• Ortodoncia fija con brackets

      Con Bonomédico volverás a sonreir gracias a esta operación: ortodoncia en León, invisible o con brackets metálicos, al mejor precio.

      • León:

        • Consulta previa en León
        • Tratamiento en León
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
    los beneficios de la ortodoncia en León son múltiples.

    los beneficios de la ortodoncia en León son múltiples.

    ¿Qué es la ortodoncia?

    La ortodoncia es aquella parte de la odontología que se encarga del estudio y tratamiento de los dientes y huesos mal posicionados y cuyo objetivo es su corrección.

    Beneficios de la ortodoncia

    Con el tratamiento de ortodoncia en León se buscan principalmente dos objetivos: uno funcional y otro estético. Los beneficios de la ortodoncia son pues conseguir que los dientes encajen bien y, por tanto, mejorar la masticación y que esto produzca una aspecto dental estético más bello.

    Una correcta masticación evita problemas de caries, gingivitis , etc.

    Problemas de las maloclusiones y las malposiciones dentarias

    Los problemas de las maloclusiones y malposiciones dentarias se producen cuando los dientes no están bien alineados y, dentro de los varios tipos de mordidas dentales, estas son defectuosas.

    Este hecho suele acarrear problemas en los pacientes que los sufren tales como:

    • Dolores locales e irradiados al masticar, así como problemas artrósicos.
    • Caries y enfermedades periodontales
    • Incremento en la sensibilidad dental. Puesto que una mala posición de los dientes puede hacer que zonas de fricción aceleren el desgaste del esmalte.
    • Aumento a los traumatismos debido a la protusión de los incisivos superiores.
    • Dificultades para hablar (esto es raro que se produzca) e incluso balbuceo.
    • Respiración por la boca y sin cerrar los labios.
    • Aspecto de la cara fuera de lo normal
    • Problemas para masticar

    ¿Por qué se producen los defectos en la posición de los dientes?

    En muchas ocasiones los defectos en la posición de los dientes son fruto de la herencia de padres a hijos. Otras veces aparecen por una diferencia entre el tamaño de las mandíbulas superiores e inferiores, o entre el tamaño de la mandíbula y el diente, lo que hace que estos se apiñen y se produzcan patrones de mordidas fuera de lo común que probablemente supondrán que deba hacerse una ortodoncia.

    Muchos de los defectos en la posición de los dientes son de carácter hereditario.

    Muchos de los defectos en la posición de los dientes son de carácter hereditario.

    Otros motivos por los que se producen estos defectos se deben a hábitos malos adquiridos en la niñez como chuparse el dedo, presionar los dientes con la lengua, utilizar biberón o chupetes después de los tres años. Además de esto la colocación incorrecta de coronas, prótesis u obturaciones producen defectos en la posición dental.

    Lo mismo ocurre con los dientes extras o formados de manera anormal o con los tumores que puedan aparecer en boca o mandíbula.

    Para terminar la forma de la mandíbula o defectos congénitos como labio leporino y paladar hendido también pueden ocasionar oclusión dental defectuosa.

    ¿Cómo se estudian los defectos de la dentadura?

    En la ortodoncia en León, los estudios de los defectos de la dentadura los realizarán los dentistas mediante una revisión de rutina. También podrán hacerlo mediante la realización de radiografías dentales, radiografías de cráneo o cabeza o faciales. A menudo es preciso realizar moldes diagnósticos de los dientes para poder encontrar el problema.

    Tipos de tratamientos en la ortodoncia: interceptivos y correctivos

    Hay tratamientos de ortodoncia de varias clases. En este punto nos centraremos esencialmente en dos tipos de tratamiento en la ortodoncia: interceptivos y correctivos.

    • Tratamiento interceptivo. Se pone en marcha cuando se da el cambio de dientes de leche por los definitivos. Suele abarcar de los 7 a los 11 años. Gracias al tratamiento se intenta que los dientes definitivos salgan en el lugar correcto y con el tamaño apropiado.
    • Tratamiento correctivo. Como su nombre indica es un tratamiento que corrige pero lo hace sobre dientes definitivos. Normalmente se aplica en edades que van de los 12 a los 15 años.

    ¿Cómo son los aparatos en la ortodoncia?

    Señalaremos algunos tipos de aparatos de ortodoncia, entre los que destacan los aparatos funcionales, aparatos removibles o extraíbles, aparatos fijos, aparatos extraorales y retenedores en una ortodoncia.

