Tendinitis de codo


Comentar
Publicado en Traumatología

La inflamación de los tendones que se ubican en el codo se suele denominar bajo el concepto del deporte que aumenta las probabilidades de que se produzca esta hinchazón. Así, las tendinitis de codo más comunes son:

  • Las de codo de tenista o epicondilitis lateral.
  • Las de codo de golfista o epicondilitis media.

El codo de tenista o epicondilitis lateral se produce como consecuencia de la inflamación de los tendones que se localizan en este área. En concreto, el epicóndilo es aquella zona en la que los músculos del antebrazo se fusionan con el hueso lateral del codo. Además de la práctica de tenis, esta molestias puede surgir como consecuencia de la realización de profesiones como, por ejemplo, la jardinería.

Por otro lado, el codo de golfista supone una lesión muy parecida a la anteriormente citada, aunque en este caso estamos ante una complicación mucho menos común. Su causa principal es el abuso de los músculos que se emplean al cerrar los puños.

Causas de la tendinitis de codo

La tendinitis de codo o inflamación de los tendones ubicados en la zona del codo es el resultado de uno o varios factores. Por ejemplo:

  • La práctica de actividades deportivas o profesionales que requieren un uso constante o daño en las coyunturas.
  • La adopción de una mala postura.
  • La permanencia de cierta tensión en estos tejidos blandos como consecuencia de la incorrecta posición de una articulación o hueso.
  • La existencia de otras patologías como artritis reumática, gota, psoriasis, patologías de la tiroides o reacciones no esperadas a determinados fármacos.
  • La existencia de determinadas infecciones.

Con respecto a los síntomas, el más común suele ser el dolor que se refleja en la parte externa del codo. Una molestia que puede llegar hasta el antebrazo. Molestias al apretar las manos, al mover los dedos, al levantar la muñeca, al girar los pomos de las puertas o al desenroscar los tapones de las botellas, por ejemplo. En el caso de que se padezca de epicondilitis media, el síntomas más común sigue siendo el dolor, esta vez en la parte interna del codo que puede surgir cuando se doblan los dedos o las muñecas.

Para su diagnóstico, el especialista realizará un completo examen físico y contemplará los antecedentes clínicos del paciente. Éste, además, deberá responder a determinadas cuestiones que faciliten al experto el correcto diagnóstico. Entre ellas, cuándo inició el dolor, cuál es su intensidad, donde se localiza y las actividades físicas nuevas que esté realizando en la actualidad.

En concreto, las tendinopatías que se enmarcan en el sector de las enfermedades profesionales (EEPP) representan un porcentaje destacado ya que reúnen más del 35% en doce de los países europeos más industrializados, según diversas encuestas. Según el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales las patologías por molestias en los tendones afectan a dos tercios de los casos encuestados. En mujeres, las tendinitis más frecuentes se suele situar en manos y muñecas; en hombre, en codos y hombros.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Tratamiento para la tendinitis de codo

El padecimiento de tendinitis suele ser muy común en personas que llevan ritmos de vida saludables. Si bien es cierto que muchos de los síntomas tienden a desaparecer por sí mismos con el consecuente paso del tiempo, en la mayoría de los casos se recomienda el seguimiento de un tratamiento determinado. Lo habitual es que este tratamiento se centre en la disminución tanto del dolor como de la inflamación, además de en la potenciación de la movilidad.

Los tratamientos aconsejados por los profesionales reúnen una serie de factores: aplicación de la combinación de descanso y aparatos ortopédicos, aplicación de calor y frío, fármacos o terapia física y ocupacional o la realización de cirugía.



Combinación de descanso y aparatos ortopédicos

El uso excesivo puede ser una de las principales causas de la tendinitis de codo por lo que de forma lógica el primer paso a poner en marcha es el propio descanso. El reposo aplicado hacia la zona dañada y evitar cualquier actividad que la involucre facilita la curación del área lesionada. En este sentido, los aparatos ortopédicos constituyen un buen ejemplo para asegurar el reposo. Por ejemplo, las tablillas que se aplican en la curación del codo de tenista, la tendinitis aquiliana o el síndrome del túnel carpiano. Tampoco es beneficiosos su uso prolongado ya que no es conveniente la pérdida de la musculatura de esta zona. Al respecto, el paciente deberá consultar con el especialista el tiempo en concreto que puede mantener este aparato.

Aplicación de frío

El frío favorece la disminución de la inflamación y las molestias agudas. Ante la aplicación de frío en la zona afectada existen una serie de recomendaciones:

  • Elija un paquete frío, es decir, una bolsa de hielo o de verduras congeladas.
  • Mejor mantener el paquete envuelto para que el frío no origine dolor.
  • Aplique sobre el área dañada durante un máximo de 20 minutos unas tres o cuatro veces al día.

Aplicación de calor

Transcurridas unas 48 horas de dolor crónico la aplicación de calor puede ser más ventajosa que el frío. En este sentido, también existen determinadas recomendaciones:

  • Antes de aplicar el calor hay que asegurarse de que no se producirán quemaduras. Para aplicar calor se puede usar una bolsa caliente o una toalla calentada previamente en el microondas.
  • Aplicar un máximo de 15 o 20 minutos unas tres o cuatro veces al día.
  • Evitar el uso de cremas analgésicas en la zona dañada junto al calor.
  • Un baño o ducha caliente también puede aliviar las molestias.

Medicamentos

Para tratar las inflamaciones de los tendones el especialista le podrá aconsejar el consumo de determinados fármacos con el objetivo de aliviar el dolor y la inflamación. Por ejemplo, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno o naproxeno disminuyen tanto la inflamación como las molestias.

Sin embargo, la toma de este tipo de fármacos puede tener efectos secundarios. Acidez estomacal, náuseas, diarrea, facilidad para el sangrado o presencia de hematomas o mareos son algunos de los síntomas que surgen como resultado del consumo de estos medicamentos. Sin embargo, la mayoría de los pacientes de tendinitis no mantendrán la toma de fármacos durante mucho tiempo ya que el tratamiento tiende a durar como máximo unas dos semanas.

Terapia física

Un fisioterapeuta le ayudará también a combatir las duras molestias además de contribuir a una reducción de la inflamación del tendón. Las terapias que se pueden aplicar son las siguientes:

  • Ultrasonido. Se trata de una técnica que emplea la aplicación de calor, generado por ondas sonoras, en el alivio de la tendinitis.
  • Masaje muscular. Este tipo de tratamientos facilitan la reducción del dolor miofacial.
  • Programa de ejercicios físicos personalizado. Su objetivo es potenciar la movilidad, fortaleza y función básica de la zona dañada.
  • Hidroterapia.

Terapia ocupacional

Este tipo de profesionales están capacitados para señalar diversas modificaciones en las actividades rutinarias y laborales del paciente. Se trata de una identificación de riesgos para prevenir la aparición de lesiones. Los terapeutas ocupacionales pueden asimismo recomendarle el uso, por ejemplo, de tablillas en determinadas actividades diarias para facilitarlas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Cirugía

Se trata de otra de las alternativas del tratamiento de la tendinitis de codo. Sin embargo, no es muy común que se aplique esta opción, aunque en el caso de que las molestias perduren tras la aplicación de otros tratamientos será, sin duda, la única alternativa.

La prevención como aliada

Más vale prevenir que curar. Ya que el uso continuado y excesivo de los tendones de la zona del codo suele ser la mayor causa de la tendinitis sería importante evitar o modificar la realización de determinadas actividades. Para ello, se recomienda ser conscientes de este uso excesivo y limitarlo. Algunos consejos para evitar problemas son:

Proteja sus hombros

  • No realizar actividades que impliquen el estiramiento de los brazos por encima de la cabeza durante un tiempo muy prolongado.
  • No mover los hombros de forma repetitiva.
  • Practique ejercicios de amplitud de movimiento para potenciar la fuerza y flexibilidad.
  • Potencie una postura adecuada.

Proteja sus codos

  • No coja fuertemente herramientas.
  • No apriete las manos.
  • No realice movimientos de manos y dedos que requieran repetición.
  • No se apoye en los codos.
  • Evite golpearse en los codos.

Proteja sus muñecas y manos

  • No realice movimientos repetitivos de la mano durante mucho tiempo.
  • Opte por el uso del antebrazo o el brazo antes que la muñeca o mano.
  • Descanse de forma frecuente en la realización de actividades manuales y de escritura.
  • Alargue los mangos de las herramientas que suele utilizar con el objetivo de no caer en apretar fuertemente el utensilio.
  • Levante objetos con las palmas de las manos abiertas, esto también ayudará a evitar la tendinitis de codo.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *