Blefaroplastia de párpados superiores en Castellón de la Plana

Dr. Víctor Sotar Aries

Blefaroplastia de párpados superiores en Castellón de la Plana por 1.225 €
Hasta
el
10 dic

Vuelve a tener una mirada joven con BonoMédico y la blefaroplastia en Castellón de la Plana

El exceso de grasa y las bolsas en los párpados inferiores o la caída de los párpados superiores dan a nuestro aspecto un aire fatigado y envejecido, además de dificultar la visión en muchas ocasiones. La blefaroplastia de párpados superiores en Castellón de la Plana tiene el objetivo de mejorar estéticamente nuestro rostro, proporcionando una mirada más juvenil y descansada además de mejorar la visión en aquellos casos en los que se había visto entorpecida. 

En BonoMédico tienes esta intervención por 1.225 €, en lugar de 2.500 €, en Gabinete Médico VSA con el Dr. Víctor Sotar Aries. Tras reservar tu bono de consulta gratuita en esta página, podrás acudir a Gabinete Médico VSA, para que el especialista te conozca y estudie tu caso. Si decides operarte, la intervención se hará en el mismo centro. Recuerda que la consulta previa es gratuita y no te compromete a operarte.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia local y blefaroplastia en régimen ambulatorio. El precio final depende de las zonas a tratar (ver más arriba).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Otras ofertas de Blefaroplastia de párpados superiores en la provincia de Castellón

Blefaroplastia de párpados superiores en Castellón de la Plana: más información

Blefaroplastia en Castellón de la Plana

La blefaroplastia en Castellón de la Plana u “operación de párpados” es una cirugía que se realiza para reparar los párpados superiores hundidos o caídos conocido como ptosis o bien las bolsas de grasa que se forman en los párpados inferiores. Normalmente, son buenos candidatos aquellas personas cuyos párpados se encuentran caídos o hundidos, lo que normalmente ocurre a medida que la persona va envejeciendo. Sin embargo, algunas personas ya nacen con los párpados hundidos o caídos o muy jóvenes desarrollan enfermedades que provocan un descuelgue de éstos.

La blefaroplastia o cirugía de párpados se suele realizar mientras el paciente se encuentra despierto, con anestesia local más sedación. La cirugía se hace de la siguiente forma, primero se le administra un fármaco para que le ayude a relajarse, después le inyectan un anestésico en el contorno de los ojos, de esa manera el paciente no siente dolor en toda la cirugía; el médico le hace unas pequeñas incisiones en los pliegues o dobleces naturales de los párpados -con bisturí eléctrico, láser, etc.-, tras lo cual la piel flácida y los tejidos grasos sobrantes son retirados y se tensan los músculos del párpado; al final de la operación, las incisiones se cierran con puntos de suturas. Plantéele a su especialista todas las dudas y preguntas que tenga sobre cómo será la intervención.

La cirugía de párpados se hace como una cirugía ambulatoria en un hospital.

¿Por qué realizar la cirugía?

La cirugía de los párpados se necesita cuando el párpado se ha caído y reduce la visión; por lo tanto, no sólo se persiguen beneficios estéticos, sino también funcionales y de salud. Al paciente se le solicita que un oftalmólogo le revise la visión antes de que se someta a la cirugía de párpados. La cirugía de párpados se puede hacer sola o combinada con otro tipo de cirugía facial, como levantar cejas o un estiramiento facial. La cirugía de párpados no elimina las arrugas que están alrededor de los ojos, ni levanta las cejas caídas, ni tampoco se deshacen los círculos oscuros que se forman debajo de los ojos; en esos casos, habría que acudir a otro tipo de cirugías.

Riesgos

Aunque la blefaroplastia es una operación muy segura, siempre existen unos mínimos riesgos, ya sean aquéllos los de la anestesia, los comunes a cualquier tipo de operación o los propios de esta intervención. Los riesgos de la anestesia son: problemas respiratorios y reacciones a los medicamentos. Los de toda cirugía son: infecciones, problemas para cicatrizar y sangrado.

Los riesgos de la blefaroplastia en sí pueden ser: Dificultad para cerrar los ojos al dormir (aunque no es permanente), daño al ojo o pérdida de la visión, Visión doble o borrosa,  pequeñas manchas blancas después de que se han retirado los puntos de sutura, inflamación temporal de los párpados, cicatrización lenta o curación desigual.

Los problemas médicos que incrementan la posibilidad de complicaciones en la blefaroplastia son: el padecimiento de diabetes, cardiopatía o trastornos vasculares, ojo reseco, producción insuficiente de lágrimas, hipertensión arterial u otros trastornos circulatorios,  así como los problemas con la tiroides como hipotiroidismo y enfermedades más graves. En todo caso, hay que señalar que los casos de complicaciones son muy raros y que el paciente puede hacer mucho por minimizarlos, siguiendo las indicaciones que le dé su médico, haciendo una buena planificación de la intervención, etc.

Después de la cirugía

Lo normal es que el paciente pueda regresar a la casa el mismo día de la intervención. Es por eso que tiene que preparar con anticipación la persona que lo acompañará a la cirugía y que lo llevará de regreso a su casa. Antes de salir del hospital, el doctor o el personal de enfermería le cubrirá los ojos y los párpados con una pomada y un vendaje. Después de la cirugía los ojos se sienten tensos y con dolor según va pasando el efecto de la anestesia. Las molestias se controlan fácilmente con los análgesicos. En general, la recuperación es rápida y sin muchas molestias.

Tiene que mantener la cabeza siempre elevada lo más que se pueda durante varios días. Tendrá que colocarse compresas frías sobre el área tratada para que se reduzca la inflamación y los moretones. Eso hace que se prevengan las lesiones por frío de los ojos y de la piel.

Además, el médico es el encargado de recomendar unas gotas para los ojos con el fin de disminuir el ardor o la picazón. El paciente tiene que ser capaz de tener una buena vista después de dos o tres días de la cirugía. No podrá utilizar lentes de contactos durante dos semanas. Se deben reducir las actividades intensas a lo mínimo en los primeros tres o cinco días y evitar las actividades vigorosas que eleven la presión arterial, y evitar levantar objetos pesados, agacharse y hacer deportes fuertes, en las siguientes tres semanas. 

El médico es el encargado de retirar los puntos de sutura cuando ya han transcurrido siete días después de la operación. El paciente observará algunos moretones y hematomas, los que van a durar de dos a cuatro semanas. En las primeras semanas, se puede ver un incremento de lágrimas, y se aumenta la sensibilidad a la luz y el viento, también tendrá cambios temporales de visión, así como visión borrosa y visión doble.

Resultados

Las cicatrices muchas veces permanecen rosadas en los primeros seis meses o más, pero al final se desvanecen y dejan una línea blanca y delgada que casi no se nota. La apariencia más juvenil dura por muchos años y esos resultados son permanentes en muchas personas.

En los casos de blefaroplastia superior la cicatriz es escondida en el pliegue palpebral. En la blefaroplastia inferior la cicatriz se hace 2mm debajo de la línea de las pestañas, si se hace por vía conjuntival queda dentro del párpado y no es visible. El tipo de cicatriz depende de cada paciente. Generalmente es poco visible a los meses. Después de la operación, se pueden ver pequeños quistes o arrugas, pero se tiene que evitar el sol para que no quede pigmentación.

En la blefaroplastia de párpados inferiores, la posición de estos párpados es un poco abombada hacia adentro y debe tener una suavidad y continuidad en la curvatura que enlaza el párpado y el pómulo. Un paciente que tiene bolsas, es porque tiene el párpado hacia afuera. Es por eso que se necesita quitar la grasa de la piel del párpado que está abombada hacia afuera para que se curve hacia adentro, y de esa forma no se corta la piel y se consigue quitar las bolsas y darle tono y firmeza a la piel del párpado inferior. La grasa se extrae por medio de una microscópica incisión en la conjuntiva. Esa herida conjuntival se cierra en 24 horas y la recuperación es muy rápida.

En la blefaroplastia de párpados superiores la piel del párpado superior pierde fuerza y se pone más elástica, y se forman algunos pliegues y la piel se cae encimas de las pestañas, lo que hace que no se tenga una mirada joven. El resultado se aprecia después de una semana de la intervención aunque el efecto definitivo se verá cuando ya ha transcurrido un mes de la operación.

Tipos de blefaroplastia

Existen varios tipos de blefaroplastia que determinarán la forma de realizar la cirugía y el precio entre otras cuestiones. Son las siguientes:

  • Blefaroplastia de párpados inferiores (Bolsas oculares). Se encarga de reducir el exceso de grasa del párpado inferior o lo que comúnmente se conoce como bolsas. En varios casos esa grasa se traslada para que se suavice el contorno del párpado inferior, o para que se corrija la parte hundida de los surcos inferiores de los ojos.
  • Blefaroplastia de párpados superiores. Minimiza el exceso de piel y la grasa del párpado, para evitar que cuelgue sobre las pestañas. Se elimina así el aspecto de cansancio y la tristeza de la mirada. El propósito de la cirugía es hacer un párpado superior despejado y un pliegue más arriba, pero que mantenga curvas suaves, con un mayor volumen y tersura de la piel, lo que es una característica de belleza y juventud en la mirada. En los hombres se hace un párpado no tan despejado, y con pliegues más rectos y bajos. En definitiva la mirada es más masculina.

Tratamientos

En función de los tipos que hemos mencionado con anterioridad, la blefaroplastia en Castellón de la Plana se realiza de diferentes formas:

  • Blefaroplastia de párpados superiores: Como hemos dicho, con esa cirugía se quita el exceso de piel y grasa por medio de una pequeña incisión localizada en los pliegues del párpado superior. Se pueden colocar puntos absorbibles internos, así desde fuera lo único que se ve en los primeros días después de la cirugía, es una mínima cicatriz que se esconde en el pliegue del párpado superior.
  • Blefaroplastia de párpados inferiores: Se utiliza la técnica transconjuntival por varias razones, no se necesita aplicar puntos de sutura, porque la pequeña herida conjuntival cicatriza por ella misma en 24 horas aproximadamente, no se modifica la expresión de los ojos. Eso significa que quita los signos de cansancio que producen bolsas y ojeras, pero no modifica la forma de los ojos de las personas. Cuando se quita la grasa, se puede tensar la piel y se mejora el aspecto. Cuando no hay puntos, no se hace cicatriz externa, y así no se toca la piel, y los efectos secundarios funcionales y estéticos son poco existentes y se puede regresar a la vida cotidiana pronto. La anestesia que se utiliza es anestesia local combinada con sedación. La sedación permite que el paciente no note la infiltración del anestésico local. Además la cirugía se hace de forma ambulatoria, por lo tanto no tiene que quedarse ingresado en el hospital. El tratamiento dura aproximadamente 30 minutos si sólo se hace en los dos párpados.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Castellón de la Plana

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.