    • Funcionales: Se trata de aparatos que se emplean durante la dentición temporal o mixta y que producen cambios con el tiempo, es decir, a largo plazo.
    • Removibles. Consisten en una placa que se adapta al paladar -también puede realizarse una expansión del paladar con la ortodoncia- y al que se unen elementos metálicos para mover dientes y huesos. Se utiliza en casos leves y se puede quitar para comer.
    • Fijos. Son aparatos muy efectivos pero que no se pueden retirar. Requieren de una limpieza bucal exquisita y se componen de pequeños soportes unidos a los dientes con alambres especiales para producir fuerza necesaria y moverlos.
    • Aparatos extraorales. Son aparatos que se ven por fuera, en este caso por la cara y los maxilares. Su utilidad principal es mover dientes hacia posiciones correctas e impedir que los que se muevan mal vuelvan a su lugar idóneo. El ortodoncista en León indicará cuánto tiempo debe el paciente llevarlo
    • Retenedores: Son aparatos de ortodoncia que se utilizan una vez finalizados otros tratamientos similares y su función es que perdure lo conseguido con ello. Tienen un diseño orientado a la consecución del lugar correcto de los dientes, huesos y encías. Se emplean de manera temporal. 
      La ortodoncia metálica sigue siendo la más empleada por los especialistas.

      La ortodoncia metálica sigue siendo la más empleada por los especialistas.

    Ortodoncia metálica

    Es uno de los tipos de aparatos más tradicionales y con el que se consiguen buenos resultados. Además, otras de las ventajas de la ortodoncia metálica es su coste, ya que el precio de una ortodoncia es uno de los aspectos a considerar para el tratamiento.

    Ortodoncia estética o de zafiro

    En la ortodoncia estética o de zafiro se emplea un tipo de aparato que se ha puesto de moda porque, al estar hecho de este material, resulta transparente y discreto y tiene buen precio. Además, produce menos heridas que los brackets de metal. En este sentido siempre resulta recomendable conocer cómo evitar aftas o llagas en una ortodoncia, para lo cual también se puede utilizar cera.

    Ortodoncia invisible

    La ortodoncia invisible son férulas transparentes que el dentista va adaptando para conseguir la mejoría de los dientes del paciente. Entre los beneficios y ventajas de la ortodoncia invisible, está la de ser de quita y pon y no utilizar brackets.

    Ortodoncia lingual

    La ortodoncia lingual está constituida por aquellos aparatos que el ortodoncista en León coloca en la cara interior del diente y con los que se puede lograr solucionar cualquier alteración en la posición dental.

    Duración del tratamiento

    Los tratamientos de ortodoncia en León suelen durar más en los adultos que en los niños. A pesar de ello, no existe un periodo de duración de una ortodoncia establecido como tal. Por lo general, los aparatos de ortodoncia se deben llevar entre 18 y 24 meses. Pero hay casos en los que está indicado hasta 36 meses.

    Durante el tratamiento de ortodoncia en León hay que evitar alimentos prohibidos.

    Durante el tratamiento de ortodoncia en León hay que evitar alimentos prohibidos.

    Limpieza durante la ortodoncia

    Durante el tratamiento de ortodoncia se deben extremar las medidas higiénicas en la boca. Además de cepillar los dientes después de cada comida se pueden emplear cepillos dentales, pastas dentífricas y colutorios especiales para aparatos fijos de ortodoncia. Ya que estos suelen hacer que la persona sufra con mayor facilidad caries, gingivitis, etc.

    En el caso de los aparatos removibles se pueden lavar con comprimidos limpiadores efervescentes que eliminen los restos de alimentos.

    En cualquier caso, será el dentista el que explique al paciente cómo realizar la limpieza y cepillado durante la ortodoncia.

    Edad mínima y máxima para la ortodoncia

    Respecto a la edad mínima y máxima para la ortodoncia, no existen límites como tal.

    Lo que sí se aconseja es llevar a los más pequeños a revisiones dentales a partir de los seis años para intentar evitar problemas de mala colocación dental y otras afecciones.

    Desde los 6 a 14 años pueden ponerse tratamientos de ortodoncia en León que trabajen sobre dientes y muelas permanentes e incluso sobre la mandíbula, que a esa edad está creciendo. De este modo, se garantiza la corrección de los posibles defectos que puedan aparecer.

