Cirujanos plásticos en Murcia

Los mejores especialistas médicos

¿Qué es un cirujano plástico? ¿Cuáles son sus funciones?

¿Qué es un cirujano plástico? ¿Cuáles son sus funciones?

Dentro del extenso campo de la Medicina existen diferentes ramas específicas y éste es el caso de la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Podemos decir que se trata de una especialidad más o menos moderna, aunque realmente sus prácticas comenzaron hace miles de años. El cirujano plástico en Murcia desarrolla su actividad profesional desempeñando diferentes funciones tales como mejorar, reparar o incluso reemplazar distintos tipos de estructura tanto funcionales como estéticas. Sea cual sea la función desempeña, la finalidad de la cirugía plástica no es otra que la de que la salud de las personas que deciden pasar por el quirófano mejore de manera considerable.

Las intervenciones quirúrgicas practicadas por un cirujano plástico pueden deberse a causas de muy diversa naturaleza. Entre ellas podemos encontrar las relativas a deformaciones al nacer, a malformaciones posteriores como accidentes o traumatismos, a algún tipo de patología o simplemente al proceso de envejecimiento al que de manera inevitable se enfrenta el ser humano.

Independientemente de las causas que originan estas intervenciones específicas, el cirujano plástico responderá en su procedimiento a criterios de armonía y proporción, tanto en el rostro como en el resto de zonas corporales.

¿Qué técnicas utilizan los cirujanos plásticos en Murcia?

Aunque el objetivo básico siempre sea, como es lógico y normal, conseguir el resultado que el paciente desea, el cirujano plástico en Murcia emplea técnicas y procedimientos de muy diferentes clases a la hora de desarrollar su actividad. Una clasificación de dichas técnicas podría ser la siguiente:

  • Plastias

Las plastias son la movilización de tejidos, pieles, etc. Es el caso de la blefaroplastia, por ejemplo, que es la intervención consistente en desplazar los párpados superiores alzándolos levemente para que logren recuperar su posición original.

  • Modificación de estructuras

Las estructuras de tejidos, además de movilizarse como es el caso de plastias, pueden asimismo ser objeto de algunas modificaciones. El cirujano plástico cuenta con un amplio abanico de procedimientos para realizarlas, como pueden ser la resección parcial o extirpación total de órganos y el empleo de materiales aloplásticos, que son componentes no orgánicos implantados en el organismo para sustituir o modificar diversas zonas corporales y que puedan así recuperar sus funciones.

  • Trasplantes

Una tercera metodología de actuación por parte del cirujano plástico sería utilizar una técnica de trasplantes. Estos pueden ser de diferentes tipos:

  1. Trasplantes autólogos. Los trasplantes autólogos consisten en extraer partes del cuerpo del propio paciente y trasplantarlas o injertarlas en otras zonas de él. La diversificación de trasplantes en este caso es enorme. Por ejemplo, pueden realizarse trasplantes de piel, de huesos, de cartílagos, trasplantes de músculos, grasa o pelo. En el Antiguo Egipto ya se empleaban este tipo de técnicas, lo cual deja a las claras la cantidad de años que llevan poniéndose en práctica.
  2. Trasplantes homólogos. En contraposición a los autólogos tenemos aquellos trasplantes que no se realizan entre partes de un mismo paciente. Así, los trasplantes homólogos se realizan entre individuos que comparten especie. Es el típico caso de la transfusión de sangre que se produce de una a otra persona. No obstante, existen muchos otros de distinta naturaleza. Por ejemplo, existe la posibilidad de que el trasplante de un órgano se dé desde una persona ya fallecida.
  3. Trasplantes heterólogos. Entendemos como trasplantes heterólogos a los que también se realizan de un individuo de otro pero, a diferencia de los homólogos, estos individuos no pertenecen a la misma especie.

¿Cuáles son los ámbitos de actuación de un cirujano plástico?

El ámbito de actuación del cirujano plástico en Murcia es de una gran magnitud, aunque, como ya vimos anteriormente, la finalidad de la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora es siempre mejorar la salud del paciente. La metodología empleada responde a muy distintas características, aunque podríamos agrupar dichas actuaciones de la siguiente manera:

  • Mediante cirugía, intervenir malformaciones o deformidades congénitas que precisen de algún tipo corrección. Por ejemplo, restaurar distintas estructuras tanto óseas como otras pertenecientes a zonas blandas.
  • Curar todas las posibles secuelas que pueden presentar las quemaduras (heridas, cicatrices, etc.)
  • Remodelar o reparar estructuras de órganos mermados en su funcionalidad debido al efecto de ciertas patologías o enfermedades
  • Extirpar tumores de la piel, de las glándulas mamarias, etc. y restaurar el área dañada por esas resecciones
  • Todas las cirugías de la mano
  • Las intervenciones quirúrgicas consideradas como cirugía estética. En otras palabras, cualquier operación realizada por un cirujano plástico cuyo fin sea alcanzar la armonía deseada en el rostro o en el cuerpo y mejorar así su aspecto de forma notoria. Es en este punto donde radica el principal elemento diferenciador si pretendemos compararla con la cirugía constructiva o reparadora, que cuenta en tal caso con el objetivo fundamental de recuperar las funciones originales de órganos u otras áreas corporales.

Los cirujanos plásticos y la SECPRE

Aunque se fundó en 1956, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (más conocida como SECPRE) no incluyó en su denominación a la cirugía estética hasta 2003. Es a partir de ese momento cuando sí empezó a considerarla como una rama específica en el ámbito de la Medicina.

Históricamente, en este terreno concreto había existido siempre un intrusismo profesional excesivamente frecuente, lo que supuso una de las causas primordiales que impulsaron a la SECPRE a decidirse a incluir a la cirugía estética como una especialidad concreta.

Con el objetivo de erradicar el mencionado intrusismo, comenzaron a establecerse una serie de exigentes requisitos a cumplir por aquellos profesionales que desearan ejercer actividades de cirugía estética. En primer lugar, como condición indispensable, el cirujano plástico deberá encontrarse acreditado con la correspondiente Licenciatura en Medicina. Pero además, en segundo lugar, resultará obligatorio el hecho de haber desarrollado una experiencia práctica de -como mínimo- cinco años en el ámbito específico de la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

¿Cuáles son las intervenciones más comunes de un cirujano plástico?

La Cirugía Plástica, Estética y Reparadora abarca una extensa variedad en lo que a tipos de actuaciones se refiere. A continuación pasamos a detallarle brevemente qué peculiaridades presentan algunas de ellas.

  • Aumento de pecho: Actualmente se trata de una de las intervenciones de cirugía más demandadas. El aumento de pecho -también conocido como mamoplastia de aumento- consiste en, mediante el implante de prótesis, aumentar el tamaño y el volumen de las glándulas mamarias.
  • Reducción de pecho: Hay ocasiones en las que un exceso de volumen de senos conlleva diversos problemas cervicales o dorsales, por lo que se estima necesaria una mamoplastia reductora o reducción de pecho que devuelva el equilibrio de tamaño entre las mamas y el resto del cuerpo.
  • Elevación de mamas: La elevación de mamas tiene como objetivo impedir la caída de aquellos senos flácidos y puede realizarse bien sin aumento de tamaño o bien combinándola con una mamoplastia de aumento.
  • Liposucción. La liposucción tiene como objetivo la eliminación de los acúmulos de grasa localizados que se dan en ciertas partes del cuerpo y que no se consiguen hacer desaparecer ni con dieta ni con ejercicio.
  • Cambio de prótesis: A pesar de que su evolución es constante y de que, por consiguiente, su duración es cada vez mayor, las prótesis mamarias necesitan ser sustituidas cada cierto tiempo por una serie de circunstancias: posible rotura de las mismas, encapsulamientos protésicos o bien porque sencillamente la paciente desea realizar algún tipo de modificación de tamaño o forma.
  • Rinoplastia: Esta clase de operación quirúrgica se basa en corregir diferentes deformidades de la nariz. Cuando el paciente decide someterse a una intervención de rinoplastia, lo hace influido por una serie de razones de diversa índole que pueden atender a criterios estéticos pero también a criterios funcionales.
  • Otoplastia: Una intervención de otoplastia es toda aquella consistente en reparar posibles las deformidades de la oreja. Se trata de una de las cirugías más solicitadas en los niños, candidatos ideales para someterse a una de estas operaciones, aunque resulta también perfectamente apta para un paciente de edad adulta.
  • Blefaroplastia: La blefaroplastia es la cirugía destinada a impedir la caída de los párpados superiores y a evitar la formación de bolsas en los inferiores. Es decir, el objetivo fundamental en este caso no es otro que el de devolver la juventud a la mirada y a la expresión del rostro.
  • Aumento de glúteos: Puede llevarse a la práctica mediante dos procedimientos. Uno de los métodos para el aumento de glúteos sería mediante implantes. El otro, extrayendo -y depurando- grasa que le sobra a otras zonas corporales del paciente e inyectándosela después.
  • Labioplastia: La labioplastia ha evolucionado notablemente en los últimos años y se trata de una intervención que presenta una funcionalidad doble: por una parte se intenta restablecer el aspecto original de los labios menores mediante su reducción y, por otra, se pretende incrementar el volumen de los labios mayores.
  • Ginecomastia: Es una cirugía que consiste en detener el incremento de tamaño de las glándulas mamarias masculinas y en devolverlas a su estado natural. Este aumento suele originarse por diversas razones y en ocasiones causa trastornos emocionales o sociales al paciente.
  • Himenoplastia: El tema de la virginidad femenina resulta de importancia máxima según qué culturas, por lo cual muchas pacientes optan por someterse a una de estas intervenciones con el fin de reconstruir su himen.
  • Bichectomía: La bichectomía consiste en extraer tejidos grasos de las mejillas. Con su eliminación, decrece el volumen de las mismas y se logra una mayor estilización en el aspecto facial. Se trata, por lo tanto, de una intervención exclusivamente estética.
  • Abdominoplastia: Una abdominoplastia es aquella cirugía que persigue extraer grasa de la zona abdominal, retirar el exceso de piel y tensar los músculos de dicha zona para fortalecer el vientre y devolverle un aspecto más natural.

Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Murcia

(Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.