida de la residencia como son el protocolo de acogida, de estimulación en planta, de atención a enfermos, de conductas agresivas, de salidas del centro, de excursiones, de defunción, etc.

  • Aumentar los servicios prestados al residente: intentan añadir servicios en la medida de sus posibilidades como ampliar horarios de visitas, aumentar las excursiones, etc.

  • Valoración y respeto de la individualidad de cada residente con detalles como la personalización de la decoración de las habitaciones, adaptación del menú, libertad de horarios de entrada y salida para los residentes válidos, etc.

  • Formación continua de todos los empleados siempre orientada a un mejor servicio y atención de los residentes.

ENCUESTAS DE SATISFACCIÓN A LOS RESIDENTES: Se presta especial atención a los aspectos que suelen ser los mejor valorados en las encuestas de satisfacción de residentes como los siguientes:

  • Horario de entrada y salida de residentes sin limitaciones.

  • Que el centro permita optar entre habitación individual o doble.

  • Libertad para recibir visitas de los familiares en la habitación.

  • Autorización a los residentes para personalizar su habitación con objetos personales como cuadros, fotos, espejos.

  • Posibilidad de elegir el menú de las comidas.

  • Un amplio catálogo de actividades: excursiones, pintura, ejercicio físico, taller de baile.

  • Libertad para salir de la residencia con carácter temporal para visitar a la familia o realizar un viaje.

Protocolo de ingreso en las residencias de ancianos

Antes del ingreso

Departamento de asistencia social

El asistente social, que ya sabe que va a recibir a un nuevo residente, hará lo siguiente:

  • Contactará con la persona mayor.
  • Contactará con la familia del nuevo residente y sus responsables.
  • Visitará, si es preciso, al nuevo residente en su hogar.
  • Recogerá información sobre sus análisis médicos.
  • Recomendará al nuevo residente a que traiga con él sus objetos personales.
  • Además, recabará información adicional para poderla contrastar con la que tiene.

Con todo ello, hará un informe que incluya:

  1. Datos personales y situación en la que se encuentra en la actualidad.
  2. Lugar o institución de la que viene.
  3. Motivo por el que ingresa en el centro.
  4. Antecedentes familiares, personales y sociales del residente.
  5. También una pequeña biografía con el resumen de su vida: estudios, trabajos, lugares donde vivió, etc.

Este documento constatará el estado físico y emocional del nuevo residente.

El asistente social acordará con el nuevo residente y su familia la fecha y hora de ingreso en el centro con un mínimo de 72 horas de antelación para que le dé tiempo al resto de departamentos de prepararlo todo para su acogida.

Para terminar, el asistente social preparará la ropa del nuevo residente poniéndole marcas con su nombre.

Los distintos departamentos del centro

Conocerán todo sobre el nuevo residente gracias al informe elaborado por el asistente social.

Mediante el enfermero o enfermera del departamento, la Unidad de Enfermería informará al resto del personal de planta el ingreso de esta persona y todos los datos que sean importantes sobre la misma para acogerla de la mejor forma.

Enfermero de la unidad

Se encargará de verificar el estado correcto de la habitación: cama hecha, toallas bien colocadas y demás.

Después le comunicará a la persona que se encuentre en esa habitación que a partir de una fecha determinada tendrá un nuevo compañero.

Buscará un guía que informe al nuevo residente sobre el funcionamiento del centro. Esta persona podrá ser su compañero de habitación u otra persona de la misma planta.

Además, elegirá al ayudante que se ocupará del nuevo residente en su primer contacto con su nueva realidad.

 

Momento del ingreso

Departamento de asistencia social

Primero realizará el acto de bienvenida de la persona mayor que ingresa por primera vez y de sus familiares.

Ya en la residencia, lo acompañará a su despacho para completar datos y recoger más informes médicos y mantener una breve conversación con él y sus familiares o responsables.

Después se completa la ficha social con su número de teléfono y el de familiares y personas cercanas y sus datos personales. Realiza unas fotocopias de su documentación básica: Cartilla de la Seguridad Social y el D.N.I. para disponer de ellas en planta.

Realizado todo esto se le da la tarjeta de bienvenida tanto al mayor como a sus familiares y acompañantes.

Para terminar, le presentarán al enfermero o enfermera de planta para que lo conozca, salude y lo acompañe a su habitación.

Introducción en planta

El enfermero presentará al nuevo residente al resto de profesionales que trabajan allí (médicos, auxiliares, limpiadoras) para que los conozca y sepa las funciones que realiza cada uno.

Seguidamente le presentará a sus compañeros de habitación, de mesa y de planta.

El enfermero y el nuevo residente irán a la habitación de este para ver cómo está la misma y para colocar la ropa en el armario.

Antes de entrar a la habitación, el enfermero habrá colocado una pegatina con el nombre del residente.

Al final, el enfermero le dirá al médico cómo encuentra al nuevo residente.

Unidad de medicina

Médico y enfermero trabajarán estrechamente para confeccionar el nuevo historial del residente donde constará: enfermedades, alergias, alimentación, si tiene o no incontinencia, deambulación y demás.

Después pasarán por escrito a Enfermería y Rehabilitación el tratamiento que debe seguir.

Este historial del nuevo paciente lo presentará el médico encargado del mismo en la reunión de la unidad médica.

Unidad de psicogeriatría

Realizará tanto la entrevista personal como de la valoración psicogeriátrica.

Tanto una cosa como otra se incluirá en el conjunto concreto dentro de la terapia de grupo y se le asignará terapia individual si fuera preciso.

Unidad de enfermería

El nuevo residente será atendido de la mejor forma posible. Si tiene un alto grado de dependencia necesitará mas ayuda en todo lo relativo a su aseo personal. Se analizará todo para que se sienta bien y se valorarán cuestiones tales como si requiere o no barandillas junto a su cama así como si es preciso que se someta a revisiones de podología.

El día que entre en la residencia se le mide y pesa durante tres días, más todas sus constantes vitales para ver cómo evolucionan su presión arterial, temperatura, nivel de azúcar y frecuencia cardíaca.

Las carpetas y vasos de medicación estarán convenientemente etiquetadas con los datos del nuevo residente.

En la primera reunión de planta se hará un análisis para ver si se cumple o no el protocolo.

Unidad de terapia ocupacional y fisioterapia

El terapeuta verá el estado de salud en el que se encuentra el residente y establecerá qué tratamiento puede realizar.

Además, lo presentará a la unidad de terapia ocupacional.

Dicha valoración sera presentada durante la primera reunión de Actividades de la Vida Diaria.

Se le aconsejará y animará para que participe y asista a las tareas.

Unidad de animación

Se le informará al nuevo residente sobre las actividades de ocio con las que cuenta el centro. Y se le recomendarán algunas teniendo en cuenta su estado de salud.

Después se le ofrecerá participar en las actividades de planta para que se integre mejor en su nueva residencia.

Servicio religioso

Si el residente es una persona religiosa conocerá al capellán, que le informará de todos los servicios que prestan y comunicará el nuevo ingreso a los voluntarios.

Si esta persona no puede asistir por su propio pie a misa, se comunicará este hecho al personal de planta para que le ayuden a desplazarse.

Introducción en la residencia

Unidad de enfermería

El enfermero encargado de la planta elegirá a un auxiliar y a otro anciano para que le muestren las instalaciones del centro y los servicios que tiene: peluquería, cafetería, etc.

También se le dará la información referente a horarios y actividades: desayuno, consultas médicas, etc. Por otro lado, se le comunicará que si se encuentra mal, avise al enfermero de planta.

Unidad de animación

En este departamento enfocado a darle alegría a las personas que tienen que vivir en una residencia, en la primera fiesta que se realiza al entrar un nuevo residente, se le anuncia y presenta, ofreciéndole una cálida acogida.

Servicio religioso

El capellán mantendrá un encuentro con el nuevo residente para conocerlo mejor y ofrecerle un buen servicio religioso brindándole todos los recursos de los que pueda disponer: voluntariados existentes, celebraciones litúrgicas, asistencia religiosa individual, etc.

Protocolo de alteraciones de nutrición en las residencias de ancianos

Existen una serie de normas en todas las residencias de ancianos que sirven a su personal para saber cómo actuar ante un anciano que presente alteraciones de nutrición. Primero hay que estudiar una serie de cuestiones como los factores de riesgos que llevan a esta situación, tales como:

Envejecimiento

Cuando se envejece, se producen en el cuerpo una serie de modificaciones que alteran a la forma de alimentación. Por ejemplo, la falta de dientes dificulta masticar de forma correcta, los cambios fisiológicos, modificaciones del metabolismo y otras cuestiones que repercuten en una forma de comer correcta.

Situación socioeconómica

Este epígrafe abarca cuestiones como las dificultades económicas, vivir solo, motivos médicos, etc.

Cambios relacionados con la enfermedad

Procesos infecciosos, del corazón, riñón, cáncer, etc., también afectan mucho a la hora de alimentarse.

Farmacológicos

Estos protocolos establecen que una persona de alto riesgo o débil es aquella que reúne una serie de requisitos:

  1. La edad, tener más de 80 años.
  2. La soledad, vivir sin compañía.
  3. Sufrir una enfermedad crónica que le impida valerse por sí mismo.
  4. Tener que tomar más de tres tipos de pastillas.
  5. Haber ingresado en algún centro hospitalario el último año.
  6. Necesitar servicios médicos.
  7. Tener recetados hipotensores, antibióticos o psicofármacos durante los últimos 30 días.
  8. No disponer de recursos financieros.

Por su parte, el paciente geriátrico:

  1. Suele tener más de 75 años.
  2. Padece distintas enfermedades.
  3. Puede padecer enfermedades que le incapaciten.
  4. Su estado de salud puede generar cierto problema social.

Manifestaciones clínicas

  • Alteraciones del cuerpo.
  • Disminución de peso, cambios en la piel, etc.
  • Alteraciones funcionales.
  • Anemia, baja tensión, vómitos, falta de tolerancia a ayunar, etc.

Análisis del estado de nutrición

  • Entrevista sobre su alimentación.
  • Evaluación física.
  • Procedimientos antropométricos de peso como de pliegues de la piel para analizar si hay desnutrición y del perímetro del brazo.
  • Estudios bioquímicos.

Necesidades de nutrición

Para poder establecer este parámetro se tienen en cuenta características tales como: peso, sexo, edad y la intensidad de actividad que realice.

Por ello, se determina una dieta compensada compuesta por:

  1. Agua, beber un litro y medio al día como mínimo.
  2. Hidratos de carbono: 50 o 60%.
  3. Grasas: 25 o 30%.
  4. Proteínas: 15 o 20%.
  5. Vitaminas.
  6. Minerales.

Las recomendaciones alimenticias serían además:

  • Comer carne, pescado, leche, legumbres, frutas, aves y verduras.
  • Llevar a cabo una alimentación, sobre todo, oral.
  • Hacer especial énfasis en comer a una hora, de tal forma que si los residentes no conocen el horario o se lo alteran sin comunicárselo, puede provocar que se disgusten y no coman ese día.
  • Incluir muchos productos lácteos por su gran aporte de calcio.
  • Reducir el aporte de calorías.
  • Tener en cuenta los gustos del paciente a la hora de hace un plan de alimentación.
  • Favorecer el apetito gracias a los estímulos de otros sentidos.

Prevención de desnutrición y deshidratación

Las medidas con las que se quieren evitar la desnutrición serían las siguientes:

  1. Elaborar una dieta variada que incluya conjunto de alimentos.
  2. Establecer menús dentro de los que se puedan elegir ciertas opciones.
  3. Contar con un amplio horario de comedor.
  4. No hacer coincidir a la hora de comer a residentes que tengan problemas cognitivos con otros que no.
  5. Fomentar la exposición moderada al sol para facilitar la aparición de vitamina D.
  6. Ofrecerle a los residentes un gramo de calcio diario como algo obligado.

En lo referente a residentes con factores de riesgo:

  • Se vigilará en los tres turnos de comida y a lo largo de 7 días a estas personas.
  • Se establecerá las calorías que deben tomar a la semana.
  • Beber un litro de agua al día como mínimo.
  • Realizar un análisis de los posibles riesgos según la situación.

Para evitar casos de deshidratación:

  • Examen médico que analice el motivo de la deshidratación.
  • Anotar de forma personalizada la cantidad de líquido ingerida.
  • Cuantificar la orina diaria.
  • Test de baja tensión ortostática.
  • Test para verificar la presencia de disfagia.
  • Utilizar las gelatinas como forma para estimular la hidratación

Tratamiento de desnutrición

  1. Para poder abordar este problema se tratarán las enfermedades en curso.
  2. Utilizar la alimentación y el entorno en el que se produce para generar estímulos en el residente.
  3. Establecer una alimentación variada, hacer un plan dietético adecuado y evitar otro tipo de alimentación. Se establecerán además complementos de nutrición y se controlará el nivel de hidratación, verificando el estado dental o de la prótesis y demás.

Residencias de ancianos en Valencia: noticias relacionadas

Derechos para los adultos mayores

Todas las personas tienen derecho a no padecer abandono, trato cruel o un abuso físico o psicológico. Las personas de la tercera edad tienen un gran valor para la sociedad y más para los más jóvenes, porque ellos tienen mucho conocimiento, sabiduría y experiencia y pueden compartir esos saberes con loas nuevas generaciones, además permiten conservar la cultura. En algunas civilizaciones se consideran a las personas mayores para que sean ellos quienes tomen las decisiones más importantes debido a su gran criterio y sabiduría. Sin embargo, en muchas otras no se les toma en cuenta y se les ignora hasta para cuando se decide sobre su propio futuro o sobre acciones que influyen en sus vidas.

Es por eso que las personas de la tercera edad no solo tienen derecho a la protección social, sino a vivir libremente y a conservar su independencia siempre que decidan hacerlo y tienen derecho a que se respete su intimidad. Tienen derecho a ser sujetos activos que puedan tomar decisiones, tienen derecho a elegir donde vivir, a una vivienda digna, acceso a la salud, a la recreación, libre asociación, a ser representados legalmente y a ingresos económicos para vivir.

Técnicas para manejar el estrés en la tercera edad

Existen muchas formas de manejar el estrés en la tercera edad, de esa manera el adulto mayor puede ir probando la que mejor le funcione. Primero debe reconocer las cosas que no puede cambiar y aceptar que hay cambios que no son posibles, en esos casos debe dejar que las cosas fluyan y no alterarse. 

También debe identificar las situaciones que le producen estrés y evitarlas, siempre que sea posible debe alejarse de la fuente de estrés. Si la familia discute en una reunión familiar, la persona de la tercera edad debe darse un descanso y alejarse de esa situación tóxica, ya sea que salga a caminar o a dar un paseo en auto.

El adulto mayor puede hacer actividad física puesto que es una de las mejores técnicas para lidiar con el estrés, porque el cerebro libera químicos que le permiten sentirse bien. También puede que le ayude con su energía reprimida o con la frustración. Debe buscar algo que disfrute, como andar en bicicleta, bailar, caminar, o nadar, debe hacerlo por lo menos 30 minutos y hacerlo frecuentemente para que se alivie del estrés que le ha estado afectando.

Hablar con los adultos mayores tiene beneficios

Cuando llega la tercera edad muchas personas se sienten aisladas y deprimidas, que no tienen afecto ni de familiares ni de amigos, a eso se le agrega la dificultad que padecen para comunicarse con los demás, por eso es necesario que si la persona de la tercera edad tiene un problema de audición o de memoria se empleen métodos creativos para comunicarse. Las ayudas visuales son de bastante ayuda, porque se le muestra al adulto mayor de qué o quién se está hablando.

Además es un asunto que debe ser tomado con calma, sonreír y ser paciente, una sonrisa sincera muestra que se comprende la situación,  también es preciso que se cree un ambiente amigable en el que se comuniquen plenamente. Siempre debe recordar hacer pausas entre oraciones y preguntas. A la persona de le debe brindar la oportunidad de entender y digerir la información. Esa es una técnica muy valiosa si el adulto mayor tiene pérdida de memoria. Cuando se hacen pausas al hablar se muestra paciencia y respeto. La comunicación efectiva permite que las personas se regocijen al  intercambiar opiniones y sentimientos con otras personas de esa manera mejora su autoestima.

El aislamiento social y sus efectos en el apetito

Las personas de la tercera edad a menudo sufren de aislamiento social porque son muchos los cambios que se han producido en los modelos familiares en las últimas décadas y es por eso que son cada vez más los adultos mayores que viven solos. Una de las actividades que más descuidan las personas de la tercera edad que viven solos es la nutrición. Puede ser que se origina una pérdida de motivación para comer o porque desconocen la manera en que pueden preparar adecuadamente la comida.

También el hecho de que un adulto mayor se encuentre solo lo desmotiva a preparar comida que solamente el comerá, a eso se debe agregar que al llegar la tercera edad los sentidos del gusto y del olfato ya no funcionan como antes y eso hace que pierda el interés en comer, por eso se recomienda que a la hora de la comida lo acompañe algún familiar o un amigo, para que no se sienta solo y eso lo motiva a comer de manera agradable, también se le debe enseñar a preparar los alimentos de manera fácil y sabrosa para que coma con mayor facilidad.

Principales reglas de la medicación en la tercera edad

  • No olvide bajo ningún concepto sus alergias a determinados fármacos. Para ello, es recomendable que lleve en todo momento algún documento en el cual figuren estas. La toma de un medicamento al que usted presenta rechazo puede suponerle graves complicaciones.
  • Ingiera la medicación de acuerdo a las indicaciones facilitadas por su médico, en el instante preciso y acompañada de bastante agua.
  • Si apareciese algún efecto secundario, coménteselo al especialista. De todos modos, casi siempre estos desaparecen varios días después de cesar el tratamiento, por lo que tampoco debería preocuparse demasiado.
  • Recuerde cómo se llaman los fármacos que viene ingiriendo. Si no le resulta tarea sencilla, lleve en todo momento un documento en el que se enumere dicha relación.
  • Una buena recomendación médica puede bastar para acabar con la dolencia o para evitar que surjan ciertas patologías.

La actividad sexual con el paso de los años

Prácticamente las tres cuartas partes de los hombres y una de cada cinco mujeres siguen siendo activos desde un punto de vista sexual una vez han cumplido los sesenta años. De cualquier modo, es habitual que a esa edad las relaciones sexuales estén condicionadas a la falta de pareja y a las posibles condiciones de salud.

En este sentido, una frecuente conclusión es que una avanzada edad frena la actividad sexual aunque no acaba con ella. Asimismo, la manera que mayores garantías ofrece para que esta actividad permanezca constante es practicar sexo regularmente en las etapas de juventud y madurez.

Algo más de la mitad de personas de entre 65 y 69 años continúan siendo activas sexualmente. En relación a los mayores de 85 años, la proporción se reduce hasta el 10-15 %. La frecuencia de las relaciones es de dos o tres veces mensuales para los mayores de 65 años, por las siete veces mensuales de los que aún no han llegado a esa edad.

Los mareos en la tercera edad

El término “mareo” hace referencia a un signo subjetivo que no resulta sencillo de cuantificar y que se manifiesta de muy variadas maneras. Frecuentemente se define como aquella alteración de una persona en relación al espacio que la rodea. Esta sensación constituye una de las razones más habituales de consulta al médico familiar, se incrementa con los años y supone un típico problema de atención primaria entre las personas mayores. En un año, casi una de cada cinco personas de 60 o más años sufren un mareo considerable y acuden a consulta.

Saber cómo manejar estas situaciones por parte del médico de familia no es tarea sencilla. Y es que los pacientes, en especial las personas mayores, que están aquejadas de mareos son derivados a distintos especialistas -traumatólogos, otorrinolaringólogos, psiquiatras, neurólogos, etc.- sin la orientación con la que deberían contar en casos como esos.

La utilización de internet por parte de los mayores

A pesar de que ya no es ninguna novedad ver a personas ancianas utilizando un ordenador para navegar, buscar información, comunicarse, aprender o entretenerse, estas siguen encarando el avance de la tecnología con positivismo e ilusión, aunque con el temor de la dificultad que pueda suponer para ellos.

Los mayores son quienes han contado con el acceso a la red más tardío. Sin embargo, son quienes mejor se están aprovechando de todas las bondades que pone a su disposición, ya que tienen más tiempo para dedicarle a su aprendizaje. Además, les facilita la superación de aspectos como la soledad o pérdidas de capacidad.

Nos encontramos ante una herramienta que no precisa habilidad ni fuerza física y una plataforma ideal para el pensamiento, la creatividad, el aprendizaje y la observación. Hasta para los ancianos dependientes, que tienen la posibilidad de contar con distintas vías de accesibilidad.

El problema del tabaquismo

Según distintas estimaciones, una cada de tres personas en nuestro país es fumadora. Si nos centramos en el sector poblacional de más de 40 años, esta proporción aumenta hasta la mitad. Además, ha podido confirmarse que consumen mayor cantidad de tabaco las personas de clase media-alta y aquellas que residen en ciudades importantes.

En la actualidad está fuera de toda duda el hecho de que el tabaquismo sea el motivo evitable más habitual de muerte precoz en los países más avanzados. De este modo, en España fallecen anualmente unas 40.000 personas por afecciones directamente asociadas al tabaquismo. Entre ellas, resaltan:

  • Cardiopatía isquémica o patología por obstrucción de las arterias coronarias que riegan el músculo cardíaco.
  • Cáncer de pulmón.
  • Afección obstructiva de los bronquios.
  • Patología de los vasos sanguíneos del cerebro.

Desafortunadamente, la población parece desconocer los efectos perjudiciales que conlleva el tabaco.

Diseño de casas para ancianos

En los últimos años, el porcentaje de adultos mayores que vive en casas para ancianos ha ido disminuyendo, la razón es que la mayoría de las personas prefiere vivir en sus propios hogares. La tercera edad ha adquirido más importancia dentro de la sociedad, porque cada día se logra más longevidad y mejor salud. Por eso, es cada vez más necesario conservar la autonomía y la calidad de vida de las personas de la tercera edad el máximo tiempo posible. Que esa condición se exprese en el lugar donde viven es vital, porque para este sector, la vivienda y el entorno son muy importantes, porque lo consideran como su refugio. Es ahí donde radica la importancia del diseño de casas acondicionadas para los ancianos. En la actualidad, existen muchos programas destinados al diseño de viviendas y otros soportes, con el propósito de que sean seguras para los adultos mayores.

Las caídas en las casas son una causa de lesiones e incluso de muerte en las personas de la tercera edad. Por eso, el objetivo es trabajar en la accesibilidad y la seguridad. Esa una gran oportunidad para ayudar a cuidar este sector de la población.

Conversar con su padre o madre aunque tenga demencia senil

Conversar con su padre o madre es el primer paso para cuidar a su progenitor. Aunque la mayoría de las veces, los padres prefieren vivir independientemente sin importar los problemas de salud y de la edad. Hablar de salud, de sus capacidades cotidianas, demostrarle afecto a través de las palabras, comprensión hace que el adulto mayor se sienta feliz y confortable.

