Expertos en atención a mayores

El valor de los mejores cuidados en buena compañía

contacta con nosotros
Las mejores residencias de ancianos en Tarragona

Explícanos qué necesitas,
te ayudamos a elegir tu residencia.

Te ayudamos a elegir el centro

Estudiamos tus necesidades y te recomendaremos el centro que mejor se adapte a ti. Nuestro asesoramiento es gratuito.

Reservamos tu cita en la residencia

Podrás visitarla el día y hora que quieras.
Sin compromiso

Llámanos o envía un whatsapp

Rellena este cuestionario y te llamaremos con la mejor opción para ti o tu familiar.

Residencias de ancianos en Tarragona

Residencias de ancianos en Tarragona

En relación a las residencias en residencias de ancianos en Tarragona para personas mayores es importante abordar el papel que se demanda de estos centros en relación al cuidado de las personas mayores de edad. Es importante la figura del monitor o técnico de animación social, ocio y cultural por varios motivos, dentro de los cuales se destaca que el llenar el espacio de tiempo libre del residente y el de procurar un envejecimiento activo, tanto físico como mental, a través de terapias ocupacionales, contacto con las nuevas tecnologías, actividades de voluntariado, etc.. Es igualmente importante, para garantizar el que no existan tensiones ni preocupaciones innecesarias, con el objeto de proporcionar un espacio de relajamiento y comunicación, al tiempo que estimule al residente.

Se puede definir la animación sociocultural como un conjunto de prácticas y de acciones destinadas a generar procesos de participación y también para aumentar la calidad de vida y desarrollar una mayor independencia del residente. Con la animación se trata de conseguir que los adultos, mayores o no, participen en las actividades porque así lo desean y no por el simple hecho de participar o sentirse obligados por alguna otra razón.

El buen humor es importante para la buena calidad de vida del jubilado

El buen humor es importante para la buena calidad de vida del jubilado

La animación es un conjunto de actividades que consiste en motivar, animar y estimular a un grupo de personas para que comiencen sus propios desarrollos socioculturales. Esto, además, tiene ciertas características especiales, como por ejemplo, que la persona asista libremente a las actividades. En las actividades no se excluirá a nadie porque, entre otros contenidos, girara en torno al intercambio de ideas o experiencias.

Existen algunos programas de actividades que se recomiendan especialmente para el residente, como es la denominada gerontogimnasia, la cual consiste fundamentalmente en mantener la habilidad, movilidad y coordinación la persona mayor. Esta actividad deberá estar supervisada por el profesional correspondiente, ya sea el fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional, que valorará el estado de salud del mayor (si padece artritis, artrosis -de cadera o de columna-, pinzamientos en las cervicales, u otros problemas) para recomendarle unos u otros ejercicios. También son muchos y muy positivos los estudios que, sobre terapias con animales de compañía, se están realizando.  Para determinar las necesidades individuales de cada residente es muy útil la valoración geriátrica integral.

Los familiares del residente pueden estar tranquilos respecto a la cualificación de los profesionales del centro ante el tratamiento de posibles complicaciones de salud que puedan aparecer, pues cuentan con una serie de protocolos para ello: de alteraciones de nutrición, de actuación ante úlceras por presión -y también de prevención de las mismas-, de rehabilitación-fisioterapia, etc.

Otra actividad muy recurrente son los talleres de memoria, donde se trabajan las áreas que tengan que ver con la capacidad mental y memoria a corto y largo plazo del paciente, y estará diseñada y supervisada por el profesional correspondiente, en este caso un psicólogo. Se trabajará especialmente las áreas de afasias, capacidad de abstracción, agnosias, apraxias, percepción, cálculo, esquema corporal, improvisación, concentración, entre otros. Está demostrado que el ejercicio mental y llevar una vida activa con una buena red de relaciones sociales retrasa la aparición de la demencia senil -en la mayoría de sus clases-; es por ello que este trabajo mental tiene tanta relevancia para el mayor.

En las residencias de residencias de ancianos en Tarragona para personas mayores se suelen incluir juegos lúdicos con el fin de fomentar las relaciones interpersonales, desarrollando el autoprestigio y estimulando una competencia sana, sin incluir la agresividad.

Es bueno para el paciente que también participe en viajes, visitas a balnearios y excursiones para romper con la rutina de la residencia y de paso conozca lugares de interés, así como costumbres o la gastronomía de los lugares a visitar.

Para entablar lazos de comunicación entre los mayores, es necesario que haya muy buena convivencia, logrando con ello que se generen intercambios agradables de experiencias y relaciones. Es más: son muy numerosos los casos en los que se establecen relaciones de pareja entre residentes y, en muchísimas ocasiones, estas personas mayores rehacen su vida después de haber enviudado. 

También resulta necesario que exista un taller de manualidades, ya que en la misma se desarrollan actividades muy demandadas relacionadas con la artesanía, pintura, dibujo o actividades de decoración, las cuales permitirán distraer al paciente, a la vez que favorecerá el desarrollo de su creatividad y de su habilidad, ayudando a mantener la movilidad manual y la coordinación.

Es importante que en las residencias de residencias de ancianos en Tarragona se potencie la realización de fiestas y celebraciones, con el fin fundamental de que los adultos de la tercera edad se diviertan un poco y disfruten con sus familiares -hijos, nietos, etc.- en esos eventos sociales. En las residencias para personas mayores es importante la lectura a diario de las noticias a través de diferentes medios de comunicación, ya que resulta muy recomendable que se encuentren debidamente informados de los acontecimientos diarios.

Es habitual desarrollar talleres de cocina para que los adultos mayores realicen sus platos favoritos y recetas culinarias a su gusto. Es importante que tanto hombres y mujeres participen en esta actividad.

A veces los residentes mayores de 65 años les suele llamar especialmente la atención el participar en talleres de horticultura.

Las residencias deben de transmitir, en todo momento, principios éticos y filosóficos. La organización general de una residencia debe facilitar a los profesionales que están a cargo de las personas mayores de edad, que consigan objetivos o metas; también, los adultos mayores deben ser amparados en el centro de manera que se fomente la autonomía e independencia, seguido de la autoestima.

Los servicios como el de limpieza, lavandería y la cocina, son imprescindibles junto con otros servicios en las residencias de residencias de ancianos en Tarragona para personas mayores. A veces, la mayoría de las quejas que se interponen en una residencia, están relacionadas con la pérdida de ropa de los residentes y con los menús que ofrecen.

Si se quiere conseguir los objetivos propuestos es necesario que explique al detalle cómo funcionan los servicios que se van a ofrecer al residente.

La limpieza trasmite transparencia y orden; y por tanto también se transmite la sensación de que todo se hace con esmero.

Una residencia que no transmita las características anteriores muy difícilmente podrá conseguir que los adultos mayores y sus familiares crean que los que trabajan allí sean profesionales. Al mismo tiempo, la limpieza es una manera de minimizar el riesgo de enfermedades. El servicio de limpieza tiene como fin eliminar la suciedad y descontaminar suelos y superficies, a la vez es el primer paso para controlar y prevenir las infecciones. Los suelos y todas las superficies existentes en la residencia se deberán limpiar al menos una vez al día o las veces que sea necesario.

La basura y los deben ser transportados en carros cerrados, los cuales que deben ser limpiados diariamente.

Los baños de uso público se limpiarán al menos tres veces al día, y deben ser cuartos de baño adaptados.

En las habitaciones, la limpieza deberá realizarse cuando no haya nadie, ya que se pueden usar agentes tóxicos. Igualmente, el movimiento de suciedad así como el hecho de evitar accidentes domésticos, exigen que la misma se realice cuando la habitación no se encuentre ocupada en ese momento.

Se debe respetar el orden de la limpieza de los dormitorios, realizándose, preferentemente, por las mañanas. Es recomendable que durante la limpieza se desconecte el aire acondicionado o calefacción.

La ropa sucia, se debe de mantener siempre en contenedores cerrados, además de separarla según el tipo, ya sea lencería o ropa de uso personal.

Una vez limpiado el dormitorio se debe de dejar ventilar el tiempo que sea necesario.

También redunda en beneficio de la seguridad del residente la existencia de un protocolo de prevención de salidas involuntarias.

Cuando se vaya a "hacer las camas" es importante respetar si el residente desea o no que se la hagan. Se debe facilitar al residente la posibilidad de utilizar la ropa de cama que trae de su hogar, aunque solo será si esta está en condiciones para su uso. Es necesario facilitar la participación de los residentes, en cuanto a la elección de la ropa de cama.

Se deberán usar productos antiestáticos para limpiar el polvo, así como para barrer el suelo, el dormitorio, los sanitarios del baño, los espejos etc. Se deben limpiar con esmero el techo del baño y las lámparas. Se debe reemplazar la lencería, el papel higiénico, el jabón y crema hidratante que use el residente.

Las persianas y cortinas corridas deben quedar limpias. También se pueda aplicar ambientador, siempre y cuando el residente no sea alérgico al producto químico. Para indicar que se están realizando tareas específicas dentro de la habitación, es sugerible dejar el vehículo estacionado en la entrada de la habitación, así como advertir al residente que no es muy seguro que entre al sitio por posibles caídas o tropiezos.

Se realizará un protocolo de limpieza según el uso de productos que se utilicen dependiendo de la superficie que se trate. Y hay que asegurarse siempre de que se usan paños y bayetas de colores diferenciados entre dormitorios. Es necesario establecer una limpieza mensual ardua en cada habitación, y que incluya las camas, sus colchones, los armarios, mesillas, paredes y demás.

En la lavandería de las residencias de ancianos en Tarragona es necesario que se marque la ropa y el método que se considera más eficaz, cómodo y duradero es adherir a la ropa etiquetas con la identificación del residente. No es muy conveniente marcar directamente la ropa. La etiqueta deberá colocarse en un sitio de la prenda que no sea fácilmente visible por otras personas, para evitar la sensación del denominado “número de serie”. Las fases que comprende el lavado de ropa deben comprender varias como la recolección y su respectiva clasificación, seguido del lavado, el secado, posteriormente el planchado y arreglarlo en el sitio correspondiente.

Todas las residencias de ancianos tienen perfectamente delimitadas sus líneas de actuación ante cualquier circunstancia que pudiese surgir a lo largo de la estancia, y es por ello que establecen una serie de protocolos de ingreso, de adaptación, de estimulación en planta, de psicogeriatría, de casos de conductas agresivas, etc.

PROTOCOLO DE ACOGIDA DE RESIDENTES

Al contrario que los centros de día, las residencias de ancianos tienen implantados diversos protocolos de funcionamiento que rigen la vida del centro como son la valoración del uso de sujeciones físicas, de hospitalización, de casos de defunción, etc.

Con el protocolo de acogida en las residencias de ancianos se intenta conseguir la total integración del residente en cada centro, así como la implicación de su familia para conseguir el mejor estado anímico del residente y además lograr un entorno casi familiar en el que el residente y su familia estén muy cómodos.

Siempre se diferencian dos tipos de acogida distintas según el factor cognitivo de cada persona residente, y por tanto se diferencian dos tipos:

  1. Residente que no tiene deterioro cognitivo alguno o deterioro cognitivo leve.
  2. Residente que sí tiene un deterioro cognitivo importante

Este protocolo está pensado y va dirigido a los residentes y a sus familiares.

1- RESIDENTES SIN DETERIORO COGNITIVO O CON UN DETERIORO LEVE

Fase pre-ingreso o primera entrevista. Se diferencian dos fases en la primera entrevista:

Primera fase: Lo principal es obtener la máxima información del futuro residente y de su familia. Hay que dirigirse al nuevo residente para que efectúe su presentación y además también nos presente a su familia. Nos comente los motivos de su ingreso en una residencia de ancianos y todas las circunstancias de la decisión de ingresar en la residencia. El personal del centro siempre tendrá una posición de escucha activa intentando realizar preguntas muy abiertas con las que el residente informe de todo lo que se quiera saber. Hay que intentar que la familia participe, pero nunca el futuro residente puede pasar a un segundo plano, para evitar malos entendidos debido a las diferentes opiniones que puedan existir entre los familiares.

Es muy fundamental observar la comunicación verbal y la no verbal del residente mediante una actitud de observación permanente.

Hay que conseguir crear un ambiente agradable en esa primera entrevista, que no se interrumpa con llamadas u otras visitas, logrando un espacio de intimidad que permita la mejor comunicación posible entre el residente y la persona del centro que lo atiende en ese primer día y realiza el ingreso.

Debe explicarse a su familia que normalmente es necesario un periodo de adaptación de al menos 15 o 30 días. Debe insistirse en que el trato que se ofrece al residente, siempre será cordial y familiar. Siempre se llamará de usted al nuevo residente salvo que él mismo pida lo contrario.

Segunda fase: es muy importante explicar todo el funcionamiento de la residencia de ancianos y en especial detalles como:

  • Horario de visita de la familia
  • Horarios de las comidas
  • Dietas disponibles
  • Detalle de todos los servicios que se ofrecen: lavandería, podología, peluquería y otros servicios adicionales
  • Horarios de visita del médico
  • Todas las actividades lúdicas previstas
  • Ubicación del buzón de sugerencias y reclamaciones a disposición de residentes y familiares
  • Organización de la higiene del residente.
  • Precio de la mensualidad

La hoja de pre-ingreso debe reflejar la siguiente información:

  • Informes médicos acerca del historial sanitario del residente, la medicación que toma, fotocopia del D.N.I, fotocopia de la cartilla de la seguridad social
  • Detalle de todos sus enseres y su ropa marcada.
  • Datos personales del residente
  • Datos personales del familiar que será su responsable.
  • Teléfonos de contacto de los familiares.

Es importante advertir de  la importancia de los objetos personales como las fotos. Siempre debe insistirse en que pueden pedir ayuda al personal del centro siempre que lo necesiten. La persona que realiza la entrevista enseñará todas  las instalaciones del Centro tanto al residente como a su familia. Tras cada visita se resolverán todas las dudas que puedan haber aparecido. Una vez resueltas, se fija una fecha para el ingreso.

Este primer contacto con el residente y su familia es fundamental para dar una buena imagen de la residencia y mejorar la relación futura del residente con el personal del centro.

Fase de ingreso: Llegado el día del ingreso debe darse una atención especial y muy personal al recién llegado. La familia debe ser  muy consciente de que el residente se ha mudado a un nuevo domicilio y que la labor de su personal será conseguir que la estancia sea lo más agradable posible.

Debe insistirse en la enorme importancia que tiene para el residente recibir visitas de sus familiares y amigos, que normalmente pueden ir a comer al centro si avisan con tiempo.

La persona responsable del centro que les atienda durante el ingreso les recibe primero en su despacho, donde preguntará por el estado anímico del nuevo residente en los días anteriores al ingreso. Siempre se le asignará una persona encargada de tutelar su ingreso.

En este primer momento del ingreso siempre se revisa que aporta todo lo que se le ha pedido y de que esté todo correcto. Si está todo bien, se firmará el contrato y se facilita a los familiares el reglamento de régimen interior además de una copia del contrato para su revisión con tranquilidad. Los familiares podrán preguntar cualquier duda que les surja sobre el contrato.

Se deben respetar todos los sentimientos y los recuerdos que puedan aparecer por la ansiedad que provoca esta nueva situación.

Una vez firmado el contrato, se les vuelve a mostrar las instalaciones, se presentará a los demás residentes y a todos los trabajadores del centro encargados de su cuidado.

Una vez hechas todas las presentaciones se acompañará al nuevo residente y su familia a la habitación que se le haya asignado, y si es compartida se le presentará primero a su compañero/a de habitación. Una vez presentados se les dejará solos en la habitación para que puedan ordenar todos sus objetos personales.

2- RESIDENTES CON DETERIORO COGNITIVO

Si existe deterioro cognitivo (derivado de un ictus o de padecer alzhéimer, por ejemplo) senicambia totalmente el trabajo a realizar en el centro ya que toda la información necesaria será aportada solamente por la familia que será la única que puede tomar cualquier decisión sobre el cuidado del residente.

  • Fase preingreso: debido a sus limitaciones el residente no podrá estar presente en la primera entrevista y su familia deberá proporcionar toda la información sobre su situación. Toda la fase del pre-ingreso se llevará a cabo igual que con una persona sin deterioro cognitivo pero hablando sólo con la familia en lugar de con el residente.
  • Fase de ingreso: En el momento del ingreso siempre se presentará el personal al residente y si fuera posible se le pedirá que nos presente a toda su familia. Esta pequeña prueba nos dará información acerca del nivel cognitivo que esa persona tiene. También nos dará una orientación acerca de qué tipo de comunicación verbal podremos utilizar con él.

Las conversaciones deben utilizar frases muy cortas y claras y siempre con un tono de voz muy suave. Como a todos los demás residentes se le tratará siempre de usted y por su nombre.

El resto del proceso de acogida en la residencia de ancianos de Málaga será idéntico al de un residente sin deterioro cognitivo.

Tras el ingreso siempre se realiza una exploración física para evaluar su estado general y se concertará una cita con el médico en un plazo máximo de 24 horas.

En el momento del ingreso, el centro debe tomar los siguientes datos:

  • Datos personales.
  • Datos médicos y sanitarios como las enfermedades que padece y haya padecido, las alergias, la medicación que toma, las posibles necesidades de atención en la enfermería y si tiene alguna limitación en su dieta diaria.
  • Se valorará su independencia o dependencia funcional.

En las primeras semanas siempre se realiza la valoración inicial que debe incluir:

  • La valoración acerca de su dependencia o independencia en su desarrollo de las actividades de la vida diaria.
  • Su  valoración cognitiva.
  • Su evaluación psicomotora
  • Análisis de la existencia del riesgo de úlceras
  • Una ficha con todos sus datos de necesidades de enfermería
  • Una ficha con sus datos funcionales físicos
  • Una ficha con la valoración de su capacidad para relacionarse
  • Análisis de su actitud y su motivación para participar las actividades de la residencia.

Los primeros días en el centro son siempre los más importantes para el nuevo residente. En esos días siempre debe sentirse escuchado, bien acompañado y muy querido. Cada día se debe mantener una pequeña conversación para detectar sus inquietudes, necesidades, posibles quejas o simplemente sentirse atendido. En estas pequeñas charlas se le pregunta por sus aficiones, qué le gusta hacer y se le debe informar de todas las actividades programadas en el centro, animándolo a participar en ellas.

Antes de que transcurran los dos primeros meses siempre se realiza un plan de atención personalizado de cada residente, que comprenda todas las disciplinas, fijando objetivos claros y creando una planificación de todas las actuaciones con el residente.

Se debe insistir a la familia de la necesidad de mantener un contacto por teléfono lo más frecuente posible, para que sienta muy cerca a su familia. Ese contacto siempre se facilita en todo lo posible y también se facilitará mantener el contacto con todos sus amigos y vecinos, que siempre podrán acudir verle al centro y a disfrutar de un buen rato con ellos, incluso comer juntos y salir a pasear fuera del centro.

Se planificará un régimen de visitas de los responsables del centro con los familiares para mantenerles informados del estado general del residente. También es muy importante conocer cómo están viviendo los familiares esta situación, y por tanto es muy importante escucharlos, intentar entender todos sus problemas que tengan que ver con el residente ya que conocerlos permitirá mejorar la relación y un mejor cuidado de su familiar.

Siempre debe mantenerse informados a los familiares de todas las actividades que se realicen como fiestas y actividades extras a las que serán invitados.

Es importante conocer la opinión de los residentes y de los familiares mediante la realización de encuestas con los residentes  sin deterioro cognitivo o deterioro cognitivo leve y con los familiares si se trata de residentes con deterioro cognitivo grave.

Pasado el primer año debe realizarse la evaluación de todos los objetivos planificados, también debe hacerse un nuevo estudio cognitivo, emocional,  y funcional para analizar la evolución del residente y en función de los datos analizados fijar nuevos objetivos con todas las actuaciones necesarias.

FUNCIONES DE LOS DISTINTOS DEPARTAMENTOS

Las funciones de los distintos departamentos de las residencias de ancianos en Tarragona se dividen en tareas anteriores al ingreso y tareas tras el ingreso.

Tareas previas al ingreso del residente:

1. Departamento de trabajo social.

Una vez que una persona ha decidido su ingreso en una residencia de ancianos, las personas que realizan funciones de trabajo social se pondrán en contacto con el futuro residente así como con sus familiares o personas que estén atendiéndolo. Les pedirán toda la información médica y sanitaria que pueda ser relevante para una mejor atención de su familiar.

Si lo consideran necesario procederán a visitar la residencia o domicilio del anciano.

Uno de los consejos principales que facilitan los trabajadores sociales al residente es que lleve consigo algunos objetos personales a su habitación, principalmente fotografía y cuadros o figuritas pequeñas.

Una vez que se ha contactado con los familiares se elabora un informe personalizado en el se incluyen sus datos personales, un breve resumen de su vida laboral, de sus lugares de residencia y de su vida familiar. En el informe se incluirán el motivo de su ingreso y si procede de otro centro residencial.

Además de los datos personales se incluirá en el informe una primera observación acerca de su estado físico y mental que incluya una evaluación o valoración de su capacidad para llevar a cabo las tareas cotidianas por si mismo. 

Estos informes se entregarán en los restantes departamentos o unidades del centro ( unidad de medicina, de fisioterapia, taller ocupacional, etc)

Una vez termino el proceso de obtención de información se concretará con el futuro residente y con sus familiares el día y la hora del ingreso en el centro que se trasladará a la dirección del centro para la preparación del protocolo de acogida. 

2.- Otros departamentos

Todos los departamentos o unidades del centro, una vez que se le facilita el informe preparado por el trabajador social, estarán preparadas para ofrecer una perfecta acogida al residente. La unidad de enfermería tendrá disponible la medicación necesaria así como todo tipo de cuidados físicos.

El departamento responsable de la gestión de las habitaciones comprobará que la habitación está limpia y totalmente preparada prestando especial atención a la cama y a los productos de higiene del baño. 

Si el residente ha contratado una habitación doble donde ya reside un compañero, a éste se le informará de la llegada del nuevo compañero de habitación.

Para una más rápida integración del nuevo residente en las residencias de ancianos en Tarragonasiempre se le asigna un voluntario que lleve tiempo residiendo en el centro para que le acompañe los primeros días y le ayude a conocer las rutinas y dinámicas diarias. Con esta ayuda personalizada se logra una mejor y más rápida adaptación de las personas recién llegadas ya que facilita mucho el contacto humano entre los residentes. 

Tareas tras el ingreso del residente:

1. Departamento de trabajo social.

Este departamento será el encargado de recibir y atender al nuevo residente y a sus familiares. En el momento de la recepción se cumplimentarán todos los documentos necesarios para el ingreso, se recepcionan los informes médicos del residente y se atenderán todas sus preocupaciones y sugerencias y las de sus familiares. 

El centro cumplimentará una ficha personal con sus datos personales, teléfonos de los familiares, el documento nacional de identidad y la tarjeta de la seguridad social. Se realizan las copias necesarias para el centro y el traslado de centro de salud. 

Una vez finalizado el papeleo necesario en la entrada, el trabajador social procederá a presentar al nuevo residente a todos los trabajadores que tendrán contacto directo con él como el personal de limpieza, auxiliares, médicos, personal de enfermería, de fisioterapia, terapeutas ocupacionales, etc. Todos se identificarán por su nombre de pila y con las funciones que realizan.

También se hacen las presentaciones de sus compañeros de planta, de habitación y de mesa en el comedor. 

Se acompaña al residente a su habitación, se le ayuda a colocar sus pertenencias en su armario. La ropa debe etiquetarse desde el primer momento para evitar pérdidas o confusiones. 

2Departamento médico.

El médico del centro procederá a elaborar la ficha médica con la información que le faciliten el residente y sus familiares. Tendrá especial importancia incluir:

  • enfermedades que haya padecido

  • patologías actuales

  • alergias alimenticias 

  • alergias a medicamentos

  • otras alergias 

  • dietas especiales

  • problemas de incontinencia

  • problemas de movilidad

  • problemas de compresión

Una vez completada la ficha personalizada, se realizarán diversas pruebas complementarias como electrocardiogramas, analíticas de sangre, analíticas de orina, control de glucosa, evaluación de las capacidades físicas y psíquicas.

El médico comunicará al departamento de enfermería todos los tratamientos que sean necesarios aplicar la nuevo residente ya sena nuevos o la continuación de los que está recibiendo hasta ese momento.

3. Departamento de enfermería.

El personal de enfermería o el personal de plantade las residencias de ancianos en Tarragona son los responsables de la atención del residente en el centro ya sea válido o dependiente. Entre las tareas que deben vigilar o realizar directamente, según las necesidades de cada residente, se encuentran:

• Vigilancia o ayuda directa en el aseo personal.

• ayuda en el baño o ducha

• Control y ayuda en caso de incontinencia: pañales, sondas.

• Vigilancia de la calidad del sueño del residente.

• Control del programa de curas, cambio de sondas, administración de inyectables, etc.

• Atención podológica con controles periódicos

Serán los encargados de acompañar al residente en la visita a todas las instalaciones del centro como salones, peluquería, gimnasio, capilla, cafetería, dirección, jardines, sala de rehabilitación, etc. Durante esta visita se le informará de los horarios del centro así como de todas las actividades disponibles.

4. Departamentos de terapia ocupacional, animación y fisioterapia.

Estos departamentos informarán al residente de todas las actividades de terapia ocupacional animándole a que participe en todas las que se hayan programado. Son habituales las actividades musicales, coros, excursiones, visitas de grupos, talleres de costura, de lectura, de manualidades o de cocina.

La rápida integración de los nuevos residentes en todas las actividades es uno de los principales objetivos de este departamento.

Todo lo expuesto subraya la importancia de elegir bien una residencia para mayores. Consulte con BonoMédico y le asesoraremos sobre cuál es su mejor opción.

Residencias de ancianos en Tarragona: noticias relacionadas

Cómo tratar el estrés en la tercera edad

Se puede decir que en muchos aspectos de la mente y del cuerpo de una persona mayor funcionan bien siempre que no se le fuerce. Si una persona de la tercera edad se ve sometido a situaciones estresantes, de tipo psicológico o físico, es bastante posible que se vea mayormente afectado que una persona joven o que la percepción de estrés sea más intensa. Es fundamental saber que en ausencia de estrés, las personas de la tercera edad actúan prácticamente igual, no obstante, al estar sometidos a estrés, la situación empeora en cualquier edad, pero curre con más rapidez en los adultos mayores.

Ha habido varios estudios que tienen la finalidad de comparar el funcionamiento del corazón en las personas mayores con el de personas jóvenes y se ha comprobado que muchos aspectos de la función cardiaca son los mismos sin importar la edad, el gasto cardiaco, el ritmo cardiaco, la rigidez del musculo cardiaco y el volumen sistólico. No obstante, al someter a estrés al sistema cardiovascular, por medio de ejercicio físico, el corazón de personas jóvenes no responde del mismo modo que el corazón de una persona de la tercera edad. 

Tips para hablar con un adulto mayor

Cuando se va a tener una conversación con una persona de la tercera edad es necesario cuidar el ambiente en el que se desarrollará la comunicación. Es preciso asegurarse de evaluar el ambiente en el que se estará comunicando, el cual puede afectar los problemas de audición y expresión que puede tener la persona de la tercera edad. Se debe evaluar si hay más personas hablando en la misma habitación, si existe algún ruido perturbador de fondo, si hay distracciones que pueden afectar la comunicación, si hay música o ruido estruendoso, entre muchos más. Lo importante es preguntarle a la persona de la tercera edad si el ambiente es cómodo o si percibe alguna alteración será necesario moverse a un lugar más silencioso y tranquilo.

También es imprescindible que se hable claro y articuladamente para expresar bien el mensaje, así como establecer contacto visual, puesto que las personas de la tercera edad tienen problemas para escuchar, es necesario que se articulen las palabras de la manera correcta y que se hable claramente, también la comunicación debe ser direccionado hacia su cara no hacia un lado. De esa manera podrán comunicarse de manera efectiva.

Ayudar a los cuidadores de la tercera edad es un acto de solidaridad

Los cuidadores de las personas de la tercera edad son las personas que, por diferentes razones, coinciden en la labor a la que dedican una gran parte de su vida y esfuerzo, lograr que otras personas puedan desenvolverse en su vida diaria, por medio de la ayuda y colaboración a que puedan adaptarse a las limitaciones que su discapacidad funcional les impone. Cada vez es mayor el porcentaje de población mayor de 60 años, porque se tiene un aumento de la expectativa de vida y una disminución de la tasa de natalidad, por eso es evidente que aumentará, en un futuro próximo, el número de personas que requieran de ayuda de un cuidador.

En España se estima que el porcentaje de personas de la tercera edad que presentan una dependencia importante están entre las personas mayores de 65 años. Por lo general, la familia es la que asume la mayor parte del cuidado de estas personas. En cada familia se designa un cuidador que responde a las circunstancias de la familia, sin que se establezca por un acuerdo explícito entre todos los miembros participantes de esa familia.

Las personas de la tercera edad también trabajan

Según varios estudios el 80% de las personas de la tercera edad tienen un trabajo informal porque al jubilarse todavía tienen ánimos y conservan la salud para poder continuar desempeñado alguna función que les permita obtener ingresos extras para los momentos más difíciles o para mejorar la calidad de vida, porque en muchas ocasiones la pensión que reciben no es suficiente para cubrir todos los gatos mensuales que tienen, a eso se le agrega los gastos médicos que incrementan a esa edad.

El panorama para las personas de la tercera edad no es nada alentador, por eso se hacen diferentes acciones para fomentar la cultura de trabajo en las personas de la tercera edad, porque además de que tienen la capacidad de seguir desarrollándose, su calidad de vida mejora. En muchas investigaciones se ha comprobado que los adultos mayores que trabajan, conviven más incrementan su autoestima, su memoria se fortalece y su estado anímico mejora notablemente. Esas son varias razones más, para que se mantengan activos, y además continúen disfrutando de su vida de una manera agradable, considerándose útiles a la sociedad y conservando su independencia financiera hasta que les sea posible.

Los adultos mayores necesitan de motivación para tener una vida saludable

Aproximadamente el 20% de la población de las personas adultas mayores que viven en las residencias de ancianos suelen sufrir de depresión, el número de mujeres deprimidas es el doble al número de hombre en estado depresivo. El tener un sentimiento de soledad, discapacidad para poder hacer actividades de la vida diaria, el tener una enfermedad crónica, el que sus hijos o nietos no lo visiten contribuyen a que la persona se sienta cada día más triste o desanimada. Sin embargo, también algunos medicamentos pueden hacer que la persona tenga depresión.

Con el objetivo de volver a motivar a los adultos mayores, se deben de tratar los problemas desde la raíz y por ello se deben abordar los siguientes aspectos.

Lo primero que se debe de hacer es averiguar que fármacos está tomando el adulto mayor e investigar los efectos secundarios que pueden producir. Algunos medicamentos pueden afectar negativamente su estado de ánimo. Mientras que otros pueden ocasionar una confusión o falta de motivación para hacer las cosas.

Una vez se conoce que ningún medicamento está ocasionando la depresión o falta de motivación, entonces se deben abordar otros puntos como el escuchar a la persona, jugar juegos de mesa, tratar que esté relajado, contarle anécdotas divertidas, etc.

El taichí reduce el dolor

Noticia número 5

Muchos estudios explican que practicar yoga, taichí y acupuntura como tratamientos para aliviar el dolor crónico en los adultos mayores conlleva muchos beneficios. Además de obtener beneficios importantes, mejorar la calidad de vida y reduce el costo de tratamientos médicos. Los tratamientos alternativos para el dolor permiten que el cuerpo evite el daño en los órganos que producen los fármacos contra el dolor.

Esos métodos se usan frecuentemente en pacientes que padecen dolores crónicos, más en las personas que tienen dolores de espalda baja. El taichí también ha demostrado que es efectivo en el tratamiento de dolores de cabeza, como la migraña.

Muchos de los beneficios del taichí se comparan con el ejercicio moderado, otros no porque son propios de esta práctica milenaria. Sin embargo, la ventaja más importante es la reducción del riesgo por el incremento de la presión sanguínea mientras hace ejercicio, la respiración interrumpida y la tensión muscular. Ninguno de estos problemas aparece mientras se practica adecuadamente el taichí. Es por eso que se ha convertido en una de las prácticas favoritas de las personas de la tercera edad, porque en ninguna medida perjudica su salud y les permite realizarlo con entusiasmo.

