BonomédicoBlogGeriatríaTercera edad y nuevas tecnologías

Tercera edad y nuevas tecnologías


Comentar
Publicado en Geriatría

Los tiempos cambian y la brecha digital se agranda de modo alarmante entre los mayores de 60 años aunque hay personas que tienen una mentalidad más abierta, tanto hombres como mujeres, que han podido adaptarse sin mayor dificultad a las nuevas tecnologías. Afortunadamente a nadie le extraña observar a una persona de la tercera edad usando un móvil, enviando un correo electrónico o creándose un perfil en alguna red social.

personas mayores tecnología bonomedico

Normalmente las personas de cierta edad tienen más dificultades a la hora de utilizar nuevas tecnologías.

Sin embargo, la mayoría de los ancianos tienen muchos problemas para adaptarse a los nuevos cambios tecnológicos, por lo que al final son marginados de los numerosos procesos que actualmente están completamente informatizados.

Las administraciones públicas y las instituciones sociales ofrecen cursos, muchos de ellos gratuitos, dirigidos a mayores para que puedan adquirir nociones básicas de las diversas tecnologías y con ello mejorar su autoestima y que no se sientan cada vez más excluidos de un entorno que se debe conocer y utilizar para no sentirse marginado por los demás. También en las residencias de ancianos se hace especial hincapié sobre estas cuestiones.

Año a año la brecha digital se reduce entre las clases sociales pero se agranda de forma sorprendente entre los estratos de edad, de manera que los jóvenes y adolescentes son los usuarios más activos con las nuevas tecnologías  y algunas personas mayores ni siquiera saben usar un teléfono móvil, por lo que las diferencias son abismales. Y esta tendencia se sigue agravando con la incorporación de nuevos aparatos y nuevas tecnologías.

La posible solución está en manos de las compañías tecnológicas y de los diseñadores encargados de crear tecnologías para que sean más “amigables” con las personas de la tercera edad.

Se calcula que el uso en la edad entre los 14 y los 20 años el acceso a un ordenador o en la casa o el colegio es superior al 90% y que en las personas mayores de 60 años la cifra cae por debajo del 20%. La franja de edad intermedia accede a los ordenadores en casa y en el trabajo. Las cifras anteriores son aún más elevadas si se incluyen los dispositivos móviles (teléfonos y tabletas). 

El uso de las nuevas tecnologías puede aportar muchos beneficios a los mayores

El uso de las nuevas tecnologías puede aportar muchos beneficios a los mayores

Es aquí donde surge una pregunta ¿cómo se pueden beneficiar estas personas en los próximos 20 años de la tecnología si en lugar de ayudarles se le condena a la marginación tecnológica?

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Casi el 100% de las personas que poseen ordenadores o tabletas tienen también conexión a la red, sin embargo, esta cifra se reduce sólo al 25% entre los mayores de 60 años. El acceso a internet en el hogar se mantiene, aunque este sea utilizado por sus hijos o nietos, pues tan solo el 15% de la población mayor de 60 años accede a internet de forma regular. En este sentido, las residencias de ancianos ofrecen la posibilidad de que este porcentaje aumente, puesto que disponen de las instalaciones necesarias.

En cuanto a los hábitos de acceso a internet, las personas mayores buscan menos información que las de mediana edad, usan menos el correo electrónico y poco a poco comienza a utilizar herramientas gratuitas de mensajería instantánea para comunicarse que tan común es entre los más jóvenes.

Su participación en los chats y foros es muy poco frecuente a pesar de que todos expertos de la comunicación online insisten en que los foros y las redes sociales pueden ser de gran ayuda para muchas personas de la tercera edad minimizando los síntomas de soledad y aislamiento.

No se sienten cómodos con lo digital: más que sentir desconfianza, los mayores sienten un verdadero recelo hacia lo digital por su falta de conocimiento y la rapidez de los cambios que les impiden adaptarse.  Muchas personas de la tercera edad consideran que la seguridad en internet como medio de compra es muy baja y que la información que proporciona es poco creíble.

Las personas de la tercera edad que poseen teléfono móvil lo suelen utilizar casi exclusivamente para hablar sin utilizar el resto de aplicaciones disponibles. Es muy bajo el número de personas mayores que tienen un reproductor de música digital.

Muchos mayores ni tan siquiera se toman la molestia de que les expliquen el uso de aparatos como navegadores GPS, agendas electrónicas PDA, tablet o cualquier otro aparato que necesite cargarse en el bolsillo del pantalón ya que no encuentran la necesidad de usarlo en su vida.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Se podría afirmar que las personas mayores tienden a ser marginadas por las nuevas tecnologías debido a que han sido creadas sin pensar en ellos por lo difícil que les resulta su aprendizaje.

Una forma sencilla de aprender o de adaptarse a las nuevas tecnologías es comenzar a utilizarlas en residencias de ancianos -en el caso de encontrarse en una de ellas- o que el abuelo o abuela, se siente con sus nietos o hijos a que le enseñen de una manera divertida. Con los nietos se puede aprender de una forma más fácil, ya que los niños se emocionan al saber que están enseñando algo nuevo a otra persona y los abuelos se sienten felices al aprender cosas nuevas y al mismo tiempo disfrutar de sus nietos.

Es importante advertir que cuando se enseñe a un mayor a usar alguna tecnologías nunca se debe mostrar impaciencia ni hacerle ver repetidamente que no sabe o que no aprende porque eso solo ocasionará frustración.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *