Expertos en atención a mayores

El valor de los mejores cuidados en buena compañía

contacta con nosotros
Las mejores residencias de ancianos en Madrid

Explícanos qué necesitas,
te ayudamos a elegir tu residencia.

Te ayudamos a elegir el centro

Estudiamos tus necesidades y te recomendaremos el centro que mejor se adapte a ti. Nuestro asesoramiento es gratuito.

Reservamos tu cita en la residencia

Podrás visitarla el día y hora que quieras.
Sin compromiso

Llámanos o envía un whatsapp

Rellena este cuestionario y te llamaremos con la mejor opción para ti o tu familiar.

Residencias de ancianos en Madrid

Residencias de ancianos en Madrid

 

En las últimas dos décadas se ha creado una importante red pública de centros asistenciales para la tercera edad en España compuesta básicamente por residencias y viviendas públicas y privadas. Las residencias de ancianos de Madrid deben ofrecer unas condiciones mínimas en sus infraestructuras para garantizar que sean funcionales (por ejemplo, en los cuartos de baño) y puedan ofrecer los diferentes servicios de una manera integral, así como disponer de equipos y materiales ergonómicos y contar con personal profesional especializado en geriatría, como psicólogos. Dentro de cada residencia se deberá lograr un ambiente relajado con la adecuada interacción con los residentes, con los familiares y entre ellos mismos (no es inusual el nacimiento de nuevas relaciones entre residentes y que estos vuelvan a rehacer su vida), así como una buena comunicación, y procurarse un envejecimiento activo, con terapias ocupacionales y acceso a las nuevas tecnologías. Conseguir una convivencia armoniosa permite que las personas se sientan cómodas viviendo en el centro. 

Un anciano escribiendo

Un anciano escribiendo

Las residencias para mayores son de tres tipos:

  • Residencias para mayores válidos.
  • Residencias para mayores asistidos.
  • Residencia para mayores mixta.

Las residencias de ancianos de Madrid deberán contar con un reglamento interno que tanto los profesionales como los residentes deben cumplir para un correcto funcionamiento. En este sentido, en los últimos años la actualización y mejora de las residencias no se han limitado a mejorar las infraestructuras sino que también se orientan a garantizar una atención integral de los residentes, con especial atención a los cuidados que ofrecen los profesionales, para lo que es esencial una valoración geriátrica integral. Y es que la adaptación de las residencias de tercera edad a las necesidades de la sociedad del siglo XXI debe estar orientada de trasladar la teoría a la práctica en los procesos de atención y mejora continua en el funcionamiento de los centros, donde se adapte la dinámica organizativa a la satisfacción de los internos ofreciendo sistemas de gestión que garantizan la mejora constante de la calidad en los servicios. Las residencias de ancianos en Madrid deben presentar los siguientes requisitos generales, que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir la mejor residencia:

  • Cumplir con todo el ordenamiento jurídico vigente.
  • Adaptar las infraestructuras de modo que estas no presenten obstáculos ni barreras para el libre desplazamiento de los usuarios.
  • Mantener las instalaciones, así como todo el mobiliario y equipos, en óptimas condiciones.
  • La ubicación de la residencia debe estar en un lugar seguro y salubre.
  • El edificio debe mantener diferenciadas cada una de sus partes y cada sección debe estar comunicada con las demás.
  • Los edificios utilizados para las personas de la tercera edad deberían edificarse exclusivamente en locales de planta baja o primer piso, aunque muchas veces resulta imposible y, si constan de varias plantas, deben tener acceso por medio de escales amplias y ascensores.
  • La ubicación del edificio debe ser estratégica, tener acceso a los servicios públicos y a todas las instalaciones que se necesiten en determinados casos.

La residencia de ancianos en Madrid debe contar, como mínimo, con las siguientes subdivisiones:

  • Administración.
  • Enfermería.
  • Habitaciones.
  • Comedor.
  • Salas para estancias de día.
  • Servicios sanitarios.
  • Centro de recogida de desechos.

Además debe contar con:

  • Cocina.
  • Lavandería.
  • Servicios de mantenimiento.
  • Divisiones complementarias.
  • Sala de terapia.
  • Rehabilitación.
 

Documentos para la persona que se alojará en la residencia

Las personas que se vayan a alojar en el centro así como sus familiares deben contar con la siguiente documentación:

Reglamento interno de la institución: este reglamento debe ser leído tanto por el usuario así como por los familiares antes de aceptar el ingreso en la residencia. El reglamento debe expresar las condiciones de admisión, condiciones económicas, derechos, deberes así como el sistema de visitas y participación en la residencia, posibilidad de tener animales de compañía, etc.

Contrato: Al igual que el documento anterior debe ser leído por el usuario y su familia antes de firmarlo. El contenido de este no debe ser diferente al del reglamento y debe dejar por escrito todos los acuerdos entre ambas partes.

Precios: Los precios deben estar expuestos en un tablón de anuncios. Se deben presentar los precios con y sin IVA, así como la tipología y número de vacantes en la residencia y los servicios que incluye la cuota mensual.

Hojas de reclamaciones: Estas hojas deben estar expuestas en el tablón de anuncios y deben contar con hojas a disposición de los usuarios, además deben facilitarse a los usuarios cuando así lo soliciten.

Entre las infraestructuras y servicios profesionales que no deben faltar en las residencias de ancianos de Madrid se encuentran:

Unidad de terapia ocupacional: unidad que se encarga de la creación de hábitos laborales, formativos o actividades socio-culturales de cada residente, vacaciones, actividades de voluntariado, asistencia a balnearios, etc. La residencia deberá de contar con un número de terapeutas ocupacionales o educadores suficiente en función del número de residentes. Asimismo, se destinará una sala con un mínimo de 16 metros cuadrados y espacio suficiente para que los usuarios asistan a las actividades de convivencia. Las terapias ocupacionales tienen el objetivo de crear hábitos laborales que tengan un enfoque social y cultural destinado a las características de los residentes. Las terapias deben ofrecerse en una sala especial y capacitada para dicha actividad, contar con un espacio suficiente para todas las personas que recibirán la terapia y las funciones que desempeñarán.

Unidad de mantenimiento: Orientada a las labores de conservación en buen estado de las instalaciones y enseres del centro. Dicha unidad deberá de contar con equipo necesario y personal capacitado para la ejecución de sus tareas asignadas.

Unidad de rehabilitación: Está unidad está destinada a facilitar al residente una recuperación rápida en caso de sufrir alguna fractura o de padecer alguna enfermedad como la artritis, ya que son patologías que necesitan de fisioterapia para mejorar la salud. La unidad de rehabilitación deberá de tener un local exclusivo con el equipo necesario para el buen desempeño de sus tareas con espacio suficiente en relación al número de usuarios. En ningún caso este local debe ser inferior a 16 metros cuadrados. El área contará con ventilación natural suficiente y estará equipado con los aparatos apropiados para su función rehabilitadora. Cada tratamiento de rehabilitación deberá ser prescrito y controlado por un médico y serán realizados por personal profesional con la especialización en fisioterapia. También deberá existir una ficha personal con el tratamiento y la evolución de cada paciente la cual deberá firmar el médico responsable y se incorporará al expediente del residente.

Unidad de tanatorio: De igual forma, deberán disponer de una dependencia exclusiva, sin calefacción y con ventilación natural, para uso de velatorio y un local anexo para los familiares. En caso de fallecimiento las residencias de ancianos de Madrid deben contar con personal encargado de las normas higiénicas para la manipulación y traslado de cadáveres. Deberá cumplirse con el protocolo del centro en caso de fallecimientos donde se documentará el diagnostico, tratamiento y la causa de la muerte firmada por un médico, el cual será entregado a los familiares de los residentes.

Las escaleras de los edificios de más de una planta deben contar con ciertas características que determina la Administración competente en cada caso:

  • Deben contar con una anchura determinada entre cada apoyo.
  • La huella de los peldaños debe tener las dimensiones mínimas sin contar con la parte que corresponde a la proyección de la grada superior.
  • La contrahuella debe tener una altura mínima y máxima.
  • Todos los pisos o suelos del edificio debe ser antideslizante.
  • No deben existir bordes o peldaños entre huella y contrahuella para evitar que se den tropiezos.
  • Todos los desniveles que sean más altos de una determinada altura (aprox. 60 centímetros) deberán contar con sujeciones físicas como barandas de apoyo.

Prevención y evacuación en casos de incendios

Cartel usado para señalizar una salida de emergencia

Cartel usado para señalizar una salida de emergencia

El centro debe disponer de un plan de prevención de incendios que haya sido elaborado por técnicos homologados, que tenga el visado de un Colegio Oficial correspondiente y que además sea probada la efectividad de dicho plan. Debe contar con un sistema de iluminación y señalización de emergencia. Todos los residentes y familiares deben tener acceso al plan de evacuación de la residencia, y este plan debe constar con la siguiente documentación:

  • Contar con la normativa escrita, donde el personal de la residencia conozca los riesgos en casos de incendios, así como de los medios de extinción existentes, las vías de evacuación y las instrucciones que el personal debe seguir en caso de una emergencia.
  • Se deben instalar los carteles o gráficos de evacuación en cada habitación que estarán colocados cerca de las puertas de salida y además deben reflejar claramente las vías de evacuación desde la habitación donde están ubicados. También deben señalar los medios de extinción y los puntos de mayor riesgo.
  • Deben estar escritas las normas o las medidas que deben tomar los usuarios en caso de emergencia y estas deben estar colocadas a lado de los gráficos indicados en el punto anterior.

La copia del Proyecto de Prevención de Incendios y la copia del plan de evacuación deberá ser remitido a la Administración de control de riesgos laborales competente y así quedará en la institución la constancia de dicha documentación. Siempre debe garantizarse la evacuación de los usuarios, y los itinerarios de evacuación deben estar libres de obstáculos en todo momento. Todas las puertas de salida de las residencias de ancianos de Madrid deben contar con un sistema de apertura sencillo, que no dependa de un sistema eléctrico y no deben verse afectadas u obstruidas en caso de emergencia.

 

Reglas de funcionamiento interno

Además de las infraestructuras y áreas que no pueden faltar en las residencias de ancianos, existen otros aspectos que los profesionales de las residencias deberán cumplir en sus tareas diarias para ofrecer un servicio óptimo a los residentes. Las actividades de la vida diaria de los residentes son competencia de varios profesionales ya que la persona mayor, por su avanzada edad y faceta senil (por ejemplo, alguna de las clases de demencia senil o alzhéimer), atraviesa por numerosos cuadros patológicos, crónicos y agudos, (artritis, artrosis, ya sea de cadera o de columna, fibromialgia, pérdidas de audición, o de visión, ictus, etc.) así como también por diversas situaciones sociales, psicológicas, que requieren de especial atención profesional de diferentes disciplinas. Así por ejemplo, un cuadro de anemia puede deberse a una mala alimentación o a una anorexia secundaria a una astenia distímica, o haya que tener una alimentación especial para evitar algunas enfermedades. Ambos diagnósticos pueden determinar su origen en aspectos biológicos o cognitivos, pero el tratamiento y solución al problema requerirá la complementariedad de terapias y resultados de varios especialistas, así como las pruebas diagnósticas (análisis, tests de sangre oculta, etc.) pertinentes.

Las actividades de la vida diaria que realiza la persona mayor en la residencia muchas veces son como un espejo de lo que hace día con día y cuando hay alteraciones en su cotidianidad se percibe rápidamente. El abordaje debe ser multidisciplinario e interdisciplinar, por esa razón deben describirse las disciplinas profesionales que se ocupan del cuidado de la persona mayor.

La higiene personal, el vestido, la alimentación son tareas que el ser humano realiza de forma cotidiana y cuando deja de hacerlas el residente por sus propios medios supone un mayor o menor grado de discapacidad (pérdida de función), lo que conlleva una pérdida de autonomía en la persona. Para que los residentes realicen sus actividades diarias y mantengan su autonomía en las residencias de ancianos de Madrid se ponen en marcha de forma coordinada gran número de programas que trabajan las habilidades de las distintas áreas funcionales de la persona y en este sentido:

La residencia debe promover al máximo la autonomía funcional y personal del residente, respetando los derechos a la intimidad y la privacidad. El profesional debe informar siempre a la persona de la actividad que se va a llevar a cabo. Por ejemplo, cuando vaya a darle un baño deberá informarle de lo que van hacer e ir describiendo paso a paso la actividad. De igual forma, si hay dos profesionales atendiendo al paciente deben de evitar hablar de otros temas mientras le están dando los cuidados, porque la persona se sentirá incómoda.

Debe conseguir un ambiente de confianza en el que los residentes tengan el control de la situación, es decir, que perciban que son ellos mismos los que tienen autonomía en su vida, y que sus acciones son las que determinan los resultados diarios y, por tanto, sus logros o méritos no dependen de otros. Los profesionales deben tomar en cuenta la opinión de los residentes para que eso los haga sentirse respetados y valorados.

Deben tratar al residente respetando su personalidad, ya que hará que sienta que tiene autonomía, la cual no la perderá, incluso cuando ya no pueda tomar decisiones por sí mismo, pero serán sus familiares o un tutor legal asignado quienes lo harán por esa persona.

La alimentación: una actividad diaria que requiere cuidados de varios profesionales. El acto de comer supone un deleite para la gran mayoría y es un medio de interacción social porque al comer con otras personas la comunicación fluye libremente. La alimentación es algo vital para la persona, no cabe ninguna duda que "comer es un placer", pero en la edad avanzada, a veces se puede llegar a perder el apetito. El objetivo de todo profesional en las residencias de ancianos de Madrid será tratar de prevenir, intervenir o recuperar cualquier aspecto que influya de forma negativa en la alimentación del residente, al mismo tiempo que aseguraran un estado nutritivo óptimo. En este sentido son imprescindibles unas precauciones básicas:

La dieta variada y saludable es fundamental

La dieta variada y saludable es fundamental

  • Un entorno adecuado, sin ruidos, con luz suficiente, íntimo, buena temperatura y una decoración atractiva en toda su superficie.
  • La persona encargada de preparar los alimentos deberá de hacer atractiva la comida, con buena presentación y adecuada secuencia de platos.
  • Respetar el tiempo necesario que requiera el residente para comer. No hay que violar ese derecho.
  • Romper con la monotonía. Se puede preparar un menú variado e incluso se debe tomar en cuenta la opinión de los residentes sobre lo que les gustaría comer. Las fechas como festivos y domingos pueden ser ideales para degustar un plato especial.

Otros requisitos según el tipo de residencia

Residencias para mayores válidos. Son centros destinados a la atención social para personas mayores, que tienen la capacidad de valerse por ellas mismas para realizar todas las actividades cotidianas de la vida diaria pero que por algún tipo de circunstancias no pueden residir en su propio domicilio. Las residencias no deben tener obstáculos que impidan la libre movilidad de los usuarios, también deben contar con ascensores cuando el edificio es de dos plantas o más. La residencia debe garantizar los cuidados y vigilancia del estado de salud de la persona que ahí resida, y el personal debe estar capacitado para brindar dichas funciones.

Residencia para mayores asistida. Este tipo de residencias son destinadas a brindar asistencia social a las personas mayores que tienen algún tipo de minusvalía física o psicológica que requiere cuidado ordinario o una atención especial de enfermería o de cuidados médicos (por ejemplo, ante una úlcera por presión o para prevenirla). La residencia debe contar con personal capacitado para realizar las tareas de cuidado y atención individual a cada uno de los residentes del centro. Además la residencia debe garantizar la vigilancia médica que se requiere para el cuidado de la salud, así como para el control y tratamiento de las personas que lo necesitan por parte del personal especializado. También la vigilancia para prevenir las salidas involuntarias.

Residencia para mayores mixta. Es una residencia destinada a la atención de personas mayores que pueden realizar la mayor parte de sus actividades cotidianas ya que pueden valerse por sí mismas, y que además cuentan con una división para la atención de personas afectadas por un nivel de minusvalía física o psicológica. Las personas que estén contratadas en el centro para realizar los cuidados de los internos deben poseer la titulación adecuada para garantizar el cuidado de la salud y vigilar médicamente todos los procesos y terapias existentes.

 

Protocolo de acogida de residentes

Con el protocolo de acogida en las residencias de ancianos se intenta conseguir la total integración del residente en cada centro, así como la implicación de su familia para conseguir el mejor estado anímico del residente y además lograr un entorno casi familiar en el que el residente y su familia estén muy cómodos.

Siempre se diferencian dos tipos de acogida distintas según el factor cognitivo de cada persona residente, y por tanto se diferencian dos tipos:

  1. Residente que no tiene deterioro cognitivo alguno o deterioro cognitivo leve.
  2. Residente que sí tiene un deterioro cognitivo importante

Este protocolo está pensado y va dirigido a los residentes y a sus familiares.

1- RESIDENTES SIN DETERIORO COGNITIVO O CON UN DETERIORO LEVE

Fase pre-ingreso o primera entrevista. Se diferencian dos fases en la primera entrevista:

Primera fase: Lo principal es obtener la máxima información del futuro residente y de su familia. Hay que dirigirse al nuevo residente para que efectúe su presentación y además también nos presente a su familia. Nos comente los motivos de su ingreso en una residencia de ancianos y todas las circunstancias de la decisión de ingresar en la residencia. El personal del centro siempre tendrá una posición de escucha activa intentando realizar preguntas muy abiertas con las que el residente informe de todo lo que se quiera saber. Hay que intentar que la familia participe, pero nunca el futuro residente puede pasar a un segundo plano, para evitar malos entendidos debido a las diferentes opiniones que puedan existir entre los familiares.

Es muy fundamental observar la comunicación verbal y la no verbal del residente mediante una actitud de observación permanente.

Hay que conseguir crear un ambiente agradable en esa primera entrevista, que no se interrumpa con llamadas u otras visitas, logrando un espacio de intimidad que permita la mejor comunicación posible entre el residente y la persona del centro que lo atiende en ese primer día y realiza el ingreso.

Debe explicarse a su familia que normalmente es necesario un periodo de adaptación de al menos 15 o 30 días. Debe insistirse en que el trato que se ofrece al residente, siempre será cordial y familiar. Siempre se llamará de usted al nuevo residente salvo que él mismo pida lo contrario.

Segunda fase: es muy importante explicar todo el funcionamiento de la residencia de ancianos y en especial detalles como:

  • Horario de visita de la familia y actividades con la misma.
  • Horarios de las comidas.
  • Dietas disponibles.
  • Detalle de todos los servicios que se ofrecen: lavandería, podología, peluquería y otros servicios adicionales.
  • Horarios de visita del médico.
  • Todas las actividades lúdicas previstas.
  • Ubicación del buzón de sugerencias y reclamaciones a disposición de residentes y familiares.
  • Organización de la higiene del residente.
  • Precio de la mensualidad.

La hoja de pre-ingreso debe reflejar la siguiente información:

  • Informes médicos acerca del historial sanitario del residente, la medicación que toma, fotocopia del DNI, fotocopia de la cartilla de la Seguridad Social.
  • Detalle de todos sus enseres y su ropa marcada.
  • Datos personales del residente.
  • Datos personales del familiar que será su responsable.
  • Teléfonos de contacto de los familiares.

Es importante advertir de la importancia de los objetos personales como las fotos. Siempre debe insistirse en que pueden pedir ayuda al personal del centro siempre que lo necesiten. La persona que realiza la entrevista enseñará todas las instalaciones del centro tanto al residente como a su familia. Tras cada visita se resolverán todas las dudas que puedan haber aparecido. Una vez resueltas, se fija una fecha para el ingreso.

Este primer contacto con el residente y su familia es fundamental para dar una buena imagen de la residencia y mejorar la relación futura del residente con el personal del centro.

Fase de ingreso: Llegado el día del ingreso debe darse una atención especial y muy personal al recién llegado. La familia debe ser muy consciente de que el residente se ha mudado a un nuevo domicilio y que la labor de su personal será conseguir que la estancia sea lo más agradable posible.

Debe insistirse en la enorme importancia que tiene para el residente recibir visitas de sus familiares y amigos, que normalmente pueden ir a comer al centro si avisan con tiempo.

La persona responsable del centro que les atienda durante el ingreso les recibe primero en su despacho, donde preguntará por el estado anímico del nuevo residente en los días anteriores al ingreso. Siempre se le asignará una persona encargada de tutelar su ingreso.

En este primer momento del ingreso siempre se revisa que aporta todo lo que se le ha pedido y de que esté todo correcto. Si está todo bien, se firmará el contrato y se facilita a los familiares el reglamento de régimen interior además de una copia del contrato para su revisión con tranquilidad. Los familiares podrán preguntar cualquier duda que les surja sobre el contrato.

Se deben respetar todos los sentimientos y los recuerdos que puedan aparecer por la ansiedad que provoca esta nueva situación.

Una vez firmado el contrato, se les vuelve a mostrar las instalaciones, se presentará a los demás residentes y a todos los trabajadores del centro encargados de su cuidado.

Una vez hechas todas las presentaciones se acompañará al nuevo residente y su familia a la habitación que se le haya asignado, y si es compartida se le presentará primero a su compañero/a de habitación. Una vez presentados se les dejará solos en la habitación para que puedan ordenar todos sus objetos personales.

2- RESIDENTES CON DETERIORO COGNITIVO

Si existe deterioro cognitivo cambia totalmente el trabajo a realizar en el centro, ya que toda la información necesaria será aportada solamente por la familia que será la única que puede tomar cualquier decisión sobre el cuidado del residente.

  • Fase preingreso: debido a sus limitaciones el residente no podrá estar presente en la primera entrevista y su familia deberá proporcionar toda la información sobre su situación. Toda la fase del pre-ingreso se llevará a cabo igual que con una persona sin deterioro cognitivo pero hablando solo con la familia en lugar de con el residente.
  • Fase de ingreso: En el momento del ingreso siempre se presentará el personal al residente y si fuera posible se le pedirá que nos presente a toda su familia. Esta pequeña prueba nos dará información acerca del nivel cognitivo que esa persona tiene. También nos dará una orientación acerca de qué tipo de comunicación verbal podremos utilizar con él.

Las conversaciones deben utilizar frases muy cortas y claras y siempre con un tono de voz muy suave. Como a todos los demás residentes se le tratará siempre de usted y por su nombre.

El resto del proceso de acogida en la residencia de ancianos de Madrid será idéntico al de un residente sin deterioro cognitivo.

Tras el ingreso siempre se realiza una exploración física para evaluar su estado general y se concertará una cita con el médico en un plazo máximo de 24 horas.

En el momento del ingreso, el centro debe tomar los siguientes datos:

  • Datos personales.
  • Datos médicos y sanitarios como las enfermedades que padece y haya padecido, las alergias, la medicación que toma, las posibles necesidades de atención en la enfermería y si tiene alguna limitación en su dieta diaria.
  • Se valorará su independencia o dependencia funcional.

En las primeras semanas siempre se realiza la valoración inicial que debe incluir:

  • La valoración acerca de su dependencia o independencia en su desarrollo de las actividades de la vida diaria.
  • Su valoración cognitiva.
  • Su evaluación psicomotora
  • Análisis de la existencia del riesgo de úlceras.
  • Una ficha con todos sus datos de necesidades de enfermería.
  • Una ficha con sus datos funcionales físicos.
  • Una ficha con la valoración de su capacidad para relacionarse.
  • Análisis de su actitud y su motivación para participar las actividades de la residencia.

Los primeros días en el centro son siempre los más importantes para el nuevo residente. En esos días siempre debe sentirse escuchado, bien acompañado y muy querido. Cada día se debe mantener una pequeña conversación para detectar sus inquietudes, necesidades, posibles quejas o simplemente sentirse atendido. En estas pequeñas charlas se le pregunta por sus aficiones, qué le gusta hacer y se le debe informar de todas las actividades programadas en el centro, animándolo a participar en ellas.

Antes de que transcurran los dos primeros meses siempre se realiza un plan de atención personalizado de cada residente, que comprenda todas las disciplinas, fijando objetivos claros y creando una planificación de todas las actuaciones con el residente.

Se debe insistir a la familia de la necesidad de mantener un contacto por teléfono lo más frecuente posible, para que sienta muy cerca a su familia. Ese contacto siempre se facilita en todo lo posible y también se facilitará mantener el contacto con todos sus amigos y vecinos, que siempre podrán acudir verle al centro y a disfrutar de un buen rato con ellos, incluso comer juntos y salir a pasear fuera del centro.

Se planificará un régimen de visitas de los responsables del centro con los familiares para mantenerles informados del estado general del residente. También es muy importante conocer cómo están viviendo los familiares esta situación, y por tanto es muy importante escucharlos, intentar entender todos sus problemas que tengan que ver con el residente, ya que conocerlos permitirá mejorar la relación y un mejor cuidado de su familiar.

Siempre debe mantenerse informados a los familiares de todas las actividades que se realicen como fiestas y actividades extras a las que serán invitados.

Es importante conocer la opinión de los residentes y de los familiares mediante la realización de encuestas con los residentes sin deterioro cognitivo o deterioro cognitivo leve y con los familiares si se trata de residentes con deterioro cognitivo grave.

Pasado el primer año debe realizarse la evaluación de todos los objetivos planificados, también debe hacerse un nuevo estudio cognitivo, emocional y funcional para analizar la evolución del residente y en función de los datos analizados fijar nuevos objetivos con todas las actuaciones necesarias.

Todos los centros y residencias de ancianos seleccionados por BonoMédico garantizan a sus residentes un servicio de la mayor calidad al mejor precio. Seguridad y tranquilidad garantizadas tanto para el residentes como para sus familiares. Se esfuerzan a diario en mejorar numerosos aspectos de su funcionamiento. 

Las residencias seleccionadas cumplen y en muchos casos exceden con las normativa vigente en las siguientes materias: 

SIN BARRERAS ARQUITECTONICAS: Adaptación de las barreras arquitectónicas a las limitaciones físicas de sus residentes, con amplios espacios en pasillos, escaleras, ascensores, baños y habitaciones. Con esta adaptación se garantiza la máxima accesibilidad.

CONFORT CLIMÁTICO: Climatización de todas las habitaciones y zonas comunes.

SEGURIDAD: Máxima seguridad con elementos de protección en baños y camas, pasamanos en pasillos y ascensores, timbres de aviso y llamada, suelos antideslizantes en baños y pasillos.

SEÑALIZACIÓN: Adecuada señalización en todo el centro con carteles y avisos en todas las zonas comunes que ayuden a la correcta orientación de los residentes que lo necesiten.

AUTONOMÍA: Promoción y mantenimiento de la total autonomía física de los residentes.

ATENCIÓN SANITARIA: Control y seguimiento de las necesidades médicas y sanitarias de los residentes.

ATENCIÓN EMOCIONAL: Control y seguimiento de las necesidades afectivas de los residentes.

TERAPIA OCUPACIONAL: Desarrollo de programas de desarrollo personal con especial dedicación a programas de terapia ocupacional.

SERVICIOS BÁSICOS: Servicios básicos del centro

  • Alojamiento en habitación individual o doble.

  • Asistencia personalizada en las tareas de aseo, higiene y cuidado personal.

  • Dietas personalizadas adaptadas a las necesidades de cada residente.

  • Servicio de limpieza y lavandería.

SERVICIOS MÉDICOS: Servicios médicos y sanitarios del centro 

  • Valoración médica integral y personalizada.

  • Servicio continuado de enfermería.

  • Servicio de atención médica.

  • Servicio de farmacología.

  • Seguimiento de los tratamientos farmacológicos de los residentes.

  • Servicios de fisioterapia y rehabilitación con salas de rehabilitación y gimnasio.

ATENCIÓN INTEGRAL: Atención integral a los residentes 

  • Servicios religiosos.

  • Ayuda en la tramitación de documentación y obtención de ayudas.

  • Programas de ayuda psicológica.

  • Programas individualizados de estimulación cognitiva, lenguaje y memoria. 

  • Programas de terapia ocupacional.

  • Numerosas actividades de ocio.

  • Servicio de peluquería.

  • Servicio de podología.

  • Cafetería (no disponible en todos los centros)

  • Excursiones programadas y adaptadas a las necesidades de los residentes.

  • Actividades en periodo navideño (villancicos, belenes, comidas especiales)

 

Principios básicos que rigen la actividad de las residencias de ancianos seleccionadas por Bonomédico:

  • Se esfuerzan cada día en mejorar la satisfacción de sus residentes y sus familiares.

  • Planifican a corto y medio plazo la atención prestada a cada residente revisándola a medida que vaya envejeciendo o a medida que se vaya produciendo su deterioro físico o mental.

  • Todos los profesionales de las residencias de ancianos intentan ofrecer la máxima calidad en los servicios que presta cada uno: dirección, personal de administración y recepción, vigilancia nocturna, el personal sanitario, los cuidadores, personal de cocina, personal de limpieza, etc.

  • Tienen implantados diversos protocolos de funcionamiento que rigen la vida de la residencia como son el protocolo de acogida, de hospitalización, de salidas del centro, de funcionamiento en centros de día, de conductas agresivas, etc.

  • Aumentar los servicios prestados al residente: intentan añadir servicios en la medida de sus posibilidades como ampliar horarios de visitas, aumentar las excursiones, etc.

  • Valoración y respeto de la individualidad de cada residente con detalles como la personalización de la decoración de las habitaciones, adaptación del menú, libertad de horarios de entrada y salida para los residentes válidos,etc.

  • Formación continua de todos los empleados siempre orientada a un mejor servicio y atención de los residentes.

ENCUESTAS DE SATISFACCIÓN A LOS RESIDENTES: Se presta especial atención a los aspectos que suelen ser los mejor valorados en las encuestas de satisfacción de residentes como los siguientes:

  • Horario de entrada y salida de residentes sin limitaciones

  • Que el centro permita optar entre habitación individual o doble.

  • Libertad para recibir visitas de los familiares en la habitación.

  • Autorización a los residentes para personalizar su habitación con objetos personales como cuadros, fotos, espejos.

  • Posibilidad de elegir el menú de las comidas.

  • Un amplio catálogo de actividades: excursiones, pintura, ejercicio físico, taller de baile.

  • Libertad para salir de la residencia con carácter temporal para visitar a la familia o realizar un viaje.

Protocolo de ingreso en las residencias de ancianos

La sociedad actual en la que los horarios de trabajo son difíciles de compaginar con la familia, el cuidado de los hijos y también el de los abuelos hacen necesario poder recurrir a residencias de ancianos en el caso de que necesitemos atender de forma adecuada a nuestros mayores. La decisión de tener que ingresar a un padre, madre o abuelo en una residencia de ancianos entraña muchas emociones de culpa y de abandono. Pero lejos de esto, dichos centros son la mejor opción de la que podemos disponer para que los ancianos estén bien cuidados tanto a nivel de sanidad como personal. El conocer los protocolos que rigen el funcionamiento de estos centros y tener un mayor conocimiento y cercanía a ellos, tranquiliza mucho a los familiares de estas personas. A continuación expondremos estos protocolos que son necesarios para poder organizar la vida de estos ancianos y de sus familias.

Antes del ingreso en la residencia                                                    

Asistencia social

Existe un departamento de Asistencia social en estos centros geriátricos, donde el profesional (asistente social), habiendo sido informado de forma fehaciente de la entrada del nuevo residente o mayor, realizará una serie de trámites para que todo salga lo mejor posible. Dichos trámites serán:

  • Contactar con la persona mayor.
  • Contactar con la familia del nuevo residente o con sus responsables.
  • Si es necesario, visitará a la persona mayor en su casa.
  • Recopilará y guardará el historial médico, con todos los análisis del nuevo residente.
  • Aconsejará a la persona mayor a que lleve sus recuerdos personales más íntimos e importantes.

Se informará sobre cómo se encuentra la persona mayor investigando con otras fuentes sobre este tema. Para ello se realizará un escrito detallado en el que figuren los siguientes datos:

  • Biografía del nuevo residente con sus antecedentes familiares, personales, sociales, el lugar en el que trabajó, vivió, y todo sobre su vida pasada en general.
  • Situación actual en la que se encuentra esta persona.
  • Lugar o centro anterior del que ha venido.
  • El motivo por el que ingresa en esta institución.

Dicho escrito informativo constatará como se encuentra emocional y físicamente esta persona durante estos encuentros y reflejará de forma cuantitativa la capacidad que tiene para realizar sus labores diarias.

Posteriormente, se cerrará la hora y día en la que el nuevo residente ingresará tanto con él como con su familia.

Deberá hacerse todo con un mínimo de 72 horas de antelación. Todos los departamentos de la residencia estarán al tanto de la persona mayor al entregar el informe, la información que este tiene y la fecha y hora en la que ingresará.

Para terminar este apartado, señalar que el asistente social se ocupará personalmente de gestionar y organizar la ropa de la persona mayor donde aparecerá marcada el nombre de esta.

Otros departamentos de la residencia

Cuando los otros departamentos de la residencia tenga el informe que ha realizado el asistente social y conozcan su contenido se prepararán para recibir a esta nueva persona de la forma más adecuada.

El departamento de Enfermería, mediante su personal sanitario, enfermera o enfermero, informará a los demás profesionales de planta del ingreso de un nuevo residente y también de todos los datos que consideren importantes para que su bienvenida sea lo mejor posible.

Enfermero de la unidad

La primera cosa que hará será comprobar el estado de la habitación para que se encuentre en las mejores condiciones posibles para recibir a esta nueva persona: cama hecha, toallas limpias y en su lugar, jabón, etc.

A continuación se informará al residente que ocupe esa habitación que desde una fecha determinada tendrá un nuevo compañero de habitación.

Por otro lado, se encargará de selección a otro residente, que puede ser o no el compañero de habitación, para que le ayude durante los primeros días a conocer cómo funcional el centro.

Para terminar, seleccionará al ayudante que se encargará del nuevo residente durante las primeras horas en las que entre en contacto con esta situación.

El ingreso

Área de asistencia social

Este departamento recibirá en la entrada de la residencia a la nueva persona mayor que ingreso, así como a sus acompañantes.

Una vez se encuentre en el interior del centro irán al despacho del asistente social con el objetivo de completar los datos que falten así como recoger todos los informes médicos y mantener un corto diálogo tanto con el nuevo residente como con los familiares o responsables de éste.

Después se completa la ficha social con la información personal y número de teléfono de contacto de familiares y amigos más cercanos. También se guardarán la Cartilla de la Seguridad Social y el DNI y se harán las correspondientes fotocopias para que puedan disponer de ella en la planta.

Realizada todas estas gestiones, los familiares o acompañantes y el residente recibirán la denominada tarjeta de bienvenida.

Para terminar, el departamento de asistencia social solicitará la presencia del enfermero o enfermera para que dé la bienvenida y conozca al anciano y lo acompañe a su planta.

Llegada a la planta

Una vez en la planta, el enfermero realizará las presentaciones oportunas con el resto de profesionales (médicos, auxiliares, limpiadoras) informando al residente de cómo se llama cada uno, las tareas que realiza y dónde pueden localizarlo.

Posteriormente presentará al anciano a sus compañeros de habitación, de mesa y de planta.

Después de haber acompañado al nuevo residente a su habitación y éste haya podido ver la misma, tanto uno de los auxiliares como su familia colocarán su ropa en el armario. Gracias a esto se sabrá si el nuevo residente dispone de ropa suficiente y, en caso de que no sea así, se informará al asistente social para que actúe de la forma más inmediata posible.

Antes de que entre el nuevo residente en la habitación, el enfermero pondrá una pegatina en la que aparecerá el nombre del residente.

Por último, el enfermero hablará con el médico para decirle en qué estado de salud ha podido ver a esta persona mayor que se incorpora a su centro.

Unidad de medicina

En línea con lo expuesto en el párrafo anterior, comentar que el médico y el enfermero tras una conversación con el residente y sus responsables realizará una recopilación de los datos de salud más significativos de esta persona para confeccionar su huevo historial donde se recojan:

  • Enfermedad actual
  • Alergias
  • Antecedentes de enfermedades
  • Alimentación
  • Deambulación
  • Continencia
  • Otras pruebas (electrocardiograma, análisis de sangre y orina, exploraciones, etc.).

Hecho esto, se pasará por escrito, lo antes posible, a Enfermería y Rehabilitación los tratamientos que debe seguir esta persona.

Cuando el nuevo residente ingrese, el médico de planta podrá ir con otro colega médico de otra planta si cree que es necesario.

El médico responsable de la unidad médica expondrá durante una reunión el historial clínico completo del nuevo paciente-residente.

Unidad de psicogeriatría

En este departamento se realizará la entrevista personal y la valoración psicogeriátrica.

Por otra parte, se incluirá en un conjunto determinado de la terapia de grupo al nuevo residente y se le asignará una terapia individual en el caso de que fuera precisa.

Unidad de enfermería

Conocido el nivel de dependencia que el nuevo residente tenga, se atenderán sus necesidades relativas a la higiene personal, nivel de incontinencia, duchas, sueño, programación de curas, disposición de barandillas junto a su cama, si la necesita, y la revisión de podología. Después se completará el historial de enfermería.

El día de ingreso se le pesa y los tres días siguientes se le miden las constantes vitales para comprobar cómo marcha su presión arterial, su frecuencia cardíaca, nivel de azúcar y temperatura.

Las carpetas y vasos de medicación irán convenientemente etiquetados con el nombre del nuevo residente.

En la primera reunión de planta se aprovechará para realizar un análisis del caso en cuestión y se comprobará si se cumple con el protocolo.

Unidad de terapia ocupacional y fisioterapia

Uno de los terapeutas se encargará de presentar al recién llegado la unidad de terapia ocupacional.

Para ello, primero el residente será valorado a nivel de salud (analizando cómo están sus músculos, articulaciones y demás).

Después qué tratamiento se va a realizar para que su salud siga estable o mejore.

Esta valoración del anciano se realiza durante la primera reunión de Actividades de la Vida Diaria.

Hecho todo esto, se le animará a que participe y asista a las tareas.

Unidad de animación

En este departamento se realizan actividades de ocio tales como fiestas, coro, periódicos y otras.

El nuevo residente conocerá toda la agenda de estas actividades y se le recomendará cuáles son mejores para su situación particular, al tiempo que se le animará a que participe.

De esta forma, se conseguirá que se integre y adapte mejor a las actividades que se organicen en planta.

Servicio religioso

El capellán presentará al nuevo residente y le informará de los servicios religiosos que contempla su unidad.

Luego comunicará este nuevo ingreso a todos los voluntarios de este servicio.

Si la persona que llega nueva tiene problemas al andar y no puede desplazarse por su propio pie, se lo dirá al personal de planta para que le ayude a moverse para asistir a misa.

Introducción en el centro geriátrico

Unidad de enfermería

El enfermero responsable se encargará de elegir a un auxiliar y otro anciano para que acompañen al nuevo residente y le enseñen las instalaciones de la casa y los servicios con los que cuenta: cafetería, peluquería, gimnasio, etc.

Asimismo recibirá información sobre horarios y actividades del centro: cuándo hay que levantarse, desayuno, consultas médicas y demás.

También se le dirá a qué médico o enfermero de planta deberá avisar si lo necesita.

Unidad de animación

En este departamento se presentará a todos al nuevo residente en la primera fiesta que se celebre tras la incorporación de éste para que se le dé una cariñosa acogida.

Servicio religioso

El capellán mantendrá un encuentro con el nuevo residente en el que recopilará la mayor información posible para:

Conocer qué tipo de servicio espera y saber sus costumbres

Ofrecerle una completa información acerca de lo que hacen: creencias religiosas, celebraciones litúrgicas, etc.

Mediante conversaciones con el psicoterapeuta, tanto médico como enfermero de planta darán información sobre el trato que le deben ofrecer los voluntarios al nuevo anciano.

Residencias de ancianos: noticias relacionadas

Adaptar la casa a personas de la tercera edad

La decisión de cuidar a una persona de la tercera edad en casa es algo que se tiene que conversar en familia, porque existen muchos factores que se deben tener en cuenta. Todo depende del adulto mayor, pero lo básico es darle todos los cuidados fundamentales que se relacionan con la adecuada higiene y con una buena alimentación, lo que significa, que coma cuatro comidas al día y que ingiera al menos siete tazas de líquido. También, se tiene que hacer actividades que incrementen la estimulación física, mental y darle afecto completamente.

Cuando el caso se trata de una persona de la tercera edad postrada completamente en una cama, se tiene que considerar otros factores prioritarios porque ese tipo de personas puede sufrir riesgos asociados a la rigidez de las articulaciones y escaras, por eso es importante que tengan un buen colchón y preocuparse de cambiarlo de posición cada dos horas y que haga ejercicios con ayuda de los familiares. Eso sirve para mantener los rangos articulares, porque si una articulación está mucho tiempo inmovilizada tiende a ponerse rígida, lo que provoca mucho dolor y limitaciones serias en la movilidad.

Converse con su abuelo o abuela, padre o madre de la tercera edad

La etapa de la tercera edad ha llegado al núcleo familiar. Ahora nuestro padre o madre ya cumplieron más de 65 años y es momento de abordar algunos temas relevantes con ellos.

Uno de ellos, es la reorganización del ámbito cotidiano. Es necesario acondicionar el hábitat en función de lo que se requiera en cada momento: por ejemplo si existe reducción visual en la persona, entonces se deberá mejorar la iluminación en cada área de la casa; quitar los obstáculos en el camino de la cama al baño para prevenir tropiezos nocturnos; hacer más seguro el cuarto de baño, ya que en ese lugar es donde se dan la mayor cantidad de caídas (poner piso antideslizantes en la ducha y pasamanos de apoyo).

Para los casos de que el familiar tenga una enfermedad crónica o complicada, los hijos deben conocer el diagnóstico preciso de sus padres. Recurra a un profesional que lo haga sentir conforme y bien informado. Pregunte sobre las características de la enfermedad, su evolución y pronóstico, y las modificaciones que puede tener a nivel de la personalidad y las emociones su padre o madre al momento de padecerla. El ser consciente de los distintos aspectos ayudará a una mejor planificación familiar sobre los cuidados que necesitará el progenitor y quien lo cuidará.

 

El fortalecimiento que brinda la actividad física en la tercera edad

En la actividad física existe una fase de fortalecimiento que al principió será de quince minutos y se incrementa según va mejorando la condición física de la persona de la tercera edad. Se debe recordar que un parámetro sencillo, pero efectivo a considerar es que una liga si se levanta menos de 8 veces es demasiado pesada para comenzar y si se levanta más de 15 veces es demasiado liviana y se debe buscar una liga que levante en un parámetro intermedio.

Este tipo de ejercicios tiene muchos beneficios como:

  • Mejorar la velocidad de la marcha
  • Mantener el peso corporal
  • Mejorar el equilibrio
  • Prevenir caídas
  • Aumentar el nivel de actividad física espontánea
  • Disminuir la depresión
  • Controlar de mejor manera las enfermedades vasculares, la diabetes, la artritis, entre otras.
  • Mantener e incrementar la densidad ósea
  • Mejorar la digestión y prevenir el estreñimiento
  • Fortalecer la musculatura
  • Mejorar los reflejos
  • Mejorar la movilidad articular

Se deben tener algunas consideraciones de cuando se debe reducir la intensidad por ejemplo si se manifiestan vértigos, o tiene una falta de aliento o temblores.

Pruebas para prevenir enfermedades en las personas de la tercera edad

Existen varias pruebas médicas que se deben realizar para prevenir algunas enfermedades que atacan a las personas de la tercera edad, entre esas están:

  • Examen de detección de colesterol: Cuando una persona presenta el colesterol alto es un factor de riesgo porque puede padecer una enfermedad del corazón. Las personas de la tercera edad están en riesgo de padecer enfermedades cardíacas coronarias es por eso que deben hacerse la prueba del colesterol. Además, los niveles de colesterol se pueden medir con una prueba de sangre, algo bastante sencillo de realizar.
  • Examen de detección de cáncer colorecctal: Dos de cada tres de los nuevos tipos de cáncer colorrectal se detectan en personas de más de 65 años de edad. Todos los adultos mayores, deben someterse a esa prueba para detectar cáncer colorrectal. El médico puede brindar información de los tipos de pruebas de detección disponibles.
  • Presión arterial alta: Comúnmente se conoce como hipertensión, y la posibilidad de padecerla incrementa con la edad. Es posible que el médico revise la presión cada vez que se le visite en el consultorio, si no lo hace, solicíteselo, porque es importante.

Controlar la ingesta de medicamentos en las personas de la tercera edad

Las enfermedades crónicas en las personas de la tercera edad los obligan a consumir muchos medicamentos al mismo tiempo. Se debe señalar que su mayoría de los medicamentos tienen efectos colaterales, que pueden repercutir en la salud de la persona o interferir unos fármacos con otros, así se exageran o limitan los efectos. Se recomienda que durante esa etapa se debe llevar un seguimiento de los medicamentos y las dosis, para evitar una sobredosis de medicamentos y sus posibles efectos.

En las personas de la tercera edad el riñón, hígado o el aparato digestivo funcionan de diferente manera  que en una persona joven y por lo tanto, el metabolismo, la absorción o la eliminación de un medicamento son diferentes. Por eso, una dosis común puede resultar en muchas ocasiones excesiva para ellos. Es por eso que los tranquilizantes, los antialérgicos, y algunos antidepresivos, pueden producir fallas en la concentración y en la memoria; como consecuencia, las personas de la tercera edad de 65 están expuestos a este riesgo, de esa manera es que los medicamentos no deben ser usados sin prescripción médica y dosis recomendadas por el especialista.

Tomar una ducha trae beneficios en la tercera edad

Para que una persona de la tercera edad acceda a tomar una ducha es necesario establecer un horario de baño que sea constante. No importa si se contrate un cuidador o el cónyuge le brinde ayuda, es necesario colocar una hora de baño en el calendario para ayudarle a esa persona a que mejore su memoria y que mejore la noción de las actividades de la semana. El baño debería ser un acontecimiento muy esperado y rutinario así como la hora de la comida o de dormir. También es necesario cerciorarse de planear las acciones que se realizarán en el baño, si no se le va ayudar directamente es necesario que se le pregunte en que horario tomará la ducha y de cuántos minutos será esta, para que no genere ansiedad y que la actividad se realice sin problemas.

Si la persona se va bañar sola, una forma sencilla de cerciorarse de que lo haga con frecuencia consiste en revisar el tamaño de la barra de jabón y el nivel de los recipientes que contienen el champú o el jabón líquido para el cuerpo; así se determina si los ha utilizado.

La alimentación se debe cuidar en la tercera edad

A las personas de la tercera edad se les recomienda hacer por lo menos tres comidas al día, sin olvidar el desayuno. Siempre es recomendable comer diariamente diferentes tipos de cereales como arroz, pan, y fideos. El aporte de fibra ayuda a mantener un buen funcionamiento intestinal y minimizar el riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. También en la tercera edad se deben reducir las calorías de la dieta, porque a esa edad, es menor la actividad física. Las carnes blancas son mejor que las rojas, por eso se deben consumir pavo o pollo, sin piel para que sea menor la grasa. Lo importante es seguir comiendo de todo, porque una dentadura débil no es una suficiente razón para eliminar de la dieta productos que son esenciales. Si ese es el problema, la solución es consumirlo en purés con otro tipo de ingredientes como verduras.

Se recomienda que se haga una compra semanal, de esa manera se planifican los alimentos que se van a comprar, si no desea ir solo puede pedirle a un amigo o familiar que le acompañe a realizar las compras.

Clases de cocina para adultos mayores

En muchos clubes destinados para personas de la tercera edad no se cobra cuota alguna y de esa manera todas las personas tienen la posibilidad de juntarse con personas que están en condiciones similares, y profundizan en ámbitos que les interesan, como son personas que no tienen horarios, se organizan como mejor les parece, en algunas ocasiones se reúnen en algunas instituciones que están a su servicio y en otras se reúnen en la casa de alguno de los miembros. En estos clubes son muchos los talleres que se dan, para que cada persona decida qué es lo que quiere aprender o perfeccionar.

Muchos de estos clubes pretenden que las personas de la tercera edad se mantengan activas, física y mentalmente, eso gira en torno de la satisfacción de un trabajo bien hecho. Los cursos de cocina son uno de los mejore cursos que se pueden recibir porque las personas se mantienen ocupadas no solamente en las clases sino también en sus casas porque pueden llegar a practicar o a innovar los platillos que está acostumbrado a preparar, además eso contribuye en su sana alimentación porque aprenden a combinar vegetales con otras comidas deliciosas.

Trabajos que pueden hacer las personas de la tercera edad

Al llegar a la tercera edad, las personas gozan de tiempo libre que puede ser empleado para ganar un poco de dinero extra, por ejemplo puede poner a disposición de otras personas su servicio de trámites y mandados, que consiste en hacer mandados urgentes, ya sea porque las otras personas tienen limitaciones físicas o porque no tienen tiempo para hacer esas tares, el adulto mayor puede ir a pagar servicios, enviar correspondencia, realizar mensajería, hacer trámites en oficinas, entre otras cosas. La confiabilidad y la discreción son clave para este negocio.

