Reducción de estómago con técnica POSE en Valencia

Centro en estudio en Valencia

Reducción de estómago con técnica POSE en Valencia
Muy pronto

Tus problemas de obesidad tienen ya solución gracias al método POSE

La Técnica POSE en Valencia tiene como objetivo una reducción del estómago vía endoscópica. Es decir, lo consigue sin la necesidad de cicatrices ni incisiones. Dejando a un lado el beneficio estético, gracias a la utilización del endoscopio se acorta la estancia clínica del paciente, la recuperación es asimismo más rápida y disminuyen los posibles riesgos y complicaciones del proceso.

La técnica del método POSE consiste en realizar distintos pliegues en el estómago para que así puedan reducirse sus dimensiones. De esta manera se consigue que el paciente sometido a esta cirugía logre antes una sensación de saciedad sin que para ello tenga que ingerir una cantidad de comida excesiva. Lo más habitual es que esta operación esté indicada en aquellos pacientes con un IMC (Índice de Masa Corporal) que oscile entre 35 y 40, si bien será el especialista quien valore cada caso de forma individual.

BonoMédico te ofrece esta Reducción de estómago con técnica POSE en Valencia, a un precio exclusivo. Para tener acceso a esa cirugía, deberás adquirir antes un bono gratuito en esta página y nosotros acordaremos una cita con un cualificado equipo médico. La consulta previa tiene un coste a abonar en el centro, aunque la misma no supone compromiso alguno por tu parte.

Si te interesa conocer cuándo estará disponible esta oferta, contacta con nosotros y te avisaremos.

Reducción de estómago con técnica POSE en Valencia: más información

El método POSE en Valencia (de sus siglas en inglés, Primary Obesity Surgery Endolumenal y en español sería Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad) es un procedimiento quirúrgico con el que se consigue reducir peso. Esto se logra reduciendo el volumen de la cavidad gástrica para que el paciente se sacie antes comiendo menos. El modo en el que se consigue es mediante endoscopia y por vía oral. De esta forma se reduce el tamaño del estómago entre un 20-25% haciendo varios pliegues en distintas zonas: en el fundus gástrico (zona superior) para lograr que la persona experimente una mayor sensación de saciedad y en la parte del (antro-pilórico) para que el vaciado sea más lento.

Esta operación supone un cambio sustancial en la vida del paciente y va pareja de un cambio en su relación con la alimentación y hábitos de vida.

Después del procedimiento deberá haber un seguimiento médico y psicológico para que la persona establezca en su vida la nueva dieta y el ejercicio físico y no vuelva a coger peso y estar como antes.

Existen múltiples ventajas de la reducción de estómago con la técnica POSE, que cada vez tiene más adeptos, pues no se trata de una cirugía tradicional y, por tanto, no tiene los inconvenientes de la misma como tasas de mortalidad o complicaciones posteriores. La persona sale del quirófano sin incisión alguna y sin dolores, volviendo el mismo día a casa.

A través de la técnica POSE en Valencia se consigue reducir el estómago del paciente con obesidad.

A través de la técnica POSE en Valencia se consigue reducir el estómago del paciente con obesidad.

¿Cómo es la reducción de estómago con técnica POSE?

La técnica en sí requiere de una serie de pasos previos. Al principio, durante el preoperatorio de la técnica POSE, el paciente deberá someterse a una revisión médica para comprobar que se encuentra en buen estado de salud. El médico revisará su historial clínico y le realizará pruebas y exámenes (un estudio hormonal, electrocardiograma, radiografía, estudio antropométrico y valoración psicológica).

Con los resultados y las pruebas hechas, el paciente deberá realizar una dieta líquida los tres días previos a la operación.

Llegado el momento, se le administrará anestesia general y se le operará mediante endoscopia y por vía oral. En total se empleará 45 minutos aproximadamente en terminar el proceso. Con la endoscopia se introducirá los instrumentos para operar hasta el estómago y se realizarán los pliegues en la zona superior e inferior del mismo.

En la zona alta está la hormona grelina que es la responsable de provocar la sensación de hambre. De modo, que la reducir esta parte donde está el fundus gástrico y dicha hormona se consigue que el paciente tenga sensación de saciedad antes.

Cuando se reduce la parte baja del estómago (antro pilórico) se vacía el estómago de forma más lenta y esto provoca que se tarde más en tener hambre.

Candidatos idóneos para el método POSE en Valencia

Son pacientes con obesidad de tipo I y II a los que se les suele recomendar la práctica del método POSE en Valencia. Es decir, personas con un sobrepeso de 30 a 35 kilos que, además, no sufren afecciones gástricas ni presentan riesgo alguno para someterse a una gastroscopia.

Este procedimiento resulta también aconsejable en personas que han probado antes otros métodos -como, por ejemplo, el balón intragástrico- pero que, sin embargo, volvieron a ganar los kilos que habían perdido con ellos.

Resumiendo, se trata de una técnica empleada si, a pesar de modificar sus hábitos de alimentación hacia otro más saludables, el paciente no logra bajar de peso, situándose su IMC entre 27 y 40.

Los candidatos a la reducción de estómago con la técnica POSE que se consideran verdaderamente idóneos, cumplen estas premisas, pero también han de contar con la necesaria fuerza de voluntad que se necesita para variar su dieta y costumbres, pues solo de esta forma no volverán jamar a ganar peso.

¿Cómo transcurre el postoperatorio?

Después de someterse al método POSE en Valencia, el paciente será dado de alta el mismo día y volverá a su rutina diaria a las pocas horas. Pues hay que recordar que este método no es nada agresivo y no requiere de cortes ni incisiones por lo que el postoperatorio es sencillo.

Después de unos días de ser operado, el paciente irá a consulta para que el médico pueda comprobar que todo se ha desarrollado con normalidad. Además deberá realizar un programa de seguimiento durante los meses posteriores junto a su médico y otros especialistas para que el tratamiento funcione a largo plazo. Por su parte, el equipo de nutricionistas le realizará una dieta que deberá seguir para poder perder peso.

Durante los primeros días del postoperatorio y recuperación del método POSE, tomará solo alimentos líquidos como sopas bajas en grasa, zumos sin azúcar, agua, etc. Realizará varias comidas distribuidas a lo largo del día. También incorporará la actividad física a su rutina. Comenzando a andar durante unos 30 minutos cada día.

Cuando haya pasado un mes desde la operación, el paciente ya comerá de todo lo que establezca en la dieta su médico, claro está.

¿En qué consiste el seguimiento posterior?

Además, tendrá a su disposición a un equipo de especialistas compuesto por:

  • Endocrinos.
  • Psicólogos.
  • Nutricionistas.
Además de comer demasiado, el factor genético también puede ser el principal motivo de esta enfermedad.

Además de comer demasiado, el factor genético también puede ser el principal motivo de esta enfermedad.

Estos le asesorarán durante 1 o 2 años para que se acostumbre a la alimentación establecida y al nuevo estilo de vida saludable.

El paciente deberá ser consciente de la necesidad que supondrá el hecho de que siga al pie de la letra todas las recomendaciones de sus especialistas, pues será la única forma de conseguir mantener el peso perdido. El entorno del paciente podrá colaborar apoyándolo emocionalmente en su objetivo de perder peso y mantenerlo.

En resumen, el método POSE en Valencia consiste en reducir el estómago con pliegues realizando suturas de forma permanente. Por esta razón, el único motivo por el que puede fracasar esta técnica deriva de la falta de constancia y fuerza de voluntad del paciente en seguir las medidas dietéticas y nutricionales impuestas por su médico.

Riesgos y complicaciones del método POSE en Valencia

Los riesgos con el método POSE en Valencia prácticamente no existen. Hay que recodar que este procedimiento emplea una técnica muy poco invasiva, que emplea un endoscopio modificado por la boca del paciente. Por esta razón, no hay incisiones y el procedimiento se realiza en torno a una hora, lo que quiere decir que es de muy corta duración. El paciente se recupera muy rápidamente y vuelve a su vida normal a las pocas horas.

A pesar de todo, sí pueden producirse ciertas complicaciones por el mero uso de anestesia general durante el proceso. De este modo, el paciente podría sufrir rechazo al medicamento empleado o problemas respiratorios. Por otra parte, otros riesgos de la técnica POSE que pueden presentarse serían: dolor abdominal, hinchazón de la zona o náuseas. También y de forma menos habitual, tras la intervención podría experimentar alguna sensación de leves molestias que el médico controlará prescribiendo analgésicos que el paciente tomará durante las 48 a 72 horas posteriores a la intervención.

Para terminar señalar la posibilidad de que ocurra una perforación o hemorragia durante el proceso. Esto no muy poco probable que suceda si la persona que realiza el método POSE cuenta con la titulación y experiencia adecuadas para acometer este procedimiento.

¿Qué beneficios tiene este procedimiento?

El método POSE tiene muchos aspectos positivos para escogerlo sobre otras técnicas de parecidas características con las que perder peso y acabar con la obesidad.

Gracias al método POSE se pierden muchos kilos, sobre todo, durante las primeras cuatro semanas después de la operación. También se consiguen los siguientes logros:

  • Se pierde en torno a un 19,5% del peso que se necesita después de un año.
  • Hay un bajo porcentaje de pacientes que experimentan el efecto rebote, es decir, que recuperan algo de peso a los 6 y 9 meses. Estos pacientes son el 18%.
  • El peso que se pierde es del 50% a los seis meses de la operación y del 63% al año.
  • El 73% de los pacientes, que utilizaron este método, perdieron peso a los seis y nueve meses de habérselo realizado.
  • El 75% de los pacientes operados cambiaron sus hábitos de alimentación después de someterse a esta técnica.

Ventajas en relación a otras técnicas

Con la técnica POSE en Valencia, el paciente puede reducir un importante número de kilos.

Con la técnica POSE en Valencia, el paciente puede reducir un importante número de kilos.

Es un procedimiento con más beneficios que otros métodos parecidos y que también utilizan la vía endoscópica. Por otra parte, la reducción de estómago con la técnica POSE es mucho mejor que la tradicional, que requiere de cortes y suturas. Con el método POSE, se eliminan riesgos de infección y problemas asociados a estas cirugías.

La recuperación es muy buena con el método POSE y la estancia en el hospital, mínima, pues la persona vuelve a casa el mismo día. Después, prácticamente no hay molestias ni dolor.

El método POSE acaba con el peso extra y mejora otras enfermedades propias de la obesidad, como:

  • Colesterol alto.
  • Hipertensión.
  • Problemas circulatorios.

Es un procedimiento bueno, rápido, indoloro y que no deja cicatrices.

Conclusión final sobre la técnica POSE

El método POSE en Valencia surge como necesidad de dar respuesta al creciente problema de obesidad que se está generando en los países desarrollados y que suponen grandes gastos para la sanidad y problemas de enfermedades asociados.

En España casi la mitad de la población sufre problemas de sobrepeso y un alto porcentaje son niños y adolescentes, lo que es más preocupante. De hecho la obesidad en nuestro país se ha incrementado notablemente en los últimos años tal y como se recogen en distintas investigaciones sobre este tema.

La obesidad es un problema que afecta a países europeos y a países de otros continentes como Estados Unidos. El hecho de que la gente se decante cada vez más por la comida rápida o “comida basura” está acrecentando mucho este problema.

Entonces surgen soluciones en el ámbito médico como el método POSE para luchar contra la plaga de la obesidad. Esta técnica con similares resultados a los de la banda gástrica permite acabar con el 50 o 60% del exceso de peso de las personas obesas.

La eficacia de este método es tal, que hay estudios que recogen que el paciente que se somete a este método pierde peso desde el día de la intervención. Después de un mes, consigue deshacerse de 10 kg de peso extra y, durante los primeros 3 meses, la pérdida de peso con el método POSE será de entre 600 gramos y 1,5 kg de peso a la semana.

Esta reducción de kilos, ¿es definitiva?

Estos resultados requieren de un apoyo al paciente para mantener el peso perdido. Ahí entra en juego el programa para educar a la persona en hábitos alimenticios sanos y en cambio del estilo de vida. Suele ser un equipo de especialistas de disciplinas distintas (compuesto por médico digestivo, endocrino, nutricionistas y psicólogos) los que lo llevan a la práctica. Solo así el paciente tendrá las herramientas necesarias para no volver a engordar.

La persona sometida al método POSE en Valencia perderá entre el 44 y 55 % del peso que le sobre en su cuerpo, de una forma gradual y desde el primer día de la intervención.

El método POSE cuenta cada vez con más adeptos, debido a sus múltiples ventajas. Aun así, es una técnica que no se utiliza ni en niños ni el adolescentes por razones eminentemente técnicas.

Con el paso de los años, el método POSE se mejorará aún más y se extenderá a otros sectores de la población. De momento, es una técnica segura y poco invasiva que cada vez cuenta con más seguidores en todo el mundo.

No hay que olvidar que, gracias a él, se mejoran enfermedades relacionadas con la obesidad, como los trastornos circulatorios. En concreto, hay estudios que señalar que el método POSE mejora significativamente:

  • La diabetes secundaria.
  • El síndrome de apnea del sueño.
Continuar con unos hábitos alimenticios adecuados es fundamental para prolongar los resultados de la intervención.

Continuar con unos hábitos alimenticios adecuados es fundamental para prolongar los resultados de la intervención.

Las cirugías contra la obesidad

Este procedimiento se incluye en el grupo de cirugías bariátricas que luchan contra la obesidad, reduciendo el tamaño del estómago.

Entre las técnicas similares a ella, se encuentran:

  • El bypass gástrico.
  • La banda gástrica ajustable.
  • La gastrectomía vertical en manga.

Todas cuentan con multitud de ventajas e inconvenientes, pero es el médico el que establece cuál es la técnica más adecuada para cada paciente.

La Seguridad Social no cubre este procedimiento, a no ser que la persona cumpla con unos requisitos determinados. Entre ellos, un Índice de Masa Corporal de entre el 35 y 40 y el tener patologías derivadas de la obesidad como las antes mencionadas.

Aun así, el sistema de sanidad pública no hace uso de este método POSE en Valencia, siendo la opción privada la más viable -pese a tener que afrontar el precio de la técnica POSE- para poder someterse a él sin tantos problemas y requisitos.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Centros relacionados: cirujanos generales en Valencia

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Especialistas relacionados: cirujanos generales en Valencia

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.