BonomédicoBlogHemorroidesTratamiento de las hemorroides

Tratamiento de las hemorroides


Comentar
Publicado en Hemorroides

Antes de hablar sobre el tratamiento de las hemorroides, vamos a ver en qué consisten. Las hemorroides son una enfermedad común relacionada con la sociedad actual donde prima el estrés y el sedentarismo. Consiste en el incremento de la presión en el ano, que suele producirse por el estreñimiento, durante el embarazo y el parto. Dicha presión hace que las venas y tejidos situados en el ano se hinchen. Estos tejidos podrán sangrar al defecar.

Las causas de las hemorroides son variadas: el sedentarismo, estar mucho tiempo en una postura (de pie o sentado), realizar esfuerzo durante las deposiciones, por enfermedades hepáticas, estreñimiento, embarazo o parto.

Hay dos clases de hemorroides: 

  • Internas: situadas en el interior del ano, pueden prolapsar (desplazarse) hacia afuera de este al hacerse más grandes y, en ocasiones, sangrar.
  • Externas: las que se visualizan fuera del ano. Estas son muy molestas, sobre todo, a la hora de asear la zona.

Tratamiento de las hemorroides

Los tratamientos para hemorroides se aplicarán según los síntomas de estas y su gravedad:

Tratamiento farmacológico

El uso de cremas y pomadas mejorará los síntomas de las hemorroides pero no curará las hemorroides del todo.

El ejercicio físico también ayuda a prevenir las molestas almorranas

El ejercicio físico también ayuda a prevenir las molestas almorranas

Algunos especialistas prescriben pomadas con cortisona localmente sobre la hemorroide prolapsada, mediante un masaje suave. El tiempo que recomienda suele ser corto, de 7 a 10 días, porque si se hace durante más tiempo, la piel se podrá atrofiar produciendo picor y posibles lesiones por rascarse la zona.

También hay otras pomadas sin corticoides, que pueden ser utilizadas más a menudo -si fuera necesario- y cuya composición incluye anestésicos, tópicos, vasoconstrictores o antiespasmódicos. Dichos ungüentos deben aplicarse solo cuando existan síntomas molestos. Los comprimidos de diosmina (un medicamento que alivia la hinchazón y aumenta el tono de las venas) parece ser muy útil para disminuir la duración del sangrado y el número de episodios de hemorragia. Sus efectos secundarios son pocos y se perfila como una buena opción alternativa a la cirugía, en algunos casos.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Tratamiento de las hemorroides con cirugía

Cuando los tratamientos de las hemorroides convencionales no funcionan ni los farmacológicos tampoco y se complican los síntomas hay que recurrir a la cirugía.

Prevenir las hemorroides es más fácil con una ingesta adecuada de líquidos

Prevenir las hemorroides es más fácil con una ingesta adecuada de líquidos

Por lo general, los pacientes con hemorroides externas no necesitan de la cirugía a no ser que su afección se complique con la aparición de una trombosis. Entonces, si esto ocurre, y trascurridas 48 horas desde la aparición de esta, el médico realizará la extirpación del trombo con anestesia local. Se utiliza la cirugía para minimizar el exceso de tejido hemorroidal y se aplica para los grados más grandes de hemorroides -III y IV- o cuando fracasan otros métodos. Las hemorroides de grado I y II se tratarán con técnicas más suaves.

En los casos graves hay métodos entre la cirugía y el convencional y los puramente quirúrgicos como la hemorroidectomía.

Como hemos dicho, cuando la hemorroide presenta unos síntomas muy graves o no ha respondido a otros tratamientos, se aplicará -si el médico así lo estima oportuno- la cirugía. Entre las técnicas quirúrgicas se encuentran:

  • Hemorroidectomía

Se trata de un tipo de cirugía con la que se extirpa la hemorroide y que puede requerir de anestesia general o raquídea, aunque también puede en ocasiones hacerse con anestesia local y sedación. Es una cirugía muy efectiva y eficaz aunque su postoperatorio es lento y destaca por el dolor. Entre las posibles complicaciones de esta técnica está la estrechez anal, pero es muy poco frecuente. Otras complicaciones que puede conllevar pero también es muy poco habitual es la lesión del músculo anal interno (esfínter), que puede provocar la falta de contención de las heces o el cúmulo de estas en el recto y su difícil expulsión.

  • Anopexia mucosa circular (AMC)

Esta técnica quirúrgica emplea una especie de grapadora circular para evitar el flujo de sangre y reducir el prolapso mucoso del ano. Es un método que disminuye el dolor postoperatorio pero no es tan eficaz a largo plazo como la hemorroidectomía. 

  • Desarterialización Hemorroidal Transanal (THD)

Es el método quirúrgico con el que se ligan de forma selectiva las arterias hemorroidales con ayuda de una Eco doppler (que es un instrumento con el que se consiguen localizar las arterias hemorroidales). Se realizan puntos en las arterias hemorroidales (entre 5 y 8) para vaciar de sangre las venas hemorroidales y que disminuyan de volumen. Se aplica a hemorroides internas y sangrantes pero indoloras. Es una técnica que está dando muy buenos resultados, pero que no es definitiva como la hemorroidectomía, aunque su postoperatorio es indoloro y la recuperación del paciente bastante rápida.

Tratamientos intermedios

Dentro de estos tratamientos se encuentran:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

De todos estos métodos, el que resulta más eficaz porque presenta poco índice de recurrencia y riesgos, es la ligadura con banda elástica. Se trata de un procedimiento, que se puede realizar en la consulta y consiste en colocar dos anillos elásticos en la base de la hemorroide para estrangularla y que se caiga sola pasados 2 o 4 días. Las complicaciones que se dan con esta técnica son dolor, hemorragia e infección local pero de forma muy ocasional.

Tratamientos leves o iniciales

Hasta ahora hemos señalado los tratamientos más fuertes para atajar los síntomas peores, que se asocian a las hemorroides. Pero antes de estos, existen otros muy asequibles y también eficaces para síntomas menos agresivos como:



  • Medidas alimenticias encaminadas a terminar o disminuir el estreñimiento, posible factor desencadenante de
    Una adecuada dieta puede prevenir las hemorroides

    Una adecuada dieta puede prevenir las hemorroides

    las hemorroides. Entre dichas medidas está llevar una dieta rica en fibra (que incluya mucha verdura, fruta), beber mucha agua (dos litros al día) y evitar alimentos o sustancias dañinas como el alcohol, la comida muy picante, el café o incluso el chocolate.
  • Utilizar ablandadores de heces para conseguir que al defecar se disminuya el dolor.
  • Mejorar las medidas higiénicas. Limpiarse tras ir al baño con toallitas húmedas en vez de papel higiénico, usar jabones con ingredientes naturales y hacer baños de asiento con agua templada y fría, dos veces al día, ayuda a aliviar la sensación de inflamación y picor.
  • Usar ropa interior de algodón y evitar ropa muy ajustada, también contribuye a disminuir el picor.

Dicho esto, solo señalar que deberá ser el médico el que determine qué tratamiento de las hemorroides será el más recomendable para cada persona que acuda a su consulta en busca de una solución para ellas.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *