Brackets en Granada

Servicios de primer nivel al mejor precio

    • Brackets

      Ortodoncia con brackets en Granada para corregir la mala posición de los dientes a un precio inmejorable y en un centro de prestigio.

      • Granada:

        • Consulta previa en Granada
        • Tratamiento en Granada
        MUY
        PRONTO
        Más detalles

Brackets en Granada

¿Qué son los brackets en Granada?

Los brackets en Granada son los aparatos que se utilizan en ortodoncia para corregir alteraciones dentales como: apiñamiento, maloclusión u otras relacionadas con una incorrecta posición dental. Tradicionalmente se han utilizado siempre brackets metálicos que iban sobre el diente y utilizaban un soporte hecho de metal y fijos. Ahora los modelos han evolucionado y siguen cumpliendo la misma funcionalidad pero con una mejor estética.

¿Para que sirven?

La ortodoncia con brackets en Granada puede utilizarse a cualquier edad.

La ortodoncia con brackets en Granada puede utilizarse a cualquier edad.

Los brackets se emplean para corregir la mala posición de algunos dientes y mejorar la función de los dientes al masticar, pues una maloclusión puede producir muchos problemas como malas digestiones o desgaste dental.

¿Quién puede ponerse brackets?

Los brackets son aparatos que se puede colocar cualquier persona de cualquier edad. Los requisitos para ponérselo son:

Primero necesitar el aparato para corregir problemas de colocación de dientes y demás.

Segundo disponer del capital necesario para ello (pues los tratamientos no son baratos).

Tercero reunir las condiciones de salud necesarias, esto es, tener dientes y encías en perfecto estado de salud (sin presencia de gingivitis).

¿Cuándo hay que ponerse brackets? 

Los brackets en Granada se pondrán cuando existan problemas de dientes torcidos, apiñados, prognatismo o retrognatismo. En definitiva el momento para hacerse una ortodoncia será cuando dientes y mandíbula no estén bien posicionados y también existan alteraciones de la articulación temporal.

Tipos de problemas dentales que requieren ortodoncia

  • Apiñamiento dental: Como hemos visto en el apartado anterior, una de las razones para colocarse brackets es sufrir apiñamiento dental, que se produce cuando los dientes se amontonan sobre la encía o unos sobre otros alterando el orden de las piezas dentales de toda la boca en general.
  • Prognatismo dental: Existen muchas causas para sufrir prognatismo dental ( por haber sufrido algunas enfermedades genéticas, por afecciones como gigantismo o acromegalia o por formar parte de la cara de la persona al nacer). Este problema se caracteriza por una mandíbula más prominente de lo normal y puede causar una desalineación de las superficies oclusoras de los dientes superiores e inferiores.
  • Además de resolver defectos en la posición de los dientes, los brackets en Granada ayudan a mejorar la higiene bucal.

    Además de resolver defectos en la posición de los dientes, los brackets en Granada ayudan a mejorar la higiene bucal.

    Retrognatismo: En este caso también hay una oclusión dental defectuosa caracterizada porque el maxilar y los dientes superiores se superponen, más de lo normal, al maxilar y dientes inferiores.
  • Mordida abierta: Es otro tipo de maloclusión o mala alineación de los dientes. En este tipo de mordida los dientes opuestos se encuentran y queda un espacio entre las piezas dentales superiores e inferiores al morder. Hay tres tipos de mordida abierta: la anterior, la posterior y la incompleta.
  • Mordida cruzada: Se da cuando existe una anormal relación entre el maxilar y la mandíbula y que provoca que los dientes de arriba queden por dentro de los de abajo. Esto general un paladar profundo y estrecho y es un problema muy común entre la población en general. Las secuelas que puede originar este tipo de mordida son varias como: daños en el diente y encías que les rodea. Cuando esta mordida se produce en un lado de la boca puede alterar el crecimiento de la mandíbula y producir asimetrías en la cara o dolor articular en la boca.
  • Mordida tijera: Esta mordida es menos habitual que las demás y se caracteriza porque los dientes (incisivos) de la arcada inferior quedan justo por detrás de los de la mandíbula superior. Son, por tanto, otro tipo de maloclusión en las que destaca las de un diente aislado y cuyo origen puede ser el mismo que las mordidas cruzadas monodentarias.
  • Mordida borde a borde: Es una alteración de la mordida muy frecuente entre la población, que se caracteriza porque hay contacto de las cúspides al morder. A la larga, esta alteración puede hacer que los dientes se desgasten más de lo normal por lo que debe ser tratada a tiempo para evitar esto.
  • Diastemas: Es el hueco, más grande de lo normal, que queda entre los dientes. Este espacio se produce porque hay un desajuste entre el tamaño del maxilar superior y el de los dientes que al ser de tamaño muy pequeño respecto al hueso dejan huecos interdentales (diastemas).
  • Mordida cubierta: Es un tipo de mordida en la que los márgenes incisales dentales de arriba e inferiores es mucho mayor de lo normal. También se denomina sobremordida a esta alteración oclusal.
  • Colapso de mordida dental: Es un problema oclusal que se da cuando el paciente pierde uno o más dientes y éstos no son sustituidos a tiempo produciéndose una movilidad y readaptación de los dientes de la boca así como pérdida de hueso o vuelco de los dientes anteriores.

Tipos de brackets en Granada

Existen gran variedad de brackets en Granada que se adaptan a todas las necesidades de los pacientes. De esta forma encontramos brackets metálicos, más diseñados para niños y jóvenes, de acero inoxidable, titanio u oro.

Los adultos prefieren utilizar brackets invisibles o de zafiro que, por su diseño y color, son más estéticos y logran disimular mejor que se lleva aparato dental.

También hay brackets estéticos que pasan desapercibidos por su diseño y color (porcelana y zafiro). Finalmente, están los brackets linguales que van colocados en la cara interna del diente y que no se ven desde el exterior (son muy funcionales y discretos).

¿Cuánto tiempo hay que llevarlos? 

Esta es una pregunta frecuente en una ortodoncia. El ortodoncista establecerá el tiempo del tratamiento, según el problema que presente el paciente. De tal forma, que habrá que considerar habrá que solucionar con los brackets en Granada y la edad del paciente, pues todo ello influye.

Normalmente, los tratamientos pueden tener una duración de entre 18 y 30 meses. A este tiempo habrá que incluir los meses posteriores que la persona deberá llevar un retenedor especial para fijar y alinear los tejidos que rodean los dientes y recolocarlos. Algunas personas precisan llevar un retenedor permanente para evitar que la mordida vuelva a alterarse.

¿Cada cuanto tiempo hay que acudir a revisión?

Es muy importante seguir las indicaciones del ortodoncista para que el tratamiento funcione.

Es muy importante seguir las indicaciones del ortodoncista para que el tratamiento funcione.

Las revisiones en los tratamientos de ortodoncia son necesarias para que dichos tratamientos surtan el efecto deseado. De tal forma, que el paciente acudirá a consulta cada 3 ó 4 semanas para que le ajusten sus aparatos.

Alimentos que se pueden comer con brakets

Se recomienda comer alimentos blandos cuando se llevan estos aparatos pues así se evita que se dañen los dientes. Entre estos alimentos estará: el pescado, carnes blandas, verduras cocidas, frutas maduras o sopas. Por otra parte, se evitarán los productos muy pegajosos o duros, así como la comida muy azucarada.

Edad para la ortodoncia con brackets

Aunque hoy día todo el mundo puede llevar brackets en Granada (niños y adultos) es mejor que ante un problema de maloclusión se establezca una solución cuanto antes. De tal forma, que la edad ideal para llevar brackets está entre los 8 y 14 años, pues aún la cabeza y la boca se encuentran en la fase de crecimiento y es más fácil enderezar los dientes.

Cuidado y mantenimiento de los brackets

Llevar brackets supone extremar las medidas de limpieza de dientes y encías para evitar que se acumulen bacterias y residuos no deseados entre los dientes y los aparatos. Por ello, el paciente se limpiará los dientes con cepillos adecuados y podrá utilizar pasta dentífrica adecuada así como hilo dental para mantener la boca en el mejor estado posible.

Beneficios de la ortodoncia

Gracias a la ortodoncia los dientes quedan en una posición correcta lo que facilita su limpieza y también favorece una correcta masticación. Esto último hará que las digestiones del paciente sean mejores al poder triturar con los dientes de forma adecuada la comida.

Por tanto, la ortodoncia supone un beneficio estético y de salud para la persona que la necesita, frente a los escasos riesgos que tiene.

El cuidado de los aparatos dentales es fundamental para evitar que las bacterias y los restos de comida se acumulen entre los brackets.

¿Duelen los brackets? ¿Provocan llagas?

Los brackets no duelen pero sí que molestan algo, sobre todo,al colocarlos la primera vez y después de las revisiones. Ya que los alambres de conexión que se ajustan durante cada revisión y soportan una presión leve en los brackets o bandas consiguen desplazar dientes y mandíbulas, poco a poco, hasta la posición deseada.

Esto puede provocar cierto dolor en dientes y mandíbula pero no dura mucho. Además el ortodoncista puede aconsejar que el paciente tome analgésicos. Por otra parte, los brackets pueden provocar llagas que cicatricen a la semana. Pero conforme el tratamiento avance en el tiempo estas llagas desaparecerán y, de cualquier forma, se puede usar cera para aliviar las molestias.

Precio de los brackets

Los precios de la ortodoncia con brackets en Granada dependerán de muchos aspectos como: quién realice el tratamiento (debe hacerlo un especialista en ortodoncia), dónde se realice (cada clínica tiene sus precios) y los aparatos que se necesiten (los brackets metálicos suelen ser más económicos que los estéticos).

De tal forma que unos brackets de zafiro pueden tener un precio de 4000 euros y un tratamiento de 18 meses o más, según la persona y problema que tenga ésta. Y los más caros, como los brackets linguales pueden llegar a costar hasta 7000 euros debido a la calidad de los materiales de dichos brackets y a que precisa de una técnica muy compleja para su colocación.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Esta ortodoncia consiste en la corrección de desviaciones dentales que se producen en un momento concreto y que se pueden tratar y hacer que su evolución sea positiva. La ortodoncia interceptiva se emplea para varias cosas como corregir malos hábitos (chuparse el dedo) u otra alteración dental que se puede solucionar.

La ortodoncia lingual es aquella en la que se ponen los brackets  en Granada por la cara interior de los dientes.

La ortodoncia lingual es aquella en la que se ponen los brackets en Granada por la cara interior de los dientes.

Se utiliza en pacientes pequeños (niños) o adolescentes y casi nunca en adultos. Con esta ortodoncia se trabaja sobre los dientes y los huesos del complejo mandibular.

¿Qué es la ortodoncia lingual?

Esta ortodoncia se coloca en el interior de los dientes y resulta invisible desde el exterior. Sus resultados son muy eficaces en comparación con los brackets tradicionales. 

Con estos brackets en Granada se solucionan problemas estéticos y de carácter funcional, pero tienen algunas desventajas como:

  • Los tratamientos suelen ser más largos en el tiempo que los demás.
  • Producen cierta incomodidad en el paciente al que le cuesta acostumbrarse a ellos.
  • Su coste es muy elevado por su compleja técnica de colocación y calidad de los materiales con los que está fabricado.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.