Aumento de pecho en Madrid

Dr. Marcos Delgado Mora


5.00 de 5 (1 opinión)
Aumento de pecho en Madrid por 3390.00 €
Hasta
el
18 may

Prótesis mamarias homologadas por el Ministerio de Sanidad y con garantía anti-rotura de por vida

¡No arriesgues tu salud con ofertas milagrosas!

BonoMédico te trae un aumento de pecho con prótesis mamarias en Madrid por 3.390 € con el Dr. Marcos Delgado Mora. Aprovecha esta oportunidad y obtén la figura que deseas por un precio sin igual.

Con las máximas garantías: para nosotros es prioritario el uso de prótesis de primera calidad, homologadas por el ministerio de sanidad (no usamos prótesis PIP). Es importante remarcar que las prótesis actuales no tienen riesgo de rotura: hasta la fecha, no tenemos constancia de ningún incidente con las prótesis en ninguna operación de aumento de mama realizada con Bonomédico. Nuestros cirujanos solo trabajan en los mejores centros hospitalarios, dotados con los mejores quirófanos, anestesistas y personal de apoyo.

El Dr. Marcos Delgado Mora te asesorará en la consulta previa para estudiar tu caso y asegurar el mejor resultado en la operación. Ésta se realiza normalmente bajo anestesia general y suele durar una o dos horas. Se introduce el implante bajo el pecho y las cicatrices resultantes son prácticamente invisibles. No suele ser necesaria la hospitalización.

En la consulta previa, el Dr. Marcos Delgado Mora te atenderá para estudiar tu caso y resolver todas tus dudas. Esta consulta es gratuita y sin compromiso. Si después decides que te interesa la intervención, el doctor programará la operación para la fecha que acordéis en el prestigioso Hospital Moncloa.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Mamoplastia.
  • Prótesis de primera marca, homologadas por el Ministerio de Sanidad y con garantía anti-rotura.
  • Hospitalización de la paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Sujetador postoperatorio.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Dr. Marcos Delgado Mora

5.00 de 5
(1 opinión)

Cirujano plástico

El Dr. Marcos Delgado Mora es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid en 1997. Se especializó en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética en el Hospital La Paz de Madrid en los años 1998 a 2003. A lo largo de los años ha trabajado en varios puestos en en Hospital FREMAP de Majadahonda, Hopital La Moraleja, Hospital Moncloa y Hospital Universitario Santa Cristina de Madrid, donde es médico en servicio de cirugía plástica en la actualidad. Es miembro de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética).

Ha ejercido como profesor a lo largo de varios cursos en el Hospital Universitario La Paz y en la Escuela de Fisioterapia de la Universidad Pontificia de Madrid.

Centros

Hospital Moncloa

Centro médico garantizado

El Hospital Moncloa es un centro hospitalario que ofrece asistencia sanitaria de máxima calidad desde hace más de 20 años, logrando ser uno de los centros de referencia de la Comunidad de Madrid en lo que a sanidad privada se refiere. Se fundó como clínica en 1993 y en 2009 recibió el reconocimiento hospitalario de tercer nivel, cambiando su nombre por el de Hospital Moncloa. Cuenta con los más cualificados profesionales así como con los mayores avances técnicos, puediendo ofrecer al paciente un servicio cercano, de calidad y de máxima eficiencia. Sus 14 quirófanos y 230 habitaciones individuales con cama de acompañante, le permiten poder afrontar culquier tipo de intervención quirúrgica.

Comentarios

Dr. Marcos Delgado Mora: 1 comentario

Nieves Gonzalez

Buenos días, quería dejar mi comentario acerca del Dr. Mora, solo comentar que es un gran profesional, que me operó hace un mes de aumento de pecho y no puedo estar mas contenta,acertó totalmente con el tamaño ya que yo tenia algunas dudas, confié en él y ha sido exacto!lo que yo buscaba.Gracias de corazón por todo, a él y a su equipo que fueron encantadores.

Escribe un comentario


 
 
Enviar

    Otras ofertas de Aumento de pecho con prótesis en la provincia de Madrid

    Aumento de pecho en Madrid: más información

    ¿En qué consiste el aumento de pecho?

    El tamaño de la mama es una de las grandes preocupaciones de la mujer hoy en día, ya que es una de las partes más importantes de la anatomía de la mujer. En bastantes casos este tamaño es muy importante para su autoestima, y muchas mujeres recurren a los avances de la cirugía actual para conseguir una mejora de su aspecto, que en muchos casos se centra en el aumento de su volumen.

