Fecundación in Vitro-ICSI en Córdoba

Clínica MD

Fecundación in Vitro-ICSI en Córdoba por 3.250 €
Hasta
el
02 sept

Consigue tu sueño de tener hijos con BonoMédico y la fecundación in vitro en Córdoba

BonoMédico te trae a los mejores especialistas en fertilidad: fecundación in vitro en Córdoba en Clínica MD desde 3.250 € y con las mejores condiciones de financiación.

La fecundación in vitro es una técnica que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero. Ofrece un elevado porcentaje de éxito y es, junto a la inseminación artificial, la técnica de reproducción asistida más usada a día de hoy. En esencia consiste en la extracción de óvulos y espermatozoides de los propios pacientes y su posterior tratamiento. Se introduce, mediante un aguja microscópica, el espermatozoide en el óvulo, propiciando la fecundación. Después de varios días, los óvulos fecundados se reintroducen en el útero de la madre, donde se gestarán de manera natural.

Las opciones de fecundación in vitro en Córdoba que te ofrecemos son varias:

  • Fecundación in vitro ICSI: 3.250 €
  • Fecundación in vitro con semen de donante: 3.550 €
  • Fecundación in vitro con donación de óvulos: 5.650 €

Reserva tu bono de consulta gratuito a través de esta página y nosotros te llamaremos para darte cita en Clínica MD. En ella podrás resolver todas tus dudas y se te facilitará la elección del mejor tratamiento para conseguir un embarazo. ¡Infórmate sin compromiso alguno!

Servicios incluidos

  • Primera visita médica y estudio previo.
  • Obtención de los gametos masculino y femenino a partir de los propios pacientes o de donantes anónimos.
  • Tratamiento de fertilidad mediante fecundación in vitro

No incluye

  • Posibles complicaciones fuera del proceso médico normal.

Fecundación in Vitro-ICSI en Córdoba: más información

La fecundación in vitro en Córdoba y la microinyección espermática

La microinyección espermática es otro método de reproducción asistida, un poco más específico que la fecundación in vitro en Córdoba y con resultados más precisos.

La medicina ofrece diferentes alternativas para lograr la concepción, ésa que por mucho tiempo se le ha negado a una pareja que ha buscado ampliar su familia, pese a llevar tiempo intentándolo. Como ya hemos visto, dentro de las técnicas de reproducción asistida existen varias alternativas, siendo las más conocidas la inseminación artificial y la fecundación in vitro, junto con otras técnicas complementarias de la anteriores como la ovodonación o la transferencia de embriones.

Esta última ha perfeccionado en los últimos años su técnica como tal, con el objetivo de que los resultados sean más precisos y eficaces para la pareja. A esta relativamente nueva técnica de fecundación asistida se le conoce como microinyección espermática.

La microinyección espermática, una variante más avanzada de la fecundación in vitro, consiste en tomar el óvulo e introducir el espermatozoide directamente en él por medio de una microaguja. Los expertos encargados de realizar este procedimiento se auxilian de un microscopio muy sofisticado para hacer la manipulación del óvulo y del espermatozoide.

Algunas personas suelen confundirla con la fecundación in vitro, pero guardan diferencias remarcables, específicamente en la inseminación. En primera instancia, en la fecundación in vitro, si bien extrae los óvulos y los espermatozoides, éstos se unen por medio de un cultivo; para eso, se necesita que la calidad del semen sea alta, es decir, que haya al menos el 40 por ciento de movilidad de la muestra masculina.

Sin embargo, en el caso de la microinyección espermática se abre una nueva posibilidad, puesto que el óvulo es directamente fecundado con un solo espermatozoide, lo que amplía las posibilidades de que la fecundación sea un éxito rotundo en comparación a la otra técnica.

Fases de la microinyección espermática

  • Como en toda técnica de reproducción asistida en Córdoba, primero debe haber una estimulación ovárica en la mujer, por medio de fármacos que el médico prescribirá; luego llevará un control de los efectos de dicha estimulación para ver las condiciones de la ovulación y la maduración de los folículos.
  • Cuando los óvulos están en condiciones óptimas, el médico los extrae y los mantiene en cultivo a la espera de la preparación del esperma (separación de los mismos del líquido seminal). Luego éste es introducido por medio de una aguja, aunque con anterioridad a este paso, el personal médico ya ha retirado del óvulo la capa de células que lo rodean. 
  • Transcurridas 24 horas después de la microinyección, el médico identificará cuántos óvulos, ya conocidos como preembriones, han sido fecundados, elegirá a los mejores, a los que estén en perfecto estado y serán transferidos al útero.
  • Los embriones que no son utilizados son congelados con nitrógeno líquido y pueden ser utilizados en procesos posteriores si el primer intento no tuvo los resultados esperados.

¿Cuándo se debe recurrir a la microinyección espermática?

La mayoría de los pacientes que optan por esta técnica son aquellas parejas en la que los hombres tienen una concentración espermática muy baja, incluso si se le aplica a la fecundación in vitro en Córdoba; además para aquellos espermas cuya movilidad es muy baja y que no alcanzarían la rapidez adecuada para fecundar al óvulo o en otros casos en que morfológicamente, éstos no estén en buenas condiciones.

La microinyección espermática es una variante más avanzada de la fecundación in vitro

La microinyección espermática es una variante más avanzada de la fecundación in vitro

También se recomienda a aquellas personas en los que la fecundación in vitro no ha funcionado en más de una ocasión, además para los pacientes que presentan VIH o SIDA es una opción muy valiosa, pues así evitan el contagio a la pareja como al bebé.

Por otro lado se da el caso de personas con zoospermia, es decir, aquellos hombres que si bien producen líquido seminal en él no se hallan espermatozoides. Es un caso bastante raro, pero eso no implica que haya pacientes que no lo presenten.

También se recomienda en otros casos:

  • Oligozoospermia: falta de volumen del semen. La cantidad ideal debe ser igual o superior a los 20 millones de espermas por mililitro.
  • Criptozoospermia: cuando el recuento de los espermas es inferior a 100 mil por mililitro.

En cuanto los riesgos que se corre con la microinyección espermática, se mencionan los siguientes (hay que señalar que todos los tratamientos de reproducción asistida tienen sus propios riesgos, como la inseminación artificial o la fecundación in vitro):

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica: cuando la cantidad de ovulación sobrepasa el límite.
  • Embarazos múltiples: el 12 por ciento de las mujeres pueden concebir gemelos, mientras que el tres por ciento trillizos.
  • Abortos espontáneos: en los primeros meses, éste es un riesgo que se corre no sólo con la microinyección espermática, sino con la mayoría de reproducciones asistidas, también por causa de los embarazos múltiples.
  • Embarazos ectópicos: aquéllos que suceden fuera de la matriz, por ejemplo cuando el embrión se adhiere a la pared abdominal.

Si usted opta por este método de fecundación asistida debe acudir al médico para que evalúe su caso, así como el de su pareja. Tenga en cuenta que en la mayoría de los casos el éxito de esta técnica es muy alto, por lo que el embarazo es inminente cuando existen las condiciones adecuadas en ambas partes.

La comunicación de la pareja así como con el especialista ayuda en gran medida a tomar una decisión que beneficie a ambas partes. Si bien los beneficios pesan más en la balanza, debe tenerse en cuenta de que de lograr la fecundación, es casi necesario que en el caso de la mujer esté en constante control médico para ver cómo se va desarrollando el embrión, así evitar complicaciones que puedan resultar en más graves como un embarazo ectópico, en el que corre peligro no solo la madre, sino también el o los bebés.

En términos generales esta técnica es muy sencilla y con baja probabilidad de riesgos, pero más vale prevenir y tomar las medidas adecuadas, que evitarán y minimizarán las complicaciones.

Esterilidad e infertilidad, ¿es lo mismo?

Muchas personas suelen confundir ambos términos, pero guardan diferencias grandes entre sí. 

Cuando nos referimos a la esterilidad, hablamos de que una pareja no puede llevar a término un embarazo debido a múltiples factores. A continuación enumeramos algunas causas que pueden influir en el caso de los hombres:

  • Anomalías en los espermatozoides.
  • Traumatismos en los testículos.
  • Varices en los testículos.
  • Quimioterapias.
  • Infecciones por enfermedades de transmisión sexual.
  • Consumo excesivo de alcohol y tabaco.

En el caso de las mujeres:

  • Problemas en la ovulación, ya sea por la poca producción de los mismos debido a deficiencias como a problemas como la tiroides, también por el aumento de peso relacionado con el síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Anomalías con las trompas de Falopio (obstrucción, endometriosis, embarazos ectópicos, anomalías congénitas).
  • Esterilidad inmunológica: cuando el organismo identifica al espermatozoide como un cuerpo extraño y decide desecharlos.
La esterilidad y la infertilidad son problemas que afectan tanto a hombres como a mujeres

La esterilidad y la infertilidad son problemas que afectan tanto a hombres como a mujeres

Por otro lado está la infertilidad. Ésta se refiere a que en una pareja no se ha dado la concepción después de mucho tiempo de haberlo intentado, por un periodo de un año, aproximadamente, pero no se ha logrado, pese a mantener relaciones sexuales constantemente y a no usar ningún tipo de protección.

En cuanto a la prevención, no es algo que pueda hacerse como tal, más bien hay ciertos cuidados que hay que seguir para mantenerse saludable y, por ende, eso ayuda a que la concepción sea más fácil.

  • Cuidarse de las enfermedades de transmisión sexual.
  • Vacunarse contra las paperas.
  • Hacer ejercicio regularmente, mantener un peso ideal (de acuerdo a la estatura y complexión física) y una dieta saludable; son claves para que el organismo funcione de la mejor manera.

Tipos de esterilidad e infertilidad:

  • Esterilidad primaria: cuando la pareja ha mantenido relaciones sexuales por un período de tiempo de 18 meses y no ha logrado la concepción.
  • Esterilidad secundaria: cuando la pareja logró concebir, pero en una segunda ocasión no lo ha conseguido pese a no usar ningún método anticonceptivo.
  • Infertilidad primaria: cuando la pareja consigue quedar embarazada, pero la gestación no llega a su término (pérdida del bebé).
  • Infertilidad secundaria: en un primer momento sí se consiguió que el embarazo llegara a su término, pero cuando deciden tener el segundo bebé, este no termina su proceso de gestación.
Cuando hay esterilidad o infertilidad, la fecundación in vitro es una excelente solución para tener hijos

Cuando hay esterilidad o infertilidad, la fecundación in vitro es una excelente solución para tener hijos

Para este tipo de situaciones, las técnicas de reproducción asistida son una excelente opción para conseguir un embarazo normal sin tantas complicaciones. De hecho, sólo con la estimulación ovárica y el coito programado se consigue la fecundación, pero para esto se deben hacer un sinfín de exámenes para determinar, primero, qué está fallando, ya sea en el hombre o en la mujer o en ambos.

A partir de eso, el médico determinará qué paso seguir para lograr que la pareja tenga un embarazo normal, sin riesgos dentro de los parámetros y condiciones de la pareja.

Si usted ha intentado quedar embarazada por mucho tiempo pero no lo ha logrado, acuda al especialista, y plantéele todas sus dudas sobre la fecundación in vitro en Córdoba. Su problema podría tener una fácil solución y pronto podría cumplir su sueño de tener un hijo.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Fecundación in Vitro-ICSI en Córdoba: noticias relacionadas

    ¿Por qué hacerse una examen de Histerosalpingografía en FIV?

    Este es uno de varios exámenes que le puede solicitar su médico que se realice si en caso falla un ciclo de Fecudación In Vitro (FIV). Con esta prueba se puede verificar cómo se encuentra el útero y las trompas de Falopio y ver si existe alguna anomalía en ellos que sea lo que no está permitiendo un embarazo en la mujer.

    La Histerosalpingografía es una radiografía especial donde se observa la matriz (útero) y las trompas de Falopio, con la utilización de un tinte que ayuda a observar.

    Preparación para la prueba

    El profesional de atención médica que hará la Histerosalpingografía le puede dar antibióticos para tomar antes y después del examen, ya que eso evitará futuras infecciones. Además le puede dar medicamentos para que los tome durante el día de la prueba, para evita cólicos fuertes y también le ayude a relajarse.

    El momento adecuado para realizarse esta prueba es cerca de 7 a 8 días después de que ha parado el sangrado de su periodo menstrual. Someterse en esa fecha también disminuye el riesgo de infección y garantiza que la persona no se encuentre en estado de gestación.

    La paciente puede comer y beber de todo antes del examen.

    Hasta qué edad se podría realizar un tratamiento de reproducción asistida

    Postergar la maternidad más allá de los 40 años, ya sea por decisiones particulares de cada miembro de la pareja o por decisión propia, lleva implícito el riesgo de encontrar importantes dificultades para concebir de manera natural. De ahí viene que muchas de las mujeres deban decidirse por someterse a tratamientos de reproducción asistida para conseguir un embarazo. Entre las técnicas reproductivas más utilizadas a estas edades tan avanzadas en términos de fertilidad, destacan la fecundación in vitro y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, las cuales dan mejores resultados por encima de la inseminación artificial.

    Los especialistas apuntan que después de los 40 años, la tasa de esterilidad femenina se eleva hasta el 65-70%, especialmente porque tanto el número de los óvulos como la calidad de los mismos disminuyen de forma considerable. Sin embargo, el problema se incrementa, porque este problema reproductor dificulta en gran medida la gestación natural, pero también la asistida, es por esa razón que también existe un límite de edad para realizar un tratamiento de reproducción asistida, el cual es hasta los 50 años para las mujeres y hasta los 55 años para los hombres.

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.