Rinoplastia en Cartagena

Clínica Himilce

Rinoplastia en Cartagena por 3.200 €
Hasta
el
10 dic

Consigue la nariz que deseas al mejor precio, gracias a BonoMédico

Con una rinoplastia en Cartagena podrás presumir de nariz, gracias a BonoMédico por solo 3.200 €, de la mano de cirujanos de prestigio en Clínica Himilce.

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica muy habitual que busca resolver problemas estéticos de la nariz, logrando la armonía en el rostro del paciente. Las personas indicadas para esta intervención son aquellas que buscan una mejoría y no la perfección absoluta en su rostro. Los resultados son excelentes y la cicatriz completamente imperceptible, normalmente oculta en el interior de las fosas nasales.

Si reservas tu bono de consulta en esta misma página, te llamaremos para darte cita en Clínica Himilce, donde estudiarán tu caso y resolverán todas tus dudas sin ningún compromiso. ¡No lo pienses más y consigue la nariz que quieres!

Centro

Clínica Himilce

Clínica Himilce

Centro médico garantizado

Clínica Himilce es un centro de referencia en Cartagena (Murcia), especializado en Obesidad y Estética, e integrado por profesionales con más de 10 años de experiencia y en constante formación. Cuenta con un equipo especializado en Cirugía Bariátrica, Cirugía Plástica y Medicina Estética, que le permite ofrecer tratamientos personalizados y de calidad en todos estos ámbitos.

En Himilce tienen como valor principal el cuidado de la salud y el bienestar de sus pacientes, mediante técnicas pioneras tanto en Cirugía de la Obesidad como en Estética. Así, son expertos en ver una solución donde otro ve solo un problema y, para ello, su equipo de profesionales hace lo posible por poner al alcance de todos sus pacientes los últimos y más avanzados tratamientos médicos.

En el ámbito de la Cirugía Bariátrica, en Clínica Himilce son conscientes de que la salud y la belleza se dan la mano, por lo que sus tratamientos abordan el problema de la obesidad desde un enfoque integral, con técnicas quirúrgicas avanzadas y ofrecienco un programa de adelgazamiento que continúa después del objetivo alcanzado, para que aprendas a cuidar tu cuerpo.

Además de esto, en Himilce son especialistas en Cirugía Plástica, con un amplio abanico de intervenciones para ayudarte a mejorar tu imagen como deseas.

 

Otras ofertas de Rinoplastia en la provincia de Murcia

Rinoplastia en Cartagena: más información

Una de las operaciones de cirugía estética que con mayor frecuencia se realizan es la rinoplastia, también llamada cirugía de nariz, cuyo objetivo es modificar la forma de la nariz, consiguiendo un resultado natural, acorde a la estética facial del paciente. Así, la rinoplastia en Cartagena puede aumentar o reducir el tamaño de la nariz y los orificios nasales, así como cambiar su forma.

Se trata de una cirugía a la que se puede recurrir tanto por motivos estéticos como por una cuestión de salud, de hecho, a pesar de que suele creerse que únicamente se hacen rinoplastias para mejorar la estética de la nariz, son muchas las personas que se someten a esta operación para solucionar alteraciones producidas por un traumatismo, corregir malformaciones congénitas o resolver trastornos respiratorios asociados a los orificios nasales. Dicho esto, hay que precisar que si con la cirugía de nariz se actúa sobre el tabique nasal, la intervención se llama rinoseptoplastia.

Rinoplastia en Cartagena

Cualquier persona puede ser candidata a una rinoplastia, siempre que tenga una edad mínima, un estado de salud óptimo y que no existan enfermedades que contraindiquen la cirugía. Además de esto, los médicos recuerdan que es muy importante que el paciente tenga una estabilidad psicológica adecuada en el momento que decide realizarse la operación de rinoplastia. Todas estas cuestiones serán evaluadas por el equipo médico como parte del preoperatorio.

La rinoplastia en Cartagena sirve para modificar la forma de la nariz y corregir problemas respiratorios.

La rinoplastia en Cartagena sirve para modificar la forma de la nariz y corregir problemas respiratorios.

En cuanto a la intervención en sí misma, esta se realizará en un quirófano con todas las garantías médicas. Puesto que es una cirugía importante, lo normal es que se realice bajo anestesia general, únicamente en algunos caso se utiliza anestesia local y algún tipo de sedación. También hay que decir que, previo a la operación, el cirujano llevará a cabo un minucioso examen médico, con la finalidad de determinar cuál es la mejor forma de proceder en cada caso particular.

En concreto, la rinoplastia se realiza mediante una serie de incisiones practicadas en el interior de la nariz, lo que hace que no queden cicatrices visibles en la cara. De esta manera, tanto la nariz, como el hueso y el cartílago se modifican hasta obtener el resultado deseado por el paciente.

Al finalizar la intervención, cuya duración está entre 1 y 2 horas aproximadamente, el cirujano colocará una escayola para proteger la nariz y para que esta se mantenga en la forma deseada, además, en el interior de los orificios se ponen unos taponamientos nasales, para así controlar posibles hemorragias.

La escayola se retirará una vez haya pasado la primera semana o los primeros 10 días. Es muy importante evitar realizar esfuerzos después de la operación y tener cuidado con la exposición al sol, aunque siempre es habitual que el paciente sienta dolor, que aunque no suele ser muy intenso, sí puede resultar molesto, por lo que el médico prescribirá el uso de analgésicos y antiinflamatorios

Antes y después de la cirugía de nariz hay que seguir las indicaciones del cirujano.

Antes y después de la cirugía de nariz hay que seguir las indicaciones del cirujano.

La satisfacción de quienes se han sometido a una rinoplastia en Cartagena es bastante elevada, puesto que se trata de una cirugía con unos resultados muy buenos, que consiguen mejorar autoestima y seguridad de la persona, como consecuencia de que la estética de la nariz y de la cara en su conjunto se ven más bonitas, con un aspecto natural. Sí hay que precisar que, cuando se retire la escayola, el aspecto de la nariz irá mejorando día a día progresivamente.

Antes y después de la cirugía

Son muchos los mitos que existen en torno a esta operación, por ello, en este artículo trataremos de aclarar algunas cuestiones relavantes. La principal ventaja de la cirugía de nariz es que, si se realiza correctamente, suele generar un impacto muy positivo en la autoestima del paciente.

Ahora bien, para que esto sea así y esté asegurado un resultado satisfactorio, la persona no puede ponerse en manos de cualquier cirujano, sino que debe acudir a un profesional altamente cualificado y de confianza. Por tanto, lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de someterse a esta intervención, es el cirujano plástico al que se va a acudir, ya que la rinoplastia en Cartagena requiere de la pericia de un cirujano con experiencia para que los resultados sean satisfactorios y permanentes, y los riesgos los mínimos.

También hay que saber que, como ocurre con la inmensa mayoría de las cirugías de carácter estético, la rinoplastia no está cubierta por la Seguridad Social, por lo que el precio del proceso quirúrgico deberá ser cubierto en su totalidad por el paciente. 

En primer lugar, la realización de una rinoplastia en Cartagena requiere de una preparación previa que reduzca las probabilidades de que aparezcan complicaciones durante la operación o después de esta. Como parte del preoperatorio, quien se va a someter a la cirugía de nariz debe informar al médico sobre su estado de salud (si hay enfermedades previas o actuales), sus expectativas, si ha existido consumo de sustancias tóxicas como la cocaína, etc. Además, deberá seguir todas y cada una de las indicaciones que el cirujano le haga, tanto con carácter previo a la intervención como posteriormente.

Preparación para la rinoplastia en Cartagena

Como ya se ha dicho antes, contar con un buen cirujano garantiza que la preparación, la cirugía y el postoperatorio tengan un alto porcentaje de éxito. Este dará una serie de instrucciones que deben cumplirse antes de someterse a la operación. Las principales son las siguientes:

  • No comer ni beber después de la medianoche anterior a la rinoplastia.
  • Si el paciente es fumador, deberá dejar de fumar antes de la intervención, para no poner en riesgo la recuperación de los tejidos tras la rinoplastia en Cartagena. Esto es así porque, a todos los efectos nocivos que el tabaco tiene para la salud, hay que sumar que fumar pone en serio riesgo el flujo y el riego sanguíneo de la piel, esto quiere decir que falta oxígeno para la cicatrización de las heridas, lo que puede provocar necrosis (muerte) en la piel.
  • Tampoco se aconseja consumir alcohol durante la semana anterior a la operación, puesto que está comprobado que esto también interfiere en el correcto proceso de cicatrización.
  • Es probable que el cirujano prescriba un tratamiento homeopático, consistente en tomar hierbas que contribuyen a minimizar inflamaciones o hematomas. Asimismo, se puede recetar esteroides para reducir la hinchazón inicial tras la cirugía.
  • También se puede recomendar tomar algún complemento de vitamina C, para mejorar la coagulación y cicatrización.

Las recomendaciones y consejos de los cirujanos plásticos dependerán de cada médico, y también de las características propias de los pacientes.

Recuperación tras una rinoplastia

Una vez que haya pasado la operación de nariz, para que la recuperación del paciente se produzca en el mínimo tiempo necesario y sin que interfiera ningún tipo de complicación fuera del proceso quirúrgico habitual, también habrá que seguir una serie de recomendaciones que hará el cirujano. Entre las incidencias que con más frecuencia se pueden producir en el postoperatorio de la rinoplastia en Cartagena, se pueden citar las siguientes: 

La paciencia es algo fundamental cuando alguien se somete a una rinoplastia en Cartagena.

La paciencia es algo fundamental cuando alguien se somete a una rinoplastia en Cartagena.

  • La paciencia es fundamental cuando alguien se somete a una cirugía de nariz. Lo más normal es que la persona esté nerviosa y ansiosa por ver su nariz nueva, pero debe saber que los resultados nunca son inmediatos, sino que el aspecto irá mejorando día a día. No será hasta después de un año aproximadamente cuando el resultado se podrá apreciar por completo.
  • Durante las primeras 24 horas, el paciente tendrá bastantes dificultades para respirar con normalidad por la nariz. Esto es algo completamente normal que debe saberse para no asustarse y que se debe a que las fosas nasales estarán tapadas (la nariz se rellena para evitar el sangrado y reducir la inflamación).
  • También es normal que haya dolor y molestias, que intentarán controlarse con analgésicos. La mayoría de los pacientes pueden dejar de tomar estos fármacos durante las primeras 48 horas tras la operación.
  • Sentir náuseas o tener vómitos tras la cirugía es también habitual. Esto desaparecerá pasadas unas horas tras la rinoplastia.
  • Los puntos de sutura se quitarán pasados unos días (los que indique el cirujano).
  • Por su parte, el yeso que protege el tabique nasal se quitará, normalmente, después de la primera semana. En ese momento, la nariz aún estará inflamada, pero poco a poco la hinchazón irá bajando y pasadas unas dos semanas, prácticamente habrá desaparecido. En ese momento será cuando se pueda retirar todo lo que hay dentro de las fosas nasales.
  • En algunas ocasiones, para ayudar a proteger la nariz una vez que se haya retirado el yeso y para mantener la forma durante la cicatrización, el cirujano puede colocar una férula sobre la parte externa de la nariz. También se puede instalar una férula más suave dentro de las fosas, para ayudar a la cicatrización interna.
  • El 85% de la inflamación habrá desaparecido después de un mes, pero todavía quedará una leve hinchazón que puede tardar más de un año en bajar. Es por eso por lo que se recomienda esperar al mejor un año para someterse a cualquier revisión médica tras la rinoplastia.

Candidato ideal para una rinoplastia

Es completamente imprescindible que la nariz haya completado su crecimiento para poder realizarse una rinoplastia. Es importante hacer esta aclaración, puesto que la rinoplastia en Cartagena es una operación de cirugía estética muy 'popular' entre los jóvenes, quienes deben ser conscientes de los riesgos de la intervención y tener unas expectativas realistas. Por eso, también es muy importante dejarse aconsejar por un buen cirujano plástico, para saber si esta cirugía ofrecerá los resultados estéticos que se persiguen y cuándo podrían verse.

En relación con esto, prácticamente todos los médicos recomiendan esperar a tener la mayoría de edad para someterse a esta intervención quirúrgica o, al menor, no hacerlo antes de los 16 años, cuando se estima que el cuerpo ha completado su desarrollo.

El cirujano hará un examen físico y psicológico al paciente para comprobar que es un buen candidato a la rinoplastia en Cartagena.

El cirujano hará un examen físico y psicológico al paciente para comprobar que es un buen candidato a la rinoplastia en Cartagena.

Para comprobar si el paciente es un buen candidato a una rinoplastia, tanto desde el punto vista físico como psicológico y emocional, el cirujano valorará varios aspectos durante las primeras visitas a su consulta. Así, entre otros, la persona que quiera someterse a esta operación deberá reunir los siguientes requisitos:

  • Haber completado el crecimiento facial.
  • Tener buena salud, físicamente.
  • No fumar.
  • Tener metas realistas en cuanto a la mejoría de la apariencia.

Además de los requisitos antes enumerados, también se tienen que tener en cuenta otros aspectos relacionados con los diferentes perfiles nasales a la hora de considerar a alguien un candidato ideal para una rinoplastia en Cartagena. Estos son:

  • Una nariz demasiado grande o pequeña, de manera que quede desproporcionada en relación con el resto del rostro.
  • Tener el puente nasal muy prominente.
  • Una nariz excesivamente ancha.
  • La presencia de fosas nasales desiguales, caídas, sobresalientes o amplias.
  • Tener las fosas nasales demasiado anchas o muy estrechas.
  • La nariz torcida, es decir, fuera de ángulo.
  • El tabique nasal desviado.
  • Problemas respiratorios exclusivamente debidos a defectos en la nariz.

Que el crecimiento facial se haya completado es uno de los requisitos fundamentales que debe cumplir una persona que quiera someterse a una cirugía de nariz o rinoplastia.

Con frecuencia, en el 80% de los casos, las personas que se animan a operarse la nariz lo hacen por el deseo de cambiar sus rasgos faciales y hacerlos más proporcionales. El resto de quienes se someten a esta cirugía, lo hacen porque arrastran desde siempre problemas respiratorios relacionados con la nariz, o porque han sufrido algún tipo de traumatismo o lesión que les lleva a tener problemas para respirar.

Precio de la rinoplastia

Por último, se debe hacer alusión al precio de la rinoplastia en Cartagena, pues este es uno de los asuntos que más interés suscita y una de las preguntas frecuentes. En relación con esto, lo primero que debe tenerse en cuenta es que, como se ha apuntado al inicio de este artículo, el coste de esta cirugía tendrá que ser asumido por el paciente, ya que es una operación que difícilmente estará cubierta por la Sanidad pública (ya que su fin suele ser estético).

Ofrecer un precio aproximado para una rinoplastia no es fácil, ya que depende de múltiples factores, como los gastos del quirófano o los honorarios del cirujano plástico. También influye el tipo de anestesia que se utilice y el periodo de hospitalización que el paciente necesite.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.