Meditación: mejora la tercera edad

Un estudio que se llevó a cabo en Tailandia en una terapia de caminar para las personas mayores con un componente de la meditación, se comprobó que las personas mayores que participaron en la caminata con la meditación, tuvieron considerables resultados que las personas adultas mayores que nada más se dedicaron a caminar.

 Y es que, caminar y meditar fue eficaz para reducir problemas de depresión, reactivar la actividad vascular, mejorar la condición física funcional, y generó mejores resultados en el estado anímico de las personas.

Y es que al practicar la meditación con bastante regularidad, las personas adultas mayores pueden conseguir:

a.      Aumenta la creatividad de la persona de la tercera edad.

b.      Reduce los niveles de ansiedad.

c.      Desarrolla la intuición.

d.      Se tiene mayor claridad mental.

e.      Eleva la memoria de la persona que practica la meditación.

f.       Mejora la estabilidad emocional.

g.      Mejora la atención del adulto mayor.

h.      Aumenta los estados positivos de la mente en general.

Bueno, todo lo anterior no es más que una mínima muestra, de todos los beneficios que la meditación puede ayudar a aumentar la calidad de vida de las personas, sobre todo después de los 50 años. No hay que olvidar que la meditación también ayuda a tener mayor longevidad.

Correr conlleva muchos beneficios

Hacer ejercicio físico es uno de los principios  fundamentales de una persona que deseatener una vida sana, feliz y activa porque no hay duda que hacer ejercicio conllevamuchos beneficios, tanto para el cuerpo como para el alma.Correr y caminar son dos actividades físicas muy populares  gracias a su facilidad y comodidad, si bien es cierto quelas dos son muy beneficiosas para la salud, cada una tiene beneficios diferentes, por eso, depende de lo que se esté buscando, será el ejercicio que practicará.Cuando corre se activan una gran cantidad dearticulaciones y grupos musculares, porque que, esuno de los ejercicios más completos que podemos realizar.

Beneficios de correr

Entre los principales beneficios, se destaca la mejora en el sistema cardiovascular y respiratorio porque existe una mayor recepción de oxígeno en los pulmones yse cansa menos a la hora de hacer las actividades diarias. También, se liberará del estrés diario, se obtendrá un peso ideal al hacer un esfuerzo físico que demanda un alto consumo calórico, se fortalecerán los huesos, y se obtendrá un aumento en la irrigación sanguínea por ende los órganos estarán más sanos proporcionándole un mejor sistema inmune.

Los videojuegos son buenos para el cerebro

Hace años las personas mayores decían que los videojuegos creaban estúpidas a las generaciones de jóvenes, pero esa idea es prejuiciosa y conservadora, además está alejada de la realidad. Muchas investigaciones han explicado que algunos videojuegos pueden ser muy beneficiosas para el cerebro incluso, pueden ser el futuro de la educación. Los videojuegos favorecen a las funciones cerebrales, así como la ubicación espacial, la memoria, el razonamiento y la percepción sensorial. Según muchos investigadores, los adolescentes que juegan juegos de rol online, desarrollan más la capacidad de resolver problemas. Porque han descubierto que la creatividad también es mayor en las personas que juegan cualquier tipo de videojuego, aun los más violentos. Sin embargo, eso sucede solamente cuando se usan consolas de videojuegos, y no otro tipo de plataformas como laptops, tablets o celulares.

Es importante que los adultos mayores se mantengan en constante actividad para que no caigan en escenas de depresión o soledad, los videojuegos les permite entretenerse, distraerse y conservar su habilidad mental para que de esa manera haga un alto a los achaques de la vejez, se mantenga activo y que mejore su socialización porque muchos juegos son en parejas.

Buenas razones para empezar un programa de ejercicios

Se ha demostrado que una de las mayores motivaciones para sentirse bien con un programa de ejercicios aeróbicos es mantener la salud, desarrollar la condición física y relajarse. Se ha descubierto que las personas de la tercera edad se sienten más motivados y tienen un mayor placer e participar en actividades físicas porque ese conlleva un bienestar socio psicológico.

El entrenamiento que se debe evitar en la tercera edad es el de alto impacto, pero se deben permitir unas progresiones paulatinas y mantener una intensidad de un 40% y máximo un 85% de la frecuencia cardíaca máxima. Eso también incluye en el programa un entrenamiento de mantenimiento de la tonicidad y resistencia de los grandes grupos de músculos.

Siempre se recomienda que se elija la actividad que más le gusta a la persona para que le resulte lo más divertido posible, ya sea que haga caminatas, bicicletas, carreras, nade entre otras. Se recomienda que comience desde cero  y se haga de una manera progresiva para que no sufra lesiones, de esa forma pasan las semanas y se puede aumentar la intensidad para que se vayan obteniendo mejores resultados, lo importante es disfrutar.

Listado de residencias de ancianos en la provincia de Tarragona

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.