Traumatólogos en Murcia

Los mejores especialistas médicos

Fracturas de la clavícula

Fracturas de la clavícula

Son muy frecuentes en las consultas de los traumatólogos de Murcia. Constituyen el 10-15% del total de las fracturas, siendo por tanto, las más frecuentes del organismo. Se dan fundamentalmente en niños, también en adolescentes, porque sus huesos son más débiles y elásticos y por su mayor actividad. La frecuencia de la rotura de clavícula es debida a:

  • Es el único hueso que une la extremidad superior con el tórax.
  • Es un hueso muy superficial, está justo debajo de la piel, sin la protección de las masas musculares.
  • Se osifica muy precozmente, por lo que puede romperse desde edades muy tempranas.

Las fracturas más frecuentes son las del tercio medio, por:

  • La clavícula tiene forma de "S". Es la zona de unión de la curvatura interna con la externa. La elasticidad por el centro es menor, por lo que puede romperse más fácilmente.
  • En esta zona existe un surco que debilita el hueso.
  • Aquí se encuentra el agujero nutricio de la arteria.

La fractura de clavícula es benigna, de poca importancia, pero debe tratarse rigurosamente, porque en esta zona existen plexos y vasos importantes, y además, si consolidan mal con callos exuberantes quedará un bulto en la zona de fractura muy antiestético.

Mecanismos de producción

  1. Mecanismo directo: golpe directo sobre la clavícula, que produce fractura y afectación vasculo-nerviosa (vena y arteria subclavia que están por detrás y debajo de la clavícula, y plexo branquial) si es muy fuerte se suele romper en el 1/3 medio.
  2. Mecanismo indirecto: es el más frecuente (90-95% de los casos). También suele afectarse sobre todo el 1/3 medio. El clásico ejemplo es el niño que se cae con el brazo extendido y se apoya con la mano, la fuerza se transmite rompiéndose la clavícula. En mecanismo indirecto puede ser por:
    • Compresión: caída sobre el muñón del hombro.
    • Elongación: al tirar del brazo en abducción.
    • Flexión: cuando te cae un peso encima, la clavícula se flexiona apoyada en la primera costilla, o bien, por contracciones musculares violentas.
  3. Lesión obstétrica: al pasar por el canal del parto, un 0,5-1 % de los niños sufren rotura de clavícula.

Clasificación

Según los traumatólogos de Murcia pueden ser incompletas: en los niños se denomina fracturas "en tallo verde". Se rompe el hueso pero no se separan los bordes, quedan como astillados. O Completas: pueden ser unilaterales o bilaterales (la afectación de una clavícula repercute sobre la otra). Según la localización de la fractura distinguimos:

  1. Fracturas del tercio medio del cuerpo: son las más frecuentes (90%) en las consultas de los traumatólogos de Murcia. La línea de fractura generalmente es oblicua, puede haber un tercer fragmento. La forma de desviación típica, en función de las acciones musculares puede ser de dos tipos. El músculo esternocleidomastoideo tira del fragmento proximal hacia arriba y adentro. No se suele deslizar porque lo sujetan fuertemente los ligamentos. O bien el músculo deltoides tira del fragmento distal hacia abajo y afuera. Por el peso del cuerpo generalmente se desliza aún más abajo.
  2. Fracturas del tercio externo: Si la fractura tiene lugar entre los dos ligamentos coracoclaviculares, no existe desplazamiento de fragmento, porque estos los sujetan. Si la fractura se produce por fuera de dichos ligamentos, el fragmento interno no se desvía porque está sujeto por ellos, pero el externo se desvía hacia abajo, adelante y adentro. Hay dos tipos de fracturas del terrcio externo: Tipo I o estables (no hay lesión de los ligamentos coracoclaviculares) y Tipo II o inestables (están rotos los ligamentos coracoclaviculares).
  3. Fracturas del tercio interno: Si la fractura se produce a nivel del ligamento costoclavicular los fragmentos no se desvían. Si se produce por fuera del ligamento, el fragmento interno no se desvía, pero el externo lo hace hacia abajo, adelante y adentro.

Es importante en el recién nacido el diagnóstico diferencial con la parálisis del plexo braquial. La fractura de la clavícula da una pseudoparálisis del brazo, con el brazo pegado al cuerpo extendido y el antebrazo en pronación, pero tienen movilidad. En las fracturas incompletas, no hay desplazamiento de los fragmentos tan solo dolor local al movimiento y presión, y una pequeña angulación. En las fracturas completas, hay desviación de los fragmentos que origina deformidad a nivel clavicular (pues es subcutánea), gran dolor local e importancia funcional. El sujeto suele adoptar una postura con flexión del codo y rotación interna, a la vez que se agarran el brazo con la mano del lado se doblan la cabeza hacia el lado lesionado con el fin de relajar al esternocleidomastoideo.

Luxaciones de la clavícula

A: Luxación esternoclavicular. En la luxación esternoclavicular se pierden las relaciones anatómicas entre el esternón y la clavícula. Se debería hablar de luxación esterno-costo-clavicular, pues también interviene la primera costilla. Son lesiones poco frecuentes en las consultas de los traumatólogos de Murcia.

  1. Lesiones no traumáticas: Subluxaciones
    • Subluxación habitual: ante cualquier movimiento. Habitual en jóvenes y en deportistas lanzadores de peso.
    • Subluxación secundaria a artritis: por degeneración de la cápsula y ligamentos.
    • Subluxación espontánea: en personas avanzadas.
    • Subluxación congénita.
  2. Lesiones traumáticas:
    • Grado I Esguince: pequeño desgarro de los ligamentos.
    • Grado II Subluxación: a lo anterior se añade una alteración en el disco de la articulación, y una elongación de los ligamentos.
    • Luxación: todo lo anterior más rotura del ligamento. Esta luxación puede ser:
      • Luxación anterior: la clavícula se va hacia adelante.
      • Luxación posterior: la clavícula se va hacia atrás.
      • Luxación superior: cuando se encuentra en la fosa superior.
      Distinguimos también:
      • Luxación recidivante: aquella que aparece a esfuerzos repetidos.
      • Luxación interverada: la articulación está permanentemente luxada, por falta o inadecuado tratamiento, etc...

Mecanismo de producción: como consecuencia de un golpe directo, como por ejemplo un puñetazo en la clavícula. Desplazamiento posterior o retroesternal, que puede alterar vasos y nervios. También puede aparecer por un traumatismo indirecto:

  • Activo: Como por ejemplo, lanzadores de peso, fundamentalmente en una luxación anterior.
  • Positivo: Cae sobre el hombre, mano o codo en ligera abducción y según el brazo esté en rotación interna o externa, se produce un desplazamiento anterior o posterior.

B: Luxación acromioclavicular. Es la única unión ósea que tiene la escápula con el torax (el resto está unido al tronco por músculos). Ligamentos que se pueden luxar:

  • Ligamentos acromioclaviculares: superior e inferior.
  • Ligamentos coracoclaviculares: trapezoides y conoides.
  • Ligamentos coracoacromial.

Los músculos que actúan son: trapecio (por arriba y detrás) y deltoides (por delante). Son más frecuentes que las luxaciones esternoclaviculares. Según los traumatólogos de Murcia, aparecen fundamentalmente en jóvenes deportistas.

Mecanismos de producción:

  • Formas crónicas: por microtraumas, en nadadores de fondo.
  • Formas agudas: el trauma directo en el extremo distal es más raro. Fundamentalmente se trata de un mecanismo indirecto pasivo de caída con la mano en abducción y flexión dorsal.

Clasificación:

  1. Esguince.
  2. Subluxación: se afectan los ligamentos acromioclaviculares. Clavícula hacia arriba por efecto del trapecio, acromio hacia abajo por el peso del cuerpo. Pérdida parcial de las relaciones anatómicas entre clavícula y acromio.
  3. Luxación: rotura también de los ligamentos coracoclaviculares. Pérdida total de las relaciones anatómicas entre clavícula y acromio.

Especialistas relacionados: traumatólogos en Murcia

(Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

NombreDirecciónTeléfono

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.