Banda gástrica en Sevilla

Dr. Rafael León Montañés


5.00 de 5 (1 opinión)
Banda gástrica en Sevilla por 11.000 €
Hasta
el
10 dic

Una excelente solución para tus problemas de obesidad

BonoMédico te ofrece la intervención para la colocación de una banda gástrica en Sevilla por 11.000 € en lugar de 11.600 €. En este precio están incluidos también dos años de seguimiento multidisciplinar, con los mejores especialistas en Obymed.

La banda gástrica en Sevilla, también denominada anillo gástrico, es un aro ajustable de silicona que se coloca en la parte superior del estómago. Con ello se consigue crear un pequeño espacio, como una bolsa pequeña, que termina en un estrechamiento provocado por la banda gástrica y cuya misión consiste en ralentizar el vaciado de los alimentos y, por lo tanto, generar una sensación de saciedad más rápidamente y con una menor cantidad de comida.

La colocación de la banda gástrica se realiza a través de cirugía laparoscópica, con lo que se reducen los tiempos de recuperación y los posibles riesgos y complicaciones. Una vez colocada, su diámetro puede ser regulado según las necesidades de cada caso, mediante la inyección de solución salina en el anillo gástrico.

Si te interesa este tratamiento, reserva tu bono en esta misma página y te llamaremos para darte cita en Obymed con el Dr. Rafael León Montañés, quien estudiará tu caso y resolverá todas tus dudas. Infórmate sin compromiso, acudir a la consulta no te obliga a someterte al tramiento.

Servicios incluidos

  • Primera consulta.
  • Colocación banda gástrica.
  • Dos años de seguimiento multidisciplinar.

No incluye

  • Posibles complicaciones fuera del procedimiento médico habitual.

Especialista

Rafael

Dr. Rafael León Montañés

Cirujano general

El Dr. Rafael León Montañés es médico especialista en el aparato digestivo. Especialista en Endoscopia terapéutica avanzada y experto en técnicas endoscópicas para el tratamiento de la obesidad.

Centro

Obymed

Obymed

5.00 de 5
(1 opinión)

Centro médico garantizado

Obymed es un centro médico especializado en obesidad y control de peso, con más de 15 años de experiencia. La clínica está formada por un equipo médico multidisciplinar, integrado por profesionales especialistas en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad.

En Obymed son pioneros en la atención personalizada para el tratamiento integral del sobrepeso y obesidad, y en ofrecer soluciones médicas a esta enfermedad.

Banda gástrica en Sevilla: más información

Banda gástrica en Sevilla

Cuando una persona sufre de un exceso de peso considerado obesidad mórbida, el único tratamiento posible para revertir esa situación es la cirugía bariátrica o la reducción de estómago. En este sentido, la banda gástrica en Sevilla es una de las técnicas existentes de reducción de estómago más utilizadas por los especialistas. Este método, también llamado anillo gástrico, ayuda a los pacientes a perder peso con mayor facilidad, mediante la colocación de un aro ajustable en la parte superior del estómago. La finalidad es crear una pequeña bolsa en el estómago, que se va reduciendo conforme se ajusta la banda alrededor del mismo.

Así, en el momento de ingerir alimentos, el paciente tendrá una mayor sensación de saciedad de una forma más rápida y con menor cantidad de comida. La preparación para la colocación de la banda gástrica es uno de los asuntos más importantes en todo el proceso médico, pues es muy importante que desde antes de la intervención el paciente comience a modificar sus hábitos de alimentación y estilos de vida. Es imprescindible comprender que sin la colaboración del paciente en este sentido y si no se siguen las recomendaciones del médico, los resultados de la banda gástrica en Sevilla no serán los esperados y la pérdida de peso no será mantenida a largo plazo.

La banda gástrica en Sevilla es uno de los tratamientos más eficaces para reducir el exceso de peso en casos de obesidad.

La banda gástrica en Sevilla es uno de los tratamientos más eficaces para reducir el exceso de peso en casos de obesidad.

El cirujano explicará la técnica utilizada para colocar la banda gástrica en el interior del estómago. En concreto, se necesita utilizar una cirugía laparoscópica, un procedimiento bastante sencillo con el que se consigue reducir los posibles riesgos y complicaciones de la banda gástrica en Sevilla. De hecho, una de sus principales ventajas es que esta técnica únicamente requiere realizar diminutos cortes en el órgano estomacal. Se trata de que, sin realizar grandes suturas, el estómago quede dividido en dos para alterar su capacidad sin modificar su anatomía. Esta es una de sus principales ventajas. Una vez colocada correctamente, su diámetro puede ser regulado según las necesidades de cada caso, mediante la inyección de una solución salina en el anillo gástrico.

La obesidad mórbida

La obesidad mórbida constituye un problema sanitario, social, psicológico y estético, con una morbilidad y una mortalidad propias. Los hábitos adquiridos en las últimas décadas en los países desarrollados, entre ellos España, no ayudan a frenar el avance de las cifras del sobrepeso, que cada año experimentan un constante y alarmante incremento, no solo ya entre la población adulta, sino también entre los niños. Los expertos advierten de la necesidad de tomarse en serio el asunto y de considerar al sobrepeso como un problema de salud pública que requiere de la atención de los especialistas médicos para ser resuelto.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento de la obesidad es complejo y que requiere de múltiples especialistas. Las dietas suelen fracasar en los casos en los que el sobrepeso se cataloga como una enfermedad (cuando el usuario supera en unos 45 kilos o más el peso recomendado, o el índice de masa corporal supera los 40 kilos por metro cuadrado), y los tratamientos médicos con mejores resultados suelen estar conformados por intervenciones quirúrgicas. De cualquier modo, el pilar fundamental siempre está basado en la reeducación de los hábitos nutricionales y el estilo de vida para que el paciente adecue sus costumbres a unos parámetro saludables. Dar un giro a las rutinas y a la alimentación es imprescindible para lograr el peso ideal, y para que una vez alcanzada esa meta, la persona se pueda mantener dentro de unos parámetros normales.

Así, para los casos más graves existen tratamientos quirúrgicos que permiten conseguir reducciones de peso importantes y mantenidas en el tiempo, como la banda gástrica en Sevilla, pero estos procedimientos deben ser siempre prescritos por un especialista y también van acompañados de ajustes dietéticos de por vida. La cirugía bariátrica es el único tratamiento con el que se consigue una pérdida de peso significativa y mantenida en el tiempo, además, se ha observado que tras ella, se reduce la incidencia de otras patologías asociadas, que la calidad de vida y el autoestima de los pacientes mejoran considerablemente a largo plazo, la esperanza de vida aumenta y se reduce el riesgo de desarrollar determinados cánceres.

¿Cuáles son las posibles consecuencias?

Existen casi 50 complicaciones de salud asociadas a la obesidad mórbida, entre las que destacan:

  • Diabetes.
  • Colesterol.
  • Patologías coronarias y de corazón.
  • Artritis.
  • Tensión arterial alta.
  • Trastornos del sueño.
  • Osteoporosis.
  • Úlceras en brazos y piernas.
  • Varices.

También pueden presentarse ciertos problemas emocionales y sociales, como:

La obesidad mórbida es una enfermedad que no tiene cura, aunque la cirugía bariátrica ayuda a controlarla.

La obesidad mórbida es una enfermedad que no tiene cura, aunque la cirugía bariátrica ayuda a controlarla.

Los aspectos del entorno y los hereditarios son los motivos fundamentales de la obesidad mórbida. Es más, los factores genéticos se acentúan con el sedentario estilo de vida actual, caracterizado por:

  • Comida basura.
  • Permanecer sentado durante la jornada laboral.
  • Trasladarse en algún vehículo en vez de caminar.

La obesidad mórbida no tiene cura como tal. La intervención quirúrgica solamente es un modo de mantener el peso y vigilar los hábitos alimenticios, aunque la afección seguirá estando ahí. Por esta razón es esencial su colaboración y que modifique determinadas costumbres.

Cirugías de la obesidad

La técnica de cirugía bariátrica a emplear, sea la banda gástrica en Sevilla o cualquier otra, ha de ser acordada previa y detalladamente con el cirujano. En este sentido, los consejos del especialista girarán en torno a aspectos como:

  • Peso.
  • Patologías relacionadas.
  • Edad.
  • Hábitos de alimentación.

Estos tratamientos quirúrgicos de obesidad pueden abordarse de dos modos:

  • Laparotomía: precisa una única incisión en el punto medio del abdomen.
  • Laparoscopia: requiere 4 o 5 incisiones pequeñas -inferiores a 1 cm- y es la más solicitada.

Además, hay dos categorías distintas de métodos de cirugía para combatir la obesidad:

  • Restrictivos: Reducen la capacidad estomacal para restringir el acceso de alimentos.
  • Malabsortivos: Controlan la absorción de los nutrientes consumidos.

Métodos restrictivos

Balón gástrico

Si el paciente cuenta con algo de sobrepeso, cierta obesidad o desea someterse más adelante a una operación de reducción de estómago, puede resultar indicado optar por el procedimiento del balón gástrico. El funcionamiento de esta técnica podría resumirse en la colocación de un balón relleno con 0,5 litros de solución fisiológica y con 2 o 4 mililitros de metileno. Es normal que, al principio, el paciente presente determinado rechazo al balón, que se traducirá en la aparición de náuseas y vómitos. Sin embargo, estos síntomas irán remitiendo de manera paulatina. Seis meses después podrán comprobarse los resultados definitivos, reflejando una pérdida de peso de unos 10 o 15 kilos.

Banda gástrica ajustable

Se realiza colocando un anillo, habitualmente de silicona, que rodea la parte superior del órgano estomacal, y que va conectada a un pequeño dispositivo que se coloca debajo de la piel y que sirve para ajustar la banda gástrica en Sevilla más o menos alrededor del estómago mediante la introducción de suero en su interior. Su objetivo es limitar o dificultar el paso de los alimentos para comenzar la digestión, al tiempo que permite minimizar de forma controlada la cantidad de comida que se va a tomar. La recuperación de la banda gástrica es sencilla.

Gastrotectomía vertical, manga gástrica o tubo gástrico

Con este tipo de técnica restrictiva se logran inhabilitar unas tres cuartas partes del tamaño del estómago. Y es que, con la parte restante, podrán continuarse las habituales funciones de digestión y reserva alimentaria sin ningún problema. Los efectos de esta cirugía son inmediatos, pues la cantidad de comida ingerida será ahora sensiblemente inferior. Paulatinamente, los hábitos de alimentación del paciente irán variando sin que para ello deba cumplir una severa dieta.

Con la técnica de la banda gástrica en Sevilla se coloca un aro de silicona alrededor del estómago y se reduce su tamaño.

Con la técnica de la banda gástrica en Sevilla se coloca un aro de silicona alrededor del estómago y se reduce su tamaño.

Métodos malabsortivos

En cuanto a los procedimientos malabsortivos, el más habitual es el bypass gástrico. Se trata de uno de los tratamientos quirúrgicos de la obesidad más frecuentes, que se practica normalmente mediante laparoscopia. Este procedimiento implica, por un lado, la división del estómago con grapas para crear una pequeña bolsa que dé cabida a menos cantidad de alimento, y por otra, darle forma de “Y” a una parte del intestino delgado que después se conectará a la bolsa del estómago. De este modo se consigue restringir la cantidad de calorías y de nutrientes que absorbe el organismo.

Además de las antes descritas, merece la pena considerar la reducción de estómago (POSE) por vía endoscópica como una de las técnicas más avanzadas en la actualidad para tratar quirúrgicamente la obesidad. Este procedimiento ofrece mayor seguridad y supone menos molestias para la persona, quien tendrá una recuperación más rápida. En concreto, consiste en modificar tanto el tamaño como la distensión del estómago, mediante un endoscopio que se introduce a través de la cavidad bucal para realizar pliegues en este órgano y suturarlo. Después de la cirugía, el paciente percibirá antes una sensación de saciedad al comer. Otra ventaja es que al tratarse de una intervención ambulatoria, no será necesario el ingreso hospitalario.

¿Cómo son los candidatos ideales?

Lo recomendable es que la persona acuda a la consulta de un especialista para que analice su situación y defina qué procedimiento es el idóneo para ella. Además, habrá de comprobar que reúne las condiciones necesarias para someterse a alguna cirugía bariátrica, como la banda gástrica en Sevilla.

Se consideran candidatos a la banda gástrica aquellos pacientes que:

  • Presenten problemas de obesidad desde, al menos, cinco años atrás.
  • No posean contraindicaciones para someterse a cirugía.
  • Carezcan de una alteración severa y crónica de su dieta.
  • No sean toxicómanos.

También se consideran aptas las personas que:

  • Intentasen perder peso anteriormente, aunque sin éxito, con dieta y ejercicio.
  • Cuenten con un IMC de, como mínimo, 40.
  • Tengan un Índice de Masa Corporal entre 35 y 40 debido a otras patologías que puedan remitir con la reducción de peso.

De otro lado, no son considerados idóneos a este procedimiento quienes:

  • Padezcan una enfermedad mental que imposibilite entender la técnica a emplear.
  • Sufran otras afecciones que sean las que causan su obesidad y puedan someterse a algún otro tratamiento.

Resultados de la banda gástrica en Sevilla

En cuanto a los resultados, hay que precisar que al tratarse de una cirugía funcional, la misma intervención puede no dar idénticos resultados en todos los pacientes con exceso de peso. De hecho, los efectos se han de medir con respecto al sobrepeso de cada individuo, es decir, la diferencia entre el peso real y el ideal. Así, por norma general, una operación con resultados ideales sería aquella en la que el peso perdido sea al menos del 60% del sobrepeso. Por ejemplo, si antes de la operación se tenían 130 kilos y el peso ideal son unos 50 kilos, lo aceptable sería quedarse en los 95 kg tras la intervención.

Para que los resultados de la cirugía bariátrica perduren, el paciente debe modificar sus hábitos alimenticios.

Para que los resultados de la cirugía bariátrica perduren, el paciente debe modificar sus hábitos alimenticios.

Para contribuir a conseguir unos buenos resultados, el paciente debe colaborar al máximo y comprometerse a seguir un estilo de vida saludable, que ayude a la pérdida de sobrepeso y al posterior mantenimiento de un peso ideal. Como se decía al principio de este artículo, la obesidad no es una enfermedad que se cure, ni siquiera con una cirugía. Con esta premisa como base, es necesario tener muy claro que habrá que modificar aquellos hábitos de alimentación y de sedentarismo que resulten nocivos para alcanzar la meta marcada, y ser consciente de que quienes no siguen las recomendaciones nutricionales indicadas son los que obtienen beneficios más bajos.

Hay que saber saber que una intervención de estas características, como la banda gástrica en Sevilla, no está exenta de riesgos, que están ligados a la filtración, al sangrado o a la pérdida de material de líquido intestinal o gástrico, consecuencia de un escape de este contenido por la línea de sutura. En cualquier caso, la operación suele ofrecer al paciente una buena calidad de vida y de ingesta, con escasos efectos secundarios que, de darse, son frecuentemente fáciles de tratar. Asimismo, es de subrayar que el porcentaje de pacientes que pasado el año tienen que volver a pasar por el quirófano para perder peso no llegan al 2%.

Comentarios

Obymed: 1 comentario

Rocío Iglesias

Muy agradecida a todos por ayudarme a cumplir un sueño. Conseguir esta pérdida de peso tan grande hubiera sido imposible sin vuestra ayuda. No encuentro palabras de agradecimientos. Muchísimas gracias por todo al doctor y al equipo.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Banda gástrica en Sevilla: noticias relacionadas

    Criterios de selección de pacientes ideales para balón intragástrico

    El balón intragástrico está recomendado para las personas que no han logrado bajar y mantener un pérdida de peso con tratamiento conservadores y programas que han sido supervisados por médicos, también para pacientes que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) de 35, o con un IMC entre 30 y 34,9 pero que tienen riesgos significativos para la salud relacionados con su peso. Para pacientes con sobrepeso y con antecedentes de manejo médico nutricional en obesidad con mala respuesta, se pueden considerar para que se les coloque un balón. Pacientes obesos que son candidatos a una cirugía pero que tienen un alto riesgo para operarse, también para los pacientes obesos candidatos a una cirugía pero que rechazan la cirugía como alternativa de tratamiento.

    El balón es para personas mayores de 18 años de edad o para pacientes que tienen 15 años pero que cuentan con la valoración de un equipo médico y por último el balón gástrico es recomendado a pacientes que tienen un IMC mayor a 50 como una preparación a una cirugía de obesidad definitiva. En ese caso el balón solo es una herramienta de pérdida de peso temporal.

    Centros relacionados: cirujanos generales en Sevilla

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Especialistas relacionados: cirujanos generales en Sevilla

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.