BonomédicoBlogCirugía OcularLas terapias visuales

Las terapias visuales


Comentar
Publicado en Cirugía Ocular

Especialmente en los niños, los aspectos positivos son muchos, además, en el caso del estrabismo puede ser un arma perfecta para corregirlo. La fatiga de los ojos es una condición muy común en las personas que pasan horas frente a los ordenadores u otro tipo de aparatos electrónicos.

En un inicio, siente una pesadez en los párpados y lleva sus manos a los ojos para rascárselos. Sin embargo, llega un punto en que, por más que se trate de estar al frente del ordenador o el móvil, es muy difícil. Siente como si se le cerraran los ojos. Esta condición es una en las que la terapia visual puede ayudar a corregir.

Beneficios de las terapias visuales

Además, para poner otro ejemplo, en los niños en edad escolar con déficit de atención porque no ven bien de lejos, o bien en aquellos que tienen dificultad para leer rápido, al igual que en la escritura. Podemos seguir enumerando los casos y en todos ellos la terapia visual juega un papel fundamental para tratarlos sin llegar a una cirugía.

Es por eso que esta tiene múltiples beneficios en la reeducación de los ojos, pues es eso, ayuda a que la visión funcione de mejor, de tal forma que el paciente se sienta bien. Además, se podría decir también que son correctivas, puesto que en personas con estrabismo ayudan a que este disminuya.

Las terapias visuales pueden contribuir a mejorar la salud visual

Las terapias visuales pueden contribuir a mejorar la salud visual

Pero este tipo de terapias no solo se recomiendan para los niños, sino también para los adolescentes y adultos, máxime cuando hay problemas de aprendizaje de por medio. Hay múltiples ejercicios y personas especializadas en este tema que ayudan a que mejore la capacidad de atención cuando la vista no funciona de la forma que se desea.

A continuación explicamos algunos de esos ejercicios que se ponen en práctica en las terapias visuales: 

  • La pelota Marsden: en esta el especialista ata la bola a un cordón y la mueve de un lado a otro en el que el paciente debe seguirla con el objetivo de que los ojos la sigan. Este se compara a cuando una persona lee de lado a lado en una pantalla o en un libro. 
  • El ejercicio 20-20-20: durante 20 segundos una persona debe observar, a 20 metros de distancia un objeto cada 20 minutos. Se lee complicado, pero es un ejercicio excelente para mejorar el enfoque del ojo, esa alteración que sufren los pacientes con miopía y astigmatismo. 
  • Juego de trazos y círculos: en un texto se le pedirá al paciente que subraye o identifique ciertos grupos de palabras y que los encierre en un círculo.

Estas son solo algunas de las actividades que los especialistas utilizan en las terapias que realizan con los pacientes, hay muchas más, todas encaminadas a mejorar a agudeza visual, el enfoque y a reeducar la vista para que las personas tengan una excelente salud visual.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

La miopía degenerativa

Nadie podría imaginar que la miopía, cuando no es tratada de una forma adecuada, puede llegar a convertirse en una enfermedad muy peligrosa, al punto de que el paciente puede llegar a perder la vista.

Al hablar de la miopía degenerativa, a la que también se le conoce como patológica, nos referimos a aquella en la que el ojo crece de forma anormal, debido a algún cambio en su estructura o bien también intervienen factores genéticos en este proceso.

Esta enfermedad es tan peligrosa que su progreso puede ser muy rápido al punto de que llegue un momento en que ese crecimiento desmedido del ojo provoque el desgarre y desprendimiento de la retina, lo cual puede provocar ceguera en el paciente.

¿Cómo se puede detectar esta patología? En primera instancia debe saber que en la mayoría de los casos esta pasa desapercibida pues suele confundirse con la miopía, sin embargo, las revisiones periódicas de los ojos pueden ayudar a detectar estos casos de miopía degenerativa o patológica. Tenga en cuenta, además, que si en su familia existen personas miopes, hay altas posibilidades que usted desarrolle esta condición, la clave está en hacerse revisiones para evitar el aparecimiento de esta enfermedad.

La miopía degenerativa debe ser diagnosticada y tratada cuanto antes.

La miopía degenerativa debe ser diagnosticada y tratada cuanto antes.

Una vez que ha iniciado el proceso de degeneración de la retina, este suele ser imparable, por lo que esta condición no compadece al paciente. Si bien afecta a sectores muy pequeños de la población, en los últimos años se ha disparado el número de pacientes a los que afecta. Si el caso no se trata a tiempo es casi inminente que se pierda la vista por completo.



En las primeras etapas de esta enfermedad, el estilo de vida del paciente cambia notablemente. Quizás en un inicio se parezca un poco a la miopía común, de no ver de lejos, salvo que la diferencia radica en que con el uso de gafas, esta mejora, pero no sucede lo mismo con la patológica.

Como decíamos, hay cambios notables que el paciente comienza a experimentar lo cual vuelve aún más complicada la situación. Uno de ellos es que pierde la forma de identificar los objetos, es decir, si hay una línea recta, la identifica como curva u ondulada; presenta además etapas en las que ve chispazos de luces muy fuertes o al contrario, oscuridad en aquellas zonas donde la enfermedad va atacando a la retina.

Los casos son complejos para la familia, pero tanto o más para el paciente que atraviesa por esta situación. Y es que además, también puede presentar otras enfermedades en el ojo como las siguientes:

  • Glaucoma
  • Cataratas
  • Agujero macular y atrofias
  • Desprendimiento del vítreo
  • Queratocono (cuando la córnea es anormalmente delgada y sale hacia adelante)
  • Estrabismo
  • Neovascularización coroidea a causa de degeneración macular

En cuanto a la prevención de esta enfermedad, es un poco complicado, sin embargo, los médicos indican que es necesario que use lentes oscuras para protegerse de los rayos del sol, además de realizar las revisiones médicos que pueden contribuir a detectar alguna imperfección que vaya formándose en los ojos.

El estrés visual

¿Le ha pasado en alguna ocasión que lleva horas frente al ordenador tratando de terminar una tarea del trabajo, pero por más que intenta hacerlo no puede? Aunque no lo crea, nosotros exigimos mucho a nuestro cuerpo para que rinda de una mejor forma, pero por más que lo forzamos este no responde.

Pues lo mismo sucede con los ojos. Llega un momento en que, por más que intentemos procesar cierta información por medio de la vista, esta no termina de procesarse en el cerebro. A eso se le llama estrés visual, una de las formas más comunes que tenemos de martirizar la vista.

Pero esto no solo sucede mientras trabajamos, sino cuando hacemos otro tipo de actividades que nosotros creemos que son nuestra vía de escape al estrés, como leer (con luz muy tenue), ver televisión durante muchas horas, entre otras.

A continuación detallamos algunos de los síntomas que se presentan con esta deficiencia:

  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Pesadez en los párpados, imposibilidad para mantener los ojos abiertos.
  • Lagrimeo.
  • Dolor de cabeza, pero bien focalizado, específicamente en el área frontal.
  • Visión borrosa.
  • Fatiga.
  • En algunas ocasiones se presenta dolor en la espalda y en el cuello.
  • Al paciente le cuesta concentrarse en las actividades diarias, hay cierto déficit de atención y hasta cuesta comprender las instrucciones que recibe, ya sea en la escuela o en el trabajo.

¿Qué terapias visuales hacer?

Las recomendaciones son simples, pero quizás un poco difíciles de seguir. En primera instancia, reduzca las horas que pasa frente al ordenador, si puede levántese de la silla y camine por un espacio durante unos 30 minutos al menos unas tres veces al día. Además, con la televisión, procure establecer un horario para verla, prefiera las actividades al aire libre.

Cuando tenga deseos de leer, busque lugares muy iluminados, ya sea por luz natural o si está en espacios encerrados, que haya suficiente luz para que no fuerce la vista.

Si usa lentes para leer, úselas, no las deje de lado, eso le ayudará a que la vista no trabaje en exceso tratando de comprender lo que dicen las oraciones.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Ante todo, para controlar el estrés que generan las actividades diarias es preciso hacer ejercicio al menos unos 30 minutos al día para sacar todas las energías negativas. 

Aunque no lo parezca, el estrés visual es más común de lo que parece. La gente solo lo identifica como cansancio, pero este va más allá, es una de las primeras señales de alarma de que nuestros ojos están al límite, por lo que se debe hacer un alto y comenzar a tomar en serio la salud visual para evitar en un futuro otras alteraciones más complejas que podrían incluso hacer que el paciente pierda la vista.

Ante cualquier problema que presenten sus ojos, visite al médico para que le haga un examen visual y de ser necesario le recete medicinas que le ayuden a tener el ojo bien lubricado. 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *