Otorrinolaringólogos en Málaga

Los mejores especialistas médicos

Laringitis aguda y Laringitis crónica: síntomas, tratamiento y remedios caseros.

Laringitis aguda y Laringitis crónica: síntomas, tratamiento y remedios caseros.

Con la llegada del frío uno de los procesos más comunes en las consultas de los otorrinos de Málaga es la laringitis o inflamación de la laringe que afecta a un elevado porcentaje de población, tanto adultos como niños. La laringe es un órgano que se encuentra al principio del aparato respiratorio cuya función principal es regular la entrada del aire desde la laringe hasta la tráquea. En dicho órgano se ubican las cuerdas vocales, cuya inflamación o hinchazón provoca la llamada laringitis. Cuando esta inflamación tiene una duración media de cinco o seis días, se denomina laringitis aguda y si el proceso inflamatorio perdura durante más de dos semanas se denomina laringitis crónica.

El origen vírico de esta patología es la causa más frecuente de su aparición de la laringitis aguda asociada a procesos gripales y resfriados. Las que tienen este origen son muy contagiosas ya que se transmiten a través de la respiración (estornudos, mucosidades o tos). Otra causa frecuente suele ser el sobreesfuerzo vocal.

Las laringitis crónicas suelen estar asociadas a la exposición continuada a factores externos tales como alcohol, tabaco y otras sustancias irritantes.

Las manifestaciones o síntomas más frecuentes de esta enfermedad son muy diversos aunque siempre afecta directamente a las cuerdas vocales y, en consecuencia, a la voz en mayor o menor medida ya que puede suponer desde una variación del tono de voz hasta la afonía total.

El otorrinolaringólogo también señala como síntomas asociados a esta patología los episodios de dolor de garganta, fiebre, tos, dificultad al tragar comida y en casos más graves dificultades respiratorias. Estos síntomas se suelen ver agravados cuando por causas laborales o descuido del enfermo se sigue forzando la voz de manera continuada por lo que una de las primeras recomendaciones es dejar reposar la voz los días suficientes hasta que se recupere. En casos de inflamación severa se acude al tratamiento con corticoides para rebajar dicha inflamación. Si su origen está asociado a un proceso gripal, se aplican los medicamentos destinados a ese proceso ya que con su desaparición, suele mejorar o finalizar la laringitis que se padece como efecto secundario.

También es muy frecuente acudir a remedios caseros de todo tipo que atenúan los síntomas. Remedios tales como aspirar vapores de eucalipto, gárgaras con miel y limón o proteger la garganta con paños calientes. Estos remedios pueden suavizar algo esta sintomatología pero rara vez son del todo eficaces. No son nocivos en ningún caso por lo que intentarlos antes de una medicación puede ser una actitud razonable.

Tuberculosis Laríngea

Tuberculosis Laríngea

Existe una afectación miliar aguda muy similar a la descrita para la faringe (al igual que en ella salvo pequeños nodulitos la enfermedad es difusa). Respecto a la forma tardía de tuberculosis hay diferentes teorías entre los otorrinos de Málaga que intentan explicar la afectación laríngea, pues mientras que la tuberculosis traqueal, por ejemplo, es muy rara de ver, la tuberculosis laríngea es relativamente frecuente, sobre todo en sujetos con tuberculosis pulmonar; hay dos teorías principales:

  1. Contacto directo del esputo bacilífero con una zona laríngea; sería especialmente explicativo de las lesiones en la comisura posterior, pues el acumulo de secreciones favorecen los accesos de tos y estos producen pequeñas irritaciones traumáticas a ese nivel.
  2. Difusión linfática; explicaría por qué las lesiones se suelen encontrar en la misma hemilaringe de la zona donde existen mayores lesiones pulmonares.

Desde el punto de vista clínico existen dos formas fundamentales:

  1. Infiltro-ulcerada: existen lesiones tanto a nivel de las cuerdas vocales (adoptando la forma de lesión única en una cuerda), epiglotis y región posterior de la laringe (especialmente espacio interaritenoideo). La clínica depende de la localización pero fundamentalmente es disfonía (si el tamaño de la lesión es suficientemente grande puede acompañarse de disnea), y finalmente puede aparecer dolor, cuando la lesión alcanza el pericondrio y el cartílago, pero hoy día este no suele verse. El estado general del enfermo es el de una tuberculosis pulmonar: febrícula, astenia... Por laringoscopia indirecta el otorrino en Málaga observa una lesión infiltrativas en mucosa, de aspecto rojizo, que más tarde va a exulcerarse. Sin embargo, la forma fundamental de llegar al diagnóstico es después de una biopsia, pues suele confundirse con el cáncer de laringe y al realizar el estudio anatomopatológico se descubre que es una tuberculosis; posteriormente se realiza la baciloscopia seriada.
  2. Lúpica: se trata de la extensión del lupus nasal a la faringe y después a la laringe; actualmente es excepcional. Es una forma menos evolutiva y más de aspecto tumoral. Su importancia radica en las lesiones cicatriciales que dejan alteraciones funcionales.

Sífilis laríngea: Es extraordinariamente infrecuente pues cuando aparece se trata siempre de una sífilis terciaria. Son lesiones normalmente únicas, de aspecto pseudotumoral, con ulceraciones profundas pero no dolorosas.

Rinoescleroma: Suele comenzar a nivel de las fosas nasales producido por el bacilo de FRISCH, originando unas lesiones granulomatosas que luego bajan hacia faringe y laringe. Suele localizarse a nivel de la región subglótica, pudiendo llegar a producir disnea precedida de un periodo de disfonía.

Pseudotumores de laringe: es un tipo especial de laringitis en la que el edema se localiza en el corion mucoso en vez de epitelio y que nunca se malignizan. Si el edema de corion es muy circunscrito hablamos de nódulo; si algo más grande, de pólipo, y si se encuentra extendido por toda la zona tenemos el edema de Reincke. Como cabe suponer, es difícil delimitar el punto en que acaba un grado y comienza el siguiente. Junto al edema pueden aparecer otras lesiones. En ocasiones hay cierto grado de infiltrado celular que tiende a organizarse y puede similar un fibroma. Otras, se producen fenómenos de neoformación vascular y similar un angioma. Análogamente puede predominar el componente glandular y parecer un adenoma. En definitiva, el otorrino en Málaga lo puede confundir con muchos tumores verdaderos por las variedades anatomopatológicas que puede presentar, y sin embargo, el origen es puramente inflamatorio que cursa con evoluciones diferentes.

Nódulo: Es una pequeña tumoración como la cabeza de un alfiler que se localiza en la unión del 1/3 superior con los 2/3 inferiores de las cuerdas vocales. En la mayoría de los casos son bilaterales y durante la fonación contactan, se les llama nódulos kissing. Se da en personas jóvenes, incluso niños, pero lo más frecuente es en sujetos entre los 18 y 40-50 años. Son personas que siempre abusan o usan mal su voz: se les llama nódulos de los cantantes. Sin embargo, se dan poco en profesionales del canto lírico (pues saben cantar y no fuerzan la voz) y sí mucho más en voces no cultivadas: maestros, vendedores ambulantes, locutores de radio... personas muy nerviosas, muy gritadoras y que hablan muy deprisa. Predomina en el sexo femenino. Esos abusos de la voz conducen primero a una paresia de los músculos de las cuerdas vocales: el músculo se incurva pero la zona más anterior es más "perezosa" y no contacta con igual eficacia. En esta fase no hay todavía formación pseudotumoral, el sujeto sólo acusa fatiga vocal. El sujeto nota que le falla la voz y la fuerza más todavía, se crea un auténtico círculo vicioso. Finalmente acusa una verdadera disfonía que al final de la jornada de trabajo es ya una auténtica afonía, le falta completamente la voz. Durante los fines de semana y las vacaciones mejora mucho. Hay diversas teorías que intentan explicar la formación de los nódulos:

  • Teoría del callo: para algunos otorrinos de Málaga la paresia de los músculos tensores y abductores de la laringe favorecería el contacto repetido de una zona de las cuerdas vocales, y en ese punto, se formaría un auténtico callo. Los estudios histológicos mostraron que no era así (no existe hiperplasia ni queratosis del epitelio).
  • Teoría de las fibras transversales: los autores franceses aseguraban que las fibras musculares de las cuerdas vocales eran de disposición transversales, de manera que posible el desgarro o rotura de alguna de las mismas y a ese nivel se formaría una pequeña bolsa de edema. No explicaba por qué el nódulo se formaba en todos los sujetos en el mismo sitio y, además, se comprobó que, salvo en el extremo de las cuerdas vocales en la que la disposición de las fibras el algo oblicua, en el resto de las mismas las fibras son perfectamente longitudinales.
  • Teoría de la Charnela: es la más aceptada y sostiene el distinto origen embriológico del 1/3 anterior respecto a los 2/3 posteriores de las cuerdas vocales, ello condiciona una mala vascularización a nivel de la zona de unión lo que, sumado a la paresia muscular, favorece la formación de una pequeña bolsa de edema. El nódulo requiere siempre tratamiento ortofónico (reeducar la voz) bajo un profesor especializado (logopeda). Si el nódulo es reciente esto, junto a algunos corticoides, basta para curarlo. El problema es que muchas veces el individuo no puede asistir a estos centros (la primera fase del tratamiento dura 15-20 días) por problemas laborales o estos ni siquiera existen; en tal caso se recomienda el reposo vocal citado en las formas crónicas y algún corticoide; si esto se puede combinar con unas vacaciones mucho mejor. Si el nódulo es ya antiguo y está fibrosado será precios extirparlo quirúrgicamente, teniendo siempre cuidado de no lesionar el ligamente vocal porque dejaríamos una disfonía yatrogénica para toda la vida (se produciría una cicatriz que retraería la cuerda). Por ello se hace una técnica microquirúrgica y bajo anestesia general. Posteriormente será necesario tratamiento ortofónico.

Pólipo: Histológicamente es igual al nódulo, pero su tamaño es mayor. La localización es la misma pero el pólipo suele ser unilateral. También coinciden en los factores etiológicos pero aquí cobran mayor importancia los de tipo irritativo: alcohol y tabaco, por lo que son más frecuentes en el hombre que en la mujer. La disfonía que provocan tiene una característica peculiar: a veces cuelgan a través de las cuerdas vocales y se alojan en la región subglótica, no ocasionando obstrucción ni disfonía, hasta que un esfuerzo de la voz o un golpe de tos lo desaloja de allí y lo coloca entre ambas cuerdas vocales., lo que origina una típica disfonía hasta que se vuelve a colocar debajo.

Edema de Reincke: Se diferencia del anterior en que es de mayor extensión pues se localiza a lo largo de toda la cuerda en el espacio de Reincke (es un espacio virtual que se encuentra entre el ligamento vocal y la mucosa. La exploración muestra un edema de conformación ondulada, generalmente bilateral, que es bastante translúcido y vibra durante la fonación. Clínicamente el sujeto presenta una disfonía, hablan con un tono metálico de la voz.

Otras alteraciones de ascpecto tumoral

Abcesos: Hoy día no se ven. Antes eran frecuentes en la fiebre tifoidea y otras enfermedades infecciosas. Cuando se presentan pueden ocasionar molestias fonatorias, respiratorias y a la deglución.

Laringocele: Es una dilatación aérea del ventrículo de Morgagni. Hay 2 tipos fundamentales de laringocele:

  • Laringocele interno: está circunscrito a los límites de la laringe, siempre por dentro de la membrana tirohioidea. Se manifiesta como una formación blanda, cubierta de mucosa.
  • Laringocele externo: se presenta como una masa quística en la superficie lateral de la membrana tirohiodea, unida al ventrículo por un estrecho conducto permeable. Aparece como una masa redondeada a nivel del cuello, no bien delimitada, compresible (se ve pero no se palpa), y que aumenta al realizar esfuerzos (levantar un peso, etc...).

En ocasiones puede obstruirse la abertura del laringocele convirtiéndose en una cavidad cerrada predispuesta a la infección. Los otorrinos de Málaga hablan de laringopiocele cuando ya se ha establecido una colección supurada en su interior.

Especialistas relacionados: otorrinolaringólogos en Málaga

(Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

NombreDirecciónTeléfono

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.