    Aunque cuando se es adulto es difícil mejorar el aspecto de la boca, cada vez hay más avances y aparatos de ortodoncia que están consiguiéndolo gracias al uso de nuevas tecnologías. Los adultos que acuden al dentista para colocarse aparatos son los que tienen una dentadura muy dañada a causa de una mala posición dental.

    Preguntas frecuentes: es doloroso el tratamiento/perjudica a los dientes/ se corrigen todos los defectos

    A pesar de que muchas personas lo cree, los tratamientos dentales no duelen. Lo que quizás puedan causar son molestias. Esta es una de las preguntas frecuentes en una ortodoncia, pero no la única.

    Este tipo de aparatos tampoco dañan la dentadura en ningún caso, pues están diseñados para arreglar y colocar bien los dientes no para estropearlos, es decir, que la ortodoncia no puede dañar los dientes.

    Una gran parte de los problemas de maloclusión dental se pueden solucionar con este tipo de aparatos pero no todos. Existe un porcentaje pequeño que no tiene arreglo. Se trata de aquellos casos en los que existe unas diferencias esqueléticas muy graves y se necesita la cirugía ortognática para solucionar el tema.

    Los aparatos de ortodoncia no dañan los dientes, al contrario, permiten que duren mucho más años sanos.

    Los aparatos de ortodoncia no dañan los dientes, al contrario, permiten que duren mucho más años sanos.

    Diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños

    Los problemas de colocación correcta de los dientes se arreglan con mayor facilidad y menor coste cuando se tratan y corrigen a tiempo. Por tanto, la primera de las diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños es que en los segundos el tratamiento funciona mejor pues el hueso aún está blando y los dientes se desplazan con mayor facilidad.

    El tratamiento en niños y adolescentes puede durar entre 6 meses o 2 años, aunque esto dependerá de cuánta corrección sea precisa.

    El tratamiento para trastornos ortodóncidos en adultos suele ser efectivo también pero puede requerir de una mayor uso de corrector dental u otros aparatos.

    Se pueden conseguir muy buenos resultados aplicando aparatos de ortodoncia en niños y adultos con problemas dentales. La diferencia entre ambos casos es meramente biológica: pues el adulto ha terminado su etapa de crecimiento y ha podido perder algún diente durante esta.

    Las diferencias biológicas pueden determinar también que los tratamientos se planifique de forma diferente y se adapten a cada caso. Con la ortodoncia en niños se quiere prevenir problemas futuros de dientes y boca, mientras que en adultos se busca una corrección del problema que sea duradera. En los niños puede haber cambios esqueletales, pero en los adultos lo que se quiere es lograr una armonía dental, funcional y estética.

    Los adultos se realizan tratamientos dentales para mejorar su sonrisa pero también por problemas de apiñamiento dental, falta de piezas dentales, maloclusión y otras cuestiones que pueden generar consecuencias negativas para su salud.

    Los tratamientos de ortodoncias en niños suelen ser correctivos o interceptivos, para que la mandíbula se desarrolle de forma correcta. Esta clase de tratamientos no es posible en adultos. La ortodoncia infantil no busca la estética, mientras que los mayores quieren mejorar su boca pero sin llevar unos aparatos poco vistosos. En el caso de los niños no se suele combinar la ortodoncia con otros tratamientos, sin embargo, en los adultos sí.

    Los dientes después de la ortodoncia en León

    Si bien con el uso de los aparatos dentales se corrigen los problemas de mordedura y los de mandíbula, es inevitable que surjan algunos inconvenientes al finalizar el tratamiento de ortodoncia en León.

    En lo que menos piensa el paciente, una vez que se han retirado los brackets, es que vaya a presentar otras complicaciones y riesgos de la ortodoncia, máxime cuando el tratamiento se extendió durante muchos meses. Sin embargo, es común que se den ciertas complicaciones una vez que se han retirado los aparatos de ortodoncia, específicamente los brackets.

    Cabe aclarar que las complicaciones pueden surgir en dos vías: cuando el médico que ha realizado el tratamiento no tiene la suficiente experiencia; o cuando el paciente en un arrebato intenta quitarse por sí mismo los brackets.

    En el primer caso la recomendación va encaminada a que busque un profesional cualificado y con amplia experiencia en este campo; además, en el segundo punto, usted no debe tratar, bajo ningún punto de vista de retirar el aparato de ortodoncia, pues podría provocarse daño en el diente y lesiones en los labios y encías.

    Los dientes después de la ortodoncia en León son mucho más fáciles de limpiar.

    Los dientes después de la ortodoncia en León son mucho más fáciles de limpiar.

    A continuación enumeramos algunas de las complicaciones que podrían surgir cuando este tratamiento de ortodoncia en León, los brackets, no ha sido realizado de una forma correcta o cuando el paciente decide deshacerse de ellos por sí mismo:

    • Debe tener en cuenta que el esmalte de los dientes no se regenera, es decir, cuando éste se daña se desgasta por siempre. Cuando se retiran los brackets por sí mismo la probabilidad de que dañe esa parte del diente es muy alta, pues el adhesivo con el cual ha sido pegado a la pieza dental no solo trae consigo el material (la resina) sino también el esmalte. Una de de las primeras señales que notará el paciente es la formación de pequeños surcos en los dientes, así como manchas amarillas a lo largo de la toda la zona donde estaba colocado el bracket. Cabe recalcar también que esas manchas son producto de una higiene bucal deficiente. Cuando los restos de comida no son retirados de los frenillos estos van estancándose y se convierten en el lugar ideal de las bacterias.  
    • Las fracturas de los dientes al retirar los aparatos dentales también son frecuentes. Es por eso que un especialista utilizará instrumentos adecuados para extraer piezas dentales en una ortodoncia y no dañar ninguna otra, ya sea fracturándola o quebrándola.
    • Cuando el material que ha sido utilizado para adherir los brackets no ha sido de la mejor calidad y al retirarlo quedan manchas generados por éste en el que también juega un papel en contra la placa bacteriana. Normalmente son de color blanco, dando un mal aspecto a las piezas dentales. Es por eso que insistimos que todo tratamiento de ortodoncia debe practicarlo un especialista.
    • Una vez que se han retirado los brackets, algunos especialistas se exceden en el uso de piedras que sirven para limar la superficie de las piezas dentales, esto lo que provoca son abrasiones en las piezas dentales. Su aspecto aparece de forma similar a desgaste y ralladuras.

    En resumen, sus dientes no se deterioran por el uso de los aparatos de ortodoncia, más bien tendrá una mejoría notable dependiendo de lo que se desea corregir. La clave está en dirigirse a un especialista, un odontólogo certificado, con experiencia, quien le garantizará la colocación de los mismos, pero el paciente también tiene parte de responsabilidad, quizás más que el médico, sobre todo en el cuidado, mantenimiento y limpieza de estos.

    Seguir las indicaciones que el médico le da, así como llevar una higiene bucal tal y como se lo han prescrito, son partes fundamentales en el éxito de los aparatos de ortodoncia. Si usted se cuida, tenga por seguro que todo el tratamiento valdrá la pena.

    Los beneficios de la ortodoncia y de los aparatos dentales

    Si bien muchos de los beneficios que tendrá al seguir el tratamiento de ortodoncia de acuerdo a su condición podrían considerarse dentro del campo de la estética, no podemos quedarnos simplemente ahí, ya que estas ventajas van mucho más allá de la estética. 

    Mejorar la sonrisa, que ésta tenga un aspecto saludable con las piezas dentales perfectamente ubicadas, no una sobre otra, es una de las más enormes ventajas de las personas que optan por los tratamientos de ortodoncia.

    Sin embargo, más allá de estas ventajas estéticas, estos tratamientos de ortodoncia en León producen múltiples beneficios al paciente. Por ejemplo, al corregir el apiñamiento, se reduce en gran medida la aparición de caries entre los dientes donde el cepillado es muy complicado. Además, se reduce la aparición también de la placa bacteriana y de enfermedades en las encías que causan enrojecimiento e hinchazón cuando no son tratadas a tiempo.

    En la mayoría de los casos los pacientes, adultos y niños, reaccionan bien a la ortodoncia en León.

    En la mayoría de los casos los pacientes, adultos y niños, reaccionan bien a la ortodoncia en León.

    En la mayoría de los casos, los pacientes reaccionan bien a los tratamientos, cuando estos son descritos de acuerdo a la condición de cada uno. El tiempo y el dinero que se invierte en ellos es alto, además se deben adquirir hábitos de limpieza concienzudos, que también toman su tiempo.

    También se debe tener en cuenta de que se deben adquirir instrumentos especializados para realizar la limpieza bucal. Las molestias o la incomodidad que estos producen también pueden ser en algunos casos una constante durante todo el tratamiento que puede extenderse por meses e incluso hasta por dos o tres años, según sea al caso.

    Sin embargo, los beneficios pesan más en la balanza y el paciente valora mucho el sacrificio que se ha hecho durante todo el tiempo. Eso es lo que más vale, pues al verse en el espejo notará enormes diferencias y el sentimiento de satisfacción será pleno.

    Recomendaciones para llevar a feliz término un tratamiento de ortodoncia

    Muchos creen que adaptarse a los aparatos dentales dentro de la boca no será nada fácil. Quizás en un principio sea un poco incómodo, de hecho deberá cambiar ciertos hábitos alimenticios para evitar daños en los brackets, por ejemplo, pues hay una serie de alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia.

    La adaptación es cuestión de tiempo. Es posible que al paso de unas dos semanas usted ya se haya acostumbrado a los frenillos y no se sentirá mermado para realizar las actividades que suele hacer como comer -evitando, eso sí, aquellos alimentos duros-, hacer ejercicio y llevar una vida de lo más normal posible. Además, habrá que conocer al detalle cómo limpiar bien los brackets.

    Durante todo el tratamiento pueden ocurrir incidentes como se suelte algún alambre del aparato y que dañe las mejías o los labios. En primera instancia llévelo de nuevo a su lugar; o también que un banda elástica se suelte: del mismo modo colóquela donde estaba originalmente auxiliándose de un palillo de dientes. La clave está en tener una buena higiene bucal y visitar periódicamente al especialista que evaluará la evolución del tratamiento. Ante cualquier duda, visítelo. 

    El hilo dental, ¿en niños?

    Los padres de familia deben inculcar a sus hijos desde pequeños no solo el uso diario del cepillado después de cada comida, sino el uso del hilo dental, pieza importante en el aseo bucal y que erróneamente se cree que su uso se limita a los adultos, mas no en los pequeños.

    Los padres deben crear la limpieza de los dientes como una disciplina en los niños, crear juegos para que la tarea no se convierta en una reprimenda, como suelen hacer algunos adultos que, bajo amenazas, mandan a los pequeños a cepillarse.

    Usted puede valerse de dinámicas divertidas como cepillarse juntos los dientes y luego usar el hilo dental al ritmo de la música preferida por sus hijos.

    Ahora bien, con el uso del hilo dental, enséñeles cómo deben usarlo. La pieza en sí puede ser difícil para los niños en cuanto a la forma de practicar con él; para eso sepa que el sujetador de hilo dental es una opción perfecta para comenzar a introducir el hábito en los niños. 

    Los niños tienen la gran posibilidad de aprender rápidamente, así que hágalo usted primero, muéstrele cómo se hace y verá que de inmediato el niño le imitará.

    La importancia de la salud bucal es primordial desde niños. Al comer estos muchos alimentos dulces es más fácil que adquieran caries, dañando no sólo las piezas dentales temporales, los “dientes de leche”, sino que una infección mal cuidada podría dañar los nervios de los dientes permanentes.

    La ortodoncia en niños y adolescentes es una buena oportunidad para adquirir el hábito de cepillarse los dientes.

    La ortodoncia en niños y adolescentes es una buena oportunidad para adquirir el hábito de cepillarse los dientes.

    El uso del hilo ayuda en gran manera a deshacerse de los restos de comida que quedan entre los dientes. En términos generales, los especialistas recomiendan su uso antes de irse a la cama, así que corte un pedazo de unos 20 centímetros y enróllelo en sus dedos índices y proceda a limpiar cada una de las piezas dentales. Enjuáguese frecuentemente para no tragarse los restos de comida y si es necesario, también use enjuague bucal.

    En muchas ocasiones el cepillado no basta, pues hay alimentos muy fibrosos, como el caso de las carnes, que quedan atrapadas entre los dientes. Cuando éstas se descomponen dentro de la boca causan mal aliento e infecciones bacterianas. 

    Hay casos donde la halitosis es tan grave que el paciente presenta manchas en los dientes, amarillas en la mayoría de los casos. Estéricamente, lucen una sonrisa descuidada, señal de una mala higiene dental.

    Es por eso que se recalca que el uso del hilo dental debe realizarse desde niños para que aprendan sus beneficios y se eviten enfermedades bucales que a la larga deterioran las piezas dentales y dañan los nervios de las mismas.