También pueden trabajar de hacer mandados, siempre y cuando no tenga problemas de movilidad o complicaciones con utilizar el transporte público puede trabajar haciendo mandados, mejor aún si dispone de un vehículo, porque se puede transportar con mayor facilidad, así puede llevar a otras personas al banco, al médico o hacer otra diligencia, siempre es necesario recalcar la confianza que inspira para los demás familiares y puede cobrar los honorarios por hora o por día, según sean las actividades que realiza.

Siempre se recomienda que haga estas actividades cuando se encuentre bien de salud y tenga ánimos para trabajar. 

Medicamentos que puede provocar desánimo en el adulto mayor

Es necesario que las personas al cuidado del adulto mayor o sus hijos, nietos o amigos, estén pendientes de supervisar qué tipo de medicamentos está tomando la persona de edad avanzada, para poder comprobar los efectos adversos que pueden tener en la persona. Algunos fármacos que pueden producir depresión al momento de ingerirlos, son:

Aciclovir: se toma para disminuir el dolor y que mejoren más rápido las heridas en el tratamiento del herpes simple y zóster. Sin embargo, tiende a causar depresión.

Barbitúricos: el componente fenobarbital, se toma para controlar las convulsiones, al mismo tiempo que controla la ansiedad, pero pueden provocar depresión.

Bloqueantes beta: atenolol, propanolol o labetalol. Todos son para controlar la hipertensión, arritmias, para la prevención de las crisis de migraña, angina de pecho, glaucoma, etc.

Benzodiacepinas: Clonazepam, lorazepam, se toma para aliviar convulsiones o para manejar la ansiedad en las personas, sin embargo, causan depresión.

Estatinas: se usan para disminuir los niveles de colesterol, pero también puede causar la depresión.

Antiepilépticos: El componente etosuximida, se toma para controlar las crisis de ausencia.

Bromocriptina: se usa en la hiperprolactinemía, acromegalia y en la enfermedad de Parkinson, pero pueden provocar la depresión.

Amarse en la tercera edad es bueno para la salud física y mental

El amor de las personas de la tercera edad se puede tener como una lección en relación al verdadero amor., porque el amor de las personas mayores es un amor verdadero muy generoso, donde no existen sentimiento de egoísmo y donde lo importante es conservar una coherencia. Ellos se enamoran verdaderamente de la persona, de lo que han sido, de lo que son y de lo que serán, porque por muchas diferencias que tengan, de esa manera la esencia sigue siendo la misma.

Así se puede decir, que es un actitud muy envidiable, porque la mayoría de personas jóvenes son escépticos, que consideran que el amor no es para siempre, tienen parejas que se rinden cuando se dan cuenta que la pasión ha huido. En la actualidad se viven amores egocéntricos, en las que los jóvenes piensan en sí mismo y no en el amor, por lo que si practicaran más generosidad y se aprendiera del amor de las personas de la tercera edad, se viviría en pareja de una manera diferente, porque si de algo saben los más mayores es del largo camino de la vida.

Preocupaciones al momento de llegar la jubilación

La preocupación por los jubilados es mayor en la sociedad y también las compañías están más sensibilizadas. Existen compañías que ofrecen a las personas que van a jubilarse, ya sea por voluntad propia, porque se vean afectados por edad o por planes de jubilación anticipada, la opción de recibir asesoría por parte de profesionales especializados para adaptarse a esta nueva etapa de la vida. Esos programas son útiles para acercar la nueva realidad de los trabajadores.

Por ser un proceso muy importante es imprescindible desarrollar una serie de iniciativas que favorezcan la adaptación de los trabajadores a la nueva situación de vida, por eso debe ser atendido y focalizado, un psicólogo orientador en procesos de jubilación será de gran valor y utilidad para favorecer la vivencia de este tránsito vital con éxito. El asesoramiento fundamental va a darse en cuanto a la actitud que debe tener la persona mayor sobre cómo llegar a esa etapa satisfactoriamente lo cual conlleva hacer un repaso de conocimientos acumulados, de vivencias, de experiencias, y del rol que se ha desempeñado como profesional hasta ese momento o de los roles fundamentales desempeñados a lo largo de su vida.

Usar celular es necesario en la actualidad

Muchas veces las personas de la tercera edad sufren de exclusión en la sociedad de consumo, puesto que los productos tecnológicos, entre esos los celulares, son los más publicitados en los medios de comunicación de masas. No obstante, esa publicidad rara vez es protagonizada por personas mayores. Por eso, como es un producto que no va dirigido a ellos, les genera un sentimiento de indiferencia y desinterés hacia los celulares, desconociendo todas las ventajas que eso les podría generar. Además, las personas mayores tienen que hacer un esfuerzo mayor que el resto de la sociedad para adaptarse al mismo ritmo que la tecnología.  Deben formar parte del presente de una manera más activa y visible, para hacer uso de las nuevas tecnologías.

Es necesario que se superen los prejuicios, para demostrarle a la sociedad que la tercera edad no es sinónimo de pasado. De esa manera pueden mejorar su calidad de vida, porque la tecnología también es útil para las necesidades que puedan tener, mantener y ampliar su red de relaciones, con el uso de los celulares y herramientas como el correo electrónico y la mensajería instantánea, agilizan la comunicación con los familiares.

Conducir durante la tercera edad

Conducir brinda una sensación de independencia, libertad e interacción con el mundo. Los conductores de la tercera edad se sitúan en el sector de mayor riesgo de cometer infracciones viales y accidentes de tráfico por kilómetro recorrido. Por eso, el deterioro funcional de debe a  trastornos que se relacionan con la edad y son una señal de advertencia para dejar de conducir.

Existe una diversidad de factores que pueden limitar la capacidad de conducir. Entre esos están los cambios que se relacionan con el envejecimiento y los fármacos usados de manera frecuente para tratar las enfermedades de las personas de la tercera edad también pueden afectar en gran medida la capacidad de manejar.

Conducir conlleva ejecutar acciones simultáneas. Estas acciones necesitan varias cualidades importantes, como:

  • Una mente clara
  • Buena visión y audición
  • Atención y concentración mental
  • Reacción rápida
  • Buena movilidad de la parte superior del cuerpo como hombros, espalda y cuello.

Una carencia de alguna de esas cualidades puede afectar negativamente a la capacidad de conducir. Esas carencias pueden tener muchas causas y casi todas estas capacidades se deterioran de una manera u otra cuando las personas comienzan a envejecer.

La tradición del Carnaval

El Carnaval es una tradición que se ha convertid en una fiesta popular internacional. Se celebra después de la navidad y termina el martes de Carnaval, antes de que inicie la cuaresma católica. Es una de las actividades de las que más disfrutan participar las personas de la tercera edad, puesto que pueden participar en muchas de las actividades, conocer a nuevas personas, crear relaciones sociales, participar de los desfiles con sus familiar, ver los bailes, los disfraces, las carrozas, los papelillos, las coronaciones de reinas, participan para ganar sorpresas y disfrutan de los juegos. Cada una de las regiones tiene su forma y estilo de celebrar los carnavales, pero son sus habitantes los que le dan ese toque especial, un calor humano.

Las personas de la tercera edad disfrutan ser tomadas en cuenta para la creación de los disfraces y atuendos, puesto que las mujeres en ese rango de edad tienen mucha habilidad para crear roda y moda, también los hombres mayores tienen experiencia para montar las carrozas y creatividad para aportar nuevas ideas, de esa manera se hace un intercambio generacional y los más jóvenes conviven con los adultos mayores, aprendiendo uno de otros.

Problemas para utilizar la computadora en la tercera edad

Muchas personas de la tercera edad tienen problemas para comprender el lenguaje que generan las tecnologías, eso limita utilizar los avances tecnológicos que pueden ser muy beneficios en esa etapa de la vida. Uno de los beneficios podría ser evitarse las largas colas que se deben hacer en los bancos o los riesgos de la seguridad de la utilización de los cajeros automáticos, sin embargo se podría evitar si supieran como comprar virtualmente sin problemas de desplazamiento y con la plena utilización de sus tarjetas de crédito, celulares, computadoras e internet.

Los problemas no se relacionan con la capacidad cognitiva, sino que han sido producto de una socialización temprana donde ese tipo de artefactos no existían. La educación era diferente, es por eso que se dificulta hacer una lectura multidimensional que los avances tecnológicos exigen. Sin embargo, la tecnología se ha podido incorporar aun con ciertos límites y algunos obstáculos, porque para muchas personas mayores no es amigable y exige una constante actualización. Se incorporan nuevos métodos de comprensión de ese tipo de lenguaje y puede ser ás sencillo para unas personas que otras, aun así, no es imposible su utilización.

Ventajas de hacer taichí en la tercera edad

Noticia número 16

Al practicar taichí todo el cuerpo se involucra y eso permite mantener un buen estado de salud. La práctica de este arte marcial de origen chino previene la deficiencia renal, y tiene muchos beneficios en los sistemas circulatorio, nervioso, digestivo y respiratorio. Mantiene en óptimas condiciones los huesos, se los músculos se tonifican, las articulaciones se flexibilizan y los ligamentos se vuelven más elásticos. Por el contrario, por medio de la práctica del taichí frecuentemente se previene y mejora el estado de ánimo porque se elimina la depresión, angustia y ansiedad, es por eso que se considera como  una herramienta para los tratamientos psicológicos.

El Taichí se puede usar como técnica terapéutica alternativa para las personas de la tercera edad y más para las que necesitan cultivar el cuerpo con un ejercicio que no sea agresivo. Muchos estudios han manifestado, que practicar taichí, puede generar buenos beneficios en la salud del que lo practica. Muchos de esos estudios se hacen con pacientes que practican taichí y que sufren enfermedades crónicas como esclerosis múltiple. Los doctores han descubierto que practicar ese arte marcial mejora la salud del corazón, la flexibilidad y el equilibrio.

La meditación con beneficios para la salud de los ancianos

Cualquier persona puede practicar la meditación a cualquier edad, pero para las personas que sobre pasan más de los 60 años, la meditación es algo muy bueno para su vida, por los grande beneficios a la salud que le genera. La meditación es simple, es económicamente barata practicarla y solo se necesita dedicarle pocos minutos al día. Eso sí, es relevante practicarla todos los día para tener los resultados esperados.

En la actualidad, se siguen realizando estudios para comprender mejor los efectos que tiene la meditación en la salud física y emocional de las personas. Incluso el propio Dalai Lama fundó un instituto  llamado “Mind and Life” (Mente y Vida) que se dedica a investigar los beneficios de meditar.

La meditación trae muchos beneficios para las personas, sobre todo aquellas que padecen de hipertensión (presión arterial alta), a controlar los síntomas del síndrome del colon irritable, y a que se reduzcan los brotes de la colitis ulcerativa.

Mientras que otros estudios afirman que la meditación trae beneficios para reducir el dolor, reduce el riesgo de complicaciones de la enfermedad del corazón, que tanto padecen las personas adultas mayores, alivia la soledad que muchos mayores pueden llegar a sentir.

Las actividades recreativas en los adultos de la tercera edad preservan la independencia

A medida que el cerebro y el cuerpo comienzan a perder sus fortalezas, las actividades para los adultos mayores pueden contribuir a ejercitar sus capacidades cognitivas como físicas de manera que puedan maximizar su autonomía.

Por ejemplo, los rompecabezas ayudan a conectar las neuronas en el cerebro y otras actividades, tales como los álbumes de recortes, juegos de dominó, damas, ajedrez, que ayudan a la memoria, e incluso evitan el Alzheimer.

Las personas mayores están más alertas, incluso que otras personas en otras etapas de la vida y entre más cosas por sí mismas pueden hacer por sí solos, más probabilidades de conservar su autonomía tienen.

La actividad social prolonga la calidad de vida

Las actividades recreativas también contribuyen a que las personas tengan una vida social activa, de hecho un estudio realizado en Londres, menciona que las personas adultas mayores productivas y socialmente activas viven significativamente más que los que no están involucrados en actividades recreativas donde comparten con otras personas de su edad. Las actividades que involucran interacción social de las personas mayores son más relevantes de lo que cualquier persona se podría imaginar.

Los videojuegos son tan eficaces como una consulta médica

Muchas veces se culpa a los juegos electrónicos como una de las causas de enfermedades psicológicas, pero muchos estudios han demostrado que pueden ser una cura. En el 2012 se creó una nueva forma de tratar la depresión, se llama SPARX y es un videojuego que ha sido diseñado para tratar a los niños de una forma más divertida y activa que si solo se someten a un asesoramiento tradicional. El acrónimo es de pensamientos inteligentes, positivos, activos, realistas y de factor “x”, y se basa en las estrategias que se usan para combatir la depresión.

SPARX, es un juego de fantasía en el que las personas de la tercera edad crean avatares con el fin de aplastar aquellos pensamientos negativos y sombríos, y restablecer el orden del mundo virtual. En cada nivel se les enseña a los jugadores los hechos básicos sobre la depresión, estrategias para hacer frente a las emociones negativas y enseña técnicas de relajación.

Se considera que alrededor del 44% de los jugadores SPARX se recupera completamente de la depresión, mientras que el resto de pacientes necesitan de una terapia complementaria para superar sus etapas de depresión.

Los beneficios de los ejercicios aeróbicos

A medida que las personas envejecen se tienen algunas evidencias de modificaciones y se altera  el estado de salud física y sicológica. Esos cambios son progresivos y se ha demostrado en muchas investigaciones, que el ritmo de degeneración se ve modificado con la actividad física. En efecto, los ejercicios aeróbicos pueden contribuir a mantener o mejorar la condición física, los niveles de presión arterial o el estado mental de los ancianos.

Al envejecer se presentan cambios fisiológicos

Según van envejeciendo las personas, se van produciendo modificaciones en el estado de salud, se van alterando las estructuras y se reducen las funciones de las células y los tejidos de todos los sistemas del organismo. Así aparecen cambios que afectan el tamaño y la función de los músculos, la masa metabólica se activa, los riñones, el aparato cardiovascular, los receptores sensoriales, las glándulas sexuales, la respiración, la médula ósea y los glóbulos rojos y el sistema esquelético.

Ese tipo de cambios son progresivos e inevitables, pero se ha demostrado con muchos estudios que el ritmo de algunos se puede modificar con los ejercicios físicos. También, el ejercicio ayuda en el tratamiento y prevención de la osteoporosis.

La música en la vejez

La música puede producir muchos beneficios en la salud, existe una terapia alternativa que se conocer como la musicoterapia, que se enfoca en mejorar el estado de ánimo y el bienestar por medio de los sonidos. Cuando se llega a la tercera edad, la sencilla acción de escuchar música puede mejorar la capacidad de comunicación y aprendizaje, mejorar el humor y aliviar las dolencias crónicas.

Más aún, si se aprende a tocar un instrumento musical en la edad adulta, puede ser una buena manera de ejercitar el oído para que se evite la pérdida de audición, es más se puede superar un cuadro depresivo.Se sabe que si las personas de la tercera edad hacen un entrenamiento musical pueden recibir muchos beneficios y compensar las consecuencias del deterioro de la vejez.

Las terapias musicales se enfocaban en la capacidad de oír y en la memoria auditiva, así como las mejorías que presentan los adultos mayores que aprendían a tocar un instrumento.

Los tonos musicales activan el sistema nervioso, lo mantiene activo y crea una especie de archivo que se mantiene abierto en el que se encuentra cada uno de los sonidos que ha sido escuchado.

El Sudoku es uno de los juegos más populares en la tercera edad

Sudoku es un juego que da soluciones de lógica, permite que se detecten patrones y que se relacionen números, es un juego mental que permite que se estimulen las capacidades cognitivas de las personas y permite tener una satisfacción de solucionar un rompecabezas difícil. Sudoku es un juego bastante famoso en todo el mundo entre las personas de todas las edades, pero se ha identificado que las personas de la tercera edad son las que más disfrutan de este juego.

Las razones por las que ese juego es tan popular entre las personas mayores son porque así como las personas desean ejercitar su cuerpo para mantenerse en buena forma física, también desean ejercitar su cerebro. Muchas personas de la tercera edad se interesan en mantener su mente ágil y procuran hacer ejercicios mentales para mantener la capacidad cognitiva aunque envejezcan. Algunos estudios explican que cuando se hacen juegos mentales se puede estar ayudando a las personas a reducir las probabilidades de padecer deterioro cognitivo, Alzheimer o algún tipo de demencia según van envejeciendo. Lo recomendable es comenzar desde una edad temprana y no esperar hasta la adultez.

La práctica de yoga en el adulto mayor

El yoga es una de las actividades que más se recomienda para las personas de la tercera edad, no solo por sus beneficios a nivel orgánico y muscular sino también por los beneficios mentales y emocionales. Se puede decir que el yoga es un ejercicio y meditación al mismo tiempo. Existen muchas corrientes de yoga, algunas se practican con posturas estáticas y otras con posiciones dinámicas, pero todas trabajan con la respiración como punto fundamental del ejercicio.

Está claro que nadie puede escapar del envejecimiento, porque es un proceso existencial de cada persona. Es por eso, que se necesita considerar del envejecimiento como una etapa interesante de la vida, que depende de la actitud interna y de cómo se toma esa fase denominada tercera edad.

Es muy importante que se fomente una actitud de enriquecimiento y se creen las condiciones para que ese envejecimiento sea natural, se fomente un estado de ánimo positivo, jovial y fresco, aun cuando tenga una edad avanzada.

Las clases de yoga, para la tercera edad tienen una forma de realización diferente. Se toma en cuenta el aspecto físico, neuronal y psicológico de la persona para obtener beneficios.

Beneficios de pasear en la naturaleza

Los parques, los bosques y los jardines traen muchas ventajas para la salud, no solamente física sino también psicológica. De esa manera es cada vez más frecuente que se le facilite a las personas mayores el acceso a las plantas. De esa forma se lleva a la habilitación o se saca a pasear para que pueda recuperarse lo antes posible.

Los resultados que se obtienen son bastantes buenos. Eso significa, que de alguna manera, cuando se vuelve a estar en contacto con la naturaleza con la que ellos crecieron y durante su vida disfrutaron, les ayudará a sentirse en su vida motivados. A todas las personas les gusta sentirse cómodos y las zonas verdes permite que ese sentimiento se desarrollo. Es por eso que se considera que son muchos los beneficios de pasear entre los árboles.

Las personas que viven en zonas urbanas se sienten con ánimos bajos. Las personas que tienen pensamientos negativos, si pasean por zonas de tráfico denso no solamente se tranquilizan sino que tienen más flujo sanguíneo en la zona del cerebro que se relaciona con ese estado, en cambio, los que tienen contacto con la naturaleza se pueden calmar.

Los beneficios de la educación en los adultos mayores

Aunque los seres humanos tienen cambios físicos y mentales, cundo se va desarrollando el fenómeno del envejecimiento, no sucede lo mismo con la educación. Se ha demostrado una hipótesis que establece que el ser humano siempre conserva de una manera casi intacta y de forma permanente la capacidad de adquirir nuevos conocimiento, esto significa que el hombre puede aprender en cualquier etapa de su vida, sin importar que ya encuentre en la tercera edad.

El desarrollo físico de la persona llega al máximo cuando se aproxima a la edad de treinta añosn pero el crecimiento de la mente humano parece que no tiene límites. Muchos adultos de la tercera edad cambian cada vez más los empleos y las profesiones y tienen un progreso continuo de muchas formas, sobre todo cuando regresan al sistema educativo.

Es más, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado que la salud es un completo bienestar físico mental y social, y que no solamente se reduce a la ausencia de alguna enfermedad. Es por eso que las personas que no están ocupadas pasan su tiempo pensando en males físicos, mentales o en severos problemas económicos.

La ayuda de los talleres de manualidades

A nivel emocional, los talleres de manualidades influyen en la autoestima porque se mejora el ánimo, no solo por la satisfacción del trabajo que se hace, sino por las relaciones sociales que se fundamentan.

A nivel funcional, las acciones que se llaman manualidades tienen beneficios en las actividades básicas de la vida diaria y en las actividades instrumentales de la vida diaria., porque no son solo aspectos físicos, sino que sicológicos los que se ejercitan y que repercuten en las capacidades que las personas usa en sus actividades diarias.

A nivel social también, se refuerza el trabajo que se hace en equipo porque se pide ayuda a las demás personas. Además se crea un clima diferente en el que salen muchos temas de conversación por lo tanto se favorecen las relaciones sociales.

Y por último a nivel psicológico, se trabajan los aspectos cognitivos como la memoria, la concentración y la atención.

De otra forma también, se fomenta el trabajo en equipo en los talleres de manualidades porque se tiene un objetivo en común y cada persona aporta algo, siempre dependiendo de las capacidades de cada uno y que el resultado final sea común.

Beneficios del magnesio

Se puede presentar un paciente con calambres musculares, otro con dolor de cabeza y otro con latido irregular del corazón; esas son condiciones médicas bastantes diferentes, pero la solución es la misma en cada uno de ellos, se puede admirar que el remedio ha sido el consumo del magnesio. El consumo de ese mineral ayuda rápidamente a cada uno de esos pacientes.

Existen pocos nutrientes que poseen diversos y notables beneficios de magnesio. Se considera que es el cuarto mineral más abundante en las células después del fósforo el calcio y el potasio. El magnesio se encuentra en la sangre, en los huesos y en los músculos, así como en otro tipo de tejidos. También el cuerpo lo necesita para que produzca energía, realice la función del sistema nervioso, relaje los músculos, se realice el metabolismo del calcio y se sinteticen proteínas grasas.

También, muchas personas tienen deficiencias de magnesio porque han padecido de tensiones genéticas o por algún medicamento. Como consecuencia, esas personas enfrentan mayores riesgos de problemas de salud. Siempre deben mantener niveles adecuados de magnesio y eso les ayuda a reducir los calambres, estabilizar la azúcar y reducir los riesgos de padecer del corazón.

Beneficios de la lectura en la tercera edad

La vida cotidiana es más acelerada, eso provoca vivir en mucho estrés que poco a poco perjudica la salud. No obstante, existen actividades que permiten que se disminuya la tensión, el estrés y las preocupaciones que eso conlleva.

La lectura, además de que fomenta el capital intelectual, ayuda a que la persona se relaje y conozca mundos extraordinarios. Los beneficios que proporciona la lectura son:

  • Leer permite que la persona se distraiga y que se sienta en los momentos intensos.
  • Por medio de la lectura, las personas conocen diferentes formas de hacer las cosas en diferentes partes del mundo.
  • Leer es una forma de aprender, porque leer ayuda ahorrar años de prueba y error, al aprender las pruebas y errores que se han hecho en el pasado.
  • Leer incrementa el capital intelectual y mejo la ortografía.
  • Leer es una experiencia que estimula la imaginación. El mundo de la lectura se considera maravilloso.

Por esas, y más razones, es que las personas deben leer frecuentemente, porque además que mejora la salud emocional, también se experimentan nuevas aventuras. Vivir nuevas aventuras por medio de la lectura le permitirá tendrá una vida saludable en general.

La familia en el proceso residencial

Uno de los puntos de avance y reflexión básicos en las residencias de ancianos, es decidir si la familia debería ser considerada o no dentro del objetivo de atención de los procesos asistenciales. Al tomarlos en cuenta también modifica significativamente la sistemática atención e intervención en los adultos mayores, ya que la cultura predominante en algunas áreas de la organización históricamente no facilitaba el trabajo conjunto con la familia, en relación a la adaptación de los servicios que ofrecían las residencias de ancianos a las necesidades reales que el residente y su conjunto familiar necesitaban. Desde ahí, quedó establecido, que la familia debía considerarse de una u otra forma, porque forma parte importante en la atención para el residente en las residencias de ancianos, así como en los centros de día.

A partir de ese momento, y por esa situación, las residencias para mayores suspendieron el tener horarios fijos de apertura para las familias, y optaron por tener horarios extendidos sin cerrar al mediodía. Al mismo tiempo también el equipo multidisciplinario de las residencias empezaron a tener reuniones con los familiares para el intercambio de información y el conocimiento de sus problemas y sugerencias en relación con la residencia de ancianos, así como la atención prestada a sus familiares.

Sexo en la tercera edad

Para tener una vida sexual activa y plena, al momento de presentarse los problemas, se debe acudir al médico especialista, que es la persona adecuada para ayudar a solucionar las enfermedades o aspectos que impiden tener relaciones sexuales. Dependiendo el tipo de problema, así hay soluciones, las cuales se deben individualizar ajustándose  a las características propias del paciente, para que  no exista una contraindicación con los fármacos que quizás deba tomar esa persona para tratar alguna enfermedad.

Es debido a eso, que la persona de la tercera edad debe liberarse de la vergüenza y preguntar en la consulta cómo se puede solucionar “x” problema, de manera que, hasta se previene adoptar pautas que pueden poner en riesgo la vida del paciente; como ejemplo, cuando se toma pastillas para la disfunción eréctil, las cuales son incompatibles con algún tipo de medicación recetadas para patologías cardiovasculares.

Y es que, hasta la actualidad, los tabúes culturales o el pudor para conversar sobre algunos temas en específico se consideran inapropiados o demasiado íntimos, que causan que muchas personas de la tercera edad decidan automedicarse con el propósito de solucionar sus problemas. El récord de automedicación lo tiene, hasta el momento, la disfunción eréctil, lo cual ha provocado un peligroso negocio a su alrededor. Cada año, por internet, se venden pastillas falsas para la disfunción eréctil que suponen unos 3.500 millones de dólares en ventas. Los más recomendable es que si tiene dudas, es que consulte a su médico familiar.

La pesca recreativa aporta multitud de beneficios

La pesca recreativa es una de las actividades más positivas que existen y se puede compartir con familiares, seres queridos y amistades. Es una forma excelente de estar activo, pues hay que aumentar la destreza en las maniobras para poder hacerse con los peces.

Asimismo, se trata de una actividad que se lleva a cabo al aire libre, por lo que la persona puede disfrutar en plena naturaleza y estar completamente relajado. En ese sentido, la pesca ejerce un efecto relajante y de bienestar a quiénes lo practican.

Por otro lado, no hay que tener ningún tipo de conocimiento o destreza previa, los trucos y habilidades se van aprendiendo con el paso del tiempo y de la práctica. Además, es más cuestión de suerte y paciencia, por lo que se puede realizar a cualquier edad sin problema.

Si la pieza que se captura cumple con la legislación pertinente, es posible llevársela a casa. Otro aspecto muy positivo, ya que el pescado cuenta con multitud de propiedades nutritivas para la salud.

Ancianos en la nieve

Los deportes en la nieve no tienen ningún límite de edad, ya que se pueden aprender y realizar sin importar los años que tenga la persona. En ese sentido, el esquí es una actividad apasionante con la que poder disfrutar no solo del ejercicio físico sino también de la propia naturaleza.

Además, se realiza al aire libre en las montañas donde el oxígeno es mucho más puro que con respecto al de las ciudades, lo cual permite una mayor oxigenación de la sangre. Por otro lado, ayuda a prevenir enfermedades del tipo cardiovascular e implica un alto gasto energético.

Aunque la tercera edad no es un impedimento para llevar a cabo este deporte, es necesario encontrarse en buen estado de salud, así como seguir una serie de pautas tales como, por ejemplo, aprender siempre con un profesor de esquí y no por cuenta propia.

También se aconseja acudir a la consulta del médico y preguntar si es adecuado que en nuestro caso se realice este tipo de actividad. Ya que hay que evitar, por todos los medios, riesgos innecesarios.

Asimismo, la intensidad con la que se esquíe puede variar, según posibilidades de cada persona. Este deporte se adapta perfectamente a todas las capacidades.

En las residencias también existe la Navidad

Un porcentaje de personas mayores pasan las fiestas navideñas en los centros o de ancianos, es decir, que no las viven junto a sus seres queridos o familiares. Por ello,  las residencias buscan que los residentes se sientan contentos y no experimenten sentimientos negativos tales como de abandono o tristeza.

Para contrarrestar esta situación, el personal del centro muestra una actitud aún más cercana y cariñosa de lo habitual, con el objetivo de que los mayores se encuentren en un ambiente de cariño y afecto.

Por otro lado, se preparan multitud de actividades para que los ancianos puedan participar y relacionarse con el resto de compañeros. De esta forma, se pretende que encuentren su lugar, lo cual es muy importante pues, en ocasiones, no saben cuál es su sitio o qué función tienen en esta nueva etapa.

De igual modo, se cantan villancicos, se decora la residencia con todo tipo de adornos, guirnaldas, bolas de colores e, incluso, con un árbol de navidad. También se preparan menús más especiales para los días más señalados de las fiestas tales como el 24 o 31 de diciembre, siguiendo los condicionantes nutricionales de cada residente.

La enfermedad de Stargardt

La enfermedad de Stargardt se trata de una degeneración macular que llega a provocar la ceguera. Pese a que es una enfermedad que afecta sobre todo en los primeros años de vida y hasta la adolescencia, algunos ancianos también pueden experimentar síntomas tan similares que pueden considerarse víctimas de la misma.

Esta enfermedad aparece cuando la mácula, que forma parte de la retina, va perdiendo su capacidad de capar el detalle de las cosas. Además, carece de tratamiento y se considera una enfermedad rara.

Es muy importante, para evitar que esta enfermedad se desarrolle hay que ir con cierta regularidad al oftalmólogo, ya que podrá determinar si la vista padece los síntomas propios de esta enfermedad. Síntomas como puntos negros que aparecen y desaparecen, entre otros.

En el caso de que el anciano detecte que tiene cada vez más problemas para ver correctamente debe ir directamente a un especialista, pues un examen clínico puede detectar que padece esta enfermedad. La vista es uno de los sentidos más sensibles al paso del tiempo y es de los más necesarios en la vida del ser humano.

Enfrentarse a los recuerdos con papel y boli

La memoria es ese espacio del cerebro humano que trasciende la vida misma de la persona. Tener memoria implica adquirir experiencia y sabiduría. Precisamente esas son dos de las características que mejor definen a los ancianos. Por ello ejercitar la memoria a través de la escritura es una tarea que puede producir grandes beneficios.

Porque con esta actividad la persona mayor combate el Alzheimer. Distintos estudios sobre el tema afirman que una forma de combatir la pérdida de memoria es precisamente ejercitándola. Si la persona dedica parte de su tiempo a escribir sobre sus recuerdos es más probable que estos se mantengan actualizados en la memoria.

También es una manera de enfrentarse a la vejez que permite ver el lado positivo de cada momento vivido. Además no exige ser un experto escritor para que con un papel o un bolígrafo –si falla la tecnología- puedan dejarse plasmados momentos del pasado.

Ejercitar la memoria a corto plazo tiene consecuencias que implican una mejor calidad de vida. Se suele decir que un cerebro que se mantiene despierto hace que el cuerpo se sienta joven. Una relación que cualquier anciano debe tener en cuenta.

Terapia con delfines

El uso de animales en terapias para personas con dificultades o determinados problemas tanto físicos como emocionales, está muy extendido. Hay muchos estudios que afirman que los delfines sirven para tratar algunos trastornos del ser humano, así como para proporcionar múltiples beneficios a las capacidades de las personas.

Los delfines cuentan con una capacidad de ultrasonido, con la cual pueden llegar a estimular el sistema nervioso de los pacientes. En ese sentido, los ancianos son uno de los grupos que más pueden ser ayudados por estos animales.

La terapia consiste en baños desde unos 15 y 30 minutos de duración, en los que el personal especializado se encuentra presente en todo momento. Las sesiones de tratamiento se realizan a través del contacto físico entre el delfín y la persona. El número de sesiones varía según los resultados que se vayamos teniendo y las necesidades que tenga el paciente.

La delfinoterapia se usa para múltiples objetivos, entre ellos, para tratar depresión, autismo, dificultades comunicativas, síndrome de Down, cáncer, entre otros. Esta terapia logra que la persona aumente la seguridad en sí mismo, tenga mayor autocontrol mental, se relaje, establezca un vínculo humano animal, mejore sus habilidades comunicativas y de atención, etcétera.

Cuando el corazón pierde su ritmo

La edad es experiencia, sabiduría y disfrute pero también puede ser una época de la vida en la que las dolencias físicas tiendan a aparecer con mayor frecuencia. El corazón es, además del órgano más importante de nuestro cuerpo, el causante de buena parte de las enfermedades que aparecen con la edad. Y es cuando su latido rítmico y regular se pierde es cuando aparecen las llamadas arritmias.

Por ser precisamente el órgano más importante y a la vez más delicado hay que cuidarlo siempre. Existen distintos tipos de arritmias pero todas ellas aparecen cuando el marcapasos natural del corazón, llamado nodo sinusal, no funciona correctamente.

La fibrilación auricular es la más frecuente y se caracteriza porque el anciano padece palpitaciones, insuficiencia cardíaca y tiene problemas para hacer ejercicio sin cansarse excesivamente pronto. Otro tipo es la que afecta al nodo sinusal bloqueándolo y disminuyendo el ritmo del latido. En este caso la persona mayor se expone entre otras cosas a síncopes y anginas de pecho. Existe un tercer tipo que son las conocidas como arritmias rápidas que son aquellas que aparecen cuando el ritmo del latido es demasiado alto.

En todos los casos la prevención suele ser la mejor aliada. Aunque en alguna ocasión el anciano puede padecer una arritmia simplemente por deterioro del físico, una buena alimentación, visitar con frecuencia al médico y ejercicio diario sirven para ahuyentarlas.

La enfermedad de Paget

La  enfermedad de Paget es uno de los trastornos más frecuentes que afectan a los huesos, el cual produce una alteración en la remodelación ósea. Las zonas más afectadas suelen ser la columna vertebral, el fémur, el cráneo, la pelvis y la tibia.

Las células que funcionan destruyendo el hueso viejo y aquellas, otras, que  se encargan de formar el nuevo deben funcionar y trabajar en equilibrio para poder mantener las condiciones normales del hueso. Sin embargo, cuando se produce este tipo de enfermedad las células trabajan de forma desordenada, lo cual provoca que la renovación ósea se produzca más rápido en algunas zonas que en otras.

En ese sentido, se desarrollan huesos con una densidad y tamaño mayor de lo normal. Además, son más frágiles debido a su estructura anormal. Esta enfermedad es más frecuente entre los hombres y su incidencia aumenta con el envejecimiento.

Los principales síntomas son dolor óseo, dolor articular, deformidades óseas y aumento de la temperatura a nivel general. Luego, existen otros dependiendo de la zona afectada por el trastorno tales como, por ejemplo, aumento del tamaño del cráneo.

Si se necesita tratamiento médico, los fármacos que más se emplean para esta enfermedad son la calcitonina y los bisfosfonatos.  De igual modo, existen otros medicamentos que se pueden emplear para esta afección. 

Videojuegos para los más mayores

En la actualidad, las grandes compañías del mundo desarrollan videojuegos para las personas más mayores.  Existe una amplia variedad de títulos para todas las edades y gustos posibles, ya que el mercado no solo se orientan a los jóvenes.

En ese sentido, el público ha aumentado y la tercera edad se ha incorporado a este mundo del entretenimiento. Además, no es necesario tener una videoconsola o un ordenador para poder jugar y es que los teléfonos móviles y las tablet también lo permiten.

Este tipo qué actividad es muy aconsejable para los ancianos, pues presenta múltiples beneficios tanto para su salud física como emocional. Por un lado, es una buena forma de entrenar la memoria, así como ayudan a que el cerebro se mantenga activo y despierto, el cual se estimula con los propios sonidos del juego.

De igual modo, se mejora la agudeza visual y la capacidad la concentración del jugador. Otros juegos, requieren que la persona realice determinados ejercicios físicos para superar pruebas o para practicar algún deporte a través de la pantalla.

Escoger el videojuego adecuado puede llegar a resultar difícil pero es importante elegir el que más divierta al mayor.  Algunos de los muchos que existen son: Profesor Layton, Wii Fit, Bejeweled, Peggle, entre otros.

Principales síntomas de las varices

Noticia número 40

Las personas que padecen de insuficiencia venenosa crónica o también conocidas como varices sufren una serie de síntomas tales como, por ejemplo, la sensación de pesadez en las piernas, en el caso de sufrir esta patología en esa zona. A veces, aunque en muy poco porcentaje, hay quiénes tienen venas varicosas en otros lugares del cuerpo como en la región anal o en los testículos.

El principal síntoma es la aparición de varices con venas visibles de color oscuro en las zonas donde se produzcan. De igual modo, pueden aparecer edemas o hinchazones.

Las varices también pueden llegar a producir dolores o molestias, así como calambres y sensación de acorchamiento. No existe, en la actualidad un método que ayude a prevenir al cien por cien su aparición, pero se pueden aliviar los síntomas en mayor o menor medida, dependiendo de cada caso.

Un gran número de personas mayores y, sobre todo, de mujeres tienen este problema y se aconseja que utilicen medias de comprensión. Pese a que son incomodas son muy beneficiosas, ya que logran impulsar la sangre desde los capilares hasta el corazón. También se recomienda aplicar agua fría en la zona con varices y evitar la exposición prolongada al sol en la misma posición.

Las escaras de las personas mayores

Muchas de las personas mayores pasan un elevado número de horas al día en casa, sentados o en la cama, lo cual puede llegar a provocar que sufran de escaras, llagas o algún tipo de úlceras.

En ese sentido, cuando la piel no recibe nutrientes y oxígeno durante mucho tiempo o si se presiona fuerte contra los huesos puede sufrir daños en la misma. Es muy importante tener en cuenta que la piel es un órgano vivo que rodea todo el cuerpo humano y que lo protege del calor, de lesiones y de posibles infecciones originadas por microorganismos, por lo cual hay que mimarlo y cuidarlo mucho.

Asimismo, también regula la temperatura del cuerpo, así como se encarga de almacenar la grasa y el agua, entre otras funciones. Por ello, se aconseja revisar la piel una vez al día, seguir una correcta higiene y evitar que la humedad de la orina o el sudor esté en contacto.

En el caso de los ancianos que se encuentran en silla de ruedas o mucho tiempo tumbados en la cama, deben cambiar de posición por lo menos cada dos horas. De igual modo, existen cojines y protectores anti-escaras, que reducen la presión sobre las distintas zonas y permiten un mayor flujo de aire.

Bailar en la tercera edad

Noticia número 42

El baile es una forma muy divertida de pasar el tiempo y tiene multitud de beneficios para las personas que lo realizan. Para los más mayores, se convierte en una buena manera de divertirse a la vez que se mejora la salud, logrando un envejecimiento activo.

En primer lugar, la danza ayuda a que el corazón esté mejor, así como favorece a la respiración de la persona. De igual modo, es un método infalible para la pérdida de peso si se combina con una dieta equilibrada baja en grasas.

Asimismo, hay que destacar que con el baile se aumenta la energía notablemente, así como puede aumentar la flexibilidad y resistencia física del mayor.

Por otro lado, el plano emocional también se beneficia con la danza, pues los ancianos se sienten más felices y animados.  Se relacionan con más personas y pueden establecer buenos vínculos sociales, lo cual es muy positivo pues muchos mayores se encuentran bastantes solos. Mejora la autoestima y la confianza en sí mismo, características que se suelen perder con el paso de los años y que es muy importante que se recuperen.

Además, también se cuida la salud mental, ya que se mejora la memoria y consigue aumentar la capacidad intelectual. 

Abuelos y nietos

Noticia número 43

La relación entre abuelo y nieto es muy enriquecedora para ambas partes. Se unen las dos caras de la vida, la que acaba de empezar y la que se encuentra en una fase cumbre y final de la misma.

La llegada de niños a la familia suele ser, en la mayoría de los casos, una de las noticias más felices. Sin embargo, en la actualidad, lo más común es que tanto el padre como la madre trabajen fuera a lo largo del día y los pequeños necesiten a alguien con quien poder quedarse.

Los abuelos se constituyen como una piedra angular dentro de todo esto, ya que son los encargados de cuidar a los nietos mientras lo necesitan. Juntos crean lazos emocionales muy fuertes que perduran para siempre.

No sustituyen a los padres. Los abuelos ofrecen una relación de cariño, protección y atención amorosa a los niños. Con su sabiduría y experiencia ayudan enormemente al desarrollo de los más pequeños y les ofrecen un sentimiento de pertenencia, de encontrar su lugar dentro de la familia. De igual modo, los menores rejuvenecen y dan vitalidad a los más mayores, les hacen sentir de nuevo útiles y con capacidad.

Cultivar para seguir cultivándose

La experiencia es un grado. Y si no que se lo digan a las personas mayores. Su experiencia de tantos años les avala pero no es una excusa para dejar de aprender. Una buena forma de seguir descubriendo es la horticultura. Una actividad que cada vez más personas mayores realizan y que está demostrando tener efectos muy positivos en sus vidas.

Cultivar un huerto o simplemente dedicarse con esmero a tareas de apoyo para cuidar uno, permiten a las personas personas mayores tener una ocupación que les permite por un lado desarrollarse y por otro llevar a cabo una actividad que les mantiene bien físicamente. Al mismo tiempo que se trabaja la memoria, la fuerza, la motricidad o incluso la autoestima.

La horticultura no está dedicada solo para las personas mayores que no sufran dolencias. Gracias a las diferentes posibilidades que plantea el cuidado de un huerto, esta función puede ser desempeñada por cualquiera. Aquellas personas que sufran problemas de espalda, vayan en silla de ruedas o tengan cualquier tipo de problema físico podrán ejercer alguna de las tareas que ofrece la horticultura.

Además cada vez son más las distintas residencias y agrupaciones socioculturales que incluyen este trabajo entre sus planes para con las personas mayores. Los datos avalan ejercer la horticultura en edad anciana y demuestran un éxito cada vez mayor en la calidad de vida de ellos.

Elegir un bastón para andar

Noticia número 45

Muchas personas mayores necesitan el apoyo de una ayuda técnica para poder andar o caminar. Decidir qué bastón utilizar es una decisión muy importante de cara a prevenir todo tipo de caídas.

Entre la multitud de bastones que existen, es necesario escoger uno que se adapte a la estatura, masa corporal y características de la persona. Hay que tener en cuenta el uso que se le vaya a dar, si es para utilizar de forma frecuente o, por el contrario, de manera ocasional.  Aquellos bastones que se pueden doblar y guardar de forma sencilla pueden ser idóneos para las personas que no necesitan este objeto de forma permanente.

Asimismo, antes de comprar el bastón se debe saber en qué lugar lo vamos a utilizar, si es para zonas interiores o para exteriores. En ese sentido, también es importante conocer sobre qué superficies lo vamos a usar.

El tipo del empuñadura es otro de los factores a conocer, pues debe de adaptarse a las necesidades que tenga la persona mayor. Existen empuñaduras en forma de gancho, en forma atómica, entre otras.

Otra de las características fundamentales es el largo del bastón. Para saberlo hay que ponerse de pie, con los brazos pegados a los laterales del cuerpo y medir la distancia que hay desde la muñeca hasta el suelo. Ésa será la medida adecuada.

De igual forma, el peso es otro de los factores a analizar, pues algunos bastones tienen un diseño más resistente y soportan más peso y otros, sin embargo, por el material o la tecnología con la que se han fabricado soportan menos masa corporal.

Balnearios para la tercera edad

Noticia número 46

Las personas más mayores presentan multitud de problemas físicos que le impiden, en muchos casos, llevar una vida plena. El agua tiene multitud de propiedades que benefician el estado tanto físico como mental de las personas.

Los tratamientos termales se presentan como una buena solución para mejorar la calidad y el bienestar de uno mismo. Con los años comienzan a presentarse dolores por todo el cuerpo y con, cualquier actividad o esfuerzo físico, se pueden acentuar aún más. Sin embargo, en el agua el peso del cuerpo desaparece y los movimientos son mucho más fáciles de realizar.

Por otro lado, el calor del propio agua tiene efectos positivos tales como, por ejemplo, la disminución del hinchazón o la posibilidad de calmar la intensidad de una dolencia determinada. De igual modo, los chorros de agua estimulan a los músculos, los cuales se relajan a la vez que se masajean.

Hay multitud de balnearios con aguas termales que están especializados en tratar todo tipo de enfermedades como, por ejemplo, las respiratorias, musculares o dermatológicas, así como en ayudar a que las personas de la tercera edad tonifiquen su cuerpo, rehabiliten zonas concretas y se relajen de forma completa y placentera.

Incontinencia urinaria

Noticia número 47

La incontinencia urinaria se trata de la perdida involuntaria de la orina que provoca que las personas que la sufren tengan una necesidad inesperada de la micción. No se trata de una enfermedad sino de la consecuencia de una alteración en la fase del llenado vesical.

El estornudar, reír o llevar a cabo cualquier esfuerzo físico puede ocasionar que la persona tenga unas ganas imperiosas de orinar y no se lo pueda ni aguantar hasta llegar al cuarto de baño, por lo cual afecta notablemente a la vida cotidiana.

Las personas más mayores tienen mayor probabilidad de padecer la incontinencia y, aún más, las mujeres. Cuando esto sucede, la presión dentro del órgano muscular de la vejiga es superior a la presión de la uretra.

Existen varios tipos:

-Incontinencia urinaria de esfuerzo.

-Incontinencia urinaria de urgencia.

-Incontinencia urinaria mixta.

-Incontinencia urinaria por rebosamiento.

-Incontinencia urinaria por causa psicógena.

-Incontinencia urinaria por causa neurológica.

En relación con el diagnóstico, el facultativo médico podrá llevar a cabo varias pruebas para poder determinar si la persona padece la perdida voluntaria de orina. Algunas de las pruebas que se pueden llevar a cabo son el análisis de sangre, exploración física, radiografía simple de abdomen, urografía intravenosa, ecografía vesicoprostática o estudios urodinámicos, entre otros.

Con respecto a los tratamientos, existen multitud de posibilidades tales como poner medidas higiénico dietéticas con el fin de controlar los líquidos que se toman para evitar la formación excesiva de orina, u otros farmacológicos que consigan que la vejiga sea capaz de distenderse sin contraerse durante el llenado. 

Consejos para cuidarse del frío

Noticia número 48

Las personas mayores son más vulnerables a los cambios bruscos de temperatura, ya que la piel adelgaza, al envejecer, y los receptores cutáneos de temperatura de la misma se desnaturalizan. Cuando esto sucede, es más difícil detectar si uno tiene frío o calor.

Por ello, es recomendable tenerlo en cuenta y seguir una serie de consejos para evitar minimizar el impacto de las temperaturas y sus posibles consecuencias. Algunas pautas para acondicionarse para el frío son:

  • Utilizar cremas hidratantes para evitar grietas y eccemas en las zonas expuestas al frío como lo son las manos y la cara.
  • Beber mucho líquido, sobre todo agua y bebidas calientes, ya que en meses de invierno la sensación de sed es menor y se puede causar deshidratación.
  • Evitar el consumo de alcohol, pues pueden actuar como vasodilatadores, es decir, que se aumente la dilatación de los vasos sanguíneos.
  • Prevenir lugares que puedan causar caídas, es decir, lugares con nieve y hielo.
  • Consumir alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas, los cuales proporcionan bastante energía.
  • Vestirse con varias capas. Es mejor poder quitarse con facilidad ropa para cuando se entre en sitios cerrados o con temperatura más elevadas. Además, es conveniente llevar los pies y la garganta bien abrigados, así como usar un gorro para la cabeza porque por ella sale la mayor parte del calor corporal. 

La depresión es peligrosa en la tercera edad

Existen algunos betabloqueadores, que son sustancias presentes en los medicamentos para el tratamiento de enfermedades hipertensivas, y algunos antibióticos, se relacionan con la aparición de depresión en las personas de la tercera edad. También existe prevalencia de cuadros depresivos en adultos mayores que están hospitalizados y en las personas que están recluidas en casas para personas de la tercera edad, casas de reposo u organizaciones predestinadas para cuidar ancianos.

La tristeza, el aislamiento y los trastornos del sueño y alimentarios son algunas de las señales de alerta de un posible cuadro depresivo en una persona de la tercera edad. Siempre se recomienda vivir plenamente para evitar que las personas mayores caigan en estados depresivos. Es importante que tengan acceso a actividades sociales de una manera permanente, que gocen de tiempo junto con sus familiares y amigos para que se sientan queridos y amados, de esa manera pueden alejarse de los sentimientos pesimistas que provocan esos cuadros y la soledad que muchas veces conlleva la tercera edad. Es necesario consultar con un médico si se observan cambios en el patrón de conducta de las personas de la tercera edad para prevenir la depresión.

Listado de residencias de ancianos en la provincia de Madrid

Alcalá de Henares

Residencia Cervantes

  • Dirección: Calle José Caballero, 1 - 3 , Alcalá de Henares
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 46
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Cisneros

  • Dirección: Avenida de Ajalvir, 1 , Alcalá de Henares
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 129
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Francisco de Vitoria

  • Dirección: Calle Villamalea, 1 , Alcalá de Henares
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 557
Ver ficha

Sanitas Residencial Henares

  • Dirección: Calle Miguel Delibes, 2 , Alcalá de Henares
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 147
Ver ficha

Alcobendas

Ballesol Alcobendas

  • Dirección: Calle Ramón y Cajal, 1 , Alcobendas
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Centro de Mayores La Moraleja

  • Dirección: Carretera de Burgos (Urbanización Cuesta Blanca), km 14 , Alcobendas
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 120
Ver ficha

Residencia Gastón Baquero

  • Dirección: Calle Francisco Chico Mendes, 8 , Alcobendas
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 201
Ver ficha

Alcorcón

Amma Alcorcón

  • Dirección: Calle Gabriela Mistral, 4 , Alcorcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Centro Geriátrico Valdeluz

  • Dirección: Avenida de Polvoranca, s/n , Alcorcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 146
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Mixta Alcorcón

  • Dirección: Avenida Pablo Iglesias, s/n , Alcorcón
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 218
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Campodón

  • Dirección: Calle Prado, 3 , Alcorcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 146
Ver ficha

Aldea del Fresno

Residencia de Ancianos San Juan Bautista

  • Dirección: Carretera Comarcal 507, km 22 , Aldea del Fresno
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 84
Ver ficha

Residencia para Mayores Agua de Limón

  • Dirección: Calle La Torre, 14 , Aldea del Fresno
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 14
Ver ficha

Alpedrete

Centro para Mayores Naquelar

  • Dirección: Avenida Reina Victoria, 22 , Alpedrete
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 18
Ver ficha

Los Llanos Vital

  • Dirección: Calle Miguel de Cervantes, 2 , Alpedrete
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 94
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Los Berrocales

  • Dirección: Plaza de Guadarrama, 2 , Alpedrete
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 27
Ver ficha

Residencia de Mayores Sta. Teresa Sierra

  • Dirección: Avenida de Vigo (Urb. Hórreo VI), 21 , Alpedrete
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 39
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Mataespesa

  • Dirección: Calle Guadarrama, 66 , Alpedrete
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Aranjuez

El Real Deleite de Aranjuez

  • Dirección: Paseo del Deleite, 3 , Aranjuez
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 268
Ver ficha

Residencia San Fernando

  • Dirección: Calle Joaquín Rodrigo, 26 , Aranjuez
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Santiago Rusiñol

  • Dirección: Plaza del Doctor González Bueno, 16 , Aranjuez
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 468
Ver ficha

Arganda del Rey

Hogar de Ancianos Ejército de Salvación

  • Dirección: Calle Vereda Alquitón, 9 , Arganda del Rey
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 35
Ver ficha

Arroyomolinos

Hogar Nuestra Sra. de la Preciosa Sangre

  • Dirección: Calle Segovia, 5 - 7 , Arroyomolinos
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 22
Ver ficha

Residencia Geriatrex

  • Dirección: Calle Geranio, 1 , Arroyomolinos
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 60
Ver ficha

Becerril de la Sierra

Residencia Vigor

  • Dirección: Paseo de la Ermita, 51 , Becerril de la Sierra
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 51
Ver ficha

Belmonte de Tajo

Residencia de Tercera Edad Belmonte de Tajo

  • Dirección: Barrio Alto, 35 , Belmonte de Tajo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 49
Ver ficha

Boadilla del Monte

Residencia Virgen del Pilar

  • Dirección: Calle Mártires, 14 , Boadilla del Monte
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 233
Ver ficha

Brunete

Geriatría y Sanidad

  • Dirección: Calle Eras, 39 , Brunete
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad El Pilar

  • Dirección: Paseo de Ronda, 8 , Brunete
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Las Encinas

  • Dirección: Calle Dalias (Urbanización Los Rosales), 1 , Brunete
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
    • Residentes atendidos: Válidas y asistidas
Ver ficha

Buitrago del Lozoya

Centro Residencial Marqués de Santillana

  • Dirección: Calle Mártires, 2 , Buitrago del Lozoya
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 43
Ver ficha

Fundación Residencia Rojas

  • Dirección: Carretera de Madrid, 39 , Buitrago del Lozoya
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 40
Ver ficha

Cadalso de los Vidrios

Residencia Maravillas

  • Dirección: Paseo de la Castellana, 6 , Cadalso de los Vidrios
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 98
Ver ficha

Camarma de Esteruelas

Residencia de Tercera Edad El Jardín

  • Dirección: Calle Soledad, 33 , Camarma de Esteruelas
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 16
Ver ficha

Campo Real

Residencia de Tercera Edad de Campo Real

  • Dirección: Avenida Arganda, 1 , Campo Real
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 66
Ver ficha

Carabaña

Palacio de Carabaña

  • Dirección: Calle Madrid, 3 , Carabaña
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 49
Ver ficha

Cercedilla

Residencia de 3ª Edad Mirasierra

  • Dirección: Carretera Antigua de Los Molinos, 11 , Cercedilla
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 46
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad El Parque

  • Dirección: Calle Emilio Serrano, 15 , Cercedilla
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Residencia para Mayores del Carmen

  • Dirección: Calle Salvador Canals, 7 , Cercedilla
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Chinchón

Residencia El Llano

  • Dirección: Ronda del Mediodía, s/n , Chinchón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 84
Ver ficha

Residencia Galax

  • Dirección: Calle San Esteban Baja, 16 , Chinchón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 32
Ver ficha

Residencia San José - Hnitas. de los Ancianos Desamparados

  • Dirección: Calle Teniente Ortiz de Zárate, 56 , Chinchón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 54
Ver ficha

Ciempozuelos

Casaquinta Vita Natural Durante

  • Dirección: Avenida San Juan de Dios, 3 , Ciempozuelos
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Hotel Residencia Virgen del Consuelo

  • Dirección: Avenida de los Toreros, 4 , Ciempozuelos
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 73
Ver ficha

Residencia Asistida de Personas Mayores Benito Menni

  • Dirección: Calle Jardines, 1 , Ciempozuelos
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 284
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Pablo Neruda

  • Dirección: Calle Santa Clara, s/n , Ciempozuelos
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia de Ancianos Palacios

  • Dirección: Paseo de la Estación, 16 , Ciempozuelos
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Cobeña

Alba 2 Residencia Geriátrica

  • Dirección: Calle Viñuelas, 2 , Cobeña
    • Gestión del centro: Privada
    • Residentes atendidos: Válidas y asistidas
Ver ficha

Residencia Cobeña Inarejos

  • Dirección: Calle Vereda de los Sastres, 1, s/n , Cobeña
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 96
    • Residentes atendidos: Válidas y asistidas
Ver ficha

Collado Villalba

Centro Residencial El Edén

  • Dirección: Calle Marcelo Martín Bravo, 17 , Collado Villalba
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 38
Ver ficha

Residencia de Ancianos Nuestra Casa

  • Dirección: Calle Las Águedas, s/n , Collado Villalba
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 140
Ver ficha

Sol Salud

  • Dirección: Urbanización La Cerca, 30 , Collado Villalba
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 65
Ver ficha

Colmenar del Arroyo

Sanitas Residencial Almenara

  • Dirección: Calle Colmenar, 2 , Colmenar del Arroyo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 106
Ver ficha

Colmenar Viejo

Amma Colmenar

  • Dirección: Calle Mosquilona, 65 , Colmenar Viejo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Colmenar Viejo

  • Dirección: Avenida de los Remedios, 28 , Colmenar Viejo
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 399
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad ADEMAR

  • Dirección: Calle Hortensias, 2 , Colmenar Viejo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 23
Ver ficha

Residencia Los Gladiolos

  • Dirección: Calle Gladiolos, 5 , Colmenar Viejo
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Nuestra Sra. de la SolEdad y del Carmen

  • Dirección: Calle Soledad, 52 , Colmenar Viejo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 51
Ver ficha

Colmenarejo

Residencia Santa Fe

  • Dirección: Calle Maravillas, 12 , Colmenarejo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 36
Ver ficha

Coslada

Amma Coslada

  • Dirección: Avenida de España, 130 , Coslada
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Cubas de la Sagra

Residencia de Personas Mayores Sta. María del Silencio - Cáritas

  • Dirección: Calle Sagrado Corazón, 25 , Cubas de la Sagra
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 120
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Ruiz y Latorre

  • Dirección: Calle de las Casas, 22 , Cubas de la Sagra
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

El Álamo

Residencia de 3ª Edad San Juan de Dios

  • Dirección: Carretera de Navalcarnero - Chinchón, km 5 , El Álamo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 303
Ver ficha

Residencia de la 3ª Edad Benja

  • Dirección: Avenida de Toledo, 23 , El Álamo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 188
Ver ficha

Residencia La Edad de Oro

  • Dirección: Avenida Príncipe de Asturias, 1 , El Álamo
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Nuestra Sra. de Belén

  • Dirección: Calle Antonio Machado, 3 , El Álamo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 24
Ver ficha

Residencia Sta. Gema Galgani

  • Dirección: Calle Pensamiento, 20 , El Álamo
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Escorial

Escorial Centro de Mayores

  • Dirección: Avenida Reyes Católicos, 5 , Escorial
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 60
Ver ficha

Residencia Elisa

  • Dirección: Calle San Quintín, 9 , Escorial
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 18
Ver ficha

Residencia para Mayores El Escorial

  • Dirección: Calle Arias Montano, 12 , Escorial
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Molar

Residencia Isla de Kos

  • Dirección: Carretera de Burgos, km 42 , Molar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 90
Ver ficha

Fuenlabrada

Residencia de 3ª Edad Santa Justa

  • Dirección: Camino de Fregacedos, 2 , Fuenlabrada
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 54
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad San Esteban

  • Dirección: Calle Argentina, 24 , Fuenlabrada
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Municipal y centro de día de Mayores de Fuenlabrada

  • Dirección: Calle Villa Elena, 21 , Fuenlabrada
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 63
Ver ficha

Virgen de la Esperanza

  • Dirección: Calle Galicia, 5 , Fuenlabrada
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Fuente el Saz de Jarama

Caim Los Olivos

  • Dirección: Calle Félix Rodríguez de la Fuente, 2 , Fuente el Saz de Jarama
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Primar

  • Dirección: Avenida de Aragón, 21 , Fuente el Saz de Jarama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 40
Ver ficha

Galapagar

Amanecer

  • Dirección: Calle Rosales, 4 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Hotel de 3ª Edad El Madroño

  • Dirección: Calle La Perdiz, 12 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 50
Ver ficha

La Posada de Martín

  • Dirección: Calle San Antonio, 6 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia de Mayores Navasalud

  • Dirección: Calle Colada Charco de la Hoya, 10, D , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 28
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Antares

  • Dirección: Calle Puente del Retamar, 4 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 24
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Mixta Gala Salud

  • Dirección: Calle Frontera, 21 - 23 - 25 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia El Jardín de la Alegría

  • Dirección: Calle Navamora, 6 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Las Marismas

  • Dirección: Calle Fuente de las Colmenas, 34 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 15
Ver ficha

Residencia para la 3ª Edad Santísima Trinidad

  • Dirección: Calle Monte Isabel (Colonia Torrelodones), 21 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 16
Ver ficha

Sta. Gema Residencia

  • Dirección: Calle Peraleda, 9 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 14
Ver ficha

Valdesalud

  • Dirección: Calle Cíes, 22 , Galapagar
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 27
Ver ficha

Getafe

Adavir Getafe

  • Dirección: Calle Islas Canarias, 162 , Getafe
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Residencia Cerro de los Ángeles

  • Dirección: Calle Groenlandia, 6 , Getafe
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 99
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Alzheimer Getafe

  • Dirección: Avenida Francisco Fernández Ordóñez, 2 , Getafe
    • Gestión del centro: Pública
Ver ficha

Griñón

Residencia Tercer Milenium Griñón

  • Dirección: Calle Albéniz, 2 , Griñón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 150
Ver ficha

Residencia centro de día de Personas Mayores Municipal de Griñón

  • Dirección: Calle Ermita, 1 , Griñón
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 78
Ver ficha

Guadalix de la Sierra

Residencia Municipal Guadalix de la Sierra

  • Dirección: Calle Palenque, 8 , Guadalix de la Sierra
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 58
Ver ficha

Guadarrama

Alameda Residencial Guadarrama

  • Dirección: Calle Valle del Alberche, 70 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 16
Ver ficha

Residencia La Jarosa

  • Dirección: Paseo de la Alameda, 7 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Mixta de 3ª Edad Guadarrama

  • Dirección: Paseo de Molino del Rey, 31 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Residencia Municipal de San Miguel Arcángel

  • Dirección: Calle Panera, 1 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 21
Ver ficha

Residencia para Mayores La Alameda

  • Dirección: Paseo de la Alameda, 23 - 25 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 39
Ver ficha

Residencia Tercera Edad Mañón

  • Dirección: Calle Antonio Machado, 22 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 15
Ver ficha

Residencia Tercera Edad Virgen de la Peña

  • Dirección: Calle Escorpión, 15 , Guadarrama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 23
Ver ficha

Humanes de Madrid

Amma Humanes

  • Dirección: Avenida de los Deportes, 14 , Humanes de Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Cabrera

Residencia de 3ª Edad Nuestra Sra. del Rosario

  • Dirección: Avenida Generalísimo, 54 , Cabrera
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 33
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Los Chopos

  • Dirección: Avenida de la Cabrera, 46 , Cabrera
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 17
Ver ficha

Residencia Padre Damián de Veuster

  • Dirección: Calle Hornillo, 5 , Cabrera
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Las Rozas de Madrid

Centro Residencial Sanyres Las Rozas

  • Dirección: Calle Playa de Sardinero (Urb. Punta Galea), 19 , Las Rozas de Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 160
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Las Matas

  • Dirección: Calle Monte (Urbanización Las Matas), 11 , Las Rozas de Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 170
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Sanalba

  • Dirección: Avenida de los Barrancos, 4 , Las Rozas de Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 80
Ver ficha

Sanitas Residencial Las Rozas

  • Dirección: Avenida de Atenas, 5 , Las Rozas de Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 137
Ver ficha

Solyvida Las Rozas

  • Dirección: Calle Chile, 16 , Las Rozas de Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 246
Ver ficha

Leganés

Residencia de Personas Mayores Parque los Frailes

  • Dirección: Calle de los Frailes, 12 , Leganés
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 220
Ver ficha

Residencia El Encinar

  • Dirección: Calle Constitución de Cádiz, 5 , Leganés
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 132
Ver ficha

Residencia Geriátrica Valdepelayos

  • Dirección: Calle Diego Martínez Barrio, 65 , Leganés
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 18
Ver ficha

Los Molinos

Casa de Ancianos Hnitas. de los Pobres

  • Dirección: Calle Virgen del Espino, 1 , Los Molinos
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Majadahonda

Centro Tercera Edad San Luis Gonzaga

  • Dirección: Calle Mar Egeo, 51 , Majadahonda
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 202
Ver ficha

Residencia Valle de la Oliva

  • Dirección: Calle Manuel de Falla, 35 , Majadahonda
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 130
Ver ficha

Manzanares el Real

Hotel Residencia La Ponderosa Real

  • Dirección: Avenida Maderuelos, 23 , Manzanares el Real
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 90
Ver ficha

Residencia Manzanares

  • Dirección: Calle Rosaleda, 21 , Manzanares el Real
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Mejorada del Campo

Residencia Nuestra Señora de la Esperanza I

  • Dirección: Calle Pintor Salvador Dalí, 7 , Mejorada del Campo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Miraflores de la Sierra

Residencia de Tercera Edad Virgen de la Asunción

  • Dirección: Carretera de Miraflores - Guadalix, km 0,4 , Miraflores de la Sierra
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 12
Ver ficha

Residencia Municipal El Perpetuo Socorro

  • Dirección: Calle Crucero, s/n , Miraflores de la Sierra
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 28
Ver ficha

Montejo de la Sierra

Residencia Municipal Nazaret

  • Dirección: Calle Cruces, 2 , Montejo de la Sierra
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 50
Ver ficha

Moraleja de Enmedio

Residencia Nuestra Sra. del Sagrario

  • Dirección: Avenida de Arroyomolinos, 3 , Moraleja de Enmedio
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 80
Ver ficha

Moralzarzal

Centro para Mayores Santa Isabel

  • Dirección: Calle Valleja, 30 , Moralzarzal
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 48
Ver ficha

Residencia Bellvis

  • Dirección: Calle Praderones, 2 , Moralzarzal
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 48
Ver ficha

Sierra Kanaima

  • Dirección: Calle Juncarejo, 18 , Moralzarzal
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 33
Ver ficha

Morata de Tajuña

Residencia de Ancianos Virgen de la Antigua Fundación Mac-Crohon

  • Dirección: Calle Asilo, 2 , Morata de Tajuña
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 98
Ver ficha

Móstoles

Residencia de Ancianos de válidos de Móstoles

  • Dirección: Calle Juan XXIII, 6 , Móstoles
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 37
    • Residentes atendidos: Válidos
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Parque Coimbra

  • Dirección: Avenida de los Sauces, 55 , Móstoles
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 220
Ver ficha

Navalcarnero

Real Villa de Navalcarnero

  • Dirección: Paseo de San Damián, 3 , Navalcarnero
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 112
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Asociación Rosas del Camino

  • Dirección: Calle San Roque, 95 , Navalcarnero
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Residencia de Navalcarnero

  • Dirección: Calle Dehesa de Mari Martín, s/n , Navalcarnero
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Residencia La Aurora

  • Dirección: Carretera de El Escorial, s/n , Navalcarnero
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 117
Ver ficha

Residencia Municipal Mariana de Austria

  • Dirección: Calle La Doctora, 8 , Navalcarnero
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 45
Ver ficha

Parla

Residencia de Personas Mayores de Parla

  • Dirección: Calle Zuloaga, 2 , Parla
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 65
Ver ficha

Pedrezuela

Residencia Las Fuentes

  • Dirección: Calle Entreprados, 1 , Pedrezuela
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 95
Ver ficha

Pelayos de la Presa

Centro de Mayores El Chaflán

  • Dirección: Calle Marcial Llorente, 47 , Pelayos de la Presa
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 28
Ver ficha

Real de Pelayos

  • Dirección: Calle Pinares, s/n , Pelayos de la Presa
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 48
Ver ficha

Residencia Bellas Vistas

  • Dirección: Avenida Marcial Llorente, 39 , Pelayos de la Presa
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 120
Ver ficha

Pinto

Residencia Virgen de la Luz Pinto

  • Dirección: Calle San Martín, 20 , Pinto
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 160
Ver ficha

Pozuelo de Alarcón

Ballesol Pozuelo

  • Dirección: Calle Arquitectura, 116 - 118 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Casa Jardín Pozuelo

  • Dirección: Avenida General Mola, 25 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 19
Ver ficha

Fundación San Diego y San Nicolás

  • Dirección: Avenida de Majadahonda, 4 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 96
Ver ficha

La Atalaya

  • Dirección: Camino de Alcorcón, 2 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Religioso
    • Plazas ofertadas: 43
Ver ficha

Residencia Aldaba de 3ª Edad

  • Dirección: Calle Doctor Agudo, 1 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 18
Ver ficha

Residencia Claune

  • Dirección: Calle Javier Fernández Golfín, s/n , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 61
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Malvarrosa

  • Dirección: Calle Pío Milla Andrés, 33 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 17
Ver ficha

Residencia La Cabaña

  • Dirección: Calle Burgos, 15 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 35
Ver ficha

Residencia Manuel Herranz

  • Dirección: Calle García Martín, 25 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 83
Ver ficha

Residencia Oromar

  • Dirección: Calle Ourense, 114 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 18
Ver ficha

Residencia Valderey

  • Dirección: Calle Ciudad Real, 18 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 15
Ver ficha

Residencial la Salud

  • Dirección: Calle Manuel Roses, 13 , Pozuelo de Alarcón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 50
Ver ficha

Robledo de Chavela

Las Golondrinas de Robledo

  • Dirección: Calle Miguel de Cervantes, 40 , Robledo de Chavela
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 58
    • Residentes atendidos: Asistidos
Ver ficha

San Agustín del Guadalix

Adavir San Agustín de Guadalix

  • Dirección: Calle Halcón, 1 , San Agustín del Guadalix
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

San Fernando de Henares

Artevida San Fernando

  • Dirección: Calle de Vergara, 13 , San Fernando de Henares
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 140
Ver ficha

San Lorenzo de El Escorial

Residencia Ancianos María Leonor y Legado de los Pobres H. Muriel

  • Dirección: Calle María Leonor, 3 , San Lorenzo de El Escorial
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 61
Ver ficha

Sanyres Escorial

  • Dirección: Calle Luis de Cervera Vera, 1 , San Lorenzo de El Escorial
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

San Martín de la Vega

Residencia Municipal de San Martín de la Vega

  • Dirección: Calle El Greco, 52 , San Martín de la Vega
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 44
Ver ficha

San Martín de Valdeiglesias

Centro Residencial Juan Pablo II

  • Dirección: Carretera Comarcal 501, km 57 , San Martín de Valdeiglesias
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 182
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores San Martín de Valdeiglesias

  • Dirección: Calle San Martín, 2 , San Martín de Valdeiglesias
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 122
Ver ficha

San Sebastián de los Reyes

Centro Residencial para Mayores Años Dorados

  • Dirección: Calle Cerezos, 4 , San Sebastián de los Reyes
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 50
Ver ficha

Residencia Moscatelares

  • Dirección: Calle Alfonso X El Sabio, s/n , San Sebastián de los Reyes
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 140
Ver ficha

Residencia y Centro de Día La Marina

  • Dirección: Avenida de Cataluña, 4 , San Sebastián de los Reyes
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 159
Ver ficha

Serranillos del Valle

Flor de Retama

  • Dirección: Calle Retama, 9 , Serranillos del Valle
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Sevilla la Nueva

Residencia Los Cortijos

  • Dirección: Calle Carril Antiguo, 20 , Sevilla la Nueva
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 57
Ver ficha

Residencia Sta. Bárbara del Hórreo

  • Dirección: Calle Jacinto Benavente, 15 , Sevilla la Nueva
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 33
Ver ficha

Urbanización de Mayores

  • Dirección: Avenida de Guadarrama, s/n , Sevilla la Nueva
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 178
Ver ficha

Soto del Real

Residencia Arzobispo Morcillo

  • Dirección: Avenida Soto (Urbanización Villacorta), 2 , Soto del Real
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 78
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Sierra de Madrid Soto

  • Dirección: Calle Acero, 3 , Soto del Real
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 29
Ver ficha

Residencia Soto Fresnos

  • Dirección: Avenida de España, 11 , Soto del Real
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 115
Ver ficha

Tielmes

Residencia La Solana

  • Dirección: Plaza de la Iglesia, 4 , Tielmes
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 142
Ver ficha

Torrejón de Ardoz

Adavir Torrejón de Ardoz

  • Dirección: Calle Francia, 6 , Torrejón de Ardoz
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Torrejón de la Calzada

Residencia de Tercera Edad Magán

  • Dirección: Calle Miguel Delibes, s/n , Torrejón de la Calzada
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 140
Ver ficha

Torrelaguna

Residencia para Personas Mayores Torrelaguna

  • Dirección: Calle Doctor Manuel Hidalgo Huerta, 12, Torrelaguna
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 93
Ver ficha

Torrelodones

Residencia de Ancianos Sta. María de los Ángeles

  • Dirección: Calle Monte Cristina, , Torrelodones
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 35
Ver ficha

Torremocha de Jarama

Residencia Municipal de Torremocha de Jarama

  • Dirección: Calle Canal de Isabel II, 6 , Torremocha de Jarama
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 49
Ver ficha

Torres de la Alameda

SAR Rosario

  • Dirección: Calle Palmeras, 3 , Torres de la Alameda
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 12
Ver ficha

Tres Cantos

Residencia Asistida San Camilo

  • Dirección: Calle Sector Escultores, 39 , Tres Cantos
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 135
    • Residentes atendidos: Asistidos
Ver ficha

Valdemoro

Residencia de 3ª Edad Geriatros Valdemoro

  • Dirección: Calle Juncarejo (Urbanización El Restón), , Valdemoro
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Venturada

Residencia 3ª Edad Gerontos

  • Dirección: Avenida de Madrid, 1 , Venturada
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 23
Ver ficha

Villalbilla

Residencia de 3ª Edad Peñas Albas

  • Dirección: Avenida de España (Urbanización Peñas Albas), 4 , Villalbilla
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 80
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad San Miguel

  • Dirección: Calle Reyes Magos, 27 , Villalbilla
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 26
Ver ficha

Villamanta

Residencia Mixta La Paz

  • Dirección: Camino de Aldea del Fresno, 1 , Villamanta
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 54
Ver ficha

Residencia Virgen del Socorro

  • Dirección: Avenida Generalísimo, 2 , Villamanta
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 98
Ver ficha

Villamantua

  • Dirección: Carretera de Navalcarnero - Cadalso de los Vidrios, km 9,6 , Villamanta
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 67
Ver ficha

Villamantilla

Residencia de 3ª Edad AAR-FIDES

  • Dirección: Calle San Miguel, 22 , Villamantilla
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 18
Ver ficha

Villanueva de la Cañada

Amma Villanueva

  • Dirección: Avenida de Madrid, 3 , Villanueva de la Cañada
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Villanueva del Pardillo

Centro Sociosanitario Medinaceli

  • Dirección: Avenida de los Estudiantes, 3 , Villanueva del Pardillo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 248
Ver ficha

Villaviciosa de Odón

Residencia El Castillo

  • Dirección: Avenida del Valle (Urbanización El Castillo), 7 , Villaviciosa de Odón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 75
Ver ficha

Residencia Nuestra Sra. de la Antigua

  • Dirección: Calle Nervión, 6 , Villaviciosa de Odón
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 49
Ver ficha

Zarzalejo

Sierrasalud

  • Dirección: Avenida de la Estación, 71 , Zarzalejo
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 81
Ver ficha

Madrid

Adavir Ciudad Lineal

  • Dirección: Calle  Gabriel Montero, 3, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Adavir Parque Rosales

  • Dirección: Calle  Berrocal (Parque Rosales), 42, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Amma Puente de Vallecas

  • Dirección: Calle  Baltasar Santos (esquina Sierra Toledana), 2, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Amma Valdebernardo

  • Dirección: Calle  Ladera de los Almendros (Distrito de Vicálvaro), 44 - 46, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Amma Arganzuela

  • Dirección: Calle  Embajadores, 211, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Amma Usera

  • Dirección: Avenida  La Perla, 3, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Asociación Residencia Hogar Maestro Jubilado

  • Dirección: Calle  Alcalá, 50, Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 14
Ver ficha

Casa Familiar San Pedro

  • Dirección: Calle San Pedro, 3 duplicado , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 17
Ver ficha

Caser Residencial Sta. Hortensia

  • Dirección: Calle Santa Hortensia, 46 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Centro Geriátrico La Luz

  • Dirección: Calle Fernández Caro, 35 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 17
Ver ficha

Clínica Geriátrica Imbea - Morejón

  • Dirección: Calle Menéndez Pidal, 25 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 27
Ver ficha

Centro geríatrico Valdeluz Carabanchel

  • Dirección: Calle Antonia Rodríguez Sacristán, 10 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 227
Ver ficha

Centro Residencial Valmonte

  • Dirección: Calle Romero Girón, 9 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 140
Ver ficha

Club Residencial Imperial

  • Dirección: Paseo Imperial, 26 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 354
Ver ficha

Domus Moratalaz

  • Dirección: Calle Hacienda de Pavones, 261 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 190
Ver ficha

ComUnidad Marianista de Siquem

  • Dirección: Calle Joaquín Turina, 39 bis , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 17
Ver ficha

Euroresidencias Puerta de Hierro

  • Dirección: Calle Alfonso Fernández Clausells, 2 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 45
Ver ficha

Euroresidencias El Viso

  • Dirección: Calle Rodríguez Marín, 57 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 106
Ver ficha

Fundación de Doña Fausta Elorz

  • Dirección: Calle Conde de Peñalver, 53 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 120
Ver ficha

Fundación Residencia San Francisco de Paula

  • Dirección: Calle Valdebernardo, 29 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 74
Ver ficha

Nuestra Señora de Montserrat

  • Dirección: Calle San Bernardo, 79 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 97
Ver ficha

Pinar de Aravaca

  • Dirección: Calle Camarines, 2 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 119
Ver ficha

Mapfre-Quavitae Madrid - Albufera

  • Dirección: Calle Sierra Alcubierre, 8 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 143
Ver ficha

Residencia Alejandro Dumas

  • Dirección: Paseo de los Melancólicos, 79 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 26
Ver ficha

Residencia Asistida La Paloma

  • Dirección: Calle Toledo, 39 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 99
Ver ficha

Residencia Asistida Vista Alegre

  • Dirección: Calle Vista Alegre, 4 - 6 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 98
Ver ficha

Residencia Avenida de San Luis

  • Dirección: Calle Totana, s/n , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 99
Ver ficha

Residencia Asistida Sta. Eugenia

  • Dirección: Calle Zazúar, 15 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 296
Ver ficha

Residencia Casablanca

  • Dirección: Avenida Victoria, 36 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 71
Ver ficha

Residencia Casa Jardín

  • Dirección: Calle San Telmo, 63 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Atenea

  • Dirección: Avenida Cardenal Herrera Oria, 162 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 44
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad La Santina Dos

  • Dirección: Calle Isla de Cuba, 2 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 50
Ver ficha

Residencia Dalama de Tercera Edad

  • Dirección: Calle Durango, 36 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 17
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad ComUnidad Marías

  • Dirección: Avenida Nuestra Señora de Fátima, 100 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 14
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Los Madroños de Orgaz

  • Dirección: Avenida de los Madroños, 62 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 25
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Vuestra Casa I

  • Dirección: Calle Roma, 16 - 18 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Residencia de 3ª Edad Vuestra Casa II

  • Dirección: Calle Martínez Izquierdo, 37 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 27
Ver ficha

Residencia de Ancianos Don Bosco

  • Dirección: Camino Viejo de Hortaleza, 20 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia de Ancianos Monte Hermoso

  • Dirección: Calle Doctor Blanco Nájera, 6 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 130
Ver ficha

Residencia de Ancianos Sta. Teresa y San José

  • Dirección: Plaza de España, 14, A , Madrid
    • Gestión del centro: Religioso
    • Plazas ofertadas: 22
Ver ficha

Residencia de Mayores Aguamarina

  • Dirección: Calle Ana Teresa, 11 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 12
Ver ficha

Residencia de Mayores Madrid - Peñuelas

  • Dirección: Calle Arganda, 9 - 11 , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 220
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Carabanchel

  • Dirección: Calle General Ricardos, 177 , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 77
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Colegio de la Paz

  • Dirección: Calle Doctor Esquerdo, 44 , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 80
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores de Villaverde

  • Dirección: Calle Arroyo Bueno, 20 - 22 , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 70
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores El Pozo del Tío Raimundo

  • Dirección: Calle Cabo Tarifa, 2 , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Gran Residencia

  • Dirección: Calle General Ricardos, 177, Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 360
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores San José

  • Dirección: Calle Trévelez, s/n , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 48
Ver ficha

Residencia de Personas Mayores Vista Alegre

  • Dirección: Calle General Ricardos, 177 , Madrid
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 204
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Gran Familia

  • Dirección: Calle Luis Larrainza, 46 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 20
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Las Mercedes

  • Dirección: Calle Ana Teresa, 5 - 7 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 25
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Retiro de Aravaca

  • Dirección: Calle Ana Teresa, 1 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 46
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad San Pablo

  • Dirección: Calle Fuentelencina, 42 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 14
Ver ficha

Residencia de Tercera Edad Sta. María del Sagrario

  • Dirección: Plaza de la Emperatriz, 12 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 50
Ver ficha

Residencia Doctor Arce

  • Dirección: Avenida Doctor Arce, 27 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Residencia Doña Sofía

  • Dirección: Avenida de los Toreros, 35 - 37 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 22
Ver ficha

Residencia Geriátrica AbaDía

  • Dirección: Calle Tambre, 25 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 43
    • Residentes atendidos: Válidas y asistidas
Ver ficha

Residencia Geriátrica María Auxiliadora

  • Dirección: Calle Eugenia de Montijo, 79 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 71
Ver ficha

Residencia Gravina

  • Dirección: Calle Gravina, 20 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Hogar Sta. Bárbara

  • Dirección: Calle San Lucas, 6 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 24
Ver ficha

Residencia Jazmín

  • Dirección: Calle Jazmín, 32 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 59
Ver ficha

Residencia Jesús Nazareno y los Dolores

  • Dirección: Calle Magnolias, 105 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 95
Ver ficha

Residencia Las Azaleas

  • Dirección: Calle Bueso de Pineda, 52 , Madrid
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 66
Ver ficha

Dr. Alfonso J. Cruz Jentoft

  • Dirección: MIP Salud Conde de Aranda, 15 Madrid, Madrid
Ver ficha
Infórmate gratis