Expertos en atención a mayores

El valor de los mejores cuidados en buena compañía

contacta con nosotros
Las mejores residencias de ancianos en Navarra

Explícanos qué necesitas,
te ayudamos a elegir tu residencia.

Te ayudamos a elegir el centro

Estudiamos tus necesidades y te recomendaremos el centro que mejor se adapte a ti. Nuestro asesoramiento es gratuito.

Reservamos tu cita en la residencia

Podrás visitarla el día y hora que quieras.
Sin compromiso

Llámanos o envía un whatsapp

Rellena este cuestionario y te llamaremos con la mejor opción para ti o tu familiar.

Residencias de ancianos en Navarra

En la actualidad cada vez son más las personas longevas lo que ha provocado un importante incremento de la población mayor en los países desarrollados. En España ha aumentado significativamente el porcentaje de personas que superan los 60 años ya que del total de la población española más de siete millones son personas mayores de 65 años, lo que representa un porcentaje superior al 16%. Las comunidades con más población anciana son Andalucía, Cataluña y Madrid. A esto hay que añadirle el fenómeno demográfico denominado “envejecimiento del envejecimiento”, lo que significa que el incremento de personas mayores con más de 80 años se ha duplicado en los últimos 20 años que ya representan un 20% de la población mayor de 65 años.

Este importante aumento del número de personas mayores ha conllevado un incremento del número de centros asistenciales o residencias de ancianos donde pueden ser atendidos cubriendo adecuadamente todas las necesidades que aparecen con la edad. En ellos reciben una atención y valoración integral que les ayuda a mejorar su calidad de vida.

El perfil de los usuarios de las residencias de ancianos en Pamplona son tanto aquellas personas que no pueden cuidarse por sí mismas o dependientes que necesitan acudir a una residencia asistida o bien aquellas personas que tienen total autonomía o válidos que pueden residir en cualquier tipo de centro.

Al contrario que los centros de día, tienen implantados diversos protocolos de funcionamiento que rigen la vida de la residencia como son la valoración del uso de sujeciones físicas, de hospitalización, de casos de defunción, etc.

Las personas con cierto grado de dependencia pueden necesitar ayuda para realizar sus actividades diarias y sanitarias relacionadas con la manifestación y avance de distintas enfermedades. Estas personas constituyen un grupo muy heterogéneo y con diferentes tipos de necesidades que abarcan a los que tienen niveles de dependencia con mínimas necesidades sanitarias hasta los que tienen importantes necesidades como los pacientes con deterioro psiquiátrico, conductuales y problemas cognitivos -que tienen que estar bajo un plan de prevención de salidas involuntarias- como puede ser el caso de quienes hayan sufrido algún ictus, padezcan algún tipo de demencia senil o alzhéimer, los que necesitan rehabilitación en alguna parte de su cuerpo y los que tienen una movilidad total o parcialmente reducida debida, por ejemplo, a alguna artrosis -de cadera, de columna, etc-.

Cuidados en las residencias de ancianos de Pamplona

El modelo asistencial en las residencias de ancianos debe ser dinámico y flexible, con una atención integral que proporcione un servicio que responda a todas las necesidades biopsico-sociales de sus residentes.

En el caso de aquellas personas que tienen una autonomía reducida en el centro se trabajará de manera individualizada para que el residente logre un mayor grado de autonomía en su vejez. Dentro de las numerosas prestaciones de servicio que deben ofrecer las residencias de ancianos para ofrecer una buena calidad de vida con dignidad a sus residentes destacan las siguientes:

  • Todas las personas mayores, y sobre todo las más dependientes, deben contar con una atención integral que cubra todas sus necesidades.
  • La calidad de vida debe prevalecer por encima de la cantidad de vida.
  • Ayudar a fortalecer la autonomía individual de cada paciente.
  • Calidez en el trato y respeto a su intimidad.
  • Control del dolor y si es posible evitarlo.
  • Prevenir el sufrimiento innecesario.
  • Fortalecer la voluntad y decisión individual.
  • El trato humano y personalizado y la buena comunicación debe prevalecer por encima de la tecnología.

Para que las residencias de ancianos puedan ofrecer esa atención integral de calidad se deben cumplir los siguientes valores:

  • Trabajar con equipos multidisciplinarios.
  • Mantener la autonomía.
  • Personalizar la atención.
  • Proteger la dignidad del anciano.
  • Tolerancia en la atención.
  • Concepto integral de la persona mayor.

La misión de toda residencia de ancianos en Pamplona es ofrecer una atención completa que de manera integral cumpla con las necesidades de cuidados psicológicos, funcionales, culturales, sanitarios, espirituales y sociales de los ancianos. Es fundamental que el modelo que exista en la residencia de ancianos esté basado en el respeto del proyecto individual de la persona, específicamente manteniendo la calidad de vida del anciano, en ese sentido, es necesario que prevalezca la voluntad de los residentes y de sus familiares.

Los familiares del residente pueden estar tranquilos respecto a la cualificación de los profesionales del centro ante el tratamiento de posibles complicaciones de salud que puedan aparecer, pues cuentan con una serie de protocolos para ello: de alteraciones de nutrición, de actuación ante úlceras por presión -y también de prevención de las mismas-, de rehabilitación-fisioterapia, etc.

De igual forma, para que las residencias de ancianos estén preparadas para prestar un servicio integral ajustado a las demandas de sus residentes, sólo pueden lograrlo por medio del respeto a la intimidad, a la dignidad y al fortalecimiento integral de la persona.

El trabajo en equipo de los profesionales permite una labor coordinada en beneficio de los residentes.

Todos los centros consideran prioritario que su atención al residente deba girar sobre una serie de valores fundamentales: autonomía, individualidad, dignidad, intimidad, desarrollo personal, confort, trabajo en equipo, flexibilidad.

¿Qué es el reglamento interno?

Todas las residencias de ancianos en Pamplona deben contar con un reglamento interno en el que se definan los siguientes aspectos:

  1. El centro deberá contar con un proceso de acogida del nuevo residente, a quien se le debe abrir un expediente individual de acuerdo a la misión, visión, objetivos y valores de la residencia, así como un documento de adaptación personalizado.
  2. Debe existir un documentado donde se defina el proceso de ingreso y acogida dentro de la residencia, de acuerdo al estado físico y psicológico del paciente.
  3. Si la institución no cuenta en ese momento con los recursos y servicios necesarios para atender alguna necesidad especial del usuario, se deberá informar al interesado o a sus familiares para que decidan si deciden ingresar o cambian de centro.
  4. Antes del ingreso, el usuario tendrá una primera entrevista con la dirección para conocer el centro ya que de esa forma se le ayudará a familiarizarse con él.
  5. A la hora del ingreso será recibido por personal profesional encargado de esta función dentro del centro y será informado de sus deberes, derechos, servicios del centro, es decir toda información necesaria que debe conocer acerca del funcionamiento del centro.
  6. Muchos centros cuentan con manuales de acogida con la información sobre los derechos y deberes del residente y que están disponibles para el usuario, su familia o el tutor legal. En este manual o en otro documento se le debe comunicar al residente el proceso para cuidar sus pertenencias.
  7. Desde un inicio se le debe informar al usuario y familia de los servicios propios del centro que están incluidos en la mensualidad y de aquellos que tendrá que abonar el residente por su cuenta cada vez que los reciba ( p.e sesiones de fisioterapia, masajes).

Las residencias de ancianos de Pamplona siempre realizan un proceso de valoración del residente en el momento de su ingreso para detectar y conocer sus necesidades y demandas ya sean expresadas por el propio residente o por sus familiares. Este proceso se realiza respetando la voluntad, las creencias y los deseos del usuario.

Todas las residencias de ancianos tienen perfectamente delimitadas sus líneas de actuación ante cualquier circunstancia que pudiese surgir a lo largo de la estancia, y es por ello que establecen una serie de protocolos de ingreso, de adaptación, de estimulación en planta, de psicogeriatría, de casos de conductas agresivas, etc.

El procedimiento de valoración debe contar con:

  • Un procedimiento documentado de ingreso.
  • Una evaluación médica, evaluación de enfermería y un análisis social basado en las necesidades que requieren una atención rápida o inmediata.
  • El equipo de profesionales debe diagnosticar si el nuevo residente presenta problemas de riesgo para cualquier miembro de la institución y usuarios e incluso para el mismo residente.
  • Emisión de un documento individualizado de atención que contenga información como el diagnóstico y tratamiento médico, posibles cuidados de enfermería, posible tratamiento de rehabilitación y las consideraciones psicosociales.
  • Se deben conocer las creencias religiosas y costumbres de los residentes para que sean atendidas en los cuidados y en la satisfacción de los residentes.
  • Se debe comunicar tanto al usuario como a la familia el documento inicial de ingreso y de valoración para informar de las necesidades detectadas y consensuar la asistencia terapéutica.

Las residencias siempre se encargan de recopilar toda la información sobre los aspectos que al usuario le parecen primordiales en su cuidado y atención. Al usuario siempre se le pregunta sobre su religión, sobre el tratamiento espiritual y religioso que quiere recibir, ya que las residencias siempre apoyan las creencias individuales y facilitan el ejercicio de la fe del residente, siempre que no perjudique a los demás usuarios.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.