Fecundación in Vitro-ICSI en Madrid

Centro en estudio en Madrid

Fecundación in Vitro-ICSI en Madrid
Muy pronto

No renuncies a tu sueño de tener hijos. BonoMédico te ayuda con la fecundación in vitro en Madrid

Bonomédico te trae a los mejores especialistas en fertilidad: fecundación in vitro en Madrid al mejor precio y con las mejores condiciones de financiación.

La fecundación in Vitro es una técnica que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero. Ofrece un elevado porcentaje de éxito y es, junto a la inseminación artificial, la técnica de reproducción asistida más usada a día de hoy. En esencia consiste en la extracción de óvulos y espermatozoides de los propios pacientes y su posterior tratamiento. Se introduce, mediante un aguja microscópica, el espermatozoide en el óvulo, propiciando la fecundación. Después de varios días, los óvulos fecundados se reintroducen en el útero de la madre, donde se gestarán de manera natural.

Si te interesa conocer cuándo estará disponible esta oferta, contacta con nosotros y te avisaremos.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica y estudio previo.
  • Obtención de los gametos masculino y femenino a partir de los propios pacientes o de donantes anónimos.
  • Tratamiento de fertilidad mediante fecundación in vitro

No incluye

  • Posibles complicaciones fuera del proceso médico normal.

Fecundación in Vitro-ICSI en Madrid: más información

Fecundación in vitro en Madrid: una solución a los problemas de esterilidad

Diferencias entre esterilidad y fecundidad

Antes de hablar en concreto de la fecundación in vitro en Madrid, vamos a tratar de aclarar y de diferenciar dos términos que generalmente se consideran sinónimos. Y es que muchas personas confunden los términos fertilidad y esterilidad, sin embargo tienen diferencias; además también hay distintas causas.

En los últimos años es común ver parejas mayores que no han podido tener hijos. Algunas de ellas lo hacen por elección, otras han intentado en infinidad de ocasiones la procreación, pero les ha sido imposible.

En ese sentido, surge la duda sobre si la pareja es estéril o infértil. Antes que nada hay que hacer una diferenciación entre ambos términos para que esto no genere confusión en el paciente.

Se debe saber, entonces, que la esterilidad es la incapacidad de concebir, es decir, la concepción no se logra, y por ende anteriormente no se ha presentado un embarazo; por otro lado cuando se habla de infertilidad, es porque la pareja logra el embarazo, pero éste no evoluciona, es decir, en algún punto se interrumpe, no llegando a término.

Cabe destacar que en el supuesto de la infertilidad se puede dar el caso de que la pareja ya haya presentado anteriormente un embarazo normal, pero cuando deciden tener un otro hijo, no lo logran debido a que, en la mayoría de los casos, hay un aborto. Por lo tanto, también dentro de la infertilidad caben esas parejas que ya han concebido, pero cuando intentan tener otro hijo no tienen éxito.

Entonces, ¿cuándo se considera que una pareja es estéril o infértil? Básicamente cuando el embarazo se interrumpe, en el caso de la infertilidad, o cuando tras un año de mantener relaciones sexuales de manera frecuente, sin protección, no se logra la fecundación, máxime cuando se intenta en los días previos a la ovulación, cuando se es más fértil.

Causas de la infertilidad y de la esterilidad

Hay diferentes motivos por los que una pareja puede ser infértil o estéril. De hecho, en los últimos años se ha vuelto más común que una pareja tenga problemas para lograr un embarazo. Algunos de los especialistas dan una lista detallada de los problemas médicos que pueden surgir al respecto, en los cuales ahondaremos más adelante, pero también hay otros factores que inciden en esta condición.

La pareja tiene que mantenerse unida en todo el proceso de Fecundación in vitro en Madrid

La pareja tiene que mantenerse unida en todo el proceso de Fecundación in vitro en Madrid

Uno de los factores que se ha identificado como dominante es el supuesto de aquellas mujeres que deciden retrasar la maternidad, ya sea por trabajo o estudios. Cuando deciden que es el momento de ser madres, se topan con una serie de patologías que se lo impiden. Por otro lado, en el caso de los hombres, no se imaginan que presenten baja calidad seminal o problemas con los espermatozoides.

Un punto que debe quedar muy claro es que para dar un diagnóstico de infertilidad o esterilidad es preciso que el paciente se someta a una serie de estudios y análisis que determinen las razones de estas afirmaciones. Para eso, también es importante que usted tome conciencia de la situación y que no retrase la consulta al especialista, máxime cuando por mucho tiempo ha tenido embarazos fallidos.

Y es que debe tener claro que al tener un diagnóstico, usted y su pareja podrán comenzar con un tratamiento que les ayude a concebir, sea éste la fecundación in vitro en Madrid o cualquier otro tratamiento de reproducción asistida, sin que el embarazo se vea interrumpido o bien que se logre con éxito la fecundación.

La infertilidad

Ya se ha mencionado que la infertilidad es la imposibilidad de que el embarazo llegue a término. Pues bien, en ese sentido, tanto el hombre como la mujer presentan diversas patologías que impiden que se dé la fecundación. 

Para llegar a entender este problema, es preciso que la pareja se someta a un estudio minucioso que determine las causas del mismo y de esa forma comenzar con un tratamiento específico en base a lo que halle el médico.

En este apartado detallaremos cada una de esas causas que impiden que una pareja pueda tener hijos, tanto del lado femenino como del masculino para que usted tenga más información de cada una de ellas.

Problemas en las mujeres    

Antes de entrar en detalle sobre las patologías o deficiencias por las cuales las mujeres no pueden concebir, se deben distinguir dos tipos de infertilidad: la primaria y la secundaria.

En el primer caso, se ubican aquellas parejas que han mantenido relaciones sexuales de manera frecuente, sin protección, pero no han logrado un embarazo; en el segundo caso, se cuentan las que ya han podido llevar a término la gestación (nacimiento) al menos una vez, pero en una segunda o tercera ocasión no han logrado.

Ahora bien, al entrar en detalle de las razones por las que una pareja no puede concebir, también se deben tener en cuenta dos factores. El primero de ellos es el de índole patológica, y el segundo el psicológico. Ambos son la causa de infertilidad. Sí hemos de decir, que dependiendo de cuál sea la razón por la que no es posible tener hijos, será más aconsejable uno u otro tratamiento de reproducción asistida, tales como la fecundación in vitro, la inseminación artificial, la ovodonación, la microinyección espermática, con o sin transferencia de embriones, etc. Cada uno de estos tratamientos tiene sus propias características y sus posibles complicaciones (así, existen los riesgos de la fecundación in vitro, los riesgos de la inseminación artificial, como el síndrome de hiperestimulación espermática, por ejemplo, o los riesgos de la microinyección).

Primero ahondaremos en el caso femenino. Los médicos afirman que la principal causa por la que una mujer no logra el embarazo se debe a problemas de ovulación u hormonales, los cuales detallamos a continuación:

  • La anovulación

La ovulación depende íntimamente de las hormonas, por lo que si algo falla en ellas, también se ve alterado el ciclo menstrual. Es por eso que cuando se habla de anovulación se refiere a que el ciclo menstrual es irregular, es decir, periodos en los que usted podrá ver la menstruación durante dos meses, pero al tercer mes ya no, por poner un ejemplo. Hay una ovulación, pero no en todos los ciclos.

Los problemas de ovulación u hormonales son la principal causa de la infertilidad femenina

Los problemas de ovulación u hormonales son la principal causa de la infertilidad femenina

Hay diversos factores que inciden en que una persona no ovule.  Éstos van desde el aumento significativo de peso o en términos generales cambios drásticos en el mismo: obesidad, jornadas extenuantes de ejercicio, así como algunas enfermedades.

Para algunas mujeres no es alarmante no tener la menstruación por cierto tiempo, sin embargo cuando ésta se ausenta por tres ciclos, es preciso que se visite al médico para que haga evaluaciones al respecto, pues la situación no es normal y es muy importante que se conozcan las causas y que, en caso de ser necesario, comience un tratamiento.

  • Síndrome de ovario poliquístico

Para poder entender qué es el síndrome de ovario poliquístico usted debe saber que tanto hombres como mujeres producen hormonas sexuales, pero en cantidades diferentes. En el caso de las mujeres, la progesterona y el estrógeno son las que las caracterizan, pero también hay cantidades reguladas de andrógenos, los cuales también se producen en los hombres.

Tanto el estrógeno como la progesterona regulan el ciclo menstrual, pero en el caso de algunas jovencitas, adolescentes en su mayoría, así como algunas mujeres mayores, producen una cantidad elevada de andrógenos, lo que ocasiona que sea más difícil el desarrollo y la liberación del óvulo. Entonces en lugar de crecer y madurar, lo que sucede es que se forman quistes, pequeñas bolitas llenas de líquido.

Entonces en lugar de que el óvulo crezca, madure y se libere durante la ovulación, que es lo normal en un ciclo menstrual, lo que sucede es que esos quistes aumentan de tamaño. Todo esto se resume en periodos irregulares en los que hay meses que las mujeres no ven la menstruación.

De no ser tratado a tiempo, el síndrome de ovario poliquístico puede acarrear un sinfín de problemas en la paciente, uno de ellos es la infertilidad, así como el crecimiento anormal de vello (en piernas, rostro, pecho), obesidad, diabetes, cardiopatía, hipertensión, sangrados uterinos anormales, hasta cáncer.

Si bien este síndrome no tiene cura, sí puede tratarse, por lo que el diagnóstico oportuno es preciso para que los periodos se normalicen, y por ende la ovulación, para que el embarazo se convierta en una realidad para la mujer o la pareja.

  • La fase lútea

La fase luteínica es la que comprende el periodo entre el día de la ovulación y el día antes de la siguiente menstruación. Los médicos afirman que el periodo normal de esta fase es entre 12 y 14 días, si dura menos de 10, ya se considera fase lútea, como también se le conoce.

La fecundación in vitro en Madrid es una decisión a tomar en pareja

La fecundación in vitro en Madrid es una decisión a tomar en pareja

En términos más sencillos, el folículo tiene al óvulo en su interior, entonces cuando éste se libera queda una especie de cascarón a lo que se le conoce como cuerpo lúteo, que a su vez produce progesterona que manda señales al útero para que éste se engrose y se aliste para recibir al embrión y así se desarrolle el embarazo. 

En estos casos anómalos, cuando hay fase lútea no se produce suficiente progesterona y por ende el útero no se engrosará lo suficiente para que el embrión se adhiera a la pared del mismo, o bien no tendrá la fuerza suficiente para que se mantenga implantado.

  • Menopausia precoz

Estamos ante una menopausia precoz cuando desaparecen las funciones ováricas y el cese de la menstruación en mujeres menores de entre 40 y 45 años.

El primer síntoma, son las menstruaciones irregulares, las cuales se pueden extender por varios meses, hasta que la mujer comienza a presentar características propias de las que ya están en la menopausia, como calores incesantes, sofocos, dolores de cabeza, etc., pero principalmente se ve disminuida la producción de estrógenos y, por ende, ya la paciente no será fértil.

Los médicos no han identificado las causas de la menopausia precoz, pero algunos deducen que se debe a cuestiones genéticas, es decir, que si la madre la presentó, es muy probable que la hija de ésta también la tendrá; además, también tiene que ver la aparición de ciertas patologías como paludismo, varicela o enfermedades autoinmunes como el hipotiroidismo.

También influyen en la infertilidad femenina los problemas con las trompas de Falopio, en la que se impide que el espermatozoide llegue hasta el óvulo y lo fecunde.

Las técnicas de reproducción asistida ayudan a conseguir un embarazo y el nacimiento de un hijo sano

Las técnicas de reproducción asistida ayudan a conseguir un embarazo y el nacimiento de un hijo sano

Entre éstas se pueden mencionar las siguientes:

  • Inflamación por clamidias

Se trata de una infección que es contraída a través de las relaciones sexuales. Ésta se presenta tanto en hombres como en mujeres y cuando no se trata a tiempo puede causar grandes daños en el aparato reproductor femenino, impidiendo que se presente el embarazo; o si éste se da, será ectópico (el que ocurre fuera del útero) el cual puede ser muy grave.

  • Los fibromas uterinos

Son tumores o masas formadas por células musculares que se desarrollan dentro de la pared de la matriz. En la mayoría de los casos éstos son benignos (no cancerosos). Éstos varían de tamaño y de forma: puede ser uno solo del tamaño de una semilla de manzana, hasta aquéllos que se agrupan en forma de racimo o en todo caso uno solo de hasta ocho pulgadas de grosor.

  • Endometriosis

La endometriosis sucede cuando las células del útero crecen en otras áreas del cuerpo, lo que causa dolor, sangrados abundantes, sangrados entre las menstruaciones y problemas de infertilidad.

El crecimiento de esas células puede ocurrir en los ovarios, intestinos, en el recto, la vejiga y en el revestimiento de la zona pélvica.

Ahora bien, las enfermedades de las que hemos hablado anteriormente son de las principales causas de la infertilidad en las mujeres, sin embargo también puede suceder por otros factores que detallamos a continuación:

  • Defectos congénitos en el aparato reproductor.
  • Diabetes.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • El padecimiento de cáncer o el aparecimiento de tumores.
  • Trastornos a nivel de la coagulación.
  • La obesidad o trastornos en la alimentación (bulimia o anorexia).
  • Desequilibrios hormonales.
  • La edad también influye, más cuando la mujer pasa de los 40 años.
  • Trastornos en la hormona tiroidea.
  • El tabaquismo.
  • Infección pélvica.

Para dar un diagnóstico sobre la infertilidad en la mujer, el médico debe realizar una serie de exámenes que permita identificar las razones del por qué el embarazo no se ha llevado a cabo. 

En cuanto al tratamiento y si es posible la fecundación in vitro en Madrid, éste dependerá de la causa, pero a eso también se le debe añadir la información que el paciente tenga de la misma, es decir, cualquiera que sea la patología que evite el embarazo, ésta es tratable, pero es de vital importancia que la pareja sea plenamente consciente de lo que le aqueja.

Problemas en el hombre

 La infertilidad masculina ocurre cuando el hombre tiene dificultades para que la mujer quede embarazada, a pesar de mantener relaciones sexuales de manera frecuente, sin protección, por periodo de un año.

Las causas de la infertilidad masculina están asociadas en la mayoría de los casos con los espermatozoides (bajo recuento o problemas con su forma, tamaño o movilidad), aunque también tienen que ver otros aspectos de índole hormonal, físico, psicológico y hasta de estilo de vida.

En términos generales, la infertilidad masculina puede deberse a poca movilidad de los espermas, problemas con la calidad del semen o que haya un bloqueo que les impida ser liberados. Sin embargo, esto va más allá. A continuación detallamos algunas de las patologías que inciden en la infertilidad masculina.

  • Varicocele

Se refiere a un problema similar al de las mujeres con las varices, salvo que en este caso hay venas dilatadas en el escroto, condición que empeora cuando los testículos se someten a temperaturas muy altas, lo cual compromete la producción de los espermatozoides.

En cuanto a los síntomas, en la mayoría de los casos los hombres no presentan ninguno, sin embargo hay quienes sí tienen dolor en el escroto, el cual puede ser leve o intenso y que aparece cuando se está de pie o sentado por largo tiempo.

Si una pareja no logra concebir un hijo, debe acudir al médico para evaluar las causas

Si una pareja no logra concebir un hijo, debe acudir al médico para evaluar las causas

  • Trastornos de los espermas

Hay pacientes en los que los espermas no están bien formados o desarrollados o son incapaces de moverse bien. Por otro lado, también se presenta la dificultad de que no haya suficientes espermatozoides, a lo que se conoce como oligospermia o que no haya producción de espermas, es decir, azoospermia.

  • Eyaculación retrógrada

Básicamente ésta consiste en una falla en los músculos del cuello de la vejiga que son la responsables de la abertura de la uretra para que ésta no se cierre durante el orgasmo. Cuando esto sucede, entonces, el semen retrocede, lo que provoca que no llegue hasta el pene y, por ende, los espermatozoides no llegan hasta la vagina para fecundar al óvulo.

Esta condición es debido a problemas con algunos medicamentos, a enfermedades que afectan el sistema nervioso o a que antes el hombre tuvo una cirugía.

  • La obstrucción

Ésta se refiere a que, de alguna forma, hay algo que impide el paso de los espermas por el conducto deferente, debido esto a una enfermedad, cirugía previa o infección, por lo que éstos no llegan desde los testículos a la uretra.

  • Problemas hormonales

Las hormonas de la glándula hipófisis tienen una incidencia vital en la fertilidad. Cuando éstas no estimulan lo suficiente no se producen espermios, de ahí que la fecundación se hace casi imposible.

  • Los medicamentos

Hay algunos fármacos utilizados para tratar la artritis, la depresión, el cáncer (donde también se incluyen los tratamientos con quimioterapia y radiación), infecciones y dolencias digestivas, entre otros, que impiden o dificultan la producción y función de los espermas, así como la eyaculación.

A todos estos problemas también se agregan otros factores como los hábitos de vida, como el consumo excesivo de alcohol, tabaco y drogas como la cocaína; además, incide el sobrepeso y la obesidad, así como la edad, como en las mujeres también, y lesiones en los testículos o en el escroto.

El diagnóstico y el tratamiento

Como se mencionaba anteriormente, el paciente puede creer que tiene problemas para concebir y en algunas ocasiones se dice estéril o infértil sin conocer las causas. Es por eso que es de suma importancia que vaya al médico ante situaciones que indiquen que algo no anda bien.

En las mujeres, para el caso, cuando los periodos menstruales no son regulares, cuando se han perdido embarazos, se ha tenido abortos, etcétera.

Por el lado de los hombres, es preciso que se tenga en cuenta que muchas veces los problemas pasan desapercibidos y hasta se ve con buenos ojos que el embarazo no se dé pese a mantener relaciones sexuales sin protección.

En ese sentido, el médico recurre a varios análisis médicos con los cuales puede determinar qué marcha mal y así comenzar con un tratamiento. A continuación los detallamos, primero para las mujeres y luego para los hombres.

  • Exámenes de sangre para determinar los niveles de progesterona y la foliculoestimulante.
  • Medición de la temperatura corporal por las mañanas para determinar si los ovarios están liberando los óvulos.
  • Pruebas para verificar la función de la tiroides.
  • Ecografías de la pelvis.

En hombres:

  • Pruebas y análisis del semen.
  • Examen del pene y del escroto.
  • Exámenes de sangre para verificar los niveles de hormonas.
  • Biopsia testicular.
  • Ecografía de los genitales.
La fecundación in vitro es el método más avanzado para lograr un embarazo

La fecundación in vitro es el método más avanzado para lograr un embarazo

Para lograr un embarazo hay muchas formas, más cuando existe un diagnóstico de infertilidad o esterilidad. La inseminación artificial es uno de los más comunes, aunque también la fecundación in vitro en Madrid está en el top de la reproducción asistida por ser un porcentaje más efectiva que la primera. Sin embargo, para comenzar con un tratamiento primero se debe tener la causa del por qué no se ha logrado la concepción. 

La información que se tenga es primordial. El tratamiento podría comenzar con la ingesta de fármacos que ayuden a la liberación de óvulos o de espermas, esperar el momento preciso en el que ocurra la ovulación y tener relaciones sexuales.

En mujeres con periodos normales (de 28 días), esto es fácil de determinarlo, pero en aquellas en que la menstruación es irregular, se necesita de asesoría médica para que se les guíe en ese aspecto. En la mayoría de los casos, con el tratamiento adecuado, el embarazo es casi siempre una realidad, pero para eso se necesita que se inicie con el tratamiento de forma oportuna.

Las claves están también en las manos de los pacientes. Evitar los contactos sexuales casuales ayuda en demasía, puesto que se previenen enfermedades como la gonorrea, la clamidia, entre otras, que de no tratarse a tiempo inciden en la infertilidad.

Por otro lado, cuando el paciente opta por una vida saludable que implique una alimentación equilibrada y ejercicio de manera constante, se ayuda a mantener un peso ideal, puesto que como se mencionó anteriormente, eso afecta a nivel hormonal.

Todas las situaciones que anteriormente se han expuesto son una guía que usted puede tomar en cuenta cuando se trate de infertilidad y esterilidad. Es preciso que vaya al médico, pues en cierta forma, retrasar la maternidad tampoco es una opción. 

Transferencia de embriones congelados o donados

La sociedad actual ha cambiado tanto que precisa de la tecnología incluso para temas como la paternidad. La incorporación al mundo laboral ha hecho que las mujeres posterguen tanto el ser madres que, cuando se plantean esta opción, ya es casi imposible conseguir su objetivo. Es entonces cuando barajan la posibilidad de someterse a un tratamiento de fecundación in vitro en Madrid o a algún otro tipo de reproducción asistida, ya que el tiempo no corre a su favor.

Hay varias formas de conseguir ser madre con estos métodos:

  • Con el propio material de la paciente y su pareja (óvulo y espermatozoide).
  • Mediante la adopción del embrión proveniente de una pareja más joven.
  • Por la adquisición de embriones congelados, sobrantes de otra pareja que los donó a la clínica. Esta última opción es la más económica y demandada.

Por tanto, la transferencia de embriones congelados o donados es una técnica que se engloba dentro de la reproducción asistida y se basa en traspasar embriones congelados -que provienen de una donación- a una mujer receptora con el fin de que esta quede embarazada.

Dichos embriones proceden de otras parejas que previamente se han sometido a técnicas de Fecundación In Vitro y que han conseguido ser padres, pero que durante el proceso han generado varios embriones que han congelado y se han suscrito a la posibilidad de donarlos con fines reproductivos, la cual recoge la ley.

La Ley sobre embriones

La legislación actual de Reproducción Asistida, que data del año 2006, recoge lo siguiente: la pareja que haya producido preembriones sobrantes durante su tratamiento de fertilidad, deberá exponer por escrito qué quiere hacer con este material extra.

Las opciones que recoge la ley son muy claras y pasan por la crioconservación, tras la cual pueden:

  • Utilizarlos más adelante la propia pareja productora.
  • Donarlos con fines reproductivos.
  • Donarlos para que se investigue con ellos.
  • Que no se utilicen para nada más y que se destruyan.
Un bebé dormido

Un bebé dormido

Esta última opción se contempla solo cuando se haya agotado el plazo máximo de conservación, según dicte la Ley, sin que se haya elegido ninguna de las opciones antes descritas.

La pareja donante será preguntada, cada dos años, por la clínica que les trató para que renueven o modifiquen su consentimiento firmado con anterioridad. Si tras ser preguntada la mujer o pareja progenitora sobre qué quiere hacer con sus preembriones, esta no dice nada por escrito y se puede demostrar este hecho, este material genético pasará a formar parte de los centros en los que estén crioconservados para ser utilizados con los fines antes mencionados, manteniendo siempre una alta confidencialidad y anonimato y garantizando que no lo utilicen con ánimo de lucro.

¿Qué requisitos deben reunir los donantes?

Las mujeres o parejas donantes de embriones que han pasado por un proceso de reproducción asistida, deberán estar sanas y demostrar, mediante análisis de sangre, que no tienen ninguna enfermedad infecciosa transmisible, tal y como marca la ley. Además, las mujeres donantes deberán tener menos de 35 años. En el caso de los hombres, se establece una edad máxima de 50 años para poder donar.

Por ello, el preembrión sobrante de una pareja en la que la mujer se haya sometido a un tratamiento con más de 35 años, no podrá ser utilizado por otra aunque ellos quieran donarlo.

Curiosamente, y debido a los cambios sociales, la mayor parte de las mujeres que se someten a estas técnicas de reproducción superan los 35 años -se estima que el 60 %, según recoge el último informe de la Sociedad Española de Fertilidad 2008-. Los embriones de estas mujeres no servirían.

En cualquier caso, no es fácil que una pareja done sus preembriones aunque ellos hayan sido padres, porque los ven como los hermanos no nacidos de sus hijos.

Quienes han recurrido a óvulos y semen donados por otras personas, se desprenden con mayor facilidad de los preembriones que no han necesitado, pues ninguno de estos tiene material genético de ellos.

¿Para qué casos se transfieren embriones?

Este método es utilizado, sobre todo, por parejas que han intentado ser padres de todas las formas posibles. Hay casos curiosos de personas que incluso prefieren coger los preembriones de otros antes que crear sus propios embriones, pues por temas religiosos lo ven una forma salvar una vida que ya existe.

Pese a todo, son pocas las parejas o personas que adoptan estos preembriones provenientes de parejas que también tuvieron problemas de procreación, pues siempre no dan muy buenos resultados, ya que las parejas de las que proceden previamente tuvieron a su vez problemas para conseguir un embarazo.

Un bebé jugando con un patito

Un bebé jugando con un patito

Señalaremos ahora qué problemas reproductivos o de salud hacen que se utilice esta técnica:

  • Fracaso reiterado en la implantación embrionaria.
  • Problema ovárico precoz o espontáneo, fruto de una cirugía, quimioterapia o radioterapia.
  • Graves enfermedades de carácter genético que se pueden transmitir en un porcentaje elevado y que no son susceptibles de un diagnóstico precoz.
  • Fallo previo con las técnicas de reproducción asistida.

¿Cuándo se utiliza esta técnica y en qué consiste?

Cada pareja o persona que quiere ser padre o madre es un mundo y las circunstancias por las que eligen este método también. Hay veces en que la única opción para conseguir el embarazo es la recepción de embriones. En otro casos, anteriormente, la pareja intenta otras opciones sin éxito y recurre a esta como última opción.

Los expertos señalan que conseguir un embarazo con embriones transferidos de una adopción tiene una tasa de éxito de algo más del 40%, mientras que la opción de los ovocitos donados puede llegar incluso al 60% y en el caso de embriones congelados el porcentaje es tan solo de un 25%.

Dicho esto, señalaremos en qué consiste la técnica de la transferencia de embriones congelados.

Lo primero que hará el equipo de reproducción asistida que se encargue de realizar este proceso, será seleccionar embriones donados que tengan la mayor similitud física, de personalidad e inmunológica con la mujer o pareja receptora.

Entonces se realizará lo siguiente. Tras el tratamiento hormonal al que se somete la mujer receptora mediante el que prepara su cuerpo para la recepción de embriones, cuando ya se encuentra preparada, se procede a la descongelación de los embriones elegidos para ella. Una vez descongelados estos, se analiza la supervivencia y opciones de éxito embrionario y entonces, el día acordado, se transfieren dichos embriones.

Si, previamente a la transferencia, los embriones elegidos no fueran buenos, se elegiría un nuevo grupo de embriones para la realización de dicha transferencia.

La persona receptora necesitará de un par de semanas con tratamiento hormonal en las que acondicione su útero para la transferencia de los embriones. 

Este procedimiento es seguro siempre que se haga en un lugar preparado para ello, clínicas u hospitales que además sigan las indicaciones requeridas por la ley.

Una vez preparada la receptora, se realizará la transferencia embrionaria que se basa en colocar los embriones en la cavidad uterina mediante la vagina. Dicha transferencia es considerada la última etapa dentro del tratamiento de reproducción asistida, por lo que es vital seguir al pie de la letra las indicaciones médicas acerca de qué se debe tomar y cuándo y cómo hacer ejercicio físico.

La duración del proceso va de los diez a los veinte minutos desde que la mujer en cuestión entra en el quirófano hasta que sale.

Las características biológicas que tienen los embriones donados de una mujer o pareja son las mismas que antes de la donación. La única variación es de índole legal. Se trata de un embrión igual a cualquier otro que haya sido donado y que incluso se puede analizar genéticamente.

Este análisis de dichos embriones no suele hacerse, pues al provenir de parejas donantes que han generado niños sanos a partir de otros embriones similares se evita el riesgo de que provengan de parejas que tuvieran problemas de esterilidad. Incluso existen investigaciones que avalan el hecho de que, por congelar los embriones, no se producen efectos negativos sobre la tasa de anomalías en recién nacidos.

Hay dos tipos de embriones:

  • Lo que una pareja produce de sus gametos (óvulos y espermatozoides)
  • Los que son de donantes

Existen multitud de soluciones a los problemas que hay en temas de reproducción. En el caso de la recepción de embriones, se elige este método cuando los dos miembros de la pareja no pueden concebir un embrión. Es en este caso cuando se realiza un ciclo con óvulos de donante y se fecundan con semen también de donante.

Diferencias entre donación de óvulos con semen de donante y recepción de embriones donados

La principal diferencia entre los embriones producidos por donación de óvulos y espermatozoides y la de embriones donados de otras parejas es la cantidad.

En el caso primero, todos los embriones que se generan en una donación de óvulos con semen de donante pertenecen a la pareja receptora y se puede realizar de forma más o menos inmediata. En cambio, en la recepción de embriones, el número utilizable de estos suele ser inferior, entre 3 y 5, pues son los embriones no utilizados por parejas que se sometieron a una fecundación in vitro en Madrid u otro tratamiento de reproducción asistida.

Pese a todo ello, el éxito de embarazos con embriones donados es alto y significativo, pues hay que recordar que la mayor parte de estos pertenecieron a una serie de embriones que en su momento hicieron posible el embarazo en las parejas donantes.

Desde  www.bonomedico.es apoyamos tu decisión de ser madre y, para ayudarte a conseguirlo, ponemos a tu disposición los más cualificados centros y especialistas de tu ciudad, con las mayores garantías de calidad y al mejor precio.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Fecundación in Vitro-ICSI en Madrid: noticias relacionadas

    Selección de la donante adecuada para la donación de óvulos para FIV

    Cuando la paciente decide confiar en una donante de óvulos para su tratamiento de Ovodonación, el departamento de Ovodonación de cada clínica de reproducción asistida buscará en su banco de muchas candidatas, la donante más parecida a la madre receptora: piel, tipo y color de cabello, color de ojos, peso, altura y grupo sanguíneo.

    Selección

    Para la inclusión de la donante al banco de donante de óvulos, un equipo multidisciplinar deberá estudiar la idoneidad o no de la ovodonante. La selección comienza con una evaluación por parte de una psicóloga clínica a través del cuestionario psicológico EMAE.

    Después eso se le realiza un completo estudio médico a la ovodonante que incluye:

    1. Analítica sanguínea para comprobar que no hay ningún tipo de enfermedad infectocontagiosa como VIH, SIDA, hepatitis B, C o sífilis.
    2. Cariotipo y estudio genético para descartar que no tiene enfermedades que pudieran ser transmitidas al futuro bebé.
    3. Estudio realizado por el ginecólogo para verificar que la paciente tiene salud reproductiva y ginecológica.

    Dado ese rigor del estudio médico, hay que destacar que se descartan al 60% de las candidatas, así como la compatibilidad médica absoluta y la asignación única y total de los ovocitos.

    Qué es la Histerosalpingografía

    La Histerosalpingografía también denominada uterosalpingografía es una prueba de radiografía especial que se lleva a cabo en las trompas de Falopio y la cavidad uterina de una mujer que tiene sospechas de tener un problema en su aparato reproductor. En el examen se utiliza una forma especial de rayos X llamada fluoroscopia y un medio de contraste.

    Lo más recomendable para una Histerosalpingografía es una semana después de su última menstruación (7 u 8 días después que ha cesado el sangrado) para prevenir infecciones y para garantizar que la mujer no está en estado de embarazo.

    El día que tenga la prueba, la paciente no tendrá por qué cambiar su rutina. Sólo deberá de tomar el antibiótico y analgésico que le recetó el ginecólogo antes para prevenir posibles infecciones y evitar el dolor cuando le realicen la prueba. Lo más recomendable es que no vaya nerviosa a la prueba, ya que sólo es cuestión de unos minutos. Traté de llegar unos minutos antes de la hora indicada, es mejor llegar con tiempo al centro de salud antes que presentarse deprisa y estresada, porque eso no le hace bien al cuerpo. Cualquier duda consulte con su médico o con el personal de rayos X.

    Hasta qué edad pueden realizarse tratamientos de reproducción asistida

    En la mayoría de países de la Comunidad Europea hay, en mayor o menor medida, cobertura pública para los tratamientos de reproducción asistida. Debido a eso, para garantizar la mayor cobertura con unos recursos económicos limitados, la edad de la mujer es uno de los principales criterios de inclusión por eso lo limitan.

    En general, de acuerdo a la cobertura pública la edad límite para tratamientos de reproducción asistida es en torno a los 40 años para el caso de la mujer y los 55 en el caso de los hombres, aunque existen variaciones entre los países europeos. Para el caso de la inseminación artificial con semen de la pareja, la edad límite de la mujer se establece en los 38 años. Mientras que en el caso de los embriones que se hayan podido criopreservar como resultado de tratamientos podrán ser transferidos toda vez que la mujer no pase de los 50 años.

    De igual forma, la calidad y número de los óvulos disminuye a partir de los 40 años, por lo que para las mujeres también se hace difícil poder concebir, incluso con la ayuda de la reproducción asistida, por lo que la vitrificación de los óvulos es una opción recomendable porque puede usar los ovocitos en el futuro.

    ¿Por qué a veces no dan resultados positivos los tratamientos FIV-ICSI- Ovodonación?

    Si usted es de las parejas o mujer u hombre que se ha sometido a una Fecundación In Vitro (FIV) o ICSI o una ovodonación, tiene que estar consciente que en más de algún intento este fallará. 

    Y es que pese a la constante mejora en las tasas de gestación e implantación conseguidas con técnicas de reproducción asistida, las cuales hoy en día, alcanzan el 50% por ciclo y hasta el 70% cuando es donación de ovocitos,  no todas las parejas lograr quedar embarazados en su primer intento de Fecundación in Vitro. Todo esto se puede deber a diferentes  variables que influyen en el resultado final.

    A continuación mencionaremos la de número de ciclo y de intentos.

    El número de intentos que ha realizado la pareja es un factor determinante que permite animar a la pareja para que continúe intentándolo o, caso contrario, decirles que desistan. El número de intento que deben realizar es aún un tema controvertido, y entre los investigadores en Fecundación In Vitro no existe un común acuerdo al respecto, por eso a las parejas aún no se les puede aconsejar cuántos intento hacer. Sin embargo, actualmente se considera que 4 ciclos de FIV son suficientes.

    Señales posteriores a la transferencia de fecundación in vitro

    Son muchas las señales que se presentan después de una transferencia de fecundación in vitro, entre esas está el sangrado que es el que preocupa más a todas las pacientes. Muchas veces las mujeres pueden comenzar a sangrar los días previos al embarazo. Algunas personas piensan que si se transfieren dos embriones y solamente se implanta uno, el otro es expulsado completamente por medio del sangrado, pero eso no es cierto porque si un embrión no se implanta no crece y ha termina todo. El sangrado puede ser precisamente por la implantación del que sí que va a seguir adelante.

    Por eso, el sangrado no quiere decir que el tratamiento no haya funcionado, puede surgir porque ha habido una implantación embrionaria. En otros casos, desgraciadamente, el sangrado es un aviso de que vendrá la menstruación. El que una paciente sangre unos días antes de la prueba no descarta ni asegura el embarazo. Sólo es necesario esperar y confirmarlo con la realización de una prueba de embarazo en sangre. Por cierto, la prueba de embarazo se debe hacer un día u otro en función de la evolución que tengan los embriones transferidos.

    Centros relacionados: especialistas en reproducción asistida en Madrid

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Especialistas relacionados: especialistas en reproducción asistida en Madrid

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.