Psicólogos en Valencia

Los mejores especialistas médicos

Depresión: Síntomas y Tratamiento

Depresión: Síntomas y Tratamiento

Esta enfermedad se manifiesta como trastorno grave del estado anímico del enfermo que presenta un cuadro de desinterés absoluto por lo que le rodea, decaimiento y dejadez con síntomas psicológicos (tristeza, baja autoestima, falta de interés por todo, pensamientos en torno a la muerte, baja moral, nula esperanza en el futuro, etc) y físicos (pérdida de peso, dejar de comer, insomnio, cansancio, etc). Se acompaña de una fuerte sensación de inutilidad, ganas de llorar ante situaciones cotidianas, dificultades para concentrarse en tareas fáciles y una sensación generalizada de incomprensión por parte de los que rodean al enfermo.

Los psicólogos de Valencia insisten en la necesidad de diferenciar la depresión de los periodos de tristeza o alteración emocional derivados de circunstancias negativas que puedan ocurrir en la vida (fallecimientos, divorcios, rupturas de pareja o enfermedades de seres queridos). Sólo si se prolongan más de 5 meses o llegan a incapacitar total o parcialmente al enfermo se considera que se ha caído en depresión.

Muchos enfermos o sus familiares se preguntan a menudo si están sufriendo una depresión ya que con frecuencia se presentan algunos de sus síntomas en situaciones de estrés (por trabajo, situación económica, relaciones de pareja) que normalmente terminan remitiendo con el paso del tiempo o la desaparición de la causa que ha provocado el estrés. Estos episodios son una simple adaptación psicológica con un estado de ánimo bajo. Tampoco se consideran depresiones aquellas situaciones con los síntomas descritos pero que han sido provocados por el consumo de medicamentos ya que desaparecen tras la ingesta de dichos medicamentos.

El psicólogo diferencia varios tipos de tratamiento en función de la gravedad de la enfermedad:

  • Tratamiento farmacológico: la utilización de antidepresivos mejora los síntomas con gran rapidez aunque debe limitarse a episodios graves de la enfermedad. Se desaconseja en las depresiones leves.
  • Tratamiento psicológico: este tipo de tratamiento ayuda a modificar los esquemas mentales del enfermo que están provocando o agravando la enfermedad. Se ha demostrado científicamente que los pacientes que llevan a cabo estos tratamientos reducen en más de un 50% el riesgo de recaídas. La terapias más utilizadas son la cognitivo-conductual y la psicoterapia interpersonal.

Trastornos infantiles

Trastornos infantiles

NEUROSIS: Los psicólogos de Valencia distinguen entre un niño muy "reactivo" y la "neurosis". El niño está reaccionando a estímulos constantemente; su potencial reactivo es mucho mayor. El niño sufre un proceso de adaptación constantemente. Además, tiene una estrecha vinculación con los padres. Uno de los casos más frecuentes es cuando aparece el niño "síntoma" en el que el conflicto de la familia o los padres afecta directamente al hijo. Ejemplo: un niño con conductas agresivas e irritables en el colegio, puede ser causa de una posible separación de los padres. Los niños que a los ocho años fuman porros, no siempre tratan de llamar la atención con ello, sino que es una forma de reaccionar frente al ambiente familiar. El niño tiene reacciones angustiosas, trastornos reactivos, no verdaderamente neurosis. La neurosis supone un conflicto psíquico internalizado, estructurado en el inconsciente, con mecanismos de defensa. La neurosis rara vez se da en niños; son transitorias. Las reacciones más fuertes se dan en el área de las angustias, las fobias y las obsesiones.

TRASTORNOS FUNCIONALES. En el niño se pueden encontrar alteraciones en el campo de lo somático semejantes a las de los adultos, pero lo más frecuente es el trastorno de alguna función. Los principales trastornos funcionales descritos por los psicólogos de Valencia son:

  1. Trastornos esfinterianos:
    • Enuresis: falta de contención voluntaria de la orina.
    • Ecoprosis: se dan más raramente.
  2. Tics: Debido a problemas emocionales. Son regresiones a conductas aprendidas.
  3. Anorexia: La anorexia infantil no tiene nada que ver con la anorexia mental. La anorexia infantil es debida a trastornos en el área de la ansiedad.
  4. Pesadillas y trastornos nocturnos: Debido a la angustia sufrida a lo largo del día, el niño tiene que relajarse por la noche, apareciendo entonces esos terrores y pesadillas.
  5. Trastornos del aprendizaje: No sólo en el terreno escolar, sino también en el campo sensoriomotriz.

DEMENCIAS INFANTILES: El término se utiliza por los psicólogos de Valencia para describir la pérdida de las facultades psíquicas en general y casi exclusivamente aplicado al grupo de las demencias orgánicas. El término demencia habría que diferenciarlo de la demencia precoz, siendo este último término introducido por Morel, y utilizado después por Kraepelin, para designar las psicosis que luego, con Bleuler, se llamarían esquizofrénicas. Aunque se introduce el término de esquizofrenia infantil, los especialistas no creen que sea una auténtica esquizofrenia más bien piensan que los cuadros eran producidos por psicosis infantiles, autismos, etc...Es decir, hay una serie de síntomas asociados que coinciden con los de la esquizofrenia pero sin serlo. Hay trastornos afectivos, pensamiento, comunicación (autismo), trastornos delirantes alucinatorios.La esquizofrenia infantil se da en niños que se encierran en sí mismos (autistas). Presentan angustias y alucinaciones, nunca tienen delirios ni ideas delirantes. Existe una mala adaptación familiar y social. La esquizofrenia infantil no se continúa con la esquizofrenia del adulto, a diferencia de la esquizofrenia juvenil o puberal, que si se continúa, según aseguran los psicólogos de Valencia.

En 1943 Kanner estudia el autismo infantil precoz, y dice de él: "son niños que pueden pasar de los padres, no muestran afectividad a los mismos, y cuando contactan con adultos próximos comienzan a llorar o a comportarse agresivamente. Se da alrededor de los 3 años. No hay déficit intelectivo. Es muy característico el no desarrollarse el lenguaje, el cual puede adoptar tres variantes":

  • No hablar nada (mutismo).
  • Ecolalia (repiten la frase que se les dice).
  • Inversión pronominal (para referirse a ellos mismos lo hacen en tercera persona).

Un dato muy característico es que no les gusta que le toquen nada de los objetos que les rodean o que les pertenecen. Presentan buen desarrollo intelectual, con capacidad reiterativa (montan una cosa y la vuelven a desmontar repetidamente). Aunque se relacionó como una esquizofrenia infantil se ha visto que casi nunca acaban en esquizofrenia. Mahler divide los periodos iniciales del desarrollo en:

  • Autista.
  • Simbiótico.
  • Periodo de separación o individualización.

Describe un supuesto cuadro clínico que denomina psicosis simbiótica. Son niños con gran ansiedad, falta de interés en explorar el mundo, siempre están pegados a la madre. Como vemos, a lo largo de la historia médica se han ido clasificando cuadros clínicos de diversas entidades. Para aclarar tal situación, en 1976 el psicólogo Michael Rutter siguiendo las directrices de la OMS clasificó las psicosis en infantiles según el siguiente cuadro:

  • Autismo infantil.
  • Psicosis desintegrativas con síntomas neurológicos.
  • Otras psicosis.

AUTISMO INFANTIL: Se da aproximadamente a los tres años de edad. Anteriormente se detecta el autismo, porque no se había desarrollado el lenguaje. La relación con la figura materna es muy especial, la madre suele ser neurótica y sobreprotectora, y no favorece suavemente la individualización del niño. Pueden hablar con los familiares, pero rara vez lo hacen con personas extrañas. Si se les toca a ellos o a algo que les rodea, se irritan, se angustian y desean en todo momento estar solos. También pueden rehusar a la madre. Al cabo de los 15-20 años, estos individuos no pueden integrarse en ningún trabajo ni comunidad; no pueden valerse por sí mismos. La etiología corresponde a tres entidades:

  • Encefalopatías infecciosas (exógenas).
  • Constitución, herencia, etc... (endóngenas).
  • Factores psicógenos.

En general, unas veces inciden factores exógenos, y otras veces hereditarios o constitucionales o endógenos, y otras veces los psicólogos en Valencia no encuentran factores que expliquen los cuadros como por ejemplo el del autismo infantil.

Especialistas relacionados: psicólogos en Valencia

(Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

NombreDirecciónTeléfono

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.