Las conversaciones no tienen que ser formales, menos autoritarias, para romper el hielo, hay formas de facilitar la comunicación.

De acuerdo, a los expertos, incluso los adultos mayores que tienen alguna forma de demencia senil y que ya no son conscientes de muchas cosas de su entorno, siempre se darán cuenta del afecto, la cercanía y la calidez de cómo le hablan sus seres queridos.

El demostrar una sonrisa, una palabra amable, un gesto afectuoso, una escucha atenta, un abrazo sentido, un apretón de manos cariñoso, una mano cálida en la espalda, son gestos que llenarán el espíritu de la persona y llenar de gozo el corazón de la persona adulta mayor.

Cuando hable con su ser querido hágalo en un tono informal que no amenace la independencia de él o ella, incluso si es una persona que ya no tiene autonomía, pero que no sientan eso.

Recomendaciones para empezar la actividad física

Se recomienda realizar una actividad física regular, que vaya de tres a cuatro veces por semana con duración moderada de no más de 30 minutos y de una intensidad suficiente para obtener efectos de acondicionamiento, minimizando los riesgos de la actividad física. 

La práctica de la actividad en forma sistemática y regular debe ser un elemento significativo en la prevención y rehabilitación de la salud. En general, los efectos benéficos de la actividad física en la tercera edad son:

  • Aumento de la elasticidad y la movilidad articular.
  • Mejoras en la posición corporal por el fortalecimiento de los músculos lumbares.
  • Mejoras de la capacidad pulmonar y oxigenación.
  • Aumento de la resistencia a la fatiga corporal
  • Ganancia muscular, que se traduce en el incremento del metabolismo, que produce una disminución de la grasa corporal 
  • Más coordinación y capacidad de reacción.
  • Aumento de la resistencia orgánica, regula el pulso, mejora la circulación y disminuye la presión arterial.
  • Desarrollo de la fuerza muscular que también condiciona un aumento de la fuerza ósea con lo que se previene la Osteoporosis.
  • Previene enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, cáncer u osteoporosis.

Características comunes a las situaciones de cuidado de personas mayores

Lo que se debe procurar es brindar esa ayuda es una buena forma de que los adultos mayores sientan que sus necesidades están resueltas. Implica una dedicación muy amplia de tiempo y energía, porque requiere de tareas que pueden no ser muy cómodas o agradables. 

Cuidar implica actividades de prestación de ayuda. Aunque las tareas que implica dicha ayuda dependen de cada situación particular, muchas de las tareas habituales que implica la prestación de ayuda a una persona de la tercera edad dependiente son comunes a la mayoría de las situaciones de cuidado. Entre las estas tareas destacan:

  • Ayuda en la comunicación con las demás personas cuando existen dificultades para expresarse.
  • Ayuda en las actividades de la casa como lavar, limpiar y planchar.
  • Ayuda para el transporte fuera de la casa.
  • Supervisión en la toma de los medicamentos.
  • Ayuda para la higiene personal
  • Ayuda para el desplazamiento en el interior de la casa.
  • Colaboración en tareas de salud y enfermería.
  • Resolver situaciones conflictivas derivadas del cuidado.
  • Hacer muchas actividades que pueden parecer insignificantes como llevarle un vaso de agua, entre otras.

La medicación en las personas mayores

Los adultos mayores que padecen enfermedades, entre las predominantes las crónicas, constituyen el sector de la población que más cantidad y variedad de medicamentos se les deben administrar. A eso hay que sumarle, que suelen tener otras dificultades, en términos de aislamiento personal y dificultad mental y física que demandan de una especial atención en la prescripción y la administración del medicamento.

Es más que comprensible que este sector de la población está especialmente afectado por los malos usos y abusos de la medicación, y que el riesgo de salud relacionado a errores administrativos  de medicamentos se ve en aumento si se compara con el resto de la población.

Las personas responsables del cuidado de estas personas, deben prestar más atención a la administración de medicamentos.

En los ancianos, con el paso de los años aparecen trastornos y enfermedades crónicas o degenerativas, lo que provoca un incremento considerable en el consumo de fármacos, llegando en la mayoría de casos al estado de polimedicación. A la par del mayor consumo de medicamentos, hay otros problemas con la eficacia del medicamento y la reacción del organismo, condicionados por el propio envejecimiento, con efectos secundarios en la salud de las personas, es decir, le puede controlar la enfermedad crónica, pero puede provocarle otros problemas de salud.

Bañarse brinda alegría

El baño, debe enfocarse como una actividad bastante calmada y placentera tanto para la persona de la tercera edad, como para el cuidador, para lo eso, se debe estar dispuesto a ser flexible y creativos. En muchas ocasiones la persona de la tercera edad no quiere bañarse exactamente a la hora en que se ha pensado, para convencerla quizás se podría tomar la ducha un poco más rápido de lo normal, tomarla fuera de la ducha, quizás es más fácil bañarla sentada, o en la cama. O quizás ese día no se quiere bañar y eso no afecta en nada.

Parar lograr un buen ambiente a la hora del baño se debe permanecer en paz y con calma, para que la persona de la tercera edad no identifique ese momento como una amenaza, que la pone en riesgo o que lo relacione con dolor. Se pueden realizar algunas actividades muy simples como hablarle e manera calmadamente, sin agresividad, ni gritos, siempre con amor. Se debe regular la temperatura del baño y del cuarto y preguntarle cuáles son las cosas que le dan miedo o le gustan. Así se puede contribuir a mejorar esa tarea de higiene personal.

Nutrirse en la tercera edad es esencial

Cuando llega la tercera edad es imprescindible que se aprenda a comer sanamente para obtener los nutrientes necesarios, es así como se recomienda que se aprenda a consumir la mayor cantidad de frutas y verduras posibles. En general se puede comer de todas las frutas y verduras que se desea. También se deben consumir con moderación, los frutos secos porque constituyen una fuente de vitaminas y minerales. Se pueden consumir algunas almendras, nueces, avellanas y pistachos.

Las sopas son una buena forma de incorporar muchos nutrientes, porque se pueden incluir diferentes verduras y, si se desea, algún tipo de carne. De esa manera se puede disfrutar el caldo con verduras, También, a esa edad se puede acompañar con una tostada o una rebanada de pan extra sin que se sienta culpa. No obstante para favorecer la digestión y aportar más nutrientes, siempre es posible que se opte por ganes o galletas integrales.

También a esa edad, la granola, la avena y los cereales son perfectos para esa etapa de la vida, porque son fáciles de comer y digerir. Se pueden combinar con fruta fresca y leche para convertirlo en un desayuno muy nutritivo.

Ventajas de saber cocinar

Los hábitos de cada persona condicionan su salud en cualquier etapa de la vida, pero es mayor en la tercera edad. Es por eso que se debe prestar atención a los hábitos saludables que se practican y la nutrición que se tiene. Al llegar la tercera edad se incrementan las posibilidades de padecer problemas de hipertensión, anemia, diabetes, entre muchas más enfermedades. Sin embargo, con una alimentación equilibrada y sana se puede prevenir muchas visitas al médico. Un error frecuente es desentenderse de las tareas como ir al mercado o cocinar, pero hacer esas cosas le ayudará a tener beneficios porque tendrá una dieta saludable y le ayudará a ejercitar la mente.

Aprender a cocinar requiere de una organización de compras semanal, es decir, se requiere de una planificación de los alimentos que se van a comprar, además es una buena oportunidad para salir con un amigo hacer las compras, si vive sólo, también debe animarse a cocinar, porque hacer menos cantidad no es excusa, ya que las comidas pueden ser congeladas para los demás días en que no tenga ganas de cocinar, preparar los ingredientes y estar pendientes de la cocción son ejercicios para entretenerse.

Las personas de la tercera edad pueden vender sus obras

En la actualidad existen muchas personas de la tercera edad que no saben en que emplear su tiempo libre y de que trabajar para obtener ingresos extras, muchas de estas personas tienen habilidades para el arte, y es ahí donde deben explotar su potencial, puesto que si saben pintar pueden vender sus obras de acuarela u óleo a buen precio, pueden hacer dibujos, escribir un libro, bordar ropa, hacer suéteres de lana, es decir, que todas esas actividades a los que se les llama pasatiempos ellos pueden sacarles provecho y dedicarse al negocio.

Es una buena idea, puesto que no deben respetar un horario laboral o salir de sus hogares si no quieren, porque muy bien pueden elaborar sus obras en la tranquilidad de su hogar y en el mejor momento que lo deseen, cuando tengan más ánimos y sientan inspiración. Otra de las ventajas es que si se sienten cansados pueden tomar todo el tiempo necesario para descansar y continuar con la labor cuando sientan el deseo, de esa manera su salud no se ve perjudicada tampoco y su mente se mantiene ocupada, sintiéndose felizmente útiles para ellos mismos.

Beneficios de la motivación en las personas adultas mayores

Si algún familiar tiene problemas de depresión, es necesario que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones para motivar al adulto mayor, de esa forma mejorarás la autoestima y la calidad de vida de las personas de la tercera edad:

  1. Respeta sus opiniones, sobre todo en aquellos temas que se vea involucrado directamente. El hecho de que tenga una edad avanzada no quiere decir que no pueda decidir qué hacer con su vida. En caso de que esté tomando decisiones que pueden afectar su vida, con mucho cariño y respeto se deberá discutir la situación para hacer el esfuerzo porqué comprenda qué está pasando.

  2. Hay que tener en cuenta potenciar sus capacidades y su autonomía: Tiene mucha relación con el aspecto anterior, en cuanto a respetar sus opiniones, pero también tiene que ver con que muchas veces los familiares tratan a las personas adulta mayores como si fuesen inválidas, no les permiten hacer nada, les dan todo hecho, y a lo mejor la persona todavía se puede valer por sí misma. Todo ello, impide seguir siendo autónomos, y además, acelera su degeneración. Es necesario que siga sintiéndose útil porque eso mejorará su autonomía.

Las relaciones de amor cuando llega la vejez

El amor entre las personas de la tercera edad es muy común, cuando las personas que ya han pasado de los 50 años se encuentran viudos o divorciados pueden todavía, encontrar una nueva pareja, que tendrá la función de ser un compañero ideal para que no sufran la soledad que conlleva la vejez. Muchas veces las personas de la tercera edad tienen una gran familiar, pero necesitan compartir con una persona que sea incondicional, y que esté en las mismas condiciones.

Existen personas que han estado solteras por casi toda su vida porque no habían podido encontrar a la persona ideal y ya de adultos mayores han conocido a alguien con quien compartir su vejez. Puede que esas personas hayan tenido muchas responsabilidades, ya sea de trabajo o de otra condición, y no han tenido la oportunidad de salir a conocer amistades o buscar una pareja. Ya sea porque no han tenido suficiente tiempo para prestarle a su pareja o porque tenían asuntos más relevantes por que solucionar. No obstante, cuando se llega a la tercera edad ya no tienen todas esas obligaciones y disponen de más tiempo para encontrar el amor. 

Prepararse para la jubilación es importante para mantener la calidad de vida

Es importante que antes de llegar a la jubilación de tenga una orientación psicológica que minimice los temores y miedos a no saber cómo manejarse en esa situación, así se mejora la salud psico-social, para aportar a la vida una calidad.

En la medida en que la experiencia de ese proceso sea positiva y se pueda ir cumpliendo el propio proyecto de vida se podrán desarrollar nuevas estrategias y mecanismos de participación social para llegar a ser agentes de cambio en la sociedad, así generará nuevos modelos de jubilación diferentes al actual modelo que está algo deficitario. Es necesario que las personas fomenten las relaciones sociales. Que gocen de una relación con los demás porque eso es una garantía de salud mental, ya que cultivar los vínculos de la familia, es una buena manera de sentirse vivos, de constatar que para los demás tienen valor. Mantener las vinculaciones con el entorno y las personas es también una forma de aferrarse a la realidad y de relativizar las dificultades. Asimismo, deben hacer una lista de actividades importantes para ellos, esos ejercicios les ayudará a elaborar un proyecto de vida.

Celulares para mayores

Los celulares se adaptan a las necesidades de las personas de la tercera edad, desde la creación de apps que ayudan a controlar la salud y ponerlo en contacto con el doctor, hasta sencillos aparatos que replican la manera de comunicación de los hijos y nietos. Las personas de la tercera edad no deben escudarse en la edad ni en el envejecimiento, porque la juventud es un estado de ánimo. Por lo menos en relación a las tecnologías así debe ser, más ahora que se han creado muchas formas para que las personas mayores continúen utilizando los celulares sin sentir frustración, además debe reconocerse que es un medio de comunicación que permite que las familias continúen comunicándose día a día.

Se cree que la edad influye, pero el interés influye más, en ese caso la mayoría de las personas de la tercera edad tienen un celular más potente de lo que realmente necesitan y eso crea confusión. Por eso es necesario facilitar la tecnología a personas que no están familiarizadas con ella y así se hace más accesible, incrementando el interés por querer aprender. La tecnología por sí misma se ha convertido en atractiva para las personas.

Consejos para conductores de la tercera edad

Es muy frecuente que las personas de la tercera edad sufran de algunas  aprensiones por parte de las personas cercanas a la hora de estar conduciendo, no obstante, muchas investigaciones han determinado que las personas de la tercera edad son los conductores más precavidos y atentos. Las estadísticas han indicado que los adultos mayores se encuentran lejos de ser un peligro al manejar un automóvil así como muchos podrían pensar, no obstante, en algunos casos la condición física o mental es la que puede limitar esas posibilidades de conducir, por lo que es necesario que se tomen muchas precauciones para evitar accidentes.

Aunque la ley de tránsito de muchos países exige pruebas y chequeos médicos adicionales para los conductores de la tercera edad, en ninguna se establece una edad máxima para otorgar licencias.

El consejo principal que brindan los expertos para los conductores de la tercera edad es que escuchen su cuerpo, porque ellos mejor que nadie pueden detectar las limitantes o problemas que tienen para manejar un coche. Así, ese tipo chequeos a conciencia sirven como indicador suficiente para visitar al médico, quien definitivamente puede comprobar las facultades reales fisiológicas del conductor.

El Carnaval debe ser para las personas de todas las edades

Es importante que las personas de la tercera edad también sean tomadas en cuenta en la celebración del Carnaval, al igual que en otros años, siempre es necesario que para esta celebración importante se convoquen a todos los sectores de la sociedad, para que ninguno quede marginado y todos puedan ser parte de dicha celebración, de esa manera se comparten conocimientos y experiencias entre las diferentes generaciones de la población y así las personas mayores de 60 años se siguen sintiendo útiles para su comunidad y la sociedad en general.

Dentro de las actividades que se hacen dedicadas a las personas de la tercera edad está coronar a la reina y rey de la tercera edad en el Carnaval, también se puede disfrutar de muy buena música y baile, para que ellos también disfruten de la alegría del Carnaval. En este ambiente no pueden faltar las máscaras, los antifaces y los sombreros para que los adultos mayores también vivan el ambiente de fiesta que siempre les ha llenado su vida. De esa manera las personas mayores se integran a las actividades que se desarrollan en el marco del Carnaval.

Ventajas de utilizar la computadora

Existen muchas personas mayores que no tienen mucho interés en aprender a utilizar la computadora o que no desean adaptarse pero eso se relaciona mucho con el factor educación. Sin embargo, hay que comprender que la tecnología ya forma parte de la vida y que es conveniente aprender a utilizarla porque puede beneficiar de muchas formas, es importante que se use sabiamente para obtener todas las ventajas y así optimizar el tiempo.

Entre las ventajas se encuentran el manejo efectivo de la computadora que permite  ejercitar las destrezas cognoscitivas. Así, se mantiene a la persona con mayor agilidad mental. El internet es una fuente de información inagotable, no sólo para estar al día sobre  las noticias y eventos actuales, sino también para  tener más acceso a la información médica de esa manera contribuye indirectamente a la salud.

A diferencia del pasado, la tecnología le permite  obtener recursos para agilizar cualquier proceso.  En las relaciones interpersonales, es una vía para  mantenerse en contacto con los amigos y familiares,  que viven  lejos. El uso de los correos electrónicos y la modalidad  Skype son  ejemplos en este sentido, puesto que pueden ver y oír a la otra persona.

El taichí y sus beneficios en la calidad de vida de los ancianos

Noticia número 25

Practicar taichí es una alternativa de bajo costo y al alcance de casi todas las personas y tiene muchos beneficios para mejorar la calidad de vida porque:

  • Eleva la capacidad de trabajo físico y mental de quien lo practica.
  • Mejora los síntomas provocados por las enfermedades crónicas.
  • La práctica colectiva permite desarrollar las relaciones interpersonales, promoviendo la tolerancia y la solidaridad.
  • Influye positivamente en el estrés porque favorece la elevación de la autoestima.

Si se practica taichí se recomienda seguir algunos consejos para obtener los beneficios que puede aportar:

  • Evitar sustancias toxicas, porque cuando las consume se retrocede en lo que había logrado avanzar.
  • Realizar los movimientos correctamente intentando sentir  el recorrido  de la energía en el tu cuerpo.
  • Debe intentar sentir que no existe alguna diferencia entre el cuerpo, la mente y todo a su alrededor, de esa manera se comprende que todo daño a los demás lo es también a sí mismo.
  • Se debe encontrar la calma en este tipo de actividad, como si estuviese en el fondo de un lago y pudiera respira tranquilamente obteniendo paz.

La meditación: beneficios para la salud

Meditar trae algunos beneficios para la salud de las personas de la tercera edad, entre los que se pueden mencionar:

a.       Cambios en la estructura del cerebro. Practicar la meditación eleva la densidad gris en el hipocampo e involucra funciones de compasión, conciencia e introspección.

b.      Al poseer plasticidad el cerebro, con la meditación se mejora el bienestar y la calidad de vida. Y es que, la meditación ayuda a combatir alteraciones de la atención, la depresión, la ansiedad, conducta y estrés.

c.       Además el cerebro de los meditadores tiene una perfecta coordinación entre sus células, las cuales gozan de mejor salud y bienestar,  si se compara con el resto de la sociedad, por ello se les recomiendan a los ancianos que practiquen la meditación para que tenga longevidad.

d.      La práctica regular y persistente de la meditación cultiva hábitos saludables, niveles más profundos de silencio psíquico, además la facultad de atención se fortalece en las personas adultas mayores, y por consiguiente se mejora la salud en general de la persona.

e.      La meditación también eleva el número de conexiones sinapsiales, ayudando a mejorar la neuroplasticidad. Eso fortifica conductas positivas como empatía, altruismo y bondad.

Actividad recreativa: caminar, ayuda al alma

En la tercera edad, el caminar no solo es un ejercicio físico, sino que también forma parte de las actividades recreativas porque divierten a la persona que la realiza y le ayuda tanto física como mentalmente, porque lo distrae.

Las caminatas a buen ritmo contribuyen a bajar el colesterol y favorece al sistema cardiovascular.

Con el paso de los años, las articulaciones van perdiendo resistencia, movilidad y se presentan enfermedades degenerativas como la artrosis y la artritis. Debido a eso, poner el cuerpo en acción contribuye a mantener la amplitud de movimientos con el objetivo de que no se tenga rigidez articular.

Por otro lado, si la persona adulta mayor, se dedica a realizar este tipo de caminatas en grupo, esto también le trae beneficios en el autoestima, porque sociabiliza con otras personas, además de darse cuenta que otras personas de su misma edad tienen dificultades para realizar ciertas cosas al igual que él o ella. Por esa razón, al momento de la caminata, siempre es bueno tener en cuenta ciertos cuidados, como por ejemplo,  lo recomendable es que el calentamiento y el regreso a la calma sean mucho más largos de lo acostumbrado. 

Los videojuegos rejuvenecen el cerebro de las personas mayores

En la actualidad han incrementado los estudios que afirman que los beneficios de los videojuegos y su utilidad en casi todos los campos. En esa ocasión, los científicos han descubierto que el mercado de los videojuegos podría ampliarse al nuevo perfil de usuarios, que son los de la tercera edad. Al parecer, los videojuegos ayudan a mejorar la memoria no solamente a corto sino también a largo plazo, siendo más beneficiosos para los adultos mayores. Muchas de las personas mayores de 80 años han experimentado los beneficios de los videojuegos, comenzaron a presentar patrones neurológicos parecidos a los de las personas de 20 años de edad.

Sin dudarlo, esos resultados son un valioso avance en cuanto a incrementar la capacidad de los cerebros de las personas mayores. También, se ha demostrado que la mejoría del rendimiento de su cerebro no se mantuvo solamente durante el videojuego, sino que también es notable otro tipo de tareas cognitivas totalmente ajenas. También se ha descubierto que los cambios en la actividad de las ondas cerebrales, los mecanismo neurológicos que son importantes para mejorar la memoria y atención de las personas de la tercera edad.

El ejercicio previene la vejez

El envejecimiento conlleva una serie de modificaciones en el funcionamiento de los sistemas y de los órganos del cuerpo. En las personas de la tercera edad se presenta una disminución significativa de la fuerza y masa muscular, como consecuencia de permanecer en sedentarismo por tiempos prolongados. Se puede calcular que a partir de la adolescencia se produce disminución de una 1% anual de la capacidad física, y eso es una razón de las enfermedades características de los grupos etarios. Hacer ejercicios de una manera constante y por periodos de tiempos prolongados, brinda muchos beneficios en todas las edades.

Entre los beneficios se encuentran una menor incidencia de caídas y fracturas óseas, porque se da un aumento de la fuerza muscular y se coordinan mejor los movimientos. También se retrasa la aparición de osteoporosis y se supera la depresión. Los ejercicios aeróbicos son un pilar fundamental en los programas de prevención de ateroesclerosis. Se incrementa el gasto calórico del organismo y eso contribuye a una pérdida de peso y el mantenimiento de la misma. Se incrementa la capacidad para hacer las tareas cotidianas y se mejora el sueño porque se crea una sensación de bienestar general.

Sesiones de terapia con música en las residencias de ancianos

En las residencias de ancianos se ha integrado desde hace varios años la terapia con música entre las actividades destinadas a la estimulación cognitiva. La actividad se hace en grupo de más o menos 20 personas, entre los que participan residentes y familiares que deseen participar. Las sesiones las realiza un terapeuta ocupacional ahí en las residencias, pero es necesario que se ubiquen en una sala amplia y ventilada en la que se puedan mover libremente y que no se contamine con ruidos ajeno, ni que tampoco no se pueda escuchar la voz del terapeuta.

Las actividades que se hacen con música son bastante diferentes, por ejemplo se pueden hacer sesiones de relajación por medio de la música. Cuando se está relajado el tono muscular se distiende y lo sitúa en un estado en el que se puede controlar los pensamientos y emociones. De esa forma, el estado de relajación se alcanza con la música y se mantiene la salud emociona, física y mental. Al estar relajado se protege el corazón de un desgaste innecesario originado por las tensiones constantes, se facilita el alivio del estrés provocado por algunas enfermedades.

Listado de residencias de ancianos en la provincia de Valencia

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.