    La apariencia física incide de forma directa en la autoestima de la mujer. En la sociedad actual existe un culto al cuerpo lo que ha llevado en muchos casos a una insatisfacción con el tamaño de los pechos, lo que ha provocado un aumento de la demanda de este tipo de cirugía. Los medios de comunicación insisten en presentar un modelo de mujer con unos senos grandes e históricamente se ha asociado el volumen de la mama a la fecundidad femenina, sin base científica para ello.

    El aumento de pechos o mamoplastia en Madrid es una de las intervenciones de cirugía plástica más frecuentes de las mujeres hoy en día. Los avances médicos en este tipo de intervención han sido muy numerosos en los últimos años, tanto en la forma o manera de realizar el implante como el la calidad de las prótesis que se utilizan. España ocupa el puesto 12 en el ranking mundial de intervenciones estéticas realizadas. Las mamoplastias de aumento son, con mucho, las más demandadas, como se expone en el siguiente vídeo.

     

    Muchas mujeres poseen por su propia anatomía un pecho pequeño o consideran que tienen un volumen o talla inferior a la deseada. Otras, por circunstancias diversas, como embarazos o pérdidas de peso importantes, pierden consistencia o volumen. Todos estos problemas son perfectamente tratables mediante la operación de aumento de pechos más adecuada a cada paciente. Esta cirugía está muy extendida y generalmente suele ser muy segura y satisfactoria. Los cirujanos seleccionados por BonoMédico cuenta con una amplia experiencia en este tipo de intervenciones que llevan a cabo en los mejores centros hospitalarios.

    El aumento de mama consiste en la colocación de prótesis mamarias para aumentar el tamaño y dar al pecho una forma más estética. La implantación puede realizarse bajo la glándula mamaria o bajo el músculo pectoral, según la anatomía y las circunstancias personales de cada mujer.

    Por otra parte, la incisión para la introducción de la prótesis puede realizarse entre la areola y la piel, a través del pezón, en el surco submamario o en la axila. La elección de una vía u otra depende de la anatomía de cada paciente y de sus características particulares, y también de sus preferencias.

    La mamoplastia por vía transaxilar consiste en introducir la prótesis bajo el músculo pectoral por un pequeño corte en la axila. El uso de la vía transaxilar está especialmente indicada en mujeres que tienen la areola y el pezón muy pequeños y altos. También está indicado en los casos en los que la paciente tenga antecedentes de complicaciones en la cicatrización de heridas. Se obtiene un magnífico resultado sin que quede ninguna cicatriz en la zona mamaria. En muchos casos se coloca la prótesis mediante una incisión debajo del surco mamario, debajo del pecho, por lo que la cicatriz queda oculta por la propia mama.

    La operación de aumento de senos o mamoplastia en Madrid se puede realizar con anestesia local o general, según cada caso y valorando las preferencias del paciente. La colocación de la prótesis no impide la lactancia ni los exámenes mamarios. Aunque sí existen dos recomendaciones básicas en estos dos importantes aspectos: tras la intervención se recomienda retrasar varios meses la posibilidad de un embarazo hasta que la cicatriz se haya cerrado totalmente y el pecho se haya adaptado a la prótesis. Los cambios en la mama que conlleva un embarazo y el dar el pecho pueden afectar al proceso de adaptación del cuerpo a la prótesis. En las posteriores revisiones de la mama o en las pruebas diagnósticas (radiografías, mamografías, ecografías) se recomienda advertir al especialista de la existencia de la prótesis para que lo tenga en cuenta durante la realización de las pruebas y en el análisis de los resultados.

    Es importante valorar qué tipo de implantes se van a utilizar ya que existen factores que aconsejan uno u otro tales como la altura, el volumen corporal, el tamaño de pecho actual, el tipo de piel de la mama. El consejo del cirujano es la mejor ayuda para una adecuada elección. Una de las decisiones a tomar es la de su composición ya que pueden ser de solución hidrosalina o de gel de silicona. Los más usados son estos últimos, ya que dan un aspecto más natural. Actualmente existen implantes de gel cohesionado compuestos por numerosas capas de silicona que evitan cualquier tipo de fugas en caso de rotura total o parcial. Estas roturas son prácticamente inexistentes y sólo ocurren en casos de traumatismos o golpes fuertes. Muchos fabricantes ofrecen garantía de por vida de los productos que comercializan.

    En la elección de la forma de los implantes de mama para una intervención de aumento de senos se puede elegir entre implantes redondos, que proporcionan un pecho más voluminoso y un escote más pronunciado, o implantes en forma de lágrima o gota de agua, que proporcionan un aspecto más natural. Otra decisión a tomar es la elección entre prótesis lisas o rugosas. La decisión de qué tipo de implante se utiliza depende de las preferencias de la paciente, según sus necesidades y gustos así como de la anatomía y tamaño actual del pecho de la paciente.

    Un implante de pecho

    Un implante de pecho

    La cirugía de aumento de pecho es una cirugía segura y en la mayoría de los casos se obtienen resultado positivos para la paciente, la cual consigue una importante mejora de su imagen personal: se siente más segura y mejora su autoestima.

    En el aumento de senos o mamoplastia en Madrid se realiza por parte de los cirujanos de BonoMédico un estudio minucioso de cada caso antes de la operación para reducir o eliminar cualquier tipo de riesgos.Se valora cualquier contraindicación que pudiera existir para la intervención; se estudia el volumen, proyección, constitución física y el estado de la piel, para de esta forma optar por la opción más aconsejable. Lo ideal es conseguir un pecho lo más natural posible en forma y tamaño, sin excesos y para ello resulta fundamental que la paciente valore la opinión del cirujano que con su experiencia puede ayudar a tomar la mejor decisión, con el resultado óptimo para cada mujer. Pero la decisión final en cuanto a forma y tamaño depende de cada paciente. Es deseable usar probadores externos que simulen la talla deseada para que la paciente tenga una simulación de la talla resultante de la operación.

    Antes de la intervención se realiza una revisión médica completa con analítica incluida. Es muy importante que la paciente comente con el cirujano los motivos por los que desea llevar a cabo esta intervención así como todas las expectativas respecto al resultado. Cuanta más información aporte a su médico, mejor podrá asesorarla en todo el proceso.

    Normalmente la intervención quirúrgica suele durar entre una y dos horas, para posteriormente pasar a reanimación post-quirúrgica, hasta que la paciente se recupere de la anestesia. La anestesia utilizada normalmente es general aunque en algunos casos puede utilizarse una local con sedación. El cirujano decidirá en casa caso el tipo de anestesia que se deberá utilizar.

    Tras la intervención la paciente se marchará a su domicilio con un vendaje compresivo, el cual se retirará entre el tercer o cuarto día. Este vendaje es importante ya que evita la formación de hematomas y colecciones liquidas. Se pueden presentar molestias o dolor durante algunas horas para las cuales el cirujano prescribe antiinflamatorios y analgésicos. Durante las primeras horas se colocan pequeños drenajes para la adecuada recuperación de la mama.

    En revisión posterior en la clínica se retira el vendaje y se colocan unos sostenes especiales para fijar la mama en la posición deseada. Estos sostenes se deben llevar durante un mes. Los puntos se suelen retirar entre los 7 –15 días, cuando exista una adecuada cicatrización.

     

    Tras pasar 15 días desde el aumento de mama o mamoplastia es importante la aplicación de Rosa Mosqueta en las cicatrices y de cremas hidratantes en la piel para que no aparezcan estrías. El cirujano recomendará las cremas más adecuadas para cada función. Es importante que la paciente se realice masajes para evitar la formación de cápsulas.

    Es aconsejable no realizar esfuerzos importantes durante los días posteriores a la operación. Tras una semana se podrá ir aumentando la actividad de forma paulatina. La incorporación al trabajo es muy rápida si no es necesario realizar actividad física intensa durante el mismo por lo que el periodo de baja laboral tras el aumento de pecho es muy reducido.

    A partir del mes se podrá levantar peso de forma gradual. La actividad deportiva requiere de unas semanas de descanso y una recuperación progresiva de la actividad, sin excesos y sin esfuerzos con los brazos durante unos meses. Transcurrido este periodo de recuperación puede realizarse cualquier tipo de actividad deportiva con la misma intensidad que antes de la intervención. La exposición al sol de las cicatrices que resultan tras la intervención debe retrasarse varios meses en función de la piel de cada paciente. 

    Por último, debe estudirse el coste de la operación y desde www.bonomedico.es siempre se garantiza la mejor calidad al mejor precio con excelentes cirujanos.

    Cicatrices en el Aumento de Mama

    La operación de aumento de mama en Madrid consiste en la colocación de una prótesis o implante en ambas mamas, realizando un pequeñísimo corte a través del cual se introducen dichas prótesis. Esta pequeña incisión dejara una minúscula cicatriz en el aumento de mama. La cirugía plástica ha evolucionado notablemente de forma que la cicatriz postoperatoria es casi invisible, gracias por un lado a la técnica quirúrgica y por otro a la localización de la misma. Al margen de lo anterior es importante que el proceso de cicatrización se desarrolle adecuadamente.

    La cicatrización es un mecanismo fisiológico de recuperación de la piel tras producirse una herida, la cual puede estar causada por diversa causas: accidentes, quemaduras, cirugías, etc. Este mecanismo de recuperación evoluciona de diferente forma en cada persona, según diversos factores: genéticos, zona de la herida, profundidad, etc. Cada persona es diferente y en consecuencia cicatriza de diferente forma; de hecho hay personas que cicatrizan mal y en cambio otras muy bien, con cicatrices casi invisibles. El tiempo en curarse y cicatrizar de forma completa suele durar un año, por lo que antes de este tiempo no se debe valorar el resultado. Inicialmente las cicatrices están abultadas y duras, y gradualmente disminuyen de tamaño y el color rojo inicial se va diluyendo.

    Tras realizar la incisión y la operación empieza el proceso de cicatrización que tiene como finalidad reparar la región que ha resultado dañada. En este proceso hay un tiempo fisiológico para cicatrizar y conseguir una total recuperación, tanto desde el punto de vista funcional como estético. En toda cirugía se persigue que este proceso de reparación, que es la cicatrización, termine siendo funcional y estéticamente correcto. El proceso de cicatrización de las zonas dañadas en el aumento de senos consta de varias fases:

    Una cicatriz casi imperceptible bajo el pecho

    Una cicatriz casi imperceptible bajo el pecho

    1. Hay una primera fase inflamatoria cuya duración suele ser de unos cuatro días, en la que la herida se va cerrando. Dentro de la respuesta inicial hay en primer lugar una vasoconstricción que permite evitar el sangrado en la zona quirúrgica y luego se produce una vasodilatación. La herida se va limpiando. En esta primera fase aparecen síntomas como dolor y calor, que son los síntomas propios de una inflamación. En función de lo que dure esta fase será el tamaño de la cicatriz. A más tiempo de duración más grande será la cicatriz con lo que el aspecto estético será peor.
    2. La segunda fase es la fibroblástica, que abarca desde el quinto día hasta los 40 días aproximadamente. En esta etapa se van recuperando los tejidos conectivos, se forman vasos sanguíneos y la epitelización.
    3. La tercera fase es la de maduración la cual empieza a partir de los 40 días, en la cual la cicatriz pierde dureza, ablandándose, se aplana, y disminuyen las sensaciones de dolor, calor y picor. Se recupera gradualmente la consistencia del tejido. La cicatrización en el aumento de mamas se debe a la acción de unas proteínas, los polipéptidos, que regulan la reparación de los tejidos y la cicatrización.

    Hay diversas circunstancias que influyen en que la cicatrización se desarrolle de forma adecuada, por lo que a la hora de realizar un aumento de mama en Madrid hay que tenerlas en cuenta. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

    Correcta realización de la cirugía: es importante que el cirujano plástico tenga experiencia y una adecuada formación. Se debe elegir la zona adecuada para la incisión y se deben usar los puntos de sutura adecuados, los cuales deben ser muy finos. Es importante realizar una correcta sutura ya que ello permitirá que la cicatriz sea prácticamente invisible.
    Infecciones: en toda cirugía existe la posibilidad de que aparezcan infecciones pero en general no suelen tener importancia ya que el cirujano vigila la herida y utiliza antibióticos en los casos que lo requieran, lo que permite controlar la infección. Raramente revisten gravedad ya que los antibióticos hoy en día son muy eficaces.

    Estado nutritivo del paciente: es importante que el paciente esté correctamente nutrido, además de tener un buen estado de salud. Esto favorece una adecuada cicatrización.

    Hay una serie de factores que pueden influir negativamente en la cicatrización, por lo que en la realización de un aumento de pecho en Madrid hay que considerarlos:

    • La edad: con el paso de los años las diversas funciones del organismo se van deteriorando, y en este deterioro se incluye la capacidad de cicatrizar. A más edad peor se cicatriza.
    • Hay una serie de enfermedades que pueden afectar a la cicatrización, empeorándola, como la diabetes, la insuficiencia arterial, la insuficiencia renal, etc.
    • Tabaco: el tabaco produce daños a nivel circulatorio, dañando a las arterias, lo que incide en una peor cicatrización.
    • Alcohol: un exceso de alcohol provoca un estado de malnutrición lo que a su vez, tal como hemos comentado, perjudica a la cicatrización.
    • Tratamientos para el cáncer como la químioterapia y la radioterapia.

    Hay que destacar que es muy importante la labor del cirujano pero también la del paciente, ya que sí colabora el resultado será más satisfactorio. Los consejos para tener una mejor cicatrización son:

    • Abandonar el tabaco: el tabaco disminuye la oxigenación lo que empeora la cicatrización, por lo que debe abandonarlo o reducir al mínimo su consumo antes de la cirugía.
    • Hidratación: es deseable tener una piel bien hidratada. La cicatriz se debe tratar con cremas hidratantes o aceite mosqueta o aloe vera.
    • Protección solar: en el primer año se debe evitar la exposición al sol de la cicatriz, por lo que hay que impulsar crema protectora solar con protección máxima, incluso cuando el día este nublado.
    • Masaje: los masajes a nivel de la cicatriz permiten que se vaya aplanando, de forma que favorece que tenga un aspecto más liso y plano. En el masaje es mejor usar crema hidratante.
    • Nutrición adecuada: es muy importante seguir una dieta adecuada, equilibrada y nutritiva.

    Podemos concluir que hoy en día las cicatrices en el aumento de mama resultan, por lo general, prácticamente invisibles, lo que contribuye a mejorar notablemente la autoestima de la mujer.

    ¿Qué debo hacer antes de la operación?

     Uno de los consejos más importantes ante esta intervención es que la paciente debe comprender perfectamente todas    las instrucciones y recomendaciones de su cirujano plástico y, por supuesto, cumplir rigurosamente. En las consultas  previas a la cirugía la paciente debe plantearle a su cirujano todas las dudas relativas a la intervención entre las que  debe incluirse su coste total. Con BonoMedico puede tener la completa seguridad de que se trata de un precio cerrado y  sin sorpresas posteriores.

    Las expectativas de la paciente acerca de los resultados que se pueden obtener en su caso deben ser razonables y    completamente realistas así como la respuesta del cirujano ante esas expectativas. El nivel de satisfacción de las pacientes es muy elevado cuando se plantean unos resultados realistas. La insatisfacción de las pacientes es más elevada cuando se empeñan en obtener resultados que el cirujano no aconseja en su caso.

    El cirujano le entregará un documento de consentimiento informado en el que consta y se describen tanto los riesgos de la intervención como todo el proceso de la cirugía.

    Existen unos consejos básicos antes de la intervención como es la hidratación adecuada de la piel de las mamas con cremas especialmente diseñadas para esta hidratación. Se debe dejar de fumar ya que el tabaco retrasa la correcta cicatrización de las incisiones. También se prohíbe el consumo de alcohol o drogas.

    Siempre se recomienda una dieta equilibrada durante las semanas previas a la intervención de aumento de pecho en Madrid disminuyendo las grasas y las harinas industriales que deben sustituirse por un mayor consumo de verduras, frutas y carne blanca. Las pacientes deben conocer que los alimentos con vitamina C ayudan a la correcta cicatrización de las heridas. Siempre hay que acudir en ayunas a la operación, al menos durante las ocho horas previas en las que tampoco se pueden tomar líquidos. Al acudir a la operación la paciente debe evitar aplicarse cremas faciales o corporales, cosméticos en los labios o en los ojos. Tampoco debe utilizar laca o pintura de uñas.

    Normalmente se ingresa durante 24 horas en el centro médico por lo que la paciente debe acudir con su aseo personal así como pijama y zapatillas. El cirujano siempre recomienda un determinado modelo de sujetador que la paciente también debe llevar al hospital para utilizarlo tras la operación.

    Normalmente el cirujano ofrece su agenda para decidir el día exacto de la operación y la paciente debe tener la precaución de que no coincida con los días de la menstruación ya que en algunas mujeres se produce una dilatación de las venas de las mamas que pueden estar más tensas y además también se evita que coincidan las molestias del post operatorio con la necesaria higiene íntima que puede aumentar esas molestias al realizar los movimientos necesarios para dicha higiene. No obstante, la menstruación no supone riesgo alguno durante la intervención ni afecta negativamente por lo que si es necesario puede coincidir con la operación.

    ¿Qué pruebas debo hacerme?

    Existen una serie de pruebas básicas que deben hacerse todas las pacientes de aumento de senos en Madrid y otras que pueden ser más específicas según cada caso. Con estas pruebas el cirujano podrá elaborar una historia clínica que permita estudiar adecuadamente cada caso. Las pruebas que deben realizarse a las pacientes, siempre que el cirujano lo estime oportuno, son las siguientes:

    • Analítica de sangre
    • Estudio cardíaco: electrocardiograma
    • Estudio respiratorio
    • Radiografía de torax
    • Mamografías
    • Ecografías de la mama para descartar posibles quistes o tumores en la zona.

    Otras pruebas que realiza el propio cirujano son:

    • Mide la elasticidad de piel para comprobar su posible adaptación tras el implante.
    • Medición de la distancia entre el surco submamario y el pezón
    • Estado general de la mama: firmeza, posibles asimetrías, caída excesiva
    • Hábitos previos de la paciente: fumadora, ingesta de alcohol o drogas, medicamentos que consume, etc

    Es muy importante que la paciente comente con el cirujano la medicación que está tomando y la que hay tomado en los últimos meses. El consumo de determinados medicamentos puede provocar efectos no deseados tras la intervención como una deficiente coagulación de la sangre que puede derivar en un mayor sangrado y la aparición de hematomas de mayor consideración.

    ¿Qué enfermedades pueden impedir o desaconsejar un aumento de pecho?

    Existen algunas patologías que desaconsejan esta intervención entre las que destacan:

    • Abscesos mamarios
    • Dolor indefinido y constante en las mamas
    • Mastitis
    • Tumores o quistes de gran tamaño
    • Si se padece alguna infección en otras zonas del cuerpo
    • Historial previo de hemorragias en intervenciones quirúrgicas
    • Alteraciones graves del sistema inmunitario
    • Alteraciones en la piel de las mamas
    • Alergia a la anestesia o a medicamentos utilizados en la operación
    • Diabetes grave
    • Hipertensión muy elevada o problemas cardiovasculares importantes

    La anterior enumeración sólo incluye las patologías más frecuentes por lo que la paciente debe comentar con su cirujano cualquier otra patología que padezca en ese momento o haya padecido anteriormente.

    ¿Qué anestesia se utiliza en la operación?

    Los avances en la cirugía también se han trasladado a la anestesia utilizada en cada caso mejorando su eficacia y eliminando muchas de las molestias que antes provocaba en los pacientes. Un buen uso de la anestesia es fundamental para el buen desarrollo de la intervención. Para la adecuada administración de la anestesia a la paciente es muy importante que la paciente facilite al cirujano toda la información que se le pida relativa a su consumo de medicamentos, alcohol, vitaminas o cualquier otro producto o sustancia que tome con carácter habitual. Deberá comentar si se ha sometido previamente a otro tipo de operaciones. Con toda la información obtenida el cirujano decidirá si utilizar anestesia general o anestesia local con sedación. La anestesia general puede provocar molestias en algunos pacientes durante las horas posteriores a la cirugía y normalmente desaparecen solas. Son molestias derivadas de una posible deshidratación, vómitos, dolores de cabeza y musculares. La anestesia local con sedación apenas provoca molestias o efectos secundarios. Todas las molestias o complicaciones que puedan derivar de la anestesia se resuelven sin apenas dificultad en el centro médico donde se realiza la intervención.

    La principal ventaja de la anestesia general es que hace desaparecer totalmente el dolor y la sensibilidad en todo el cuerpo ya que impide la comunicación del cerebro con la zona del cuerpo que está siendo operada. La cantidad y tipo de anestesia utilizada en cada caso dependerá del criterio del anestesista en función de la duración de la intervención, la edad y condición física de la paciente y de su peso. La anestesia consigue dormir a la paciente durante toda la intervención por lo que no recordará nada. El anestesista vigila y controla la administración de la anestesia durante toda la operación para supervisar a la paciente en todo momento..

    ¿Cuál es la edad mínima para un aumento de senos en Madrid?

    No existe una edad mínima idéntica para todas las pacientes ya que dependerá en cada caso del grado de desarrollo de las mamas. Esta operación no debe realizarse antes de que los senos hayan completado su desarrollo o crecimiento y este desarrollo es diferente en cada mujer. Como media puede decirse que suele estar completado el desarrollo a partir de los 20 ó 22 años.

    ¿Cuándo puedo volver a casa?

    Dependerá de la evolución de la paciente y de la técnica y la anestesia utilizada. En muchos casos no se necesita hospitalización y en unas 10 horas puede volver a casa. En otros casos es necesaria una noche de hospitalización.

    ¿Cuándo puedo volver al trabajo?

    La vuelta al trabajo siempre dependerá de cómo evoluciona la paciente tras el aumento de pecho en Madrid así como de la técnica utilizada. En la mayoría de los casos la vuelta al trabajo es posible a los 4 ó 5 días aunque los cirujanos aconsejan esperar al menos una semana.

    ¿Puedo operarme si suelo formar cicatrices queloides? 

    Esta patología debe ponerse en conocimiento del cirujano ya que existen tratamientos para prevenirlas y evitarlas pero la  paciente debe saber que no siempre dan resultado por lo que la cicatriz puede quedar más visible de lo deseado.

    ¿Cuándo puedo volver a hacer deporte? ¿Pueden hacerse ejercicios de musculación?

    Comenzar de nuevo con las actividades deportivas dependerá de la evolución de cada paciente aunque como término medio los cirujanos aconsejan esperar al menos seis u ocho semanas. Si se trata de deportes de contacto deberá esperar algo más de tiempo. Si la paciente realiza habitualmente ejercicios de musculación debe comentarlo con el cirujano ya que en estos casos suele situarse la prótesis por encima del músculo pectoral.

    ¿Cuándo se pueden tener relaciones sexuales?

    Dependerá de la evolución de cada paciente y de la sensibilidad que tenga en los senos. Los cirujanos aconsejan esperar un par de semanas aunque con la debida precaución pueden comenzarse en una semana siempre que no existan molestias en las mamas.

    ¿Qué sujetador debe usarse tras la operación?

    El cirujano siempre recomendará el sujetador más adecuado para cada caso que será de tipo deportivo y sin aros en los primeros meses para que no afecte en ningún momento al proceso de cicatrización.

    ¿Cambia el aspecto del pezón?

    En algunos casos y siempre dependiendo del tipo de prótesis utilizada, si es de un volumen elevado puede terminar aumentando el contorno del pezón y empujarlo un poco hacia fuera. No suelen ser cambios significativos.

    ¿Con las prótesis se caen más los pechos?

    Los pechos con prótesis siguen su misma evolución natural por lo que con el paso de los años, la piel y el tejido interno de las mamas perderán su tensión y las mamas irán cayendo poco a poco. Las prótesis no aumentan o aceleran este proceso.

    ¿Cómo se produce una contractura capsular?

    Actualmente el riesgo de contractura capsular ha disminuido de una manera muy importante gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas y a los nuevos materiales utilizados en las prótesis. Era un problema relativamente frecuente hace décadas pero con los nuevos modelos de prótesis el riesgo casi ha desaparecido.

    El origen de una posible contractura capsular está en el proceso de cicatrización de los tejidos internos tras la operación. Estos tejidos reaccionan ante este elemento extraño creando una cicatriz, capa o cápsula que rodea o envuelve a la prótesis para aislarla del resto de los tejidos. Esta es la reacción normal del cuerpo humano ante cualquier cuerpo extraño en su interior. Esta cicatriz o cápsula en principio es como una especie de tela blanda y puede llegar a contraerse comprimiendo el implante provocando deformidades, molestias y un pecho excesivamente duro. No es la prótesis la que se se endurece sino la cápsula o cicatriz que lo rodea.

    Nunca se sabe cuando puede producirse esta contractura ya que hay casos en los que se presenta al poco tiempo de la operación y otras veces aparece tras varios años.

    Cuando comienza una contractura, el cuerpo intenta reducir el volumen del cuerpo extraño formando una esfera.

    Tomar suplementos de vitamina A ayuda a una correcta cicatrización de esta cápsula. La incidencia de la aparición de contracturas capsulares disminuye mucho cuando la prótesis se sitúa en la zona submuscular donde aparecen con menos frecuencia y menos intensidad.

    ¿Cómo detectar una contractura capsular?

    Cada caso es diferente ya que puede presentarse o desarrollarse lentamente o bien aparecer de repente inflamando el pecho. Si aparece poco a poco la paciente comenzará a notar molestias y tirantez en las mamas y podrá comprobar que su pecho poco a poco va adquiriendo una forma esférica. Si aparece de repente, notará una inflamación en el pecho que aumentará su volumen. Además de la inflamación el pecho se volverá mucho más duro al tacto.

    Cuando aparece este problema se debe acudir al cirujano que realizará el diagnóstico de su intensidad. Se evaluara en función de cuatro posibles grados ( del grado I al grado IV) que van desde un pecho blando hasta un pecho muy duro y deformado.

    Si todavía no se ha alcanzado el grado IV (mayor dureza) suele tener solución con antibióticos, ultrasonidos y masajes realizados por un profesional especializado en estas patologías. El grado de eficacia a la hora de eliminar la contractura es muy alto si se actúa en los primeros momentos. Ante cualquier indicio o sospecha debe acudirse al cirujano. Si la cápsula tiene varios años, la solución es mucho más complicada. En algunas ocasiones se pueden reducir las molestias pero no se elimina la contractura capsular por completo. En estos casos y en los más difíciles se hace necesaria una nueva intervención quirúrgica para cambiar los implantes.

    ¿Se desplazan o se mueven las prótesis?

    Este es el riesgo contrario a la contractura capsular ya que se debe a que la cápsula creada alrededor de la prótesis es demasiado grande y el implante se desplaza o mueve en su interior. También puede ocurrir cuando la prótesis no se adhiere adecuadamente al tejido que lo rodea. Los avances en el diseño de las prótesis ha reducido mucho este riesgo y en concreto si la prótesis es de textura rugosa se consigue una mayor adherencia que prácticamente elimina esta incidencia.

    Una vez desplazada la prótesis, el cirujano deberá abrir la cápsula y fijar la prótesis en la situación adecuada. La incidencia de este riesgo es inferior al dos por ciento.

    En las prótesis anatómicas es mucho más evidente este desplazamiento por la forma del propio implante. En las redondas es más difícil apreciar la rotación ya que no cambia la forma de la mama.

    ¿Qué es el ripling?

    Esa palabra viene del ingles “to ripple” que se traduce como ondular y se utiliza para definir los casos en los que aparecen pliegues, ondas o arrugas en las prótesis tras la cirugía. Estas ondas o arrugas pueden aparecer pasados unos meses o unos años tras la cirugía de aumento de mamas en Madrid. No supone ningún riesgo físico pero sí un importante inconveniente estético. Estas arrugas a veces sólo se pueden localizar con el tacto y otras veces son perfectamente visibles. Estas arrugas son más visibles en el lateral externo del pecho y en el escote ya que son las zonas con menor cantidad de tejido mamario. No se deben a la rotura de la prótesis.

    Su origen se debe a varios factores y es más frecuente en las mujeres muy delgadas que han elegido una prótesis más ancha que el diámetro previo de su pecho y rellena de gel no cohesivo. La solución suele pasar por un cambio del tipo de prótesis. Este problema puede reducirse mucho o incluso evitarse si se eligen prótesis con un mayor número de capas y con un gel de mayor cohesividad. Cuantas más capas tenga la prótesis y más cohesivo sea el gel que la compone, menor será el riesgo.

    ¿El aumento de pecho puede afectar en una futura lactancia?

    Los efectos sobre la futura lactancia materna dependerán, entre otros muchos factores, de la técnica utilizada al introducir el implante. Si la prótesis se introduce a través de la areola del pezón existe un mayor riesgo de que los nervios del pecho puedan verse afectados con lo que se producirá una pérdida de sensibilidad en el pezón. Estos nervios son importantes durante la lactancia ya que son los encargados de avisar al cerebro de que debe liberar hormonas que ayudan a la producción de leche. Un buen cirujano puede reducir los daños en esos nervios para que no se vea afectada la futura lactancia. Si la paciente desea ser madre en el futuro debe advertir de esa circunstancia al cirujano para que extreme el cuidado de esos nervios durante la intervención. Cuando se elige la vía axilar o al vía submamaria para introducir las prótesis apenas existe riesgo de dañar los nervios pero por el contrario se incrementa el riesgo de daños en los conductos de la leche.

    Debe destacarse que resulta casi imposible saber si la intervención ha provocado algún daño en los conductos de la leche, las glándulas o los nervios antes de comenzar la lactancia. Este tipo de daños no produce ningún cambio en la mama ni provocan dolor o molestia alguna a la paciente. Sólo se detectarán cuando el bebé comience a mamar. Los cirujanos recomiendan advertir al pediatra de la existencia de las prótesis si van a amamantar al bebé para que pueda controlar adecuadamente su correcta alimentación. La madre siempre debe tener en cuenta diversas señales que indican que el bebé está bien alimentado como es el aumento regular de peso, que moje los pañales al menos 5/6 veces al día y que haga deposiciones dos o tres veces diarias.

    Otra precaución que deben tener las mujeres con implantes es retrasar una posible maternidad al menos durante 10 meses ya que durante el embarazo se producen numerosos cambios hormonales que afectan al pecho. Durante el embarazo aumenta el tamaño y volumen de los pechos, a veces de manera importante, provocando también la tensión de los tejidos internos. Los cambios también afectan al riego sanguíneo de la mama. Si se producen todos estos cambios en el periodo de recuperación de la operación de aumento de pecho en Madrid pueden llegar a afectar al proceso de cicatrización tanto interna como externa de las mamas.

    Riesgo de mastitis durante la lactancia: Existen estudios que llegan a afirmar que se aumenta el riesgo de mastitis durante la lactancia en los casos de implantes mamarios situados detrás de la glándula mamaria. Una mastitis grave puede llegar a provocar una contractura capsular de la prótesis. El riesgo de mastitis se reduce mucho si el bebé vacía completamente el pecho en cada toma y si las tomas no se demoran mucho entre ellas. Si se inflama el pecho se debe acudir rápidamente al especialista. El riesgo de mastitis también es alto en las madres sin implantes de pecho por lo que no debe asociarse exclusivamente a las prótesis. El aumento de este riesgo es el argumento utilizado por las voces contrarias a la lactancia materna en las mujeres con aumento de senos.

    Centros relacionados: cirujanos plásticos en Madrid

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Madrid

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Consulta precios en tu ciudad

    Y además: liposucción, abdominoplastia, lifting...