BonomédicoBlogNoticiasUn test puede reducir el uso de quimioterapia en mujeres con cáncer de mama

Un test puede reducir el uso de quimioterapia en mujeres con cáncer de mama


Comentar
Publicado en Noticias

Se estima que una de cada diez españolas padecerá cáncer de mama, el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo. Como parte del proceso para superar la enfermedad tendrán que someterse a un tratamiento con quimioterapia, con los efectos secundarios que esto implica para su salud. Hay oncólogos que defienden que la quimioterapia no es necesaria en todos los casos, sino que en algunos tipos de cáncer de mama, se podría prescindir de la quimioterapia adyuvante (la que se aplica tras la cirugía que extirpa el tumor), sin perjuicio para las pacientes. La llegada del llamado MammaPrint, un nuevo test, que analiza 70 genes, puede reducir el uso de la quimioterapia en mujeres con cáncer de mama.

Así, un estudio publicado en la revista The New England of Medicine, en el que se han evaluado los resultados del ensayo clínico MINDACT (‘Microarray en pacientes con ganglios negativos o de uno a tres ganglios positivos permite evitar la quimioterapia’), confirma que el uso de este test puede cambiar la vida de estas pacientes. 

Lo que el test analiza es el riesgo de recaída en mujeres que tienen cáncer de mama, de manera que se pueda saber si las pacientes pueden prescindir de la quimioterapia adyuvante y de sus efectos secundarios. El análisis de los 70 genes (presentes en el propio tumor) permite saber si el peligro de que el cáncer se reproduzca después de ser extirpado es alto o bajo. 

Este test, además de reducir el uso de la quimioterapia en mujeres con cáncer de mama, serviría también para personalizar los tratamientos y evitar sobretratar a las pacientes.

Por lo general, las posibilidades de no necesitar un tratamiento con quimioterapia son mayores en aquellos casos de cáncer de mama con gamglios negativos (sin células cancerosas) o con los que tienen de uno a tres ganglios positivos, en los que tanto el riesgo de extenderse (metastasis) a otras zonas, como de sufrir una recaída, son escasos.

Asimismo, otra de las conclusiones de este estudio de carácter internacional (en el que han participado 6.693 mujeres con cáncer de mama invasivo, 112 hospitales de nueve países y siete grupos de investigación) es que el 46% de las mujeres calificadas de alto riesgo en función de criterios clínicos tradicionales, también puede evitar la quimioterapia si el riesgo de recaída es evaluado con este test.

Así, la combinación de los criterios clínico-patológicos convencionales con el riesgo genómico (deducido con el test MammaPrint), puede reducir las decisiones terapéuticas de médico y paciente, y las prescripciones de quimioterapia.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *