Operación para quitar hemorroides (extirpación) en Granada

Dra. Ana García Navarro

Operación para quitar hemorroides (extirpación) en Granada por 1.640 €
Hasta
el
10 dic

Líbrate de las molestas hemorroides con la operación de extirpación que BonoMédico te ofrece

Con esta oportunidad que BonoMédico te brinda, podrás librarte para siempre de las hemorroides: cirugía de extirpación de hemorroides en Granada al mejor precio. La cirugía es la solución más completa para el problema de las molestas almorranas.

La cirugía de extirpación de hemorroides (comúmente conocidas como "almorranas"), consiste en la eliminación de las venas hemorroidales varicosas e inflamadas que salen del ano. Esta dolencia causa molestias, dolor e incluso sangrado, pudiéndose llegar a convertir en un problema grave de salud. Normalmente se realiza bajo anestesia local y su duración suele ser de entre 30 y 60 minutos. Hay que seguir las indicaciones del cirujano para tener un postoperatorio sin complicaciones. La operación de extirpación de hemorroides se llevará a cabo en el Hospital Vithas Nuestra Señora de la Salud por el equipo de la Dra. Ana García Navarro. Si tienes interés en realizarte esta operación debes adquirir un bono gratuito en esta misma página. Nosotros te daremos tu cita en Hospital Vithas Nuestra Señora de la Salud, donde te atenderá el equipo de la Dra. Ana García Navarro y te aconsejará en todos los aspectos de la intervención. Esta consulta previa tiene un coste de 19 € €, a abonar en el centro. Esta consulta no te compromete a someterte al tratamiento.

Nota: La consulta previa tendrá un coste de 19 €, a abonar en el centro.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica y estudio previo
  • Operación de hemorroides y estancia hospitalaria (si se precisa)

No incluye

  • Nota: La consulta previa tendrá un coste de 19 €, a abonar en el centro.
  • Posibles complicaciones fuera del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Ana

Dra. Ana García Navarro

Cirujana general

La Dra. Ana García Navarro realizó sus estudios de Medicina y Cirugía en la Universidad de Granada promoción de 1986-1992. y especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo en el Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada. Es autora de publicaciones científicas nacionales e internacionales y ponencias en congresos. En la actualidad trabaja en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves dentro de la Unidad Clínica de Cirugía General. Es miembro de la Asociación Española de Cirujanos (nº socio 3167), de la Asociación Andaluza de Cirujanos, de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y Enfermedades Metabólicas (nº socio 141) y de la International Federation for the Surgery of Obesity and Metabolic Disorders.

Operación para quitar hemorroides (extirpación) en Granada: más información

Operar hemorroides en Granada

Antes de llegar a la operación de hemorroides en Granada, son muchas las dudas que se le plantean a la persona que padece esta incómoda situación sobre las causas, los posibles tratamientos y la forma de prevenirlas. En este artículo vamos a hablar de la relación que existe entre la fisura anal y el desarrollo de las hemorroides.

La fisura anal y las hemorroides

La fisura anal se trata de un tipo de desgarro en la zona anal que se vuelve complejo cuando el paciente presenta hemorroides o en algunos casos, suele confundirse con el mismo.

De manera errónea se cree que todo tipo de lesión en la zona anal se trata de hemorroides, sin embargo, se debe dejar claro que eso no siempre es así, como sucede en el caso de las fisuras anales, una condición muy diferente a la inflamación o dilatación de las venas y arterias.

Primero, vamos a hacer una diferencia entre ambas. Las hemorroides son venas que se localizan en el ano y en el recto que se inflaman e irritan, provocando que en algunos casos, estas aumenten su tamaño o en el peor de los casos, prolapsen. Se distinguen dos tipos: internas y externas.

Por otro lado, está la fisura anal. Esta es un desgarro o corte en la mucosa anal, específicamente en la línea posterior del ano. No se presentan inflamaciones de las venas ni prolapsos, por lo que el paciente no debe confundirse con las hemorroides.

Ahora bien, las fisuras anales son comunes en las personas a cualquier edad, en los bebés es frecuente que pase con frecuencia, pero también en las mujeres tras el parto, así como en los ancianos.

En cuanto a los síntomas, los médicos destacan los siguientes:

  • Dolor intenso antes de la defecación y después de la misma. Este puede durar unos minutos o extenderse durante horas, según sea el caso.
  • Picor en el área anal, así como ardor.
  • Presencia de sangre, pero no mezclada con las heces, sino que está aparte, la cual es evidente cuando el paciente se limpia con el papel higiénico.
  • Manchas de pus ya sea en la ropa interior o en el papel higiénico.
  • El estreñimiento también es común en la fisura anal.

La sintomatología puede aparecer de repente, es decir, sin que haya alguna enfermedad previa en el paciente.

Ahora bien, ¿cómo se diagnostica la fisura anal? El procedimiento quizás es un poco incómodo, pero no hay otra forma. La revisión tiene que ser manual, es decir que el médico separará los márgenes de la zona anal, pero antes, de ser necesario o si el paciente no soporta el dolor, aplicará un anestésico, ya sea en forma de pomada o inyección para realizar el procedimiento.

Tipos de fisuras anales

Los tipos se clasifican de acuerdo a las causas que provocan las fisuras. En términos prácticos, se dividen en los siguientes:

  • Fisura anal aguda: si usted nunca antes ha presentado fisuras y de repente sí, pero en un tiempo inferior a las seis semanas. 
  • Fisura anal crónica: cuando el paciente presenta frecuentemente fisuras anales, siempre localizadas en el mismo lugar y por más de seis semanas, pese a que sigue un tratamiento médico. Esta es muy grave puesto que la fisura es profunda, se nota el esfínter y los bordes del ano son duros, por lo que el paciente suele confundirlo con hemorroides, por el grosor que se presenta en esa área.
  • Fisura anal idiopática: en este caso las fisuras son provocadas por otras enfermedades, como la diarrea crónica, donde las heces son muy líquidas o, por el contrario, cuando las heces son muy duras y gruesas, por lo cual dificulta su expulsión.

El tratamiento de las fisuras anales

Hay que tener en cuenta dos cosas. La primera, cuando las fisuras son producto de enfermedades como diarrea, estreñimiento, se debe tratar primero esas patologías para comenzar a ver los resultados. Eso sí, tenga en cuenta que las fisuras no deben verse como un elemento secundario de una enfermedad, por lo que debe tener cuidado en ese sentido.

Dos, cuando las fisuras anales son crónicas o agudas, necesitan un tratamiento más específico en el que incluso los médicos no descartan que haya que operar de hemorroides en Granada.

En ese sentido, detallamos a continuación los tratamientos para cada caso:

  • Medidas generales: una de las principales causas de las fisuras anales es el estreñimiento y, este a su vez, desencadena en hemorroides, entonces para que eso no suceda, el médico le recomendará como consejo principal que incluya en su dieta mucha fibra, alimentos ricos en este elemento como el caso de algunos vegetales como el brócoli, espinaca, además de frutas, semillas, pan integral, pan de salvado, frijoles, lentejas, etc.

Además de eso, también le pedirá que no consuma alimentos muy condimentados ni con picante, la grasa la restringirá, así como deberá beber mucha agua. En cuanto a los hábitos, el alcohol y el tabaco saldrán de su rutina.

  • Medidas específicas: si las recomendaciones anteriores no dan los resultados esperados, el médico puede recurrir a otras alternativas como las pomadas que tiene como objetivo disminuir la presión de la zona anal relajando el esfínter.

De igual forma, hay otros medicamentos de los que el especialista puede echar mano para llevar a cabo el tratamiento. También está la posibilidad de operar las hemorroides, pero se cree que la cirugía debería ser la última opción, pues trae consigo efectos secundarios como la incontinencia anal, por lo que el caso se debe analizar bien antes de tomar una decisión al respecto.

