Expertos en atención a mayores

El valor de los mejores cuidados en buena compañía

contacta con nosotros
Las mejores residencias de ancianos en Las Palmas

Explícanos qué necesitas,
te ayudamos a elegir tu residencia.

Te ayudamos a elegir el centro

Estudiamos tus necesidades y te recomendaremos el centro que mejor se adapte a ti. Nuestro asesoramiento es gratuito.

Reservamos tu cita en la residencia

Podrás visitarla el día y hora que quieras.
Sin compromiso

Llámanos o envía un whatsapp

Rellena este cuestionario y te llamaremos con la mejor opción para ti o tu familiar.

Residencias para asistidos. Ventajas.

Residencias para asistidos. Ventajas.

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia, entiende la dependencia como aquellas personas que no tienen autonomía propia para realizar sus actividades cotidianas de forma normal y que necesitan de la ayuda de otra persona para poder realizarlas, en este caso, de un profesional del área de la salud o de cuidadores capacitados en el área.

La dependencia en las personas se deriva de la edad, la enfermedad o la discapacidad, que van relacionadas a la pérdida de autonomía física, sensorial, mental o intelectual, en pocas palabras, al deterioro cognitivo. La determinación de esta dependencia puede hacerse a través de la valoración geriátrica integral.

Las personas dependientes necesitan fundamentalmente la ayuda de una u otras personas para realizar las actividades básicas de la vida diaria, entendiéndose las tareas más elementales de la persona como: bañarse, vestirse, peinarse, cepillarse, ponerse los zapatos, etcétera; así como, llevar a cabo actividades domésticas, reconocer personas y objetos, moverse, orientarse, comprender, o simplemente ejecutar o realizar tareas sencillas.

En ese contexto las residencias para ancianos asistidos, donde su gran mayoría de residentes son personas en situación de dependencia, persiguen dos funciones principales: ser un centro social que contribuya con un entorno humano para garantizar calidad de vida y proporcionar los cuidados y la seguridad necesarios -por ejemplo, con la prevención de salidas involuntarias- con ética a los ancianos asistidos.

Al contrario que los centros de día, tienen implantados diversos protocolos de funcionamiento que rigen la vida de la residencia como son la valoración del uso de sujeciones físicas, de hospitalización, de casos de defunción, etc.

En conclusión, la función principal de este tipo de residencia no solo se centra en la realización de actividades sociales para que interactúen y se comuniquen los residentes unos con otros, sino que ofrecen y desarrollan una atención integral que se enfocan en: cuidados asistenciales y de rehabilitación, servicios profesionales y creación de ambientes orientados a la mejora de las condiciones de vida en la residencia, además de los acompañamientos de los profesionales con los ancianos asistidos. De esta forma, siempre que sea posible, se conservará la propia autonomía personal, el apoyo mutuo, la autoayuda, la colaboración en la realización de las actividades diarias y el involucramiento de las familias.

Dos tipos de centros

Actualmente, existen dos tipos de asistencia al anciano en centros residenciales y centros de atención. Estos últimos, brindan atención y asistencia sanitaria, como hospitales y centros de salud, no solo a personas de la tercera edad, y dependen de la red pública sanitaria.

Mientras que, por otro lado, se encuentran los centros residenciales para mayores asistidos. En estas residencias las personas mayores que requieren de ayuda para realizar sus actividades de la vida diaria encontrarán a profesionales que les proporcionen toda esa ayuda que necesitan.

En la residencia de ancianos asistidos la incapacidad para el autogobierno no solo se limita a que la persona no solo no se encuentre físicamente bien, lo puede estar, pero puede sufrir una patología grave del sistema nervioso central que provoque que se comporte de forma inadecuada y ponga en riesgo tanto su vida como la de las demás personas. Son distintos tipos de demencia la que sufren los ancianos (alzhéimer, por ejemplo) y, por eso, deben ser llevados a las residencias de ancianos asistidos para que tengan una atención integral de profesionales.

De hecho, en España, existe una alarmante cifra de mayores internados en residencias para asistidos que sufren algún tipo de demencia por diferentes motivos. 

Los servicios que oferta la residencia para asistidos se basan en las características de los residentes, además de los básicos para las residencias: alojamiento, comida, actividades sociales, peluquería, farmacología, espacios de recreación, citas médicas con cada uno de los especialistas del centro, viajes, balnearios, etcétera, también se ofrecen servicios más enfocados en los cuidados del adulto mayor.

En estos centros asistidos siempre se cuenta con un equipo de enfermeras que ayudarán a las personas a llevar a cabo sus actividades y también con un médico calificado que se encargará de realizar las respectivas evaluaciones médicas a cada uno de los residentes. Dentro del área asistencial, se debe de contar con un médico que pueda estar directamente contratado por la residencia, aunque lo más recomendable es que corresponda a cada residente, según los servicios sanitarios, un centro de salud pública concreto.

Los familiares del residente pueden estar tranquilos respecto a la cualificación de los profesionales del centro ante el tratamiento de posibles complicaciones de salud que puedan aparecer, pues cuentan con una serie de protocolos para ello: de alteraciones de nutrición, de actuación ante úlceras por presión -y también de prevención de las mismas-, de rehabilitación-fisioterapia, etc.

Es importante no olvidar que la residencias de ancianos independientemente de su enfoque, son centros sociales especializados, eso significa que las necesidades de atención sanitarias como: pruebas diagnósticas, consultas médicas, recetas, operaciones quirúrgicas, ingresos hospitalarios, etcétera, deberán ser atendidos desde los centros de salud y hospitales, no desde la residencia. En este caso, el médico realizará la función de evaluar al paciente que se encuentre bien de salud mientras está alojado en la residencia, es decir, verificar que su presión está normal, la temperatura es adecuada, entre otros aspectos a tener en cuenta.

Por otra parte, en las residencias para asistidos es fundamental el servicio de enfermería, el cual debe estar compuesto por un equipo de auxiliares o graduados de enfermería con especialidad en geriatría y que sean coordinados por un Diplomado Universitario en Enfermería.

Este equipo debe garantizar la atención integral demandada por los residentes, de acuerdo a su grado de dependencia (acostarse y levantarse, higiene personal, hacerle cambios posturales, darle de comer, curas, darles sus medicamentos, aplicación de tratamientos, etcétera).

Estos dos profesionales (médico y enfermero) casi nunca se encuentran en las residencias para válidos, pues ellos no necesitan en ese momento ayuda para realizar sus actividades por sí mismos, además, en general se supone que se encuentran bien de salud. Esa se puede decir que es una de las grandes diferencias entre una residencia y otra. Tampoco podemos olvidarnos de la importante labor del psicólogo en estos casos.

Otra de las grandes diferencias con la residencias para asistidos es que los cuidados son más personalizados, debido a que las personas no pueden realizar sus actividades por sí mismas.

Los profesionales encargados de ayudar a los residentes en dichas actividades, deberán de guardar en todo momento la ética y la vida privada de cada persona, para que los residentes no se sientan incómodos de que les ayuden a realizar cualquier actividad íntima como lo es bañarse.

Las personas encargadas de estas tareas deben tener mucho respeto por las personas, hacerlas sentir en confianza y que todo forma parte de la vida normal de todo ser humano, que así como ellos hoy necesitan ayuda, en el futuro seremos nosotros quien la necesitaremos. En todo caso, sí habría que señalar que esta distinción entre válidos y asistidos es más teórica que práctica, ya que, en la realidad, hay tantos casos y grados como personas, no pudiendo establecerse una frontera nítida entre unos y otros, aunque sí es un criterio que tenemos que tener presente a la hora de elegir bien una residencia. Así, por ejemplo, podríamos señalar los diversos grados que pueden tener enfermedades como la artrosis (de cadera, de columna, etc.), la artritis, que puede ir desde leve, sin que impida que el mayor se valga por sí mismo o simplemente necesite alguna adaptación del entorno, hasta incapacitante y que precise de ayuda para las tareas cotidianas. Y lo mismo puede afirmarse de otros muchísimos casos, tanto a nivel físico, como los problemas auditivos, como a nivel cognoscitivo (ictus). Es el caso de las consecuencias derivadas de sufrir un ictus. Y es principalmente en este último supuesto en el que en la práctica surgen más dudas respecto a los límites, planteándose muchas veces la conveniencia de que los mayores desarrollen ciertas actividades o establezcan ciertas relaciones o parejas. Lo que sí está claro es que en la mayoría de los casos sí existen actividades beneficiosas para estos mayores, como los de tener un envejecimiento activo con acceso a nuevas tecnologías, realizar actividades con los nietos o, incluso, tener animales de compañía.

Todas las residencias de ancianos tienen perfectamente delimitadas sus líneas de actuación ante cualquier circunstancia que pudiese surgir a lo largo de la estancia, y es por ello que establecen una serie de protocolos de ingreso, de adaptación, de estimulación en planta, de psicogeriatría, de casos de conductas agresivas, etc.

Residencias de ancianos: noticias relacionadas

Prevención de enfermedades para adultos mayores

Al pasar de los años, las personas de la tercera edad no tienen las vacunas necesarias y es por eso que se requiere de las pruebas de detección que recomiendan los médicos. Entre los servicios de prevención que tienen para las personas de la tercera edad están:

  • Examen de detección de cáncer de seno: Casi la mitad de los nuevos tipos de cáncer de seno se detectan en mujeres de más de 65 años de edad. Las mujeres que están entre los 50 y 74 años de edad se tienen que hacerla mamografía cada dos años para detectar el cáncer de seno. 
  • Vacunas contra el neumococo: Tanto la vacuna polisacárida contra el neumococo como la vacuna conjugada antineumocócica, son muy  importantes para prevenir la neumonía. Para las personas de la tercera edad que la padecen, esas vacunas previenen complicaciones que ponen en riesgo la vida. Eso es muy importante para las personas mayores de 60 años porque tienen más posibilidades de enfermarse de neumonía y tener complicaciones.
  • Vacuna contra la influenza: Esta vacuna ayuda a prevenir la gripe, por eso los ancianos se tienen que vacunar contra la influenza cada año.

Observar cómo funcionan los medicamentos en los adultos mayores

Se debe tener un cuaderno destinado a escribir las observaciones sobre la condición de salud de la persona de la tercera edad y además en muchas ocasiones funciona muy bien unirse a un grupo de apoyo contra el dolor para comparar cómo evolucionan otras personas de la tercera edad. Se debe insistir en que se revisen los medicamentos al menos una vez al año, para verificar la condición en la que se encuentran. 

Si se ha añadido un medicamento para tratar un efecto adverso de otro, se conoce como recetar en cascada. En vez de acumular más medicinas, se debe consultar al doctor si el primer medicamento se puede reemplazarse para resolver el problema. Si se requieren análisis para detectar cómo afecta un medicamento al cuerpo de una persona mayor, es necesario cerciorarse de que la persona de la tercera edad no pierde o pospone esas citas. Esa es una clave para evitar efectos secundarios graves, que después compliquen la salud. También, se deben escribir los resultados de los exámenes. Si más de un médico está implicado en el tratamiento del adulto mayor, se debe compartir los resultados con todos ellos.

Ayuda a la hora del baño

Según sea la relación con la persona de la tercera edad, puede sentirse incómoda con la idea de que alguien les ayude en ese tipo de rutina tan privada. Si la persona vive aún con su cónyuge, primero se puede recomendar que esa persona le ayude a bañarse. Así se puede conversa con ambos y establecer una rutina de baño frecuentemente.

Si el adulto mayor definitivamente no puede bañarse solo y se siente incómodo con la ayuda de otro familiar, en la mayoría de los casos, la mejor opción es contratar a un cuidador para que le asiste en esas u otras actividades. Ese tipo de servicios son fáciles de conseguir en la mayoría de las localidades. Se puede buscar en el directorio o en Internet a un profesional de la salud a domicilio o se puede buscar atención médica a domicilio. Así se puede programar una sesión de baño de por lo menos dos veces a la semana, también puede funcionar marcarlo en un calendario donde pueda verse con facilidad para recordarle fácilmente. De esa manera se logra obtener una preparación psicológica de que tiene que bañarse con frecuencia para relajarse y refrescarse.

Hábitos alimenticios indicados para la tercera edad

Se ha reconocido que los hábitos alimenticios condicionan la salud en cualquier etapa de la vida. Es por eso que se recomienda prestar atención al ejercicio que se practica y enfocarse en la nutrición. En la tercera edad se incrementan las posibilidades de padecer de hipertensión, anemia, diabetes y otras enfermedades serias. Sin embargo, con una alimentación sana y equilibrada se pueden prevenir esas enfermedades. No obstante, un error frecuente es que se desentienda de las tareas rutinarias como cocinar o ir a comprar, algo que no solamente tiene propios beneficios de una dieta sana, sino que funcionan para ejercitar la mente.

Siempre se recomienda seguir los consejos de los médicos y nutricionistas que ayudan para tener buena salud. Se recomienda organizar una compra semanal, de esa manera se planifican los alimentos que va comprar y los que va ingerir, aunque la persona viva sola se debe animar a cocinar, lo importante es eliminar esas excusas, porque se pueden congelar las raciones de comida para los días que no tenga ganas de cocinar, también la preparación de los ingredientes y estar pendiente de los tiempos de cocción, son ejercicios rutinarios para estar entretenido.

La tercera edad y los beneficios de saber cocinar

Siempre es importante que las personas de la tercera edad mantengan una dieta equilibrada para que cuiden su salud de la mejor manera posible, alimentarse bien y hacer una rutina de ejercicio físico frecuentemente, permite que se conserve la calidad de vida por más tiempo. Saber cocinar es una clave para una buena alimentación, puesto que al tener dicho conocimiento se reconocen las propiedades de cada alimento, los platillos son más creativos, se pueden apreciar mejor los sabores y comer no se vuelve una rutina fría y aburrida.

Entre los platillos más sencillos de preparar están los espaguetis con atún, porque los ingredientes que necesita son baratos y fáciles de comprar, requiere cebolla, ajo y pimiento verde en trocitos eso se pone a sofreír junto con el atún, se agrega tomate sal, pimienta y se colocan los espaguetis ya cocidos en abundante agua sobre la salsa.

Otros de los platos que son recomendados para los adultos mayores son las ensaladas, una de las más fáciles de preparar es la ensalada de pollo, en la que se mezcla lechuga, cebolla, zanahoria, tomates y una pechuga de pollo a la plancha en trocitos.

Negocios que pueden tener las personas de la tercera edad

Si una persona de la tercera edad está pensando en iniciar su propio negocio, pero no se decide en que nicho incursionar, debe cerciorarse y estudiar un listado de posibilidades que existen para que personas de la tercera edad brinden sus servicios. Las personas que han llegado a esa etapa de la vida que es maravillosa porque ya no se está sujeto a un horario laboral suelen ser un segmento de mercado que tienen muchas necesidades que se ven desatendidas por sus familiares y eso representa una gran oportunidad para los que son emprendedores. Es así como existen alternativas que no solamente les permitirá ganar dinero extra, sino que podrán poner su don al servicio de otras personas de la tercera edad.

Pueden comenzar su negocio brindando clases de ejercicios aeróbicos para personas de la tercera edad, porque las personas mayores siempre andan buscando opciones para mantener su salud y por eso buscan actividades físicas que les ayuden y que estén acordes a su edad. Puede conformar grupos que se reúnan al aire libre, en algún parque cercano de esa manera todas las personas de la misma edad podrán compartir.

Consejos para motivar a la persona de la tercera edad y lograr que sea más feliz

Cada persona es dueña de elegir su estado de ánimo. Todo es cuestión de actitud para conseguir la felicidad. No obstante, es más fácil que una persona de la tercera edad se más feliz con la compañía y ayuda de otras personas, ya sea alegrar el día en sus malos momentos o simplemente mostrar cuanto les importan.

Lo primero que se debe de hacer para motivar al adulto mayor, es tratar que él o ella se encuentren lo más relajados. Este aspecto es sumamente relevante porque la relajación, es vital para asegurar la salud y bienestar de la persona. La relajación se puede conseguir con masajes porque hacen que liberen endorfinas, sustancias químicas que se liberan cuando la persona se ríe. Las endorfinas elevan la sensación de sentirse relajado y bien, haciendo que el adulto mayor se sienta libre de estrés y feliz.

Por otro lado, al adulto mayor lo hace realmente feliz el sentirse querido y apreciado por todas las personas que lo rodean. El sentirse valorado hace que se eleve las endorfinas y se sientan felices que tienen personas que todavía los trata con cariño.

El amor en la tercera edad

Parece que el amor o el entusiasmo se ven reservados sólo para los jóvenes, que es una edad en la que los sueños y las esperanzas son firmes y sólidas. No obstante, el amor es una cuestión del alma, y en la tercera edad es una realidad muy cercana de lo que muchos piensan. Al enamorarse cuando se tiene más de 60 años, es un momento importante que impacta al corazón y crea un redescubrimiento personal.

Amar después tener más de 60 años, es un poco impulso y maravilloso porque la vigorosidad que inunda a toda la persona. Ese amor no se centra como en lo físico, sino en el encuentro y en la existencia. Es un amor más real que brinda calidez y compañía.  Es como una necesidad de cuidarse mutua y recíprocamente, es como volver a nacer en los años en que se tiene una libertad personal completa. En la que los hijos ya están casaron, los nietos han crecido y se goza de tiempo para disfrutarlo en actividades de recreación. Los adultos de la tercera edad tienen obstáculos que superar a la hora de amar, porque a veces derrotan el amor.

Orientación y jubilación

La orientación se ha convertido en un tema integrado y adaptado a los contextos educativos, pero es más demandado en el contexto empresarial. En ese momento es de si ante el fin de la carrera profesional es interesante para la persona invertir sus recursos humanos y materiales, así como tiempo, para llevar a cabo esta preparación para su jubilación. La respuesta desde una perspectiva de la calidad de vida, y la calidad en la elaboración de planes de carrera es si. En la medida que una persona pueda conocer sus expectativas de vida reales, podrá afrontar mejor el último periodo de desarrollo profesional, siendo también, de esa manera mejor transmisor de su experiencia y conocimiento a otras personas, sintiéndose más seguro y cómodo.

Muchos profesionales cuando llega el momento de la jubilación se ven atacados por la incertidumbre y se plantean cuestiones como si tendrán dinero suficiente para mantener el mismo ritmo de vida, se cuestionan su utilidad e incluso su identidad al perder un rol definitorio tan importante. El cambio que va a sufrir su vida, en cuanto a hábitos y costumbres es un poco brusco, para tratar de minimizar los efectos, conviene orientar ese momento.

Usar celular en la tercera edad

El envejecimiento es un hecho real, el aumento de la esperanza de vida, acortamiento de la vida laboral y la jubilación anticipada son las razones para el crecimiento de este sector poblacional. Con el auge de las nuevas tecnologías se ha visto un distanciamiento de ese sector con la sociedad.

Es de gran importancia destacar que la implementación de las nuevas tecnológicas en la sociedad actual tiene ventajas para las personas de la tercera edad, no obstante, se sienten muchas veces aisladas.  Es evidente que este distanciamiento genera una desigualdad en el uso y provecho de las nuevas tecnologías que se debe a:

  • Capacidad económica reducida: La capacidad de acceso a los celulares más modernos por parte de las personas de la tercera edad es más difícil, por los altos costes que tienen esos aparatos.

  • La utilidad: Muchos adultos desconocen las utilidades de algunos celulares que pueden mejorar su calidad de vida.

  • La complejidad en el uso: Muchas personas no se atreven a usar esos celulares por miedo a equivocarse, que en cualquier momento pueden tocar una tecla incorrecta y perder toda la información de contactos o incluso borrar el contenido.

¿Cómo transportarse de un lugar a otro?

A muchas personas de la tercera edad les preocupa que si dejan de conducir no podrá visitar los lugares que desean ni hacer las cosas que quieren. Muchas personas tienen esa preocupación, pero hay más formas de transportarse de las que piensa. En algunas localidades ofrecen transporte gratuito o de bajo costo en autobuses o taxis para personas de la tercera edad. También hay grupos que usan un sistema de automóvil compartido en los que los adultos mayores pueden unirse sin aportar un automóvil. Muchos grupos de iglesia o cívicos tienen voluntarios que pueden trasladarlos adonde la persona desee ir. Aún si la persona desea ir lejos algunas agencias tienen programas para las personas de la tercera edad en las que ayudan a transportarlos.

También se puede considerar tomar taxis. No hay que olvidar que cuesta mucho dinero tener un automóvil propio, así que ese dinero puede compensar el pago de los taxis. De esa manera evita pagar combustible,  el seguro, mantenimiento, aceite u otros gastos relacionados al coche. Si no gusta sentirse como un cargo, puede ayudar a pagar por el combustible cuando lo transportan las amistades o familiares a algún lado.

Beneficios de participar en un carnaval

En los carnavales se puede apreciar reinas, desfiles, baile y color, sobre todo mucho color. Es así como los carnavales son como una fiesta por todo lo alto, que saca a la calle a muchísimas personas sin importar la edad. Las personas de la tercera edad son las encargadas de trasmitir a las nuevas generaciones todo lo bueno que se puede disfrutar en esos carnavales para que los más chicos comiencen a disfrutar de tan linda tradición. España no se queda atrás con los carnavales y le hace la competencia al carnaval de Rio de Janeiro y a las máscaras del carnaval de Venecia.

Como cada año, la ciudad de Cádiz se disfraza de gala para acoger en sus fiestas a todas las personas, se puede apreciar el talento de los gaditanos quienes se presentan para formar uno de los carnavales más famosos de todo el mundo. Es un carnaval para el pueblo en el que la música de su gente hace estremecer el corazón de las personas que tienen el privilegio de escucharla y esa es una labor de las personas de la tercera edad, enseñar y trasmitir el don de la música.

Los beneficios de utilizar la computadora en la tercera edad

Utilizar la computadora y el internet no solamente compensa la disminución de las capacidades físicas y mentales que se relacionan con la edad, además  desempeña un papel importante en la prolongación de la vida autónoma y mejora la calidad de vida. Muchos de los adultos mayores tienen niveles de escolaridad bajos o medios, que no han tenido contacto con la tecnología y su posibilidad de acceder a ella es mínima porque tiene costos altos.

Es por eso, que se tiene que diseñar una estrategia que permita acercar a la persona de la tercera edad al uso de las computadoras. Ahora los esfuerzos deben centrarse en crear las condiciones óptimas para que la computadora sea un recurso accesible y fácil de manejar por las personas mayores. El internet ofrece beneficios, pero es un reto cuando se desea lograr su acceso. El derecho de todos los ciudadanos a la información hace que el acceso a la información y a las nuevas tecnologías tenga como finalidad favorecer la integración social y mejorar la calidad de vida, al ser una de las formas definitivas que derribe las barreras con las que diariamente se enfrentan.

Beneficios del taichí en la tercera edad

Noticia número 13

El taichí pertenece al grupo de las artes marciales internas, pero el objetivo no solamente es la defensa personal. Mientras se está aprendiendo se busca fortalecer a la persona en tres aspectos: el físico, el mental y el emocional. Esos tres aspectos se encuentran presentes en cada práctica y combinados con una suave respiración abdominal se obtiene una completa armonía, equilibrio y bienestar.

El taichí es un excelente ejercicio para las personas de la tercera edad que se encuentran en rehabilitación o necesitan ejercicios cardiovasculares. La práctica del taichí mejora el equilibrio, por lo tanto se reducen las caídas porque se incrementa la fuerza de las piernas. Los adultos mayores reducen el estrés, mejoran sus funciones cardiovascular, respiratoria e inmunitaria, y obtienen un bienestar emocional.

La diferencia entre el taichí y otras artes marciales es que se puede hacer sin importar el estado físico. No  requiere mucha resistencia para hacerlo, y las personas de la tercera edad sin ninguna actividad física previa, pueden comenzar a practicarlo cada quien dentro de sus posibilidades.

El taichí ayuda a prevenir enfermedades, a reforzar energías, mantener las defensas del cuerpo; y evitar desequilibrios que produce la sociedad.

¿Cómo puedes meditar?

Cabe señalar que existen diferentes tipos de meditación, distintas escuelas, corrientes y formas de practicarlas. Sin embargo, lo básico y más importante de cualquier tipo de meditación, es la concentración en la respiración. También no hay que olvidar que la meditación agrupa a la mente, al cuerpo y a las emociones.

Los familiares de las personas de la tercera edad pueden investigar acerca de escuelas o centros donde podrían los ancianos meditar. Es importante seleccionar el lugar que más se acomode a la persona para que comience a practicar la técnica. Lo que le funcione a la persona es lo más adecuado para ella y eso sólo el adulto mayor lo sabrá, porque dependerá de cómo la persona que lo practica se vaya sintiendo.  La meditación es un camino que sólo se transita haciéndolo. No te quedes sin practicarlo, ya que trae muchos beneficios para tu salud.

Todas las ramas de la meditación tienen aspectos en común, por ejemplo: se desarrollando en espacios tranquilos, callados y cómodos, de tal manera, que las personas se puedan sentar, acostar o parar y enfocar su atención en la respiración. Otras técnicas hacen que las personas se concentren en objetos, sonidos, pensamientos, sensaciones, música, etc.

¿Cuáles son los beneficios de las actividades recreativas para la tercera edad?

Aunque estar ocupados parece ser algo natural para la mayoría de las personas en la actualidad, sin embargo, para los adultos mayores literalmente, puede ser un salvavidas. Varios estudios han comprobado que cuando las personas mayores participan en actividades recreativas, éstas se benefician psicológicamente como física. Y es que, la actividad física ayuda a la persona en su calidad de vida, el sedentarismo puede ser un gran enemigo.

Una de las actividades recreativas en las que pueden participar los adultos mayores son las de turismo deportivo. Esta actividad gusta mucho a los adultos mayores de la comunidad. Ya que la pesca deportiva les permite competir de forma sana, además de emplear su tiempo libre en algo que los hace olvidar las preocupaciones cotidianas o sentir esa sensación de soledad. También el estar en contacto con la naturaleza les ayuda mucho a sentirse motivados. A eso hay que agregarle que el pescado es un alimento beneficios para su dieta.

Otra actividad recreativa que se puede realizar es la actividad de paseo con la familia, la cual contribuye a la integración familiar, el sano esparcimiento, el disfrute de la compañía familiar logrando que se establezca una comunicación entre el adulto mayor y el resto de los miembros del núcleo familiar. 

Beneficios de los videojuegos

Uno de los beneficios más importantes de los videojuegos es que pueden retardar el proceso de envejecimiento. Jugar con ejercicios de habilidad mental, por lo menos dos horas  a la semana puede ayudar a reducir el grado de deterioro mental asociado con el proceso natural del envejecimiento. Se han hecho investigaciones en donde se ha revelado que jugar diez horas un videojuego en que se desarrollen habilidades psicológicas y físicas puede detener el declive natural de habilidades cognitivas de hasta siete años.

Más de cinco a ocho semanas, un grupo de personas mayores hizo crucigramas computarizados, mientras que otras personas hacían un juego de computadora que se llama “Road Tour” Ese juego consiste en imágenes coincidentes de vehículos al recordar la localización de una señal de tráfico en particular mientras van apareciendo muchos más distractores. La experiencia pretende reflejar la dificultad con la que los conductores mayores tienen cuando procesan la información desde diferentes puntos de vista en una intersección.

De esa manera las personas de la tercera edad ponen a prueba su memoria y su concentración para poder avanzar de nivel en cada uno de los juegos, y sirven como una terapia para su salud.

Ejercicios aeróbicos para la tercera edad

Los ejercicios aeróbicos se constituyen en el paradigma del ejercicio físico para la mayoría de las personas, que comienzan un programa de acondicionamiento físico. La fama de esos ejercicios es relevante porque se le han comprobado muchos beneficios como estética, bienestar y salud.

En la tercera edad los ejercicios aeróbicos deben ser realizados con una baja intensidad y en lo posible con un bajo nivel de impacto sobre las articulaciones. Eso sólo lo puede asegurar un ejercicio aeróbico como nadar, nadar en bicicleta, corre o caminar.

El ejercicio más básico es caminar, porque es una habilidad motora que no necesita de realizar un aprendizaje específico, todas las personas saben caminar si están en condiciones normales. Sin embargo, se va cambiar el concepto por el de marchar, en vez de caminar como si estas paseando, vas a marchar.

Eso implica una marcha a un ritmo más intenso, que si se combina con un balanceo enérgico de brazos que se llevan en semi-flexión, y una amplitud de un mayor movimiento al de caminar normalmente. La duración mínima debe ser por  20 minutos para asegurar un buen funcionamiento del sistema aeróbico pero debe ir incrementado la intensidad.

La música es buena para la salud de las personas

Se conoce que la musicoterapia es una actividad que brinda muchos beneficios a las personas porque ayuda en la mejora del estado anímico, relaja y hasta puede aliviar un dolor crónico. En la edad adulta, con solo la actividad de escuchar música, se puede mejorar la capacidad de aprendizaje, superar angustias, incrementar la comunicación, aliviar la depresión y si la música se combina con el baile se mejora el equilibrio, por ende se disminuyen las posibilidades de una caída y se mejora la calidad de vida.

Según varias investigaciones, no solamente escuchar música conlleva beneficios para la salud, sino que también se compensa y revierten algunos de los efectos del deterioro por envejecimiento, como la capacidad y la memoria auditiva.

También se ha descubierto que los motivos por los que la música es buena para las personas son que los tonos musicales activan el sistema nervioso y se estimulan las diferentes partes del cerebro. Esas áreas se agudizan y permiten que se retrasen los efectos del envejecimiento. Esto se puede aplicar en cualquier actividad repetitiva que capacite al cerebro y se obtengan más beneficios para mantener la calidad de vida.

Sudoku ejercita tu cerebro

En la mayoría de los casos, las personas se animan por ir al gimnasio todos los días para mantenerse saludables y en forma, pero solo se dedican al cuerpo y no le toman importancia a otro tipo de ejercicios que son ideales para la salud mental. Así como es necesario que se mantenga una actividad física frecuente, también es necesario que se tengan hábitos saludables para preservar el cerebro.

Al ejercitar el cerebro se desarrolla la inteligencia, se mejora la capacidad de atención, la concentración,  y se evita la pérdida de la memoria. Es importante que se ejercite el cerebro a lo largo de toda la vida, es ideal que se adopten esos buenos hábitos antes de llegar a la adultez para que se prevenga la demencia o el Alzheimer.

Los juegos de ingenio como los crucigramas, sopas de letras, rompecabezas, acertijos y sudokus son muy populares, no solo por su entretenimiento, sino por los muchos beneficios que tienen para potenciar la inteligencia, la capacidad de concentración y para prevenir la pérdida de la memoria. Ese tipo de ejercicios para el cerebro son muy importante en la tercera edad, para que siempre se mantenga la mente. 

Beneficios de la práctica de yoga en la tercera edad

Como en todos los casos, lo primero que se hace como en cualquier otra actividad física es consultar a un médico, quien tiene que evaluar el caso particular y le harán recomendaciones especificas para su salud. Por otra parte, su cuerpo es el principal supervisor. Nunca se tiene que continuar con una postura que le provoque molestias o dolor. En primer lugar, los ejercicios de respiración del yoga ayudan a oxigenar los tejidos, manteniendo la vitalidad en general. Además, algunas posturas pueden contribuir a estimular el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento, que suele padecer algunas personas, con el paso de los años.

Por otra parte, la estimulación de la irrigación sanguínea cerebral evita la esclerosis de las arterias y de esa manera se mantiene la mente lúcida. También, las posturas que aumentan la flexibilidad de la columna vertebral le libera los dolores de la cintura y espalda. También, es muy conocido que la relajación en el yoga es un recurso muy valioso para deshacer tensiones, de esa forma se evitan los efectos que son causados en el organismo debido a la edad, como una sobrecarga cardíaca e hipertensión arterial.

Los beneficios psicológicos de salir a pasear

Un paseo por el parque les puede dar muchos beneficios psicológicos a las personas de la tercera edad. Varios estudios han demostrado que los pacientes que tenían depresión clínica brindaron un mejor rendimiento de memoria después que salían a caminar en la naturaleza, en comparación con los que daban un paseo en un entorno urbano. Se puede decir que los paseos no son un reemplazo de lo que ya existen y son tratamientos válidos para tratar la depresión, así como la psicoterapia y el tratamiento farmacológico.

Cuando las personas mayores caminan por la naturaleza, eso puede complementar o mejorar los tratamientos geriátricos que ellos reciben. Los médicos proponen que las personas se concentren mejor después de que pasan tiempo en la naturaleza o mira las escenas de la naturaleza. La razón es que las personas interactúan con los ajustes de carácter pacífico y no tienen distracciones externas que implacablemente se impongan sobre la memoria de trabajo y los sistemas de atención. En los entornos de la naturaleza, el cerebro se puede relajar y entrar en un estado que ayuda a restaurar o actualizar las capacidades cognitivas, así se mejora la calidad de vida.

Se agiliza más la mente

El aprendizaje constante en los adultos mayores  permite que su mente sea más rápida porque el sistema nervioso central al activarse con más intensidad tiene un impacto positivo en los otros sistemas del cuerpo humano, como l respiratorios, el digestivo, el cardiaco y el inmunológico. Los psicólogos consideran que también ayuda a prevenir enfermedades mentales como la demencia, se reduce la depresión, se recobran los roles sociales, se mejora la calidad del envejecimiento y se está activo físicamente. También se considera que aunque los procesos psíquicos son más lentos en las personas mayores, debido a la merma neuropsicológica se tienen trastornos de memoria, alteraciones en el pensamiento o en la percepción, eso se supera por el interés y la motivación que le genera el nuevo aprendizaje.

Las últimas investigaciones científicas han expresado que las personas pueden retener cerca del 98% de las capacidades mentales hasta los 80 años, siempre que en ellas no existan padecimientos que deterioren el físico. Algunas investigaciones han demostrado que los estímulos y apoyo les permite impulsar el desarrollo continuo en ellos, porque se mejora el autoestima y las relaciones sociales con las demás personas que participan de las mismas actividades.

Manualidades para personas de la tercera edad

El trabajo manual es un reto porque mezcal la paciencia, el orden, la creatividad y muchas habilidades que pueden ser entrenadas para que se obtenga casi cualquier objeto que se proponga. Si bien, existen muchos trabajos manuales que son un poco complicados por lo que se necesita del uso de instrumentos especializados, muchas de esas actividades se engloban en el término de manualidades que son accesibles para todas las  edades.

También aspectos como el ejercicio físico o la nutrición, son actividades de ocio que son bastante útiles para que se viva un envejecimiento exitoso y activo.

En las residencias para personas mayores, las manualidades se proponen como actividades lúdicas por medio de las que se trabaja con varios factores:

En un nivel funcional, las actividades que se denominan manualidades tienen los beneficios en las actividades básicas de la vida diaria y actividades instrumentales de la vida diaria, porque no solamente son los aspectos físicos como psicológicos que se activan repercuten directamente en las capacidades que la persona usa en las actividades de su vida.

En un nivel físico se trabajan las manos y movimientos finos, porque se trabaja sentado y manejando los materiales.

Equilibre el magnesio con el calcio y las vitaminas K2 y D

El mayor beneficio de obtener los nutrientes de una alimentación completa es que existe menos probabilidades de terminar consumiendo demasiado de un nutriente a expensas de otro. Los alimentos en general todos tienen cofactores y nutrientes que son necesarios en cantidades específicas para gozar de una buena salud. Cuando una persona toma suplementos necesita saber sobre los nutrientes en que eso influye y que resultados obtendrá, es por eso que se recomienda que sea un médico especialista quien recete los suplementos indicados.

Siempre es importante que se mantenga un balance adecuado entre magnesio, vitamina K2, calcio y vitamina D. La falta de equilibrio entre esos nutrientes es la razón por la que los suplementos de calcio se relacionan con un aumento en el riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales y por qué a veces las personas tienen toxicidad de vitamina D.

Si la persona tiene deficiencias de K2, si consume calcio le puede provocar más problemas, porque hace que se acumule donde no debe. También, se opta por un suplemento oral de vitamina D, que también necesita ser consumido con alimentos o tomar suplementos de vitamina K2.

Las ventajas de la lectura en la tercera edad

En muchos casos los adultos mayores expresan que no saben qué actividades realizar en su tiempo libre o que realizan actividades que no les satisfacen. Sin embargo, en la lectura se encuentra una compañía que es muy provechosa, es más, se vuelve adictiva porque les fomenta la imaginación y mejora y fortalece la memoria.

También, los adultos mayores llegan a su jubilación y pueden encontrar un vacío al no tener quehaceres diarios que eran parte de su rutina habitual durante muchos años, de esa forma se encuentran en la lectura nuevos estímulos que se adentran en las historias y los relatos de cada libro. Siempre conviene que se aprovechen las horas de la mañana porque es cuando más luz existe, además tiene que sentarse en un lugar tranquilo y cómodo, de esa forma también tiene que buscar libros que tengan la letra grande para que se le canse la vista.

Existen cinco factores que son importantes en las ventajas de la lectura en la tercera edad:

  • Sirve de entretenimiento
  • Potencia la concentración, la observación y atención.
  • Estimula la memoria
  • Es un pasatiempo sanamente adictivo
  • Es una excelente compañía en el día

La colaboración de las familias en las residencias de ancianos

La residencia de ancianos debe identificar en cada momento las necesidades de cada familia, apoyar la adaptación y favorecer la integración de las familias en la residencia, es un proceso vital que hay que reconocer y abordar desde un enfoque interdisciplinario donde participen todos los profesionales de la residencia.

La labor de apoyo a las familias es vital para asegurar el apoyo al residente y su colaboración.

El apoyo que se le da a la familia, se debe de trabajar desde la clave de la desculpabilización, haciendo énfasis en la importancia de su apoyo emocional al adulto mayor, apoyando la formación y la capacitación de éstas y buscando siempre la motivación para que lleguen a visitar a sus familiares a la residencia de ancianos.

Para realizar este apoyo a las familias, las residencias para mayores deben contar con un programa que guíe el desarrollo de la intervención con familias en la residencia. Dicho programa se pone en marcha para apoyar a las familias y motivar la cooperación con los profesionales del equipo multidisciplinario de la residencia.

Tanto la familia como las personas mayores, antes de que sea tarde, tienen que estar bien informadas de cómo son ahora los diferentes tipos de residencia para mayores.

Dejas las dudas y la vergüenza cuando de trata de relaciones sexuales

Para tener una vida sexual activa y plena, al momento de presentarse los problemas, se debe acudir al médico especialista, que es la persona adecuada para ayudar a solucionar las enfermedades o aspectos que impiden tener relaciones sexuales. Dependiendo el tipo de problema, así hay soluciones, las cuales se deben individualizar ajustándose  a las características propias del paciente, para que  no exista una contraindicación con los fármacos que quizás deba tomar esa persona para tratar alguna enfermedad.

Es debido a eso, que la persona de la tercera edad debe liberarse de la vergüenza y preguntar en la consulta cómo se puede solucionar “x” problema, de manera que, hasta se previene adoptar pautas que pueden poner en riesgo la vida del paciente; como ejemplo, cuando se toma pastillas para la disfunción eréctil, las cuales son incompatibles con algún tipo de medicación recetadas para patologías cardiovasculares.

Y es que, hasta la actualidad, los tabúes culturales o el pudor para conversar sobre algunos temas en específico se consideran inapropiados o demasiado íntimos, que causan que muchas personas de la tercera edad decidan automedicarse con el propósito de solucionar sus problemas. El récord de automedicación lo tiene, hasta el momento, la disfunción eréctil, lo cual ha provocado un peligroso negocio a su alrededor. Cada año, por internet, se venden pastillas falsas para la disfunción eréctil que suponen unos 3.500 millones de dólares en ventas. Los más recomendable es que si tiene dudas, es que consulte a su médico familiar.

La pesca recreativa en la tercera edad

La pesca recreativa es una de las mejores actividades para las personas más mayores, aunque se recomienda a cualquier edad. No es necesario contar con una formación previa ni tampoco conocer ningún tipo de habilidad o truco, ya que se aprende con el paso del tiempo.

Además, es una excelente forma de escapar de la rutina del día a día, la cual ahoga, en muchas ocasiones, a los ancianos, ya que cuentan con todo el tiempo libre y no saben cómo gestionarlo.

Asimismo, es una excelente actividad para pasar tiempo con familiares, seres queridos o amigos. Además, se pasa tiempo al aire libre y en contacto directo con la naturaleza, lo cual ejerce un efecto relajante y de bienestar en quiénes lo practican.

En el caso de que la legislación pertinente lo permita, es posible llevarse lo que se ha capturado a caso para poder comerla. Otro aspecto muy positivo, pues el pescado cuenta con multitud de propiedades nutritivas para la salud.

Hay que subrayar que la persona mayor lleva a cabo un tipo de deporte, lo cual favorece al fortalecimiento de su estado físico. No existen excusas para empezar a practicarlo y todo es empezar.

¿Esquiar en la tercera edad?

¿Esquiar en la tercera edad?

La tercera edad no es un impedimento para llevar a cabo deportes como el esquí, solo es necesario encontrarse en buen estado de salud y seguir una buenas pautas tales como, por ejemplo, aprender siempre con un profesor de esquí no por cuenta propia.

De igual modo, es aconsejable acudir a la consulta del médico y preguntar si es adecuado que en nuestro caso particular se realice esta actividad. Hay que evitar, por todos los medios, riesgos innecesarios.

En el caso de que no hay ningún tipo de inconveniente, se puede esquiar sin problema. Además, será muy beneficioso para el mayor tanto en el aspecto físico como emocional, pues se realiza en plena naturaleza -un entorno precioso y relajante- donde el oxígeno es mucho más puro que el de la ciudad.

Asimismo, es una magnífica forma de prevenir enfermedades de tipo cardiovascular y, por otro lado, ayuda a quemar grasas y calorías, ya que supone un elevado gasto energético. De igual modo, hay que destacar que la intensidad con la que se esquía puede variar, según las características y posibilidades de cada persona. Este deporte se adapta perfectamente a todas las capacidades.

Reyes Magos en las residencias

Los Reyes Magos también hacen una parada en los centros y residencias de la tercera edad. Y es que las personas más mayores también tienen ilusión por la Navidad y por todo lo que se encuentra relacionado con la misma.

Lo ideal es que estas fechas tan especiales se pasen en casa junto a la familia y seres queridos. Sin embargo, hay casos en los que no puede ser y es muy importante saber prestar atención a este tipo de circunstancias.

Los ancianos son personas muy vulnerables y sensibles, las cuales necesitan cariño y atención. Además cuando se llega a la tercera edad se suelen experimentar sentimientos negativos tales como, por ejemplo, tristeza, soledad o abandono. Por ello, las residencias buscan a través de multitud de actividades reforzar otros sentimientos que sean más positivos y que les proporcionen ganas de vivir.

Se cantan villancicos, se decora la residencia con guirnaldas, bolas de colores e, incluso, con un árbol de navidad, así como se preparan menús más especiales para los días más señalados de las fiestas -siempre siguiendo los requisitos nutricionales de cada residente-. Además, el propio personal del centro muestra una actitud aún más cercana para contrarrestar la falta de los familiares.

Inglés y tercera edad

El inglés es el idioma más extendido en el mundo y es que se ha convertido en una herramienta esencial para poder viajar o trabajar en casi cualquier lugar del planeta. La mayoría de las personas saben hablar al menos un par de frases o palabras.

En ese sentido, ya sea por aumentar la sabiduría o por darle una aplicación útil, aprender un segundo idioma siempre es una excelente idea. Asimismo, es cada vez más fácil acceder a cursos o clases que, en algunos casos, son gratis y que están a disposición a personas de cualquier edad.

Aprender nuevas lenguas está más que aconsejado para las personas mayores, pues permite que el mayor tenga más soltura en el día a día, aumenta su autoestima al tener nuevos conocimientos , así como añada una muesca más a la experiencia del anciano.

Existen también talleres en residencias y centros de mayores que dan esta oportunidad. Además permite ayudar a los familiares que están inmersos en ese mismo proceso de aprendizaje o que necesitan ayuda con el idioma.

Asimismo, es una muy buena forma de conocer a nuevas personas que también acudan a este tipo de clases, lo cual es muy positivo, pues un gran porcentaje de mayores se encuentran muy solos.

Talleres de escritura para mayores

Aunque hoy en día la alfabetización de la sociedad es prácticamente total, hay quienes por edad no tuvieron la oportunidad de aprender a leer y a escribir con soltura. Por fortuna para ellos nunca es tarde para seguir aprendiendo y existen opciones para ello.

Los talleres de escritura ponen a disposición de los adultos mayores una serie de herramientas que le facilitarán la tarea de aprender a escribir. Desde el nivel más básico que implica estructurar correctamente una frase hasta incluso la posibilidad de desarrollar toda una historia.

Leer es una actividad muy recomendada para cualquier edad ya que con ella se aprende mucho y la persona es capaz de desarrollarse de un modo cultural. Sin embargo la escritura suele ser la gran olvidada en esta ecuación por lo que no debe dejarse al margen.

Los ancianos que siempre hayan tenido una inquietud lingüística relacionada con esta tarea podrán explotarla con facilidad. No en vano cada vez son más las oportunidades de practicar la escritura en alguno de estos talleres que las asociaciones y residencias ponen a su disposición.

Prevenir el prolapso

El prolapso es una enfermedad que no se puede evitar fácilmente pero que tiene múltiples soluciones. De todas formas, hay una serie de recomendaciones que pueden ayudar a que prevenirla tales como, por ejemplo, no fumar, pues el tabaco contribuye a que los músculos se debiliten, así como la tos que genera también provoca mayor presión en la zona del abdomen.

Por otro lado, se aconseja mantener la vejiga en continuo funcionamiento, es decir, intentar no retener los líquidos. Asimismo, es importante tener un buen tránsito intestinal y no sufrir de estreñimiento, por lo que hay que seguir una dieta equilibrada rica en fibra, frutas y vegetales.

El  prolapso  se origina cuando un órgano se desplaza y se descuelga hacia abajo, lo cual sucede porque el músculo que lo contiene sufre un debilitamiento. Esta enfermedad ocurre, con mayor frecuencia, en la tercera edad pero también se da en otros casos tales como, por ejemplo, cuando una mujer ha tenido varios partos.

Se trata de una enfermedad que puede llegar a condicionar el día a día, pues no permite llevar una vida normal a la larga sino se trata de manera adecuada. Por ello, es muy importante ir a la consulta del especialista para intentar que no avance ni pase a mayor grado.

El síndrome que impide andar

Con el paso del tiempo las personas tienden a confundir el envejecimiento con dolores o enfermedades que no son propias de la edad sino más bien por dejadez a la hora de acudir al médico. El síndrome del escaparate es una de ellas. Esta dolencia afecta casi al 13% de los mayores de 60 años y se caracteriza por impedir que la persona pueda caminar sin dolor.

Es un problema relacionado con el riego sanguíneo. Por eso su tratamiento va más encaminado a evitar problemas cardíacos que articulares. Una dieta equilibrada y baja en grasas saturadas y azúcares es beneficiosa para evitar la aparición del síndrome. También es necesario no tener una vida sedentaria y practicar ejercicio de manera regular.

Existe algún fármaco que mejora los síntomas que se sufren con este síndrome. Síntomas que van desde los calambres al hormigueo de los pies pasando por entumecimiento y una piel fría y pálida. Si el anciano sufre la mayoría de ellos de manera habitual puede ser víctima de este problema.

Es fundamental acudir a un médico que trate la dolencia lo antes posible. Dejar pasar el tiempo y no poner remedio es la peor receta contra un síndrome que va mermando las capacidades de la persona hasta el punto de poder impedir que se camine apenas unos metros sin padecer dolores muy agudos.

Síntomas de la hipocalcemia

Los pacientes que padecen de la enfermedad de hipocalcemia pueden experimentar síntomas a nivel óseo, muscular e, incluso, nervioso. La carencia de este tipo de mineral puede provocar, además, un mayor riesgo de sufrir fracturas.

Hay algunos signos comunes entre las personas que padecen este trastorno como, por ejemplo, hormigueo en la boca, dólares musculares, palpitaciones, dificultad para respirar, alucinaciones, espasmos, entre otros.

La hipocalcemia se produce por falta de calcio en la sangre, lo cual es necesario para que los músculos funcionen correctamente, los impulsos nerviosas se transmitan de manera adecuada, los huesos y los dientes se formen como deben, así como para que el sistema de coagulación sanguíneo funcione  bien.

Asimismo, las causas de esta enfermedad son muy variadas, pues puede deberse a una baja ingesta de calcio o, por otro lado, a la pérdida continuada de este mineral debido a múltiples factores como la toma de algunos medicamentos.

Los tratamientos van encaminados a reponer los niveles de calcio a través de determinadas medidas dietéticas o con otros complementos alimentarios que contienen vitamina D. Es muy importante seguir una dieta equilibrada y que incluya vegetales de hojas verdes, cereales, lácteos y pescado.

Problemas en el metabolismo óseo

Muchas personas de la tercera edad padecen una enfermedad del metabolismo óseo conocida como osteomalacia. Se trata de un trastorno provocado por la disminución de la mineralización de los huesos.

En este sentido, las personas que sufren esta enfermedad tienen algún tipo de alteración en el organismo y no llevan a cabo el proceso de mineralización de forma correcta, para el cual se necesita de la absorción adecuada de las sustancias de calcio y fosfato a través de la vitamina D.

Cuando se diagnostica este tipo de enfermedad, el médico especializado prescribe tratamientos que intenten suplir las carencias del paciente. Por normal general, la mayoría de personas responden muy bien y mejoran su estado notablemente.

El principal síntoma de la osteomalacia es el dolor en el esqueleto y, más concretamente, en la zona de la pelvis, la columna vertebral y la parrilla costal. Cuando los enfermos experimentan fuertes dolores en la cadera pueden llegar a adoptar una forma de caminar denominada como 'marcha de pato', con la que disminuyen el dolor que tienen.

Por otro lado, es muy común tener una sensación exagerada de los estímulos. Eso quiere decir que el paciente tiene una mayor sensibilidad en los huesos y sufre más dolor cuando se le presiona sobre los mismos. 

Varices en la tercera edad

Noticia número 37

La insuficiencia venenosa crónica, más comúnmente conocida como varices, se trata de venas hinchadas, en las cuales se ha acumulado una cantidad anormal de sangre en las mismas. La sangre se acumula de forma fácil cuando la persona se pasa un tiempo prolongado de pie.

Este tipo de patología es muy usual entre las personas más mayores y, sobre todo, en el caso de las mujeres. Lo más normal es que las varices aparezcan en la parte de las piernas pero, en ocasiones, también se llegan a producir en otras zonas tales como, por ejemplo, la región anal o los testículos.

Los principales síntomas que padecen las personas que tienen venas varicosas es mayor pesadez de piernas, así como también sufren de hinchazón, dolores, calambres y edemas, entre otros efectos.

Es muy importante llevar a cabo un estado de vida saludable y realizar algún tipo de ejercicio físico con el que se contribuya a evitar, en la medida de lo posible, la aparición de las varices o su mayor desarrollo.

Para aliviar los síntomas, se aconseja utilizar medias de comprensión, las cuales causan cierta incomodidad pero ayudan a que se impulse la sangre desde los capilares hasta el corazón. Asimismo, se debe evitar la exposición al sol durante mucho tiempo sin cambiar de posición. También es muy recomendable aplicar agua fría en la zona con varices.

La artroscopia y sus usos

Noticia número 38

Hay un método mínimamente invasivo que permite visualizar el interior de las articulaciones de distintas zonas del cuerpo tales como, por ejemplo, la rodilla, el hombro, el tobillo, el codo o la muñeca.  Se trata de la artroscopia. Es muy importante destacar que este método no solo se utiliza para diagnosticar a los pacientes sino, incluso, para tratar los problemas que puedan llegar a tener en las articulaciones.

Esta cirugía puede realizar multitud de tratamientos. Entre los más frecuentes, se encuentran la reparación de meniscos, la reconstrucción de ligamentos cruzados, la sutura de tendones, la extirpación de ganglios, la reparación de algunas fracturas de hueso, la extracción de cuerpo extraños, entre otros.

Es necesario que la persona que se someta a esta intervención se a asistida por un anestesiológico y el procedimiento debe ser realizado en el interior de un quirófano. Aunque la recuperación es menor en comparación con la cirugía convencional, depende del caso de cada persona y del tipo de técnica al que se haya sometido.

Asimismo, los resultados suelen ser muy positivos de forma general, ya que pocas veces se necesita rehabilitación y las mejoras son notables desde el primer momento.

La música en la tercera edad

En la actualidad, la música es utilizada de muchas formas y tiene multitud de aplicaciones beneficiosas para el ser humano. Una de ellas, tiene finalidad terapéutica y es conocida como musicoterapia.

Se trata del uso de la música y de sus elementos tales como, por ejemplo. la armonía o el ritmo para tratar enfermedades como el Alzhéimer o el Parkinson. Los más mayores disfrutan y logran mejorar su estado de ánimo, así como su propia autoestima.

La música puede tener un gran impacto sobre las personas que consiguen recordar momentos de su vida pasada. Además, logra que las emociones afloren hacia fuera y mejora le expresión corporal.

Por otro lado, esta técnica ayuda a estimular la memoria y a mantener la atención en algo durante un tiempo prolongado. De igual modo, permite que el anciano entre en un estado de relajación, que disminuye el estrés y la ansiedad del mismo.

En ese mismo sentido, se consigue que el sistema motor se active y se mejora la coordinación de los movimientos a través del ritmo de la música. Asimismo, en la terapia se establecen nuevos vínculos sociales con las demás personas que participan e interactúan entre ellos de forma muy positiva.

Un anciano de 87 años es detenido por vender cocaína en un geriátrico

Un hombre de 87 años de edad ha sido acusado de distribuir cocaína desde el interior de la residencia de ancianos en la que reside. Aunque parezca una historia sacada de una película es completamente real.

La Policía Nacional de la localidad de Vélez-Málaga (Málaga) descubrió que el anciano recibía visitas de un hombre de 50 años que se desplazaba hasta el geriátrico en motocicleta para llevar  a cabo con él negocios relacionados con la droga, según ha publicado el diario Sur. Lo cual pasaba de manera desapercibida para todos, pues la mayoría de residentes reciben visitas de familiares o seres queridos.

El anciano es una persona muy querida por el resto de compañeros y trabajadores de la residencia. Todo ha sido una gran sorpresa para todos los que conocen al presunto distribuidor de sustancias.

Asimismo, los agentes interceptaron al motorista y le localizaron unos 50 gramos de cocaína, cuyo valor en el mercado negro se aproxima a los 3.000 euros, por lo que fue detenido.

Por otro lado, los efectivos procedieron al registro de la habitación del anciano en el geriátrico y le descubrieron diversas sustancias que se podrían utilizar para la manipulación de la droga, y otros efectos para su preparación y pesaje.

Ante los hechos, los policías detuvieron al anciano y, posteriormente, fue puesto en libertad con cargos a la espera de que sea citado judicialmente.

Jubilado y activo

Estar jubilado no es sinónimo de dejar de ser útil. La jubilación es un periodo de nuestras vidas que exige mucho esfuerzo y ganas porque en ella podemos disfrutar de grandes momentos. Jubilarse no es poner fin a nuestra utilidad como profesionales sino que puede ser una oportunidad para seguir ampliando nuestros conocimientos.

Para afrontar la jubilación debemos estar en paz con nuestro físico y nuestra mente. Por eso es fundamental mantener actividades diarias, una dieta sana y una actitud positiva. Caminar, viajar o pasar tiempo con la familia es más posible gracias a la jubilación. Por lo que mantenerse en forma es vital.

Leer y escribir o incluso seguir estudiando sirven como complementos para una etapa vital que puede ser la mejor. No es el punto final a la actividad de una persona sino la continuación junto con ese tiempo para uno mismo que el trabajo le ha privado de poder disfrutar.

Afrontar la jubilación es un ejercicio de responsabilidad y de crecimiento personal. Es hora de asumir que retirarnos de nuestra vida laboral es probablemente el mejor premio a un esfuerzo continuado durante tanto tiempo.

La realidad de la vejez

Noticia número 42

La vejez no se trata de una etapa de tristeza, decadencia y de disminución de todas las capacidades. En la sociedad actual existen muchos mitos alrededor de la tercera edad que hacen que ésta se vea de forma muy distorsionada a la realidad.

Las personas más mayores mantienen relaciones sexuales de forma normal y es que,  en la mayoría de los casos, no pierden el libido.  Cumplir años no significa que el deseo sexual disminuya, no es lo normal.

De igual forma, los ancianos no son personas enfermas, es decir, ser mayor no implica estar enfermo. Los seres humanos tienen problemas de salud desde que nacen y cada caso es distinto al de los demás.

En ese mismo sentido, cuando se llega a la tercera edad se pueden seguir adquiriendo nuevos conocimientos. Se cree que con los años se pierde capacidad cerebral y no es verdad. Aunque se tiene que llevar un ritmo distinto y otras metodologías diferentes a cuando se era joven, se puede seguir aprendiendo sin ningún tipo de impedimento.

Por otro lado, se piensa que al llegar a la tercera edad se deja de ser productivo y no se pueden seguir haciendo cosas de manera eficiente. Se trata de otro mito que no es cierto, pues las personas más mayores pueden llegar a ser más resolutivas que los más jóvenes y con un nivel de compromiso mucho mayor.

Tomar medicamentos sin acudir al médico

Noticia número 43

En la actualidad, el diagnóstico médico parece no ser un requisito esencial para decidir que medicamentos tomarse. Y es que, una gran mayoría de la población, por iniciativa propia decide que fármacos consumir cuando le duele la cabeza, tiene problemáticas gástricos o presenta síntomas de, al parecer, alergia.

Esta práctica cada vez más extendida no es recomendable en ninguno de los sentidos, ya que puede llegar a afectar de forma muy perjudicial a la persona.   Ya que pueden aparecer efectos no deseados tales como, por ejemplo, la aparición de una nueva enfermedad o el empeoramiento de la síntomas iniciales.

Hay medicamentos que no necesitan de una receta médica, lo cual no quiere decir que sean inocuos o que se puedan tomar sin que ningún especialista los aconseje. Pues puede pasar que por otra circunstancia distinta, la persona presente alguna complicación, ya que no dejan de ser medicamentos.

En el caso de los fármacos que requieren una prescripción médica tienen un mayor riesgo si se toman a la ligera.  No se deben de consumir, en ninguno de los casos, sin la supervisión del facultativo.

Se recomienda acudir a la consulta del médico para que se pueda realizar el diagnóstico pertinente que determine cuáles son los medicamentos indicados que alivien nuestro estado, así como atiendan a nuestra salud en todos los sentidos.

Tratamiento para las personas con Pick

Noticia número 44

La enfermedad de Pick no tiene un tratamiento para curar a las personas que padecen este trastorno. Las principales medidas son las no farmacológicas, es decir, aquellas que consisten en la atención y cuidado del enfermo, así como las encaminadas a mitigar los posibles síntomas.

Se trata de una demencia que afecta a los lóbulos frontales y temporales del cerebro y no se conocen las causas que la originan. Suele afectar a las personas de entre 50 y 60 años de edad.

Los enfermos sufren de alteraciones en el lenguaje y es que, en algunos casos, pierden la capacidad para leer o escribir. Asimismo, tienen dificultad para mantener una conversación con otra persona, repiten varias veces lo que dicen y pierden riqueza de vocabulario.

Por otro lado, sufren de cambios emocionales. Pueden llegar a tener actitudes violentas con las personas de su alrededor o cambios muy bruscos en el estado de ánimo, pasar de una emoción a otra en poco tiempo. Igualmente, también se producen cambios a nivel neurológico, ya que pueden aparecer, por ejemplo, rigidez en el cuerpo o incontinencia urinaria.

De igual modo, esta enfermedad degenerativa provoca variaciones en el comportamiento. Los enfermos pueden presentar comportamientos repetitivos  o conductas antisociales, además de problemas con la higiene personal o síntomas depresivos.

Practicar deporte en la tercera edad

Noticia número 45

Las personas mayores pueden realizar una infinidad de actividades deportivas, lo único que deben elegir la que más se adapta a sus características, gustos y capacidades físicas.

Lo primero que se debe de hacer antes de llevar a cabo el ejercicio es estirar los músculos con el objetivo de preparar de forma adecuada los tendones y las articulaciones, así como los pulmones y el corazón.

Entre los deportes más aconsejables se encuentra la natación, pues ayuda a reducir los niveles de estrés y a relajar el cuerpo en el agua. Además es uno de los más practicados por la tercera edad.

Caminar y dar largos paseos es otra de las opciones más recomendadas. Se trata de una de las mejores formas de empezar a hacer ejercicio. No necesita ningún equipamiento salvo un buen calzado.

Las clases de fitness son más intensas que los paseos y mejoran la resistencia de quiénes las practican. Además se suelen llevar a cabo de forma grupal, lo cual mejora las relaciones sociales con otras personas que comparten la misma afición.

Las nuevas disciplinas orientales como el yoga o el Tai Chi mejoran la flexibilidad y el equilibrio, además de ofrecer un gran bienestar con los ejercicios respiratorios que se realizan en las clases.  

¿Cómo superar la depresión en la tercera edad?

Existen ciertos factores que influyen de diferente manera en la presencia de trastornos depresivos en las personas de la tercera edad. Entre esos están los antecedentes sociales como pertenecer a un tipo de nivel socio-económico bajo o pobreza, enfermedades como accidentes vasculares encefálicos, diabetes, hipertensión arterial y enfermedades renales. También hay antecedentes psiquiátricos y el uso de algunos medicamentos.

Existen dos tipos de maneras complementarias, para tratar la depresión en los adultos de la tercera edad una es la administración de medicamentos antidepresivos y la otra no farmacológica.

 El tratamiento no farmacológico es el que considera los antecedentes socioeconómicos y la red de apoyo que tiene el paciente. Eso, es fundamental para evitar el aislamiento del adulto mayor que padece depresión. Es necesario estar pendiente de ellos, para saber si se alimentan bien, si han sufrido caídas, si han estado enfermos, o como ha estado su ánimo. Hacerles saber que existe interés por ellos es una tarea relevante. La educación sobre la existencia de cuadros depresivos tiene un rol muy importante porque alerta sobre situaciones que no se explican por la vejez, y permite actuar ante casos a que se pueden agravar.

Listado de residencias de ancianos en la provincia de Las Palmas

Agüimes

Residencia De Agüimes

  • Dirección: Paseo de la Viñuela, s/n , Agüimes
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 60
Ver ficha

Arrecife

Residencia Anexa Al Hospital Insular De Lanzarote

  • Dirección: Calle Juan de Quesada, s/n , Arrecife
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 56
Ver ficha

Artenara

Centro De Convivencia Y Alojamiento Para La 3ª Edad De Artenara

  • Dirección: Calle La Cuevita, s/n , Artenara
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 11
Ver ficha

Arucas

Centro Residencial San José Sercaso

  • Dirección: Calle Jacinto Artiles, 14 , Arucas
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 24
Ver ficha

Residencial La Pineda

  • Dirección: Plaza Hernando de Pineda, 9 , Arucas
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Firgas

Residencia La Cruz De Firgas

  • Dirección: Calle Barranco Jiménez, 18 , Firgas
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 30
Ver ficha

Gáldar

Residencia De Ancianos Genoveva Pérez

  • Dirección: Calle Argentina, s/n , Gáldar
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 48
Ver ficha

Haría

Amma Haría

  • Dirección: Calle César Manrique, s/n , Haría
    • Gestión del centro: Privado, concertado
    • Plazas ofertadas: 40
Ver ficha

Ingenio

Residencia De Mayores De Ingenio

  • Dirección: Calle Párroco José Pérez Ramírez, 1 , Ingenio
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 28
Ver ficha

Las Palmas de Gran Canaria

Casa San Vicente De Paúl

  • Dirección: Calle San Agustín, 3 - 5 - 7 , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 43
Ver ficha

Hospital San Martín

  • Dirección: Calle Ramón y Cajal, 1 , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 170
Ver ficha

Centro Sociosanitario El Sabinal

  • Dirección: Calle Lomo del Sabinal, s/n , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 200
Ver ficha

Residencia De Mayores Ciudad Jardín

  • Dirección: Calle Hermanos García de la Torre, 3 , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 32
Ver ficha

Queen Victoria Hospital

  • Dirección: Paseo de la Cornisa, s/n , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 99
Ver ficha

Residencia Sociosaniaria El Palmeral

  • Dirección: Calle Nardo, 8 , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 180
Ver ficha

Residencia Trinidad

  • Dirección: Calle López Botas, 40 , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 26
Ver ficha

Residencia De Mayores Nuestra Sra. Del Pino

  • Dirección: Calle La Tornera, 7 , Las Palmas de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Puerto del Rosario

Casa De Los Mayores Casillas Del Ángel

  • Dirección: Calle Casillas del Ángel, 59 , Puerto del Rosario
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 70
Ver ficha

San Bartolomé de Tirajana

Vivienda Tutelada De Mayores De San Bartolomé De Tirajana

  • Dirección: Calle Secundino Delgado, s/n , San Bartolomé de Tirajana
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 8
Ver ficha

Santa Brígida

Residencia De Ancianos Sta. Catalina Labouré

  • Dirección: Residencia de Ancianos Sta. Catalina Labouré , Santa Brígida
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 25
Ver ficha

Residencia Dulce Hogar

  • Dirección: Calle Gamonal, 7 , Santa Brígida
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 44
Ver ficha

Santa Lucía de Tirajana

Residencia San Nicolás De Bari

  • Dirección: Calle Carmelo Calderín, 6 , Santa Lucía de Tirajana
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Santa María de Guía de Gran Canaria

Hospital De San Roque

  • Dirección: Calle Cuesta de Carballo, 1 , Santa María de Guía de Gran Canaria
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 34
Ver ficha

Telde

Residencia 3ª Edad San Lorenzo

  • Dirección: Calle Juan Ramón Jimenez, 33 , Telde
    • Gestión del centro: Privada
Ver ficha

Residencia Médica Asistida Nuestra Sra. Del Mar

  • Dirección: Calle Mister Blisse, s/n , Telde
    • Gestión del centro: Privada
    • Plazas ofertadas: 240
Ver ficha

Residencia Mixta De Pensionistas De Taliarte

  • Dirección: Carretera de Melenara, s/n , Telde
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 294
Ver ficha

Tías

Amma Tías (Lanzarote)

  • Dirección: Calle Tajinaste, 6 , Tías
    • Gestión del centro: Privado, concertado
    • Plazas ofertadas: 92
Ver ficha

Tinajo

Residencia San Roque

  • Dirección: Avenida Los Volcanes, 55 , Tinajo
    • Gestión del centro: Pública
    • Plazas ofertadas: 28
Ver ficha
Consulta precios en tu ciudad

Y además: liposucción, abdominoplastia, lifting...