Operación de miopía con láser en Valencia

Dr. Manuel Díaz Llopis


5.00 de 5 (1 opinión)
Operación de miopía con láser en Valencia por 497 €
Hasta
el
03 dic

Cirugía sin dolor para olvidar las gafas

Corrige tu miopía con la mejor opción: cirugía láser en Valencia para eliminar la miopía desde solo 497 € por ojo en Clínica Oftalmológica Dr. Manuel Díaz Llopis. Con esta operación puedes olvidarte de las gafas. Este tratamiento sirve también para corregir la hipermetropía y el astigmatismo.

La técnica LASIK es la más popular para corregir estos defectos de la visión. Se corta la córnea para dejarla a un lado antes de aplicar el láser. A continuación se aplica el láser para eliminar las dioptrías. Posteriormente se vuelve a colocar la cornea en su posición original. Es un tratamiento breve e indoloro.

Para beneficiarte de esta operación, debes adquirir en esta misma página un bono gratuito. Nosotros contactaremos contigo para darte tu cita en Clínica Oftalmológica Dr. Manuel Díaz Llopis. Allí, el Dr. Manuel Díaz Llopis estudiará tu caso y resolverá tus dudas, además de realizar un estudio y las pruebas previas necesarias. Si decides que te interesa la operación, el coste de estas pruebas será de 39 € €, a abonar en el centro.

Nota: La consulta previa tendrá un coste de 39 €, a abonar en el centro.

Servicios incluidos

  • Consulta previa. Las pruebas necesarias tendrán un coste de %%precio_consulta%% €, a abonar en el centro
  • Operación en régimen ambulatorio para corregir la miopía con técnica LASIK o LASEK. Los precios indicados son por cada ojo.

No incluye

  • Nota: La consulta previa tendrá un coste de 39 €, a abonar en el centro.
  • Complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico habitual

Especialista

Manuel

Dr. Manuel Díaz Llopis

5.00 de 5
(1 opinión)

Cirujano ocular

El Dr. Manuel Díaz Llopis es Catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, en la Escuela universitaria de óptica y Optometría. Es director científico del Instituto Oftalmológico de Valencia - IOVA, centro de confianza y referencia de conciertos con el gobierno autonómico valenciano Generalitat Valenciana. Es Presidente de la Sociedad Española de Miopía y cofundador de la International World Miopia Society y Presidente de la Academia Valenciana de Oftalmología. Cuenta con una dilatada experiencia desde hace 30 años en cirugías convencionales como catarata (más de 6.000), laser en miopía-astigmatismo-hipermetropía (más de 10.000), lentes intraoculares de presbicia-vista cansada y otras, tanto en centros de España como en el extranjero.

Otras ofertas de Cirugía de miopía con láser en la provincia de Valencia

Operación de miopía con láser en Valencia: más información

Ventajas de la operación de miopía en Valencia (clic para ampliar)

Ventajas de la operación de miopía en Valencia (clic para ampliar)

Actualmente existe una importante demanda de la cirugía para eliminar la miopía con láser en Valencia ya que es un método seguro y muy eficaz para corregir este defecto visual.

La miopía se produce, entre otros síntomas como dolor de cabeza o fatiga visual, cuando la visión de lejos es deficiente. Las lentes naturales del ojo son demasiado potentes en relación con su longitud por lo que la imagen de los objetos distantes no se proyecta en la misma retina sino un poco por delante volviéndose borrosa. Para su corrección se utilizan las gafas o lentillas recomendadas por el oftalmólogo, sin embargo para eliminar el problema se recomienda la operación con láser.

Soluciones actuales a la miopía: Existen varios tipos de miopía y sobre todo existen pacientes con ojos con diferentes condiciones, necesidades y problemas. La solución más sencilla es el uso de gafas aunque para algunas personas suponen un inconveniente al realizar deporte y otras actividades similares.

La siguiente solución es la utilización de las lentillas. Las hay actualmente de muchos tipos y pueden satisfacer los casos más complicados. El uso de lentes de contacto tiene sus inconvenientes ya que el paciente deberá ser metódico y cuidadoso con su higiene en los ojos. Las lentillas pueden presentar riesgos graves si se usan mal, como ejemplo, con la aparición de infecciones.

Los métodos anteriores no solucionan el problema ya que se limitan a adoptar medidas correctoras pero en la actualidad la mayoría de los casos de miopía, así como otros defectos, pueden ser corregidos con carácter permanente mediante la operación para eliminar la miopía con láser en Valencia con el método LASIK o Keratomileusis In Situ Asistida por Láser.

Técnicas con láser para eliminar la miopía en Valencia: En cuanto a las soluciones quirúrgicas, la técnica LASIK es, estadísticamente, la que más se está empleando para corregir la miopía en las personas que la padecen. Es la más inocua y la que mejores resultados ofrece.

Para los casos de pocas dioptrías la aplicación superficial del Láser Excímer (PRK) puede ser suficiente para corregirlas. Es también una técnica segura y fiable pero como desventaja comentar que tiene un postoperatorio más largo e incómodo.

Durante la operación de los ojos con láser, el paciente está despierto ya que es una cirugía corta con una duración de tan sólo cinco a siete minutos en cada ojo y durante ese tiempo se utilizan unas gotas para anestesiar los ojos, por lo que la intervención es indolora. Es posible operar los dos ojos en la misma sesión. El proceso de la operación de los ojos dura poco tiempo y depende de la cantidad de dioptrías del paciente, cuya graduación máxima para que sea operable con esta técnica puede llegar hasta las diez dioptrías.

La córnea es la parte delantera y transparente del ojo y es la lente más potente que posee. Por ello, en una intervención utilizando la técnica LASIK el objetivo que se busca conseguir es modificar el sistema óptico del ojo para que la imagen se enfoque bien en la retina sin necesidad de gafas o lentillas por parte del paciente.

En realidad, se talla una lentilla sobre el ojo, es decir, se adapta la curvatura de la córnea a fin de eliminar la graduación. En estos casos, se levanta una lámina muy fina de córnea, se talla con el láser el lecho de debajo y después se vuelve a colocar la lámina. En el caso de que se hiciera directamente sobre la parte de encima de la córnea provocaría una úlcera muy dolorosa que tardaría varios días en cicatrizar. La lámina que se levanta de la córnea se llama flap y no se corta del todo, ya que se deja un área de unión, como si fuese una bisagra, y una vez terminada la intervención láser se vuelve a colocar todo en su sitio.

La intervención para eliminar la miopía con láser en Valencia no duele pero puede resultar molesto el aparato que se utiliza para sujetar los párpados si se intenta hacer fuerza para cerrar los ojos. Los movimientos involuntarios de los ojos no afectan al proceso, por lo que no debe preocuparse por ellos. Después de la cirugía láser, es completamente normal que los ojos queden irritados y la luz resulte molesta durante las primeras horas, por eso el paciente deberá de llevar gafas oscuras durante varias horas.

Al principio la vista queda borrosa, sin embargo, la recuperación visual es muy rápida. En uno o dos días se puede alcanzar ya una visión bastante buena, aunque puede haber fluctuaciones de visión durante algún tiempo. Una vez pasado tres meses, la visión estará completamente estabilizada. El postoperatorio es muy rápido y sencillo y al día siguiente o a los dos días puede volver a sus tareas habituales y al trabajo.

El paciente por ningún motivo debe de frotarse los ojos, aunque sienta molestia similar a cuando se tiene una pestaña dentro del ojo.

Al salir de la clínica, tras la operación, el paciente deberá ser acompañado por un familiar o amigo de regreso a casa ya que tendrá una visión borrosa y por lo tanto no podrá conducir su vehículo.

En algunos casos de pacientes, estas técnicas con Láser no serán aplicables por sus condiciones especiales como ejemplo cuando presenta un gran número de dioptrías (más de 10 dioptrías) u otras patologías en el ojo.

Para estos pacientes se les recomienda el recurso de colocar una lente intraocular dentro del globo ocular. Si la persona es menor de 45 años, se recomienda colocar una lente dentro del ojo, sin quitar el cristalino. Esta técnica presenta más riesgos que la intervención con Láser. Puede requerir un planteamiento complejo en los que para corregir todo el defecto haya que recurrir primero al LASIK y después de colocar la lente dentro del ojo. Además, para estos pacientes que no son aptos para la cirugía ocular con láser, existen otras alternativas, como la ortoqueratología o las terapias visuales.

En personas de mayores de 45 años en vez de realizar la cirugía láser de miopía se opta por actuar directamente sobre el cristalino transparente y colocar una lente de cámara posterior. Esta operación también puede ser complementada con LASIK.

Existen otras posibilidades a las cirugías de miopía (Queratotomía radial, Intacts, etc) en los casos de miopías de muy alta graduación. Sin embargo, todas ellas tienen inconvenientes que de momento no las hacen recomendables.

Las personas miopes con muchas dioptrías (más de 15) deben ser conscientes de que sus ojos pueden aumentar sus dioptrías con el paso del tiempo y que son más propensas a padecer enfermedades en sus ojos, por lo que la cirugía láser LASIK en estos casos debe de ser evaluada con especial cuidado por el oftalmólogo, quien será él la persona encargada de determinar el tratamiento a seguir.

Preguntas frecuentes en la cirugía para eliminar la miopía con láser en Valencia:

¿Se puede operar miopía con astigmatismo?  Se operan ambos defectos si el paciente es apto para esa doble intervención.

¿Me puedo pintar o maquillar los ojos después de la cirugía? No durante los primeros días, después con normalidad.

¿Me puedo frotar los ojos después de la operación? No, los primeros días. Por ningún motivo deberá frotarlos, aunque sienta molestias. Frotar los ojos indica falta de lágrima o una posible alergia. No es recomendable frotarlos ni en personas operadas ni para las personas sanas.

¿Cuánto tiempo dura la operación y es dolorosa? Es muy corta ya que dura aproximadamente de cinco a siete minutos. Y no molesta en absoluto, no duele porque el ojo está anestesiado. El tratamiento se hace bajo anestesia tópica con gotas y el paciente no siente dolor durante la intervención. La única molestia leve que se puede sentir es en los párpados donde se pone un aparato o speculum para no parpadear y mantener el ojo abierto, ya que durante el tratamiento no deben ser anestesiados los párpados. Es también bastante común que los pacientes sientan un sensación de presión en algunos momentos durante la cirugía.

¿Tiene algún tipo de peligro esta cirugía para los ojos? Todas las operaciones y los actos humanos tienen un riesgo. En este caso los riesgos son muy bajos y controlados, pero obviamente existen, como en cualquier otra intervención. La buena noticia es que son bastante infrecuentes. En ningún caso hay posibilidad de quedarse ciego con la operación.

¿Qué pasa si muevo el ojo en la operación? Nada, el láser sigue al ojo (que siempre se mueve) y si el paciente no colabora correctamente se detiene el tratamiento, se tranquiliza al paciente y el láser “recuerda” lo que tiene que hacer. Se para a tiempo y solo funciona cuando el ojo está perfectamente posicionado hasta que se termina el tratamiento personal de cada persona.

¿Puedo operarme los dos ojos a la vez? Con LASIK no es necesario vendar el ojo después de la operación, y por eso los oftalmólogos casi siempre operan los dos ojos al mismo tiempo. Además, la recuperación postoperatoria es más rápida.

¿Puedo quedar ciego con la cirugía? No ha sido descrito por ningún paciente hasta el momento que haya quedado ciego como consecuencia de esta intervención y definitivamente es prácticamente imposible que ocurra en cualquier cirugía refractiva, debido a que la medicina sigue investigando para mejorar la técnica.

¿Hay alternativas a la cirugía refractiva? La cirugía refractiva es un proceso totalmente electivo, el paciente si lo desea puede seguir utilizando su sistema para la corrección de su defecto refractivo, es decir, gafas o lentes de contacto. Existe como alternativa también la ortoqueratología, la cual trata de adaptar una lente de contacto semidura para dormir con ella y durante el día no necesita utilizarla.

¿Cuál sería la peor complicación posible? Una infección, sin duda, ocasionaría una úlcera en el centro de la córnea. La mayoría de las infecciones cuando son detectadas a tiempo se pueden tratar con consecuencias mínimas. Debido a eso, es necesario seguir las indicaciones postoperatorias de su oftalmólogo, como no practicar deportes de riesgo durante las primeras semanas, realizarse las revisiones correspondientes y acudir al centro en caso de que se presenten síntomas de alerta que se le hayan explicado.

 

Requisitos para ser un buen candidato: no todas las personas que quieren someterse a esta operación son buenos candidatos para la cirugía láser. Siempre deben acudir a un oftalmólogo quien determinará si el paciente reúne las condiciones adecuadas para eliminar la miopía con láser siempre después de una exhaustivo examen preoperatorio de sus ojos, realizado diversos análisis y revisado todo su historial médico.

Sin embargo, existen ciertos aspectos generales que una persona deberá cumplir si desea operarse de miopía con láser en Valencia:

  • La graduación se debe haber estabilizado (madurado) durante el último año, es decir, que no haya aumentado durante ese periodo. Por este motivo los médicos no suelen operar a pacientes menores de 21 o 22 años. Aunque la miopía, al igual que otras afecciones oculares como el estrabismo o el ojo vago, suele detectarse en la infancia, la graduación no suele estabilizarse hasta los 21 años aproximadamente. La mayoría de médicos no operan con láser a pacientes antes de esa edad porque en la mayoría de los casos su graduación todavía no se ha estabilizado completamente. Este requisito es indispensable porque si la visión no es estable, existirán muchas probabilidades de que el problema aparezca de nuevo tras la cirugía y el paciente necesite de nuevo llevar gafas o lentes de contacto. Su oftalmólogo le dará los consejos adecuados hasta que llegue la edad apropiada para la intervención.
  • Las pacientes embarazadas o que estén dando el pecho no son candidatas para la cirugía láser porque durante el embarazo pueden alterarse las medidas del ojo y la medicación puede afectar indirectamente a la leche materna.
  • No tiene que sufrir ningún tipo de patología (queloides) o tomar medicamentos que obstaculicen una buena cicatrización.
  • Los pacientes con diabetes o patologías oculares como el glaucoma o retinopatías no son candidatos para la operación.
  • Si se tienen más de 12 dioptrías tampoco se puede ser candidato para la cirugía láser.
  • Es preferible que el paciente no haya sufrido de infecciones ni inflamación en los ojos durantes los meses previos a la intervención y en caso de haberlos padecido se debe informar al oftalmólogo.
  • Están prohibidos los medicamentos que puedan provocar fluctuaciones en la visión.
  • El paciente no debe tener cicatrices en la córnea de heridas que haya sufrido en el pasado o infecciones por herpes porque estas situaciones prácticamente lo descartan como candidato para la cirugía.

 

Ojos no adecuados para la cirugía láser

Después de la operación láser, los pacientes con pupilas grandes tienen más probabilidades de que tengan halos y visión doble. Además pueden perder la habilidad de conducir en la oscuridad o en determinadas condiciones climáticas como la niebla. Para evitar que esto ocurra, antes de la intervención el médico lo evaluará en una habitación oscura.

Otros ojos no adecuados para el láser son los ojos secos, pues con la cirugía láser ocular y específicamente con el método LASIK, que es el más utilizado, el problema del ojo seco tiende a agravarse. De hecho, no es inusual que los pacientes tengan que usar por un tiempo tras la intervención lágrimas artificiales.

Aquellos que sufren de blefaritis o inflamación de los párpados tampoco son candidatos apropiados para la cirugía, ya que se corre el riesgo de que la córnea sufra de infección o inflamación tras la operación.

Los ojos con córneas muy finas tampoco son aptas para la operación pues puede tener complicaciones muy graves, ya que el láser modifica las propiedades del enfoque del ojo remodelando la córnea, retirando el flap (tejido) para realizar el proceso en la parte de debajo de ese tejido. Si la córnea es muy fina, este proceso se complica enormemente.

Para los pacientes que ya se hayan sometido a una operación miopía con láser en Valencia dependerán del examen de su oftalmólogo para saber si son buenos candidatos a una segunda cirugía.

Beneficios de la operación

La operación miopía con láser en Valencia tiene muchos beneficios para corregir la miopía, la hipermetropía o astigmatismo. Dichas ventajas se centran en la mejora de la visión que se consigue y en lo sencilla y segura que es la operación.

  • Se consigue una visión nítida, sin dioptrías: el oftalmólogo durante la cirugía corrige el defecto de refracción, es decir, elimina las dioptrías del ojo, por lo que el paciente consigue una visión nítida sin necesidad de ayuda. Los pacientes logran alcanzar muy buena agudeza visual. Cuanto más alta es la graduación, mayores beneficios se logran ya que el cambio entre el antes y el después es mayor. La operación de miopía consigue que el paciente no tenga que llevar gafas o lentillas nunca más.
  • El paciente mejora su estética: se acaba con la necesidad de llevar gafas. El paciente que se somete a la cirugía láser para eliminar la miopía no necesitará llevar gafas ya que su problema queda resuelto. Algunos pueden pensar que esta ventaja no tan importante pero en aquellos pacientes con una graduación muy elevada y que utilizan gafas muy gruesas es un beneficio muy significativo. Incluso, si la graduación es demasiado elevada, y tras la operación deben seguir usando gafas, podrán cambiarlas por otras con los cristales mucho más finos, mucho más estéticos. Un alto porcentaje de pacientes operados reconocen que ha cambiado mucho su vida personal por los beneficios estéticos que consigue en su rostro.
  • Adiós a la dependencia de las gafas: Tras la cirugía los pacientes experimentan una sensación de libertad e independencia ya no tienen que acordarse de llevar las gafas a todos sitios o si usaba lentillas ya no tendrá la obligación de limpiarlas todos los días

Por estos motivos actualmente, a pesar de que existen diferentes técnicas quirúrgicas para corregir los defectos refractivos, la cirugía láser es la más demandada y más popular entre los pacientes.

Desventajas de la cirugía láser

Aunque es una operación bastante segura, la cirugía de miopía tiene ciertas desventajas que deben tomarse en cuenta antes de decidir someterse a la operación.

  • Riesgos: Es una intervención muy segura, sin embargo, como toda operación quirúrgica tiene sus riesgos sobre todo porque se interviene uno de los órganos más delicados de tratar como son los ojos. Para evitar cualquier riesgo o complicación es importante asegurarse que quien lo va a operar sea un oftalmólogo cualificado y recurrir a un centro médico especializado. Los riesgos de la operación de hipermetropía son distintos a los de miopía.
  • Recuperación: Son raros los casos, pero existen algunos en los que después de la intervención de miopía, el ojo tarda en recuperar el campo de visión total algunos meses. Dicha demora se debe porque los ojos necesitan unos periodos de recuperación para volver a estabilizarse totalmente. Lo bueno es que esto les ocurre a muy pocos pacientes.
  • Visión nocturna: A algunos pacientes se les dificulta ver de noche debido a que ven como halos de luz en la oscuridad. Esto le ocurre, sobre todo, a personas con pupilas grandes.
  • Resultados no esperados: Otro riesgo es que los pacientes consigan resultados no esperados después de haberse sometido a la cirugía. Uno de los problemas puede ser que el defecto refractivo no se corrija completamente y sea necesario seguir utilizando gafas. Cuando ocurre este tipo de problemas, el médico vuelve a programar una segunda cirugía que se le denomina de “retoque” y generalmente con esa segunda operación se logran los resultados esperados.
  • Seguir usando gafas o lentillas: A algunas personas les sucede que deben continuar usando gafas para determinadas actividades que necesitan de una visión más precisa como leer (sobre todo si el paciente ya tenía presbicia) o conducir.
  • Capacidad visual: Otro problema que se puede presentar es que la calidad visual que se obtiene tras la operación no sea la misma que se tenía con las gafas, sin embargo, los pacientes con mucha graduación previa es posible que no lo noten.
  • No cura la miopía: Nunca se debe de confundir este concepto. La cirugía láser sólo corrige el problema de miopía pero no lo cura definitivamente. Si la persona tiene una calidad de visión del 40% con sus gafas, después de la cirugía tendrá un 40% de calidad de visión. El ojo miope o hipermétrope seguirá siendo eso, y en los casos que la graduación no esté estancada, existen grandes probabilidades de que aparezcan nuevas dioptrías tras la operación y que sea necesario usar de nuevo las gafas. 

Comentarios

Manuel Díaz Llopis: 1 comentario

Amparo guinon

Me he operado con el profesor manuel diaz . Atencion personalizada increible. Precio insuperable. Veo genial.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Operación de miopía con láser en Valencia: noticias relacionadas

    Operación láser para miopía: Límite de graduación para poder recurrir a la cirugía

    Los pacientes que desean someterse a una cirugía láser ocular deberán de estar conscientes que para este tipo de operación es necesario cumplir con ciertos requisitos para ser candidatos. Unos de ellos es que existe un límite de graduación para operar a la persona.

    Actualmente los límites se sitúan aproximadamente en 10-12 dioptrías para los pacientes miopes y 5 para los que tienen hipermetropía, mientras que no hay límites para los astígmatas. Sin embargo, es importante conocer que estos límites pueden variar de acuerdo a las particularidades de cada paciente.

    La anomalía visual de cada paciente, es necesario que el oftalmólogo la conozca para que él determine si es necesario llevar a cabo la operación o, si por el contrario, no será necesario.

    Por ejemplo, cuando se tiene poca graduación puede ser que no sea necesario la intervención, caso contrario, sucede en aquellos pacientes que tienen demasiada (más de 12 dioptrías), donde es bastante probable que la intervención quirúrgica no sea suficiente para remover el problema y la dependencia total de los lentes de contacto o gafas no se logre.

    Cualquier consulte sobre este punto consúltelo con su oftalmólogo. 

    No hay que frotar los ojos cuando se está en el postoperatorio de miopía con láser

    La cirugía de miopía con láser, conocida medicamente como cirugía ocular LASIK (nombre del láser con el que operan) es una operación de los ojos que cambia de modo permanente la forma de la córnea -cubierta transparente en la parte frontal del ojo-, para conseguir mejorar la visión y disminuir la necesidad del paciente de utilizar gafas o lentes de contacto.

    Luego de la cirugía ocular LASIK, es completamente normal que el paciente sienta algún tipo de ardor, comenzó, escozor o la sensación de que tiene algo en el ojo. Dicha sensación no dura más de 6 horas después de la cirugía en la mayoría de los casos, por lo que es mejor que el paciente al llegar a casa descanse y trate de dormir para evitar esta molestia, ya que durante el primer mes, no hay que frotar los ojos cuando se está en el postoperatorio de miopía con láser.

    También es muy importante no frotar el ojo después de la cirugía LASIK, para que el colgajo no se mueva ni se desaloje del lugar donde el oftalmólogo lo dejo cuando hizo la operación.

    Centros relacionados: cirujanos oculares en Valencia

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.