En términos generales, las fisuras anales suelen curarse sin necesidad de un tratamiento específico y cambiando ciertos hábitos alimenticios u otros.

Este problema es bastante molesto y causa mucho dolor en el paciente. Si anteriormente lo has padecido, es seguro que lo tendrás también en un futuro. En ese sentido, es necesario mantenerse siempre bajo vigilancia médica para que no se complique.

Si es la primera vez, lo mejor será que tome mucha fibra y beba abundante agua. Puede que con el paso de los días esta haya desaparecido sin dejar mayores consecuencias. En todo caso, si tiene dudas al respecto, visite a su médico.

Las fisuras anales en los niños

En los pequeños es común que esta condición se presente, aun cuando son bebés. Es por eso que el padre de familia siempre debe estar pendiente de las heces de los niños: la consistencia, la forma, qué tan frecuentes son y si hay quejas de algún dolor.

Para comenzar, incluya en la dieta del niño abundante fibra. Si no le gusta, puede hacer caldos espesos sin agregar ningún condimento, salvo un poco de sal, y listo. Lo mismo puede hacer con las frutas, hacerlas papilla.

Se debe poner especial atención a las fisuras por cualquier tipo de infección, máxime cuando la parte desgarrada entre en contacto con las heces.

Remedios caseros para las hemorroides

Por norma general, se puede hacer mucho por prevenir las almorranas y así eludir o retraser el momento de tener que someterse a una operación de hemorroides en Granada. Las hemorroides son tratadas al cambiar la alimentación y algunos hábitos, pero algunos pacientes acuden a remedios caseros que resultan muy efectivos. 

  • Los baños de asiento: estos son de los más comunes para aliviar las molestias de las hemorroides. Caliente agua y deje que se enfríe un poco, siéntese en un recipiente durante unos tres o cuatro minutos.
  • Para las hemorroides externas, colocar una bolsita de té húmeda y tibia en la zona donde está inflamado.
  • El tomate también ayuda a desinflamar las hemorroides que están alteradas. 
  • Las hojas de acelga tienen un efecto calmante de dolor en las hemorroides. Estas deben estar frescas y limpias. 
  • El aceite de linaza ayuda a que usted vaya frecuentemente al baño, permite que las deposiciones sean más fáciles de expulsar.
  • Pasta de cebolla: utilice una cebolla morada, ajo y mantequilla simple, haga una sola pasta y úntela en la zona anal todas las noches.
  • Raye una patata y envuélvala en una servilleta y luego colóquela en el ano. Sus propiedades antiinflamatorias le ayudarán, en gran manera, a reducir las molestias.
  • Hierva clavos, ajos y laurel. Deje que se enfríe y con un algodón aplíquelo en el recto.

Uso del papel higiénico

Mucha gente no le da la importancia debida al papel higiénico, pero este debe ser vital cuando en casa hay alguien con hemorroides. En este sentido, siga los siguientes consejos de uso:

  • No compre papel higiénico perfumado, además, mejor el blanco.
  • Puede humedecerlo con agua antes de limpiarse o en todo caso use toallitas húmedas.
  • Para lavarse el ano, use jabones sin olor y con PH neutro.
  • Cuando se limpie, no roce demasiado la zona del ano, menos si hay exposición de hemorroides (prolapso).

Una recomendación adicional es que cuando haya prolapso de hemorroides, el paciente debe tener especial cuidado. En ese sentido, una recomendación que podemos ofrecerle al respecto es que las cubra con gasa o algodón para evitar roces con la ropa interior.

De cualquier forma, siempre es importante que vaya al médico para que le haga una revisión. Si le prescribe medicamentos, no deje de tomarlos a la hora indicada. Del mismo modo, pregunte sobre remedios caseros que usted pueda realizar en casa para disminuir las molestias.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Centros relacionados: cirujanos generales en Granada

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Especialistas relacionados: cirujanos generales en Granada

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.