Injerto Capilar en Las Palmas

Tratamientos de primer nivel al mejor precio

  • Injerto Capilar: noticias relacionadas

    Factores que influyen el éxito de trasplante capilar

    En general, las personas pueden conocer algunas de las técnicas que se utilizan para el trasplante capilar, pero es necesario que se conozcan los pasos que se siguen, para que pacientes funciona, cuales son los factores que influyen y que tipo de resultados se obtienen, así la persona puede crearse expectativas reales de los resultados que va obtener.

    El trasplante de cabello consiste es trasladar el cabello de un lugar a otro. Sólo se puede hacer cuando en los laterales o parte posterior de la cabeza todavía existen pelos resistentes a la hormona DHT.  Porque ese tipo de pelo asegura la resistencia a la acción de los andrógenos. Al ser trasplantado a las áreas donde hay calvicie deben tener la resistencia necesaria para permanecer vivo durante toda la vida de la persona que se somete al trasplante capilar.

    Muchas personas piensan que se deben tomar medicamentos para evitar el rechazo del cuerpo al cabello trasplantado y ese es un error muy frecuente. La falta de información hace creer que los trasplantes de cabello se hacen de persona a personas. En la actualidad, un trasplante de pelo sólo puede ser hecho en un mismo paciente, es decir, él es el donante y receptor. El paciente es la misma persona que dona y recibe los folículos pilosos que estos, son el órgano donde reside, vive y crece el cabello. Es así, como se podría llamar al trasplante capilar, autotrasplante. Se hace de esa manera  porque hoy en día se necesita que el folículo sea genéticamente igual para poder realizar el trasplante. A pesar de que se han hecho muchas investigaciones sobre  técnicas para fomentar los trasplantes de cabello entre personas por el momento no es viable que sobrevivan los folículos ajenos a la persona.

    ¿Cuánto tarda en crecer el pelo injertado?

    La evolución normal del pelo trasplantado radica en que una parte del pelo continúa el ciclo de crecimiento normal y otra se cae, pero se sincroniza todo el proceso después del tercer mes desde el trasplante. Desde ese momento, el crecimiento es el normal y va a un ritmo de 1 cm al mes, es por eso que aún pasados nueve meses no se  puede apreciar el resultado definitivo.

    No todos los cabellos crecen pero si el 90% de los injertos. En algunas personas, el 95% y en otras, el 80%. En cualquier caso, estas cifras aseguran el resultado y el cuero cabelludo cubierto. Lo que realmente importa es el resultado clínico y que los pacientes estén satisfechos porque tienen más cabellera y una imagen de mejor calidad.

    El aspecto del cabello injerto es totalmente estético y natural, porque el trasplante se hace con el mismo pelo del paciente,  con una orientación precisa y pelo a pelo. Así se logra un concepto estético en la armonía facial, por medio de la utilización de instrumentos de microcirugía y realizado por un cirujano especialista en la técnica, de modo que no se note el trasplante. Los pacientes que se han sometido a esa intervención dicen que las personas que les conocen no notan nada artificial.

    También, después del trasplante de cabello se debe mantener la higiene habitual. Es necesario lavarse la cabeza una vez al día y en los primeros días hacerlo con un pincel o brocha, y después con la yema de los dedos suavemente. Eso asegura que los injertos se mantengan completamente limpios y secos y que las costras que se forman después del tratamiento no duren más de 10 días. Los medicamentos a tomar son analgésicos, antibióticos y antiinflamatorio durante 3 días.

    ¿Se puede a caer el pelo injertado?

    La clave del éxito del microinjerto capilar está en las características naturales del área donante. La zona de la que se obtienen las unidades foliculares es la parte occipital o posterior de la cabeza, zonas en la que el cabello de forma genética crece toda la vida por tener receptores hormonales inmunes a la hiperactividad enzimática. Es por esto, que una vez  que son trasplantados en las zonas afectadas por la calvicie, no caerán y siguen creciendo habitualmente.

    Técnica FUSS es la técnica de injerto capilar que se basa en la extracción de una tira del cuero cabelludo de 20cm de largo por 1cm de ancho, ahí se saca los folículos pilosos para después implantarlos. Esta técnica y se realiza con anestesia local o general.

    La técnica FUE es una cirugía de extracción individual de folículos, es poco invasiva, Se considera la técnica de trasplante capilar más avanzada en la actualidad,  por ser la solución definitiva comprobada científicamente contra la calvicie. La técnica FUE se hace por medio de procesos de extracción de cabellos, con instrumental quirúrgico para extraer los folículos capilares de manera individual de la zona donante al área receptora, sin necesidad de dar puntos y dejar cicatrices. Las unidades foliculares tienen vasos capilares, glándula sebácea, entre otros componentes, que son importantes. La técnica FUE es la técnica de injerto capilar que se basa en la extracción de los folículos pilosos de las áreas donantes para después hacer el implante. Esta cirugía se considerada como no invasiva.

    La ventaja del trasplante capilar con técnica FUE  es que, por ser muy pequeñas las incisiones que se hacen, no quedan cicatrices lineales y la recuperación es prácticamente indolora y muy rápida, eso permite que el paciente tenga su vida normal en poco tiempo.

    El cabello trasplantado no se cae, es definitivo

    Se considera que el cabello trasplantado no se cae, porque continua manteniendo sus mismas características como si estuviera en la zona donante, pero al igual que el resto de cabello no trasplantado con el paso de años y el efecto del envejecimiento se van perdiendo poco a poco, algunos cabellos que han sido trasplantados no son ajenos a ese proceso natural y por eso se pueden ir cayendo con el pasar del tiempo, pero será un pequeño porcentaje. Es así como la dinámica de la caída es muy inferior en relación con la del pelo de las áreas anteriores, superiores y coronilla que están siempre bajo una influencia genética y hormonal. 

    El efluvio telógeno después de un microinjerto capilar es un proceso transitorio que se ve generado por el estrés, lo que se recomienda es tener paciencia y esperar un par de meses, en los que en algunos casos el médico aplica un tratamiento de PRP en las zonas en que hay efluvio telógeno.

    Siempre para transmitir más seguridad al paciente, que se encuentra preocupado por el proceso de restauración del cabello, se le aclara que la caída del cabello que es producto de la alopecia, no tiene nada que ver con el efluvio del pelo que se produce después de un trasplante de pelo.

    El efluvio en pelo que ha sido trasplantado es la caída de los cabellos que se puede generar en las primeras semanas del trasplante como consecuencia del trauma post-quirúrgico al que se somete como en todo el proceso. Ya en la fase de reposo, se comienza la etapa anágena o de crecimiento a partir del tercer mes del trasplante de pelo aproximadamente. A partir de ese momento, el cabello injertado sigue desarrollando sus ciclos capilares con normalidad.

    Algunos aspectos a ser considerados antes de realizar una cirugía capilar

    Es necesario que al enfrentar una cirugía de trasplante capilar, se tenga en cuenta varias recomendaciones que son prescindibles y que son dadas por el médico que hará la operación quirúrgica, esas indicaciones facilitan todo el proceso para que se obtenga un estado mental y físico adecuado antes de la cirugía, de esa manera se tolera de mejor manera los primeros días posteriores a la operación. Puede ser que el médico profesional le recomiende al paciente tomar algún medicamento específico por un par de semanas previas a la cirugía capilar, pero el mayor cuidado lo debe tener el día anterior y la mañana de la cirugía. El cabello se debe lavar la noche anterior y la mañana de la cirugía, posiblemente el médico recomiende tomar algún antiinflamatorio el día de la cirugía y el día anterior también.
    No se recomienda que se tomen bebidas con cafeína o algún medicamento que tenga aspirina, se debe evitar el consumo de alcohol, drogas y fumar por lo menos 24 horas antes de la cirugía capilar, no debe colocarse lociones capilares en el pelo, ni tomar suplementos vitamínicos. Si el paciente toma antidepresivos, anticoagulantes u otro tipo de medicamentos regularmente debe informárselo al médico para evitar contratiempos o posibles complicaciones.

    El paciente debe hacerse masajes diarios e iniciar por lo menos 10 días antes de la operación, para que con eso logre tener elasticidad en la zona donante y en la zona receptora del injerto. El día de la cirugía es recomendable que el paciente desayune sanamente y que utilice una camisa que se pueda abrir o que quede suelta. Es necesario que a la cirugía le acompañe de un familiar, porque no podrá regresar solo a su casa, necesita que alguien conduzca.

    Limitantes de trasplante de cabello

    Existen criterios básicos que pueden guiar sobre la pérdida capilar y determinar en qué casos está indicado o no hacer un trasplante capilar. Entre esos están:

    • La Edad: Los pacientes menores de 30 años no son comúnmente buenos candidatos porque la pérdida capilar no ha llegado a su completo desarrollo, es decir, no es estable. El hacer un trasplante muy pronto, y sin asegurar la estabilidad, puede provocar a una mala distribución del cabello trasplantado porque el cirujano no puede saber exactamente qué cantidad de pelo natural se puede perder. Lo que podría ser un gran resultado en ese momento, puede no serlo en un futuro. En el 80% de los casos, la estabilidad por edad se logra a los 40 años aproximadamente.

    • Extensión de la pérdida capilar: Entre más área afectada y menos zona donante disponible tenga el paciente, los resultados son más limitados. Un paciente que se ha tenido una alopecia incipiente, rápidamente controlada con medicación con una zona donante normal puede aspirar a una reparación completa con una mayor densidad en la zona trasplantada. Un paciente con alopecia avanzada puede aspirar a coberturas parciales o moderadas.

    • El Sexo: La distribución de la calvicie en hombres y mujeres varía. En cuanto al área receptora en los hombres las áreas alopécicas son más localizadas y la extensión la desaparición total del pelo es más frecuente. En cambio, en la mujer la distribución es más difusa en toda la cabeza y se presenta como despoblamiento y no como pérdida completa de pelo. En cuanto al área donante, en el hombre, el área donante es más extensa. En la mujer, el área temporal también se ve afectada por el androgenismo, es por eso que frecuentemente sólo se puede usar el área occipital baja.