Operación por artroscopia de cadera con prótesis en Madrid

Centro en estudio en Madrid

Operación por artroscopia de cadera con prótesis en Madrid
Muy pronto

Corrige problemas articulares con un método novedoso

La operación de artroscopia de cadera en Madrid se basa en el tratamiento de las lesiones que se hayan producido en la articulación de la cadera evitando la cirugía abierta, realizándola a través de una avanzada técnica quirúrgica que resulta mínimamente invasiva.

Dicha técnica consistiría en la utilización de una videocámara, junto con el resto del instrumental necesario en la cirugía, a través de una pequeña incisión que se realiza en la piel. Además de su eficacia, la artroscopia de cadera tiene la ventaja de tener un postoperatorio bastante más corto y con menos complicaciones, al ser una cirugía bastante menos agresiva.

BonoMédico cuenta con los mejores y más experimentados especialistas que harán de tu operación de artroscopia de cadera en Madrid todo un éxito. ¡Y al mejor precio!

Si te interesa conocer cuándo estará disponible esta oferta, contacta con nosotros y te avisaremos.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica y estudio previo
  • Anestesia epidural o general
  • Artroscopia de cadera

No incluye

  • Posibles complicaciones fuera del proceso médico normal.

Operación por artroscopia de cadera con prótesis en Madrid: más información

La artroscopia de cadera en Madrid

Es un tipo de intervención mediante la que se reparan las articulaciones de las caderas. La artroscopia de cadera en Madrid está recomendada para extraer huesos o restos de cartílagos que causen dolor, entre otros síntomas de la artrosis de cadera como los siguientes:

  • La aparición de un pinzamiento en la zona de la cadera.
  • La persistencia de un problema que tras la medicación no se ha podido resolver.
  • Examinar el aspecto del líquido sinovial, de la membrana sinovial y el cartílago de la cabeza femoral.
  • La cavidad del cotilo.
  • Analizar el aspecto del hueso femoral.
  • Examinar el ligamento que una femoral y cotilo.

Postoperatorio

La artroscopia de cadera en Madrid es una cirugía recomendada para tratar la artrosis en esta articulación.

La artroscopia de cadera en Madrid es una cirugía recomendada para tratar la artrosis en esta articulación.

Tras la intervención, se aconseja el reposo para favorecer el cierre de las incisiones. Las molestias deberían desaparecer tras la práctica de la técnica, aunque pueden llegar a perdurar a lo largo de hasta tres meses. Los riesgos de la intervención coinciden con los que pueden aparecer en cualquier técnica que emplee anestesia, entre otros:

  • Reacciones alérgicas hacia la anestesia u otros medicamentos.
  • Daños en cartílagos o ligamentos. Son poco frecuentes debido al requerimiento de precisión y experiencia de las que debe disponer el especialista que realice la artroscopia.
  • Daños en arterias o venas -igual de poco probables-.

La intervención

La operación de artroscopia de cadera en Madrid se realiza con la finalidad de examinar o tratar la articulación de la cadera sin requerir grandes intervenciones o cirugías abiertas. Para ello, se realizan pequeñas incisiones en la piel que se encuentra alrededor de esta zona para introducir una minúscula cámara denominada artroscopio. Este instrumento está formado por una lente y una luz que facilita la visión del especialista a través de la articulación de la cadera, por lo que podrá analizar la presencia de algún tipo de daño o enfermedad en la composición ósea.

La intervención de artroscopia de cadera en Madrid permite al cirujano tratar la articulación dañada por la artrosis sin tener que realizar una cirugía abierta.

Además, una vez valorada la situación, el experto se valdrá de los diminutos cortes realizados para introducir, si resulta necesario, otro tipo de elementos que le ayudarán en la reparación de cartílago o tejidos dañados. Además de ofrecernos exitosos resultados, este tipo de intervenciones nos aseguran una mínima invasión y una rápida recuperación, ya que en la mayoría de los casos se emplea anestesia raquídea o epidural.

La cadera

Situada en la intersección entre la pierna y el tronco, la cadera es la articulación encargada de unir el fémur y hueso ilíaco de la pelvis con la parte posterior de la nalga. Si bien su papel es imprescindible para la realización del movimiento de flexión y rotación del cuerpo, también es una zona sensible a infecciones y lesiones a nivel del cartílago. 

Además de la de cadera, también se puede padecer artrosis de cuello, de rodilla o columna, entre otras.

Además de la de cadera, también se puede padecer artrosis de cuello, de rodilla o columna, entre otras.

Es símbolo, también, de feminidad y fertilidad. Lo afirma la ancestral ciencia del feng shui, en la que predominan las líneas curvadas que proyectan una energía más armónica y provocativa. También lo avalan los estudios, al afirmar que las mujeres de anchas caderas son más inteligentes, ya que en esta zona acumulan omega 3 que interviene en el correcto desarrollo del cerebro.

Dolor en la cadera

Una cadera sana es difícil dañarla. De hecho, se requiere bastante fuerza para ello, pero los deportes pueden llegar a incidir en su deterioro y en la aparición de determinadas lesiones que acaben por requerir una artroscopia de cadera en Madrid. Entre ellas, pueden aparecer las siguientes:

  1. Distensiones.
  2. Bursitis.
  3. Dislocaciones.
  4. Fracturas.

Una vez que aparece dolor o molestias, puede sentirse en la misma articulación o en los alrededores -por ejemplo, en zonas como la ingle, muslo o rodilla-. Las causas principales que producen este dolor pueden estar generadas por problemas en huesos o cartílagos derivados de un golpe, caída o desgaste.

Hay varios problemas que pueden causar dolor en la cadera, como la artritis, una fractura, una infección en la articulación, distensión muscular, entre otras alteraciones.

Señalamos los principales factores que causan dolor en esta articulación y que pueden hacer necesaria una artroscopia de cadera en Madrid:

  • Fracturas de cadera. Aparecen a lo grande, ya que vienen acompañadas de un intenso dolor y son más frecuentes conforme avanza la edad de la persona que las padece, ya que los huesos se debilitan y las caídas se vuelven más propicias.
  • Infección en huesos o articulaciones. Causadas por hongos o bacterias que, de forma inicial, afectan a la piel y músculos próximos a los huesos y que, con el tiempo, inciden en la zona ósea. Son las personas diabéticas, que reciben tratamiento de hemodiálisis, el grupo de personas más afectado por este tipo de infecciones. Además de dolor, la persona afectada puede llegar a sentir escalofríos, fiebre e inflamación y enrojecimiento de la zona afectada. Especial atención requerirá la aparición de los últimos síntomas, ya que se acentúa la gravedad. 
  • La artroscopia de cadera en Madrid es un procedimiento más habitual en personas mayores.

    La artroscopia de cadera en Madrid es un procedimiento más habitual en personas mayores.

    Osteonecrosis de cadera, es decir, necrosis por falta de riego sanguíneo en el hueso. 
  • Artritis. Con más frecuencia en la parte delantera del muslo o en la ingle.
  • Ruptura del rodete glenoideo.
  • Bursitis o dolor al incorporarse de una silla, al echar a andar, subir escaleras o conducir. También existe la bursitis de pie.
  • Distensión de los músculos isquiotibiales.
  • Síndrome del tracto iliotibial.
  • Distensión muscular del flexor de la cadera.
  • Síndrome de pinzamiento de la cadera.
  • Distensión muscular de la ingle.
  • Síndrome de cadera en resorte.

Recomendaciones para aliviar el dolor de cadera

Este tipo de dolores causados por alteraciones en la articulación de la cadera pueden sentirse más como unas molestias en la zona de la espalda que en la propia cadera. Prevenirlos antes que curar con una artroscopia de cadera en Madrid, siempre será beneficioso para la salud, ya que incidiremos en el aumento de nuestra calidad de vida y, en este sentido, podemos potenciar la disminución de estas molestias desde casa:

  • Evitar actividades con las que sintamos que aumenta el dolor o la molestia.
  • Cuanto antes, consulte con su médico los medicamentos que puede tomar -como, por ejemplo, analgésicos de venta libre-.
  • A la hora de dormir, se recomienda tumbarse sobre el lado que no le duele o el que menores molestias le produce y utilizar una almohada entre las piernas. En el caso de que sean ambos los lados que le produzcan molestias, intente descansar boca arriba.
  • Acuda a un nutricionista en el caso de que padezca de sobrepeso. Este le recomendará una dieta adaptada a sus necesidades y características, además de la práctica de ejercicios que no dañen sus caderas.
  • En la medida de lo posible, se aconseja no permanecer largas horas de pie para evitar continuas presiones en las articulaciones y, en el momento en el que se produzca el descanso, hacerlo sobre una superficie suave y acolchada.
  • Para calzarse, mejor optar por cómodos zapatos sin tacón.

El ejercicio físico ayuda

Si realiza una actividad física de forma rutinaria, se recomienda tener en cuenta los siguientes factores con la finalidad de evitar el dolor de cadera que puede aparecer con la práctica de determinados movimientos: 

Realizar ejercicio con frecuencia ayuda a prevenir la artrosis y a evitar la artroscopia de cadera en Madrid.

Realizar ejercicio con frecuencia ayuda a prevenir la artrosis y a evitar la artroscopia de cadera en Madrid.

  • Un requisito indispensable es calentar los músculos del cuerpo previamente a la sesión y un estiramiento posterior.
  • En la medida de lo posible, evitar correr cuesta abajo.
  • Se aconseja, antes que correr, montar en bici o nadar.
  • Elija un correcto calzado para la práctica de ejercicio.
  • Se recomienda disminuir la cantidad de ejercicio que se realiza.
  • Antes de la realización de cualquier deporte, consulte al especialista si sufre de artritis o algún tipo de lesión en la cadera.

Acudir al especialista

Si bien ante molestias y dolores en la zona de la cadera podemos poner en marcha las recomendaciones citadas y la toma de diversos fármacos que palien sus efectos, existen casos en los que se intensifica el desarrollo de la enfermedad y podría resultar requisito ineludible la consulta al especialista, para que haga un diagnóstico y valore si se requiere una artroscopia de cadera en Madrid.

Si las molestias causadas por la artrosis se intensifican incluso cuando se están tomando fármacos, habrá que acudir a un especialista cuanto antes.

Se recomienda acudir al médico en el caso de que su dolor de cadera haya aparecido tras una caída o lesión importante; en el caso de que identifique cierta deformidad en la cadera, hematoma más excesivo de lo normal o sangrado; se encuentra inmóvil desde la cadera hacia abajo o no puede coger peso alguno en la pierna.

Otro tipo de factores que no debería obviar y que requieren de consulta médica son:

  1. Persistencia del dolor tras una semana de tratamiento en casa.
  2. Aparición de fiebre o erupción en la piel.
  3. Dolor repentino en cadera y anemia drepanocítica.
  4. Dolor en ambos lados de la cadera, incluidas las articulaciones.

Artrosis de cadera

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa causada por el desgaste de las articulaciones, es decir, por el deterioro de la parte que recubre los extremos de los huesos y que permiten el movimiento. Se pueden producir muchos tipos de artrosis: en el cuello, columna, hombro, rodilla, mano, etc.

En este sentido, uno de los principales responsables del correcto funcionamiento articular es el cartílago de las articulaciones, encargado de servir de superficie de amortiguación y deslizamiento entre conexiones óseas. En el momento en el que por el desgaste se produzca la desaparición de los cartílagos, llegará el incipiente dolor. 

La artrosis de cadera es una enfermedad provocada por el desgaste de la estructura ósea y suele guardar relación con la edad.

La artrosis de cadera es una enfermedad provocada por el desgaste de la estructura ósea y suele guardar relación con la edad.

La artrosis es otra de las causas por las que se realiza una artroscopia de cadera en Madrid, ya que inciden en la incapacidad funcional del paciente causándole incluso algún grado de invalidez que lo limite en la realización de sus prácticas diarias.

Al respecto, la Sociedad Española de Reumatología estima que este tipo de dolencias afecta al 43% de la población y es más frecuente entre el género femenino, siendo las personas de mayor edad las más afectadas. Entre sus causas, podemos resaltar las siguientes:

  • Sobrecarga de presión sobre el cartílago que puede llegar a provocar fisuras en su superficie y posterior pérdida de tejido.
  • Aparición de determinadas proteínas responsables de la eliminación de colágeno y proteoglicanos, componentes del cartílago.

La forma en la que se manifiesta la artrosis puede ser muy diversa y suele desarrollarse con el paso del tiempo. Los factores más frecuentes son dolor articular, limitación de movimientos, crujidos o derrame articular. Uno de sus síntomas más extremos es la rigidez o deformidad articular.

Una de las mayores preocupaciones de las personas que sufren artrosis es la aparición de dolor. Este se presenta por etapas. Si bien en las primeras fases de la enfermedad el dolor se intensifica con el movimiento y se relaja con el reposo, el desarrollo de la artrosis incide en un aumento de dolor que no cesa ni con el descanso. Aunque esta molestia no es constante. Las personas con artritis pueden llegar a permanecer largos períodos de tiempo sin sentir dolor alguno.

La aparición de dolor en las articulaciones es uno de los síntomas más habituales de la enfermedad de artrosis en la cadera, columna, manos, rodillas, etc.

Una dieta sana y equilibrada, como puede ser la dieta mediterránea, y la rutinaria práctica de ejercicio son las principales claves para prevenir el desarrollo de esta enfermedad. Es recomendable evitar todo aquello que contribuya a lesionar las articulaciones, como el sobrepeso, movimientos repetitivos, posturas inadecuadas en el trabajo o calzado, entre otros.

Asimismo, se recomienda -bajo supervisión de un fisioterapeuta- la realización de una tabla de ejercicios personalizada y adaptada a las características de la persona. Será el reumatólogo el encargado de señalar en cada caso el tratamiento adecuado para aliviar el dolor. En casos graves cabe la posibilidad de que el experto le recomiende la cirugía protésica de artroscopia de cadera en Madrid.

La artrosis de cadera en jóvenes

Como se ha dicho a lo largo de este artículo, la artrosis es una enfermedad más propia de personas de edad avanzada, ya que suele producirse por el desgaste del paso del tiempo que sufren las articulaciones y las estructura óseas. Sin embargo, esto no quiere decir que los jóvenes estén libres de padecer este tipo de patologías.

En el caso de la artrosis de cadera, el choque femoroacetabular es la causa más frecuente por la que pacientes menores de 40 años pueden sufrirla. Se trata de un pinzamiento de la articulación que provoca un continuo roce del cartílago con el hueso. Se calcula que aproximadamente un 15% de la población puede padecer este problema, especialmente entre quienes practican mucho deporte o tuvieron una actividad física importante durante su juventud.

Muchas de estas personas sufren dolores articulares propios de la artrosis sin haber sido diagnosticados nunca de esta enfermedad, lo cual, retrasa y resta eficacia al tratamiento con artroscopia de rodilla en Madrid.

Causas y síntomas

Las causas genéticas o los traumatismos deportivos son algunas de las causas que pueden dar lugar a deformidades en la pelvis y fémur, los dos huesos que conforman la cadera, y que pueden acabar dañando el cartílago. 

Hay muchos pacientes que sufren dolores propios de la artrosis de cadera y que no están diagnosticados porque confunden los síntomas con otras patologías.

El dolor es el principal síntoma de esta enfermedad que lleva a quienes la sufren a someterse a una artroscopia de cadera en Madrid. Este dolor se manifiesta con mayor intensidad en la zona de la ingle y se prolonga en el tiempo. Suele ser un dolor constante, más frecuente por las noches, que con el tiempo se intensifica y se complica, dificultando la movilidad y elasticidad de la articulación. 

En cuanto al diagnóstico, es importante subrayar que acudir al médico cuando aparezcan los primeros síntomas ayuda a prevenir la complicación de la artrosis y a que la artroscopia de cadera sea más satisfactoria.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Hacer un diagnóstico acertado de la artrosis de cadera es relativamente fácil, pues hay una serie de pruebas que ayudan a diferenciar esta enfermedad de otros trastornos que afectan a los huesos, como la osteoporosis o algunos problemas de espalda (como la lumbalgia, la hernia discal o la ciática...) que también pueden ser responsables del dolor intenso que se traslada a la zona de la cadera y la pierna.

Una de estas pruebas es el denominado test de impingement, que consiste en flexionar la rodilla unos 90º y hacer una rotación interna de la cadera. No obstante, la principal pueba de dianóstico que a la vez constituye un tratamiento es la artroscopia de cadera en Madrid. También es recomendable realizar una resonancia mágnética, TAC o radiografías.

Montar en bicicleta es una de las actividades físicas más recomendadas para la artrosis.

Montar en bicicleta es una de las actividades físicas más recomendadas para la artrosis.

En concreto, la artroscopia de cadera se lleva a cabo introduciendo una cámara en la articulación para poder observar de primera mano, directamente desde el interior, la situación de la articulación.A través de este procedimiento se pueden mejorar los síntomas y detener el avance de la lesión del cartílago, sobre todo cuando se tratan de pacientes menores de 40 años, con lo que la artroscopia de cadera en Madrid es un método que permite prevenir la aparición de la enfermedad de artrosis.

¿Qué deportes se pueden practicar con artrosis?

La artrosis de cadera puede llegar a dificultar la realización de tareas cotidianas y de la actividad física más básica: caminar. Pero los especialistas insisten en que esto no debe ser motivo para resignarse a no moverse, sino que lo aconsejable es continuar con un ejercico moderado para fortalecer los músculos y articulaciones.

Así, hay algunos deportes que ayudan a aliviar los síntomas de la artrosis y que contribuyen al envejecimiento activo, al tratarse de prácticas deportivas que no necesitan de mucha fuerza o de movimientos muy bruscos.

Pilates

Este método es idóneo para ejercitar todo el cuerpo con movimientos controlados y suaves. Lo recomendable es contar con la ayuda de un entrenador que conozca la enfermedad para que pueda especificar una tabla de ejercicios que beneficien a cada tipo de artrosis.

Natación

Los beneficios de la natación para la salud y el bienestar en general son de sobra conocidos. En el agua, el cuerpo pesa hasta un 90% menos, por lo que los movimientos son mucho más sencillos. Al ejercitar a las articulaciones en el agua, el impacto que estas reciben es mucho menor. Además de la natación, también se pueden realizar otros deportes acuáticos como el aquagym.

Tai-Chi

Se trata de una clase de artes marciales que persigue alcanzar el equilibrio físico y mental de quien lo practica. Por eso, está recomendado para mejorar la salud de las articulaciones en general, y de la cadera en particular.

La natación y el Nordic Walking son otros dos deportes recomendados tras una artroscopia de cadera en Madrid.

La natación y el Nordic Walking son otros dos deportes recomendados tras una artroscopia de cadera en Madrid.

Nordic Walking

El Nordic Walking o 'marcha nórdica' es un deporte en expansión, cada vez más habitual entre los españoles aficionados al senderismo. Básicamente consiste en caminar con la ayuda de dos bastones, similares a los utilizados para esquiar. Andar a diario es uno de los ejercicios más completos para fortalecer los músculos y articulaciones, y lo que los bastones de la técnica del Nordic Walcking aporta es una mejor distribución del peso a lo largo del cuerpo, con lo que la presión sobre las piernas o la cadera se minimiza.

Montar en bicicleta

El ciclismo es otro de los deportes más completos que hay. Además, tiene la ventaja de que se puede incorporar con facilidad a la vida diaria siendo, por ejemplo, un medio de transporte para ir al trabajo. Tanto si se utiliza para pasear, para desplazarse o si se hace como un deporte estático, la bicicleta fortalece las articulaciones con un movimiento de bajo impacto.

Yoga

Este deporte permite trabajar el equilibrio, la posición y la meditación. Aglutina ejercicio físico y mental, y ayuda a la relajación de los músculos.

Riesgos de la artroscopia de cadera en Madrid

La Medicina es un ámbito en constante renovación y los avances en las técnicas quirúrgicas permiten reducir los riesgos y posibles complicaciones.

La artroscopia de cadera en Madrid es un procedimiento mínimamente invasivo y sin muchos riesgos para el paciente. Aún así, es importante que la persona que se va a someter a esta intevención conozca algunos de los problemas a los que se puede enfrentar. En este sentido, además de las complicaciones derivadas de la anestesia, la artroscopia incluye riesgos propios como los siguientes: 

Para fortalecer las articulaciones, los especialistas también recomiendan hacer yoga.

Para fortalecer las articulaciones, los especialistas también recomiendan hacer yoga.

  • Sangrado en la articulación de la cadera.
  • Formación de coágulos de sangre.
  • Daños en el cartílago o ligamientos presentes en la cadera.
  • Lesiones en los vasos sanguíneos o nervios.
  • Rigidez en la articulación.
  • Infección en la articulación.

Pronóstico después de la artroscopia de cadera

Una vez que se ha llevado a cabo la artroscopia de cadera, el paciente será derivado a la consulta de un fisioterapia que le ayude en la rehabilitación con un programa de ejercicios.

Es probable que haya que utilizar muletas durante unas semanas (de 2 a 6 semanas) y se deberán tomar ciertas precauciones como, por ejemplo, no apoyar el peso del cuerpo sobre la parte de la cadera que ha sido operada hasta que no hayan pasado al menos 7 días.

Después de ese tiempo se podrán poco a poco ir normalizando los movimientos. Sobre la vuelta al trabajo, el médico es quien dirá cuándo puede regresar a su vida laboral tras una artroscopia de cadera en Madrid.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Centros relacionados: traumatólogos en Madrid

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Especialistas relacionados: traumatólogos en Madrid

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.